null: nullpx
Cargando Video...

Crónicas: Échale ganas

Univision27 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: cruzaron la frontera

buscando un mejor futuro.

teresa: mis hijos van a

estudiar

aquí y van a aprender a hablar

inglés y van a ser mejores

que nosotros.

>> [habla en inglés]

locutor: fui víctima

de humillaciones y abusos.

>> estúpida.

locutor: pero venció

los obstáculos y salió

adelante.

érica: cuando dijeron: érica

alfaro, sentí como si mis

piernas

me estaban temblando

y se siente como si fuera

un sueño.

locutor: y celebró con una

foto

que se volvió viral.

noticias univisión presenta:

crónicas. esta noche:

échale ganas.

félix: muy buenas noches.

gracias por estar con nosotros

para una nueva edición

de crónicas,

historias que hacen historia.

les saluda félix de bedout.

maría: buenas noches, félix.

y maría antonieta collins.

gracias por acompañarnos.

cada inmigrante que llega a

este

país, félix, sin lugar a dudas

tiene

su propia versión-

félix: desde la cabeza.

maría: exacto,

del sueño americano.

mientras para unos es algo

que parece inalcanzable,

para otros es cuestión

de empeñarse y trabajar duro.

félix: ese es el caso

de un matrimonio mexicano

que a toda costa quería

asegurarles a sus hijos un

destino

lleno de posibilidades que

ellos

no pudieron tener.

maría: teresa y claudio alfaro

vivían en tijuana y estaba a

punto de ser padres por

segunda

vez.

claudio: ¡para, teresa!

¡estás loca, mujer!

teresa: ¡mi hija ya va a

nacer,

y yo no quiero que nazca

en tijuana!

claudio: ¿entonces?

¿estás decidida a cruzar

la frontera caminando?

teresa: ¡sí! ¡luisito nació

en los estados unidos,

y yo quiero que mi hija tenga

las mismas oportunidades!

claudio: ¡que pares, mujer!

le puedes hacer daño,

la puedes perder.

teresa: mira, claudio,

yo no te pedí

que me acompañaras.

¿por qué no vas y te quedas

con luisito, que no se puede

quedar solo? yo voy a cruzar,

porque mi hija va a nacer

en los estados unidos sí o sí.

maría: la joven sabía que

corría

grandes riesgos, pero pensaba

que de este lado de la

frontera

su hija, a quien llamarían

érica,

tendría un mejor futuro.

teresa: le dije yo a mi

esposo:

mi meta es que ella nazca

en estados unidos.

cuando crucé, nomas llegué,

una semana y ya tuve ahí, ya,

ya.

maría: con el paso de los

años,

érica reveló su personalidad.

estudiosa, amable

y muy dedicada a sus hermanos.

érica: yo sé que a ti te gusta

que te peine mamá,

pero ella está trabajando

con mi papá en el campo

para que nosotros podamos

ir a la escuela.

desde que vinieron

a estados unidos,

desde adolescentes, han estado

siguiendo las temporadas

cortando uvas, fresas,

naranjas,

lo que se presentara.

listo, ve por tu mochila.

luis, ándale, que se hace

tarde.

luis: ¿están listas las

loncheras?

érica: sí, están al lado de la

cocina. llévalas tú, que yo me

encargo de nuestra hermanita.

luis: ok.

érica: mis papás se iban muy

temprano, cruzaban la

frontera,

y era cuando yo y mis

hermanitos

íbamos a la escuela, y mi mamá

nos decía: tengan cuidado,

no abran la puerta,

aquí los dejo su desayuno.

maría: al finalizar las tareas

escolares, érica preparaba

la cena para sus padres.

las jornadas en el campo eran

largas y agotadoras.

teresa: ¿por qué despierta tan

tarde?

érica: recién cociné y hace

un minuto terminé mis deberes.

teresa: ay, mi hija, eres un

sol.

gracias por ser tan

responsable

y gracias por cuidar

de tus hermanos.

bueno, ahora a dormir

que mañana tienes

que ir a la escuela.

érica: sí, ma.

yo pienso que mi niñez fue-

como que siento que tuve

que madurar muy rápido,

pero a la vez, fue muy bonita.

maría: aunque los alfaro

podían

residir legalmente

en los estados unidos,

todos los días hacían el

recorrido

de ida y vuelta.

claudio: rápido, teresa,

despierta ya a los niños

que vamos a cruzar.

teresa: no entiendo

por qué siempre te pones

nervioso, si tenemos todos

los papeles.

claudio: sí, sí, pero ya sabes

cómo son los de la migra.

rápido, despiértalos.

teresa: me da una tristeza

levantarlos tan temprano todos

los días.

érica: cuando yo cumplí 11

años,

empezamos a cruzar la frontera

para ir a la escuela

en san ysidro middle school.

y por dos años enteros

cruzábamos la frontera,

nos despertábamos

a las 5:00 de la mañana.

teresa: mira, ni siquiera ha

salido

el sol.

claudio: ¿tú quieres

que estudien en una escuela

americana? levantarlos

a las 5.00 de la mañana

es la única manera.

teresa: eso es lo que tenemos

que hacer para que tengan

un mejor futuro.

claudio: por eso, ándale ya,

despiértalos. niños, a

levantarse

que ya vamos a cruzar.

teresa: érica, luisito.

niños, despierten.

claudio: ya, dejen la pereza.

teresa: esto tiene que

terminar,

claudio.

claudio: ¿y entonces?

¿los vas a sacar de la

escuela?

teresa: ¡no, señor! nos vamos

a venir a vivir de este lado.

mis hijos van a estudiar

aquí y van a aprender a hablar

inglés y van a ser mejores

que nosotros.

maría: luego de dos años

soportando interminables horas

de tráfico, decidieron

finalmente

mudarse a california.

érica: mi mamá quería

que nosotros estudiáramos.

por eso nos dijo ella que

íbamos

a vivir permanentemente

en los estados unidos,

para no tener que esperar

tanto en la frontera,

ya que era más difícil cruzar

después del incidente

de septiembre 11. y rentamos

un apartamento en san ysidro.

maría: para érica la llegada

a la escuela no fue todo

lo que esperaba.

adeline: hi.

érica: hola. lo siento,

pero no sé hablar bien inglés.

adeline: no te apures,

yo tampoco hablo bien inglés.

soy adeline, estoy en el grupo

de inglés como segunda lengua.

érica: soy érica.

adeline: ¿me puedo sentar?

a érica la conozco desde el

2003.

teníamos una clase

que se llamaba eld, english

language development.

era aprendiendo inglés juntas.

qué bueno que viniste a esta

escuela. ninguna niña me habla

porque no entiendo lo que

dicen.

érica: yo tampoco tengo

amigos.

adeline: pues aquí tienes una.

¿qué dices? ¿amigas?

érica: amigas.

maría: así nació una amistad

que duraría hasta hoy.

adeline: no ha cambiado

como su forma de ser,

siempre ha sido humilde,

una niña muy carismática,

siempre sonriendo. sí

sobresalía

siempre. entonces yo creo

que es su personalidad

la que la caracteriza.

maría: después se mudaron

a oceanside con familiares

cercanos. para reducir

los costos de la renta,

compartían un departamento

de solo dos recámaras.

>> ya no sé qué hacer, cuñado.

el dueño se enteró que estamos

viviendo los 11 en este

departamento y nos quiere

correr.

claudio: ya no me digas,

que tengo vergüenza contigo.

>> ni modo, no lo digo por

eso,

pero tenemos que hallar

una solución.

claudio: todavía que nos

recibes,

y solo llegamos a incomodar

y a meterte en problemas.

>> no, no lo digas ni en

chiste.

tú lo dijiste, somos una

familia.

y la familia está para

ayudarse.

ahora lo importante es ver

dónde vamos a vivir,

la renta aquí está carísima.

maría: para complicar las

cosas,

en el vecindario la violencia

entre pandilleros era algo

de todos los días.

>> tú, vieja, dame una

playera,

¡órale!

érica: un pandillero

entró corriendo a la casa,

y sonaban las avionetas

de que lo estaban buscando.

entró con una pistola y dijo:

necesito que me prestes

una ropa, porque el

pandillero

no tenía camiseta,

estaba lleno de tatuajes.

[sirena]

>> ¿qué me ves, carnal?

y a ustedes dos no se les

ocurra

hacer nada. quieticos.

quieticos.

érica: son momentos

donde te das cuenta en el área

donde estás creciendo, era

así.

eso era algo común.

como que sí sentí miedo,

pero a la misma vez me empecé

a acostumbrar, yo pienso,

porque salías de la casa

y lo primero que mirabas

a pandilleros en cada esquina.

así que como que esa se hizo

mi realidad.

>> si antes lo dudamos,

ahora sí pues, no hay más

que hablar. por los chamacos

ustedes tienen que buscar

dónde irse. en este vecindario

no pueden vivir más.

maría: todo aquel esfuerzo

por venir a los estados unidos

y tener una mejor vida

tambaleó

con ese mal momento,

y sin dudarlo, buscaron otro

lugar

para comenzar de nuevo.

félix: pero a pesar

de las dificultades, estaban

muy

agradecidos con los familiares

que los apoyaron el momento

que más lo necesitaban.

regresamos con esta crónica.

[música]

[música]

maría: los jóvenes a veces se

enfrentan ante una encrucijada

en la que tiene que escoger,

félix, el bueno o el malo,

los dos caminos,

y les toca pagar las

consecuencias

de sus decisiones.

félix: y ya sea por

inexperiencia

o por la fascinación que

sentía

érica, ella tropezó y tuvo

que aprender a madurar

antes de tiempo,

porque la responsabilidad

que tendría que asumir

no le dejaba otra opción.

cada cumpleaños érica recibía

una muda de ropa que debía

durarle hasta el año próximo,

lo que la convirtió en víctima

de burlas.

>> [habla en inglés]

adeline: no las saludes.

érica: ¿por qué?

adeline: porque se están

burlando de ti.

érica: ¿y qué están diciendo

de mí?

adeline: nada importante,

estupideces.

érica: dime, adeline,

¿qué están diciendo de mí?

adeline: que siempre traes

los mismos pantalones.

érica: yo recuerdo que nada

más

agaché la cabeza y me quedé

así como que pensando

porque sí, como que sí me

dolió.

[risas]

félix: triste y avergonzada,

por primera vez le hizo

un reclamo a su madre.

teresa: ¿qué te pasa, mi hija?

érica: nada, ma,

solo vengo algo cansada.

teresa: apúrate, sácate esos

pantalones que necesito

lavarlos

para que los tengas mañana.

érica: mamá,

¿será que me puedes comprar

unos nuevos pantalones?

teresa: ¿por qué, mi hija?

¿qué pasó? ¿se malograron?

érica: no, mamá, solo quiero

unos nuevos pantalones.

es que no puedo estar

con los mismos siempre.

teresa: érica, ¿no entiendes

que no tenemos dinero?

érica: solo te estoy pidiendo

un pantalón, uno,

¿qué te cuesta?

teresa: ¿sabes qué, érica?

ahorita que te vas de

vacaciones,

te voy a llevar al campo

conmigo

para que veas cómo se consigue

el dinero, y con lo que ganes

te puedes comprar toda la ropa

que quieras.

félix: teresa decidió darle

a su hija una gran lección.

el primer día de vacaciones

teresa llevó a érica a

trabajar

en el campo.

teresa: ¿cómo vas, mi hija?

érica: muy bien, ma.

yo no sé de qué te quejas

tanto.

teresa: sí, mi hija, ya te vas

a dar

cuenta que esto es bien fácil.

érica: y trabajé todo el día

sin quejarme.

félix: el día estaba

a punto de terminar.

érica rezaba porque así fuera,

realmente estaba agotada.

teresa: ya párate, mi hija.

tienes que recolectar

la última fila de tomates

antes de que caiga la noche.

érica: mami, yo ya no aguanto.

me duele mucho la espalda

y las manos ni se diga.

yo ya no puedo.

[suspira]

ya no puedo.

teresa: mi hija, esta es

nuestra

vida. nosotros no tuvimos

la oportunidad de estudiar

como tú. así que si quieres

tener

tus cositas y tener una mejor

vida, tienes que echarle ganas

al estudio.

ándale, vamos. levántate

que aún no has terminado.

te comprometiste, ya debes

cumplirlo. párate, vamos.

félix: esas palabras

resonarían

por siempre en su corazón.

érica: yo nunca me imaginé

que algún día en el futuro

esa memoria iba a cambiar

totalmente mi vida.

félix: tres años más tarde,

érica ya era una adolescente,

y alguien estaba a punto de

llegar

a su vida para cambiarlo todo.

profesora: [habla en inglés]

luis: [grita]

[risas]

profesora: muy gracioso, luis,

¿no? ve a tu lugar.

luis: [habla en inglés]

profesora: ¡ya, ve a tu lugar!

adeline: eran como dos polos

opuestos. ella la estudiosa,

la que siempre estaba como muy

carismática, hablando con

todos,

muy así, pues bien,

y él era como totalmente

se podría decir

como el payaso del salón.

félix: luis se enamoró de

érica

a primera vista.

luis: hola.

profesora: luis, ¿tú quieres

ir

donde el principal?

luis: perdón, miss.

es que me fui al cielo.

estaba saludando a un

angelito.

félix: y a ella luis no le era

indiferente.

érica: desde ese entonces

como que él me seguía por

todos

lados y me trataba de hablar.

pocas semanas después o quizás

un mes, dos meses después,

nos hicimos novios.

félix: la relación avanzó

rápidamente y trajo cambios

inesperados en la conducta

de érica.

érica: ¿qué estás haciendo

aquí?

¿no deberías estar en el

trabajo?

teresa: ¿dónde estabas, érica?

érica: en la escuela.

teresa: no me mientas.

tú no estabas en la escuela.

hace semanas que no paras

por allá.

érica: ¿de dónde sacas eso?

teresa: la chica que renta

el cuarto me dijo que te la

pasas

todo el día durmiendo, sales

a horas que no son de la

escuela

y regresas antes que tu padre

y yo volvamos

para que no te cachemos.

érica: eso es mentira, yo sí

estaba

en la escuela.

teresa: si estabas en la

escuela,

¿dónde están tu mochila

y los libros?

érica, ¿tú en qué estás

metida?

félix: con un simple gesto

dijo

mucho más que con palabras.

teresa: ¿estás embarazada?

[suspira]

tú no sabes en la

responsabilidad

a la que te enfrentas.

érica: no me digas eso, mami.

teresa: [llora]

es la verdad.

acabas de dañar tu futuro.

érica: sentí que la había

defraudado y creo que me sentí

más mal del hecho

de que no me regañó,

si no que la miré muy triste.

félix: érica y luis se fueron

a vivir

juntos a fresno.

ella continuó estudiando,

pues no veía su embarazo

como un impedimento,

pero luis no pensaba lo mismo.

érica: hi, baby.

luis: ¿por qué llegas a esta

hora?

érica: estaba en la escuela,

mi amor. me tardé

porque estaba con adeline

haciendo los deberes.

luis: ¿y no lo podías hacer

aquí?

¿o es que no estabas

con adeline?

érica: ¿quieres que llamemos

a adeline para que ella misma

te diga que estábamos juntas?

luis: seguro ya le dijiste

qué debía decir.

es que es por eso nunca

me ha caído bien,

porque esa es tu tapadera.

las dos son igualitas.

érica: ¿igualitas cómo?

¿en qué? ¿qué me estás

queriendo decir?

luis: ¡igual de callejeras!

¡igual de callejeras!

pero ¿sabes cuál es la

diferencia?

que tú tienes marido,

entonces no puedes andar

suelta

por ahí. tienes que meterte

eso en la cabeza.

érica: ya te dije que estaba

en la escuela. si tú no te

hubieras

salido de estudiar, sabrías

que te estoy diciendo la

verdad.

no es mi culpa que seas un

vago

que se la pasa inventándose

cosas.

luis: ¿qué me dijiste?

érica: lo que oíste, lo que

eres,

¡un vago! ¡vago! ¡vago!

luis: ¡a mí no me estés

hablando

así, que eres mi mujer

y me respetas!

ya está bueno que te la pases

en la calle todo el día.

así que elige: la escuela o

yo.

¡ah! y piénsate bien qué vas

a decidir, porque seguro nadie

te va a querer así de panzona

como estás, por mucho

que te pongas a estudiar.

félix: aunque la ofendía

verbalmente a menudo,

esa fue la primera vez que

luis

la golpeó. érica no sabía

cómo reaccionar.

[música]

[música]

maría: para érica resultaba

difícil mantenerse en pie,

pues los abusos que recibía

de su pareja no solo le

afectaban

a ella, félix, sino también

a lo que más quería que era

su hijo luisito.

félix: y por eso ella

buscaría,

precisamente en él, los

motivos

y la fuerza que necesitaba

para superarse. aunque estaba

por enfrentar una muy dura

prueba, estaba dispuesta a

todo

para salir adelante.

maría: la violencia física y

verbal

se convirtió en algo constante

en la relación de érica y

luis.

érica: su consumo de drogas

empezó a ser más seguido,

casi a diario.

se empezó a volver una persona

más violenta todavía.

no te bajes. el niño necesita

pañales, vamos a comprarlos.

luis: al menos podrías haber

saludado y pedirme el favor.

érica: ¿pedirte el favor?

son los pañales de tu hijo,

es tu obligación comprarlos.

luis: ¡a mí no me estés

hablando

así, érica, que yo no soy

tu empleado! soy tu marido.

érica: pues entonces

compórtate

como un marido de verdad.

¿o qué? ¿ahora también me vas

a decir que no tienes dinero?

luis: ¡pues no! ¡no tengo!

érica: me lo imaginaba.

valiente marido el que me

tocó,

uno que ni siquiera tiene

para los pañales del hijo.

maría: motivado por el alcohol

o las drogas, luis rápidamente

perdía el control, pero érica

estaba decidida a enfrentarlo.

luis: bájate.

¡si yo no te sirvo como

marido,

va a buscar a uno de tus

amantes, a ver si le compra

los pañales y le da de tragar!

¡bájate!

érica: no quiero, déjame.

déjame que me haces daño.

luis: que te bajes te estoy

diciendo.

érica: ¡no, suéltame!

luis: si no te bajas, ya vas a

ver

lo que le va a pasar al niño.

érica: no te atrevas,

con mi hijo no te metas.

luis: ¡entonces bájate!

maría: érica no lo creía capaz

de lastimar a su propio hijo,

pero

érica: luis, ¿qué vas a hacer?

maría: pronto, horrorizada,

vio lo contrario.

érica: yo recuerdo que en ese

momento como que sí,

me volví loca, nada más me

salí

del carro, fui corriendo y

agarré

a mi niño y empecé a llorar.

él nada más agarró y se fue.

luisito: [llora]

érica: ven. tranquilo. vamos.

luisito: [llora]

maría: su instinto maternal

la impulsó a buscar

soluciones.

érica: en ese momento

como que empecé a escuchar

la voz de mi mamá.

primero nomas dice: érica,

y yo así como que me quedo

escuchando. luego cerré los

ojos

y se me vino esa memoria

en el campo y empecé a

recordar

todo, pero en el momento,

cuando recordé lo que me dijo:

si no quieres esta vida

tienes

que estudiar.

luisito: [llora]

érica: luisito, te prometo que

voy

a regresar a la escuela

y voy a estudiar.

yo voy a hacer que te sientas

muy orgulloso de mí.

maría: esa promesa marcaría

la vida de érica y de luisito.

érica regresó a la

preparatoria

decidida a luchar por su hijo,

pero no había tenido el valor

para separarse de luis,

que la seguía maltratando.

érica: y en ese tiempo

mi hermano estaba en el

colegio

comunitario, así que mi

hermano

llegó a visitarnos a la casa,

pero el papá de mi hijo estaba

bañándose, así que no miró

que mi hermano llegó.

luis: érica, ¿no te dije

que necesitaba mi camisa

limpia

para hoy?

érica: discúlpame, luis, lo

olvidé

porque estaba escribiendo

un reporte para la escuela,

pero ahorita mismo la lavo

y la plancho-

luis: no, ya no quiero que

hagas

nada.

érica: ¿qué vas a hacer, luis?

dame mi tarea.

luis: ¿de verdad crees que te

vas

a graduar de la prepa?

érica: que dejes mis deberes,

no te metas con mis cosas.

luis: mira lo que hago

con tus cosas.

le doy la misma importancia

que tú le das a las mías.

érica: ¿por qué eres así,

luis?

luis: ni para lavar una camisa

sirves. ¡eres una inútil!

érica: y yo le quise decir:

aquí está mi hermano,

pero no me dio tiempo

de decirle.

luis: a mí no me vas a callar

en mi propia casa, estúpida.

luis a.: ¿qué te pasa,

imbécil?

¡a mi hermana no la golpeas!

luis: cálmate, bro.

luis a.: no, nada de cálmate.

ven, métete conmigo a ver

si eres tan valiente.

érica: luis, luis, déjalo, por

favor.

luis a.: sentí un enojo

por dentro y tuve que actuar

de inmediato, no lo pensé

y fui a ayudarla a mi hermana.

no llores. ¿por qué dejas

que te trate así, érica?

érica: es el papá de mi hijo.

luis a.: eso no justifica

que te golpee.

no es la primera vez, ¿verdad?

¡tienes que dejarlo!

regrésate con mamá y papá.

entre todos podemos cuidar

a luisito. tú no estás sola.

érica: tienes razón.

te juro que ahora sí lo voy

a dejar.

luis a.: entonces agarra tus

cosas

y vámonos ahora mismo.

maría: con el respaldo

de su familia,

se alejó de luis

definitivamente.

érica: poco después de que él

se empezó a poner violento,

quizás fue como un período

de seis meses.

entonces a él lo deportaron.

se salió a vivir a tijuana

con su mamá.

maría: el camino

hacia la universidad le abría

un nuevo mundo.

érica: discúlpeme, miss urrea,

yo soy érica alfaro.

candelaria: érica, claro,

pásale.

mister dean me dijo que ibas a

venir. ¿cómo te puedo ayudar?

siéntate, por favor.

a érica la conocí en la

escuela.

yo era su consejera, y érica

vino

a mi oficina un semestre

érica: muchísimas gracias.

el asunto es que estoy a punto

de terminar el college,

pero no sé si pueda continuar

estudiando en la universidad.

candelaria: ¿y por qué dices

eso?

érica: por el dinero.

pagar una universidad

es carísimo. además, mi hijo

está

creciendo y a lo mejor,

lo mejor es buscarme un

trabajo

y terminar con este sueño

de una carrera.

maría: la experiencia

de candelaria la hacía

reconocer

el potencial de los alumnos

que se le acercaban,

y en érica lo tenía clarísimo.

candelaria: déjame hacerte

una pregunta.

si pudieras pagar una carrera,

¿qué te gustaría estudiar?

érica: no sé muy bien.

lo que sé es que quiero ayudar

a los demás. muchas veces

he pensado en psicología,

pero volvemos a lo mismo,

no tengo cómo pagarla.

candelaria: érica, si tú

quieres

ayudar a las demás personas,

tienes que ayudar a la persona

más importante, a ti misma.

y para eso necesitas estudiar,

prepararte.

déjame mostrarte algo.

es una organización de mujeres

latinas que como tú buscan

seguir estudiando.

te invito a que conozcas

su trabajo, allí vas a

encontrar

la forma de poder financiar

tu carrera en la universidad.

érica: tienes razón,

candelaria.

por mi hijo voy a hacer lo que

sea

para ir a la universidad.

yo continué con el colegio

comunitario y ahí es donde

conocía a mi consejera

de escuela, candelaria.

ella me ayudó a planear

mis metas y ella fue

la que me motivó y me inspiró

para que yo siguiera

estudiando,

y yo decía: cuando yo sea

grande, quiero ser como ella.

quiero ser una consejera

de escuela.

maría: érica comenzó a

estudiar

psicología en la universidad

estatal de san marcos.

todo parecía ir mejorando,

pero la vida le tenía

preparada

una nueva lección.

teresa: mi hija, ¿hasta qué

hora

vas a seguir dándole al

estudio?

érica: es que quiero terminar

una presentación, mami.

teresa: yo necesito

que suspendas un momento,

y me prestes atención.

es sobre luisito.

érica: ¿qué pasa con mi hijo,

mamá?

teresa: creo que debes

llevarlo

al doctor, mi hija.

hay cosas que no veo bien,

no son normales.

érica: ¿qué estás diciendo?

teresa: lo que estoy diciendo

es que luisito se cae todo

el tiempo, sus piernitas

tienen

algo. tampoco habla claro,

ya va a cumplir cinco años.

érica: mi hijo tenía cinco

años

y hablaba como un niño

de dos años,

así que no se le entendía

nada.

trataba de correr, se caía.

lo mandaron con un

especialista,

y cuando fui yo

con el especialista,

yo fui hasta san diego,

hasta rady childrens,

en un hospital grande

con un neurólogo.

>> tu hijo tiene parálisis

cerebral,

érica.

es un daño que fue ocasionado

durante el embarazo.

¿alguna vez te golpeaste la

panza

o te caíste cuando estabas

embarazada?

érica: no, doctor. nunca me

pasó

nada de eso.

>> ¿y el papá del niño no

vino?

érica: estamos separados.

mientras él me preguntaba eso,

me pasaban todas esas memorias

de cómo él me golpeaba estando

yo embarazada.

así que como que me empezó

a entrar una rabia,

pero yo no quise llorar

enfrente del doctor.

>> ok. lo importante

ahora es tratar inmediatamente

la condición de luisito.

tu hijo debe empezar a recibir

terapia física y terapia del

habla.

para eso voy a recomendarte

los mejores especialistas.

érica: y me sentí tan mal.

me empecé a culpar a mí misma

y empecé a llorar como nunca,

nunca en mi vida había

llorado.

nunca en mi vida me había

sentido de esa manera.

[solloza]

todo es culpa mía,

no te pude cuidar.

félix: el alcohol y las malas

influencias de las personas

que érica comenzó a

frecuentar,

le hicieron creer que ese

mundo

era el único remedio para su

depresión.

maría: imagínate,

ella se había dado por

vencida,

y sin importarle el futuro,

iba a dejando atrás las metas

que se había propuesto,

aunque pronto recibiría

una noticia que le haría

volver

a lo que tanto quería.

érica: y ahí es donde

empezaron

los meses de depresión.

yo estaba en mi primer

semestre

de la universidad y descuidé

totalmente ese semestre.

teresa: [llama a la puerta]

érica, ¿qué haces ahí?

ya llevas más de una hora

metida

allí. ya traje al niño de la

terapia.

tienes que ocuparte de él,

es tu responsabilidad.

érica: déjame tranquila.

teresa: ¿tranquila?

¡abre la puerta,

que yo no soy ninguna tonta!

yo sé lo que estás haciendo

ahí.

érica: no sabes. no me pasa

nada, solo me duele la panza.

teresa: tu hijo te necesita.

necesita que tú estés bien

para que puedas ayudarlo.

félix: érica solo veía el

rostro

de una mujer derrotada.

érica: empecé a tomar mucho

y lloraba toda la noche,

hasta que amanecía.

félix: ocultarlo ante su

familia

era la única opción. no había

preguntas ni reproches.

érica: ya voy.

teresa: oye, te llegó una

carta

de la universidad.

félix: érica sintió un frío

que le recorrió todo el

cuerpo.

esa carta seguramente tenía

malas noticias.

érica: me mandaron una carta

diciendo que estaba siendo

académicamente descalificada

de la universidad. así que,

me sacaron de la universidad.

félix: al borde

de la desesperanza, el

recuerdo

de una promesa llegó

a su memoria para rescatarla.

érica: una mañana,

cuando yo estaba alistando

a mi hijo para ir a la

escuela,

él me dice:

mami, ¿ya tienes una

carrera?,

me dice: ¿recuerdas que todos

los días me decías que un día

ibas

a tener una carrera, que

íbamos

a tener una casa y un

perrito?.

fui derechito a la universidad

y les dije: ¿qué tengo que

hacer

para que me vuelvan a

aceptar?.

y me dijeron:

tienes que completar

un semestre en un colegio

comunitario, tienes que

agarrar

buenos grados,

y cuando regreses,

tienes que pagar tu

universidad

por el primer semestre tú

sola.

yo dije: ok, lo voy a hacer.

y lo hice. me volvieron a

aceptar

en cal state san marcos,

y ahí es donde le eché más

ganas

que nunca.

félix: érica recibió su

licenciatura

de psicología en 2017,

no fue nada fácil, pero

echándole

ganas logró cumplir la primera

promesa a luisito

tener su carrera.

claudio: por la mejor hija

y la mejor madre del mundo.

¡por érica! ¡salud!

josé: ven para acá, ven para

acá.

dáselo, por favor.

luis a.: dáselo tú.

josé: ¿cómo crees?

tu hermana ni me conoce.

luis a.: por eso no hay

problema.

¡érica, ven!

félix: el amor volvería a

tocar

a su puerta, y ella estaba

preparada para recibirlo.

luis a.: hermanita, te

presento

a un amigo, josé manuel.

érica: mucho gusto.

josé: mucho gusto.

luis a.: él estudió conmigo

en la prepa,

y justo hace una semana,

me lo topé en el centro,

entonces lo invité.

josé: espero que no sea mucha

molestia.

érica: para nada. si eres

amigo

de mi hermano,

eres amigo de la familia.

luis a.: él te tiene un

regalo.

josé: felicitaciones

por tu graduación.

érica: muchísimas gracias.

no te hubieras molestado.

josé: ¿quieres bailar?

érica: claro.

félix: esta vez ese amor era

correspondido, y

probablemente,

tendría un final feliz.

érica: esa noche bailamos,

y empezó una amistad

entre nosotros.

la relación empezó en el 2017,

apenas el octubre pasado nos

casamos. él es una persona muy

linda, él es la figura paterna

que mi hijo nunca tuvo.

cuando me escogieron para ser

la oradora de mi graduación,

el reportero de la universidad

me contactó y me dice:

me gustaría escribir un

artículo

de tu vida, y escribió un

artículo

que se llamaba de madre

adolescente a graduada

de la universidad. en ese

artículo yo dije que mi sueño

era agarrar una maestría.

estuve leyendo un artículo

que publicó el periódico sobre

ti,

por eso quisiera pagarte

tu maestría.

[ríe]

josé: [lama a la puerta]

mi amor, ¿estás bien?

érica: sí, sí. entra.

josé: ¿qué pasa?

érica: mira. lee.

josé: mi amor, te felicito.

érica: no sé, amor. la verdad

es que me da un poco de miedo

aceptar. es un desconocido.

no sé qué intención tenga.

josé: pierde cuidado y cítalo

para conocerlo. yo te

acompaño,

pero no puedes perder

la oportunidad de seguir

estudiando, de cumplir

tus sueños.

érica: tienes razón.

él me pidió que mantuviera

su información en secreto.

yo te voy a pagar la maestría

completa. cuando tú completes

el proceso, tú nada más dime,

y yo mando el cheque.

y yo le dije: ¿en serio lo va

a pagar?, y me dice: sí,

y le pregunto yo:

pero ¿por qué va a hacer eso

por mí? ¿por qué yo?. y me

dice:

es que tú eres el tipo de

persona

que va a ayudar a otras

personas,

[habla en inglés]. y yo le

dije:

sí, prometo que sí.

y sí lo hizo, lo pagó.

félix: gracias a la

generosidad

de aquel donante anónimo,

érica

cumplió el sueño de estudiar

su maestría en educación

y estaba a punto de graduarse.

érica: mamita, me voy a

graduar,

voy a agarrar una maestría.

teresa: ay, hija, ¿de veras

vas

a recibir tu maestría?

érica: sí, mamita.

teresa: todo ese trabajo

en el campo, todos esos

sacrificios valieron la pena.

no puedo creer que te vas

a graduar, que vas a agarrar

tu maestría.

félix: teresa había cumplido

el gran sueño que tuvo

cuando cruzó la frontera.

teresa: me acuerdo

cuando te dije que habías

dañado

tu futuro. lo siento. yo

estaba

equivocada. eres una mujer muy

valiente y le has echado

muchas

ganas para salir adelante.

érica: yo te agradezco

que me hayas dado fuerzas todo

el tiempo. pensé que no

podría,

que era demasiado, pero

ya ves, sí pude.

teresa: estoy muy orgullosa de

ti.

érica: yo soy la que está

orgullosa

de tener unos padres

como ustedes.

por eso quiero que se

preparen.

les voy a dar una sorpresa

para rendirles un homenaje.

teresa: ¿para qué te pones

con esas cosas, mi hija?

érica: ustedes y mi hijo

se lo merecen todo. así que

dile

a papá que se prepare. ya

verán.

félix: con mucha

determinación,

érica logró superar los

obstáculos

que se le habían presentado.

su diploma de psicología era

solo

un pequeño peldaño

que la llevaría a nuevos

logros.

maría: y los padres estaban

orgullosos de verla alcanzar

el sueño por el que tanto

se sacrificaron.

lo que vendría después sería

un acto de agradecimiento

que se convertiría en

inspiración

para miles.

[música]

[música]

félix: un momento que marcó

la vida de érica fue

cuando su madre le sembró

con su ejemplo la semilla

del esfuerzo para lograr

metas.

aquel día, en el campo,

mientras

trabajaba junto a ella años

atrás.

maría: y, félix, aunque se

alejó

por un tiempo del buen camino,

pues esa elección fue

un antes y un después en su

vida,

y comprendió como pocos

que para triunfar hay que

echarle

ganas. por eso buscó la manera

perfecta para honrar esa

valioso

legado.

teresa: ¿y para qué nos

trajiste

hasta acá, mi hija?

érica: esta es la sorpresa

de la que te hablaba, mamá.

claudio: ¿la sorpresa era

venir

al campo?

érica: ¡no! bueno, sí,

pero no venir por venir.

si no, venir para hacernos

unas fotografías.

teresa: ¿eres o te haces,

viejo?

¿no viste el fotógrafo?

claudio: claro que lo estoy

viendo, mi hija.

lo que no entiendo

es qué estamos haciendo

nosotros acá. no me digas

que quieres que nosotros

también salgamos en la foto.

érica: sí, papá.

quiero que mi foto

de graduación sea en el campo.

escogí este lugar por ustedes,

porque representa el trabajo

que tú y mi mamá

han hecho toda la vida,

y para mí es una manera

de honrar todo su sacrificio.

y la segunda razón

es porque representa el

consejo

que me diste la primera vez,

cuando me trajiste a trabajar.

esas palabras me dieron

fuerzas

para echarle ganas cuando todo

se puso difícil.

teresa: no nos vamos a cansar

nunca de repetir lo orgullosos

que estamos de ti, mi hija.

maría: así nació la foto

que le daría la vuelta al

mundo.

claudio: bueno, ya. ya.

dejemos tantos abrazos y vamos

a tomarnos la dichosa foto

esa,

porque me voy a volver un

viejo

chillón acá.

érica: [suspira]

terminé.

maría: con esa última tarea,

érica terminaba oficialmente

su maestría.

érica: ustedes me dieron

la fuerza.

y tú me enseñaste que no

existen

barreras cuando se quiere

de verdad.

maría: cuando érica publicó

la foto solo quería compartir

con sus amigos el enorme

agradecimiento que sentía

por sus padres.

érica: recuerdo que dije:

cuando entregue mi última

tarea, voy a subirlo

en mi facebook, pero más

que nada era para compartirlo

con mis amistades y mi

familia.

maría: pero inesperadamente

la foto se convirtió en

tendencia

en las redes sociales.

[computadora]

érica: no puede ser.

¿más de dos mil likes?

¿y de quién son todos estos

mensajes?

al siguiente día, la foto ya

había

recibido más de dos mil likes,

ya había sido compartida

cientos de veces,

y lo había compartido ahí,

lo había compartido en un

grupo

que yo sigo que se llama

latinas think big,

y en ese grupo hay más

de 20 mil miembros,

así que la foto ahí recibió

más likes todavía.

érica, gracias por

representar

a nuestra comunidad latina.

érica, gracias por tu

historia.

ahora creo.

érica, eres increíble. tu

historia

me inspira a seguir luchando.

y una persona

de ahí me contactó y me dice:

oye, ¿me puedes hablar

más sobre tu historia?.

luisito: ¡mami! ¿qué haces?

vamos a llegar tarde

a la graduación.

érica: ¡ya voy, mi hijo!

[suspira]

yo recuerdo que el día

de mi graduación era dos días

después de las noticias-

de la primera noticia.

y cuando llego a mi

graduación,

estaban reporteros

esperándome.

>> llegó, llegó. córrele.

>> érica, unas preguntas.

¿cómo te sientes luego de ver

que tu foto alcanzó a tanta

gente

y en una sola noche?

>> ¿te imaginaste que ibas a

ser

tendencia?

>> ¿qué opina tu familia?

>> ¿sabías que hay museos

que quieren comprarla

para exhibirla?

érica: no, no sabía.

bueno, perdón, pero la verdad

es que voy tarde

para mi graduación.

>> claro que sí, te

entendemos,

pero solo una pregunta más,

¿te imaginaste que tu foto iba

a tener tanto impacto?

érica: más que la foto,

lo que jamás pensé

es que mi historia podría

inspirar

tantas reacciones positivas.

>> preguntémosle a la mamá.

señora-

érica: esperen, esperen.

vamos a hacer lo siguiente,

voy a responderles a todos,

pero después de la graduación.

van a comenzar sin nosotros.

>> claro que sí, miss alfaro.

érica: muchas gracias.

la meta más grande era agarrar

una maestría y era casi un

sueño

imposible. así que,

en ese momento,

cuando estábamos haciendo fila

para recibir nuestro diploma,

cuando dijeron: érica

alfaro,

sentí como que si mis piernas

me estaban temblando,

y se siente como si fuera

un sueño, porque yo dije:

no es un sueño,

no es un sueño.

maría: en mayo de 2019,

érica alfaro se graduó

de la maestría en educación

en la universidad estatal

de san diego. a partir de ese

momento, comenzó a cumplir

otra de sus metas: motivar

a jóvenes latinos a estudiar.

érica: la primera vez que

hablé

en público, lo hice

porque candelaria me obligó

a hacerlo, y gracias a eso

me di cuenta que lo que yo

viví

podría inspirar a muchas

personas.

teresa: soy una madre muy

feliz

porque eso es lo que yo quería

ver a su vida de ella.

érica: la historia que les

acabo

de contar no es solo la mía.

la de érica alfaro es la

historia

de muchas mujeres latinas,

y la de todos ustedes,

porque ustedes y yo tenemos

algo en común, queremos salir

adelante. y solo hay una forma

de lograrlo, echarle muchas,

pero muchas ganas.

así que en este momento

lo que estaba haciendo sin

parar

es ir a hablar a las escuelas

con estudiantes poco

representados, para motivarlos

a

que estudien, que no se rindan

y

que miren en mi historia.

si yo pude, tú también puedes.

yo soy érica alfaro,

y esta fue mi historia.

muchas gracias.

[aplausos]

maría: érica alfaro compartió

su historia y se convirtió

en símbolo de lo que podemos

lograr cuando ponemos,

en verdad, el mejor esfuerzo.

félix: ese es, precisamente,

el mensaje de érica,

que ahora está escribiendo

su primer libro y continúa

ayudando a la comunidad

hispana y a muchas mujeres

que sufren de abuso doméstico

para que no dejen nunca

de luchar.

maría: así mismo.

y así terminamos,

pero antes de irnos, un

adelanto

de la próxima crónica.

>> buenas tardes. perdonen

la tardanza, pero llegué tarde

de la escuela.

locutor: dos jóvenes.

ella católica, él musulmán.

>> ¿cómo que traes una cruz?

>> sí, señora,

¿qué tiene de malo?

locutor: vivieron una historia

de amor.

>> quiero que sepas que eres

mi vida y que haré todo

para hacerte feliz.

locutor: que terminó

en tragedia.

>> [llora]

nos asaltaron unos

pandilleros.

atacaron a mi esposa.

>> 911. 911.

mujer herida de bala.

locutor: en crónicas,

la justicia tarda"

félix: los estamos esperando.

muy buenas noches.

maría: buenas noches.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.