null: nullpx
Cargando Video...

Doña Flor y Sus Dos Maridos Capítulo 51

Univision26 Jun 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locuto

xótchil: oye, ma,

¿tú y ati son novios?

mariana: ¿qué?,

¿cómo que novios?.

xótchil: sí, novios,

que se dan besos.

son novios.

laurita en la escuela

es novia de jorge.

mariana: cómo crees, ¿y se dan

besos? ¿y tú por qué me andas

preguntando esas cosas?

mejor cuéntame, ¿estás

emocionada porque viene diego?

xótchil: ya, mamá, cuéntame,

¿son novios o no?

mariana: o sea. ¿de dónde sacas

esas cosas, niña?

xótchil: mi papá me lo contó.

mariana: ah...

tu papá.

rosalia: bueno, pues si

se quiere ir, pues que se vaya.

sí me da un poco de cosita,

pero hay que ser prácticos.

y si también, si ella no se

siente bien aquí y allá va a

estar muy feliz con sus amigas

las viejitas jugando cartas--

aureliano: por supuesto

que no.

esa es la salida fácil.

nosotros somos sus hijos,

tenemos que cuidarla,

protegerla, estar con ella,

acompañarla.

flor: completamente de acuerdo

contigo, además yo siento que

sí se nos pasó un poquito la

mano con lo del chile.

creo que fuimos demasiado duros.

rosalía: ¿querías que la

felicitáramos, que le mandarámos

flores al chile?

bienvenido a la familia--

flor: no me refería a eso.

rosalía: bueno,entonces estás

cambiando de opinión.

flor: no, es simplemente hacer

notar que el chile también tiene

su lado, pues no sé, tierno.

rosalía: a ver, no, no, no,

no puedo creer lo que estoy

escuchando.

ese piojoso era mala

influencia para tu marido

el gandalla.

flor: a ver, no era ningún

gandalla.

independientemente de todo,

yo digo que no podemos permitir

que un prejuicio nuestro

arruine la felicidad de mamá.

yo sé que cometió errores,

¿pero quién no

los ha cometido?,

nosotros hemos cometido

nuestros errores.

rosalía: habla por ti.

flor: hablo por los tres, ros

y la única forma de enmendarlos

es estando juntos,

resolverlos juntos como familia.

rosalía: aureliano.

aureliano: yo creo que flor

tiene razón.

rosalía: ay, qué flojera me dan.

[puerta]

ma, ¿se puede?

margarita: si me quieren ayudar

a empacar, sí, sino no.

ma, ya bájale dos rayitas

a tu intensidad, además no

venimos a discutir.

flor: no, ni te vamos a insistir

que te quedes.

margarita: ¿ah, no?

¿entonces a qué vinieron?

flor: pues nada más a pedirte

un día para despedirte como dios

manda, 24 horitas.

margarita: ah, ahora resulta.

aureliano: sí, mamita, es que

nos agarraste un poquito como

fuera de lugar.

entonces nada más te pedimos

danos 24 horas.

flor: claro, ya después nosotros

mismos te dejamos en la puerta

del asilo de ancianos,

tú te recluyes ahí

con los viejitos a comer papilla

y a hacer lo que quieras.

margarita: ay, qué cursis son,

qué horror, me dan flojera.

nada más les digo una cosa.

no voy a cambiar de opinión.

flor: está perfecto.

oscar: hijo, hijo...

despierta.

te toca tu medicina.

teo: sí, papá.

oscar: oye...

tienes un poco de temperatura.

voy por el termómetro.

teo: gracias, papá.

oscar: mira nada más,

así no vas a recibir tu título,

a ver, déjame arreglarte.

teo: ¿sabes qué?,

mamá hizo lo mismo cuando

me gradué de primaria.

oscar: pues sí, no vas a ir

hecho una facha.

listo.

vámonos, señor doctor.

teo: no lo hubiera logrado

sin ti, papá.

oscar: si quieren

acabar con celeste,

pues háganlo.

el problema es conmigo,

yo soy celeste.

aureliano: pues al menos ganamos

un poco de tiempo.

rosalía: pues yo nada más

les digo que no estoy de acuerdo

con lo que van a ser,

mi decisión es clara

y contundente.

flor: sí y es muy respetable,

nada más te pedimos que,

por favor no interfieras

con nosotros, ¿verdad?

aureliano: sí.

bueno, me voy para no perder

más tiempo.

flor: ¿segurono quieres que

te acompañe?

aureliano: no, no, creo que

esto lo tengo que hacer solo.

flor: ok.

mariana: contigo quería hablar,

¿qué es lo que te pasa?,

¿qué tienes en la cabeza o qué?

aureliano: ¿de qué hablas?,

¿qué te pasa?

mariana: mira,no te hagas,

ya sé estás poniendo

en mi contra a la niña y no

te lo voy a permitir.

¿me entiendes?

aureliano: por supuesto que no,

¿qué te pasa?

tengo mucha prisa.

mariana: no, no, no te vas a ir,

¿no te das cuenta lo infantil

que te ves?

no puedes utilizar a la niña

para ponerla en mi contra

y para vengarte de mí.

madura, ¿no tienes

sentido común?

aureliano: ¿quién es la infantil

aquí?, ¿quién el adolescente que

se está paseando con su novio

por todo el pueblo? tú,

madura tú, por favor.

mariana: ya te dije que no es

novio, es mi amigo y en todo

caso no tengo que darte

explicaciones de lo que haga

con mi vida, fíjate.

aureliano: sí, cómo no.

¿por qué no creces un poquito

te comportas como una mujer

de tu edad, por favor?

mariana: no me faltes el respeto

si no quieres que te lo falte

a ti, en la última vez

que te lo digo.

aureliano: sí, cómo no,

respétate primero.

yola: tú.

tito: ¿yo qué?

yola: tú eres lo más lindo que

me pasó en este pueblo.

de verdad.

llegaste...

en el peor momento de mi vida,

cuando me sentía más sola

y estaba más perdida que nunca

y esto nunca se me va a olvidar,

nunca.

tito: mira, ahorita lo más

importante es que nos quedemos

con el recuerdo

de los buenos momentos que

pasamos y... de todo lo que

nos divertimos.

ya, lo demás es lo de menos.

te voy a extrañar mucho.

yola: yotambién te voy a

extrañar mucho.

aureliano: chile.

chile: aureli, ¿qué te trae

por acá?

aureliano: mira,te voy a hablar

directo al grano.

vengo en son de paz, hermano,

para decirte que estamos

de acuerdo en que tú y mi mamá

estén juntos.

chile: no manches, ¿en serio?

¿de verdad, y la florecita

no se va a poner como

energúmeno?

aureliano: no, no, para nada,

de hecho, de ella fue la idea.

estamos los tres de cuatro

para que si son felices,

pues puedan estar juntos.

chile: gracias, carnal,

no sabes lo feliz que me hace.

muchísimas gracias.

¿no hay gato encerrado?

aureliano: no, no, para nada,

es que la verdad es que

preferimos mil veces que estén

juntos y sean felices

a que mamá se vaya a un asilo.

chile: sí es cierto.

aureliano: nomás una cosa.

atento, que es mi mamá,

con respeto, con cuidado,

con cariño.

chile: carnal, yo la quiero

a la buena, si traigo la cobija

arrastrando porque extraño

sus abrazos, sus apapachos,

sus brazos de murciélaga.

aureliano: ¿de qué?

chile: de murciélaga, es que

se puede así como sus labios

en los míos con tantita baba

ya se empieza, ya sabes

como a...

aureliano: ya, ya estuvo,

con esa información es

suficiente.

chile: ven a mis brazos.

[vitorean]

tito: cuídate mucho.

yola: gracias.

itzamara: fuerza.

todo está bien, sólo se está

moviendo la energía, mi amor.

tito: se está moviendo

la energía.

no te preocupes por mí, ma,

yo voy a estar bien.

yola tiene que encontrar

su camino y yo voy a encontrar

el mío.

itzamara: sí, así se hablar,

hijo, quién te viera.

estás creciendo, bueno,

estás madurando.

mi amor.

flor: a ver, ¿si yo te cuento

algo, tú me prometes que...

vas a abrir tu mente,

que vas a ser receptiva

y que no me vas a juzgar?

mariana: ay, caray, claro,

pero por qué tanto, ¿qué pasa?

flor: se trata de valentín.

mariana: ¿ahora qué?

flor: es que si no te lo cuento,

voy a explotar.

regresó

y lo peor, bueno más bien,

creo que nunca se fue, pero yo

ahora puedo verlo, tocarlo,

sentirlo, todo.

mariana: ¿qué?

flor: hola,

me llamo flor.

micaela: ¿ya me vas a decir que

estamos haciendo aquí?

teo: fui muy injusto

con mi padre.

no...

no supe darle importancia

a este sitio, no fui capaz

de entenderlo.

micaela: no sabes el gusto que

me da escucharte decir eso.

de verdad, ni siquiera

te reconocía, te estabas

portando como otra persona.

me estabas preocupando.

teo: me siento mal, ¿sabes?

me siento mal porque mi padre

hizo un gran esfuerzo conmigo

y no sólo fue un padre, fue

también una madre.

y me apoyó siempre, sin dudarlo

estuvo ahí

y no sólo conmigo,

también con muchas otras

personas, a través de este lugar

de la emisora,

siendo celeste y yo no...

no supe entender la dimensión

de todo eso.

micaela: ¿y por qué dejaste que

se fuera?

teo: no lo sé, supongo que

me sentí enojado, no supe ver

más allá de eso,

de la traición

y también estaba shockeado

porque no esperaba que mi padre

me fuera a decir que...

que se sentía mujer y no...

no sé, aquello me desequilibró.

micaela: bueno, creo que nadie

está listo para una noticia así.

teo: sí.

micaela: creo que también

el problema es que

nos han enseñado y nos han dicho

que las cosas son sólo de una

sola manera y no es cierto,

hay miles de maneras de sentir,

de amar,

de pensar.

yo creo que todas esas

estupideces de que lo normal

es lo correcto ya no deberían

existir, sólo nos estorba

porque cuando uno ama a alguien,

lo ama y lo acepta cómo es

y punto.

teo: totalmente.

sí, no fui empático

con mi padre, no supe entender

y no lo quiero perder.

micaela: ¿y qué estamos haciendo

aquí?, vamos a buscarlo.

teo: pues es que le quiero pedir

perdón, pero lo quiero hacer

a su manera.

así que supongo que él

transmitía desde aquí,

con una computadora, imagino.

debe estar aquí.

mariana: me estás queriendo

decir que

el fantasma de valentín

viene aquí de visita y te habla

y esas cosas.

flor: sí.

mariana: ¿sí te das cuenta

de que lo que me estás contando

suena como medio raro?

flor: por mi papá,

te lo juro.

esto es real, yo lo veo,

lo puedo tocar, lo puedo sentir,

de hecho ya...

pasó de todo.

mariana: ¿sí te acuerdas que

te dije?, que no podías aceptar

nada de comer ni de fumar

ni de nada al chile.

flor: ¿de qué hablas?

a ver, no estoy bromeando,

realmente estoy en un problema,

sigo enamorada de valentín

y no sé qué va a pasar

con teodoro porque él es

mi marido y no sé si realmente

cuenta como una infidelidad

porque técnicamente, valentín

también lo es.

mariana: ¿ya hablaste de esto

con alguien?

flor: con itza, nada más,

es que ella desde el principio

se había perfectamente esto

de valentín, que estaba muerto,

pero no muerto,

aunque en realidad, todo el caos

y lo que está pasando ahorita,

así, con él,

sólo tú.

mariana: mira, te voy a decir

dos cosas.

la primera, no está pasando

nada con valentín.

no has hecho nada con él

porque está muerto.

segundo,

yo te quiero mucho.

yo, sabes, que eres mi hermana,

te apoyo, te amo, te adoro,

te solapo todo

y por eso te lo digo y no

me lo tomes a mal, te lo digo

porque te quiero.

me parece que ahora sí necesitas

urgentemente ayuda psicológica

y psiquiátrica.

teo: no sé cómo

hacía para entrar al aire.

micaela: mira, aquí encontré

algo.

mariana: yo creo que sería

buena idea en serio que vayamos

al psiquiatra, te va a ayudar

para que ya no tengas este tipo

de alucinaciones.

flor: perdóname, no son

alucinaciones, no estoy loquita.

mariana:cálmate, yo no dije eso.

flor: no,

si lo estás insinuando,

claro que sí, perdóname.

mariana: estás un poco nerviosa,

perturbada, confundida.

no, de veras, sí me parece que

hemos subestimado el dolor que

te causó la muerte valentín.

no te diste

el tiempo suficiente--

flor: a ver, perdóname,

tú necesitas

que yo te lo demuestre.

mariana: ay, no.

flor: sí, claro.

ivalentín!

permíteme tantito que ahorita

viene.

mariana: cálmate.

flor: valentín.

[música]

[música]

micaela: pues dice que con esto

ya va a funcionar.

a ver, habla.

así dice.

[teo] ¿yaestaríamos al aire?

micaela: ya estamos al aire,

habla, habla, habla.

habla.

teo: bueno.

bueno... esto es una carta

para el hombre-- corrijo,

para la mujer más importante

de mi vida, a quien no supe

escuchar ni comprender

porque yo,

al igual que muchas otras

personas de este pueblo,

nos sentimos con el derecho

de juzgar y señalar

al es que distinto,

sin entender siquiera por lo que

está pasando.

papá, no tienes porqué ocultarte

ni avergonzarte...

porque a mí no me importa

si eres un hombre

o si eres una mujer.

lo que me importa es

la gran persona que eres,

el gran ser humano que eres.

una persona que has...papá

has ayudado a muchas personas,

a muchos de ustedes.

en mi caso, te esforzaste

por hacerme una vida mejor.

me enseñaste a ser

una persona honrada,

una persona ética, amable,

cariñosa.

flor: ivalentín!

no lo puedo creer,

siempre que lo llamo funciona.

mariana: a ver, cálmate,

por favor, cálmate, cálmate.

yo creo que puede que esté

ocupado, el señor y--

flor: más bien es tu mala onda,

tu mala vibra que está afectando

esta conexión

porque tú no crees,

pero va a aparecer.

permíteme.

mariana: contrólate.

flor: valentín, es que apareces

o me van a mandar

a un psiquiátrico por tu culpa.

¿ahora dónde estás?

elpidio: tienes escuchar esto.

teo: ojalá que te llegue este

mensaje, papá, para que sepas

lo arrepentido que estoy

por lo injusto que fui.

no me importa que te vistas

de mujer, no me importa

si a partir de ahora

te llamas celeste...

lo único que quiero es salir

a la calle contigo

y caminar de tu lado

y hacerlo con la frente

bien alta.

te quiero.

flor: ivalentín, ya!

mariana: flor, para, por favor,

ya para con esto,

ya no puedo verte así.

me vas a perdonar, pero aunque

me odies, le voy ir a ver

a tu hermano para que me ayude.

yo no puedo con esto sola.

flor: ay, te estoy llame

y llame y llame y ahora

cuando te necesito, no apareces.

valentín: aquí estoy,

¿ya le contaste lo nuestro?

flor: sí, ya le dije,

pero no me cree, cree que estoy

loca.

permíteme tantito.

por favor, ¿puedes hacer algo

para manifestarte?,

porque me van

a mandar a un psiquiátrico,

ya me amenazó.

mariana: aureliano, oye, estoy

con tu hermana, por favor--

flor: no, ahorita sí que no.

espera y verás.

mariana: ¿cómo hiciste eso?

yo ya me voy, estás loca.

flor: perdóname, pero es que era

la única forma de--

ambas: iay!

flor: ya párale.

ay, mi amor, ya, ya

te puedes ir.

valentín: ven, vente, amor.

bueno, pero traigo

todo el ritmo.

hoy desayuné cabello de ángel.

vente, vente, vente,

aguántame ahí.

ahí está, mira.

teo: papá, no te voy a juzgar.

flor: ¿es teo?

no, no, no.

teo: perdóname, papá.

flor: es teo.

teo: tú no te tienes que ir

a ningún sitio.

esta es tu casa,

este es tu hogar,

este es tu pueblo

y tienes todo el derecho

del mundo a ser quien tú

quieras ser.

y a quien no le guste,

que se aguante.

micaela: ojalá de verdad papá

haya escuchado todo lo que

le dijiste.

[celular]

teo: papá.

oscar: ¿por qué lo hiciste,

hijo?

teo: te lo debía.

¿lo escuchaste, te enteraste?

oscar: es que-- no sé qué

decirte.

teo: no tienes nada que decir,

solo quiero darte un abrazo.

¿dónde estás?

oscar: sí, bueno, yo estoy

saliendo del aeropuerto.

teo: voy a buscarte

donde paran los camiones.

oscar: sí, sí, ahí te veo.

valentín: es obvio que está

haciendo todo esto para que

lo perdones, amor, pero ya es

demasiado tarde, ese ya sacó

el cobre a pasear.

¿cómo se le ocurre despreciar

así al pobre padre?

ey, ¿para qué me llamaste

si me ibas a hacer

la ley del hielo?

solo me utilizaste para hacerle

el circo mariana, ¿verdad?

te estoy hablando,

¿me puedes responder?

flor: a ver,no encontré

una mejor manera de hacerle ver

a mariana que existías.

por favor, tengo que llegar

con teo, dame chance.

valentín: ¿para qué?,

¿para que te siga mintiendo

en la cara?

micaela: bueno,

pues yo voy a ver

si ya afloré el rosal.

sí porque eso de la marrana

nada más el pie, ¿verdad?

flor: ay, mica.

mi amor.

teo: siento mucho no haber hecho

caso antes.

flor: ay, estoy tan contenta

por ti.

qué bueno que te reivindicaste.

valentín: ey, chiflando

y aplaudiendo.

es chido ver como te pedalean

tu bicicleta.

orale, síguele.

flor: ¿tú crees que lo haya

escuchado?

teo: sí, de hecho platiqué

con mi padre ahorita

y voy a buscarlo.

flor: bien,

¿quieres que te acompañe?

teo: ah...sí, bueno--

flor: no, no quieres que

te acompañe. está bien, ve tú.

estoy feliz por ti,

muy feliz.

valentín: vale,

te dejo con tu esposo.

mariana: [reza]

>> marianita.

mariana: iay!

>> no, tranquila, no te quise

asustar.

lo que pasa es que me llama

mucho la atención que te llevas

muy bien con el de arriba,

platicando muy a gusto con él,

¿o qué?

mariana: sí...

bueno, más o menos.

es que tenía rápido que rezar

y este... vine rápido porque ya

me tengo que ir,

me tengo que ir.

no-- es que va a llegar a casar

lo del mercado que encargué.

sí, lo que pasa es que de verdad

tengo un poco de prisa, pero

después te busco y nos vemos.

[música]

jovita: ¿quién se cree usted que

es para ignorar los designios

del pueblo?

teo: ¿de qué designios habla?,

¿de los que ustedes inventan?

jovita: mira qué gallito

salió el doctor,

¿no que muy tímido

y sus talentes de niño bueno.

teo: es que hay que saber

diferenciar entre un niño bueno

con lentes y un imbécil.

y ya se los digo, a mí

no me van a amedrentar

con sus marchas de buena moral

y buenas costumbres

ni tampoco les voy a permitir

que vuelvan a decir nada

ofensivo de mi padre

en mi presencia.

y por si no les quedó claro

o no escucharon lo que acabo

de decir en la radio,

se los digo a la cara,

me vale lo que ustedes piensen.

jovita: ah, claro, habla así

porque yo soy mujer, ¿verdad?

pero, métase con uno de ellos

a ver si se atreve.

andale. ve,comandante.

nestor: no, perdón, es que no

sería bien visto

por la comunidad que yo usara

la fuerza ruda contra--

jovita: vicente,

ve tú, ándale,

pónlo en su lugar.

vicente: es que está

muy garruchón y macizo.

jovita: par de guajolotes,

para eso me buscaban.

teo: ¿qué tipo de gente tenemos

en este pueblo?

flor: ya, los perdimos.

tú no te preocupes.

ve con tu papá y disfrutálo.

yo me siento muy orgullosa

de ti, de verdad.

teo: luego te veo.

valentín: ¿y lo que pasó ayer

qué?, ¿sólo me utilizaste para

tener un poquito de placer?

flor: ¿para qué me preguntas

si ya sabes la respuesta?

valentín: no, no sé la respuesta

¿cuál es?

flor: estoy muy confundida, no--

no--puedo pensar,

no tengo claridad, necesito paz

y para eso necesito estar sola.

si me sigues insistiendo, lo

único que logras es fastidiarme.

valentín: ahora soy

un fastidioso.

mariana: amiga,

perdón por salirme así.

es que en serio me saqué de onda

durísimo.

flor: no, perdóname tú a mí,

creo que no fue la mejor manera

de demostrártelo.

mariana: sí, estuvo ruda.

y...

está ahora aquí--

flor: no, no, no, ahorita no,

ahorita no está.

mariana: ¿segura?

flor: espero que no

porque luego uh... aparece.

pero no, no, no creo,

¿no quieres tomar algo adentro

de la casa?

mariana: no.

flor: ¿por qué no?

mariana: no, adentro no--

flor: ay, no va a aparecer,

ay, no seas payasa.

de veras.

de verdad, no va a pasar nada.

valentín: ¿qué quieres que haga

si cada vez que meto un gol

en su cancha viene teodoro

y lo convierte en un autogol?

chile: a poco echaron

la cascarita.

valentín: no, es una metáfora.

chile: ¿una qué?

valentín: una metáfora.

ese tipo me está echando

perder mi no-existencia

chile: ay, carnal, carnal,

carnal, es que tus estrategias

es tan bien choteadas,

¿qué esperabas, que floripidis

llegara corriendo tus brazos:

"ey, mi amor"?

valentín: ¿qué quieres que haga,

que lo mate para estar parejos?

chile: no es mala idea.

¿qué te pasa?, si no eres

un asesino.

me cae que desde que te volviste

fantasma algo le pasó a tu

cerebro, se torció o algo.

lo que tienes que hacer es

enamorarla, tienes que

aprenderme a mí.

así como yo a la margot

la enamoro.

valentín: eh, eh,

¿qué haces?

es loción eso, no es

para la boca.

chile: yo juraba que era para la

boca, lo vi en las películas.

valentín: ¿qué viste

en las películas, guey,

¿cómo vas a ponerte eso?

mariana: por favor, no sabes

cómo me asusté, me temblaban

las rodillas literal.

ya me imagino cómo te pusiste

la primera vez que apareció.

flor: perdóname, de verdad,

perdóname por hacerte pasar

esto, pero eres mi mejor amiga,

la única en la que realmente

confío y no me quedó de otra.

mariana: bueno, ¿pero qué

vas a hacer?, porque ya

te casaste con teo que te ama,

que te adora, que da la vida

por ti.

pero, por otro lado, ahora está

aquí valentín y dice que ya...

¿te acostaste con él y todo?

o sea, eso quiere decir que

todavía tiene sentimientos

por él, ¿no?

flor: pero es un fantasma.

mariana: sí, ¿pero entonces

qué vas a hacer?

¿vas arriesgar lo que tienes

aquí, serio, formal, real

con teo?, ¿vas echarlo todo

a la borda por algo que

ni siquiera es de este mundo?

[celular]

flor: ¿dónde lo dejé?

mariana: no sé-- suena allá.

flor: ya, espérame.

aure, ¿qué pasó?

a ver, ¿necesitas que sea

ahorita?

está bien,

voy para allá.

teo: te quiero,

perdóname.

oscar: sh, sh.

no digas nada,

perdóname tú a mí.

te quiero.

valentín: ¿sabes qué?

he estado pensando y tienes

razón, si yo reconquisté

una vez a flor, lo puedo hacer

dos veces. o sea, la puedo

volver a reconquistar.

chile: acuérdate, "el que

se confía, la papa mete".

valentín: eso ni rima.

chile: sí, rima, carnal.

así es el dicho.

aureliano: ¿qué tranza,

mi chile?

¿con quién estás hablando?

chile: conmigo mismo, haciendo

mis mantras

de paz interior.

aureliano: oye, pues vámonos,

órale.

chile: ahí nomás, espérame,

espérame dos segundos, mira.

regalo.

aureliano: oye, en serio

porque si no mi mamá

va a pensar que es una broma.

chile: es serio, estoy bien

nervioso, cualquier cosa,

me prestas el trono.

[música]

[música]

margarita: ¿qué?

¿y ahora qué, ya se pusieron de

acuerdo para seguir atacándome?

flor: no, ma.

nadie te quiere atacar.

aureliano: ma, es que no

queremos que te vayas.

flor: ya, ma, todos hemos

cometido errores y los podemos

solucionar estando

juntos en familia.

rosalía: ay, ya bájenle

a su cursilería.

margarita: sí, ya, la verdad es

que es muy tarde para esto.

ya estoy cansada de pelear con

ustedes y conmigo.

ya, solamente quiero vivir

tranquila, en paz.

aureliano: bueno, mamita,

pero hay que darnos una

oportunidad.

y mira, si nosotros

no podemos convencerte,

tal vez haya alguien que sí

pueda.

rosalía: no, a mí ni me miras,

yo no tengo nada que ver

en esto.

margarita: a ver, ¿y según

ustedes quién me va a convencer?

a ver.

chile: hola, margot.

hola.

no es cierto, soy yo.

margarita: chile.

chile.

chile: sí me reconociste.

margarita: claro

que te reconocí.

no, espérate.

teo: oye, una pregunta,

¿cómo se supone que te debo

llamar a partir de ahora,

celeste?

oscar: [ríe]

dime como te nazca, hijo,

no importan las palabras, lo que

vale son los sentimientos.

teo: lo sé, pero de verdad

quiero ser, no sé... hacer las

cosas bien contigo,

ser respetuoso contigo.

oscar: lo único que te pido es

que nunca más dejemos de tener

comunicación.

quiero que me tengas confianza

como siempre.

teo: yo la verdad que lo único

que quiero es que no te sientas

como un bicho raro, observado,

que nadie te falte el respeto.

justo cuando venía por ti,

ya en el pueblo tuve un pequeño

encuentro con algunos

impresentables...

oscar: tranquilo, hijo,

no te preocupes.

de hecho, cuando venía de

regreso, estuve pensando mucho.

no voy a dejar que ningún

prejuicio limite mi libertad,

ni mi derecho a vivir como mejor

me parezca.

teo: 100% de acuerdo.

oscar: gracias.

sería ante las injurias

y el maltrato por el dolor

y el temor a empeorar las cosas,

pero ahora que tú y yo

estamos de acuerdo, voy a darle

batalla a todos y a todo.

teo: vamos a casa.

oscar: no, no, no, quiero que

me acompañed a dar el primer

paso para que en este pueblo

haya respeto.

vamos, ¿me acompañas?

chile: lo que pasa es que ya

te extrañaba nuestro hijito.

te traje una rosa.

ay.

es que...representa

el amor canijo que siento

por ti.

flor: ma,nosotros te trajimos

al chile para que veas que

respetamos tus decisiones.

aureliano: sí, mamita,

no te estamos dando la liana.

de verdad, creemos que merece

ser feliz.

flor: si el chile te hace feliz,

nosotros somos felices.

rosalía: y bueno, aunque yo no

estoy de acuerdo, si estás feliz

con el chile, pues lo acepto

por ti, por ellos,

por la familia.

chile: ¿ya ves?, los milagros

sí existen.

gracias, señor.

ha sido un sacrificio muy grande

estar lejos de mi amada.

pero...nos hiciste

el milagrito y yo estoy bien

contento.

eres el carnal más chido,

derecho y honesto que he tenido.

gracias, don dios.

pues, aprovechando que estoy acá

abajo, hijos

de la margot,

quiero pedirles

la mano de su sacro santa madre.

magos,

¿te quieres casar conmigo?

margarita: sí, chile.

isí, claro!

[vitorean]

chile: venga, rosario.

[música]

[música]

nestor: ¿pero qué se traen

o qué?

oscar: vengo a advertirte que

te prepares, voy a dejar caer

todo el peso de la ley sobre ti.

nestor: ¿yo qué hice?

oscar: casi nada, sólo violentar

mi derechos, además

de las ilegalidades cometidas

en el caso de la transmisora.

nestor: ¿y qué pueden hacer?

a ver.

oscar: ya lo verás, tus días

como jefe de la policía

del pueblo

están contados.

eso sí, será un proceso justo,

pero nada de lo que hiciste,

va a quedar impune.

valentín: [solloza] nunca más

te voy a volver a sentir,

bonita.

flor: soñé algo muy lindo,

que teníamos un don florecito,

¿te imaginas?

sería muy lindo, ¿no?

en un año valentín y yo

hicimos lo que yo no hice

en toda una vida y me dejó

lo más bonito que podía dejarme,

este bebito que está creciendo

dentro de mí.

valentín: es que no puedo

hacer nada, si soy un fantasma.

oscar: hijo, ¿viste la cara

de néstor?, pálido, pálido, así

como muerto.

teo: estuviste espectacular,

de verdad, te digo.

¿sabes qué, estoy pensando?

oscar: ¿qué?

teo: que deberíamos celebrarlo

con un brindis.

oscar: no, no, no--

teo: sí, vamos, yo te invito.

ven, siéntate.

joven, por favor.

buenas. eh... vamos a pedir,

¿qué pedimos?

oscar: no sé, lo que tú quieras.

teo: una botella

de champaña, una botella de

champaña y dos copas, por favor.

>> no tenemos champaña,

de hecho, la cocina ya cerró.

teo: pues que la abran

porque también vamos a comer,

¿o alguien también tiene algún

problema con eso?

bueno,

¿usted tiene algún problema

con eso?

>> no. claro que no, doc,

por supuesto que no.

margarita: quiero hacer

un brindis, aunque sea con agua

de horchata.

quiero agradecerles el gesto

tan hermoso que tuvieron

y pedirles que de la misma

manera que se unieron

para convencerme

de quedarme, así sigan unidos,

sin pleitos, sin diferencias.

a ver.

tú, no tienen nada que

envidiarle a nadie.

tienes ángel, carisma,

eres un encanto,

pero no te quieres dar cuenta

y eres única, hija.

rosalía: gracias.

margarita: aureliano,

tú me diste una gran lección

al buscar a elpidio.

todavía tiene mucho que cambiar,

mucho que aprender,

pero puedes hacerlo, hijo,

ten por seguro que yo

te voy a ayudar a alcanzar

todas tus metas,

aunque parezcan imposibles.

aureliano: gracias, mamá.

margarita: a ti, flor...

a ti solo te quiero decir

que me enseñaste que los sueños

nunca se abandonan,

que hay que trabajar por ellos

hasta alcanzarlos.

¿sabes?, cuando sea grande,

quiero ser como tú.

te quiero.

no saben cuánto lamento

el tiempo que he perdido

peleándome con ustedes.

en especial, tú flor,

perdóname, perdóname por lo mal

que te he tratado,

por no reconocer que tienes

ese talento maravilloso que

dios te dio,

el baile.

[música]

[música]

Cargando Playlist...