null: nullpx
Cargando Video...

Como Dice el Dicho - 'Cada palo aguante su vela'

2 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

mane: ♪ que irónica es la vida

que yo nunca comprendía

esos dichos que mi abuelo

me decía

pero al pasar el tiempo

poco a poco fui entendiendo

sus palabras llenas

de sabiduría ♪

ambos: ♪ y por más que madrugaba

nunca amanecía temprano

la corriente muchas veces

me dormía

y sabía con quién andabas

pero no me imaginaba

que una piedra

con tu mano tirarías ♪

>> ♪ por más que me advertían

que yo sufriría por ti

no quise ver lo que

estaba pasando ♪

ambos: ♪ aunque el amor es ciego

todo se va pagando

y como dice el dicho ♪

>> ♪ no hay mal que dure

100 años

mucho mejor estar solo

que mal acompañado ♪

ambos: ♪ y como dice el dicho ♪

mane: ♪ no hay mal que por bien

no venga

amor con amor se paga ♪

ambos: ♪ y hoy tú estás pagando

como dice el dicho ♪

mane: ♪ echando a perder

se aprende

no sabes bien lo que tienes ♪

ambos: ♪ hasta que lo pierdes ♪

mane: ni modo.

>> te lo dije.

díselo, mane.

mane: sí, señor.

puro sabor original.

ambos: ♪ como dice el dicho ♪

ernesto: eres una vergüenza.

>> mire lo que se robó.

es su hijo, ¿verdad?

ernesto: hijastro.

pablo: yo no soy nada tuyo.

ernesto: cállate.

no tienes derecho a hablar.

>> mire, las cosas que se robó

el muchacho no son

de mucho valor.

la policía viene en camino

porque la alarma se activó,

pero no creo que el incidente

pase a mayores.

además el establecimiento

suele ser muy comprensible

en este tipo de casos.

ernesto: se lo agradezco mucho.

>> con permiso, los

dejo un momento.

ernesto: gracias.

qué vergüenza.

encima me saliste ladrón.

bonito paquetito

me eché encima, ¿eh?

pablo: si no te gusta,

te puedes largar.

estábamos mejor antes

de que tú llegaras.

ernesto: mira, niño,

no te equivoques.

tú y tu mamá no se podrían

amarrar las agujetas

de los zapatos sin mi ayuda,

¿eh?

pablo: estábamos mejor sin ti.

laura: no tienes por qué

precipitarte, pilar.

mira, ¿por qué no mejor te tomas

un tiempo para que pienses

mejor lo que quieres hacer?

pilar: hermana, ernesto me ama.

además va a cuidar muy bien

de nosotros dos.

pablo: pero no necesitamos

que nadie nos cuide, mamá.

mi papá no lleva ni seis meses

de muerto y tú ya te quieres

volver a casar.

pilar: necesitamos a alguien,

no podemos estar solos.

entiéndelo.

pablo: no estamos solos, mamá.

tenemos a mi tía laura,

a mi tío rogelio que prometen

ver por nosotros.

pilar: yo necesito, necesito--

laura: ay, por dios, pilar.

no me vengas con que necesitas

un hombre a tu lado.

oye, tú puedes salir

adelante sola.

pilar: yo no soy tú, hermanita.

tú, laura la perfecta.

la que tiene el matrimonio

ideal, la que tiene

el negocio exitosísimo.

laura: un negocio que me ha

costado mucho trabajo levantar,

y al cual te invito

con muchísimo gusto

si quieres ser parte.

pablo: mamá.

no te cases con ese tipo, ¿sí?

por favor.

pilar: ay, ya.

ay, ya, déjenme en paz.

los dos.

déjenme en paz.

ya no quiero oírlos.

marieta: ¡tere, qué gusto verte!

muy bien, muchas gracias.

tomás: ah.

vienes por tu empanada

acostumbrada.

tere: ay, no, don tomás.

ahora prefiero

una ensalada de fruta.

lo que pasa es que estoy

a dieta, porque me quiero ver

muy guapa para la boda

de mi tía pilar.

tomás: trabaja ensalada

de frutas especial

para una cliente especial.

marieta: [ríe]

entonces se casa otra vez.

qué pronto.

y, y ¿con quién,

quién es el galán o qué?

tere: no es tan galán, fíjate.

ya es un señor mayor.

y aquí entre nos,

es bastante pesado.

marieta: bueno, a lo mejor

solo es cosa de conocerlo más,

¿no crees?

tere: justo eso es la cuestión,

que no lo conocemos, o sea,

ni siquiera sabemos cómo llegó

a la vida de mi tía pilar.

yo creo que lo conoció

en la notaría en donde trabajaba

mi tío, debe ser abogado.

marieta: ¿en serio?

tomás: aquí está la ensalada.

tere: muchas gracias.

pues, mira, yo espero

que le vaya bien a mi tía

y a pablo también.

y no sé qué tan buena idea

sea que ya llegue un señor

a vivir a su casa tan pronto.

es que él sigue llorando

por la muerte de su papá.

tomás: confiemos en que

su decisión

haya sido la correcta.

porque en esta vida,

las buenas o las malas

decisiones que tomemos,

hay que asumir

las consecuencias.

porque como dice el dicho:

"cada palo aguante su vela".

tere: [ríe]

pablo: ¿entonces ya está

decidido?

pilar: ¿qué vestido me debo

de poner para la ceremonia?

ándale, ayúdame a elegir este,

este o...

o este-- ay, no,

mejor compro uno nuevo, ¿verdad?

pablo: mamá, ¿por qué te tienes

que casar?

pilar: ¿por qué?

por qué se casan dos personas,

hijo, es una pregunta tonta.

pablo: ¿por qué?

quiero que me digas.

pilar: porque...

porque--porque es un,

es un buen partido. por eso.

y porque es un hombre estable,

con una carrera sólida y,

y porque él nos va a ayudar

a cuidar el dinero

que nos dejó tu papá.

pablo: pero él no necesita

cuidar nada, mamá.

el dinero es nuestro

y podemos manejarlo

como nosotros queramos.

pilar: hijo, hijo.

todo va a estar bien,

te lo prometo.

todo va a estar bien.

ernesto va a cuidar de nosotros.

¿mm?

ándale.

ayúdame a escoger el vestido.

¿cuál te gusta?

¿mm?

tere: por lo menos tengo

que bajar como tres kilos

para la boda.

pablo: ay, no, ni me recuerdes

ese día.

tere: ay, mira, yo sé que no

conocemos a ernesto,

pero igual y como dice marieta:

"tal vez es cuestión

de conocerlo mejor".

pablo: mi mamá ni una sola vez

me ha dicho que se va a casar

porque está enamorada.

y según yo, esa es la única

razón por la que dos personas

se tienen que casar, ¿no?

tere: ay, primo.

ya no sé ni qué decirte.

a lo mejor y tu mamá

sí está enamorada.

a lo mejor y sí

van a ser felices.

pablo: "a lo mejor, a lo mejor".

y, y ¿si a lo mejor mi vida

va a ser un infierno

con ese tipo aquí en la casa?

con su peinadito de muñequito

de pastel y su loción barata.

tere: que huele a flores

podridas.

pablo: ¿verdad que sí?

tere: [ríe]

pablo: [ríe]

¿qué estás haciendo?

[ríe]

ernesto: ¿qué haces aquí?

pablo: estoy buscando a mi mamá.

ernesto: ¿y tu papito

no te enseñó que hay que tocar

antes de entrar a una recámara?

pablo: no. así nos enseñó,

a puertas abiertas.

ernesto: mira.

tú y yo apenas nos estamos

conociendo.

así que te voy a recomendar

que conmigo no te pases

de simpático.

¿eh? ¿cuate?

pablo: no somos cuates.

pilar: hola.

hola, hijo.

ernesto: ya deja de saludarlo

de beso, como si fuera un niño.

lo vas a volver--

pablo: lo que yo sea o deje

de ser no es asunto tuyo, ¿sí?

y nunca lo será.

pilar: ya, ya.

por favor, pablo.

¿podríamos pasar un día

sin discutir?

por favor, me está empezando

a doler la cabeza.

pablo: está bien, ma.

pilar: estoy bien, laura.

en serio.

ya, deja de preguntarme

cada tercer día cómo me va.

laura: si te preocupo

es porque no te veo bien.

desde que te casaste te noto

como enfadada,

como de mal humor.

pilar: solo me estoy acoplando

a mi nueva vida.

nada más.

laura: me preocupa pablo.

tampoco lo veo muy feliz

que digamos.

pilar: pues, quizá lo que tengas

que hacer es dejar

de preocuparte por mi vida.

laura: ay, ¿cómo voy a dejar

de preocuparme por tu vida?

eres mi hermana.

pilar: exacto.

soy tu hermana.

no tu hija.

deja de tratarme

como a una bebita.

laura: pues, entonces deja

de comportarte como tal.

porque te precipitaste

a un matrimonio con un tipo

al que apenas sí conoces.

pilar: ¿a ti qué te importa?

es mi vida.

laura: me importa porque

te quiero.

y porque estoy viendo cómo

te estás yendo directito

a un precipicio

y te estás llevando

a tu hijo contigo,

por si fuera poco.

pilar: fíjate.

yo no había pensado pedirte

que te convirtieras

en mi guía espiritual.

no necesito tus consejos,

hermanita.

¿no te gusta mi vida?

bueno.

pues, entonces mantente muy,

pero muy alejada de mí.

laura: ¿eso es lo que realmente

quieres? ¿que me aleje de ti?

pilar: sí.

eso quiero.

laura: ah.

entonces, perfecto.

no se diga más.

desde ahora arréglatelas

como puedas, porque yo

ya me cansé de hacerte

ver las cosas.

yo solo espero que tengas

la cabeza suficiente

para cuidar de pablo.

pablo: de verdad lo odio, tere.

ni siquiera soporto estar

en la misma habitación con él.

tere: mi mamá dice lo mismo,

¿eh? que no lo soporta,

que algo de él no, no le late.

pablo: además mi mamá

no se quiere dar cuenta

de que la situación

está muy fea.

tere: bueno.

tu mamá lo escogió a él,

entonces no hay mucho que tú

y yo podamos hacer.

pablo: a veces siento que voy

a explotar.

tere: oye.

¿y si hacemos algo divertido?

pablo: no, ni siquiera estoy de

humor ni--

tere: ay, ya, primo,

no seas teto.

aunque sea un ratito,

para que te olvides

de tus problemas.

pablo: ¿qué vamos a hacer?

tere: vamos a ir a esa tienda.

pablo: ¿para qué?

ni siquiera tengo dinero.

tere: ay, no lo vas a necesitar.

ándale, vamos, ya.

pablo: ¿cómo que no lo voy

a necesitar? ¿entonces

para qué vamos?

tere: corre, vente.

pablo: ¿vas a comprar algo?

tengo que llegar a mi casa.

tere: no, no, no.

a ver, fíjate que la chava

de allá esté distraída, ¿ok?

fíjate.

pablo: pues, sí, sí está

distraída, ¿y ahora qué?

¿quieres que le hable?

tere: no, no. no le hables,

no le hables, no le hables.

quédate ahí.

pablo: tere, ¿qué haces?

tere: sh.

pablo: ¿qué haces?

ambos: [inentendible]

tere: cálmate, no pasa nada.

ambos: [susurran]

>> hola, buenas tardes.

¿les puedo ayudar en algo?

tere: no.

muchas gracias.

nada más estábamos viendo.

mañana regresamos con dinero.

pablo: sí.

gracias.

casi nos cachan.

tere: ya sé,

pero no nos cacharon.

somos unos fregones.

¡primo, no nos cacharon!

pablo: oye, y, pero ¿por qué

te la robaste?

¿te hace falta dinero?

tere: no, no me hace falta.

no seas bobo.

¿a poco no estuvo divertido?

pablo: sí, la neta sí.

tere: ¿ves? te lo dije.

pablo: no manches, cuando

se acercó la empleada

pensé que nos iban a cachar.

tere: ¡ya sé! yo también,

pero ¿sabes qué? el chiste

es poner cara de: "ay, no,

yo no rompo un plato"

y actuar toda cool.

pablo: ¿lo haces muy seguido?

tere: pues, muy seguido,

muy seguido no.

solo algunas veces.

pablo: pues, me la pasé

superbien. la neta es que

no pensé en ningún momento

en el tarado de ernesto.

tere: ay, primo, ya.

oye, sabes qué?

ya me tengo que ir,

porque voy a acompañar

a mi mamá de compras,

ahora sí pagando.

pablo: ahora sí.

tere: ¿me acompañas?

pablo: sí.

[llaman a la puerta]

pilar: ya está la cena, hijo.

baja, por favor, acuérdate

que hoy viene tu tío rogelio.

pablo: sí.

sí, ya voy.

[música]

ambos: ♪ como dice el dicho ♪

>> ♪ no hay mal que

dure 100 años ♪

pablo: ¿cómo estás, tío?

rogelio: muy bien. ¿tú?

¿cómo vas?

pablo: muy bien.

pilar: ay, hijo, eso me gusta.

que tengas un buen humor.

así me gustas,

¿y se puede saber por qué?

pablo: pues, hoy salí con tere

y me lo pasé muy bien. es todo.

rogelio: bueno, mucho cuidado

con esa hija mía

que es un poco alocada.

así que si se porta mal,

me dices enseguida, ¿estamos?

pablo: sí, sí, sí.

ernesto: bueno, ¿y qué pasa

con el servicio?

¿sí les diste instrucciones

de que sirvieran en cuanto

nos sentáramos a la mesa?

rogelio: bueno, no hay ningún

problema, ernesto.

ernesto: no, no, no.

es que les pago un dineral.

tengo un regimiento de empleados

y no voy a permitir errores.

pablo: ya, ya, bájale,

¿sí, ernesto?

ya, no esta-- no estamos

en un castillo inglés.

además juanita,

que es la única empleada

de esta casa,

no debe de tardar.

además eso de que "les pagas

un dineral", pues, es como...

un decir, ¿no?

porque en realidad,

hasta donde yo sé,

el dinero sale de

lo que nos dejó mi papá, ¿no?

¿o no, mamá?

pablo, por favor.

rogelio: bueno, oye.

¿cómo vas en la escuela, eh?

pablo: sí, muy bien.

de--de hecho me escogieron

para representar a mi prepa

en la feria de ciencias.

rogelio: oye, felicidades.

eso es un muy buen logro.

pablo: sí.

rogelio: me ha comentado tere

que es muy difícil que escojan

un alumno para ese evento.

muy bien, muy bien.

pilar: muchas felicidades, hijo.

pablo: gracias, ma.

ernesto: ¿te gustó el vino?

rogelio: sí, sí, sí.

muy rico, gracias.

ernesto: yo lo elegí.

sé algo de vinos.

y pensé que era la elección

adecuada.

pablo: por supuesto.

de--de la cava de mi papá.

obviamente. sí.

pilar: ernesto, ¿me,

me podrías servir

un poco más de vino, por favor?

ernesto: sí, por supuesto.

rogelio: muchas gracias

por la invitación.

pilar: al contrario, salud.

rogelio: salud.

pilar: salud.

salud.

ernesto: la próxima vez

que me pongas en evidencia

delante de los invitados

te va a ir muy mal, ¿me oíste?

¡muy mal!

rogelio: hola, amor.

¿cómo estás?

laura: oye, platícame.

¿cómo te fue en casa de pili?

me dio mucha pena no haber ido,

pero es que tuve que enseñar

una casa y--

la verdad es que después

de nuestra discusión

no tenía muchas ganas de verla.

rogelio: ah, no te preocupes.

yo me quedé preocupado, a mí

ernesto no acaba de caerme bien.

tere: no, a pablo no le cae

nada bien, ¿eh?

dice que las cosas han cambiado

mucho desde que él

está en la casa.

rogelio: ya lo creo.

si hubieras visto la tensión

que había en esa cena.

uf.

la verdad nada que ver

como cuando vivía julio.

laura: pues, sí, pero ahora

ernesto es el marido

de mi hermana, así que tenemos

que hacer un esfuerzo

por aceptarlo.

rogelio: lo sé.

laura: empezando por mí.

rogelio: y en serio, la verdad,

mira. yo, créanme,

hago lo posible, pero algo,

algo no está bien,

algo no me vibra.

lo bueno es que el dinero que

dejó tu cuñado está asegurado.

tere: ¿tú crees que el tarado

ese solo se casó

por la lana de mi tía?

laura: óyeme, más respeto,

muchachita.

rogelio: no, mira. ese de tarado

no tiene nada.

es más largo que la cuaresma.

laura: ay, no me espantes,

mi vida.

¿de verdad crees que las cosas

están tan mal en casa de pili?

rogelio: no te preocupes.

yo nada más les pido a ustedes

dos que estén pendiente

de ellos, ¿sí?

creo que pilar está bebiendo

un poco más de la cuenta y...

pues, noté a pablo, no sé,

como muy angustiado. tenso.

no sé.

no sé.

tere: sí, es verdad, ma.

pablo ha cambiado mucho.

está como muy ansioso

todo el tiempo,

como a punto de explotar.

yo creo que no es feliz

con su vida.

ernesto: la próxima vez

que me pongas en evidencia

delante de los invitados

te va a ir muy mal,

¿me oíste?

marieta: ¿dices que pablo

no fue hoy a la escuela?

tere: no. y la verdad

es que sí me preocupa,

porque pablo es supercumplido.

nada que ver conmigo.

tomás: pues, deberías de pasar

a su casa para ver si está bien.

tere: ¿sí, verdad?

eso es lo que voy a hacer,

fíjense.

ay, mira tú,

hablando del rey de roma.

pablo: hola. don tomás,

¿cómo está?

tomás: pablo, ¿cómo estás?

marieta: hola.

tere: ¿por qué no fuiste a la

escuela, pablo?

estaba bien preocupada por ti.

pablo: es que no dormí bien y

me levanté tarde.

tere: sí, mi papá me dijo

que la cena no estuvo tan linda.

pablo: ernesto es un asco.

tomás: dale una oportunidad,

pablo.

todos tenemos nuestro lado bueno

y nuestro lado malo.

tere: aunque el lado bueno

de ernesto está

bien escondidito,

¿eh, don tomás?

ay, creo que no estoy ayudando,

¿verdad?

marieta: creo que no.

pablo: además ya no me queda

de otra más que aguantarlo, ¿no?

él ya está en mi casa.

se sigue metiendo

en todo lo que no le importa.

pero ya, ya no quiero

tocar el tema, ¿sí?

así que no me diga de que debo

de hacer un esfuerzo

por aguantar a ese tipo, ¿sí?

perdón, don tomás.

no lo tome a mal, solamente

hoy no me sirven sus consejos,

¿sí?

tere: bueno.

yo ya me tengo que ir,

don tomás, pero muchas gracias

por el tecito, estuvo muy rico.

que tengo muchas cosas

que hacer.

pablo: ¿vas a tu casa?

tere: sí. ¿vamos?

pablo: sí, tengo algo que

enseñarte.

tere: bye, marieta.

marieta: bye.

tere: gracias por todo.

tomás: adiós, adiós, adiós.

pablo: adiós.

tere: bye, don tomás.

tomás: adiós, adiós.

tere: oye, pablo.

como que fuiste muy grosero

con don tomás, ¿no?

él solo quería ayudar.

pablo: sí, ya. ya sé,

es que no sé qué me pasó.

tere: no me gusta verte así,

pablo.

estás como tenso todo el tiempo,

no sé, has cambiado mucho.

pablo: ya, prometo estar

de buen ojo--

de buen humor, ¿sí?

ya, no me regañes.

aparte, tengo algo

que enseñarte.

tere: ¿y esto?

¿todo esto te has robado, pablo?

pablo: sí.

aparte la empleada

ni se dio cuenta.

fue superdivertido.

tere: no, pero que no se te haga

costumbre, pablo.

pablo: ¿cómo crees?

tere: ¿por qué lo haces, eh,

pablo?

porque lo de la otra vez

fue por pura diversión, pero...

ve.

pablo: es que, es que no sabes,

tere.

estaba deprimido

por lo de la cena esa y...

desde que entré a esa tienda

mis problemas se esfumaron así,

al aire.

como si me hubieran inyectado

algo que, que hizo que

se me olvidara

que la vida es un asco.

tere: no, pero prométeme que no

lo vas a volver a hacer, pablo.

pablo: no me salgas con que

está mal, ¿sí?

si tú me enseñaste.

tere: esa vez fue

por pura diversión, pablo,

pero de que está mal, está mal.

prométeme que no lo vas

a volver a hacer.

prométemelo.

pablo: está bien, ya.

te lo prometo.

¿contenta?

ernesto: ¿dónde andabas?

llamaron de la escuela

que no te presentaste.

pablo: ¿y eso a ti qué te

importa?

ernesto: no seas insolente.

jovencito.

pablo: ah, tranquilo que no

me fui a gastar el dinero

de mi papá por ahí.

ernesto: yo solo trato

de proteger tus intereses

y los de tu madre.

pablo: ¿y quién te dijo

que necesitamos que nos cuides?

¿o nos protejas?

ernesto: a ver.

¡bájale!

pilar: sh, sh.

¿podrían hablar sin gritar,

por favor?

ernesto: ¿cómo?

¿todavía estás en bata?

¿no te dije que tenemos comida

con los martín del campo?

pilar: eh, me duele mucho

mi cabeza y ya hablé con azucena

para cancelarle

y--y lo entendió.

ernesto: a ver, la próxima vez

que quieras cancelar una cita

me lo informas.

no me gustan los cambios

de planes.

¿eh?

no quiero que mis amigos

piensen que soy un informal

que cancela citas a última hora.

pablo: ¿tus amigos, ernesto?

que te quede claro

que esos amigos eran de mi papá

y de mi mamá.

no son tuyos, ¿sí?

y te apuesto que ni siquiera

te soportan.

pilar: ya, ya va a estar

la comida en... 30 minutos.

ya casi.

ernesto: eres una inútil.

tomás: eh, pablo,

¿qué te trae por aquí?

pablo: solo salí a caminar

un rato.

tomás: ajá.

bueno, ya que estás aquí,

un frapuchino?

pablo: sí, muchas gracias.

y quería disculparme con usted.

creo que fue muy grosero

esta mañana.

tomás: ah, no, no,

no te preocupes.

ay, teléfono.

un segundo, espérame.

pablo: sí.

[teléfono]

tomás: aquí está

tu frapuchino.

pablo: muchas gracias.

tomás: era marieta.

para ver qué se ofrecía.

oye, respecto a lo que pasó

en la mañana, no te preocupes.

todos tenemos malos momentos.

pablo: pues, muchas gracias,

don tomás. ¿cuánto,

cuánto le debo

por el frapuchino?

tomás: no, no es nada.

cortesía de la casa, pero--

pablo: muchas gracias

de todos modos.

nos vemos, don tomás.

tomás: ándale.

[música]

ambos: ♪ como dice el dicho ♪

>> ♪ no hay mal que dure

100 años ♪

tere: hola.

juanita me dejó pasar.

pablo: hola.

tere: estás bien.

pablo: ¿por qué todos me

preguntan si estoy bien?

estoy bien.

estoy de maravilla.

tere: no, pablo, no lo estás.

tus calificaciones están

bajando, estás faltando a clase,

cosa que tú nunca hacías, pablo.

solo quiero saber

si te puedo ayudar.

pablo: pues, estoy enojado,

eso es lo que tengo.

mi vida es horrible.

ese tipo tiene dominada

a mi mamá.

y ella se la pasa borracha

y lo peor de todo es que él

le pone la botella en la mano.

como si le conviniera que,

que abusara del alcohol.

tere: ¿te has robado todo esto,

pablo?

pablo: eso no importa.

tere: no, claro que importa,

porque esto es de don tomás,

pablo.

esto es de la cafetería

del dicho, ¿por qué lo estás

haciendo?

pablo: porque robar es lo único

que me hace sentir bien.

tú mejor que nadie

puedes entenderlo.

ernesto: tu mamá está

indispuesta y no va a bajar

a desayunar.

pablo: ¿y nuestro ejército

de sirvientes todavía

no se despierta?

¿qué vamos a hacer?

ernesto: no me gusta

tu tonito de voz.

pablo: pues, a mí no me gusta

ni siquiera estar en la misma

habitación contigo.

¿cómo ves?

ay, mamá.

mamá, te extraño.

por favor, regresa.

pilar: hola, hijo.

¿qué hora es?

pablo: temprano, ya me tengo

que ir a la escuela.

pilar: mm.

que te vaya muy bien.

pásame la--

pablo: mamá, está vacía.

¿no crees que ya debes de dejar

de tomar tanto?

pilar: mm. erdi--

ernesto dice que si me ayuda

a tranquilizarme que está bien,

que no hay problema.

pablo: sí, claro.

ernesto tiene razón, ¿no?

es mejor tenerte así.

mamá, de verdad date cuenta, él,

él trata de controlarte

y tú lo dejas.

pilar: yo no puedo estar sola,

hijo, entiéndeme.

pablo: pero no estás sola,

mamá. me tienes a mí,

tienes--tienes a mi tía laura,

a mi tío rogelio,

¿qué más quieres?

pilar: ernesto me cuida

y está al pendiente de mí.

pablo: sí, claro, mamá,

al pendiente de ti.

pendiente de que tengas

tu botella de vodka llena

para que no puedas protestar,

no puedas hablar y ni siquiera

para hablarle a mi tía laura.

de eso sí está súper pendiente,

¿verdad, mamá?

mamá, de verdad, date cuenta.

pilar: ya, ya.

ya, ya, déjame en paz,

por favor.

cierra la puerta cuando salgas.

ay.

[teléfono]

laura: ¿bueno?

pablo: hola, tía.

laura: hola, pablo, ¿cómo estás?

pablo: pues, no, no muy bien.

laura: ¿te sientes mal?

pablo: no--no, estoy bien,

estoy bien. es, es solo que--

laura: ay, pablo, eh,

tengo una llamada en espera

y voy saliendo a una junta,

te llamo en cuanto pueda, ¿sí?

pablo: sí, sí, claro.

laura: pero ¿no es nada urgente?

pablo: no, no.

nada urgente.

laura: ¿seguro?

pablo: sí, sí, seguro,

nada--nada urgente.

tú tranquila, gracias.

adiós.

laura: adiós.

¿bueno?

[pitidos]

pablo: ¿qué? ¿por qué

me detiene?

>> permíteme ver tu mochila.

pablo: ey, ¿por qué?

no tiene derecho.

>> la mochila.

muestra.

ernesto: eres una vergüenza.

>> mire lo que se robó.

es su hijo, ¿verdad?

ernesto: hijastro.

pablo: yo no soy nada tuyo.

ernesto: cállate.

no tienes derecho a hablar.

>> mire, las cosas que se robó

el muchacho no son

de mucho valor.

la policía viene en camino

porque la alarma se activó,

pero no creo que el incidente

pase a mayores.

además el establecimiento

suele ser muy comprensible

en este tipo de casos.

ernesto: se lo agradezco mucho.

>> con permiso, los dejo

un momento.

ernesto: gracias.

qué vergüenza.

encima me saliste ladrón.

bonito paquetito

me eché encima, ¿eh?

pablo: si no te gusta,

te puedes largar.

estábamos mejor

antes de que tú llegaras.

[música]

ambos: ♪ como dice el dicho ♪

>> ♪ no hay mal que dure

100 años ♪

rogelio: muchas gracias

desde ya, don.

>> usted muy amable.

rogelio: gracias.

¿cómo estás?

¿estás bien?

¿qué pasó?

pablo: no sé.

rogelio: ¿cómo "no sé"?

te agarraron robando

en una tienda.

pablo: sí, ya sé.

rogelio: mira,

ernesto está allá afuera.

enojadísimo.

pablo: no me importa ernesto,

¿qué va a pasar conmigo?

¿me van a meter a la cárcel?

rogelio: no, no, no. no.

no has cometido ninguna otra

falta, así que eso ayuda mucho

en tu caso, además mi abogado

ya se está encargando de eso.

pablo, a mí lo que me preocupa

es saber por qué te metiste

a robar a esa tienda.

¿qué--qué te motivó?

¿qué tenías en la cabeza?

por favor.

laura: qué bueno que las cosas

no pasaron a mayores.

yo me siento tan mal.

él me llamó por teléfono y

seguramente para pedirme ayuda,

yo no tuve para atenderlo,

pero es que...

yo no sabía.

no lo sabía.

rogelio: no te preocupes,

mi amor.

por favor, no te preocupes.

además es probable que solamente

tenga que hacer

servicio comunitario.

mi abogado contactó

una fundación que se dedica

a ayudar a chavitos

que han cometido faltas

por primera vez, así que...

tere: todo esto es mi culpa.

laura: pero ¿de qué hablas?

tere: es que yo llevé a pablo

a que robara a una tienda,

él nunca lo había hecho.

laura: ¿qué?

tere: es que yo lo animé

a que robara conmigo.

laura: bueno, y ¿en qué estabas

pensando?

tere: no sé, mamá, es que pablo

también empezó a robar más y más

y yo le dije que ya no lo

hiciera, pero no me hizo caso.

laura: ¡por dios, teresa!

¿cómo pudiste?

rogelio: ya, mi amor, cálmate,

por favor.

síguenos explicando, a ver.

tere: es como si lo necesitara,

¿saben?

él me dijo que cuando roba

se le olvidan todas las broncas

que tiene con ernesto y fue ahí

cuando me preocupé más por él.

rogelio: ¿por qué no nos dijiste

todo eso?

tere: porque tenía miedo, papá.

todos mis compañeros lo hacen

por diversión, pero es que

parece que pablo lo hace, no sé,

para calmar su angustia,

para olvidarse de todo

lo que está pasando en su casa.

laura: ¿y qué es lo que está

pasando en esa casa?

tere: pues, mi tía

está tomando mucho, ma.

¿qué no te has dado cuenta?

está como ida todo el tiempo.

laura: no, es que últimamente

no ha querido verme.

siempre me dice que tiene planes

con ernesto, yo la verdad

que desde que discutimos

no he intentado verla.

la abandoné a su suerte

y a pablo también.

sí.

yo debí haberme dado cuenta

que estaban en el borde

de una crisis.

tere: pues, la verdad casi

no tiene planes con ernesto,

¿eh, mamá? al contrario.

él ya casi la mantiene encerrada

todo el tiempo y pablo me dijo

que ernesto es el que le pone

la botella en el buró.

aparte ernesto la maltrata

y le grita todo el tiempo.

laura: no, no, no puede ser.

rogelio, tenemos que hacer algo.

mi amor, ¿por qué no nos dijiste

antes?

tere: pues, es que pablo

no quería que se supiera.

¿y cómo les iba a decir

que mi primo robaba?

era como traicionarlo.

rogelio: bueno, mira.

yo estoy totalmente de acuerdo

contigo, mi amor,

tenemos que hacer algo.

laura: sí.

rogelio: pero bueno, primero

vamos a lidiar con este problema

y después, jovencita,

tú y yo vamos a hablar.

porque sabes que lo que hiciste

está muy mal. ¿eh?

tere: sí.

rogelio: ¿de acuerdo?

ernesto: es que esto no se puede

quedar así.

¡no sabes la vergüenza que me

dio que me llamaran del almacén!

pilar: ernesto, por favor,

no grites.

ernesto: es que me dio mucha

vergüenza.

y para colmo, llegó rogelio

y en ese momento todo el club

campestre ya sabe

que tu hijo es un ratero.

pilar: voy a hablar con él.

ernesto: ¡es que no se trata

de hablar!

¡tu hijo es un vulgar ladrón!

pilar: no, no lo es.

ernesto: ay, entiéndelo,

por favor.

¡las cosas se te están

saliendo de control!

mira, mi amor,

yo creo que...

us-- ni--ni él ni tú son capaces

de manejar ese dinero.

yo creo que es importante

que tú me firmes

un poder para que yo me pueda

hacer cargo de tus negocios.

¿eh?

mira, incluso

ya tengo aquí...

el documento listo.

pilar: no--no, no sé, no--

ernesto: sí, sí, mira.

solamente

es cuestión de que lo firmes.

así yo me puedo hacer cargo

de tus asuntos.

es la única manera que tenemos

de salir adelante, mi amor.

¿eh? anda.

pilar: ay, no.

no, tengo que avisarle

a rogelio, él es el albacea

de testamento.

ernesto: bueno, pero rogelio

no tiene que opinar acerca

de todo en nuestras vidas.

¿o sí, mi amor?

¿eh?

anda. firma. firma, firma--

pilar: me voy a sentir

más tranquila si él estuviera

de acuerdo. ¿mm?

ernesto: ¡maldita borracha!

incapaz de hacerte cargo

siquiera de tu propia vida.

pilar: no, no, no te molestes,

no te molestes.

le--le voy a marcar a rogelio

y--y le voy a pedir que venga

y que-- y que dé su opinión.

ernesto: tú no le vas a hablar

al imbécil ese.

pilar: suéltame. ¡suéltame!

[grita]

ernesto: ¿pilar?

¿pilar?

pablo: ¿mamá? ¿qué le hiciste?

ernesto: no, nada, está borracha

y se cayó.

yo estaba en el baño

y oí el escándalo.

pablo: te juro que si le hiciste

algo no te la vas a acabar.

ernesto: ¡está borracha

y se cayó! ¿qué no entiendes?

[música]

ambos: ♪ como dice el dicho ♪

>> ♪ no hay mal que dure

100 años ♪

laura: todavía no,

no puedo creer que haya bebido

tanto como para lastimarse

de esa manera.

ernesto: es que tú no sabes

la hora querida del infierno

que yo he vivido.

la manera de beber de tu hermana

está fuera de control.

tere: ay, ni te hagas, ernesto,

que tú eres quien le pone

la botella en el buró.

ernesto: eso no es cierto.

¿quién te lo dijo?

pablo.

ese muchacho no está

en sus cabales, no sé cómo

pueden creer en su palabra.

rogelio: bueno, ya, por favor.

no, no es momento de discutir

esto. ¿sí? por favor.

ernesto: tienes razón, rogelio,

yo creo que hay que ver cómo

podemos ayudarlos a los dos.

pablo se ha convertido

en un ladrón y pilar--

tere: ¿es en serio que tienes

que decir cosas

tan desagradables

todo el tiempo?

ernesto: mi única intención

siempre ha sido velar

por tu hermana.

no entiendo por qué me agreden

de esta manera.

laura: bueno, ya. hijita,

¿te puedes tranquilizar,

por favor?

nada ganamos

con discutir en este momento.

ay. raúl,

¿cómo está mi hermana?

yo no sabía si era conveniente

llevarla a un hospital.

raúl: pilar está bien.

sufrió un fuerte golpe y...

además ella bebió demasiado.

ernesto: ¿lo ven?

se los dije.

trató de levantarse de la cama

y se cayó de borracha.

rogelio: raúl, ¿podemos

pasar a verla?

raúl: claro que sí.

aquí están los medicamentos

que debe tomar.

un antiinflamatorio

y un analgésico.

laura: yo me hago cargo.

ernesto: quiero que entiendas

que yo soy solo quiero ayudar.

lo acompaño, doctor.

raúl: claro que sí.

laura: ay, no lo soporto.

pablo: perdóname, mamá.

siento que soy el responsable

de todo esto.

debí haberte...

defendido más, de...

cuidarte más.

laura: pablo,

solo tienes 17 años.

soy yo

la que debió de haber estado

más al pendiente.

pablo: pero no logré que dejara

de beber.

y solamente me metí en mis cosas

y empecé a robar

como un estúpido.

laura: hijito, de nada sirven

los reproches ahora.

lo que tenemos que hacer

es buscar soluciones.

ernesto: yo le llevo el desayuno

a tu madre.

pablo: no, yo se lo llevo.

ernesto: no quiere verte.

está muy enojada contigo.

pablo: entonces que ella

me lo diga.

ernesto: déjame hablar primero

con ella.

puedo hacerla entrar en razón

y convencerla para que te vea.

pablo: ¿o qué?

¿me va a amenazar

como es de costumbre?

quítate.

hola, ma.

pilar: hola.

pablo: ¿cómo te sientes?

pilar: ay, pues,

todavía algo confundida.

pero un poco mejor, hijo.

pablo: ¿te acuerdas de qué,

de qué pasó?

es importante, porque,

¿te acuerdas de cómo te caíste?

ernesto dice que,

que según él estabas

muy borracha y que no te podías

mantener en pie,

pero obviamente yo no le creo.

pilar: no-no recuerdo bien,

no sé.

solo recuerdo que...

él entró y...

me empezó a gritar.

pablo: deben estar aquí

los documentos.

desde ayer no ha dejado que

ernesto entre a la recámara.

tere: bueno, seguro tu mamá

no se acuerda muy bien.

pablo: ella dijo que ernesto

intentó que ella firmara

unos documentos, y ella se negó.

entonces él se puso violento y,

pues, la empujó, pero si

encontramos los dichosos papeles

podemos evidenciar

de que ernesto solamente

es un tipo ambicioso

y sin escrúpulos.

creo que estos son.

sí, creo que sí son estos.

sí.

rogelio: no puede ser.

esto es un poder que le da

la facultad total a ernesto

de manejar todos los bienes.

laura: ay, no.

pablo: ¿eso-eso prueba

que mi mamá tenía razón

con lo que pasó, no?

que, que ese desgraciado

la empujó y por eso quedó

inconsciente.

ella--ella me dijo eso.

rogelio: así es, pablo. así es.

pablo: tío, y ¿podemos meterlo

a la cárcel por eso?

rogelio: pues, si tu mamá

lo denuncia, claro que podemos.

aunque no logremos comprobar

que trató de realizar un fraude.

el solo hecho de haber golpeado

a tu madre es motivo suficiente

para meterlo a la cárcel

por un tiempo.

mira.

laura: no. no, no, no.

tienes que hacerlo, pilar.

lo tienes que denunciar.

pilar: no, no sé,

¿y--y si no lo culpan?

y si no lo meten a la cárcel,

entonces va a querer venir aquí

a hacernos daño.

pablo: yo, yo te voy a cuidar,

¿sí? además no estamos solos.

ernesto quiso aislarte,

pero somos una familia.

laura: además, rogelio, tere

y yo vamos a estar con ustedes

en todo momento.

pablo: vamos a estar bien solos,

mamá.

además, estoy a punto de cumplir

los 18 años y creo que me puedo

hacer cargo de los asuntos

de mi papá.

pilar: no, qué alboroto hice.

laura: hermana, todos cometemos

errores.

lo importante es que hagamos

todo lo posible

para corregirlos.

pablo: lo bueno es que ernesto

ya está bien refundido

en la cárcel y, pues,

yo, ahí la llevo con el servicio

comunitario.

todo está en orden.

pilar: todo va a estar bien,

¿verdad?

laura: sí.

pilar: hijo, ¿vas a estar bien

mientras me voy?

pablo: sí, mamá.

la terapeuta que me recomendó

marieta es muy buena y...

me estoy empezando

a sentir mucho más tranquilo.

vas a ver que cuando regreses

esta pesadilla ya va

a quedar atrás.

ya aprendí la lección

y sé que robar y ponerme

en riesgo no es la solución.

y olvidar los problemas tampoco,

es, pues, solamente

buscar la solución.

pilar: hermana, cuida... mucho

a mi hijo.

laura: ay, pero no tienes,

pero ni que pedírmelo.

si sabes que lo quiero

como si fuera mi hijo.

no, bueno,

y rogelio va a estar feliz,

porque fin va a tener con quien

ir a los partidos de fútbol.

pablo: sí.

pilar: hijo,

te prometo, cuando yo regrese

vas a tener a la mamá

que te mereces y de la cual

te sientas muy orgulloso.

pablo: yo voy a ser el hijo del

cual te puedas sentir orgullosa.

los dos, juntos estamos

superando esto y...

pues, aprendiendo la lección

de nuestros errores.

los errores cometidos.

pilar: te quiero.

pablo: yo también.

tere: oye,

te quería pedir perdón porque,

pues, yo te enseñé a robar

y sé que no estuvo bien.

pablo: no, no,

no tienes que disculparte.

mi, mi terapeuta me dijo que era

como una droga y que lo hacía

solamente para que

se me olvidaran mis broncas.

así que no tienes de

qué preocuparte.

tere: ay, te quiero, primis.

pablo: yo también te quiero.

tere: ¡ah!

tomás: ¿y cómo va ese trabajo

comunitario que estás haciendo?

pablo: muy bien, don tomás,

gracias.

tere: ya aprendimos la lección.

marieta: ¿aprendimos?

tere: sí, es que mi papá

aprovechó para que yo también

entrara al programa

de limpiar los parques.

aunque a mí no me arrestaron,

él dijo que yo también tenía que

hacerme cargo de lo que hice.

tomás: me parece una muy buena

medida.

siempre les dije que había

que asumir las consecuencias

de lo que hacemos.

porque como dice el dicho...

pablo: cada palo...

ambos: aguante su vela.

pablo: lección aprendida,

don tomás.

rombai: ♪ cuando se pone

a bailar

no hay igual

vuelve loco a los demás

la verás

no hay igual ♪

Cargando Playlist...