null: nullpx
Cargando Video...

Crónicas - Sin límites

Univision13 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

[sirena]

doctor: si los pulmones de

aldo

no responden al tratamiento

que acabamos de practicar

locutor: un accidente cambió

su vida.

doctor: aldo podría perder

la vida.

locutor: la familia quedó

destrozada.

coach: ¡vamos, vamos!

locutor: un joven decidido

a retomar su vida

y lograr sus sueños.

[aplausos]

locutor: su tragedia

lo convertiría en fuente

de inspiración.

noticias univisión presenta:

crónicas".

esta noche: sin límites.

félix: muy buenas noches.

gracias por estar con nosotros

para una nueva edición

de crónicas, historias

que hacen historia.

les saluda félix de bedout.

maría: buenas noches, félix.

y maría antonieta collins.

gracias por estar con

nosotros.

como todos sabemos,

los jóvenes muchas veces

se exponen a situaciones

peligrosas y cometen errores

que pueden terminar

costándoles muy, pero muy

caro.

félix: y eso le sucedió a un

joven

venezolano aficionado

al motocross y otros deportes

extremos que,

sin medir las consecuencias,

en un momento de diversión

hizo algo que cambiaría

por completo su futuro.

maría: el siete de noviembre

de 2015 era un día

como cualquier otro

para aldo amenta, un

estudiante

de ingeniería eléctrica que

recién

llegaba al estado de la

florida.

>> vamos a lanzarnos

a la piscina.

roberto a.: no, pana,

ya está muy tarde.

además, tampoco trajimos traje

de baño.

>> eso no es un problema,

yo tengo de más. incluso tengo

uno para ti, de mi hermana,

por si quieres. no sean

aburridos.

aldo: está bien. ¿vamos,

baby?

>> no, dale tú.

yo no tengo ganas.

aldo: ok, baby.

entro a la casa, me cambio

y cuando estoy saliendo al

área

de la piscina, simplemente

me lanzo a la piscina.

no me doy cuenta

dónde me estaba lanzando,

me lancé por la parte

poco profunda de la piscina.

pegué el mentón al piso

y el cuerpo me pasó por

arriba.

y bueno, digamos que quedé

instantáneamente paralizado

debajo del agua.

>> ¿y aldo?

>> se les adelantó.

>> no se mueve,

¿está bromeando?

>> a él le gusta bromear,

pero ya lleva mucho tiempo.

roberto a.: ¡aquaman!"

¡aquaman, sal del agua!

maría: al presentir que algo

andaba mal, roberto, el

hermano

de aldo, reaccionó

rápidamente.

roberto a.: y bajo del agua

como que lo toco.

y en ese momento me doy

cuenta que no está-

se desmayó o algo así.

¡ayuda! ¡se está ahogando!

>> ¡llama al 911!

operador: 911,

¿cuál es su emergencia?

>> ¡ayúdeme, mi novio se está

ahogando!

roberto a.: ¡aldo! ¡aldo!

¡aldo!

>> mira, es el 911.

operador: ¿usted sabe hacer

rcp?

roberto a.: sí bueno,

tengo idea de algo.

operador: primero, ábrale

la boca y verifique que

respira.

roberto a.: ¡no! ¡no, no

respira!

¡no respira!

operador: ok.

vamos a comenzar el masaje

cardiopulmonar.

maría: salvar a su hermano

mayor era lo único

que importaba.

roberto a.: en realidad,

no pasaron mientras hago

todo

eso y hablo con el señor del

911,

no pasaron como dos minutos y

ya llegó el rescue party.

mujer: uno, dos, tres.

>> ¿para dónde se lo llevan?

mujer: al hospital baptist.

[teléfono]

maría: poco después, los

padres

de aldo recibieron una llamada

inesperada.

ángeles: aló.

roberto a.: aló, mamá.

ángeles: ¿qué pasó, roberto?

roberto a.: no te asustes,

pero aldo sufrió un accidente.

ángeles: ¿un accidente?

¿de qué? ¿está bien?

roberto a.: sí, el 911 ya

lo atendió, no te preocupes.

se lo están llevando al

baptist.

ángeles: ¿al hospital? pero

¿está grave?

roberto a.: no, no. cálmate,

por favor. aldo está bien.

ve con papá urgente,

nos vemos allá.

ángeles: sí, ya organizamos

todo

y vamos para allá.

roberto: es grave, ¿verdad?

ángeles: sí.

roberto: [susurra]

padre santo. diosito, por

favor,

protege a mi muchacho.

doctor josé gregorio

hernández,

acompáñalo en todo momento.

maría: roberto y maría

de los ángeles no podían

soportar aquella angustia.

roberto: al inicio tú no

sientes

hasta que no ves qué es lo que

realmente está pasando,

no sientes nada. o sea,

estás también aturdido

con tantas cosas,

tanta información que te está

llegando de momento.

maría: incertidumbre

y confusión inundaban

aquella sala de espera.

roberto: doctor, nosotros

somos

los papás de aldo amenta.

¿cómo está él?

doctor: señor, su hijo pudo

haber

muerto de no haber sido

por las maniobras

de reanimación que le hicieron

oportunamente.

tú deber ser el hermano de

aldo.

roberto a.: sí, doctor,

yo soy el hermano.

doctor: sé que fuiste tú quien

le dio los primeros auxilios.

gracias a ti tu hermano

continúa

con vida.

sin embargo, no voy a

mentirles.

aldo, en este momento,

se encuentra estable,

pero sufrió una lesión

medular espinal muy grave.

roberto: por favor, doctor,

sea más claro.

doctor: se los explicaré de

otra

manera.

aldo tiene una lesión

en la columna vertebral.

estas son las vértebras c4 y

c6.

entre ellas debería estar la

vértebra c5. en el caso de

aldo,

los exámenes muestran que esta

vértebra no está, y no está

porque el accidente la

pulverizó.

roberto a.: doctor,

¿eso es grave?

¿mi hermano se va recuperar?

doctor: debemos realizar otros

estudios, pero creemos

que una lesión como esta tiene

consecuencias irreversibles.

maría: a partir de ese

momento,

la devastadora noticia

sacudiría

sus vidas.

roberto: cuando lo atienden

a él, nos da un cuadro

clínico,

me dice: mire, él está

entrando

por lo menos, más o menos,

ni siquiera un 30 % de

movilidad.

vamos a tratar de ver

qué es lo que podemos

hacer por él.

ángeles: [solloza]

roberto: mi amor, mi amor.

vamos a poner todo en manos

de dios, ¿sí? dios es el único

que le puede dar la fortaleza

a aldo para recuperarse.

roberto a.: enfermera,

¿es necesario que le pongan

ese

tubo en la boca? mire, parece

que con eso no puede respirar.

enfermera: no, señor,

todo lo contrario. sin el

aparato

él no podría respirar.

[pitidos]

ángeles: ¿qué pasa?

¿qué pasa?

roberto: el tema inicial

no era que aldo no camina.

el tema inicial era que aldo

no respira bien.

[pitidos]

ángeles: ¿qué pasa?

por favor, dígame.

enfermera: ¡atención!

¡código azul! ¡solicito apoyo

en la habitación de aldo

amenta!

ángeles: pero ¿qué está

pasando

con mi hijo? por favor,

dígame,

se lo suplico.

roberto a.: enfermera,

¿qué es lo que está pasando?

doctor: no puede estar acá.

por favor, retírese, señora.

necesitamos reanimar

al paciente.

inyecte un gramo de

adrenalina.

aldo: el corazón se me paró

dos veces. me tuvieron

que resucitar dos veces.

roberto a.: doctor, doctor.

¿cómo sigue mi hermano?

doctor: aldo sufrió un paro

cardiorrespiratorio.

logramos estabilizarlo,

pero su situación es crítica.

roberto: ¿eso qué quiere

decir,

doctor?

doctor: aldo tragó mucha agua,

y le llegó hasta los pulmones.

en este momento,

aldo presenta una infección

en el pulmón derecho.

roberto a.: esto es mi culpa.

esto es mi culpa, yo tendría

que haberlo sacado antes.

doctor: bueno, no te culpes.

hiciste lo que debías.

desafortunadamente

el agua estaba contaminada,

y esto le causó la infección.

quiero ser muy claro

las siguientes horas

son decisivas.

si los pulmones de aldo

no responden al tratamiento

que acabamos de practicarle,

aldo podría perder la vida.

roberto a.: ¿cómo?

roberto: sus pulmones estaban

blancos de la infección que

tenía

tan fuerte.

ángeles: [solloza]

maría: pensar siquiera

en la posibilidad de perder a

aldo

los paralizó. tendrían que

buscar

fuerzas en su fe y preparase

para lo peor.

félix: además de la severa

infección, aldo sufría un paro

cardiopulmonar.

su vida pendía de un hilo.

maría: así es, félix,

y como vamos a ver al

regresar,

nadie garantizaba que pudiera

salvarse.

[música]

[música]

félix: desde el momento

en que aldo entró en el

hospital,

los doctores sabían

que enfrentaban un caso

difícil,

pero tenía a su favor juventud

y un buen estado de salud.

maría: que eso ayudaba.

sin embargo, félix, lo que

tenía

en contra era mucho.

estos factores amenazaban

de muerte al muchacho.

nadie sabía si lograría

superar

la infección ni lo que le

esperaba

al despertar.

félix: aunque los diagnósticos

médicos eran desalentadores,

la familia amenta se refugiaba

en la esperanza de un milagro.

ángeles: señor dios,

padre todopoderoso.

roberto: esa misma noche,

mi esposa

[resopla]

convoca a una oración.

ángeles: amén.

roberto: entonces, bueno,

todos los tipos decían: yo te

veo

más apegado a todos los santos

que a los médicos, y le digo:

sí, doctor, yo creo

ciegamente

en dios, en la virgen maría,

en todo.

doctor: buenos días.

roberto: buenos días.

ángeles: buenos días.

doctor: bueno, les cuento,

los pulmones de aldo están

respondiendo perfectamente

al tratamiento.

el pulmón izquierdo está

como nuevo, y el pulmón

derecho no tiene rastros

de la infección.

ángeles: eso quiere decir

que mi hijo se salvó, doctor.

doctor: aún tenemos que lograr

que el pulmón derecho funcione

al 100 %, pero sí, está bien,

es alto.

ángeles: gracias a dios.

félix: lo que para los

especialistas representaba

una inexplicable mejoría,

para ellos era simplemente

la respuesta a sus plegarias.

roberto: por eso te digo que

[solloza]

el poder de la palabra existe.

ahí lo comprobé.

doctor: aún tenemos que hablar

algo muy importante y

delicado.

como les dije antes,

la lesión que sufrió aldo

en la columna es muy grave.

les explico, la médula espinal

es como una rosa, una vez que

se

seca, los pétalos empiezan a

caer,

y estos no vuelven a crecer

jamás. el golpe que sufrió

aldo

en la columna hizo

que la vértebra c5

desapareciera.

es decir que este pétalo

no volverá a recuperarse.

y sin esta vértebra se pierde

totalmente la movilidad

en las extremidades

inferiores.

ángeles: ¿qué quiere decir,

doctor?

doctor: quiere decir, señora,

que aldo no va a volver

a caminar.

félix: las pruebas y

obstáculos

no llegarían a su fin, y

aceptar

cada nuevo reto no sería

fácil.

ángeles: mucha confusión,

mucha negación. y bueno,

aunque uno no quiere aceptar

las malas noticias,

nos tocó y la asimilamos

de la mejor manera.

félix: aldo por fin había

despertado y ahora tendría

que enfrentar su realidad.

aldo: mamá

qué bueno que estás aquí.

¿qué pasa? ¿por qué no puedo

moverme?

ángeles: hijo, hijo

todo va a estar bien.

el doctor, tu papá

y yo estábamos esperando

que despertaras porque tenemos

algo importante que decirte.

doctor: después del accidente,

tuvimos que reconstruirte

una de tus vértebras.

hicimos una fusión.

debido a eso, no tienes

movilidad

en tus extremidades

inferiores.

aldo: mi cuerpo lo sentía

como si estuviese aplastado,

como si tuviese sacos

de cemento encima, que no-

no lo podía mover

y yo no entendía pues.

doctor: y es por eso tan

importante que debes iniciar,

cuanto antes, el proceso

de rehabilitación

y tomar todos los medicamentos

como te lo indiquemos.

félix: ya de vuelta en casa,

empezaría una etapa

de adaptación para todos.

algunas relaciones no

resistirían

la dura prueba.

aldo: hi, baby.

¿por qué no habías venido?

me tenías un poco abandonado.

>> no pienses eso. es que

he estado estudiando mucho.

aldo: pero ¿no tienes un

minuto

para contestar mis mensajes?

hace casi una semana te

escribí

un mensaje, y nada.

te dejé un mensaje de voz.

félix: su novia le daba

la espalda cuando él se sentía

más vulnerable.

aldo: ¿qué pasa?

¿qué pasa, baby?

>> estoy muy confundida.

llevo varios días pensando

y pensando y

por eso no he querido hablar

contigo. aldo, por favor,

no lo vayas a tomar a mal,

¿sí?

pero es que yo no puedo

con todo esto. tu accidente,

tus terapias, tu recuperación,

mis estudios. en fin, yo

aldo, yo estoy cansada.

aldo: realmente fue duro pasar

por esta situación,

y más aún después terminar

una relación prácticamente

ahí mismo. para mí fue un

golpe,

¡guau! duro.

si viniste a terminar conmigo,

dímelo y ya.

>> aldo, por favor.

aldo: dímelo y vete.

ahí dije: guau, estoy en una

silla

de ruedas, acabo de terminar

con mi novia, mas nunca voy

a poder conseguir a nadie.

y llegué al punto de pensar

en-

de no querer seguir aquí vivo.

o sea, llegué hasta ese punto

tan

bajo.

roberto: mi hijo ¿estás bien?

aldo: sí, papá, estoy bien.

félix: darse por vencido

no era una opción para aldo,

y sus padres lo apoyarían

incondicionalmente en su

lucha.

aldo: [llora]

roberto: [tose]

aldo: ya no puedo más, papá.

¿para qué seguir con la

terapia?

¿para qué seguir tomando

los medicamentos,

si yo no voy a volver a

caminar?

no quiero vivir así

fingiendo que soy una persona

normal.

roberto: mi hijo tú no eres

normal. tú eres un campeón.

y eso lo demuestras

con la fortaleza con que estás

enfrentando la vida

desde el accidente.

aldo:

¿y a mí de qué me sirve

la fortaleza, si sigo amarrado

a esta silla de ruedas?

roberto: entonces,

¿te vas a dejar morir?

aldo: eso es lo que quiero.

roberto: no, señor. no, señor.

quiero que me repitas

que te quieres morir aquí,

delante de dios y del doctor

josé gregorio hernández.

nosotros somos devotos

de josé gregorio hernández.

sé que es un santo que ha

hecho

muchos milagros en venezuela,

que la gente es muy devota de

él.

aldo: ¿por qué me pasa esto

a mí, papá?

roberto: ¿quieres volver

a caminar?

aldo: sí, pero-

roberto: pero nada.

yo estoy seguro que vas a

volver

a caminar, pero para eso

necesitamos de tu

perseverancia,

de tu disciplina y de tu fe.

ya deja de pensar

por qué te pasó esto.

empieza a pensar para qué

estás

viviendo lo que estás

viviendo.

y empieza a pensar en cómo vas

a hacer para caminar de nuevo.

aldo: ahí fue cuando mi parte

espiritual, digamos, salió.

me di cuenta que al final del

día

lo que importa eres tú.

y si tú quieres, tú puedes.

félix: aldo no permitiría

que el pesimismo lo

derrumbara.

tenía lo necesario para salir

adelante y nada ni nadie

lo iba a detener.

[música]

[música]

maría: después de su

accidente,

la vida de aldo amenta

dio un giro de 180 grados.

pasó de ser un joven fuerte,

activo, lleno de vida,

a tener que aprender lo

básico,

félix, como si fuera un niño

dando los primeros pasos.

félix: pero él se negaba a

sentirse

como una víctima

de la circunstancias y con

mucha

determinación se enfocó

en la tarea más importante:

recuperarse y encontrar la

forma

de no ser una carga para

nadie.

maría: con una mejor actitud,

aldo inició una intensa rutina

de terapias físicas.

coach: ¡vamos, vamos, vamos!

¡30! ¡bien! ¡bien, aldo!

estás progresando mucho

y cada vez más rápido.

aldo: gracias a ti y a todos

los ejercicios que no me dejan

descansar.

coach: tomémonos un descanso

de 15 minutos.

vamos, que tú puedes. ¡eso!

bien, bien, bien.

descansa, descansa.

vamos.

aldo: te veo un poco triste

hoy.

ángeles: ay, hijo

tenemos un problema.

aldo: ¿qué pasa?

ángeles: tú sabes

que para que puedas vivir

legalmente en estados unidos

tienes que tener la visa

de estudiante.

y para mantener esa visa,

tienes

que regresar a la universidad.

aldo: sí, mamá, yo sé.

ángeles: [suspira]

lo que pasa es que tu papá

y yo gastamos todos nuestros

ahorros.

aldo: yo había estado con mi

visa

de estudiante.

no había podido recibir,

digamos,

beneficios que les dan

del estado, cosas así que a

las

personas con discapacidad

que son residentes

o ciudadanos americanos,

pues inmediatamente reciben

apoyo y ayuda del gobierno.

maría: la situación económica

se complicaba cada mes.

mantenerse a flote parecía

algo

imposible.

roberto: ¿y ustedes

por qué tienen esas caras

tristes?

ángeles: aldo sabe que falta

dinero.

roberto: ay, mi amor

¿por qué le contaste?

aldo: papá, por favor,

esta es una batalla de todos,

y yo tengo derecho a saber

esas cosas.

roberto: hijo, te prometo que

bueno, tu mamá y yo

te prometemos que vamos

a hacer hasta lo imposible

para salir de esta situación.

o sea, los carros se los llevó

el banco porque no los pude

pagar. estuvimos como un año

y pico sin producir dinero.

maría: sabían que, para

superar

las dificultades, tendrían

que estar unidos y buscar

soluciones de inmediato.

coach: bueno,

se acabó el descanso.

tenemos que trabajar.

roberto: vamos, hijo, vamos.

con toda, campeón.

ángeles: vamos, campeón.

[teléfono]

roberto: aló.

sí, aquí está. ya se lo paso.

[susurra]

de la universidad.

aldo: aló. soy aldo amenta.

¿quién habla?

decano: hola, aldo,

soy el decano. te llamo

para darte una gran noticia.

la universidad internacional

de la florida te ofrece una

beca

para que termines tus

estudios,

y puedas graduarte de

ingeniero.

maría: afortunadamente

la suerte estuvo de su lado.

esa beca representaba

la oportunidad que tanto

necesitaban.

aldo: la universidad me acaba

de dar una beca para terminar

mis estudios.

roberto: ¡felicitaciones,

campeón! ¡bien!

ángeles: gracias, dios mío.

aldo: y bueno, fue gracias a

la

universidad, a la fiu.

coach: aldo, el éxito

de tu recuperación depende

muchísimo de la fortaleza

mental. casi que es un 20 %

físico

y un 80 % mental.

yo quiero que tú enfrentes tus

miedos para que te recuperes.

maría: aunque habían pasado

varios meses desde su

accidente,

al verse tan cerca del agua

aldo sintió un terrible miedo

al revivir aquel trágico

momento.

aldo: pues le agarré un poco

de respeto y de miedo.

coach: vas a mirar a tu

hermano,

y quiero que te concentres

en su voz.

roberto a.: yo también tengo

miedo de regresar a una

piscina,

pero los dos estamos en esto,

¡juntos estamos en esto!

tú no tienes límites.

¡aldo, tú no tienes límites!

aldo: sin límites. ¡sin

límites!

me encantaba la piscina, el

mar,

el agua y ahorita cuando voy

a la piscina para mí es una

alegría

poder estar ahí y flotar.

y cada vez he ido

como aprendiendo a hacer

más cosas en el agua.

me siento como cuando era

niño.

maría: aldo volvió a los

salones

de su alma máter para

continuar

el camino hacia la meta

que tanto quería.

profesor: ok, reúnanse en

grupos

de tres para preparar el

informe.

>> aldo, ¿hacemos equipo?

>> ay, no, lo siento.

lo que pasa es que aldo

va a trabajar con nosotras.

>> qué solicitado estás,

aldito.

aldo: ¿qué te digo?

dios me bendijo con

inteligencia

y con porte.

maría: además de la

universidad,

aldo seguí concentrado

en su recuperación física

y mental.

coach: última. duro, sostiene.

suelta. bien, campeón.

realmente me tienes

impresionado con tus avances.

cuando te conocí, solamente

tenías el 30 % de tu

movilidad,

y ahora mírate.

es que tú nunca paras.

aldo: gracias, coach.

esto te lo debo a ti.

coach: ¿sabes? antes pensé

que era prematuro, pero viendo

el resultado de tu terapia,

creo que ya estás preparado.

aldo: ¿preparado para qué?

coach: yo creo que tú podrías

volver a caminar.

aldo: ¿qué?

¿de qué me estás hablando?

coach: te hablo de esto,

campeón.

aldo: este aparato lo tiene

mi centro de rehabilitación.

son aparatos súper costosos,

no todo el mundo tiene acceso

a ellos, lastimosamente.

estoy listo, ¿cuándo

empezamos?

coach: así se habla.

maría: con la ayuda

de su entrenador,

estaba decidido a dar esos

primeros pasos para conquistar

su mayor reto:

volver a creer en él mismo.

aldo: con el exoesqueleto

siempre me acuerdo la primera

vez que lo uso y cada vez

que lo uso, en lo que eso te

pone

de pie, digo: ¡guau! se me

había

olvidado que era así de alto,

¿no? o sea, yo me siento

ahí como robocop"

o iron man.

félix: el primer exoesqueleto

tuvo certificación de

seguridad

global en 2013.

aldo recibió tratamiento

con uno de los nuevos modelos,

pero aun así tuvo que entrenar

durante meses para usarlo

de forma adecuada.

maría: félix, y se estima,

fíjate,

que para el año 2029 esta

tecnología ya sea accesible

en muchísimos centros

de terapia, y por supuesto,

más fácil de usar, pero para

aldo

aquel arduo entrenamiento

bien valió la pena.

volvemos con más de esta

crónica, sin límites,

dentro de poco.

karla: hola, amigos de

crónicas.

este lunes tendremos todo

más fácil de usar, pero para

aldo

aquel arduo entrenamiento

bien valió la pena.

volvemos con más de esta

crónica, sin límites,

dentro de poco.

félix: los costos de

rehabilitación

de aldo iban escalando

rápidamente y, maría

antonieta,

te puedes imaginar,

para un familia de clase

media,

como la suya,

no tenían cómo pagar los miles

y miles de dólares que costaba

su tratamiento.

maría: eso se comprende

fácilmente, félix. además

todos

intentaban, en esa familia,

minimizar la gravedad

de lo que pasaba para que aldo

no se preocupara, pero la

verdad

es que ya habían agotado todo

el dinero, y si no conseguían

ayuda, pronto el destino

del joven sería incierto.

félix: los padres de aldo

enfocaron sus esfuerzos

en conseguir fondos

para las terapias.

roberto: bienvenida, vecina.

todo lo que ve aquí está

como nuevo.

>> gracias.

disculpe la indiscreción,

¿se van a mover a una casa

más chica o van a remodelar?

roberto: no, señora. esta

venta

de garaje es para recoger

fondos

para el tratamiento de células

madre que necesita mi hijo

aldo.

como padre, al mismo tiempo,

también tú sabes,

estás a la expectativa de

producir

el dinero suficiente para

cubrir

los gastos mensuales,

que tú sabes que no es fácil.

ángeles: ¿cómo va la venta?

roberto: regular, mi amor.

he recogido

alrededor de 500 dólares,

y eso que ya vendí uno de los

televisores y el microondas.

ángeles: bueno

>> este es mi aporte

para contribuir a la

recuperación

de su hijo.

roberto: muchas gracias,

vecina.

son 40 dólares.

ángeles: [carraspea]

>> tome 60. espero puedan

reunir todo lo que necesitan.

hasta pronto. y por favor,

salúdeme a su hijo.

ángeles: gracias.

félix: luego de horas

vendiendo

recuerdos y todo lo que no

fuera

indispensable, el resultado

dejaba mucho que desear.

roberto: 565 dólares.

no he podido reunir más.

ángeles: tranquilo, amor.

conseguir tantos miles de

dólares

no es fácil, pero para dios

nada

es imposible, recuerda eso.

roberto a.: vamos.

vamos, dejen esas caras

largas.

miren, ya tengo una solución

para recolectar el dinero

que tanto necesita aldo.

¿por qué me ven con esa cara

como si estuviera loco? ¡no!

lo que tenemos que hacer

es crear un gofundme.

roberto: ¿un qué?

félix: cuando menos

lo esperaban, su hijo roberto

les devolvió la fe

con una nueva propuesta.

roberto a.: gofundme"

es una plataforma que sirve

para recolectar dinero

para personas que están

enfermas o personas que están

en situaciones similares

como las que está aldo.

roberto: hijo, ¿tú crees que

eso

funcione?

roberto a.: por supuesto,

papá.

simplemente tenemos que crear

una campaña, y pedirle a aldo

que haga un video explicando

por qué debe donar.

roberto: eso se va a demorar

mucho tiempo.

roberto: papá, hay que agotar

todas las posibilidades.

ángeles: simplemente

solucionando. en la medida

que vienen las cosas, pues se

van

solucionando, y dios siempre

tiene una respuesta

en su momento preciso.

roberto a.: ¿estás listo?

aldo: sí.

roberto a.: a ver

grabando en tres, dos, uno.

aldo: un gran saludo para

todos.

mi nombre es aldo amenta.

en noviembre de 2015 sufrí

un accidente que cambió mi

vida

por completo.

a pesar de que este accidente

me dejó paralizado,

no me ha quitado las ganas

de seguir adelante con la vida

y seguir luchando por mi sueño

que es de volver a caminar.

félix: una campaña

en gofundme para ayudar

a costear el tratamiento

de células madre era una idea

arriesgada, pero valía la pena

intentarlo.

coach: seis. cinco.

félix: tras el arduo trabajo

de cada jornada,

se cumplen metas que van

ampliando las expectativas.

coach: ¡última! va. uno.

descansa. muy bien.

tu movilidad está cada vez

mejor.

aldo: yo también lo he notado,

por eso quería proponerte

una cosa.

coach: yo conozco esa cara.

es la misma que pones cada vez

que quieres algo y no estás

dispuesto a ceder.

aldo: de hecho, sí. se acerca

el día de mi graduación,

y para mí sería todo un honor

recibir mi título de pie.

¿qué dices si el día

de mi graduación por primera

vez

utilizo el exoesqueleto?

ángeles: perdón, hijo, pero

creo

que te estás precipitando.

aldo: mamá, yo sé que puede

dar

un poco de susto, pero si lo

estoy

proponiendo es porque me

siento capaz de realizarlo,

de usar el exoesqueleto.

ángeles: no sé, no sé.

¿qué piensas tú?

coach: sí, vamos a hacerlo.

aldo: tranquila, mamá.

para la graduación me faltan

días,

así que tenemos todo el tiempo

para practicar.

coach: así se habla, aldo.

y como estás tan convencido,

me vas a dar una serie más.

aldo: ¿una más?

coach: sí, vamos que tú

puedes.

duro.

[aplaude]

dale, diez más.

aldo: y estuvimos practicando

muchísimo, muchísimo. o sea,

dentro de mis horas de

terapia,

una parte dedicada a usar este

equipo, a habituar el cuerpo

a estar otra vez como de pie,

caminando. lleva muchísimo

tiempo, entrenamiento.

coach: ah, ya te vi, don juan.

¿te gusta la chica?

aldo: no, coach, ¿cómo crees?

lo que pasa es que hace días

la veo por el gym hablando

con varios compañeros.

coach: se llama ruth

y lidera una fundación

para atletas con

discapacidades,

pero mejor que te cuente ella.

¡ruth!

félix: de pronto,

un nuevo proyecto acaparó

la atención de aldo.

coach: te presento a aldo.

creo que sería perfecto

para tu fundación.

ruth: hola, mucho gusto.

soy ruth, soy fundadora

de nirvana project.

¿cómo estás?

aldo: bien, pero cuéntame

ruth: claro que sí. mira,

nosotros

motivamos a las personas

para que participen

en actividades deportivas.

para que participen

en actividades deportivas.

por ejemplo, para que

participen

en carreras o maratones.

aldo: eso suena muy cool.

¿y yo puedo unirme?

bueno, no es que sea un atleta

de alto rendimiento, pero me

gustaría poder ayudar a otras

personas a que se rehabiliten.

ruth: claro que puedes unirte.

no necesariamente tienes

que ser un atleta profesional.

yo veo que tú tienes madera

para competir.

aldo: ¿verdad? no sé.

ruth: ¡sí! mira,

aquí te voy a dejar la

inquietud.

acá puedes encontrar

más información

sobre nirvana project.

llámame para que comencemos

a trabajar.

aldo: listo, cuenta con eso.

ruth: bueno, igual.

félix: comenzaba así el camino

que lo llevaría a participar

en actividades deportivas.

aldo: todos estos chicos

de la fundación no solo nos

motivan a otras personas

como nosotros, sino al resto

del mundo a decirle:

mira, tú también lo puedes

hacer, y mil veces mejor que

yo.

mira, yo estoy aquí,

haciéndolo sin excusas,

¿sabes?

así que no tienes ninguna

excusa

para salir a hacerlo.

félix: su mayor anhelo estaba

a punto de hacerse realidad.

roberto: llegó el día,

campeón.

este es el primero de muchos

sueños que vas a cumplir.

y este sueño lo vas a cumplir

caminando.

aldo: entonces no es un sueño

cumplido, papá. son dos.

roberto: así es, mi hijo. son

dos.

¿y sabes por qué?

por tu disciplina y por tu fe.

sobre todo, por la fe.

aldo: tantas emociones.

en ese momento estaban

sucediendo tantas cosas,

que yo estaba realmente

un poco en blanco.

[aplausos]

hombre: aldo amenta.

félix: el nueve de diciembre

de 2018, aldo, con ayuda

de su entrenador,

caminó a lo largo del

escenario

para recibir su título de

ingeniero

eléctrico.

[aplausos]

aldo: estábamos caminando

con el aparato,

con el exoesqueleto,

había muchísima gente,

el presidente de la

universidad

que te da el título y te

felicita, y

todos. yo sentía muchísimo

orgullo, muchísima felicidad.

[aplausos]

félix: y no solo la audiencia

allí presente sintió la

emoción

del momento

a través de las redes

sociales,

millones de personas

compartieron ese triunfo

personal.

aldo: sí, ese momento se hizo

viral. la verdad es que jamás

en mi vida hubiese pensado

que eso iba a ser un impacto

tan grande.

félix: confirmando que para la

voluntad no hay imposibles.

maría: aldo se esmeró

fortaleciendo los músculos y

practicando lo que haría en el

escenario. él nos contó que

estaba tan, pero tan enfocado

que ni se percató de lo que

pasaba a su alrededor.

félix: y así logró recibir su

título,

erguido, como tanto quería,

pero su historia todavía tiene

otras sorpresas y un giro

inesperado, que vamos a ver

al regresar.

[música]

[música]

félix: el video de aldo

recibiendo

su título traspasó fronteras y

fue

noticia en todo el mundo,

mostrándolo como una figura

inspiradora. un joven

con una actitud sin límites.

maría: sin lugar a dudas,

félix.

a partir de entonces,

aldo ha sido invitado a

colaborar

con organizaciones que apoyan

a personas con discapacidad.

lo entrevistaron muchísimos

medios y también recibió

sorpresas que serían de gran

ayuda para él y para su

familia.

aldo: me parece increíble ver

a todas las personas que hemos

podido convocar

para la fundación.

ruth: muchísima gente se ha

acercado después de conocer

tu historia, aldo. realmente

hay

que ver la cantidad de

seguidores

que tienes en las redes

sociales.

tú has sido inspiración

para mucha gente.

aldo: creo que ya estoy

descubriendo mi para qué.

roberto: hijo, te voy a pedir

un favor

nunca vayas a perder la fe.

con fe todo lo podemos lograr.

aldo: así es, papá. así es.

maría: aldo comprendió

que compartir su historia

había

generado un impacto positivo.

roberto: ruth, gracias.

maría: con la satisfacción

de saberse útil, aldo decidió

seguir avanzando en los

estudios.

aldo: me gradué de ingeniero

eléctrico. ahora estoy dando

un paso hacia un doctorado

hacia ingeniería biomédica.

>> quiero darles la bienvenida

a la maestría en

bioingeniería.

obtener uno de esos lugares

es muy difícil, pero

conservarlo

aún más. y les aseguro que

solo

los mejores llegarán a

graduarse.

>> disculpe la interrupción,

profesor, pero necesito que

aldo

amenta me acompañe.

>> adelante.

aldo: mamá, papá,

¿qué hacen aquí? ¿pasó algo?

roberto: tranquilízate, hijo.

buenas noticias.

>> aldo, quiero presentarte

al señor tovar. él es el

presidente

de un dealer de autos muy

importante.

tovar: mucho gusto, aldo.

aldo: mucho gusto.

>> él está aquí porque entre

la

universidad y el dealer

queremos

obsequiarte un vehículo muy

especial.

aldo: ¿qué?

tovar: así es, aldo.

es un van acondicionada

exclusivamente para ti.

después de lo que vimos el día

de tu graduación, estoy

plenamente convencido que vas

a dejar esa silla de ruedas

muy

pronto y vas a poder conducir

el vehículo que tú quieras.

aldo: ¡no puede ser!

roberto: yo sé que mi hijo va

a volver a caminar. eso ya

está

escrito. mi hijo no se queda

en ese nivel. él va a

trascender

en lo que está haciendo,

demostrando en el mundo

que con fe y con amor todo

se puede.

maría: aldo no esperaba

recibir

un regalo de tal magnitud.

>> bueno, ya te excusé con tus

profesores, así que vamos.

queremos que la recibas

de inmediato.

tovar: vamos, vamos.

aldo: muchas gracias, de

verdad.

tovar: te va a encantar.

maría: definitivamente la vida

ha premiado su constancia

y su labor para inspirar a

otros

que, como él, buscan superar

sus limitaciones.

aunque ha conquistado

montañas, aldo dice que

todavía

le queda mucho por hacer.

aldo: siempre estaré

agradecido

contigo, dios, por darme la

vida

y las razones por seguir

luchando.

y a ti, josé gregorio, te pido

me acompañes en el proceso,

porque no me detendré

hasta volver a caminar.

ángeles: y sí, creo que

tenemos

un legado que darle a

cualquier

otra persona que permita abrir

su corazón y darse cuenta

que esto nos ha ayudado a

crecer

como seres humanos.

emocionalmente ha habido

muchos interrogantes, ¿verdad?

pero sí se pude, ese es el

lema:

sí se puede. y con amor todo

es posible.

raúl: eres un héroe. para ti,

para tu familia,

para los venezolanos

y para el resto del mundo que

ha

sido testigo de esta gran

historia.

¡dios te bendiga

y sigue adelante!

¡todos, sin límites!

alan: si le tengo que decir

algo

a la vida es gracias,

por darme la vida, por darme

una segunda oportunidad.

realmente es lo único que

puedo

hacer y decir es ser

agradecido.

con lo que tengo

y lo que no tengo también.

maría: la fe y la unión

familiar

son los ingredientes que le

dieron

a esta familia la receta

perfecta

para no dejarse vencer

por la adversidad.

aunque aldo todavía no ha

podido recibir el tratamiento

de células madre,

sigue superando obstáculos,

félix, y haciendo honor

a su dicho

félix: vivir sin límites.

maría: así mismito.

una frase que, fíjate,

se tatuó hasta en un brazo.

félix: en los cuatro años

desde su accidente,

su recuperación ha costado

un aproximado

de dos millones de dólares.

una cifra que su familia no

habría

podido pagar, por lo cual

están

muy agradecidos con toda

la ayuda que han recibido.

maría: bueno, y si usted que

nos

está viendo quiere apoyar a

aldo

en su lucha, comuníquese,

por favor, al número que

aparece

en pantalla.

y así llegamos al final.

félix: muchas gracias

por acompañarnos.

los esperamos la próxima

semana.

maría: buenas noches.

[sirena]

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.