null: nullpx
Cargando Video...

Como Dice el Dicho - 'El dinero no da la felicidad'

3 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... aurora: hija.hija. ¡hija![despertador] alejandra: susi.susi, ya levántate. ya es bien tarde.despiértate. susana: ay, no me estésmolestando. alejandra: se te va a ser tarde.susana: bueno, cinco minutos. alejandra: arriba, oye.susana: ya, déjame en paz. alejandra: no seas floja.ya levántate. susana: no.no. no.alejandra: [ríe] ya levántate.susana: no, ven. alejandra: no, no, no.tengo que ir a trabajar. aurora: ay, chamaca,ya me tenías con pendiente. apúrate a desayunar.se te está haciendo tarde. alejandra: ya no me da tiempo,ma, no escuché la alarma del despertador.aurora: ah, no. tómate aunque seael licuado. no te puedes ircon la panza vacía. ándale.[ríe] esos bigotesse te hacían, desde que estabas chiquita.[ríe] alejandra: yo creoque en mi otra vida fui hombre.aurora: ojalá los seres humanos tuviéramos varias vidas.alejandra: podemos, ma. ahora, que estoy haciendomi servicio social en la cruz roja,aprendí que podemos dar vida, después de la muerte.aurora: ay, qué cosas dices. alejandra: de verdad.de una vez te digo que el día que me muera,yo quiero donar mis órganos y tú tienes que darla autorización. aurora: tú no te vas a morir.tú me vas a enterrar a mí primero, ¿eh?marcela: tiene que haber una solución, enríquez.el dinero todo lo puede. enríquez: no siempre, marcela.hay cosas que el dinero no puede comprar.marcela: mi hija no se puede morir.apenas va a cumplir 18 años.enríquez: su corazón cada vez está más débil.si ese problema se lo hubiera detectadoa tiempo, no estarías pasandopor estas penurias, ¿eh? estas preocupaciones.marcela: bueno, dime qué tengo que hacer.tengo todo el dinero del mundo. la llevamos a houston,a cuba, adonde tú me digas,pero mi hija no se puede morir.es mi única hija. enríquez: bueno, ya te expliqué.lo único que le puede salvar la vidaes un trasplante de corazón. el de ellano está funcionando bien, ¿eh? marcela: bueno, entonces, dimeadónde lo compro. enríquez: ay, marcela,ojalá existieran "boutiques" de la salud.no seas tan soberbia. no todo se compra con dinero.marcela: entonces, ¿qué hago? enríquez: tu hijaya está en la lista de espera del centro nacionalde trasplantes. hay que esperar.sé paciente. marcela: tiene meses esperando.¿qué es lo que quieren? ¿que se muera?enríquez: no, no. tampoco es tan fácil.el proceso es complejo, ¿eh? tiene que haber un donante.que el donante sea compatible con tu hija.no--no se le puede trasplantar un corazón,así como así, nada más. marcela: lo que tú quiereses que mi hija se muera. enríquez: no digas esas cosas.así es de complicado el proceso, ¿eh?marcela: no me importa el proceso.lo único que sé es que eres un inepto.enríquez: ten cuidado con lo que dices.me estás ofendiendo. marcela: por supuesto que no.si realmente fueras un gran cardiólogo,estarías en houston, en francia, en inglaterra.pero ¿sabes una cosa? yo le voy a comprarun corazón a mi hija. y que te quede claro,no necesito nada de ti. aurora: buenos días, doctor.enríquez: buenos días, señora. marcela: lárgate, inepto.aurora: ¿necesita algo, señora? marcela: ay, ¿qué te importa?tú, aquí, solo eres la sirvienta.no te metas en lo que no te importa.ya vete. ¿te digo algo?la neta, no estoy muy segura de hacer eso.me aterra que tengan que mutilarmi cuerpo. no.alejandra: pues tienes que hacerlo.todos tenemos que tomar conciencia,que nuestros órganos pueden dar vida.susana: ay, equis, de buena onda.si me voy a morir, que espero que seahasta que sea viejita, no quiero que me quitenningún órgano, ni nada.o sea, soy única y así. mesera: perdón que me metaen lo que no me importa, pero yo sí quiero donarmis órganos cuando me muera. alejandra: bien dicho.