null: nullpx
Cargando Video...

Doña Flor y Sus Dos Maridos Capítulo 32

Univision30 May 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

>> no puedes permitir

que esos dos se casen.

vale: sí, acepto vender mi alma.

>> no te hagas, muñecón,

fírmale todas las copias,

en el costadito, aquí y aquí,

y también voy a necesitar que

me firmes esta hojita.

es para solicitar tu gafete,

ya tienes exclusividad en el

infierno.

vale: sabe que esto lo hago

únicamente porque no me voy a

ir de este mundo sin hablar

con flor.

>> tú sabrás tus razones,

solo espero que hagas buen uso

de las habilidades controladas

a tu voluntad que te acabo de

otorgar, sobre todo que las

aproveches durante el año que

podrás usarlas a partir de

ahora.

vale: lo voy a hacer.

¿qué dijo, un año?

>> si de eso se trata el

contrato, se extiende tu

permanencia en este limbo

por un año, vas a poder

ser escuchado y visto si te

concentras en el mundo de los

vivos, especialmente con tu

flor.

vale: ¿por un año, estoy

firmando con el diablo por

un año?

>> eso viene escrito en

el contrato, no, solo eso

y nada más.

vale: es muy poco, ¿qué acaso

no tengo poderes?

>> si no eres superhéroe,

siempre hay que leer la letra

chiquita del contrato,

hasta pareces nuevo.

pero bueno, oficialmente

ya eres uno de los nuestros.

ay, felicidades.

ay, cuánta proteína junta--

ay, diablo, diablito, diablón,

ay, qué sabrosón el valetón.

vale: bueno, déme el contrato,

un año es muy poco tiempo, por

favor, quiero renegociar, por

favor.

quiero romper el contrato,

quiero más poderes,

quiero tener poderes.

teo: no, es que no tengo

anillo, flor.

flor: qué importa, teo,

de verdad, no importa.

a mí un anillo no me importa

sabiendo que estoy contigo,

que tengo un compromiso con el

hombre más maravilloso, que

me va a cuidar y a proteger.

teo: no, mi amor, pero yo

quiero regalarte un anillo

precioso que te merezcas,

a tu nivel.

es más, voy a hacer la pedida

de mano, voy a ver a doña

margarita--

flor: tenemos que ver cómo

evoluciona la enfermedad

de mi mamá.

teo: no, tienes toda la razón,

voy a ser muy paciente con eso.

te pido por favor me dejes

checar los análisis de tu

mamá.

flor: va a ser muy feliz, esta

es la mejor noticia que

le podemos dar, te ama.

teo: vale: la conozco desde que

era niño, era como una segunda

madre, es muy fuerte, porque

ahora es como hola, eres mi

familia, es como, está bien.

¿cuando nos vamos a casar,

mañana?

flor: hay que darle tiempo,

cinco meses mínimo.

teo: ¿cinco meses?

no, cinco meses es el infinito.

no, cuatro meses máximo.

sabes qué, voy a mirar la

agenda, un sábado,

un domingo bonito,

a ver que días hay.

flor: teo, ven, teo.

¿estás contento?

teo: ¿contento?

no, contento no, soy el hombre

más feliz del mundo.

flor, esta ilusión que tengo,

eso no me lo quita nadie, nadie.

aureliano: supongo que aquí es

donde me explicas por qué

tienes más derecho que yo sobre

mi hija.

mariana: no es que tenga más

derechos, no me entiendes,

soy su madre, lo tuve dentro

de mí nueve meses.

aureliano: ocho meses,

te lo recuerdo, de los cuales

estuve día y noche cuidándote,

llevándote al doctor,

haciendo todo--

mariana: ya lo sé,

pero no estás entendiendo,

es mi niña, la cuido,

sé sus miedos--

aureliano: yo también la cuido

y le doy de comer,

¿cuál es la diferencia?

mariana: la diferencia es que

muchas noches me desvelé

mientras estabas en el casino

tomando--

aureliano: no he descuidado

ni una vez a mi hija, sino no

se hubiera venido conmigo,

porque te recuerdo que la que

decidió fue ella, no yo.

mariana: sí, para castigarme,

porque cree que soy la culpable

de todo--

aureliano: ¿no eres, entonces

quién es?

mariana: por favor, no seas

descarado, aquí el único

culpable eres tú, y yo la voy

a criar mejor que tú.

aureliano: ¿cómo?

la niña va a estar sola todo

el día, te recuerdo que tienes

dos trabajos.

