null: nullpx
Cargando Video...

Doña Flor y Sus Dos Maridos Capítulo 29

Univision25 May 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

aureliano: no nos precipitemos.

podemos arreglarlo

entre nosotros dos.

mira, yo sé que tienes

mil cosas que reprocharme, ¿eh?

y sí la he regado,

pero he tratado de cambiar.

por ti y por mi hija

he tratado de ser otro.

mariana: te recuerdo

hace cuántos años

que estamos casados

y cuántas oportunidades

te he dado y todas

las has desperdiciado.

aureliano: ya sé que he hecho

mil tarugadas,

he hecho mil tonterías,

pero también tenemos

que cuidar a nuestra hija.

mira, ya se escapó de la casa,

ya pidió trabajo.

¿y ahora qué más

queremos que le pase, eh?

¿qué más?

mariana: nada.

no le va a pasar nada,

porque lo que tenemos

que hacer tú y yo

es afrontar nuestra realidad

y decirle la verdad,

porque, aunque le duela,

es mejor que decirle mentiras,

fíjate.

aureliano: mariana,

piénsalo con calma, por favor.

mariana: [suspira]

yo creo que lo que tenemos

que hacer es esperar

a que se haga de noche

para que ella esté más tranquila

y así hablamos los dos con ella.

aureliano: no, no,

es que no estoy dispuesto

a hacerle ese daño a mi hija.

mariana: ¿y yo sí?

¿o qué? ¿crees que para mí

es muy fácil?

no, señor.

pero es responsabilidad

de los dos hablar con ella

y lo vamos a hacer.

voy a ver cómo está.

aureliano: no, yo no voy

a hablar con ella.

mariana: claro que sí.

aureliano: no, mariana, no.

de ninguna manera.

[llaman a la puerta]

elpidio: hijo.

aureliano: padre, ¿se puede?

elpidio: eh, sí, sí, sí, claro.

justamente estaba

pensando en ti.

aureliano: ¿en mí? ¿por qué?

elpidio: bue--bueno,

es que me fui de tu casa

sin--sin darte la bendición.

aureliano: ah.

a lo mejor por eso

me ha caído la maldición.

elpidio: ¿qué pasa?

¿qué tienes, aureliano?

aureliano: hubo un problema

con xóchitl, padre,

y mariana me volvió

a pedir el divorcio.

dice que es lo mejor

para mi hija.

elpidio: cuánto lo lamento,

aureliano.

aureliano: padre, yo tengo

mucho miedo.

tengo mucho miedo

de que me quiten a mi hija,

padre.

xóchitl es mi tesoro,

es mi vida entera, padre.

y yo no sé qué sería sin ella.

ella es la que me da fuerza,

la que me da ánimos

para levantarme,

para seguir adelante,

para ser fuerte, padre.

no me la pueden quitar.

¿verdad que no?

mire, padre, usted sabe

que yo amo a mariana.

y créame, usted lo vio,

yo intenté absolutamente todo

para estar con ella,

absolutamente todo,

pero pues no se puede, padre.

y yo sé, yo sé que me equivoqué,

que la regué, padre,

que metí las cuatro patas,

pero se lo juro, padre,

que yo siempre pensé

que podíamos superarlo.

porque somos una familia, ¿no?

y ahora todo se acabó.

elpidio: estoy seguro

que dios te dará la fortaleza

que necesitas, aureliano.

aureliano: ¿qué me habla, padre?

¿cómo sabe eso?

si usted nunca ha sufrido

lo que yo he sufrido,

nunca ha pasado por esto.

elpidio: bueno, digamos que

he aprendido mirando el dolor

ajeno.

aureliano: ¿qué necesidad tiene

de hacer esto? ¿eh?

estar apoyando a todo mundo,

dándole consejos

a todo el pueblo.

elpidio: es mi deber.

además, lo hago con mucho gusto.

aureliano: se lo juro que ahora

más que nunca estoy--

me siento tan solo, padre,

tan solo.

estoy tan confundido.

no sabe cómo quisiera

que mi padre estuviera vivo.

[música]

flor: páris, ¿todo bien?

¿te sientes mal

o te pasa algo?

páris: mira, lo que pasa

es que yo ya soy

una bailarina profesional

y no necesito tomar clases.

flor: a ver, hasta el bailarín

más profesional

nunca deja de aprender,

siempre necesita

aprender algo más, entrenar.

de hecho, tú haces unos pasos,

me he dado cuenta,

donde te puedes lastimar

las rodillas.

páris: y tú crees

que sabes todo, ¿no?

flor: no.

pero no tiene nada de malo

refrescarse con coreografías

nuevas.

de hecho, estuve pensando,

para tu número

te vendría muy bien abrir

con un "glissade".

páris: a ver, yo soy

una bailarina, no una teibolera.

flor: el glissade

es un desplazamiento de ballet,

es un paso.

octavio: a ver, menos plática

y más baile.

¿dónde está mariana?

necesito que venga

a limpiar mi oficina.

flor: don octavio,

mariana no se va

a poder presentar a trabajar,

tuvo un problema familiar.

octavio: pues ahora ya tiene

otro problema,

porque yo las faltas

las descuento triple.

se lo dices, por favor, ¿eh?

flor: lola.

ey, lola.

lola.

¿qué te pasa, eh?

me preocupas.

lola: ay, ¿sí?

no te preocupes, flor,

estoy muy bien.

se me están presentando

muchas oportunidades

y hoy voy a dormir

en un lugar muy bonito

donde no molesto a nadie.

flor: por favor,

vamos a aclarar las cosas,

vete a la casa a dormir,

no te arriesgues así.

lola: ay, flor, qué flojera

me das.

mira, cuando quiera dormir,

te busco, ¿va?

samantha: ¿qué es eso

tan importante que me tienes?

>> toma.

la mejor noticia de tu vida.

samantha: todo tiene mi nombre.

>> [ríe]

octavio puso todas

las propiedades a tu nombre.

seguramente para evadir

al fisco.

samantha: ¿y cómo le hacemos

con la demanda de divorcio?

>> previniendo

que me lo ibas a pedir,

me adelanté y te hice

un borrador para que

me lo autorices.

teo: sí, mire, la verdad

estaría interesado

en adquirir el anillo

14k oro genuino

de compromiso floral

contemporáneo con diamantes.

valentín: ¿no te cansas

de ser tan presumido?

teo: ¿la fecha de mi boda?

no, no sabría decirle.

supongo que pronto, muy pronto.

valentín: ¿qué pronto?

¿qué pronto?

te voy a romper--

pero no puedo,

tengo que ser sutil y discreto.

teo: ah, excelente.

¿en unos pocos días?

mire, la verdad,

estoy checando ahorita

otro--otro de los anillos,

es--es un aniño de 14 kilates,

de oro blanco, diamante en forma

de corazón, la verdad

que me gusta muchísimo este.

sí.

sé que el precio

es más del doble

que el anterior, pero bueno,

al fin y al cabo es para

la mujer de mi vida, ¿no?

bien lo merece.

definitivamente sí,

quiero que me manden este.

ah, si le parece,

le--le doy los números

de la tarjeta

para que me hagan el cargo.

sí, necesitaría que--

que lo enviaran pronto.

a ver, momento.

sí.

sí.

voy--voy a introducir

los números.

valentín: ¿qué pasó?

¿qué está pasando?

te vas a cansar.

teo: sí, ¿está ahí?

sí, ¿bueno?

sí, mire, ¿sabe qué?

estoy--estoy teniendo

un pequeño problema

con--con el teclado

de mi laptop,

no sé qué le pasa,

no--no responde.

¿le parece si se lo dicto?

perfecto.

pues--pues se lo voy a dictar.

valentín: [ríe]

ay, teíto.

[ríe]

tito: a ver, a ver, a ver,

o sea que su amigo--

elpidio: sí.

tito: tiene un pelo.

elpidio: sí.

tito: pero no sabemos

de quién es.

y él quiere saber

si ese pelo le puede decir a él

si él y el que no sabemos

quién es--

elpidio: sí.

tito: ¿son parientes?

elpidio: sí.

bueno, mira, son cosas

de familia en las cuales

prefiero no preguntar mucho

porque no me gusta

meterme en los asuntos

que no me importan,

como tú tampoco

deberías hacerlo, tito.

tito: ah, no, no,

a mí tampoco me importan, ¿eh?

no, yo lo digo porque quiero

estar informado.

mira qué importante es eso, sí.

oiga, y entonces usted no sabe

si su amigo sabe que ellos saben

o no saben si son tíos,

primos, hermanos--

elpidio: tito, por favor,

la información

de los laboratorios es impor--

>> ipadre!

tere: buenas tardes.

>> ¿qué ven?

elpidio: nada, nada, nada.

tito: no, nada.

solamente estamos investigando

dónde podemos hacer pruebas--

elpidio: fútbol.

tere: ¿fútbol?

elpidio: tito tiene--

tiene como la--

la intención de jugar fútbol.

tito: ¿ah, sí?

elpidio: sí.

tito: a mí no me gusta el fut.

no, más bien soy del béisbol.

soy buenísimo, ¿eh?

una vez anoté un jonrón,

miren, lejísimos.

corrí así, corrí, corrí,

nueve, nueve, nueve, nueve,

nueve estaciones.

no, todo mundo gritaba

enardecido--

elpidio: gracias, tito.

gracias por la información.

¿qué puedo hacer por ustedes,

hijas?

tere: padre, necesitamos que ya

comencemos con el ayuno

y con la oración.

padre, no podemos quedarnos

a esperar a ver

si alguien se nos muere.

elpidio: hija, los designios

de dios son misterio--

>> ay, te dije,

ya va a empezar.

tito: uy, no, y cuando empieza,

ni quién lo calle, ¿eh?

mira las misas que se--

elpidio: está bien, está bien,

vamos a empezar.

voy a ponerme la sotana

y empezamos.

y tú, busca eso

que es muy importante.

tito: sí, no--

elpidio: para ti,

para ti es muy importante,

así que vete para allá

porque aquí no hay casi señal.

adiós.

tere: gracias, padre.

teo: ¿cómo que bloquearon

mi tarjeta?

sí, ya sé, ya--

ya sé, pero ya le he explicado

varias veces, varias veces,

que tuve un problema

con el teclado, con mi laptop,

no sé por qué no podía--

sí, sí, pero también intenté

luego--o sea, le dije

que lo iba a dictar.

valentín: [ríe]

teo: sí.

¿cómo que por seguridad?

¿seguridad de quién?

me pregunto yo.

¿del banco o mía?

¿sabe qué?

voy a poner una queja,

me lleve lo que me lleve, ¿sí?

adiós.

valentín: [ríe]

adiós, adiós.

[ríe]

[música]

[música]

flor: hola.

me llamo flor.

lola: don octavio.

¿tiene un minuto?

octavio: hasta dos.

lola: oye, estaba pensando

en unas ideas para el show,

así como revelación,

tipo, entro--

samantha: el haber puesto

a lola por arriba de mí

no te ayuda mucho.

octavio: eh--

te tienes que ir.

lola: ¿pe--perdón?

octavio: del casino.

te tienes que ir.

elpidio: bueno, en sí el ayuno

solo va a durar

unas cuántas horas.

tere: padre, ¿no deberíamos

de hacerlo más tiempo?

elpidio: bueno, este--

vamos a empezar

con un padre nuestro, por favor.

>> ¿solo uno?

elpidio: eh--

empiecen por favor.

oscar, ¿qué--qué pasa?

¿qué haces aquí?

oscar: perdón, elpidio.

¿estás muy ocupado?

elpidio: eh, no.

¿te pasa algo?

oscar: pero es que yo necesito

hablar con alguien.

¿y podría ser en otro lugar?

>> padre.

elpidio: sí.

>> pero véngase con nosotras.

elpidio: bueno, ¿no te quieres

unir con nosotros?

estamos a punto--

oscar: no, no, no, no,

vayan, vayan, realmente no es

tan importante.

>> padre.

elpidio: ya voy.

yo creo que sí es importante,

te veo muy nervioso.

oscar: no, no, no,

yo--yo regreso, de verdad,

todo está bien.

>> padre, es que--

elpidio: sí, hija, ya voy.

bueno, pues, por petición

popular, vamos a empezar

con veinte padres nuestros.

lola: ¿como colegiala o

cleopatra?

¿no?

dios azteca, por favor.

octavio: no, no es eso, mira--

lola: es que a ver puedo

llegar, ya sé, como marilyn.

o britney, ¿no?

por favor, se lo ruego--

samantha: ¿qué pasa?

octavio: lola ya no forma parte

del show.

tal como querías.

samantha: no pongas palabras

en mi boca que yo no he dicho.

octavio: no, no, pero sí dijiste

eso.

samantha: no, querido.

pero lo que sí

vas a escuchar de mi boca

es que ya no formas parte

de este casino.

octavio: ¿qué?

samantha: aquí está

la demanda de divorcio.

y te aconsejo que leas

muy bien la parte donde dice

que yo me quedo con todo.

>> yo sé que parece

otra noche común y corriente,

mi gente de tlaxcalixtlahuaca.

pero vean bien, es más,

olvidémonos del geón.

a partir de ahora,

este programa ya no va

a ser el mismo.

vamos a hablar de nosotros,

de nuestros problemas,

del amor y del horrible desamor.

salimos a la calle,

pero no vemos a la persona

que tenemos al lado.

esa persona que tiene

un problema, un secreto

que le pesa,

y aquí estamos para escucharlos.

como dulce, mi vecina.

bueno, no, no,

no se llama dulce,

pero así la vamos a llamar hoy.

lleva cinco años

tratando de superar

a su ex novio.

cinco.

¿es justo pasar tu vida

llorándole a un tipo

que te dejó por otra?

¿es en serio?

¿vas a gastar tu vida

en recuerdos que nada más

te duelen y duelen y duelen?

no, dulce, no,

tenemos que cambiar.

flor: necesito un abrazo.

teo: ven aquí.

¿qué pasó?

flor: no sé, estoy sensible.

teo: ¿por?

flor: estaba escuchando

a celeste.

teo: y si te pone así,

¿por qué la escuchas?

flor: me gusta.

hoy estaba especialmente

emotiva.

teo: me pregunto quién será

esa señora.

nadie la conoce, ¿no?

flor: ah, a mí me da igual,

me cae bien.

[ríe]

¿qué? ¿nos vamos?

teo: sí, vámonos.

oye, ¿no se te hace raro

que rosalía nos haya

invitado a cenar?

flor: pues, rosalía es rara.

pero se me hace

que quiere quedar bien.

teo: ok.

flor: vamos.

teo: vamos.

[música]

[música]

octavio: es broma, ¿verdad?

es broma.

¿cómo me sales con esto

después de que decidimos

que íbamos a salvar

nuestro matrimonio?

¿por qué?

samantha: no importa,

te doy otra copia y ya.

octavio: estás mal,

estás muy mal.

tú sabes, sabes que somos

el uno para el otro, samantha.

samantha: ay, no, no,

ni cómo ayudarte, octavio,

de verdad.

octavio: ¿por qué nos vamos

a divorciar?

no entiendo.

mira, yo--yo sé que a veces,

no sé, tenemos problemas,

que yo soy un poco neurótico,

pero me puedo controlar.

samantha: razones hay

para aventar,

pero así como que tú digas

qué bien nos llevamos

y tú y yo somos

el uno para el otro, pues no.

octavio: ¿ah, no?

¿y esto--esto que tenemos,

esto que hemos construido

juntos qué?

samantha: a ver, ridículo,

esto que hemos construido,

lo he construido yo.

aquí la estrella soy yo

y la dueña de todo esto soy yo.

así que agarra tus garras

y te me largas.

tienes un día para hacerlo.

a menos de que consigas

un muy buen abogado que cambie

lo que tú hiciste

sin consultarme.

mira, haber sabido

que todo esto era mío, mío.

octavio: ¿esto es tuyo?

¿esto es tuyo?

samantha: cálmate.

icálmate! icálmate!

octavio: ieh!

samantha: icálma--

octavio.

chile: contéstame.

margarita: "¿por qué nomás

no me quieres?"

ya.

bloqueado.

chile: ¿bloqueado?

no me hagas esto, margarita.

chale.

chale, chale, chale.

mariana: aureliano, espérame.

¿te vas a tardar mucho

en volver?

aureliano: no sé.

me habló rosalía que

quiere hablar con la familia.

te diría que vinieras,

pero bueno, como ya no--

mariana: sí, no, está bien,

no te preocupes.

no, te pregunto porque yo creo

que ya es momento

de que hablemos con la niña

y ya no debemos dejar pasar

tanto tiempo para hacerlo.

aureliano: yo no voy

a hablar con mi hija, ¿sabes?

habla tú si quieres.

mariana: ¿cómo?

o sea, este es un problema

de los dos.

¿cómo que yo hable--

aureliano: no, no,

yo no le quiero hacer daño

a mi hija, ya te lo dije.

si tú lo quieres resolver así,

tú resuélvelo,

a mí se me hace muy prematuro.

mariana: ah, ah, o sea,

a mí sí me haces el daño,

pero a la hora de enfrentar

las consecuencias,

no quieres hacer nada.

aureliano: ya decidí

que no voy a hablar de eso.

¿está bien?

si quieres, habla tú con ella,

yo no.

mariana: ¿qué te pasa,

aureliano?

este problema lo ocasionaste tú.

oye.

margarita: ¿y eso qué?

rosalía: es para nuestros

invitados.

margarita: ¿qué invitados?

rosalía: toda la familia viene.

quiero verle la cara a todos

cuando se enteren

de lo tuyo con el chile.

margarita: maría rosalía

de la concepción,

no juegues con fuego.

rosalía: pues, no me tientes,

mamita, porque tú sabes

que cuando me lo propongo,

soy de lo peor, soy audaz,

soy peligrosa, soy tremenda.

margarita: por favor,

por favor te lo suplico,

no lo hagas.

rosalía: pues tú que insistes

en ayudar a flor, ¿no?

y su relación con teo.

no sé, ¿tú crees que estaría

bien que llame a una ambulancia

desde ahorita por si las moscas?

margarita: no, tú no eres capaz

de hacerme esto.

rosalía: sí soy capaz.

ay, no sé, estaba pensando

si mejor cambio

el mantel por el verde,

por si aureliano se vomita

con la noticia.

margarita: rosalía.

ya hice todo

lo que me pediste,

ya hasta rompí con el chile.

¿por qué le voy a hacer

esas cosas a flor? ¿por qué?

rosalía: ¿por qué siempre

tienes que ayudarla a ella, eh?

además, teo está enamorado de--

[llaman a la puerta]

mariana: hola.

¿podemos platicar?

rosalía: ¿me pasas los tacos?

aureliano: ey, flor,

y cuéntanos, ¿cómo te está yendo

con la academia?

flor: bien.

un poco bajito de gente,

pero es normal, ¿no?

aureliano: claro, claro,

es poco a poco.

rosalía: voy por el guacamole,

¿eh?

flor: te acompaño.

rosalía: no, no, no,

tú quédate con mi mamá

porque creo que está

un poco pálida.

ven tú, teo.

teo: sí, espérame tantito.

¿se encuentra bien,

doña margarita?

margarita: sí.

teo: ¿sí?

margarita: bien, un poquito

deshidratada.

rosalía: yo creo que traes

una infección en la garganta,

¿eh?

por tanto chile

que has comido últimamente.

margarita: perdón.

[carraspea]

flor: mami, teo te puede

checar si--

margarita: ique estoy bien,

carama!

valentín: [ríe]

rosalía: en ese caso,

les tengo un notición.

margarita: ya no puedo más.

iya, ya, ya, ya!

ihijos, sí, hay algo

que les tengo que decir!

valentín: díganos, suegrita,

díganos.

margarita: teodoro,

ya no eres bienvenido

en esta casa.

valentín: eso.

margarita: [grita]

ese cuentito tuyo con flor

ya no puede ser.

[música]

[música]

flor: mami, lla--llamamos

una ambulancia, yo creo

que estás en shock.

el es teo, tú lo amas.

margarita: iya sé que es teo!

iya lo sé!

por eso te pido, teodoro,

de la manera más cordial,

que te largues de mi casa.

valentín: eso, como vas,

chiquito, venga, afuera.

aureliano: ¿alguien tronó

los dedos?

teo: doña margarita,

de verdad, no--no entiendo,

no alcanzo a entender

qué está pasando,

pero para mí usted

siempre fue como una segunda--

margarita: ya lo dije.

valentín: eso, ya lo dijo.

margarita: no estoy de acuerdo

con su relación.

¿en qué idioma

quieren que se los diga?

ya se me quitó el hambre, ya.

flor: mamá, mamá, a ver,

por favor, siéntate,

tranquilízate.

no te levantes en este estado.

respira, cálmate, y después

de que tiraste la bomba,

me encantaría saber

por qué ya no quieres

a teodoro.

pero tranquilita,

pero tranquila.

rosalía: no, yo estoy en shock,

eh, en shock.

teo: es que de verdad yo

no--no sé si es que hice algo

que la pudo haber ofendido

o--o que la molestó,

pero de verdad que podemos

arreglarlo.

margarita: no hay nada

que arreglar.

valentín: eso.

margarita: isolo te estoy

pidiendo que te largues

de mi casa!

valentín: afuera, teodoro.

teo: bueno, no hace falta--

flor: no, no, no, no,

teo, teo, por favor.

esta es tu casa.

aureliano: a ver, mamita,

explícanos porque no entendemos

nada.

esto parece la dimensión

desconocida.

rosalía: mamita, es teo,

es como de la familia, es amor.

yo creo que mi mamá

no se siente bien.

aureliano: mami.

flor: mami, mami,

tú a teo, a teo lo amas.

el no hizo nada.

margarita: ¿cuántas

explicaciones les tengo que dar?

ieres viuda, mami!

valentín: eso.

margarita: iguárdale respeto

a tu marido!

valentín: eso, suegra, eso.

margarita: valentín pudo

haber sido un imbécil--

valentín: ¿eh? ¿perdón?

margarita: un idiota, perdedor--

valentín: bueno, bueno, bueno.

margarita: hasta cara

de chiste tenía.

pero era tu marido.

flor: y ya está muerto.

margarita: por eso.

ia la memoria de un marido

se le debe respeto!

así como yo le guardé

respeto a tu padre.

flor: bueno, si teo se va,

yo me voy.

margarita: cierras cuando

salgas.

valentín: [ríe]

flor: vámonos.

valentín: ay, ay, ay, ay.

[aplaude]

vaya, vaya.

mariana: mi amor,

quiero decirte que

hay cosas en la vida

que son difíciles y que

ahorita que eres una niña

quizás no lo vas a entender--

xóchitl: ma.

mariana: pero cuando seas

grande--

xóchitl: ma, no soy tonta.

si es por lo de mi hermanito,

ya entendí que no se puede

en este momento,

no te preocupes.

mariana: gracias, mi amor,

eres muy linda.

pero no era eso

lo que te quería decir.

xóchitl: entonces, ¿qué?

¿es una sorpresa?

dime, ma.

mariana: sabes que a veces

uno intenta e intenta las cosas

y, por más que se esfuerza, pues

no siempre salen

como uno quiere, ¿me entiendes?

xóchitl: ¿cómo?

¿de qué hablas?

mariana: de que tu papito y yo

tomamos la decisión de--

de ya no vivir juntos más.

xóchitl: pero si ustedes

me dijeron, tú me dijiste

que íbamos a vivir juntos

siempre, que no se iban

a divorciar, tú--

mariana: ya sé--

mi amor, ya sé lo que te dije

y te pido perdón

porque te dije mentiras

porque no te quería lastimar.

y lo intenté,

te lo prometo que lo intenté,

pero no funcionó.

xóchitl: mi papá

te quiere mucho.

¿por qué se van a separar?

mariana: lo siento, mi amor.

pero ya no hay vuelta atrás.

xóchitl: todo es tu culpa.

mariana: no, no, xóchitl,

no es mi culpa,

no es culpa de nadie, mi amor.

así pasan las cosas.

xóchitl: es tu culpa.

mariana: no, mi vida, no.

xóchitl: isí, sí es tu culpa!

ivete!

mariana: escúchame--

xóchitl: idéjame en paz!

mariana: hija, por favor.

yo sé que no lo puedes entender

y que estas decisiones duelen,

pero créeme, es lo mejor.

xóchitl: lo mejor es

vivir juntos, eso es lo mejor.

samantha: ay.

déjame--

idéjame salir!

octavio: ino!

hasta que dejes de fregar

con eso del divorcio.

samantha: abreme la puerta.

octavio: no te voy a abrir nada.

no--

ya, por dios.

samantha, por tu madre, por--

ya debe estar cansada

rezando en la iglesia por ti.

samantha: ino metas

a mi santa madre en esto!

octavio: iya deja de estar

pensando en cosas malas!

piensa en las cosas buenas,

mi amor.

piensa en--en el viaje

a acapulco, en--en cuando

te regalé el carro

que te encantó,

en--en los besos

que te doy en la oreja,

que te encantan los besos--

samantha: no me gustan,

no me gustan,

te dije que sí por mensa.

abreme.

abreme la puerta.

abreme la puerta.

octavio: que no te voy a abrir.

samantha: ¿quieres que grite?

iauxilio!

ime están matando!

>> señora.

señora.

flor: yo no puedo asimilar

lo que pasó, sigo en shock.

teo: sí.

flor: fue como una crisis

nerviosa o un ataque de pánico

o--

en la vida la había visto así,

teo.

estoy muy desconcertada.

teo: no, la verdad

que fue bastante fuerte,

yo también me he quedado

un poco en shock

por--por cómo me echó

de la casa.

o sea, tampoco entiendo

muy bien qué hice.

flor: es que no, no, no,

a ver, tú no has hecho nada.

en realidad el problema

lo tiene conmigo.

no entiendo por qué ahora

lo está pagando contigo

porque hasta cuando

estábamos chiquitos,

el sueño de ella era

que tú y yo nos casáramos.

no entiendo.

teo: por eso precisamente, pero,

la verdad, lo único

que me importa

es lo que tú y yo sintamos.

nada más.

y a pesar de cómo me echó

de su casa y--y todo,

voy a intentar ganármela.

valentín: [ríe]

eso no va a pasar en tu vida,

langosta con patas.

>> [llama a la puerta]

¿está bien?

voy a abrir la puerta,

voy a entrar, señora.

octavio: idile!

idile que no te estoy golpeando!

idíselo!

samantha: que no me ibas

a pegar, que me ibas a matar.

octavio: tú, tú eres

la que me está matando

con esto del divorcio.

samantha, por favor, por favor,

ya.

vamos a vender el casino,

nos vamos a italia,

rehacemos nuestra vida,

por favor.

>> señora.

¿está bien, señora?

octavio: ¿qué se le perdió?

largo, váyanse de aquí.

¿qué--qué están viendo?

samantha: a ver, octavio,

puedes gritar todo

lo que tú quieras,

pero mi decisión

ya está tomada.

y que todos se vayan enterando

que las cosas en este casino

van a cambiar,

porque la única dueña soy yo.

[música]

[música]

[llaman a la puerta]

flor: ay, mariana,

¿por qué no fuiste a la cena?

te perdiste el evento

más raro del siglo.

no sabes, mi mamá enloqueció,

ahora resuelta

que no le gusta teo--

¿qué tienes?

¿pasó algo?

mariana: le dije a xóchitl

que su papá y yo

nos vamos a separar.

flor: ay, mariana,

lo siento mucho.

¿quieres hablar?

ven.

aureliano: mamita, es que

de verdad, yo no entiendo.

¿por qué de repente

estás en contra de la relación

de flor y teodoro?

margarita: pues, porque sí

y ya.

y ya no me pregunten,

porque a una madre

no se le cuestiona.

rosalía: no, mamita,

a una mamá no se le cuestiona,

pero si necesitas algo,

no sé, un poco de aire,

ver una película

o hasta ir al psiquiatra,

nos dices, ¿eh?

margarita: con permiso.

aureliano: ay, hermanita,

ya ni la friegas.

¿qué tal si mamá

sí trae algo grave?

rosalía: sabe.

aureliano: toma esto,

voy a hablar con ella.

rosalía: vamos.

aureliano: no, no, no, no,

tú espérate aquí.

yo voy, que tú la estresas.

ahí espérame.

[llama a la puerta]

mamita, ¿puedo pasar?

[llama a la puerta]

mamita, déjame pasar

a hablar contigo, ¿sí?

margarita: pásale, hijo.

¿qué quieres?

ya dije todo lo que tenía

que decir, ya no voy a discutir.

aureliano: no, sí, sí,

yo no vengo a discutir, ma.

lo que pasa es que tu actitud

se nos hace un poco rara.

margarita: ¿y qué?

la gente tiene derecho

a cambiar de opinión, ¿o no?

aureliano: no, sí, pero a ver,

¿cómo te explico, ma?

es como los equipos de fútbol.

tú no puedes decirle

a un equipo y luego

cambiar de equipo y luego--

margarita: a ver, no te entiendo

mi hijito, explícate

porque no te entiendo.

aureliano: pues que, mamita,

todo esto puede traer

más problemas para la familia.

margarita: ¿cómo que más

problemas? ¿por qué más

problemas?

aureliano: ma, ¿crees que pueda

regresar a vivir aquí contigo?

margarita: mariana.

aureliano: pues, sí, ma,

me pidió el divorcio y--

y esta vez sí va en serio.

margarita: ay, mi hijo.

pues si tú sabes

que aquí siempre

vas a tener tu casa,

faltaba más.

era cuestión de tiempo

para que esa mujer

te dejara tirado.

aureliano: ay, mamá.

margarita: es que es la verdad

y tú lo sabes, mi amor.

esa mujer nunca fue buena

para ti.

¿cuántas veces te lo dije?

si hubiera estado en contra,

como lo estoy haciendo

ahora con teodoro,

como debí haberlo hecho

con valentín,

si me hubieran dado oportunidad,

tú no estarías así como estás,

mírate.

aureliano: ya sé, ma.

a mí ahorita lo único

que me importa es mi hija.

margarita: no te preocupes,

mi amor.

xóchitl se tiene que quedar

aquí contigo, con nosotros.

páris: mira nada más.

quién iba a decir

que el show de esta noche

ibas a ser tú.

octavio: mira, no estoy

para juegos, ¿eh?

páris: pues deberías

porque esto es muy chistoso.

pasar del mero mero

al mero don nadie.

ay, bien sobra decirlo,

pero olvídate de mí.

salud.

samantha: quiero que cambien

todo el espejo y además necesito

una silla muy especial.

tiene que ser una silla

como para una reina.

>> para una reina.

samantha: [afirma]

muy especial.

¿sí?

muy bien.

páris: ¿recuperando el control?

samantha: ¿acaso lo perdí?

páris: no me va a creer, señora,

pero de verdad me da gusto

que esté de vuelta.

samantha: ay, no seas hipócrita,

páris.

si tú sigues aquí trabajando

es porque eres

muy buena bailarina,

no por otra cosa.

páris: gracias.

samantha: ¿gracias?

no, perdón.

pídeme perdón.

¿quieres seguir trabajando aquí?

pues tienes que empezar de cero.

pídeme perdón.

páris: perdón.

samantha: mucho mejor.

páris: no digas nada.

tere: ay, dios mío.

néstor: tere.

tere, te estoy hablando.

tere: ay, ¿qué quieres, néstor?

dime rápido que me están

esperando.

néstor: sigues con eso.

tere: sí, sigo con esto.

de hecho, te aviso que ya tengo

mis primeras clientas.

néstor: pues, ¿qué el puesto

de figuritas ya te quedó chico

o qué?

¿qué parte no entiendes?

tú no necesitas trabajar.

¿sabes quién eres? ¿eh?

eres la esposa de todo esto,

el comandante néstor gómez díaz,

entiéndelo.

tere: y yo también tengo

mi propio nombre

y mi propio negocio.

¿cómo ves?

néstor: pues, ¿qué crees?

en este momento, teresa,

se acaban todos

tus emprendimientos

y tus locuras y ya.

tere: ¿y no te importa

que yo sea feliz?

néstor: ahora resulta.

pues, ¿qué no eres feliz

conmigo?

tere: ¿y mis sueños?

yo quiero crecer, triunfar

y por fin se me dio

esta oportunidad.

¿y sabes qué?

no la voy a perder.

néstor: teresa, ¿adónde crees

que vas?

tere: a la iglesia, al ayuno.

y te digo desde ahorita,

esta noche no duermes en mi cama

porque no pienso seguir

durmiendo con un orangután

como tú.

[risas]

néstor: [burla]

sí, es mi vieja,

me puede decir lo que quiera.

¿cómo ven?

sí, orangután.

[imita orangután]

[risas]

aureliano: ¿pudiste hablar

con la niña?

mariana: sí.

solo espero que algún día

entienda.

aureliano: si ni yo entiendo,

no veo cómo ella

pueda entender.

mariana: aureliano, por favor.

me siento muy sola

en esta situación, colabora.

aureliano: sabes que

te apoyo en todo,

pero en esto no.

mariana: pues todo esto

es tu culpa.

y yo entiendo en qué momento

me convertí yo

en la mala del cuento.

¿por qué?

es injusto.

aureliano: no te preocupes,

ya no vas a sufrir.

me voy de la casa.

me voy a vivir con mi mamá.

[música]

[música]

rosalía: cállate ya.

¿qué te pasa, peladito?

le voy a hablar a la policía.

chile: andale, llámale

a la policía,

llámale a todo el pueblo,

que se entere de mi amor

y de mi dolor.

imargarita, te voy a sacar

de esta prisión!

rosalía: oye, ya, es en serio.

le hablo a la policía.

no quiero verte merodeando

esta casa decente, ¿sí?

chile: rosario, espérate.

rosalía: ay, me llamo rosalía.

chile: dije rosario exactamente.

rosalía: cállate.

[jadea]

margarita: ay, mi chilito.

ay.

rosalía: qué ridiculez--

margarita: no era necesario

que lo trataras así.

el chile no tiene

la culpa de nada.

rosalía: no, encima

lo defiendes, mamá.

no, bueno, no tienes

verguenza, márgara.

podría ser tu nieto.

margarita: mi--mi hijo.

podría ser mi hijo.

rosalía: ah, no, bueno, perdón,

tu hijo.

en serio, qué triste

caer tan bajo

y dejarte querer

por un tipejo como ese.

perdón, mamá, yo sé que duele,

pero pues es la verdad, ¿eh?

margarita: la verdad

es que flor y teodoro

sí deberían casarse

como dios manda, fíjate.

rosalía: fíjate que no, mamá.

dios manda que me quiera

a mí teodoro,

no que se case con mi hermana.

margarita: ah.

¿en qué planeta vives, rosalía?

sí hemos platicado de eso,

mi hijita.

además fíjate que

cuando fui al consultorio

de teodoro,

él estaba ansioso

por casarse con tu hermana,

no contigo, con tu hermana.

moría por unir su vida entera

con tu hermana, no contigo,

con tu hermana, ¿eh?

y por más mentiras que digas,

eso no va a cambiar, mi hijita.

¿qué hubo?

rosalía: mira, mamita,

yo solamente te voy a decir

una cosa.

hay de ti si te arrepientes

de lo que me prometiste,

si no hasta el padre elpidio

se va a enterar

de lo tuyo con el chile.

¿qué hubo?

aureliano: bueno,

pues me voy.

mariana,

esto no tiene por qué

acabar así.

podemos encontrar una solución,

buscar otras opciones.

mariana: ya mejor vete.

no hagas esto más difícil

para nosotros y para la niña.

aureliano: está bien.

xóchitl: papá, espera.

me voy a vivir contigo.

mariana: xóchitl.

vete a tu cuarto, hija,

por favor.

xóchitl: no, no quiero.

yo me quiero ir con mi papá.

mariana: a ver, niña,

tú no te mandas sola,

vete a tu cuarto, por favor.

xóchitl: no, no quiero,

yo quiero vivir con mi papá.

aureliano: mi amor, mi amor,

hazle caso a tu mamá.

quédate, muñequita.

xóchitl: no, ella tiene

la culpa de que tú te vayas,

yo no quiero vivir con ella,

no quiero, no quiero.

mariana: mi amor, por favor,

entiende.

xóchitl: no, no quiero

entender nada.

yo quiero vivir con mi papá

y no voy a dejar

que me obliguen a vivir aquí.

si no me voy a ir

cuando tú estés distarída.

aureliano: está bien, mi amor,

vamos.

mariana: ¿cómo que está bien?

ella no se manda sola,

es una niña.

aureliano: ¿qué vas a hacer?

¿la vas a obligar?

déjala.

mañana hablamos tú y yo,

luego lo solucionamos.

mariana: aureliano, por favor.

aureliano: ¿qué, mariana?

ella tiene derecho

a estar con su papá, ¿sí?

yo soy su papá, la voy

a cuidar, no te preocupes,

va a estar bien.

tranquila, mi amor.

luego hablamos.

mariana: no te la puedes

llevar así.

aureliano.

Cargando Playlist...