null: nullpx
Cargando Video...

Doña Flor y Sus Dos Maridos Capítulo 59

Univision6 Jul 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

teo: tuvo una fractura expuesta

en el brazo

y el golpe en la cabeza

es bastante delicado.

pero diego es fuerte.

y está estable.

flor: se va a salvar.

teo: es pronto aún

para saber realmente

qué es lo que pasó,

qué... qué magnitud

puede tener eso, ¿sí?

todavía su cerebro

está muy inflamado.

valentín: ¿está en peligro?

flor: ¿y está en peligro?

teo: te repito, flor,

que todavía es pronto.

hay que esperar. ¿sí?

y hay que tener fe.

yo tengo fe.

ven aquí.

valentín: gracias, teo.

[resopla]

mariana: sí, amiga, entiendo.

no, bueno, pues, cualquier cosa

que pase, me avisas.

aquí estamos pendientes, ¿eh?

quédate tranquila.

andale, pues. cuídate mucho.

trata de descansar un poco.

adiós.

margarita: ¿qué pasó?

¿todavía nada?

mariana: pues no,

que el niño está estable,

pero que los doctores

todavía no le dan

un diagnóstico así, bien.

aureliano: hay cosas en la vida

que pasan que no forzosamente

tienen explicación.

y a nosotros

lo único que nos queda es

ser fuertes y tener mucha fe

para que...

para que todo salga bien,

mi amor.

ya sé qué vamos a hacer,

chaparrita.

vamos a rezar

para que dieguito se recupere,

¿mm? ven.

xóchitl: angel de mi guarda,

dulce compañía,

no me desampares

ni de noche ni de día

porque sin ti me perdería.

diosito,

haz que diego se mejore.

yo lo quiero mucho.

es mi mejor amigo.

no quiero que le pase nada.

que se mejore pronto.

[pitido]

valentín: respira, hijo.

¿cómo está?

¿está mejor?

teo: diego,

tienes que ser fuerte, ¿me oyes?

fuerte de verdad,

fuerte para ganar

en esta batalla,

fuerte como lo haría tu papá.

mariana: gracias.

aureliano: siéntate.

mariana: gracias.

[carraspea]

aureliano: pues, mira,

yo lo que quería era...

primero que nada,

pedirte una disculpa.

eh... entonces...

no, espérate, espérate.

déjame... déjame hablar.

si de por sí es

un poco complicado.

mira, ¿cómo decirte?

el otro día,

cuando estabas con tu amigo,

me porté, pues, un poco mal,

la verdad y...

pues, tú, pues, con...

"ayaguasca", la verdad--

mariana: [ríe]

atahualpa se llama.

aureliano: atahualpa. tienes...

con atahualpa...

pues, tienes derecho

a hacer lo que tú quieras.

y yo no me tengo

que meter en tu vida

y tengo que respetar eso.

si es tu decisión

y tú quieres estar con él,

pues, está bien.

mira, para serte sincero,

hasta...

hasta se me hace un buen tipo.

yo lo único que te quería pedir

es que...

tuviéramos mucho cuidado

con la niña.

ella resiente muchísimo

nuestras peleas,

nuestras discusiones.

mira, ya se volvió a hacer

pipí en la cama otra vez.

entonces, pues, si pudiéramos,

no sé, ser amigos

y llevar la fiesta en paz,

con eso estaría bien.

no sé si estés de acuerdo.

mariana: pues sí.

sí, claro.

[pitido]

valentín: está moviendo la mano.

ey.

eh... teodoro.

[aplaude] iteodoro!

está moviendo la mano.

flor: mi amor, ¿cómo está diego?

teo: bien, mi amor, bien.

todo sigue igual.

ahorita toca esperar y...

mi amor, he pensado

que me voy a quedar

toda la noche aquí.

no quiero que se despierte y...

de pronto, pues, no encuentre

ninguna cara conocida.

flor: ay, dios mío.

me gustaría poder

ayudar en algo, hacer algo,

no sé.

teo: yo, yo lo sé, mi amor.

lo sé, pero...

bueno, no hay nada

que puedas hacer.

y lo mejor es que...

esté yo aquí

por cualquier cosa.

flor: por favor,

me quedo al pendiente.

teo: por supuesto, mi amor.

te amo.

flor: y yo, a ti, mi amor.

bye.

teo: [resopla]

valentín: eres

una buena persona.

[pitido]

flor: no, pero de verdad,

sin exagerarte,

teo se está portando

como si fuera

el papá de dieguito.

mariana: oye. ¿y valentín?

¿no está así superceloso,

más que siempre,

con toda esta situación?

digo, porque...

imagínate que el hombre

que más ha odiado

y más ha atacado

ahora resulta que es

el que está apoyando a su hijo

incondicionalmente.

flor: pues, vieras

que le ha bajado bastante.

se ve que toda la tragedia

de dieguito lo tiene movido

y está entrando en razón.

mariana: es que sí, pobre,

hay que ponernos en su lugar.

pues, imagina tener

a tu hijo en ese estado

y no poder hacer nada por él.

flor: imagínate.

mariana: qué desesperación.

flor: la verdad,

no se la está pasando nada bien.

y ya vámonos que si no,

pobre teo se queda sin desayuno.

mariana: ¿esto lo guardo?

flor: ajá. unas servilletitas...

octavio: [llama a la puerta]

samantha: ¿sí? pase.

[resuella] ay, octavio,

qué bueno que te veo.

oye, estuve pensando

que deberíamos cambiarles

el vestuario a las chicas

y también cuando ya esté

un poco mejor,

pues, podría empezar

a cantar con banda.

es que siempre ha sido mi sueño.

octavio: samantha,

necesito decirte algo.

samantha: sí.

octavio: ya no voy a trabajar

en el casino.

samantha: ¿cómo? no.

si quieres un mayor porcentaje,

te lo doy. vacaciones,

una asistente, ¿no?

octavio: no, samantha.

no es eso. no es eso.

me voy.

me voy del pueblo también.

samantha: octavio.

mariana: pues no sé, te juro

que mientras hablaba

con aureliano, pensaba

que para nada es el mismo

que cuando estábamos casados.

¿me entiendes? es como...

ay, no sé, como...

como si fuera otra persona.

flor: la verdad, sí,

yo también lo he notado

muy cambiado.

pero aquí, entre nos,

lo que se me hizo muy raro

es que no le dijeras

que no estás con ati. ¿por?

mariana: pues, porque no,

porque...

simplemente no sentí

la necesidad de decírselo y ya.

flor: ¿por qué?

porque en el fondo

sí te gustaría estar con ati.

mariana: [calla] cállate, flor.

no, no. y no, no es la verdad

porque yo ya di

por terminado eso, ya...

tomé una decisión y creo

que es la decisión correcta

porque ahorita

yo lo único que tengo que hacer

es dedicarme a mi hija,

dedicarme a trabajar,

concentrarme en mí y ya.

todo lo demás no existe.

flor: no es la decisión correcta

y lo sabes.

mariana: cómo eres, de veras.

samantha: octavio.

mira, no tienes que irte

del pueblo si no quieres

vivir en el casino.

conseguimos una casa para ti.

octavio: yo no necesito

una casa.

ah, claro, sí.

necesito una casa

porque tú me quitaste la mía,

¿verdad?

samantha: ¿me estás reclamando?

octavio: no, no es eso, es...

[resopla]

es que...

esto no funciona, samantha.

somos buenos socios,

somos malos amantes.

samantha: pues yo pensé

que ese tema ya estaba superado.

octavio: sí, claro, claro,

para ti es muy fácil

sol--solucionar todo,

superar todo con dinero.

samantha: ay, octavio,

yo creí que podíamos ser amigos

de verdad. mira,

a mí me duele que te vayas.

octavio: mira, samantha,

tú no vas a tardar

en encontrarte a alguien

que te pueda dar

lo que yo no te di

y yo no lo voy a soportar.

¿me entiendes?

samantha: octavio,

yo te agradezco

todo lo que has hecho por mí.

de no haber sido por ti,

mi recuperación hubiera sido

muy complicada,

pero no quiero que te vayas así

de sentido conmigo,

dime qué hago.

octavio: nada.

no puedes hacer nada.

samantha: pero...

flor: hola.

me llamo flor.

teo: no, no, es que diego

sigue estable.

valentín: dile que movió

su manita, por favor.

flor: oye,

yo vi que mueve la manita.

eso es una buena señal, ¿no?

teo: es un acto reflejo.

sí, su condición neurocerebral

la comenzaremos

cuando despierte, no antes.

flor: pero lleva

muchísimas horas así,

eso no puede ser normal, teo.

teo: sí, es normal,

teniendo en cuenta la contusión,

ten en cuenta la medicación

que se le está dando,

es normal que esté así.

lo que también es cierto

es que no sabemos

cuándo vaya a reaccionar.

mariana: oigan.

¿ustedes saben qué le van

a decir cuando despierte?

o sea, él sabe que su mamá está,

pues, presa, ¿no?

pero no sabe que va a pasar

15 años en la cárcel.

diego: mamá...

flor: mi amor.

mariana: ¿habló?

flor: mi amor, mi amor, mi amor.

mariana: a ver, yo voy

más rápido, ¿no?

teo: ¿qué pasó?

flor: te despertaste.

¿cómo estás?

diego: flor,

¿cuándo va a venir mi mamá?

quiero verla.

[pitido]

mariana: muchas gracias,

señorita, ¿eh? muy amable.

rosa: buenos días.

soy la licenciada rosa terán,

de la oficina

de protección al menor.

tenemos un reporte

de hospitalización

del niño diego gómez marván.

tengo una orden

firmada por el juez.

diego: flor, dile a mi mamá

que estoy en el hospital

y que quiero verla.

flor: mi amor, pero tu mamá

está resolviendo sus problemas.

y eso va a llevar unos días.

diego: ¿y cómo cuántos días

se van a tardar?

valentín: dile que pronto, amor.

teo: la verdad es

que no lo sabemos, pequeño.

flor: va a ser pronto,

muy, muy pronto.

valentín: gracias.

teo: tienes que prometernos

que no vas a volver a escaparte.

¿sí?

valentín: dile que le rece

a su ángel de la guarda,

que a él le hace bien.

flor: dieguito,

¿sabes qué puedes hacer

para ayudar a tu mamá?

diego: ¿qué?

flor: rezarle

a tu angelito de la guarda.

diego: ¿en serio?

flor: sí. eso sirve.

diego: ¿pueden ayudarme ahorita?

flor: ajá.

diego: angel de mi guarda...

todos: mi dulce compañía,

no me desampares

ni de noche ni de día.

aureliano: [resopla]

es que de plano no entiendo

por qué ahora resulta

que no te quieren

dejar renunciar.

elpidio: bueno,

hay que tomar en cuenta

que tengo muchos años siendo

el sacerdote de este pueblo.

y es mucho más complicado

que dejar de oficiar misas

o de confesar a los fieles.

aureliano: ¿y tú crees

que te quieran convencer de eso?

elpidio: creo que sí.

por eso, quiere hablar conmigo

el obispo.

mira, lo que pasa es que...

es un proceso muy largo.

se necesita una dispensa papal.

es lógico que el obispo

quiera convencerme

de lo contrario.

aureliano: pues sí.

¿y tú te vas a dejar convencer?

elpidio: no.

[niega]

yo estoy muy convencido

de dejar el sacerdocio.

aureliano: mira, yo te sigo

en lo mismo, yo no quiero ser

un estorbo para que tú puedas,

pues, continuar con tu vocación.

elpidio: dios, nuestro señor,

sabe que no es

falta de fe o de vocación.

el también es padre.

y el entiende que un padre

tiene que estar con sus hijos.

valentín: amor,

yo te quiero agradecer

por todo lo que hicieron.

y que diego está bien.

yo no puedo creerlo ya,

estoy muy feliz.

flor: ¿a mí y a quién más?

valentín: a...

bueno, a teodoro.

sí, se portó muy bien.

flor: siempre.

siempre se porta bien.

ambos: ¿quién?

flor: tú.

tú siempre te portas bien.

eso es lo que le vamos

a decir a tu mamá

cuando hablemos con ella.

teo: sí. y...

y, además, diego, no...

no tienes por qué preocuparte

por nada. de verdad,

porque nosotros vamos

a estar aquí contigo

todo el tiempo que haga falta.

flor: ajá. tómalo

como unas vacaciones larguísimas

hasta que te toque

regresar a la escuela.

diego: ¿cómo?

¿me van a adoptar?

valentín: no. claro que no.

flor: no es exactamente...

así, pero es como si fueras...

teo: ...nuestro hijo.

valentín: ¿qué?

teo: ¿no?

¿qué te parece?

diego: mm, bueno...

teo: ¿bueno?

mariana: oye, amiga.

afuera hay una señora

que me encontré

en la recepción...

rosa: buenas tardes.

¿ustedes son

los acompañantes del niño?

teo: sí.

valentín: ¿esta quién es?

ati: yo voy a querer

otro igual.

echale mucho chamoy.

¿qué? ¿qué traes o qué?

aureliano: no, no, tranquilo,

tranquilo, vengo en son de paz.

de verdad, de verdad,

te lo juro.

mira, quiero pedirte

una disculpa.

creo que me pasé un poquito

el otro día. ¿mm?

ati: bueno, pues, gracias.

yo no tengo

ninguna bronca contigo, ¿eh?

me imagino que ya sabes

que entre mariana y yo

no hay nada.

aureliano: no. no sabía.

ati: es que justo el otro día

que llegaste ahí un poquito...

pues, agresivo,

me estaba ella diciendo

que, pues, entre ella y yo

no podemos tener nada.

[música]

[música]

ati: rose.

rosalía: ati.

ati: rose.

rosalía: ati.

ati: ¿quieres casarte conmigo?

rosalía: sí. sí quiero.

ati: isí!

imi amor!

me haces tan feliz.

pero tan, tan feliz.

rosalía: [ríe]

>> iechele mano, árbitro!

rosalía: ¿por qué

nos interrumpen?

>> porque tengo

una orden de arresto.

rosalía méndez canul,

por destruir

una obra de arte muy cara

y por todos los problemas

que causaste

por tener alma negra

y porque le vas a la américa.

rosalía: no es cierto,

no es verdad, amor.

ati: no.

>> [balbucea]

ambos: ino, no, no!

ati: nadie toca a mi amada.

escúchame bien. inadie!

>> [ríe] ¿tu amada?

cuando salga de la cárcel,

va a ser tu abuelita

porque mínimo 100 años

va a estar ahí, fíjate.

rosalía: no, no, no.

ino!

no, mi amor,

un último beso, por favor.

>> no, no, no.

alto, alto, alto.

rosalía: iati!

no, no, no, yo no soy mala.

no, un último beso.

ati: rose, rose, rose.

rose, ey. rose, rose, rose.

¿qué pasó?

ey, ¿estás bien?

rosalía: ay...

ati: ¿te golpeaste?

rosalía: me caí.

ati: sí.

oye, ¿estás bien?

rose, veme, veme, veme.

¿qué estás haciendo

con la espátula y el cuadro?

rosalía: ah, no. nada. no, nada.

rosa: hemos detectado

que la señora elsa gómez marván

fue detenida en estados unidos.

hemos confirmado

que el niño no tiene padre

ni familiares directos.

por lo tanto,

a partir de este momento,

queda bajo la custodia

de la institución

que represento.

rosalía: eh...

es--es que...

es que el otro día que vine

a misa me di cuenta

que la gente cochina

pone aquí chicles

aquí, abajo de las bancas, sí.

ati: ajá.

rosalía: mira, aquí hay uno.

ati: ¿eso estabas haciendo

con la espátula?

rosalía: sí, sí, sí.

mira, acá hay otro.

¿ya viste?

aquí hay un chicle.

aquí hay otro chicle.

aquí hay otro chicle.

entonces, ¿me ayudas,

por favor, a quitarlo?

ati: sí.

rosalía: así, mira.

quítalo, esto, así.

bien fuerte.

quítalo, quítalo.

y... y yo voy a ver

si hay más chicles

acá, en las bancas.

no. híjole,

la gente es muy cochina, ¿eh?

no, aquí hay y aquí hay

y aquí también.

quítalo fuerte.

quítalo bien, ¿eh?

ati: sí.

rosa: me lo voy a llevar.

flor: licenciada,

elsa, la madre,

nos lo encargó

directamente a nosotros.

rosa: la aprobación de la madre

no es razón legal suficiente

para que ustedes

conserven al menor.

flor: pero me imagino que algo

se tiene que poder hacer,

no sé, aplicar algún recurso.

rosa: probablemente,

pero en estos momentos,

yo tengo que ejecutar la orden.

voy a informarle al menor

acerca de su situación.

flor: licenciada,

yo tengo una muy buena relación

con el niño.

el me tiene mucha confianza.

¿podría darle

esta información yo

así, para que no sea

tan traumático para él?

valentín: la licenciada quiere

llevar a mi hijo al orfanato.

chile: no manches. no creo

que la florecita lo permita.

valentín: es que trae

una orden judicial, carnal.

chile: chale, el chamaquito

va a vivir lo mismo que nosotros

vivimos cuando niños.

valentín: no porque no lo vamos

a permitir.

chile: [chista]

¿pues qué hacemos o qué?

o sea, sí lo quiero ayudar,

pero ¿cómo le hacemos?

o sea, sí quisiera,

pero ¿cómo le hacemos?

¿cómo le hacemos

para limpiar esto

y que quede más bonito,

cambiar las...

las luces blancas?

¿cómo le hacemos?

¿cómo le hacemos? ¿verdad?

gris: hola.

eh, estoy...

en su página y...

estoy viendo que ustedes ayudan

a mujeres que están embarazadas

para dar a su bebé en adopción

y me gustaría pedir informes.

sí. muchas gracias.

diego: no me digan

que me tengo que ir, porfis.

flor: [resopla]

tu mamá está lejos.

y se necesitan

muchos documentos

y muchos papeles

para poderse hacer cargo de ti.

entiende esa parte.

diego: yo no me voy de aquí

hasta que mi mamá venga por mí.

mientras tanto,

yo me quiero quedar con ustedes.

teo: eh...

mira, diego,

tú y yo somos amigos, ¿no?

¿sí? ok.

pues la verdad,

no te voy a mentir,

te voy a ser supersuperhonesto,

100 por ciento.

es cierto.

a los niños que están

en una situación

parecida a la tuya

es verdad que se suelen quedar

con una institución

hasta que regresen sus papás.

¿sí?

pero en este caso,

nosotros, flor y yo,

vamos a hacer lo imposible

para que eso no sea así.

y te aseguro

que no vamos a dejar, ¿sí?

que te alejes de nosotros.

diego: no, no, no,

yo no me quiero ir.

ino me quiero ir!

no me quiero ir.

teo: yo sé, yo sé.

diego: no me quiero ir.

teo: lo sé, lo sé.

sé que no te quieres ir,

de verdad.

diego: no me quiero ir.

teo: ey, mírame.

confía en mí.

no te voy a fallar.

ahora vengo.

flor: ¿a dónde vas?

teo: a...

a hablar con mi padre.

valentín: ¿y cómo lo va

a evitar?

mejor dile que no se meta,

que yo me hago cargo de mi hijo.

flor: ¿de qué hablas?

diego: pero si yo no dije nada.

[música]

aureliano: vengo a...

pues, que me den

una nueva oportunidad

para tener un mejor trabajo

y poderte dar

una mejor vida, mi amor.

xóchitl: ¿en serio?

aureliano: ajá.

>> buenos días.

aureliano: ¿qué tal?

buenos días.

>> a sus órdenes.

aureliano: mire, le traigo

todos los papeles

que me solicitó.

>> sí.

aureliano: aquí están

las últimas calificaciones

para ver si las pueden revalidar

y retomar mi carrera

de arquitectura.

>> ¿cómo no?

xóchitl: ¿arquitecto?

mariana: tranquila, amiga.

estoy segura que algo

se va a poder hacer.

flor: no sabes

los ojitos de terror

que tiene el pobre de diego.

y esta mujer nos dice que...

que, pues, como no somos

familiares, no se puede hacer

absolutamente nada.

ya está averiguando

con los doctores los detalles

que tiene que hacer médicos

para llevárselo.

mariana: ¿te imaginas elsa

cómo se va a poner

cuando se entere?

o sea, es que no me quiero

imaginar la desesperación

de esa mujer encerrada

sin poder hacer nada

por su hijo.

flor: no creo que teo permita

que se lo lleven, ¿eh?

mariana: ¿y valentín?

flor: ¿valentín?

ya te imaginarás

lo desesperado que está.

imagínate que se lleven

a su hijito al orfanato,

que fue su realidad de chiquito,

está que se vuelve loco.

mariana: pobrecito.

pero ¿qué? ¿no puede

hacer nada por él?

flor: no. ¿y sabes

cuál es el colmo?

que no quiere que teo lo ayude.

mariana: ay...

ay, flor, ahora sí estás

entre tus dos maridos, ¿eh?

flor: [resopla]

[chista]

rosa: listo.

la doctora me autorizó

el traslado de diego

a la ciudad.

¿quieren pasar a despedirse?

flor: [resopla]

oscar: a ver, teo,

la situación está así.

diego no tiene

ningún familiar directo,

por lo que el estado tiene

la obligación de colocarlo

en una institución

para su custodia temporal,

pero tenemos la oportunidad

de que ustedes, como matrimonio,

soliciten esa custodia.

teo: ¿te refieres a...

adoptar a diego?

oscar: no, no, no, ese es

un proceso totalmente diferente.

aunque el día a día

ustedes nunca irían

como sus padres,

serían los responsables de él

mientras todo se soluciona

con la madre.

es eso o permitir

que diego quede bajo custodia

de la institución.

¿qué pasa?

teo: no, no pasa nada,

pero...

no sé, o sea, no...

no--no es...

no es una decisión fácil, ¿no?

me refiero, uno...

uno siempre tiene el sueño

de armar su propia familia,

sus propios hijos, pero...

pero nunca me...

nunca pensé que yo fuera

a acabar siendo...

una especie de padre

para el hijo de valentín.

oscar: mm...

margarito: toma, mi chilito.

¿mm?

¿qué pasa?

chile: ¿qué húbole?

margarita: tanto que me esmeré

en hacer tus nopalitos con mole

que tanto te gustan.

chile: es que sí huele

delicioso, pero no tengo hambre.

margarita: estás

muy sospechosito, ¿eh?

como que desde que regresaste,

estás pensativo y nervioso.

¿por qué?

chile: pues es que necesito

que me respondas una pregunta

de todo corazón

y que me digas la verdad,

solo la verdad

y nada más que la verdad.

margarita: a ver. ¿qué?

sí, dime, dime.

chile: ¿con barba o sin barba?

margarita: la verdad es

que no te he visto sin.

chile: entiendo.

aprovecho para hacerte

otra pregunta

que quiero que me respondas

de todo corazón

y quiero que me contestes

con la verdad, solo la verdad

y nada más que la verdad.

margarita: dime.

chile: ¿y qué? ¿hasta dónde

me quieres?

margarita: este...

de aquí hasta...

hacia el este

entre ida y vuelta.

chile: no, pues,

sí es un chorro hasta canadá.

quiero que me...

creo que llegó el momento

de que lo demuestres, mi magos.

margarita: ¿qué?

¿que te muestre qué? ¿cómo?

chile: que demuestres

cuánto me quieres.

margarita: ¿pues cómo?

oscar: yo te veo

muy encariñado con el niño.

mira cómo estás de preocupado

por que no se lo lleven.

teo: lo estoy, pa.

estoy...

siento--siento

un gran cariño por diego.

oscar: y, entonces,

¿por qué te da miedo

pedir la custodia temporal?

¿qué? ¿es miedo al compromiso?

teo: no.

no es miedo al compromiso.

es... simplemente

que no es una decisión fácil.

a ver, estar con--con...

quedarnos

o adoptar de alguna manera o...

o como se llame esto,

a--al hijo de... de valentín,

pues, es algo diferente a...

a... a armar una familia, ¿no?

oscar: ahora entiendo.

tienes celos.

sientes que valentín

está presente a través del niño.

teo: no, no tengo celos, pa.

ni modo, no tengo celos.

de ninguna manera, no es eso.

es simplemente que no es...

que no es fácil, que--que...

tú--tú conoces la historia,

sabes lo que me costó

entrar en la casa rosa,

aceptar las peticiones de...

de flor, la necesidad

de cambiar las cosas

para hacerlo, de alguna manera,

un hogar para mí,

el conflicto que todo eso

generó con flor...

no sé, es--es

una sensación extraña la de...

la de que de alguna manera

en mi vida con flor

valentín siempre está presente,

¿no?

oscar: bueno,

pues, esa sensación

no puede sacar

lo peor de ti, hijo.

tú eres bueno, eres...

eres generoso.

mientras que valentín,

de donde esté,

no permitas que controle

tus sentimientos.

digo, tampoco quiero

presionarte, ¿eh?

la oficina municipal

está a punto de cerrar.

¿qué decides?

¿inicias o no la petición

de custodia temporal?

le puedo pedir ayuda

al presidente municipal

para agilizar este proceso.

teo: ¿podrías?

oscar: claro, claro.

pero tenemos que pedir

inmediatamente un amparo

para que no se lo lleven.

piénsalo.

teo: ok.

dame un segundo, ¿sí?

déjame pensar un momento.

oscar: piénsalo.

[música]

[música]

rosalía: imami!

mm, está buenísimo.

imamá!

ay, ¿dónde se habrán ido?

[llaman a la puerta]

[suspira]

[llaman a la puerta]

voy.

ati: rose, rose.

rosalía: ay.

¿y tú qué haces aquí, eh?

ati: necesito hablar contigo.

rosalía: [balbucea]

¿de qué quieres hablar?

bueno, si te vas a burlar o...

me vas a decir algo--

ati: no, no, tranquila,

relájate. solamente quiero

que platiquemos.

rosalía: ah. ¿platicar?

ati: ajá.

rosalía: ¿de...?

ati: de ti.

rosalía: ¿de mí?

ati: ajá.

rosalía: bueno, tienes un minuto

porque tengo

muchas cosas que hacer, ¿eh?

ati: a ver, rose, rose, rose,

escúchame bien.

yo sé que tú eres

una buena persona.

no, no eres mala.

eres... eres talentosa.

yo--yo te admiro.

rosalía: ¿y a qué viene eso?

¿por qué me haces la barba?

ati: no. no te estoy haciendo

la barba. te lo digo de verdad.

lo que acabas de hacer

con la pasarela, te lo juro,

fue un trabajo muy profesional.

no cualquiera puede

hacer esas cosas.

yo... no me lo esperaba

y me sorprendiste. en serio.

rosalía: ya, pues,

muchas gracias.

es muy tierno de tu parte.

ati: sí.

solo tengo una pequeña duda.

no entiendo como por qué

tenías que estropear

mi trabajo de la iglesia.

rosalía: no, no.

¿me vas a denunciar?

ati: no. ¿denunciar?

no, no, no, claro que no.

a--además,

no alcanzaste ni a dañarla,

simplemente es una duda.

¿por qué lo hiciste?

rosalía: porque no quiero

que te vayas del pueblo.

ati: ¿perdón?

rosalía: porque no quiero

que te vayas del pueblo.

margarita: chile, ¿estás loco?

chile: no, pues, es que es

la única forma de salvar

a mi sobrino

de la tarántula esa.

margarita: está muy raro

porque también es

la manera segurísima

de irnos a la cárcel

por robarnos a un niño

que, además, está accidentado.

chile: pero si yo tengo

un carnal que nos puede ayudar.

margarita: ¿qué carnal?

¿qué carnal?

chile: un carnal, un carnal

aquí del hospital que nos puede

echar la mano bien chido.

margarita: no, chile, no.

no, yo no voy a hacer eso.

no estoy loca.

chile: ¿no? ah. ok.

yo solo lo quiero ayudar

para que el chamaco

no viva lo que yo viví

cuando yo estaba chavito

en un orfanatorio.

bueno.

margarita: no, chile, chile.

chile.

flor: ¿ma?

margarita: ¿eh?

flor: ¿qué haces acá?

margarita: es...

este...

valentín: [chista]

chile: les juro que no he hecho

absolutamente nada.

valentín: soy yo, menso.

chile: me vas a matar

de un susto, carnal.

valentín: ya sé dónde está

la lavandería.

chile: ¿y qué vas a hacer?

¿a lavar ropa? ¿no se supone

que íbamos a salvar

a mi sobrino?

valentín: ¿mi suegrita

nos va a ayudar?

chile: sí. pues dice

que ya se echó para atrás,

pero ahí anda distrayendo

a la mariana y a la flor.

valentín: ¿estás seguro

que nos va a ayudar? ¿sí o no?

chile: ay, ya nos hubiera echado

de cabeza, carnal.

valentín: pues vamos.

chile: orale.

valentín: sí.

flor: ay, ma,

pues, ya nada más esperar

a que llegue teo

para despedirnos de dieguito.

margarita: no, no,

tranquila, mi amor.

igual y pasa algo.

flor: [chista]

no va a pasar nada.

no se puede hacer ya nada, ma.

mariana: oigan.

imagínense la cara

que va a poner xóchitl

cuando sepa que a su amiguito

se lo llevaron a un orfanato,

pobrecita.

rosa: señora hidalgo.

flor: dígame, licenciada.

rosa: no puedo seguir

esperando más.

o entra usted sola

a despedirse del niño

o me lo llevo así.

flor: ay...

teo.

teo, se están

llevando a dieguito.

teo: ya, ya.

no se lo van a llevar.

no se lo van a llevar.

valentín: oye,

di--dile que es un juego

como para que no se asuste.

chile: ah. orale, perfecto.

valentín: como que estás

jugando, no sé,

a las escondidillas.

chile: perfecto, ya es... ya.

valentín: pero que--

chile: ya, cállate. cá...

[con voz grave] hola.

valentín: que no tenga miedo.

chile: [calla] cálate.

estoy probando mi voz.

[con voz aguda] hola.

valentín: no, pero tienes

que hablar normal,

no tienes que hablar así.

chile: ¿qué tranza, carnal?

valentín: ya, chile, abre la--

chile: ahí voy.

valentín: te están viendo, man.

chile: [con voz aguda] hola.

hola.

valentín: chile, hay gente.

chile: [con voz de adulto] hola,

¿así querías que--?

valentín: iabre la puerta!

chile: [carraspea]

[voz aguda] muy buenas tardes.

[voz mujer] ¿pidieron un cambio?

diego: no, muchas gracias.

chile: ay, soy tu tío chile.

sí te confundiste, ¿verdad?

diego: sí, tío chile,

¿qué haces aquí?

chile: lo que pasa es

que ahorita estoy trabajando

en intendencia.

¿no te quieres venir

a dar el roll acá, carnal?

diego: ¿puedo?

chile: por supuesto que puedes.

es más, que ¿sabes qué?

sí me haces el favor

de ponerte esta...

esta ropa así, ¿no?

¿me ayudas, carnal?

ah, sí, es cierto que no puedes.

diego: ¿con quién hablas?

chile: con mi ángel

de la guarda.

es que me llevo muy chido

con él. soy esquizofrénico.

valentín: ¿qué?

chile: pero no te preocupes.

yo soy medicado.

valentín: chile, chile,

lo vas a asustar.

chile: ya cállate. cállate.

ya cállate.

ya cállate, ya...

perdón. me está dando...

valentín: pero no me contestes

si te está viendo.

chile: ya sé que me está viendo.

valentín: ayúdalo.

chile: ahori...

discúlpame. es que mi ataque

me está dando ahorita.

te ayudo.

aureliano: salud, princesa,

porque tu papá ahora sí va a ser

todo un profesionista.

xóchitl: pero primero,

tienes que estudiar mucho, ¿eh?

aureliano: [ríe]

claro que sí, mi amor.

xóchitl: ¿me llevas

con el abuelo elpidio?

aureliano: ay, amor, ahorita

el abuelo elpidio

está ocupado en otras cosas.

xóchitl: ojalá que se desocupe

pronto porque quiero

que me lleve a rezar por diego.

aureliano: sí, mi amor,

claro que sí.

xóchitl: ¿y a ti qué te pasa?

estás así por el dinosaurio,

¿verdad?

aureliano: pues sí, mi amor,

estoy un poco preocupado,

pero...

también tengo otras cosas

en la cabeza.

xóchitl: no te preocupes.

mi mamá ya no tiene

amigos ni nada.

ya no se ve con ati.

aureliano: qué bueno, amor.

xóchitl: oye.

¿por qué no la vuelves

a enamorar?

eso se puede, ¿no?

aureliano: [ríe]

no es tan fácil, muñequita.

además, yo ya lo intenté

una vez y, pues, no se pudo.

xóchitl: es como tu carrera.

vas a seguir estudiando.

y lo vas a lograr.

aureliano: [ríe]

acábate tu malteada.

toma, ¿quieres la galleta?

xóchitl: mm... gracias.

aureliano: [ríe]

teo: como puede ver, licenciada,

iniciamos el trámite

de la custodia temporal

para diego.

oscar: ese es un amparo.

mientras dure el trámite,

el niño pueda permanecer

con teodoro y con flor.

rosa: perdón. ¿usted quién es?

oscar: licenciado oscar hidalgo,

juez del pueblo.

flor: ¿cómo que custodia

temporal?

teo: bueno, nosotros queremos

cuidar a diego, ¿no?

y ser una familia para él.

[alarma]

>> icierren las puertas!

ise perdió un menor!

margarita: chile.

[música]

lalo: buenas tardes, señorita.

¿qué le puedo ofrecer

el día de hoy?

gris: ay, qué mesero tan guapo.

ambos: [ríen]

gris: a ver, ¿qué me recomienda?

lalo: pues yo te recomendaría

un licuado de fresas

o tal vez una rebanada grandota

de pastel de chocolate

por eso de los antojos,

ya ves que ahora

estás comiendo por dos.

ambos: [ríen]

gris: sí.

oye, ¿no te puedes sentar

un poquito?

lalo: a ver.

oye. ¿me puedo sentar...?

oye, no sabes lo buenas

que están aquí las propinas.

ya hasta empecé a ahorrar.

y mira, ya hice cuentas.

si de todas las propinas

y del sueldo, ahorro--

gris: lalo,

yo sé que todo esto

lo estás haciendo por el bebé.

pero... justo quería

hablar del tema.

es que... estoy viendo

otra posibilidad.

lalo: ¿cómo?

¿cómo que otra posibilidad?

gris: mira, eh,

estuve investigando

y no--no quiero que te asustes.

¿ok? pero, bueno,

hay muchos matrimonios

que tienen años

buscando cómo embarazarse

y cómo tener un bebé

y... no sé--

lalo: no, no sé

de qué estás hablando.

gris: estoy pensando

que podríamos

dar al bebé en adopción.

aureliano: ¿cómo?

¿cómo que no está?

pero no puede ser.

sí.

sí, no te preocupes.

sí, si sé algo, te aviso.

[chista]

[puerta]

ma.

margarita: ¿qué pasó?

aureliano: oye. ¿te enteraste

que no encuentran a diego?

margarita: sí.

de casualidad andaba allá,

en el hospital, cuando pasó.

aureliano: ah.

está muy raro, ma. ¿sabes qué?

lo voy a ir a buscar.

te encargo a mi hija.

está arriba.

se está lavando los dientes.

no le dije nada.

porfa, no le digas, ¿eh?

margarita: sí, mi hijito,

está bien, está bien.

aureliano: orale.

margarita: porfirio,

¿viste a teo?

¿viste a teo, porfirio?

por favor, contéstame,

por favor.

ay, chile.

valentín: ahorita, chile,

que no hay nadie.

chile: pues no sé, carnal.

no sé cómo llevármelo,

si llevármelo cargando

o caminando,

de pechito... ¿qué sugieres?

diego: ¿estás hablando

con tu ángel, tío chile?

chile: sí, sí, sí,

es mi ángel, ¿te acuerdas

que te había comentado

lo de la esquizofrenia?

entonces, pues,

estoy con él 24/7.

diego: oye, tío chile,

¿que no íbamos a dar

un paseo por el hospital?

chile: ah, sí,

pero, pues, es que pedí

un permiso especial,

pero tú no te preocupes.

luego te traigo de regreso.

diego: es que flor y teo

se van a preocupar.

chile: no, pues, no te preocupes

si esto fue idea de tu papá.

diego: ¿de mi papá?

pero si él está muerto.

chile: ajá. pues sí,

pero, pues, un día...

él me dijo: "si un día

a mi cachorrito le pasa algo,

pues, saca a darle un paseíto".

diego: ojalá mi papá

estuviera aquí.

ahora que mi mamá está lejos,

él me podría cuidar.

valentín: estoy aquí, hijo.

chile: chale.

diego: ¿chale qué?

chile: chale que, este...

pues que tu papá

sí te está cuidando

desde el cielo,

que es muy chido.

diego: oye, tío chile.

chile: ¿qué pasó?

diego: me duele mucho la cabeza.

chile: ¿y sabes por qué es eso?

pues porque tienes cabeza.

ay, no es cierto, es broma,

a ver, vámonos por la calle

a ver si... nomás escondidos

para que sea más divertido.

flor: valentín, valentín.

valentín: ¿qué pasó?

flor: ¿qué pasó?

que eres un mentiroso

y un mal papá.

valentín: ¿por qué me dices eso?

flor: es la verdad.

¿dónde está diego?

valentín: no sé.

yo pensé que estaba aquí.

flor: ajá.

y yo que pensé

que podía confiar en ti.

te estás portando

como un egoísta inmaduro.

¿no ves que pones en riesgo

la vida de tu hijo?

¿dónde está?

valentín: ¿por qué crees

que fui yo?

flor: no, no fuiste tú,

fue el chile, tu amigo.

valentín: mira. a ver, al chile

no puedes acusarlo, no sabes.

flor: no, no lo acuso yo,

mi mamá lo tuvo que confesar

a teo,

así que dime dónde está.

Cargando Playlist...