ambos: [hablan a la vez]

aureliano: trabajaba en el

casino, ya no trabajo,

tengo un trabajo decente.

quiero cuidar a mi hija,

la voy a cuidar muy bien.

mariana: pero no te la vas

a quedar.

aureliano: mira, mariana,

lo único que quiero es ser

feliz y tener una familia.

mariana: siéntate.

yo no sé por qué me estás

haciendo esto, porque es

totalmente injusto.

aquí el que me engañó fuiste

tú a mí.

aureliano: sí, pero te pedí

perdón una y mil veces, pero

nada te gusta, pase lo que pase

estás enojada, no quieres

familia, pero yo sí, mi familia

soy yo y mi hija.

mariana: muy bien, si así

quieres que sean las cosas,

así van a ser, después no estés

chillando, porque no me voy a

quedar tranquila con los brazos

cruzados, esto se va a poner

peor.

oscar: y como dijo aristóteles,

un amigo fiel es un alma en

dos cuerpos.

y eso es lo que quiero ser

para ustedes, no dude en

mandarme sus casos a mi correo,

celesteteescucha@radio

celeste.com.

yo sé que hay muchos que no se

atreven a decir lo que les

pasa, pero no olviden que está

su amiga para escucharlos.

evidentemente lo que me cuenten

queda entre ustedes y

que tengan muy buena tarde.

¿cuándo

voy a decir la verdad?

rosalía: rosalía, no te

preocupes por descubrir quién

te da la información, porque

estás lejos de sospechar quién

soy.

pero lo que es claro es que los

dos tenemos el mismo objetivo,

separar a teodoro y flor, así

que confía en cada mensaje, por

nada del mundo te rindas, sé

que lo vamos a lograr, pero si

quieres seguir informada,

es importante que no le digas

a nadie ni intentes saber quién

soy, este va a ser nuestro

secreto.

teo: por eso te decía que en

realidad necesito que me eches

la mano con el pago,

tengo la tarjeta bloqueada.

mica: oye, pero crees sea buen

momento para comprar un anillo

a flor.

teo: no manches, en serio me

estás diciendo eso cuando hace

nada me estabas diciendo que le

pidiera que se casara conmigo,

y ahora me dices que no

cuando aceptó.

mica: ya sé lo que te dije,

lo digo por la enfermedad de

margarita.

yo sé que la fan número uno

de que flor y tú estuvieran

juntos era ella, pero las

cosas son diferentes y dijiste

que la señora no te quiere ver

ni en pintura.

teo: yo sé que la situación

está complicada, pero de verdad

tengo la esperanza de que se

van a suavizar.

es que fue ella quien me lo

pidió, quien vino para decirme

sabes qué, vamos a casarnos.

entonces sabemos lo que

hacemos, y respecto a

margarita, ya se enterará

cuando sea la pedida de mano.

pero vamos a centrarnos en

la compra del anillo, eso es lo

que necesito ahorita.

mica: está bien.

rosalía: mira lo que tengo

aquí, oficialmente tienes una

enfermedad muy delicada,

hasta puedes morirte y todo.

margarita: rosalía, esto es muy

grave.

rosalía: por esto te estoy

diciendo, se lució mi amigo--

margarita: me refiero a la

situación.

estoy segura que por hacer esto

vamos a ir a la cárcel,

junto con tu amiguita--

rosalía: mamá, no seas

exagerada, nadie tiene por qué

enterarse.

margarita: bueno, qué va pasar

cuando pase el tiempo y no me

pase nada.

¿o qué, me piensas matar para

que tu plan te salga bien?

rosalía: mamá, ¿me estás

diciendo que soy una asesina?

margarita: solo eso te falta,

me das miedo, rosalía.

sabes qué, estamos llegando a

un extremo donde prefiero que

todos se enteren de mi relación

a seguir con esta farsa.

rosalía: no, no, piensa

la verguenza que vas a pasar

si todo mundo se entera,

además estamos muy lejos,

no podemos echarnos para atrás,

tienes que seguir fingiendo que

estás enferma hasta que la

relación de teo y flor se

acabe, ¿entendiste?

margarita: a ver...

hola, flor.

flor: rosalía.

oscar: pasa, por favor, estás

en tu saca, ¿te gustaría

tomar algo?

mariana: no, lo único que me

gustaría es tener un abogado

de inmediato.

vengo de con aureliano,

acabo de comprobar que no se va

a arreglar por las buenas, está

decidido a no--

oscar: tranquilízate, siéntate,

por favor.

ya te expliqué lo que conlleva

un juicio, aún así quieres

iniciar un proceso.

mariana: sí, don oscar, es que

no tengo camino, no tengo más

qué hacer, necesito hacer lo

que sea necesario, ir a juicio,

pero ayúdeme a quitarle a mi

hija.

rosalía: es que no entiende que

esta maldita enfermedad

la tenemos que pasar juntas.

flor: ¿y le tienes que gritar?

rosalía: ya sabes cómo soy de

intensa.

flor: mami, ¿te sientes bien?

margarita: justo me estaba

leyendo el informe médico.

rosalía: no, no, son puros

términos médicos, yo te

explico, que yo soy--

flor: o sea, quieres que llame

al médico para que me explique

lo que viene ahí--

rosalía: no, yo nada más te

quiero ahorrar un dolor de

cabeza, nada más.

lo único que dice aquí es que

mamá tiene una enfermedad muy

delicada.

no hay nada más que entender.

vale: te tengo que contar algo

importante, vendí mi alma--

chile: a mí no me importa, ¿qué

hiciste, estás tonto, qué te

pasa?

vale: lo hice por

desesperación, mi mejor amigo

me dio la espalda.

chile: entonces ahora vas a

decir que es mi culpa.

no es mi culpa que te hayas

convertido en jing.

vale: ¿pantalón de mezclilla?

chile: energía negativa, pero

no me extraña, con todo lo que

haz hecho mal, separarme de

margarita, pero te voy a decir

una cosa, estoy convertido en

yang, y no me interesa ahorita

estarme juntando con almas

chocarreras.

vale: flor se va a casar con

teodoro.

chile: ya sé, y yo voy a andar

ahí echándole flores hasta

llegar al altar.

y sabes qué, mejor me voy a la

iglesia por agua bendita, que

aquí ya huele a azufre.

no manches, me eché yo solito.

rosalía: insuficiencia renal

aguda, ¿satisfecha?

flor: es que nunca he puesto

en duda la enfermedad,

simplemente que me gustaría que

estos análisis los pudiera

ver teo.

rosalía: ¿estás loca?

ya ves cómo se pone mi mamá,

¿qué parte de enfermedad grave

no entiendes?

flor: ¿no se tiene que enterar?

rosalía: yo no le voy a ocultar

algo así.

no, no, flor, no voy a hacer

nada en contra de mamá,

no quiero que teo se meta en

esto, voy a seguir al pie de la

letra lo que me pida.

mariana: muchas gracias por

acompañarme y los contactos que

me pasó, hoy más que nunca voy

a trabajar duro para cubrir los

gastos del abogado.

espero que no se arrepienta de

recomendarme con su amigo.

oscar: no, te noto triste,

es lógico por la situación que

estás pasando, por eso me

atrevo a hacerte una propuesta,

mariana.

antes de que contrates un

abogado, permíteme tratar de

ayudarte.

me gustaría hablar con él,

hacerlo entrar en razón.

mariana: oscar, qué más

quisiera yo, pero se me hace

que va a perder su tiempo.

oscar: tal vez necesite

escuchar alguien ajeno para

reconsiderar su conducta.

puedo convencerlo para no

llegar al terreno legal.

mariana: mire...

no pierdo nada en intentarlo.

pues, se lo agradezco mucho sus

buenas intenciones y su ayuda,

solo le quiero pedir un favor,

cuando hable con él dígale que

no voy a descansar hasta que mi

hija vuelva a estar conmigo,

que lo sepa bien, por las

buenas o por las malas.

gracias, con permiso.

chile: ayúdeme a bendecir mi

negocio, un exorcismo, sáqueme

de pobre--

>> a ver, chile, después me doy

una vuelta, pero ahora no puedo

atenderte, tengo una diligencia.

chile: me desbloquearon.

una prima...

bueno.

tengo que dejarlo ahorita.

¿qué pasó, qué milanesas que

llamas?

margarita: ay, mi chilito,

ya te extrañaba.

te hablo porque estoy

destrozada, estoy pasando

el peor momento de mi vida.

chile: yo también, ando por

la calle de la amargura,

simplemente no sé vivir sin ti.

chile: ya ves, es momento de

salir del closet y anunciar

nuestra relación--

margarita: no, suficiente tengo

con el lío en que estoy metida,

amor, perdóname, pero sabes,

esto tiene que seguir así.

vamos a vernos a escondidas,

ándale.

¿dónde estás?

chile: en la iglesia.

es que ahorita el padrecito se

fue a una diligencia.

¿estás segura que quieres que

nos veamos así?

flor: traté de pedirle a

rosalía los análisis y no se

los pude sacar por nada.

no, pero sí vi el nombre del

dr. guillermo rivas.

teo: es nefrólogo.

lo conozco, es colega, cuando

estuve viviendo en españa se

quedó en mi depa unos días, le

voy a llamar de volada.

margarita: ay, muy bien.

rosalía: ahorita voy.

¿y tú adónde crees que vas?

margarita: a la iglesia.

voy a restaurar mis santitos.

rosalía: no, tú no puedes

salir, se supone que estás muy

grave para que andes en la

calle.

ahí voy, dije que ahorita.

margarita: precisamente porque

estoy enferma es importante que

vean que tengo buena actitud.

que me vean salir, trabajar,

hacer mis cosas--

rosalía: está bien, no quiero

discutir.

>> ya, mi tarea.

rosalía: ay, ya, chamaca, ahora

voy, dije que ahorita.

>> ahorita es ahorita.

vicente: están muy bonitas,

gracias.

margarita, buenas,

precisamente iba a tu casa.

yo tengo más pena por lo de tu

asunto, de tu enfermedad,

me contó jovita, resulta que lo

de la maldición del hoyo te

cayó a ti, mi más sentido

pésame.

ah, no, eso se le dice a

la familia, no a la enferma,

verdad, perdóname.

margarita: ¿qué te pasa,

vicente?

vicente: margarita.

rosalía: me está entrando una

llamada, luego me sigues

molestando.

bueno.

¿qué pasó, susy?

¿que qué?

teo: la que me contestó es

susana, y me ha dado noticias

excelente, al parecer no es

tan grave.

quiero hablarlo con guillermo

y que él me informe bien, pero

lo que me contó es que han

pedido exámenes más concretos

para saber lo que tiene.

están esperando el resultado,

pero es una excelente noticia,

alentadora--

flor: gracias.

rosalía: sí, ya entendí que te

cayó de sorpresa la llamada

de teo, pero lo único que

tenías que hacer era decirle

que era muy grave.

susy: estuve a punto de

hacerlo, me detuve porque

el doctor sabe de esto y por

supuesto no me iba a creer.

rosalía: era cuestión de

exagerar--

susy: me asusté porque el

doctor quería hablar con mi--

rosalía: ya, gracias por nada,

ya veo cómo lo soluciono.

susy: perdón, no voy a poder

seguir, no quiero perder mi

empleo.

rosalía: no, susy, por favor,

de verdad, yo creo que...

mica: teo, ahora sí perdóname,

no lo pude comprar,

lo intenté en tu pc, la mía,

pero cuando voy a meter la

tarjeta se pasma y no puedo

seguir.

teo: está rarísimo,

no entiendo.

ay, un mosco.

sabes qué, mica, no sigas

intentando porque van a acabar

bloqueándote la tarjeta igual

que a mí.

la verdad que se me está

ocurriendo algo que no había

pensado hasta ahorita y no sé

por qué, la verdad me parece

puede ser algo mejor.

mica: ¿crees que tu suegra

resista?

teo: bueno, es que tengo

noticias excelentes que darle

respecto a su salud.

esta noche va a ser la mejor

noche de mi vida.

mosco pesado,

como lo vea lo aplasto.

margarita: chile.

chile.

chile: benditos los ojos que te

ven, ya casi no me acordaba de

lo bonita que estás,

de tus cejas, de tus ojos,

tu nariz, de tus...

sonrisa.

margarita: no cambias, por eso

te amo.

chile: yo a ti.

siento que han pasado un chorro

de años que no te veo, te

huelo...

sabes qué, voy para allá.

margarita: no, no, espérate,

nos van a agarrar,

entonces sí no nos volvemos

a ver.

chile: es que me cae que esto

es peor que cuando usaba cordón

en la escuela, siento que me

van a cachar y me van a

expulsar.

sabes qué, voy a hablar con mi

cuate el aureliano y si me van

a matar, que me maten, pero no

puedo vivir con esto aquí

dentro.

yo ya te di mucho chance

y nomás me estás dando atole con

el dedo, sabes qué, aunque te

opongas todo mundo lo va a

saber, y los primeros van a ser

tus hijos--

margarita: no, cómo que mis

hijos, mira, lo que pasa

es que estoy enferma.

chile: ¿qué?

oscar: aureliano,

perdón, espera,

¿podríamos platicar?

necesitamos hablar de mariana.

aureliano: seguro ya lo puso en

contra mía.

oscar: claro que no, quiero

ayudarlos--

aureliano: ¿ayudarnos en qué,

le pedí su ayuda?

no, ¿en qué me va a ayudar,

en quitarme a mi hija,

esa es su ayuda?

oscar: espérame, vengo con

buenas intenciones, no es

necesario alzar--

aureliano: por supuesto que

alzo la voz, y dígale a mariana

que así compre al juez no me

voy a dejar.

oscar: a mí nadie me compró.

sé que estás pasando un

momento difícil--

aureliano: ¿eso se le ocurrió

solito o quién se lo dijo?

me estoy divorciando, mi mamá

está enferma, no necesito su

consejo ni su ayuda.

otra cosa, vaya a decirle a

mariana que si alguien quiere

ayuda, pues, ayúdela a ella.

margarita: no, no, chile,

no, no.

chile: ay, creo que lo que te

tiene apachurrada es lo de la

meno, dicen que se siente bien

gacho.

margarita: no es la meno,

a mí eso no me da.

no, es que ya me checaron

y parece que es algo como más

grave.

encima me quieres exponer

contándole lo nuestro a todo

el mundo--

chile: es que no sabía,

y ahorita me duele el corazón

bien gacho.

es que por qué tú.

diosito, por qué te llevas a

la juventud.

margarita: chilito, no me voy

a morir, no te pongas así.

es que es muy malo para mí,

porque estoy sufriendo--

chile: es que tu dolor es mi

dolor.

¿te puedo hacer una pregunta?

¿hay lado bonito?

margarita: claro, el del amor,

pasar los últimos días sin que

nadie nos juzgue, sin que

opinen de nosotros.

¿ya estás más tranquilo?

bueno, entonces vamos, salgo

primero, espera cinco minutos

y sale, nos vemos en la

funeraria.

chile: para darte tu medicina.

rosalía: mamá.

son unos degenerados, están en

la iglesia.

chile: tranquila, hija.

mariana: hola, ¿qué tal?

>> vaya, hasta que te dignaste

a venir.

mariana: sí, señor,

ahorita me pongo al corriente,

sí, ya sé que me va a descontar

el día, me parece bien.

estaba muy ocupada con

el asunto de su mamá, está muy

enferma y anda--

>> ponte a limpiar la barra,

reciclas los cacahuates del

piso, y lo que vayas

encontrando.

>> no, señor, el que se va a

poner a recoger los cacahuates

eres tú.

a mi oficina, por favor,

pásale.

como ya te diste cuenta,

soy la nueva jefa.

o debería decir dueña y ama de

este casino.

mariana: no, es que no

entiendo--

>> no, lo que te debe importar

es que yo mando.

las vueltas que da la vida.

mariana: ok, pero quería saber

qué puedo hacer, estoy

trabajando para ayudarle a

flor con la deuda que tiene--

>> sí, pero lo que tengan

con octavio es con él,

a mí lo que me urge es que

las chicas empiecen a tomar

clases, porque han tenido

pocas y los resultados han sido

muy buenos, y si triunfan en

el escenario, triunfamos todos.

mariana: bueno, yo entonces

qué puedo hacer--

>> mariana, vas a dar clases,

tú y flor se van a encargar de

entrenar a las chicas, pero ya,

necesito más y mejores

resultados, ¿van a poder o no?

mariana: claro, sí.

ambas: [hablan a la vez]

vale: me cae que pocos como tú,

chilito.

chile: lo que no entiendo es

cómo nos cacharon.

momento, ¿tuviste algo que ver,

traidor?

judas, eres un judas.

se te murieron también las

neuronas en la cabeza,

eras más buena onda cuando

estabas vivo, carnal.

no, pues, acabas de conseguir

un enemigo, y agárrate que te

va a caer el chile.

ambas: [hablan a la vez]

rosalía: con el espectáculo que

diste en la iglesia, además

estás exponiendo nuestro

acuerdo.

margarita: no tengo acuerdo

contigo, me estás extorsionando.