¿me prestas tu pluma? mesera: sí, claro.te voy a anotar los teléfonos y el correodel centro nacional de trasplantes.ahí te pueden dar más información.mesera: gracias. aurora: ¿cómo amanecióla niña más bonita? no, no, no.no me pongas esa cara. lo que tienes que haceres comerte el caldito de pollo, que te preparécon mucho epazote, como cuando eras niña.pamela: ojalá volviera a ser niña,para no sufrir tanto. aurora: no digas esas cosas.y cómete tu caldito. pamela: me voy a morir ¿verdad?aurora: por supuesto que no. pamela: ¿qué haces, mi niña?pamela: quiero que lo conserves siempre.aurora: ay, gracias. pero tienes que tenerpresente una cosa, no te vas a morir.pamela: tú y yo sabemos que sí. y si a alguienme va a doler dejar, es a ti. aurora: no, no, no.no digas eso, mi reina. alejandra: mi amor.pensé que no ibas a venir por mí.¿que no tenías que estudiar mucho para tu examen?omar: nada es más impotante que tú.ay, mi amor, pero tu examen, ¿no lo vas a hacer o qué?omar: ya estudié mucho. te digo la verdad.nada más abrí mis libros y me estaba haciendo el tonto.así que mejor me vine a verte.alejandra: [ríe] tú eres el mejor noviode todo el mundo mundial. te amo.omar: más yo, no sé qué haría sin ti.eres lo mejor que me ha pasado en la vida.marcela: ¿ya desayunó mi hija? aurora: sí, señora.se comió toda la gelatina y un caldito bien ricoque le hice. marcela: ah, ya llévate.aurora: ah, sí, señora. marcela: oye,tú ¿qué haces con la cadena de pamela?aurora: e--ella me la regaló, señora.marcela: mentira. seguramente se la robaste.eres una ladrona. aurora: ella me la dio.se lo juro. marcela: claro que no.yo no quiero--cállate. yo no quiero rateras en mi casa.lárgate de aquí. lárgate ahora mismo.que te largues, te digo. no quiero rateras en mi casa.es el colmo. pamela: aurora, yo tuvela culpa. estoy muy apenada contigo.ya le rogué a mi mamá que no te corriera,pero ya la conoces cómo es. por más que le expliquéque yo te di la cadena-- aurora: ay, no te apuresy yo no sé qué estás haciendo aquí.tú no estás para estos ajetreos. pamela: de verdad, estoymuy apenada. yo solo queríaque la conservaras siempre. aurora: ay, lo sé, mi niña,pero tienes que entender a tu mamá.está muy preocupada por todo lo que te pasa.pamela: me preocupa qué vas a hacer sin trabajo.aurora: [ríe] esas son cosasque no te deben preocupar. lo importantees que no te angusties por cosas que no valen la pena,¿eh? pamela: te voy a extrañar.aurora: yo también, mi niña, mucho.vamos a hacer algo. todos los díasme vas a mandar un recado a mi celular.si no tengo saldo, le voy a decir a mi hijaque te lo conteste. pero por favor,no dejes de hacerlo ¿sí? pamela: claro que no.diario te voy a escribir. y el día que ya no te escriba,es porque ya no estaré aquí. aurora: no digas eso.tú vas a estar bien. ¿me entiendes?pamela: ay, aurora, eres muy buena.aurora: ah. ay, mi niña.pamela: toma, para que te ayudes un poco.aurora: no, no. cómo que--guarda eso.pamela: ay, porfa, acéptalo. es que me voy a sentir más mal.aurora: no, no, no. guarda eso y ya súbete.que si viene tu mamá y nos encuentra aquí,se nos va a armar, ¿eh? anda.[ríe] pamela: espero volver a verte,antes de morirme. aurora: no digas eso, mi amor.tú vas a estar bien. mira, tú eres un angelito,que dios quiere que esté aquí.ay, mi niña. alejandra: ya llegué, ma.aurora: qué bueno, mi hija. ¿cómo te fue?alejandra: bien. ¿qué te pasó?aurora: nada. ayúdanos.alejandra: sí, pero ¿qué tienes? susana: ay, ya, mamá.dile que te corrieron del trabajo.alejandra: ¿qué? pero ¿por qué?aurora: ay, no-- es una larga historiay no tiene importancia. alejandra: no.sí tiene importancia. tú tenías muchísimos años,trabajando en esa casa. no te pueden hacer eso,así porque sí. practicamente,tú criaste a pamela. eso es injusto.aurora: últimamente, había tenido muchas diferenciascon la señora marcela y hoy fue la gotaque derramó el vaso. alejandra: mamá, dime qué pasó.aurora: la señora me acusó de ladrona.alejandra: ¿de ladrona a ti? pero ¿por qué?tú eres incapaz de tomar algo. aurora: ya lo sé,pero es que pamela me regaló una cadena,para que la recordara siempre. yo me puse la cadena.la señora me la vio y-- me dijo que era una ladrona.alejandra: pero a esa señora, ¿qué le pasa o qué?tiene una hija enferma, ¿y ni así se le ablandael corazón? aurora: ay, bueno, ya.no hagas corajes. así son las personas de dinero.alejandra: no, no, no, mamá, perdóname, pero ni el dinero,ni el poder te da derecho a tratar mala las personas. aurora: bueno, ya.nos vas a ayudar ¿sí o no?alejandra: no. es que esa señoratiene que entender que por más dinero, la humildades el valor más grande de un ser humano.aurora: así es, pero hazla entender.alejandra: la vida misma se lo va a hacer entender.tiene una hija que necesita un corazóny ni con todo el dinero se lo puede comprar.pero una cosa sí te digo, si yo me murieraantes que pamela, yo sí le quiero donarmi corazón, para que esa señora entiendaque aunque seamos pobres, tenemos buen corazón.aurora: ¿sigues con la idea de las donacionesy de que te vas a morir? susana: la verdad,yo no se lo donaría, para que esa mujer aprenda.alejandra: ay, no digas esas cosas.les juro que el día que entiendanla importancia de la donación de órganos,se van a dar cuenta que es el acto más grandeque un ser humano puede hacer. susana: ay, no empieces, ¿eh?alejandra: no, sí empiezo. y voy a seguir insistiendo,hasta que ustedes dos entiendan que podemos dar vida,después de la muerte. omar: disfruto a cada instantede ti. alejandra: yo, más, amor.diosito te mandó a mi vida para que fuerala mujer más feliz del mundo. omar: mi amor.cada día te amo más. no sé qué haríasin ti, mi vida. y ¿cómo está tu mamá?los detalles que me mandaste anocheme sacaron de onda. alejandra: ay, pues,hoy la vi más tranquila, pero tengo que hacer algo.omar: ¿por qué? alejandra: lo que pasaes que se quedó sin trabajo y no va a poder con la casa.omar: bueno, pero tiene la pensión de tu papá,que en paz descanse. alejandra: sí, pero con esoya apenas alcanza para la renta.omar: ay, chaparrita, no sabes cómo me gustaríaayudarte, pero pues ya sabes que mi familiaanda en las mismas. por eso ya me urge graduarmey ponerme a chambear. alejandra: no te preocupes,amor. dios aprieta, pero no ahorca.vamos a salir de esta. el lunes sin falta voy a ircon el director de la clínica. ya nada más me quedandos semanas de servicio. le voy a decirque necesito el trabajo. ya le demostré que soy buena,haciendo las cosas. omar: ojalá se pueda.alejandra: no se dice ojalá. se dice así será.omar: [ríe] perdón, amor.así será. ¿qué te pasa?alejandra: me quedé pensando en pamela,la chava que te dije que necesita el trasplante.omar: la hija de la señora que corrió a tu mamá.alejandra: sí, ella. ay, dice mi mamáque cada día se pone peor. yo le dije que, cuando me muera,yo quiero donar mis órganos. omar: ¿qué?no digas cosas, amor. tú no te vas a morir nunca.no me puedes dejar viudo. alejandra: ¿viudo?pero si todavía no nos casamos. omar: mi amor, ¿no te quierescasar conmigo? alejandra: claro que sí,mi amor. nada me haría más felizen este mundo, que ser tu esposa.marcela: ¿por qué no la puedo transladar a houston, doctor?doctor: porque su hija no está en condicionesde viajar. revisé su expedientey sería muy peligroso. marcela: pero puede ir vigiladapor médicos. doctor: su hijanecesita un trasplante. tenemos que esperarque haya un donante. marcela: ¿qué puedo hacerpara que aparezca uno? ¿cuánto cuesta?doctor: no se trata de dinero. su hija puede estaren primer lugar de la lista de espera,pero si el órgano que se necesitano es compatible, se tiene que cederal que le sigue. marcela: me da la impresiónque todo eso es burocracia. y que ustedes decidena quién sí y a quién no ayudar.doctor: está equivocada, señora. el centro nacionalde trasplantes es una institución seria.y así como su hija necesita un traplantede corazón, hay muchos casos, que también lo requieren.marcela: no quiero saber quién lo necesita o quién, no.por mí, que se mueran todos. lo que me importa es mi hija.dígame qué es lo que tengo que hacer.doctor: esperar. no queda de otra.marcela: no. yo no puedo esperar más.en cuanto se estabilice, me la voy a llevar de aquí.no creo que en estados unidos, los doctores sean tan ineptos,como aquí. aurora: y ¿cómo te fue hoy,hija? alejandra: pues no debería decirque bien, porque a la cruz roja llegan puras urgencias.pero lo que sí les puedo decir es que hago mi trabajolo mejor que puedo. aurora: [ríe]faltaba más. si a todas nos gusta,lo entregada que eres para todo. alejandra: por eso me moviótanto hacer mi servicio en la cruz roja.aurora: lo que pasa es que tienes un corazóndel tamaño del mundo. alejandra: ay, ma, gracias.aurora: y ¿esto? ¿perdiste la llave o qué?alejandra y susana: [ríen] susana: ay, no, ma.es un anillo de compromiso, porque, obvi,al pobretón de su novio, no le alcanzó para uno.mínimo, con un diamante. alejandra: oye, no hables asíde omar. ya te dije que lo que cuentaes la intención. aurora: ¿te lo dio omar?alejandra: ay, sí. aurora: ¿es que ya piensancasarse? alejandra: ay, no, ma.¿cómo crees? estábamos jugando.pero la verdad, se me hizo un detallazo.aurora: ay, no, pues, sí. cómo no.si luego, luego, se ve que ese muchachote quiere con toda su alma. alejandra: y yo, a él, mamá.nada me haría más feliz en este mundo,que ser su esposa. aurora: sí, sí, lo sé,pero--pero no vayan a cometer una tonteríaantes de tiempo, ¿eh? alejandra: ay, ma, ¿cómo crees?omar es el chavo más decente que conozco.aurora: no, si se le nota. yo no digo que no.y, además, no me aparto de la realidad, que algún díase van a casar, pero, antes de eso,tienen que conocerse mejor. alejandra: pues sí,aunque ya lo conozco lo suficiente.pero tienes razón. ay, nada me haría más felizque estar con él, para toda la vida.aurora: ay, claro que sí, mi hijita.ambas: [ríen] marcela: ya movítodas mis influencias y mañana mismonos vamos a houston, mi vida. pamela: ay, ¿por qué no, mejor,me dejas morir, mamá? ya no aguanto.marcela: no, no digas tonterías. tú no te vas a morir.tenemos el suficiente dinero para salvarte.pamela: ay, yo sé que mi padecimientono es de dinero, mamá. marcela: no, no te esfuerces.no te esfuerces. no te esfuerces.te va a hacer daño. pamela: la donaciónes un acto de amor. y ya empecé a dudarque alguien me lo pueda dar. marcela: ay, ya me explicaronlos doctores que no es de quien pueda,sino quien sea compatible contigo.ay, te juro, mi vida, que, si yo pudiera, me sacaríaahorita mismo el corazón y te lo pondría,para que dejaras de sufrir. pamela: ay, es lo más hermosoque me has dicho, mamá. marcela: ay, mi bebé.mi hermosa bebé. alejandra: buenos días.otra vez ya se me hizo bien tarde, mamá.aurora: [ríe] tú y tu necedadde entrar media hora antes al trabajo.alejandra: mamá, para distinguirseentre los demás, una siempre tiene que darun poquito más. aurora: ay, me sonócomo a refrán. [ríe]bueno, ya desayuna. alejandra: te quiero mucho,mami. aurora: yo, también.desayuna. ay, esos bigotes.esos bigotes. alejandra: ya me tengo que ir.no olvides que te quiero mucho, ¿ok?aurora: no, ay, eres lo mejor del mundo, mi vida.[ríe] cuídate.alejandra: susana. aurora: susana.susana. que es bien tarde.susana: ahí, voy. aurora: niña, ¿por qué siemprese te hace tarde? ¿por qué no erescomo tu hermana? susana: ay, me chocaque me compares siempre con ella.aurora: no te estoy comparando, pero ya no eres una niña,para ser tan irresponsable. susana: bueno, ahora, dime,¿qué harías, si hoy me muriera?aurora: no digas tonterías. susana: no, no, no, no, no.hablo en serio. ¿qué harías,si hoy me muriera? aurora: me destrozarías el alma.susana: ¿de verdad? aurora: yo no creoque haya un dolor más grande, que una madre pierda a su hijo.susana: entonces ¿no te gustaría que me muriera?aurora: nunca digas eso. tú y tu hermanason lo mejor que me ha pasado en la vida.susana: ¿soy de las mejores cosasque te han pasado en la vida? aurora: te lo juro por dios.jamás dudes del gran amor que te tengo, mi hija.susana: ay, mami. aurora: ay, mi amor.bueno, ya, ya, a desayunar. ándele, ándele.que ya se le hizo bien tarde. [música][música] aurora: ay, dios mío.¿por qué tengo esta-- esta sensación tan extraña?ay, no debí haberle dejado ir a susana al cine.no, no, esta niña, le da uno la mano y se tomael pie. [puerta]ay, ay, dios mío, creo que ya llegó.ah. omar: buenas noches, señora.aurora: ay, omarcito. ¿que no fuiste por mi hija,como todos los días? omar: le dijeque hoy no la podía ver. pero ¿sabe por qué?aurora: ¿por qué? omar: porque le quiero cambiaresa argolla fea que le di,por esto.aurora: ay, está hermosa. le va a encantar.omar: le juro que su hija es el amor de mi vida.la amo con toda mi alma. aurora: ay, se notaen esa carita. ay, ay, omar.omar: ¿qué le pasa? aurora: ve qué tarde esy ninguna de las dos ha llegado.estoy bien preocupada. omar: yo penséque susi ya estaba aquí. aurora: no, no, no.la dejé ir al cine con sus compañeros.pero yo tengo la culpa. ¿para qué la dejo,si sé cómo es? es tremenda.omar: sí, ya, me dijo ale que susi le está sacandocanas verdes. aurora: sí, sí, sí.está en la mera edad de la punzada.pero mi ale, cuando pasó por esa edad,nunca fue igual de tremenda que ella.omar: ale es su consentida, ¿verdad?aurora: no, no, no, no. la gente se confunde.y mi misma susana se confunde también,pero no, no. lo que pasaes que con alejandra me identifico más.a lo mejor, porque es más chiqui onda,más apapachona. [ríe]no, pero a las dos las quiero igual.no--no sé qué haría, si le pasara algo,a cualquiera de ellas. omar: no, ni lo diga, ¿eh?yo me vuelvo loco, si algo le pasa a alejandra.aurora: [ríe] [puerta]ay, ay, dios mío. omar: ayúdeme con la sorpresa.aurora: sí, yo te ayudo, sí, sí. ay, chamaca,mira nada más la hora que es. me tenías con el jesúsen la boca. susana: ay, sí.ahora resulta que te importo mucho, ¿no?relájate, ¿ok? aurora: pe--¿quieres que te sirva algo de cenar?¿sí? omar: bueno, sí.aurora: [ríe] omar: gracias.aurora: ay, omar, ya estoy muy preocupada.ya es muy tarde y no llega. omar: le estoy mandandomensajes, pero no me contesta. seguro no tiene saldo.aurora: ¿qué hacemos? omar: usted quédese aquí.yo voy a buscarla. [celular]aurora: ay, seguro es ella. para avisarque ya viene para acá. sí.sí, soy yo. no.no, no, no. no puede ser.no, dígame que no es cierto. omar: ¿qué pasó, doña aurora?aurora: dígame que no es ella. la atropellaron, omar.atrope--atropellaron a mi ale. la atropellaron.ay. [llora]hija. hija.¡hija! mi hi--hi--hijami hi--hi--hija. mamacita, no te vayas.mamacita. mi hija.hijita mía. [llora]doctor: gracias a su hija habrá personasque podrán seguir vivendo a través de sus órganos,como el corazón y sus riñones. aurora: mi hijaquería donar su corazón a alguien muy especialpara nosotras. doctor: dígame ¿quién es?y si está en la lista de espera y es compatible, será posibleel trasplante. aurora: la señorita pamelamontenegro. doctor: efectivamente,ella está en tercer lugar de la lista.aurora: y ¿entonces? doctor: va a dependerde los estudios que le hagan a las dos personasque están antes que ella. si ninguno de los dos escompatible, entonces le harán exámenesa la señorita pamela. aurora: haga todo lo posible,doctor. fue la última voluntadde mi hija. [llora]doctor: no depende de nosotros. la mantedremos informada.con permiso. aurora: gracias.[llora] omar: la vamos a extrañar.ay, no puedo creer que no la vamos a volver a ver.doctor: eso está muy bien ¿no? enríquez: sí.hola, aurora, ¿cómo estás? aurora: ¿qué pasa, doctor?enríque: siéntate, por favor. aurora: ¿qué fue lo que pasó?enríquez: mira, gracias a la donación,que hizo tu hija de sus córneas,una persona va a poder ver. doctor: y en este momento,se está trasplantando su riñón.aurora: y ¿su corazón? ¿va--va ser posibleque se lo traplanten a pamela? doctor: a eso íbamos.se le hicieron los estudios de compatibilidada las dos personas que estaban antes de pamela.aurora: y ¿qué pasó, doctor? dígame.[música] [música]enríquez: marcela, marcela, hay posibilidadesde que hoy mismo le traplanten el corazóna tu hija, ¿eh? marcela: ay, ¿de verdad?y ¿cuánto les debo? ¿o qué?enríquez: no digas esas cosas, por favor.hay que llevarla inmediatamente al centro nacionalde trasplantes. le hacen los exámenespertinentes y estamos listos. vamos.marcela: por supuesto, vamos. vámonos, vámonos, vamos.ay, ¿por qué tardan tanto? y tú ¿qué haces aquí, ladrona?lárgate de aquí. no sé quién te avisóque mi hija está aquí. aurora: no me voy a moverde aquí porque, al igual que estánoperando a su hija, están operando a la mía,al mismo tiempo. marcela: ¿aquí?y ¿qué? ¿le están trasplantandoun cerebro? omar: oiga, usted no tieneningún derecho de hablarle así, ¿eh?debería estar agradecida. aurora: déjala, omar.debería tener un poco menos de soberbia,señora. y pedirle a diosque su hija pueda vivir. marcela: yo no tengo que pedirlenada a nadie. mu hija va a estar bien.la que se debería ir a rezar eres tú,para la cuenta del hospital, porque te va a salir carísimo.enríquez: hola, marcela. los exámenes de compatibilidadfueron positivos. marcela: ay,y ¿se puede saber? dímelo.el trasplante fue todo un éxito. marcela: ay, gracias.qué buen médico. enríquez: gracias, gracias.omar: no te imaginas lo que me está doliendo,el saber que no te voy a volver a ver nunca más en mi vida.sabía que te ibas a poner contenta de tener anillo.¿quieres ser mi esposa? enríquez: ¿ves, marcela?desde un principio, te dije que no te preocuparas,que fueras paciente, que sí iba a haberun corazón para tu hija. marcela: soy la mujer másdichosa, aunque no me gusta verlaconectada a todo esto. y está muy pálida.enríquez: bueno, mira, pamela se ha recuperadomucho más pronto de lo que esperábamos.así que es muy probable que hoy mismo abandoneterapia intensiva. marcela: bueno, solo si esnecesario. si mi hija tieneque permanecer más tiempo aquí, no importa.yo sé que la terapia intensiva es cara, pero por dinero noparo. enríquez: deja de hablarde dinero, por favor. marcela: oye, no me hables así.está bien que seamos amigos desde la preparatoria,pero eso no te da ningún derecho a hablarme de esa forma.enríquez: mira, marcela, quiero que te quede bien claro,que, si he aguantado tus desplantes,ha sido por el cariño que te tengo,pero, sobre todo, por tener la oportunidadde operar a tu hija y de salvarle la vida.¿que no te das cuenta que si se hubiera muerto,tú estarías sola? marcela: no, enríquez,no te confundas. yo nunca me quedaré sola.siempre habrá gente que quiera estar conmigo,por lo menos, por mi dinero. enríquez: y eso te hace feliz.marcela: y ¿tú sabes lo que es la felicidad?enríquez: por supuesto. me queda muy claro,en estos momentos, que para mí, la felicidades ver a tu hija que vuelva a la vida.y ¿sabes gracias a quién? marcela: ay, no me interesasaber. enríquez: claro.tu soberbia es muy grande para aceptar eso,pero déjame decirte algo. ese corazónque le trasplantamos a pamela fue donado por alguien,especialmente para ella. marcela: está bien.dime quién lo hizo. enríquez: alejandra,la hija de aurora. ¿te suena?aurora, la mujer que trabajaba contigo,a la cual tú acusaste injustamente de ladrona.susana: mami, yo sé que no he sido buena hija.y ahora, que no está mi hermana, me preocupaque no vuelvas a ser feliz. aurora: lo voy a serporque te tengo a ti, mi hija. y tu hermana, desde el cielo,me va a dar la fuerza, para sacarte adelante.susana: ay, mamita, perdóname, por favor.perdóname. he sido muy grosera contigo,pero te juro que ya entendí. te lo juro, mami.aurora: mi amor, no hay nada, nadaque perdonar. te necesito.te necesito. y tú me necesitas a mí.y juntas, juntas vamos a salir adelante.susana: sí, mamita. y juro, te voy a cuidary te voy a amar. ya no voy a grosera contigo.te lo prometo. te lo prometo.no te voy a dar más problemas. te lo juro.ay, te amo mucho. ay, mamita.[música] [música]poncho: aquí le dejo la carta. marcela: gracias.poncho: con permiso. aurora: buenas tardes, señora.¿qué es lo que quería hablar conmigo?marcela: siéntate, aurora. ¿quieres tomar algo?aurora: no, gracias. ¿qué es lo que me quiere decir?marcela: quería darte este dinero, por el corazónque tu hija le donó a la mía. aurora: ¿sabe qué, señora?yo no hago negocios. es más, no sé ni lo que es eso.solo quiero que sepa que mi hija era tan buena,que en cuanto supo lo de la donación,ella se inscribió. y ¿sabe para qué?para donarle su corazón a mi pamelita.marcela: yo lo sé, por eso te estoy ofreciendoeste dinero, para que vivas bien, que seas feliz.aurora: yo nunca más voy a volver a ser feliz,pero tengo que ser fuerte, porque tengo otra hija,por la cual salir adelante. porque ni con todo el orodel mundo, le devolverán la vida a mi alejandra.lo que usted debería de hacer es ir a la primera iglesiaque encuentre y darle gracias a dios,porque tiene a su hija con vida. porque yo a la mía,no la voy a ver nunca más.con permiso. omar: ay, doña aurora,no sabe qué lástima me da la señora marcela.qué triste que piense que todo se arregla con dinero.aurora: así es. ni modo.su soberbia nunca la va a dejar en paz.omar: pues ojalá que un día recapacite.aurora: esto es todo lo que habíaen la recámara de mi niña. omar: no, no es necesarioque me lleve todo. yo solo quería un detallito,para recordar a su hija. le juro que nuncala voy a olvidar. siempre le voy a ser leal.aurora: no necesitas decirlo, omar.sé lo mucho que quisiste a mi hija.era tan buena. omar: y precisamente por eso,le voy a ser eternamente fiel. nunca voy a encontraruna chica como ella. le juroque no me voy a casar con nadie. aurora: no,no, no digas eso. nada podría hacermás feliz a alejandra, que verte feliz,con otra persona. ¿quieres saber algo?omar: dígame. aurora: a ti y a mí,nos une el gran amor de mi hija alejandra.hay que aprovechar eso, para--para intentarser felices. ¿trato hecho?omar: trato hecho. marcela: por fin, te animastea arreglarte, mi vida. pamela: hoy amanecícon muy buen humor. en cuanto abrí las cortinasy vi el sol tan bello, me di cuenta que estoy viva.que gracias a alguien que ya no está aquí,yo tengo vida. y tengo que aprovecharla.marcela: ¿te gustaría saber quién te donó su corazón?pamela: ¿lo sabes? marcela: sí, hija.pamela: ¿quién fue? dime ¿quién fue?marcela: alejandra, la hija de aurora.ella sufrió un accidente y le pidió a aurora,que, si un día moría y aún necesitabas el corazón,ella te lo quería donar. pamela: no puedo creer.¿te das cuenta, ma? aún existe gente buenaen el mundo. y tan mal que trataste a aurora.marcela: ay, lo sé. le quise pagar.darle el dinero que quisiera, para que viviera bien,pero no me lo aceptó. pamela: mamá, ¿por qué todolo piensas en dinero? ¿no te das cuenta que hay cosasmás importantes en la vida y que se hacen sin él?alejandra no tenía dinero. sin embargo, tenía algoque le daba mucho valor. y ¿sabes qué era?marcela: ¿qué, mi vida? pamela: un gran corazón.y ahora lo tengo yo. aquí.latiendo adentro de mí. marcela: ay, ven.pamela: ¿qué haces, mamá? marcela: ahorita vas a ver.bueno. aurora necesito hablar contigo.¿nos podemos ver hoy, a las cinco,en el café "el dicho"? ok, aurora.ahí te veo. pamela: gracias, mamá.gracias. marcela: te admiro, aurora.eres mi gran ejemplo. toma.esto te pertenece. aurora: ¿es dinero?marcela: [niega] aurora: no, señora.no quiero que me vuelva a acusarde ladrona. marcela: aurora, por favor.ya te pedí perdón. acéptala.mi hija se pondrá feliz de verte con ella.aurora: ¿me va a dejar ver a mi pamelita?marcela: por eso vine. mi hija te quiere mucho.y nada la haría más feliz, que regresesa trabajar a la casa. aurora: no sé si podría, señora.marcela: ay, claro que puedes. por favor, aurora.tú me acabas de decir que el rencor es un venenoque nunca tendrás en tu corazón. regresa.omar: debería de ir, doña aurora.usted también tiene ganas de ver a esa muchacha.aurora: sí, sí, tengo muchas ganas de verla.más ahora, que sé que tiene el corazón de mi alejandra.omar: pues, ahí está. entonces ¿qué la detiene?aurora: ay, pues, es que me tratómuy mal la señora. siento que me voy a metera la boca del lobo. omar: bueno,pero que ¿no me dijo que la notó arrepentidade corazón? aurora: ay, sí,pero uno nunca sabe. además, esa gente es muy rara.a veces, dan una cara. y a veces, otra.es cierto que necesito el trabajo,pero yo creo que lo voy a ir a buscara otro lado. omar: bueno, mire,si no quiere regresar a trabajar a esa casa, no lo haga,pero sí vaya a ver a esa muchacha.me imagino que será como encontrarse con ale.aurora: sí, ¿verdad? está bien.sí, sí, sí. voy a ir.ya me convenciste, chamaco. omar: hola, chaparrita.ya pasaron tres meses. y me sigue doliendoque no estés conmigo. creo que nunca te voy a olvidar.no sé qué voy a hacer sin ti. marcela: cierra los ojos, hija.te tengo una sorpresa. pamela: ¿qué me compraste, ma?marcela: no, hija, ya me di cuentade que hay cosas que dan más felicidadque lo que puedes comprar con el dinero.pamela: entonces, ¿qué sorpresa me tienes?marcela: espérame tantito. espérate tantito.abre los ojos. pamela: ¡aurora!aurora: hija. no sabes qué gusto que me daverte bien. pamela: mi vidase la debo a alejandra. aurora: sí.pamela: ¿quieres escuchar el corazón de tu hija?aurora: ¿puedo? marcela: claro que sí.pamela: claro. aurora: [llora]ay, no lo puedo creer. mi hija vive en ti.marcela: tu hija y mi hija ahora son una misma.pamela: regresa, por favor. quiero ser tu hija.marcela: acepta, aurora. aurora: está bien.marcela: podemos formar una familiatú, mi hija, tu hija y yo. finalmente, ahora estamos unidaspor un corazón. aurora: ay.

Cargando Playlist...

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL