null: nullpx
Cargando Video...

Crónicas: El santuario de Jeanette

Univision6 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

presenta...

crónicas...

>> ¡quietos todos,

que esto es un asalto!

locutor: la violencia la obligó

a salir de su país.

jeanette: eran tres.

el que va al frente a encañonar

a mi esposo y a quitarle todo

lo que llevaba de la cuenta

de ese día.

papá,

salvador quiere que nos vayamos

a los estados unidos.

>> no, pero, ¿qué le pasa

a salvador?

eso es muy peligroso para ti

y sobre todo para la niña.

>> señora, no se preocupe.

en unas horas va a estar

otra vez en ciudad juárez.

locutor: pero antes de llegar

a su destino, la separaron

de su hija.

todas: ¡sí se puede,

sí se puede!

locutor: tanto sufrimiento

la llevó a defender

a los indocumentados.

>> así tenga que luchar

todos los días, vamos por

una reforma migratoria.

locutor: esta noche...

"el santuario de jeanette".

félix: buenas noches.

gracias por estar

para una nueva emisión

de crónicas, historias

que hacen historias.

les saluda félix de bedout.

maría antonieta: buenas noches,

félix y maría antonieta collins.

gracias por estar con nosotros

porque la historia de jeanette,

que le vamos a contar se parece

a la de muchos de nosotros,

que hemos dejado nuestros países

con la idea de construir

en los estados unidos

una vida mejor

para ayudar a nuestra gente

del otro lado, o como en su caso

seguir al amor de su vida.

félix: esta mujer jamás imaginó

que todo cambiaría drásticamente

para ella y su pequeña familia

luego de un evento violento

que le dio un vuelco a su mundo

en solo cuestión de días.

jeanette: no pensé

que estuvieras en la casa.

tienes cara de espanto,

¿pasó algo?

salvador: es el bandera.

[maría] el hombre que encontró

jeanette vizguerra en su hogar

aquella tarde de 1997

era la sombra de salvador,

su esposo.

jeanette: ¿qué pasó?

me estás asustando.

salvador: [llora] lo mataron.

jeanette: ¿pero cómo sucedió?

salvador: no sé, no tenemos

los detalles.

solo sé que le dispararon

y lo encontraron muerto

en el camión.

[maría] ese triste final,

tan común en los barrios

pobres de la ciudad de méxico,

lo destrozó.

jeanette: terminaron encontrando

su autobús en un lugar lejano,

donde él tenía un balazo

en la cabeza y le habían robado

todo lo que había hecho ese día.

[maría] al igual que el bandera,

salvador era un humilde

conductor de autobús

y corrían los mismo peligros.

>> ¡quietos todos!

[grita]

usted sígase derecho

y no se detenga.

cuidadito con hacer algo.

quiero que me den la lana

y lo de valor que tengan.

cuidadito porque se ganan

un tiro gratis.

aflojen.

eso, rapidito.

[maría] era la tercera vez

que él con 25 años

se paraba frente a la muerte.

jeanette: habíamos hablado

que si en alguna ocasión

iba con él que no haga nada,

porque soy muy impulsiva.

>> no me veas.

ten.

vámonos.

usted, sígase derecho

hasta que nos hayamos perdido.

jeanette: salvador, ¿estás bien?

salvador: sí, asustado por

que esos te hicieran algo.

¿todos están bien?

solo hay que esperar

a que llegue la policía

para contar lo que pasó.

jeanette: da coraje, rabia,

da impotencia,

pero también miedo de pensar

de lo que va pasar,

si después de quitarnos todo

lo que traemos encima

nos van a dejar ir.

[maría] sin consultar

con su esposa decidió ponerle

fin a la incertidumbre

que llenaba su vida.

salvador: ¿qué haces?

¿por qué te llevas la ropa?

salvador: me voy

a estados unidos,

a lo de mi tío en denver.

jeanette: ¿en qué momento

lo decidiste de repente?

salvador: lo llevo planeado

desde el robo.

ya organicé todo.

no te dije nada porque

te ibas a enojar.

además se va conmigo

el compadre josé luis.

jeanette: ¿qué crees que va

a ser de mí y de mi hija?

salvador: esto lo hago

por ustedes.

si me quedo me matan

como al bandera.

te prometo que en cuando pueda

las mando a buscar

para que me alcancen.

[maría] tan rápido como empacó

se marchó, justo el día de

su décimo aniversario de bodas.

salvador: ya, hijita...

tienen que saber que las amo

y son lo más importante para mí.

[maría] jeanette no tuvo

tiempo de conocerlo.

jeanette: yo no quiero terminar

como el bandera, que se queden

como su familia.

no quiero exponer a mi hija

a que siga viviendo

en esta delincuencia.

>> ¿por qué me hiciste

venir con tanta prisa?

jeanette: madrecita, solamente

usted puede entenderme.

>> desembucha, niña.

jeanette: mamá,

salvador se fue para el norte.

allá con el tío rafael.

necesito que usted me ayude

con la niña mientras

me pongo a trabajar.

>> pero si nunca has hecho

más nada que cuidar a tu hija

y a tu esposo.

jeanette: no sé qué voy a hacer

pero hay cuentas por pagar.

si no está salvador,

me toca a mí.

salvador se llevó

nuestros ahorros.

pero muy pronto va a mandar

por nosotros.

>> los hombres prometen

tantas cosas,

pero allá hay muchas familias

que se han desbaratado.

[maría] sintiéndose abandonada

se hundió en una profunda

depresión en la que su madre

fue su único apoyo.

>> tranquila, mi hija.

tranquila.

jeanette: desde que vivía con él

nunca había trabajado,

seguí estudiando.

todo lo que tenemos se lo llevó

para poder llegar allá.

[maría] salvador llegó

a ciudad juárez donde tuvo

que trabajar varias semanas

para reunir el dinero

con el que pensaba

cruzar la frontera.

[teléfono]

salvador: hola, flaquita,

¿cómo estás?

jeanette: hola, bebé.

qué bueno que llamaste.

salvador: no me puedo demorar

pero ya me voy a meter

para el desierto.

vamos a ser luis y yo solos,

porque los polleros salen

muy caros.

jeanette: ay, salvador,

cuídate mucho.

ya saben lo que dicen,

que es muy peligroso.

recuerda que tu niña y yo

te necesitamos enterito.

salvador: tranquila, flaquita,

ya verás que dentro de poco

estaremos juntos

allá en denver.

jeanette: te mando un beso,

salvador, y que la virgen

de guadalupe te cubra

con su manto.

salvador: adiós, flaquita.

jeanette: estaban lavando

carros en ciudad juárez

él y su amigo para comer

y para cruzar.

[maría] así, un mes después

de dejar su casa, salvador

se enfrentó al gigantesco

desierto de chihuahua.

>> si seguimos a este paso

en dos días nos cruzamos

el desierto.

salvador: eso si vamos

por el camino correcto.

[jadea]

llevamos tres días dele que dele

con este sol que nos va matando.

mejor vamos a revisar

que vayamos bien.

según la brújula dice

que le dimos derecho

para el norte.

menos mal que le compramos

al coyote el mapa.

¿cuándo hubiéramos reunido

los 5 mil dólares

para que nos cruzara

a los dos juntos?

>> yo creo que nunca.

hay que seguirle

si queremos apresurar el paso.

[maría] el trayecto entre

esas montañas arenosas

bajo un sol asfixiante

les tomaría más de 7 días.

jeanette: decíamos que

a lo mejor algo les pasó

o los mataron, y uno sin saber.

estaba a punto de irme

a ciudad juárez cuando

nos volvió a hablar.

[maría] a medida que avanzaba

el calendario, la imaginación

de jeanette pintaba escenarios

macabros.

entonces, buscaba consuelo

en su fe.

jeanette: virgencita, dime

que me lo cuidas tú.

no podemos vivir sin él.

creo que me voy a volver loca.

siempre tenía un altar,

y tenía una foto de él

donde siempre le pedía

que por favor lo trajera

con bien.

a veces ya no pensaba tanto

en lo que sentía yo,

sino en qué le iba a decir

a mi niña si algo

llegaba a pasar.

tania: mami, ¿has sabido algo

de mi papi?

jeanette: no...

pero te prometo que

tu papi está bien--

[llaman a la puerta]

maría antonieta: imagínate

lo que tuvo que haber sentido

jeanette sola y con una niña

pequeña y sin dinero

y sin noticias de su esposo.

félix: esa es una situación

que viven miles de mujeres

y sus hijos cuando sus parejas

deciden venir a probar suerte

al norte para poder

enviarles dinero.

maría antonieta: de hecho,

las remesas de dinero

hacia méxico son desde

los estados unidos la segunda

fuente de divisas del país.

félix: tanto así que superan

las exportaciones de

la industria automotriz

y del sector agroalimentario.

¿pero quién ha tocado

la puerta de jeanette?

lo vamos a conocer al regresar.

[música]

[mús

félix: en ciudad de méxico

jeanette estaba realmente

desesperada, salvador, su marido

había tomado la decisión

de dejarlo todo y cruzar

a los estados unidos

huyendo de la violencia.

aunque ella no estuvo

de acuerdo no le quedó

más remedio que apoyarlo.

jeanette: había escuchado

muchos relatos de horror

acerca de todos los riesgos

que se corren en la frontera

y pronto le tocaría vivirlos

en carne propia.

además, tendría que sufrir

la más dolorosa separación.

[llaman a la puerta]

jeanette: [suspira]

mamá, ¿qué pasó?

salvador, ¿verdad?

¿qué tiene? ¿qué te dijo?

>> mi hijita, quita esa cara,

que parece que hubieras

visto un fantasma.

jeanette: ¿qué pasó, ma?

es salvador, ¿cierto?

¿mi marido está bien?

>> cálmate, que no me dejas

hablar.

salvador está muy bien.

se comunicó conmigo.

jeanette: ¿pero por qué

no me llamó a mí?

>> no sé.

lo importante es que sepas

que tu marido llegó bien

a denver.

[félix] la angustia de jeanette

se desvaneció pero sabía

que aun faltaba mucho

para poder reunirse

con su marido.

jeanette: él hablaba

que había comenzado a trabajar

en un car-wash y en una fábrica

y a veces los fines de semana

en "landscaping",

arreglando jardines.

[félix] sin embargo,

antes de lo esperado,

los planes se fueron

concretando.

jeanette: si así lo crees,

comenzaré a alistarlo todo.

entonces estoy a la espera

de una nueva llamada.

adiós, bebé.

>> ¿qué te dijo tu marido?

habla, niña.

jeanette: papá, salvador

quiere que nos vayamos

a los estados unidos,

que ya tiene todo arreglado

y que el fin de semana pasa

por nosotros a ciudad juárez.

>> ¿pero qué le pasa

a salvador?

¿acaso no se da cuenta que eso

es muy peligroso para ti?

sobre todo para la niña.

>> no vengas con esto.

jeanette tiene que estar

donde está su marido,

y especialmente la niña.

jeanette: no tienen que pelearse

y menos por mi culpa.

mamá...

mejor ayúdame a alistar

las cosas que me voy a llevar.

temerosa, porque decía qué

me va a pasar sola con mi niña.

soy responsable de la seguridad

de mi hija.

[félix] en apenas 3 días

organizó el viaje a juárez,

siguiendo al pie de la letra

el plan que habían trazado.

salvador, que apenas

se adaptaba a su nuevo país,

había encontrado en unos amigos

la forma de pasar a su familia.

jeanette: eran un matrimonio

y los mandó a ellos

por nosotros, y nos dieron

instrucciones de cómo iba

a ser el cruce.

>> ¿salvador te dijo cómo

le haremos para cruzar?

jeanette: no, me dijo

que tú lo harías.

>> es sencillo.

tania va a pasar

como nuestra hija.

nosotros te damos el acta

de nacimiento de nuestra hija,

que es americana.

tú vas a ser nuestra amiga,

solamente vas de paseo.

lo importante es que si nos

detiene la patrulla fronteriza,

tania se haga la dormida.

pase lo que pase.

jeanette: ¿ya escuchaste,

mamacita?

te tienes que hacer

la dormidita para que

no te puedan preguntar nada.

recuérdalo.

tania: ¿pero por qué, mami?

jeanette: para poder ir a ver

a papito, recuerda,

pase lo que pase, dormidita.

>> lo mejor será

que nos vayamos.

ahorita no encontramos

operativo en la carretera.

vámonos, súbanse.

[félix] aunque lograron llegar

a la ciudad de el paso,

la suerte no estuvo de su lado.

>> ¿para dónde van?

>> para denver, colorado.

somos mi hija, mi esposa y yo.

vivimos ahí.

>> ¿la señora quién es?

>> es una amiga.

tiene familiares ahí

y nos pidió que la trajéramos.

>> [golpea]

sus papeles, por favor.

jeanette: sí...

>> otra...

>> baje del auto.

baje del auto, por favor, señor.

nos vamos a tener que llevar

a todos.

este mes llevan más

de 30 personas con estos

permisos falsos.

jeanette: y se empezaron a reír,

dicen, ¿quién te lo vendió?

le dije, "alguien en juárez".

"¿cuánto te cobraron?".

"380 dólares".

se empezaron a reír.

"discúlpanos, pero te robaron".

félix: como si fuera

un castillo de naipes,

la ilusión de reencuentro

familiar se derrumbó

rápidamente.

>> le vieron la cara.

usted, si se puede ir

es por su hija.

>> no vuelve a pasar.

>> usted no se preocupe,

en unas horas vuelve a estar

en ciudad juárez.

[félix] ese mismo día,

jeanette regresó a méxico

atormentada por haber dejado

a la pequeña tania

en manos de extraños.

jeanette: le dije "por favor

lleva a mi niña con su papá",

aguantándome las ganas de llorar

viendo el carro que se alejaba.

[félix] cuando pensó

que separarse de su hija

era lo peor que podía pasarle,

la oscuridad de la noche

la enfrentó a otro tipo

de pánico.

jeanette: ¡auxilio, por favor!

por favor...

ayúdenme, por favor...

por favor dígame que

no me va a hacer nada.

carlos: mi nombre es carlos,

soy periodista.

todas las noches salgo

para ayudar a la gente

que ha sido regresada de texas.

ella es mirna,

la dueña del lugar.

mirna: aquí se puede quedar

una o dos noches.

jeanette: les agradezco mucho.

si no fuera por ustedes

no sabría qué hacer.

carlos: aquí en el paso

los asesinatos de mujeres

son cosa de todos los días.

mirna: venga para acá

y le preparo unos tacos

bien buenos.

debe estar muriéndose de hambre.

jeanette: no saben cómo

se los agradezco.

pero mañana mismo me tengo

que regresar a cruzar

la frontera.

mirna: entonces pásele para acá.

félix: jeanette se convirtió

en una estadística más

de las miles de personas

que son descubiertas

al intentar el cruce fronterizo.

maría: pero las cosas estaban

mucho peor para ella

porque se había separado

también de su hijita.

¿podría volver a verla?

se lo vamos a contar

al regresar.

[música]

[música]

maría antonieta: los servicios

de un coyote cuestan

entre 3 a 5 mil dólares.

y salvador, el esposo

de jeanette vizguerra

recién había empezado

a trabajar, por lo que no tenía

dinero suficiente

para traer a su mujer.

félix: y como jeanette había

sido deportada en su primer

intento por llegar a denver,

soñaba con un nuevo despertar

junto a su esposo y su hija,

pero no tenía ninguna garantía

de que ese ansiado reencuentro

pudiera ser realidad.

[maría] dispuesta a todo

por volver a tener a su hija

entre sus brazos,

esa misma semana

jeanette se aventuró

por el desierto.

>> apuren el paso

que no tenemos mucho tiempo.

jeanette: esperen, no puedo más.

>> les dije que aquí

no esperábamos a nadie.

el que se queda, se queda.

jeanette: caminamos 7 días

con 6 noches,

subiendo montañas

con caídas, con raspones,

porque hay muchas plantas

con espinas.

mis pies se llenaron de ampollas

que se reventaron

y quedó la carne viva.

¡ey, espérenme!

¡por favor, aquí estoy!

>> oye, bájale.

si sigues gritando

de esa manera la migra

nos va a encontrar a todos.

jeanette: qué bien que lo sabes.

si yo me hundo,

nos hundimos todos.

>> está bien, está bien,

pero ya apúrale.

vamos muy tarde.

camina...

jeanette: no sabía ni de dónde

sacaba fuerzas.

tenía que estar cargando

la mochila con como 30 libras,

los dos galones de agua...

[maría] a punto de colapsar,

alcanzo su destino

justo el día de navidad.

salvador: flaquita...

mi vida, no sabes cuánta

falta me hiciste.

pasa, pasa a tu casa.

tania: ¡mami!

viniste...

jeanette: mi amor.

parecía que habían pasado siglos

que no veía a mi niña.

lo primero que hice

fue abrazarla, besarla

y decirle que nunca más

nos íbamos a separar.

esos 15 días que pasé sin ella

fueron lo peor que pudo pasar.

[maría] semanas después,

aun sin papeles,

consiguió trabajo.

>> falta media hora

para terminar el turno.

jeanette: sí.

ha sido un día muy largo.

salvador ya me había dicho,

tienes que tener mucho cuidado

porque desafortunadamente

a veces los jefes son mexicanos

o latinos que te tratan mal.

>> a ver, ¿qué es esa risita?

por eso no rinden en el jale.

vamos que nos tenemos que quedar

toda la noche para terminar las

oficinas de todo el edificio.

>> pero es que--

>> silencio...

yo no acepto ninguna protesta.

les dije que nos quedamos

y punto.

jeanette: ¿piensa que no tenemos

obligaciones? tenemos también

a nuestras familias.

>> a mí no me importa

si tienen familia.

ese no es mi asunto.

jeanette: las cosas no son así.

en nuestro contrato dice

que trabajaremos 8 horas.

>> ustedes verán,

si no les acomoda el plato,

se largan.

pero esto no se queda así.

>> qué bueno que la pusiste

en su sitio.

pienso que deberías ser

la delegada ante el sindicato

y los jefes.

jeanette: ¿cómo crees?

>> es en serio.

es la primera vez

que la supervisora

se va sin pelear.

jeanette: bueno, vamos

a terminar la labor

y ya veremos.

jeanette: con los meses

se ganó el cariño

de sus compañeras

gracias a las batallas

que daba por sus derechos.

>> siempre se enfrentó

con aquel valor,

con aquellas ganas

de defender a uno

y de enfrentarse

a quien se le pusiera enfrente.

[sirenas]

[maría] así fue pasando

el tiempo y años más tarde,

cuando ya era conocida por

su defensa a los trabajadores,

cometió un error

por el que pagaría

un muy alto precio.

>> su licencia,

seguro del carro y registro.

jeanette: pero oficial--

>> su licencia, seguro

y registro.

quédese aquí.

salvador: ¿bueno?

jeanette: me acaba de parar

un policía camino a casa.

tengo la placa del carro

vencida.

te tengo que colgar.

>> señora, baje del carro.

estará detenida mientras

verificamos sus documentos.

cierre el carro,

ya llamaremos a alguien

de su familia para que venga

a buscarlo.

jeanette: pero oficial, no me

ha dicho por qué me detuvo.

siempre pregunté

por qué me detuvieron

y nunca me lo dijeron.

>> seguro este documento

es falso, ¿verdad?

si es falso vas para la cárcel.

este es un delito muy grave.

[maría] tras ser detenida,

jeanette pasó varias semanas

en prisión donde inició

una campaña para dar

a conocer su caso.

después tuvo audiencias

en las que le permitieron

seguir en el país

mientras se adelantaba

su proceso de deportación.

jeanette: tenía muchas

conexiones en la comunidad.

de ahí comenzamos el proceso

de pelear mi caso.

[maría] su encarcelamiento

le ayudó a entender

que a partir de entonces,

su pelea sería

por los indocumentados.

>> ¿por qué sigues participando

en estas manifestaciones?

jeanette: porque es una lucha

de todos,

todos los inmigrantes deben

darse cuenta que solamente

unidos podremos

lograr un cambio.

>> eso lo entiendo,

pero esto te puede meter

en problemas.

jeanette: así tenga que luchar

todos los días, vamos por

una reforma migratoria,

también por un movimiento

santuario y necesitamos

refugio seguro en las iglesias.

>> vamos que ya nos esperan

en la manifestación.

jeanette: recoge eso.

[maría] a pesar de su propia

amenaza de deportación,

no dejó de dar la cara

por los demás.

fue el primer caso

que se hizo público

aquí en denver,

porque aquí nadie hablaba

del tema de inmigración,

y alguien lo tiene que hacer.

[maría] comenzó a participar

en manifestaciones semana

tras semana no solo en denver,

sino en muchas ciudades más.

todas: ¡sí se puede!

¡sí se puede!

[maría] pero bien dice el refrán

que cuando el hombre pone,

dios dispone, llega el diablo

y todo lo descompone.

todavía le faltaban

duras penas por superar.

jeanette: ¿bueno?

>> jeanette, soy yo.

jeanette: hola, hermanita,

qué gusto oírte.

>> jeanette, es mamá,

se está muriendo.

es grave.

le dan pocos días.

jeanette: sí...

trataré de viajar lo más rápido

posible para méxico.

dile a mi mamá que voy

a ir a verla.

>> te espero, hermana.

jeanette: adiós, hermanita.

tenía 15 años sin ver a mi mamá.

pero tenía la apelación

pendiente.

le hablé a mi abogada

y le pregunté

si había algo que se pudiera

hacer humanitariamente,

que me dejen salir y regresar

a seguir mi proceso.

"no hay nada".

si a mi mamá le quedan pocos

días tengo que estar con ella.

salvador: pero en unos días

tienes que presentarte

nuevamente a tu cita.

tienes un proceso

de deportación en curso.

jeanette: ¿crees que no lo sé?

pero hay cosas más importantes.

está decidido,

mañana mismo me voy a méxico.

maría: tanto que sufrió

jeanette para poderse reunir

con su esposo e hija

y ahora la vida le daba

otro revés.

muchos pasan años sin ver

a sus familias, no solo

en méxico, porque no quieren

arriesgarse a salir

y no poder volver a entrar.

félix: sí, pero ella

decidió que pasara

lo que pasara tenía

que volver a méxico

y estar con su madre

que en esos momentos

tanto la necesitaba.

¿podría regresar

a los estados unidos?

se los contamos

en un momento...

[música]

félix: la enfermedad

de su madre obligó

a nuestra protagonista

a regresar a su país

arriesgando su estadía

en los estados unidos,

donde su nombre empezaba

a figurar por ser una activista

a favor de una reforma

migratoria.

maría antonieta: y como muchos

paisanos pensó que ir a méxico

y volver a su marido

y su hija no sería tan difícil,

pero cuando se dio cuenta

de las dificultades

que le tocaría enfrentar

vivió su peor pesadilla.

[félix] jeanette no llegó

a tiempo para darle

un último beso a su madre.

la despidió con el dolor de

no haber cumplido una promesa.

jeanette: papá...

sabes que hubiera querido

llegar antes, pero no me fue

posible.

>> tranquila, mi hijita.

no te preocupes,

tu mamá lo sabía.

jeanette: sí, pero no llegué.

>> tu madre al final

entendió tus razones

para irte.

tenías que estar

con tu familia.

tranquilízate y dime

qué planes tienes,

cuándo vas a regresar a tu casa.

jeanette: no sé.

apenas me vine

con muy pocos dólares.

no sé cómo me voy a regresar.

>> ya veremos cómo reunimos

la lana para que regreses

con tu esposo y tu hija.

jeanette: ya sé, papá.

mañana mismo me voy a poner

a buscar trabajo

para reunir un poco de dinero

y otra vez cruzar el desierto.

[félix] ahora además de que no

sabía cómo regresar a colorado

tampoco tenía idea

de qué hacer.

había perdido su cita

ante la corte.

jeanette: pasé por toda

la parte que tuve que pasar.

el sepelio de mi mamá,

la cremamos...

todo el duelo,

ayudé a mi papá

a hacer muchos trámites

que necesitaba hacer.

sí, eso hay que hacer...

[félix] había buscado

todo tipo de trabajo,

pero lo único que había

conseguido fue como pepenadora,

o sea, recogía y reciclaba

basura en las calles.

jeanette: adiós, mi amor.

>> ¿qué te dijo salvador?

jeanette: el pobre no puede

ayudarme.

ha tenido que contratar

una niñera para zuri

mientras él se va a trabajar

cuando roberto y luna

están en la escuela.

>> ¿entonces?

jeanette: pues en la casa

tengo una computadora nueva.

van a venderla junto

con el televisor de los niños,

también está esperando

una lanita que cobró

de un trabajito extra.

>> ¿y con eso completas?

jeanette: yo creo que sí,

y con algo que tengo

guardado del reciclado.

>> ay, mi hija,

qué bueno que viniste a

alegrarle la vida a este viejo.

jeanette: se me acabó el dinero.

no podía pedirle a mi papá,

porque estaba para darle

yo a él, no él a mi.

empecé a buscar

la manera de sobrevivir.

hicieron algunos eventos

de karaoke y otras cosas y

"colectaron" como 1700 dólares.

[félix] jeanette estuvo

7 meses en méxico,

hasta que con menos

de 2 mil dólares tomó

el mismo camino que hizo

años atrás para llegar a denver.

como aquella vez,

su familia la esperaba en casa.

jeanette: oye, ya llevamos

más de 3 días en esto.

¿falta mucho?

ya había cruzado

este desierto

y no había sido tanto tiempo.

>> no creo.

pienso que esta misma tarde

alcanzaremos el highway.

[félix] pero ahora,

el desenlace iría en contra...

>> salgan uno a uno con

las manos donde podamos verlas.

jeanette: oficial,

yo soy activista.

vivo en denver, colorado.

estoy investigando

cómo cruzan los inmigrantes.

>> stop!

en el centro de detención

verificaremos sus papeles.

ahora quédese con el grupo.

jeanette: pero oficial--

>> stop!

jeanette: no sabían si realmente

había salido del país

y pude hablar con mi abogada,

que empezó a pelear.

yo también desde adentro

empecé a hacer papeles,

a mandarlos donde

los tenía que mandar.

[félix] una vez más era presa

del sistema penitenciario,

la última estrategia

que le quedó, apelar

al corazón del oficial

que llevaba su caso.

su deportación era inminente.

jeanette: "esta carta es escrita

por el corazón de una madre

que solo quiere lo mejor

para sus hijos.

la escribo para

contar mi lucha".

le mandaba a decir

todo por lo que había pasado,

mi situación,

lo que estaban padeciendo

mis hijos, por qué había

tenido que ir a méxico.

maría antonieta: qué situación

tan comprometida, félix,

detenida y sin dinero.

el caso de jeanette

era sumamente complicado.

dependía de la buena voluntad

de las autoridades.

félix: pero optó por

una decisión muy polémica

que la llevó a ser noticia

de la primera plana.

al regresar, le decimos por qué.

[música]

maría antonieta: jeanette

vizguerra pronto se convertiría

en la inmigrante indocumentada

más famosa de colorado,

y su rostro se volvió

una bandera para cobijar

a miles de indocumentados

que viven en la misma situación

desde el anonimato.

félix: así es, ella salió

de las sombras para crear

el movimiento santuario.

en ese estado y con su esfuerzo

ha logrado mucho

en estos años de incertidumbre

pero sabe que ahora

más que nunca

la lucha no termina.

[maría] siguiendo aquel refrán

de que quien nace para tamal

del cielo le caen las hojas,

a jeanette vizguerra

una vez más el destino

le dio su oportunidad.

>> ¿hola?

jeanette: ¿julie?

habla jeanette.

>> hola, jeanette.

mira las coincidencias,

te estaba pensando.

jeanette: no me digas

que me tienes buenas nuevas.

>> fíjate, las cosas

parecen ir mejorando.

jeanette: ¿qué pasó?

>> hoy recibimos

la notificación

de tu oficial.

adivina...

parece que tu carta

lo movió por dentro.

autorizó que te dejaran

en libertad y regresaras

a denver a esperar el juicio.

jeanette: ¿en serio?

¿y cuándo salgo?

>> creo que si no es hoy

de mañana no pasa.

voy a colgar para enviar

de inmediato la notificación

al centro de detención.

jeanette: julie, muchas gracias.

dale las gracias a todos

por allá, por favor.

[maría] fue cuestión de horas

para que la mandaran a denver,

con los suyos, de donde nunca

debió salir.

julie: lo legal no importaba,

lo que sí fue la discresión

del oficial de hacer

una decisión que cambiara

la vida de ella

y la vida de sus hijos.

jeanette: cuando regresé

a denver, que llegaron mis hijos

y su papá a recogerme,

creo que fue lo más increíble

que he sentido en mi vida,

volver a abrazar a mis hijos.

[maría] ese permiso oficial

no se extendió mucho.

meses más tarde, a jeanette

su sexto sentido la alertó

a tiempo.

>> ¿qué haces aquí?

¿no tenías tu audiencia hoy?

jeanette: sí, ángeles.

es que hoy amanecí con un

sentimiento de angustia

que no alcanzarías a entender.

le pedí a mi abogado y

a la pastora que fueran por mí.

[maría] irónicamente,

el movimiento santuario que

ella ayudó a crear

en varios estados

arrancó oficialmente

en colorado con su ingreso

a una iglesia en la que

se refugrió para no

ser deportada.

[celular]

jeanette: lo sabía.

mira lo que dice el mensaje

de la pastora.

comencé a crear el santuario

aquí en colorado en 2013

cuando regresé de méxico.

comencé ese trabajo pensando

que en algún momento

lo iba a necesitar.

creo que toca adelantar

nuestro proyecto de santuario.

en este momento me voy

a encerrar en esta iglesia.

la tomaré como refugio.

no me importa pasar los cuatro

años de gobierno de trump.

es que si salgo y me detienen

y me deportan...

>> llámale a salvador

y dile que aliste

una maleta con tu ropa.

en estos momentos voy para allá.

como iglesia,

hemos hecho esa decisión

de que la aceptaríamos a ella

y a cualquier otra persona

que está buscando refugio.

[maría] hasta esa iglesia

llegaron periodistas

de muchos países que quisieron

conocer su historia.

>> usted está haciendo honor

a su apellido, vizguerra.

[maría] un episodio que fue

seguido por noticias univisión

de principio a fin.

ya era hora de que le llegaran

cosas mejores.

>> hola...

jeanette: cuánta emoción.

¿y esa cara de felicidad?

>> no tienes idea

de la noticia tan buena

que te tengo.

jeanette: por fin

una buena noticia

después de este encierro.

>> no te levantes

porque te caes.

nos llamaron de la revista time

y te han seleccionado

como una de las 100 personas

más influyentes

de todo el mundo.

di algo, mujer.

¿no ves que es una

de las revistas más importantes

en estados unidos?

jeanette: es que no

lo puedo creer.

tantas marchas,

tanto trabajo

y por fin alguien reconoció

nuestra lucha.

ahora sí mis hijos pueden estar

orgullosos de su madre.

>> ¿tú crees que solamente

tus hijos?

ahora todos van a estar

más orgullosos y agradecidos.

los hispanos de denver

y de muchas otras ciudades

por las que has luchado

durante todos estos años.

[maría] un reconocimiento

que hizo visible lo que

durante años fue invisible.

no solo para ella,

sino para millones.

>> por eso jeanette

ha sido nombrada

una de las 100 personas

más importantes en el mundo,

al lado de donald trump.

jeanette: ¿ya ves, trump?

te puedo demostrar

que no somos la etiqueta

que tú nos estás poniendo.

en mi interior era como decir

te estoy dando una bofetada

a lo que dices de mi comunidad.

[maría] poco a poco

jeanette se acostumbró

a las cámaras,

pero el día en que le tomaron

la foto publicada

por la revista time

como una de las personas

más influyentes del mundo

en el año 2017,

eso quedará grabado por siempre

en su memoria.

jeanette: ¿seguro estoy bien

así? yo me cambio muy rápido.

>> completamente seguros.

entre más auténticas

se vean las fotos, mejor.

la gente tiene que ver

la humildad que proyecta.

jeanette: ustedes son

los que saben...

[maría] nunca olvidará lo

que le dijo su hijo de 12 años.

jeanette: mi niño roberto

me decía ¿sabes qué significa

un ícono, mami?

yo para saber si él sabía

le decía no, ¿qué significa?

decía, es que eso está chido,

mami, es la gente

que se queda en la historia,

y de la que se va a seguir

hablando, y lo que tú has hecho

es amazing, mami.

[maría] sus días y noches

transcurrían en un edificio

sagrado, el mismo donde vio

su vida desde una ventana

sin saber cuándo regresaría

a la normalidad.

así, como una mañana llegó

para quedarse,

86 días después

pudo abandonar la iglesia.

salvador: no sabes la alegría

que me da que vayas a regresar

a casa, los niños están

muy emocionados.

jeanette: imagínate cómo

me siento yo.

estoy cansada de tanto encierro.

todo lo que hago y genero

es para ayudar a otras familias

que vienen detrás de mí,

para que no pasen

por lo que yo he pasado,

que sus hijos no tengan

que sufrir lo que han sufrido

los míos.

>> ¿hasta cuándo te dieron

ese nuevo permiso?

jeanette: eso, ni hablar.

[maría] lamentablemente,

no todo podía ser perfecto.

>> pero...

¿y esto por qué?

jeanette: ahora sí puedo salir.

pero no tengo permiso

de trabajo.

¿qué más falta?

¿hasta cuándo?

¿sabes hasta cuándo?

hasta el tiempo

que sea necesario,

porque si ya llevo 20 años

aquí luchando no me importa

luchar otros 20 años más,

porque nadie me va a separar

de ti ni de mis hijos.

este es mi país,

eso lo tienen que entender,

este también es mi país.

[maría] dice jeanette

que aprendió que el final

de su lucha, por ahora,

no ha llegado.

ya la ves ahí, félix.

félix: ahí sigue...

maría antonieta: una valiente

mujer al pie del cañón

en contra de lo que considera

una injusticia.

y según estadísticas oficiales,

en el año 2017 más de 450 mil

personas fueron detenidas

para ser deportadas.

félix: eso sin contar

los más de 650 mil casos

que están retrasados

en las cortes

desde la administración obama.

maría antonieta: así terminamos

la crónica de hoy.

buenas noches.

félix: que tengan muy buenas

noches, los esperamos

la próxima semana.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.