>> buenas, ¿en algo se les

puede ayudar, señoras?

rosalía: sí, aquí queremos

exponer una acción legal en

contra del fulano este,

¿cómo se llamara?

margarita: se llama porfirio,

solamente sus amigos le dicen

chile.

rosalía: pues, en contra de él,

por acoso a esta pobre mujer.

vale: ¿y qué vas a hacer, chile?

no te va a creer, ella no cree

que existo.

flor: ¿qué pasa?

te dije que no vengas a

molestar.

todos: [hablan a la vez]

flor: no es necesario que

grites, igual no te quiero

escuchar.

chile: lo que te quiero decir

es very important, yo sé que

andas de romance con el

teodoro, pero una vez valentín

me dijo unas cosas.

estábamos tomando una chela,

cotorreando, que la, la, la,

le, le, le,

y entonces me dice que si yo no

estuviera con ella,

¿sabes quién sería la persona

ideal para estar con la flowers?

teodoro, eso dijo, teodoro.

oiste, así dijo, teodoro.

oscar: ¿ya pediste, hijo?

cuéntame cómo vas con flor.

teo: bien, muy bien,

estábamos preocupados por

la salud de margarita, pero

eso se va a solucionar.

oscar: me alegra mucho

escuchar eso.

vale: oye, pa, había algo que

te quería comentar.

la verdad que creo es el

momento.

oscar: ¿el momento para qué?

teo: el momento de formalizar

mi relación con flor

pidiéndole la mano de una

manera oficial.

y estaba pensando, no sé qué

te parezca, usar el anillo de

mamá.

100%, estoy seguro que la mujer

de mi vida es ella.

¿cómo te sientes?

flor: un poco más tranquila

sabiendo que lo de mi mamá no

es tan grave.

teo: estaba pensando que nos

veamos al rato en tu casa y así

le damos la buena noticia a tu

mamá juntos.

y además, además...

tengo una sorpresa, y no sé,

me gustaría ver si puede estar

toda la familia reunida para

verla.

flor: teo, ¿qué te traes?

teo: las sorpresas no de dicen,

nos vemos al rato, un besito,

te quiero.

valen: esto no me gusta nada.

>> ya, aureliano, me estresas.

>> sí, papá, siéntate.

aureliano: qué quieres que te

diga, amor, si nos tienen

esperando, qué está pasando.

mamita, ¿qué pasa, por qué

tienes esa cara?

margarita: ¿cuál cara?

aureliano: flor, ¿qué pasa?

flor: ya, tranquilos, ya casi.

rosalía: yo voy, yo voy.

qué guapo.

hola, teo.

teo: hola, todos, ¿cómo están?

vale: todos muy bien, jirafón,

gracias por preguntar.

cuéntanos qué nos viniste

a decir.

margarita: flor, yo pensé que

te había quedado claro que no

lo quiero ver.

teo: bueno, este, vayamos al

grano para evitar este incómodo

momento.

lo cierto es que tenemos

excelentes noticias que

compartirles.

margarita, no sé si fue falta

de información o una mala

comunicación, pero lo cierto es

que no está tan grave,

de hecho está bastante bien.

por supuesto, jamás bromearía

con algo así.

aureliano: mamá, oíste, qué

buena noticia.

rosalía: a ver, espérense,

¿tú cómo sabes eso?

vale: eso, ¿tú cómo sabes?

>> por favor, cuidado a mi

papá valentín.

xóchitl dice que todos acá

te querían mucho, ayudabas a la

gente y eras a todo dar.

vale: chamaco, ¿qué pasó, por

qué me llamaste?

>> seguro ya lo viste en el

cielo, verdad, mira, es este,

te prometo que me voy a portar

muy bien para un día estar en

el cielo y vivir con él,

mientras tanto pide a mi papá

que no esté haciendo

travesuras, para que no se le

caigan sus alas.

teo: lo cierto es que memo,

el dr. rivas, es colega, y por

eso he tenido la posibilidad de

tener acceso al expediente

y saber que su estado no

reviste gravedad.

rosalía: entonces vas a tener

que cuidar tu alimentación,

menos chile, menos irritante.

teo: y bueno, como es un

momento para compartir,

de felicidad, pues,

yo quería decir que de verdad

que los siento

como mi familia a ustedes,

porque los conozco hace

muchísimos años,

y tengo el firme propósito

de que sigan siendo mi

familia, sí, y lo quiero

agradecer de verdad.

y flor, yo quiero compartir

mi vida contigo.

quiero que seas mi familia,

y por eso, pues...

por eso

me voy a poner de rodillas

otra vez.

y te voy a pedir que te cases

conmigo.

Cargando Playlist...