null: nullpx
Cargando Video...

Como Tú No Hay 2 Capítulo 33

11 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

toño: ¿y tú?

¿por qué traes esa carita

de perrito atropellado?

¿qué te pasa?

claudio: dora me contó

lo de natalia.

toño: sí, ¿verdad?

qué mala onda.

con tantas ganas que tenía

de darte un nietecito

y ahora resulta que no se va

a poder.

claudio: no, no, hijo, hay que--

hay que hacer todo lo posible

por revertir ese diagnóstico.

dios no puede permitir

algo así, yo...

yo no quiero que pases

por lo mismo que yo.

toño: ¿cómo que no pase

por lo mismo que tú?

o sea, ¿tú tampoco podías

tener hijos?

a ver, entonces, ¿yo de dónde

salí?

entonces...

¿yo no soy tu hijo?

a ver.

pero entonces, ¿quieres decir

que no soy hijo tuyo

ni de mi mamá?

claudio: sí.

sí, eres nuestro hijo

con todas las de la ley.

toño: pero entonces,

¿por qué dices que no quieres

que yo pase lo mismo

que te pasó a ti?

o sea, quieres decir

que a mi mamá le habían dicho

que no podía tener hijos

y luego que siempre sí,

y por eso nací yo.

claudio: sí, sí, eso pasó.

y no sabes todo lo que tuvimos

que hacer para--para poder

tenerte con nosotros.

cuando finalmente llegaste,

sofía fue la mujer más feliz,

porque pudo cumplir el sueño

de ser tu madre.

toño: no, pues yo por eso

también no quiero quitar

el dedo del renglón y...

y quiero hacer todo lo posible

para...

para que mi natita pueda ser

mamá.

y así como a mi mamá le dijeron

que no podía y luego me tuvo

a mí y se le hizo el milagro,

pues entonces quiere decir

que nada más es cuestión de...

pues de pedirle a san juditas,

¿verdad?

claudio: desconocía esa parte

tuya tan religiosa.

toño: ah, no, si siempre he sido

devoto de san juditas.

bueno, o sea, de un tiempo

para acá, ¿verdad?

claudio: y sí.

bueno, la medicina ha avanzado

mucho.

y cuentas con todo mi apoyo.

toño: no, pues muchas gracias.

claudio: lo importante es tener

fe y como dice dora,

dios aprieta pero no ahorca.

toño: lo mismo me decía

mi mamá cuando me veía

medio achicopalado.

claudio: ¿cómo?

toño: o sea...

mi mamá sofía.

sí, en mi sueños.

ah, sí, sí, lo que pasa

es que yo cuando...

cuando tenía algún problema,

soñaba con mi mamá y, este...

pues ella en los sueños

me daba muchos consejos.

claudio: nunca me habías

contado eso.

toño: lo que pasa es

que nuestra relación antes

era más distinta, ahorita

ya como quiera, ya te tengo

más confianza.

claudio: me doy cuenta

y me alegro mucho.

siento tu cariño, ricardo,

y eso me hace muy feliz.

toño: eres el papá que siempre

me hubiera gustado tener.

o sea, o sea que sí,

eres el papá que me gusta mucho

tener.

claudio: te quiero mucho, hijo.

toño: yo también te quiero,

señor papá.

[ríe]

renata: bienvenida, siéntate.

pensé que te ibas a arrepentir,

¿eh?

valeria: no, claro que vine

a cobrar mi apuesta.

bacalao: ¿a qué hora llegará

esa chamaca, hombre?

ya con la "huachicolada"

que nos puso la cara de ardilla,

híjole, me traigo un hambre

que me estoy desvelando

y eso que no me deja--

renata: ya llegó, ya llegó.

luchita: ay.

renata: mis papás.

luchita: hola.

valeria: ¿cómo está, señora?

luchita: luz maría, mucho gusto,

estás en tu casa.

valeria: valeria.

señor.

bacalao: félix cortés,

me dicen el bacalao.

a sus órdenes.

valeria: ah, usted es

el que da los buenos puñetazos,

¿no?

bacalao: no, no, es mala fama

que le hacen a uno, ya sabes,

la gente que anda chismeando

por ahí.

renata: ¿qué, por qué me ves

a mí?

yo no le he dicho nada

a la cara de fresa.

todos: [ríen]

luchita: ¿y de dónde se conocen

ustedes?

¿de dónde son amigas?

bacalao: no, me quitaste

la pregunta de la boca, ¿eh?

porque se ve que tú no eres

de por aquí, ¿no?

porque te vistes con bonitas

garras.

renata: ay, bueno, ya,

de donde sea, yo la conozco.

no voy a traer a una desconocida

a la casa, y mucho menos

a una enemiga, ¿no?

valeria: sí, bueno, renata y yo

nos conocemos por un amigo

en común.

renata: exacto, pero mi papá

ya tiene mucha hambre,

¿por qué no me ayudan a servir

y así?

bacalao: ándale, sí, siéntense.

yo la ayudo.

renata: sí, órale.

sí, es que te preparé

un guisado buenísimo

con salsa macuarra.

valeria: ¿salsa macuarra?

no, no la había escuchado.

renata: no, pues no,

me imagino que no.

pero la hice especialmente

para ti.

te juro que siempre lo vas

a recordar.

sol: ¿qué pasó, marianita?

¿por qué traes esa cara?

mariana: pues es por luchita.

ya me estoy dando cuenta

que siempre va a ser

un fantasma entre germán y yo.

sol: lo que pasa es que tú

tienes que entender

que ellos estuvieron juntos

durante muchos años.

bien que mal, pues...

fueron una pareja.

mariana: no sé, a veces

pienso que ya me debería

de olvidar de germán y...

y regresar a taxco

con mi familia.

sol: no, claro que no,

¿cómo crees?

¿me dejas que te dé un consejo

de amiga?

lucha por él.

pelea.

mariana: y usted que es

tan amiga de doña luchita,

¿me dice que defienda esto?

sol: luchita siempre

va a decidir por el bacalao,

porque pues es su marido

y el papá de sus hijos, y...

si te digo una cosa,

ella ya decidió

desde hace mucho tiempo.

bacalao: miren nomás

lo que me encontré,

una indultada que me dejó

la tira, ahora que se llevó

mi mercancía.

¿cómo ve, cómo le caería

un mezcalito?

mire, para que lo pruebe.

luchita: óyeme, no.

no creo que a la muchacha

le guste tomar eso tan fuerte.

bacalao: ay, tráete la naranja

y la sal de gusano.

ahí están en la cocina, ándele.

¿cómo ve?

mire, este mezcalito es

de lo mejor.

le falta un grado para ser

"tibón", mire, huélelo,

huélelo, ¿cómo ve?

valeria: sí, sí lo pruebo.

bacalao: ándele, así me gusta.

luchita: ah, qué bárbaro eres.

te estoy diciendo, ni siquiera

tú deberías de tomar ahorita,

nos acaban de sacar sangre.

valeria: ¿y eso por qué, señor?

¿está enfermo?

bacalao: no, hombre, yo soy

como "fabulman", ni las balas

me entran, ¿eh?

salud, mi hija.

valeria: ah, salud, ¿y usted,

señora?

luchita: ay, no, no.

lo que pasa es que nuestro hijo

tiene problemitas, entonces

necesitábamos análisis.

tiene amnesia.

valeria: ay, pobrecito.

debe ser horrible no acordarse

de nada, ¿no?

luchita: ah, sí, sí, terrible.

a ver, mi hija.

bacalo: póngale tantito

de esta sal de gusano--

luchita: pásame tu plato,

mi amor.

renata: sí.

¿para qué?

¿qué haces?

luchita: pues...

renata: no, pero...

¿por qué tanta?

luchita: pues es que no vas

a dejársela a tu amiguita,

¿verdad, mi vida?

renata: pero--

luchita: aquí un piloncito,

mira.

renata: pero es que--

luchita: ¿qué no lo quieres?

no, si quieres, me lo como yo,

mi amor.

renata: no, no, no.

yo me lo como.

luchita: pues provecho,

criaturas.

renata: provecho.

valeria: gracias.

luchita: ¿qué, se enfrió?

bacalao: ¿está rico?

éntrele al mezcalito.

con confianza, anda.

natalia: que yo no puedo

tener hijos.

me lo dijo el doctor.

damián: pues tranquila, no es...

no entiendo, ¿no es exactamente

eso lo que querías?

al menos respecto a ese tema,

ya no tienes que preocuparte.

natalia: espera.

¿tú alguna vez pensaste

en tener un hijo conmigo?

claudio: natalia, hija.

ya estoy enterado.

estuve hablando con ricardo.

natalia: es horrible.

me siento tan culpable, claudio.

de verdad, siento

como si estuviera vacía

por dentro.

claudio: no es tu culpa,

no te castigues más.

tú no tomaste esa decisión.

natalia: no, claro que sí,

yo soy responsable, yo sé

por qué te lo digo.

no sabes todo lo que he pensado

desde que el doctor me dijo

que no voy a poder tener hijos.

oriana: ¿no puedes tener hijos,

natalia?

¿ya se lo dijiste a damián?

bacalao: no, hombre, si parece

que las visitas se estuvieran

muriendo de sed.

¿y qué decir de ti, hija?

mira nada más.

valeria: perdón, señor,

es que...

me--

me atraganté con una zanahoria.

bacalao: no, no, aquí podemos

permitir todo

menos que las visitas

se mueran de sed.

entonces, si me permiten,

voy a ir a buscar la de reserva,

¿no?

digo, no te vas a ir, ¿verdad?

valeria: no, no, no.

bacalao: ahí vengo.

valeria: está muy bueno

el guisado.

lo hiciste tú, ¿verdad?

luchita: pero como

que se le pasó de chile, ¿no?

sal en la lengua, mira,

te lo voy a cambiar.

renata: a mí también.

valeria: no, no, no, señora.

¿cómo cree?

si--si ella lo hizo

especialmente para mí,

no lo voy a decepcionar.

luchita: órale, mi hija.

no se quede atrás.

valeria: muy rico.

claudio: no entiendo

ese comentario tan fuera

de lugar, oriana.

¿qué tiene que ver damián

en todo esto?

oriana: mucho, claudio, mucho.

él me dijo que le hacía

muy feliz la idea de ver

a natalia embarazada.

natalia: sí, porque--porque él

me quiere como una hermana.

oriana: hasta me dijo

que volvería a mudarse aquí

a la casa cuando naciera

el bebé, porque a él

le encantan los niños,

¿verdad, natalia?

natalia: sí, bueno, yo me--

me siento un poquito mal,

me voy a ir a la recámara

a descansar.

oriana: sí, vete a descansar.

natalia: con permiso.

oriana: yo voy a ir por un café.

claudio: ¿cómo se te ocurre

hacer semejante comentario

delante de natalia?

oriana: bueno, perdóname,

perdóname, pero me sacó

de onda lo que dijo natalia.

claudio: ¿no te fijaste

en la cara que puso?

oriana: ¿dije algo inadecuado?

claudio: ella y ricardo

están pasando un momento

muy especial.

muy sensible, muy delicado.

te agradeceré que en un futuro

tengas más tacto

con tus comentarios.

oriana: sí, sí.

mejor tacto.

tacto...

[suspira]

federico: ¡dani, dani!

daniel: aquí ando.

federico: ven.

daniel: ¿me hablaba?

federico: oye, aquí tienes tu...

tu paga, te saqué un poco

para tu caja de ahorros.

daniel: ah, muchas gracias,

don fede.

no ha creído que usted

sí se parece a mi "apá",

que en paz descanse.

federico: ah, ¿sí?

él también te aconsejaba

que tenías que ahorrar, ¿verdad?

daniel: este, no.

pero siempre que lo veía,

me quitaba una lanita.

federico: ah, ¿sí?

daniel: sí.

federico: [ríe]

pero pues ahí tienes,

yo soy bueno, ahí tienes

un poquito de dinero ahorrado

para salir con estrella.

¿quién sabe?

hasta para casarte con ella.

daniel: ¿usted cree que sí

pueda salir con ella?

¿y hasta casarme con ella?

federico: a ver, dani,

dime por qué no.

ella te quiere a ti

y tú la quieres a ella.

¿cuál es el problema?

daniel: es que a ver,

no me ha dicho si ya usted

se fundió con la sole

en los fuegos de la pasión.

federico: ¡no te pienso contar

absolutamente nada!

es una cuestión personal.

¡no te voy a contar nada!

daniel: a ver, entiéndame,

es que yo no me puedo arriesgar

así nomás, así...

con la maldición de las morales.

federico: ay, por dios,

tú serás ingenio, dani,

no seas tan ingenuo.

esta es una manipulación

por parte de las morales

para medir a los pretendientes.

daniel: ¿para medir

a los pretendientes?

federico: claro.

daniel: ¿y eso cómo es o qué?

federico: a ver, ¿qué buscan

las morales?

un hombre, ¿verdad?

¿qué quieren hacer

con el hombre?

que se aviente por ellas.

que se reviente por ellas,

que dé todo por ellas.

es una prueba, mírame a mí,

ahí tienes el mejor ejemplo.

a "mua", mírame a mí.

daniel: ay, sí, ¿no?

no le creo que se haya aventado

con la sol.

a mí se me hace que le hizo así.

federico: ay, dani, por dios,

¿tú no crees en mí?

ven.

mira cómo ha cambiado sol.

mira cómo me trata.

sonríe, me trata con cariño,

ya no me grita.

daniel: ya no le grita, ¿verdad?

federico: no me grita.

daniel: sí, es cierto.

sí sonríe más, ¿verdad?

federico: correcto.

daniel: sí, es cierto.

bueno, pues siendo así,

sí me aviento con la estrellita

pues en paracaídas, igual

y terminamos siendo parientes

usted y yo.

federico: entonces lo que tiene

que hacer es ponerte elegante,

bonito, e invitar a salir

a--a la chica, a estrella,

y ya está, yo me encargo

del restaurant, yo me encargo

de los clientes.

daniel: ¿usted se encarga?

federico: claro.

daniel: no, don fede, pues

es que le digo que es

como mi apá.

federico: considerado, ¿no?

daniel: no, alcahuete.

con su con permiso, don fede.

renata: últimamente me he

juntado con una banda

y hacemos grafitis en murales.

valeria: ¿y tú ya has hecho

un mural?

renata: he participado en dos.

de hecho, tengo mi firma.

es esta, mira.

valeria: ya, está padre, pero...

no se entiende nada.

renata: es que no es

para que se entienda, bueno,

no cualquiera.

solo mis cuates, los grafiteros

y así.

valeria: qué interesante,

renata.

renata: sí, siempre me ha

gustado dejar huella,

nunca he sido del montón.

valeria: bueno, yo nunca

he pensado como en dejar

huellas.

más bien...

como que nada más la voy

pasando.

renata: pero la vida es

muy bonita como para dejarla

así pasar, ¿no?

es como desperdiciar agua

cuando tienes un buen de ropa

que lavar.

valeria: claro.

renata: pues ya, ¿no?

ya pagué la apuesta,

ya comimos.

¿no se te hace tarde?

valeria: ¿segura que no quieres

platicar más?

renata: no.

yo aposté una comida,

no que íbamos a ser amigas.

valeria: pero, renata...

oye, a pesar de la enchilada

que me metiste, bueno,

que nos metimos,

te quiero agradecer por todo.

de verdad que fue

una muy bonita tarde para mí.

daniel: es que yo nunca

he dejado de pensar en ti.

o sea, primero--primero

con mucho amor y luego

con harto miedo, estrellita.

estrella: ay, sí, mucho amor

pero bien que estabas

ahí embarradote de la renata.

daniel: no, no, espérate,

espérate, lo de renata

es otra cosa.

o sea, lo importante es que ya

vamos a poder estar juntos

tú y yo.

es más, deberíamos sellarlo

con un besito, mira.

estrella: ¿qué besito

ni qué nada, eh?

daniel: ¿qué te pasa o qué?

estrella: ¿en serio quieres

a la renata?

daniel: ah, pues eso es

puro chorro, hombre.

agarra la onda.

estrella: a ver, entonces,

¿por qué estaban ahí

todos arrimados y tú le decías:

"hola, mi amorcito", que no sé

qué?

yo te escuché.

daniel: ya, te voy a decir

la neta, ¿eh?

lo de renata es puro chorro.

es que hicimos un pacto

para ser novios de mentiritas.

estrella: ¿de mentiritas?

¿y cómo es que eran novios

de mentiritas?

daniel: sí, pues es que...

el tema es que luis se andaba

quedando con la guera esta,

flaca, rica, y pues la renata

quería darle celos.

estrella: ¿una que está

bien bonita?

daniel: ajá, entonces así

pues la renacuaja se vengaba

de él.

y pues yo quedaba vivo,

porque me alejaba de ti

con todo y tu maldición.

pero pues es que...

o sea, yo nunca he dejado

de pensar en ti, me moría

de ganas de...

de abrazarte, de besarte,

de decirte que te adoro.

estrella: ¿y por qué no

lo haces ahorita, a ver?

daniel: pues es que te adoro.

estrella: ay, yo también

te adoro.

daniel: ¿sí?

estrella: sí, además me moría

de la tristeza nomás de pensar

que me habías cambiado

por la chola esa de la renata.

daniel: no, hombre, ¿cómo crees?

si--si tú eres la única mujer

que me importa.

estrella: y tú también eres

el único hombre que me importa.

daniel: ¿sí?

nomás no le vayas a decir

a la renata que...

pues lo que te dije,

porque no quiero que se sienta

traicionada.

estrella: ¿y a mí qué?

no me importa nada de eso.

daniel: pero nos vemos

en la tarde, ¿no?

como quedamos.

así igual de ansiosa.

estrella: pero me marcas.

o bueno, yo te marco,

porque luego no te aviso.

daniel: vale, mejor.

toño: chula.

natalia: ya me dijo claudio

que le contaste lo que pasó.

toño: ah, sí.

sí, estuvimos platicando

y, este, me contó que a él

y a mi mamá les pasó lo mismo

que a nosotros, que...

que a él y a mi mamá les dijeron

que no podían tener hijos.

y mira, ¿eh?

así que pues no hay que darnos

por vencido, mi chula.

también dice que nos va

a apoyar en todo, ¿eh?

natalia: mira, ricardo,

yo sé lo importante que es

para ti el tener hijos.

toño: sí.

natalia: y yo no quiero

que te sacrifiques por mi culpa.

toño: ¿que me sacrifique?

o sea, ¿cómo, de qué estás

hablando?

natalia: que no es justo

para ti que sigas casado

con una mujer como yo.

creo que...

llegó el momento

de divorciarnos.

[música]

toño: ¿es en serio?

o sea, mi chula, perdón

por lo que te voy a decir,

pero ¿sí te das cuenta

la babosada que me acabas

de decir?

o sea, ¿cómo crees que yo

me voy a querer divorciar de ti,

mi amor?

natalia: es que no, yo no soy

la mujer con la que tú quieres

tener hijos, de verdad,

yo no soy, mejor búscate

otra más.

toño: a ver, a ver, tranquila,

tranquila, mi chula, a ver,

escúchame una cosa.

con hijos o sin hijos,

tú vas a seguir siendo mi chula.

mi reina hermosa,

mi--mi angelito que cayó

del cielo para que yo la amara,

¿ok?

porque esto que estamos pasando,

o sea, no va a cambiar nada.

yo voy a estar contigo

en las malas y en las peores,

¿ok?

porque yo soy un hombre

que--que te voy a amar

como nadie te va a amar

en este planeta, ¿ok?

natalia: no, pero es que no--no

está bien.

nadie puede amar a alguien

así como tú dices y menos

a alguien que no se lo merece.

toño: a ver, mi chula, claro

que te lo mereces, te mereces

eso y más, y no chilles,

por favor, no chilles

que me parte el corazón

verte así, ¿mm?

natalia: es que me duele mucho

cuando...

cuando me hablas así,

tan bonito.

toño: a ver, a ver.

escucha, escúchame una cosa.

o sea, si yo te amo

de esta manera, es porque pues

para eso vine a este mundo.

yo creo que diosito estaba ahí

y de repente dijo: "vamos

a mandar a la tierra a to--

a ricardo, sí, para que ame

a la señorita natalia

como nadie la ha amado

en la vida".

ya, ya, mi chula, ya.

valeria: eh, renata, digo,

yo ya pido un taxi, no tienes

que venir ni acompañarme.

renata: no, este es un barrio

bien peligroso, no.

valeria: sí, pero bueno,

ya hiciste mucho por mí,

me da pena contigo, de verdad.

renata: no, hombre, ¿cómo crees?

si te pasa algo, no, no,

aquí, vámonos, yo te llevo.

valeria: es que no vengo sola.

estrella: ¿no se te hace

que le pediste mucha tela

al murillo para tu vestido

de novia?

luna: pues no, fíjate,

porque quiero tener el vestido

más increíble y único

que haya existido en la cdmx.

todas: [ríen]

estrella: ay, hermana,

pero pues no sé por qué elegiste

casarte en el mercado.

se te va a manchar todo

de legumbres, verduras

y todas las cosas que hay ahí,

no.

luna: pues sí, sí me quiero

casar en el mercado, fíjate.

porque es algo único.

insólito, nunca antes visto.

además ustedes saben bien

clarito que--que a mí

lo que más me emociona

y disfruto en la vida

es la cocinada y el amor.

aunque no tienen que ser

en ese mismo orden.

todas: [ríen]

sol: qué bonito, qué romántico.

luna: ¿y saben qué?

también me quiero casar

en el mercado para callarle

la boca a todas las viejas esas

que decían que me iba a quedar

solterona, ¿eh?

para que me vean bien vestida

de blanco.

estrella: pues sí, es cierto.

pero oye, ven.

¿tú crees que la mariana

sea capaz de hacerte el vestido

así como tú lo soñaste,

bien bonito?

luna: pues ella dice que sí.

yo creo que sí.

estrella: ¿sí?

luna: pero pues yo estoy

bien feliz.

sol: ay, pues aguas, ¿eh?

porque en una de esas

yo soy la próxima morales

que se les casa.

todas: [cantan marcha nupcial]

luna: ¿y qué?

¿te está yendo muy bien

con el don fede o qué?

sol: ay, ¿quién habló

de ese hombre?

claro que no.

nada más que si ahora

ya se acabó la maldición

cualquiera de las morales

es susceptible de casarse.

estrella: podría ser yo,

porque ni crean que me voy

a quedar para vestir santos.

sol: no te vas a quedar,

pero no te vas a casar ahorita

porque estás muy chiquita.

estrella: uy, sol, deja de decir

que estoy muy chiquita.

ya soy toda una mujer.

luna: está bien grandota.

[llaman a la puerta]

estrella: creo que es para mí.

ay, mi chiquito, creí que

no ibas a venir nunca más.

daniel: buenas buenas.

ambas: hola...

estrella: mira cómo me veo

vestida de novia.

daniel: ¿para casarte en eso?

estrella: ¡sí!

daniel: te ves re bonita.

estrella: ¿ya nos vamos?

daniel: sí, vámonos--

sol: ey, ey.

¿con permiso de quién?

estrella: ¿cómo? si yo

ya estoy grande.

luna: déjala que vaya

a dar una vuelta.

sol: bueno, pues una vuelta.

daniel: nada más vamos

a platicar.

sol: bueno, si es para platicar

con media hora tienen, ¿no?

estrella: es que queremos

platicar de un chorro de cosas.

ambos: es bien rápido...

daniel: pero si es media hora

tenemos que apurarnos.

estrella: sí, córrele.

sol: es que nunca le entiendo.

luna: yo creo que ni él

se ha de entender.

renata: ¿tú aquí?

>> vine a acompañar

a valeria.

¿tienes algún problema?

renata: ¿ya te trae

de guardaespaldas?

porque estás vestido

de gorila de antro fresa.

>> valeria, ya vámonos--

renata: sí, porque este no es

un lugar para gente

tan importante--

>> ya párale--

valeria: no peleen, por favor.

renata, yo me la pasé increíble

en tu casa, de verdad.

renata: yo no.

valeria: ¡renata!

te dije que quería

hacer esto sola.

rafael: buenas tardes.

diego: buenas tardes.

rafael: ¿se le olvidó algo?

diego: no, ¿por?

rafael: no es ni día

ni horario de la clase de

computación de mi señora oriana.

diego: lo sé.

nada más estoy de visita.

así que tranquilo...

[ladridos]

¡ay, no!

oriana: rosita, no seas

grosera, ven acá.

diego: suelta, suelta.

oriana: mejor saluda, mi amor.

dale un besito.

rafa, mejor llévatela.

dale de comer.

rafael: como usted mande,

señora.

oriana: déjanos solos.

me alegra muchísimo verte,

qué sorpresa.

justo estaba a punto

de llamarte para decirte

que todo está solucionado.

diego: ¿solucionado?

oriana: sí, de hecho hablé

con damián.

me dijo que entendía lo nuestro,

la cierta magia que existe...

rafael: muy bien, cosita.

diego: bueno, yo, señora...

oriana: me halaga tanto

que hayas tenido el valor

de venirme a buscar a mi casa.

eso habla tan bien de ti,

mostrando ese valor

y esa valentía.

gracias, de verdad.

diego: en realidad yo--

oriana: dame 5 minutos.

me voy a arreglar

y poner guapa para ti.

betty: ¡ya estoy lista!

vámonos, mi amor,

antes de que llegue

la vieja bruja.

[música]

oriana: no puedo creer

que vinieras solo para

invitar a la criada.

a mí me va a dar algo.

diego: señora, por favor,

espere...

si me escucha puedo explicarle.

no es lo que está pensando--

betty: es lo que está pensando.

y para que no le quede

ninguna duda, señora,

se lo demuestro.

y ahora sí, con permiso,

que ya nos vamos por ahí.

oriana: ¿pero quién te crees

para faltarme el respeto así?

y a ti también te lo digo,

diego.

diego: señora, disculpe,

por favor.

si me escucha va a entender.

betty me dijo que tenía

la tarde libre--

oriana: ¿y tú entras

por la puerta principal

como si vinieras a buscar

a la señora de la casa,

cuando no es más

que una ordinaria vulgar?

betty: a ver, señora,

respete si quiere

que la respeten.

yo no soy ninguna vulgar

ni ordinaria.

oriana: eres las dos cosas

y más.

betty: nada más le recuerdo

que si me sigue diciendo así,

puedo perder la razón

y no respondo--

diego: bueno, bueno.

rafael: y que se me ocurre

avisarle a don claudio

que estaba aquí el joven diego.

claudio: qué agradable sorpresa.

qué gusto verte en casa.

diego: don claudio, disculpe.

yo nada más vine por--

betty: por mí.

es que diego y yo somos novios.

le estaba comentando a su señora

que ya me dieron

permiso de salir.

dorita.

claudio: si dora lo autorizó,

no veo el inconveniente.

oriana: yo les dije que no.

en esta casa hay que respetar

los horarios.

betty: pero si ya acabé

todo mi quehacer.

claudio: déjalos, oriana.

estos muchachos son jóvenes.

salgan y diviértanse.

betty: muchas gracias...

claudio: diego tiene muy buenos

sentimientos.

qué gusto que estén juntos.

diego: don claudio,

muchas gracias.

betty: con permiso.

gracias, bye...

rafael: qué cosas, ¿no?

¿se les ofrece algo más?

oriana: que desaparezcas.

rafael: con permiso.

claudio: ¿qué te pasa, oriana?

oriana: no lo puedo creer.

tú que siempre has sido

tan estricto con los horarios

de la casa

y ahora dejas que el servicio

haga lo que quiere.

claudio: es que estoy

realmente sorprendido.

nunca me imaginé que un

ejecutivo de mi empresa--

oriana: ¿ejecutivo?

¿de qué estás hablando,

mi amor?

es un simple asistente.

claudio: un asistente

muy importante,

y con gran futuro.

de no haber sido por ti,

no me habría dado cuenta

del gran hombre que es diego.

luchita: no ha llegado

tu papá, ¿verdad?

renata: no, ma.

mira, ven.

¿te gusta este boceto?

luchita: está re chulo.

mira, con tu guante de box.

renata: no, ma,

es para cocinar.

luchita: ah, sí, para cocinar.

¿y ya les dieron una pared

para que hagan esto?

no se te ocurra empezar

a pintarrajear por todos lados,

porque eso es ilegal.

renata: ya me dijo mi amigo

que va a checar en el muro

del mercado con don fede.

luchita: ¿te imaginas

decir "eso lo hizo mi hija"?

renata: ¿vas a salir?

luchita: sí.

si tu papá te pregunta,

le dices que tengo

una junta vecinal.

renata: ¿junta vecinal?

luchita: nomás le dices así.

es que no me deja en paz...

renata: te voy a hacer el paro

nada más porque eres

bien chida, ma.

te amo.

luchita: está muy lindo,

mi amor.

renata: gracias...

valeria: esa serie está muy--

¿por qué la quitas?

a ver, luis,

la verdad es que no me cae

para nada mal renata, ¿sabes?

luis: ¿y qué van a hacer ahora?

¿amiguitas?

valeria: ¿y si así fuera qué?

luis: vale, eso no lo digas

ni en broma.

¿de qué tendrían que hablar

tú y ella?

¿qué tienen en común?

valeria: no sé, a ti te puede

parecer raro, pero siento

que entre renata y yo

hay muchas más cosas

en común que tú.

cuando estaba platicando

con ella, la veía y pensaba:

"quiero ser como ella,

libre, sin preocupaciones,

sin rollos".

no sé, luis, a veces pienso

que nací y crecí

en la familia equivocada.

¿tú no piensas eso?

¡valeria llamando a bebé,

que está enojado!

yo te dije que no me llevaras.

luis: no empieces, valeria.

déjame...

estrella: ¿eso para qué?

daniel: por si a la luna

se le ocurre venir

a eclipsarnos la noche.

estrella: ¿cómo crees?

luchita: [llama a la puerta]

ay, mariana,

disculpa que venga así

sin avisar--

mariana: ¿qué quiere?

luchita: vengo a platicar

tantito con sol.

mariana: ¿no viene a ver

a germán?

no quiero ser grosera con usted,

pero ya no quiero

que lo venga a ver.

daniel: ¿lista?

estrella: [resuella]

quién te viera...

ay.

este...

no, mira.

daniel: tengo que ir al baño,

rápido.

estrella: ¿cómo al baño?

¿ahorita?

no, espérate--

¡bueno, rapidito!

[música]

luchita: la verdad, no entiendo

por qué me dices eso.

me parece un poco injusto.

mariana: sé que está renata

de por medio porque ella

es mi amiga.

pero usted sabe

a lo que me refiero.

¿o ya se le olvidó

cómo trató a germán?

cuando salió la fichita

de su marido de la cárcel,

lo echaron a la calle

como un perro.

luchita: yo no fui,

fue el bacalao.

mariana: pero usted no hizo

nada para defenderlo.

a mí aunque me hubieran matado

no me habría importado

con tal de defenderlo.

¿sabe por qué?

porque yo me la juego por amor.

luchita: también por eso

tiene que saber... perder.

germán: supongo que

viniste a ver a sol, ¿verdad?

porque no creo que sea

por mariana y por mí.

luchita: no, ya me iba.

lo que te digo es en serio.

adiós.

mariana: ¿escuchaste de lo

que estábamos hablando?

germán: de casualidad

iba llegando.

¿es verdad lo que dijiste?

mariana: ¿qué?

germán: que darías la vida

por defenderme.

mariana: sí.

yo sí me la juego por ti.

a menos que no quieras--

germán: claro que quiero.

estaría muy mal

de la cabeza si no.

gracias...

daniel: toma, vístete.

ya vámonos.

estrella: ¿ahora qué pasó?

no manches, no me digas

que ya no te gusto.

daniel: me encantas,

pero quedé con la sol

de llevarte en media hora

y nada más quedan 5 minutos.

vámonos.

estrella: no manches.

eres bien exagerado.

daniel: soy un hombre

de palabra.

que se te meta en la cabeza

que lo que dice daniel

silva, se cumple,

así que ponte los zapatitos--

estrella: ¡están al revés!

daniel: ¿qué le hace?

póntelos y ya luego

te los acomodas.

estrella: eres el hombre

más patético y frustrante.

no sé para qué me trajiste

si me vas a llevar luego luego.

daniel: apúrate.

¿la sol qué va a decir de mí?

estrella: no me voy a ir.

[grita]

daniel: apúrale.

estrella: te odio.

daniel: ponte esta

para que te tapes.

¿ya merito?

>> porque esto

que estamos pasando

no va a cambiar nada.

yo voy a estar contigo

en las malas y en las peores.

qué ricos cariñitos, mi chula.

natalia: shh... sigue durmiendo.

>> listo...

>> ¿y esto qué es?

>> dámelo, es un brasier

cualquiera, como tu playera,

pero con lentejuelas.

>> yo no soy tonto.

ese no es un brasier cualquiera,

es para bailar.

>> sí, es para un baile,

porque es para un vestuario.

>> ¿es de un baile

como árabe,

como shakira?

>> después te explico.

es algo que tenemos que platicar

muy seriamente.

>> ¿y por qué no ahorita--?

>> porque tengo que

ir corriendo a mi ensayo.

te amo y cuídate mucho.

>> buenos días.

>> buenos días, hija.

>> buenos días, pa.

¿hoy qué? ¿vamos a desayunar

en paz y en familia?

>> en paz, en familia

y con nuevas reglas, hija.

>> ¿por qué estás comiendo

el cereal en ese plato?

>> tu papá y yo

no vamos a reconciliarnos.

por eso decidimos,

como gente madura y civilizada,

repartirnos toda la casa.

>> efectivamente.

tu mamá tuvo la genial idea

de poner sus etiquetas rojas

en algunos lugares.

pastor, pastor...

edgar, silla, mía.

>> ¿es broma?

>> ninguna broma.

como hoy le toca tu patria

potestad a tu papá,

tienes que usar sus cosas.

>> si así van a dejar

de discutir, por mí mejor.

santo remedio.

oye, pa, ¿qué crees?

hoy quedé de ver a tina.

creo que es momento

de que le diga a lalo

del burro loco.

>> hija...

¿no crees que es mejor

que se lo diga yo a tu hermano?

>> no, no.

eso no te corresponde a ti.

eso le corresponde a tina.

>> ¿pero qué tal si

tu hermano se decepciona de ti?

quiero que regrese a esta casa

cuanto antes.

>> espero que no.

pero también sería bien triste

que termine con tina

solo porque piensa

que bailar es malo.

>> y sobre todo,

con el tipo de bailecito--

>> ¿qué tanto cuchichean?

>> no...

>> pásame la leche,

por favor, hija.

[música]

úsica]

charlotte: te prometo que

en cuanto tenga los resultados

de las pruebas de adn

te voy a avisar.

>> ¿crees que realmente

sirvan?

charlotte: no te hagas

falsas expectativas.

yo nada más creo que con esto

vas a eliminar la idea

de que tú no eres

antonio cortéz,

porque es muy probable

que sí lo seas.

>> ¿pero y el otro?

charlotte: ¿cuál otro?

>> el que me encontré

en la tienda departamental,

el que salió huyendo.

charlotte: ¿sigues con eso?

>> eso es lo más importante

para mí.

si llego a averiguar

que en realidad no soy

antonio cortéz,

voy a entender muchas cosas.

y voy a tener que averiguar

quién en realidad soy.

charlotte: considera

ambas posibilidades,

que puedas ser o no ser

antonio cortéz.

pero lo importante es que

asumas tu identidad actual.

>> ¿de qué me hablas?

si ha pasado mucho tiempo

y ni siquiera sé quién soy.

charlotte: por eso son

tan importantes

los resultados del adn.

tengo fe en que todo

va a salir bien.

>> ¿papá?

espera, por favor.

soy yo, no vayas a cortar.

me costó muchísimo trabajo

localizarte.

bien.

sí, gracias.

voy a ir directo al grano.

¿cuánto quieres por que le des

el divorcio a mi mamá?

no, papá,

nadie te está tratando

de comprar.

solamente estoy tratando

de que lleguemos a un acuerdo.

papá,

en verdad,

tu petición no le va a gustar

nada a mi mamá, tampoco a mí.

no, está bien,

se lo voy a decir.

no lo va a aceptar mi mamá.

¿para qué quieres--?

pa...

oriana: ¿ya pediste cita

con otro médico, ricardo?

>> estamos buscando

al más picudo de todos,

porque lo que hemos visto

no curan ni un pulque.

claudio: sería bueno que

se tomaran unos días libres

para enfocarse en el tratamiento

que reciba natalia.

>> no es mala idea.

¿cómo ves, chula?

natalia: gracias, claudio.

pero no creo que sea necesario.

oriana: yo sí pienso

que es buena idea.

además, damián se puede

hacer cargo de la empresa

mientras tanto.

>> ni se preocupe.

puedo acompañar a mi gatita

y atender el changarro.

puedo chiflar y comer pinole

al mismo tiempo.

oriana: no estoy preocupada.

lo que pienso es que deberías

estar 24 horas pegado a natita,

¿no crees?

natalia: yo prefiero dejar

el tema de los exámenes

para más adelante.

>> es que a mi gatita chula

le da miedo.

es entendible.

claudio: es comprensible

que sientas temor, natalia.

para mí eres como una hija

y me preocupo mucho por ti.

no tomes esto

como una intromisión, por favor.

oriana: de mi parte tampoco.

perdón si te sentiste

presionada por mí.

no es mi intención.

te habló desde el corazón.

a mí me hace muchísima ilusión

que tengas un hijo...

de ricardo.

natalia: está bien.

me voy a hacer los exámenes

pero eso no significa

que voy a dejar de trabajar.

¿sí?

>> lo que tú mandes y digas.

para eso estoy yo,

para apoyarte en lo que digas.

¿está bien?

claudio: claro...

oriana: acompáñala siempre.

bacalao: las vueltas que da

la vida, ¿no?

>> ¿por qué me ve así?

bacalao: ¿ahora hay que pedir

permiso para ver al príncipe?

>> [suspira]

¿me deja pasar?

bacalao: adelante, su majestad.

>> ¿a usted qué le pasa?

bacalao: bájale a ese tono

altanero con el que

me estás hablando.

le estás hablando a tu padre.

>> ¿a mi padre?

yo nada más veo a un tipo

que se las ingenia para hacer

sufrir a una mujer noble.

bacalao: ¿ahora me vas a salir

con que quieres mucho a luchita?

por favor...

>> fíjese que sí.

ella se ha ganado

mi cariño y mi respeto.

por supuesto,

algo que usted jamás

me ha inspirado.

bacalao: tranquilo, ¿no?

porque si no me conoces,

me vas a aprender a conocer.

>> usted no me da

ni miedo, fíjese.

si busca problemas conmigo,

los va a encontrar.

bacalao: mírame, gallito, como

que le vas bajando dos rayitas.

no vayas a recoger

tus dientecitos

allá a media calle, ¿cómo ves?

>> [suspira]

le dice a mi madre que ahí

están las fotos que me presté.

bacalao: seré curioso,

¿para qué querías estos álbumes?

>> a usted no le tengo que dar

ningún tipo de explicación.

bacalao: a mí me debes

hartas cosas.

acuérdate de que soy tu padre

y me debes respeto.

>> ¿qué le debo? por favor...

bacalao: puede que no

te acuerdes de tu vida pasada,

pero los lujos, el dinero,

las viejas, se las debes

a tu padre.

¿cómo ves?

>> ¿de qué dinero

me está hablando?

¿sabe qué? me tiene harto.

usted sabe algo.

¿qué me está ocultando?

ahora mismo me lo va a decir.

Cargando Playlist...