null: nullpx

Trucos para tener uñas fuertes, sanas y bonitas

Las uñas son un detalle del arreglo personal que nunca pasa desapercibido. Sigue leyendo y checas estos consejos para lucir unas uñas atractivas y envidiables.
1 May 2019 – 11:25 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/12
Comparte
¿Quién no quiere tener manos hermosas, pero sobre todo unas uñas para presumir y lucir con orgullo? Más allá de la cuestión estética, el cuidado de las uñas es una parte muy importante de la higiene personal. Descubre cómo conseguir uñas fuertes, sanas y bonitas sin gastar mucho dinero. Crédito: Shutterstock
2/12
Comparte
Las uñas están compuestas de una proteína llamada queratina, que es lo que les da la estructura y dureza. Crecen de 0.1 a 0.3 mm cada día y tardan en renovarse por completo entre 3 y 6 meses. Crédito: Shutterstock
3/12
Comparte
La dieta es clave para lograr unas uñas fuertes, sanas y bonitas, por ello, debes prestar atención a tu alimentación y asegurarte de incluir muchos alimentos ricos en calcio y biotina; así como frutas y verduras que te aporten las vitaminas B y C, nutrientes esenciales para su crecimiento. Crédito: Shutterstock
4/12
Comparte
La humectación es otra pieza clave en el cuidado de las uñas. El uso de una crema, loción o aceite nutritivo, es la forma más fácil de favorecer su crecimiento, evitar que se sequen y se vuelvan quebradizas. Luego de lavarte las manos debes aplicarte crema para humectar la zona de las uñas. Crédito: Shutterstock
5/12
Comparte
La hidratación y humectación también te ayudarán a evitar los llamados padrastros y los pellejitos. Por eso, cuando te apliques crema en las manos, tomate un par de minutos para consentir las yemas de los dedos hasta que el producto penetre en las cutículas y toda la zona de las uñas. Crédito: Shutterstock
6/12
Comparte
Si quieres que tus uñas crezcan fuertes, es muy importante que evites el uso de tijeras, alicates o el corta uñas que hacen que se vuelvan quebradizas, se rompan o se descamen. Es mucho más recomendable limarlas poco a poco para hacerles menos daño y también darles mejor forma. Crédito: Shutterstock
7/12
Comparte
No te muerdas las uñas. A veces cuando tenemos algo de estrés o ansiedad, podemos morderlas y con ello, generar micro roturas que las harán crecer de forma desigual y debilitada. Además, las uñas se vuelven más sensibles a contraer infecciones y enfermedades. Crédito: Shutterstock
8/12
Comparte
Las cutículas nos sirven para cuidar a nuestra uña y la piel de las infecciones, pero no debes cortarlas, simplemente hay que empujarlas hasta la base de la uña. Es muy importante hidratarlas y usar herramientas específicas para dicha tarea (alicates para cutículas o un palito de naranjo). Crédito: Shutterstock
9/12
Comparte
Recuerda que tus uñas no son herramientas, así que evita usarlas para despegar cosas, abrir latas o como desarmadores, así sólo lograrás debilitarlas y que se tornen quebradizas. Los guantes también son básicos en su cuidado, así que siempre que realices tareas domésticas utiliza un buen par para protegerlas. Crédito: Shutterstock
10/12
Comparte
Aunque te encante ver tus uñas pintadas y decoradas, de vez en cuando es conviene dejarlas respirar y traerlas al natural, sin ningún tipo de esmalte. Es recomendable invertir en quitaesmaltes de buena calidad y que incluyan algún tratamiento fortalecedor. Crédito: Shutterstock
11/12
Comparte
Recuerda que las uñas son porosas y podrían absorber el color del esmalte, por eso es aconsejable que apliques antes una capa de base. Luego de que las hayas pintado, aplica una capa de protector transparente para que duren más tiempo pintadas. Crédito: Shutterstock
12/12
Comparte
Si bien, cuando las uñas no crecen como quisiéramos, la solución más sencilla es colocarnos postizas, no está de más tomar sus precauciones. La salud de las uñas naturales puede verse afectadas debido al uso de los pegamentos y otros químicos que se usan para su colocación. Crédito: Getty Images
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés