publicidad

Shows

Lunes a Viernes - 7AM / 6C

Siete pecados capitales a la hora de ir al gimnasio

Siete pecados capitales a la hora de ir al gimnasio

Te decimos los errores que no puedes cometer a la hora de ejercitar tu bello cuepo. Es momento de tomar nota.

Ir al gimnasio no sólo implica enfundarse en ropa deportiva, sino en seguir ciertas reglas de etiqueta. Te enlistamos los siete pecados capitales que muchos de ustedes o conocidos suelen hacer con mucha frecuencia.

Malos olores. Aquí no sólo pecan las personas que llegan al gimnasio sin aplicarse desodorante, que por consecuencia ayudan a que el lugar huela mal, sino los (a) que suelen aplicarse perfume al máximo.

Ruiditos desagradables. Evita a toda costa gritar como gorila mientras realizas un ejercicio muy pesado, pues no sólo desconcentras a quien está a tu lado, sino que puedes provocar un susto.

Los aparatos son comunitarios. No creas que por llegar temprano al gimnasio tienes derecho a usar un aparato por más de 30 minutos, recuerda que todo lo que está en el lugar es de todos.

No dejes los aparatos sudados. Una verdadera falta de consideración e higiene es abandonar los aparatos sin limpiarlos, ¡a nadie le gusta usar aparatos sudados!

Prohibido cantar a todo pulmón. Si te gusta escuchar música mientras te ejercitas, ¡un 10 por ti!, pero cantar a todo pulmón te hace merecedor de un cero.

Olvídate del celular. Si no puedes vivir sin tu aparatito, te recomendamos que no lo utilices mientras te ejercitas, porque los ruiditos no sólo te impiden hacer bien los ejercicios, sino que distrae a los demás.

Ropa deportiva adecuada. El gimnasio no es una pasarela, recuerda ir con ropa adecuada.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad