null: nullpx
Cargando Video...

Como Dice el Dicho - 'A toda ley, la verdad, aunque amargue'

Univision29 Feb 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

[piano]

[llaman a la puerta]

pedro: va.

voy, voy, voy.

lily: hola, pedrito.

pedro: ¿pedrito?

no me gusta que me digas

pedrito, ya sabes

que nada más soy pedro.

lily: ay, bueno, sí,

perdón, don pedro.

lo que pasa es que, ya sabes,

después de lo que pasó

entre nosotros

pensé que nos podríamos hablar

con más confiancita.

pedro: no, no, a ver,

entre nosotros no pasó nada.

lily: ay, claro que sí,

hicimos el amor.

pedro: no hicimos nada.

y si lo hicimos,

fue porque yo estaba borracho,

no sé.

además, ya ni me acuerdo.

bueno, ¿vas a querer

que te dé tus clases o no?

lily: tengo que decirte algo.

pedro: no vayas a empezar

con lo mismo de que estás

enamorada de mí.

yo me voy a casar

y amo a mi novia.

lily: sí, y sí lo estoy,

pero embarazada.

pedro: ¿qué?

>> mi hijita,

esto que estás haciendo

es un horror y un error.

rené: pero ¿por qué, ma?

si tú me dijiste que es

un buen hombre.

>> sí, sí, es buen muchacho,

me cae muy bien, pero acéptalo,

hija, se cae y rebota.

rené: ¿por qué, ma?

>> no tiene en qué caerse

muerto.

rené: ay, mamá,

¿eso qué importa?

>> claro que importa

y muchísimo.

mira, mi hija,

ustedes se quieren casar,

pero piensa, ¿quién los va

a mantener?

yo no, ¿eh?

y eso de la cantadita

es puro hobby.

rené: no, mamá.

perdóname, pero es una profesión

como cualquier otra.

aparte, en el antro nos está

yendo muy bien.

>> sí, trabajando a deshoras

de la noche, ¿no?

bueno, está bien, está bien.

mira, estaré muy molesta,

no me parecerá,

pero nunca voy a permitir

que mi hija se vea de mal gusto

el día de su boda.

espero que el tal pedrito

no te vaya a salir

con que a chuchita la bolsearon.

rené: ay, mamá, de verdad,

ya no te juntes con esas señoras

con las que juegas cartas

porque aprendes cada cosa.

>> no, deja eso,

lo borrachas que son.

pedro: ¿cómo sé que

no me estás mintiendo?

lily: ay, mi amor, superfácil.

mira, aquí está la prueba,

salió positiva.

pedro: ¿y qué vas a hacer

con el niño?

lily: ¿cómo que qué voy a hacer?

superfácil, lo vamos a criar

entre los dos como una familia

feliz.

pedro: no, no, no, estás loca,

claro que no.

¿por qué no lo das mejor

en adopción?

lily: ¿cómo se te ocurre eso?

si es sangre de tu sangre.

pedro: bueno, ¿sabes qué?

haz lo que tú quieras,

pero yo no voy a casar contigo.

cuando menos te doy

para que lo mantengas,

y eso si es mío, ¿eh?

lily: claro que es tuyo,

eres el único en mi vida.

pedro: no, eso a mí

no me consta.

lily: pero a mí sí, mi amor.

pedro: yo nunca lo hubiera hecho

contigo, yo amo a mi novia.

lily: pues, cuando lo hicimos

no te veías como sin ganas, ¿eh?

pedro: a ver, entiende

que yo no te amo,

ni siquiera me gustas.

mejor búscate otro maestro,

por favor.

lily: no, no, tú tienes

que seguirme dando clases

porque me tienes que hacer

famosa por nuestro hijo.

pedro: a ver, neta,

ya estás desvariando.

¿qué tienes que ver eso de ser

estrella con el bebé?

ni yo soy famoso, ¿cómo quieres

que te haga famosa a ti?

lily: ay, con tus contactos.

pedro: mira, ¿sabes qué?

yo creo que ahí mejor

la dejamos.

lily: no, ¿y tu hijo?

pedro: a ver, cuando nazca vemos

y siempre y cuando me compruebes

que es mío.

lily: sí es.

>> no sé, amiga,

yo creo que tu maestro no va

a dejar a su novia, la verdad.

lily: pues, en cuanto

la tal rené se entere

que estoy embarazada, mira,

así lo va a dejar.

>> ¿cómo crees?

lily: ay, por supuesto,

ninguna mujer aguanta

una humillación así

por muy arrastrada que esté

como ella, ¿eh?

>> a ver, es que lo que

no entiendo por qué estás

tan encaprichada con este tipo

si hay miles como él.

lily: ay, porque él me puede

producir mi disco,

me va a hacer famosa.

>> ¿tú crees?

lily: ay, neta.

en serio, es que

no lo has escuchado.

no hay nadie mejor que él,

compone increíble.

tiene unas que están--

no inventes,

te vas de espaldas, en verdad.

él me puede hacer famosa.

>> bueno, amiga, es que--

la verdad,

la verdad, es que no se le ve

como que esa posibilidad,

pero si tú dices, te creo.

lily: pues, claro que sí,

mensa, ¿tú qué crees?

ambas: [ríen]

>> si quieres, yo te llevo

al antro

antes de irme a la casa.

rené: no, mamá, ¿cómo crees?

no, no debe tardar.

>> bueno, pues ni modo

que llegues tarde.

rené: pues sí,

pero si llego sola,

es lo mismo que no llegar.

tenemos que llegar juntos,

somos un dueto, mamá.

>> si no quieres mi ayuda,

pues no y ya.

rené: ay, mamá,

cómo te encanta

hacerle al drama.

vaya, hasta que llegas.

pedro: perdón, me tardé

porque no me daban el traje.

hola, suegrita, ¿cómo está?

rené: es que también te esperas

hasta el último momento

para llevarlo a la tintorería.

yo llevo horas esperándote.

pedro: bueno, lo bueno es que

ya estoy aquí, tranquila.

rené: bueno, pues ya vámonos,

¿no?

pedro: no, espérame,

me voy a ir a cambiar.

rené: no, no, te cambias allá.

¿vienes, ma?

>> no, no, no.

no, mi hijita, te veo mañana.

la bendición.

en nombre del padre, del hijo--

rené: sí, mamá, sí, mamá.

te quiero, sí.

"bye", mami, te quiero.

>> hasta luego,

que les vaya bonito.

rené: sí, gracias, ma.

córrele, córrele.

>> no hay paz.

rené: pues, el velo no va

a ser tan largo como quería,

pero está bonito.

lo que sí les pedí es

que me cambiaran el ramo,

porque me enseñaron uno

con unas flores amarillas

horrendas.

no, de verdad,

¿a quién se le ocurre?

pedro, pedro.

pedro: ¿qué, amor, qué?

rené: llevo horas hablándote

y no me oyes, ¿qué te pasa?

pedro: nada, nada, no,

nada importante.

rené: ¿no me quieres decir?

pedro: te lo juro,

nada importante.

son tonterías, amor.

rené: pues, dime.

pedro: son cosas de dinero,

deudas, tarjetas, nada más.

rené: mi amor,

sabes que para eso estamos

juntos, ya no estás solo.

yo te ayudo en lo que sea.

pedro: gracias, amor.

rené: sabes que puedes confiar

en mí y decirme cualquier cosa

que te pase, ¿verdad?

te amo.

[aplausos]

>> no entiendo a qué venimos.

lily: ay, pues, a ponerlo

nervioso.

no quiero que piense

que está solo.

>> a ver, si sigues así,

lo único que vas a lograr

es chocarle y que te termine

mandando por un tubo.

lily: ay, es que ni crea

esa maldita vieja

que se lo voy a dejar

para ella, es mío.

ambos: ♪ es tanto amor ♪

[aplausos]

rené: muchas gracias

por sus aplausos.

nosotros volvemos en un ratito,

pero sigue la fiesta.

gracias.

¿qué hace tu alumna aquí?

pedro: ¿quién?

rené: la niña esa, lily.

¿qué no la ves?

pedro: no, no, ¿cuál, quién?

rené: está ahí, casi al frente.

pedro: ah, sí, sí, ya la vi.

rené: oye, tienes que pedir

que la saquen.

pedro: nos vinieron

a ver cantar.

¿qué le dijiste al de seguridad?

pedro: pues, la verdad,

que son menores de edad

y que no pueden estar aquí.

pedro: sí, pero no tienen

por qué sacarlas así,

nomás vinieron a escucharnos

cantar, nada más.

rené: mi amor, date cuenta

del problemón en que nos

metemos si viene un inspector.

pueden cerrar el bar y tú y yo

nos quedamos sin trabajo.

pedro: bueno, sí, sí,

tienes razón, tienes razón.

lily: ay, maldito orangután,

no sabes con quién te estás

metiendo.

>> ya, lily, por favor,

qué vergüenza.

lily: ¿qué?

pues, esto no se puede

quedar así.

>> ah, ¿sí y qué vas a hacer?

a ver, nos metimos

prácticamente a escondidas.

lily: pues, sí, pero no es

mi culpa que en este "antrucho"

no pidan identificación ¿o sí?

>> no, no es tu culpa,

pero por eso mejor ya vámonos.

voy a pedir un taxi.

lily: no, todo es culpa

de esa idiota.

>> ¿de qué hablas, lily?

lily: ay, pues de la novia

de mi galán.

¿qué no te das cuenta que ella

es la que nos mandó sacar?

>> a ver, baja la voz.

no es tu galán, ¿ok?

y está bien que nos saquen,

somos menores.

lily: bueno, con estas amigas,

¿para qué quiero enemigas?

seguridad: ya retírense mejor,

por favor.

lily: no.

>> sí, vámonos ya.

lily: ay.

>> ¿cómo que raro?

rené: sí, mamá.

anoche estaba muy distante,

muy, muy extraño, ¿sabes?

como que estaba preocupado,

como que está teniendo dudas.

>> ¿dudas sobre ti?

rené: pues, sobre mí,

sobre la boda, sobre todo.

es más, ¿sabes qué me dijo?

que tenía problemas de dinero.

yo nunca lo he visto

afectado por eso.

>> ay, hijita, más vale

que hables con él cuanto antes.

no se vaya a echar para atrás

y nos deje con todo el gasto.

yo no he recibido mi tanda.

rené: mamá, ¿por qué siempre

te tienes que preocupar

nada más por el dinero?

pato: no, pues tienes

que decírselo, ¿no?

no puedes casarte sin que ella

sepa que vas a tener un hijo

de otra persona, ¿sabes?

pedro: ella no puede saberlo.

tomás: mira, tarde o temprano

se va a enterar

y es mejor que lo sepa por ti

y no por otra persona.

pedro: bueno, eso sí,

pero todo fue

tan raro y tan de repente

que no sé qué hacer.

tomás: donde la familia

te quiera denunciar

por abuso sexual de una menor

hasta en la cárcel

puedes terminar.

pedro: la verdad no sé

qué hacer, tengo que hablar

con lily.

pato: y con rené.

[alerta de texto]

rené: espérame.

>> ¿qué pasa?

ay.

lily: amiga,

tengo que decirte algo

acerca de tu novio.

¿tú sabes acaso

en qué pasos anda?

>> ¿quién es?

[música]

[música]

>> hija, ¿en serio no vas

a contestar el mensaje?

rené: que no, mamá.

seguramente es una tontería,

gente envidiosa que está viendo

cómo fastidiarme.

>> ¿y si es algo serio?

rené: ay, a ver, mamá,

neta, yo vivo con pedro,

estamos casi todo el día

pegados, no hay forma

de que me ponga el cuerno.

>> bueno, imagínate que es

alguien que conoce un secreto

de su pasado que él

te está ocultando celosamente.

rené: no vivo en una telenovela.

>> ¿qué tal que es gay?

rené: no es gay, mamá, por dios.

me consta.

>> y bueno,

¿y si llega a tener vih?

rené: mamá, neta

estás desvariando.

el vih no le da a los gays,

le puede dar a cualquiera

y no se contagia, se transmite.

>> pues, entonces tiene un hijo

fuera del matrimonio

y no le pasa manutención.

rené: ya, mamá, párale,

deja de estar suponiendo

incoherencias, ¿ok?

si él tuviera un hijo,

yo ya lo sabría.

>> bueno, es que cuando

no sabe una la verdad,

bueno, te pones

a poner tantos supones.

rené: ya le contesté.

>> qué bueno.

[alerta de texto]

mira qué rápidas son

estas cosas.

¿qué dice?

rené: que nos veamos

en el parque que está

a unas cuadras de aquí.

>> ¿y quién es?

rené: ¿cómo quieres que sepa,

mamá?

no me lo dijo.

>> yo creo que mejor no vas,

no te vayan a hacer algo.

rené: a ver, dime una cosa,

¿por fin quieres que vaya

para saber el gran secreto o no?

>> no, pues sí, sí,

pero yo te acompaño, vamos.

rené: no, no, mamá,

yo mejor voy sola,

no te vayas a poner malita

de tus nervios.

>> sí, bueno.

hija, no, no, la bendición.

san jorge bendito,

amarra a tus animalitos.

rené: sí, a todos, todos.

te quiero.

>> era la de san jorge, ¿verdad?

pedro: ¿lily?

lily: mi amor, ¿cómo estás?

pedro: no, espérate,

nos van a ver.

lily: ay, pues ¿qué tiene?

que lo sepan todos.

pedro: que lo sepa nadie,

que lo sepa nadie.

¿qué te pasa?

lily: ay, es que estoy

superfeliz porque me citaste

para verte.

pedro: yo no te cité,

tú me hablaste.

bueno, ya, ¿qué andabas

haciendo en el bar ayer?

lily: ay, pues fui a verte

cantar, ¿qué no puedo?

pedro: por supuesto que no,

sabes perfectamente en la bronca

que me vas a meter.

lily: ay, sí, claro,

ya sé que tu vieja se enceló

y me mandó sacar.

pedro: exacto, las mandó sacar

porque son menores de edad.

ella tiene razón, nos pueden

cerrar el lugar, entiende.

lily: ay, pero si nada

más quería verte trabajar

y estar contigo un ratito.

pedro: que yo no, entiéndelo.

lily: pero es que yo te amo,

mi amor.

pedro: eso no es amor,

estás loca, eso es acoso.

por favor, ya no me busques,

ya no me llames, ya nada.

lily: pero ¿por qué?

pedro: porque ya no quiero

tener broncas en mi trabajo

y menos por tu culpa.

lily: claro,

ya salió el peine, ¿no?

pedro: ¿cuál peine?

es mi prometida.

lily: ¿sí?

pues ¿qué crees?

que yo soy la madre de tu hijo,

¿en dónde quedo yo?

pedro: ¿sabes qué?

toma esto.

lily: perdón ¿y esto qué es?

pedro: son 10.000 pesos,

es lo único que te puedo

dar ahorita para que lo tengas.

solo, por favor,

ya no me busques.

lily: ¿y tú crees que con 10.000

mugres pesos me vas a comprar

a mí?

en serio, ¿qué clase de gente

crees que soy?

yo no soy ninguna interesada,

fíjate, soy la madre de tu hijo

y más te vale que me vayas

respetando.

pedro: a ver, es que yo

no quise decir esto.

solo que, por favor,

ya no te me estés apareciendo,

no quiero tener problemas

en mi casa.

lily: [ríe]

pues, ¿qué crees?

ya los tienes,

se llaman lily

y su bebé,

así que más te vale

que no te desatiendas

porque si no, hasta la cárcel

te voy metiendo

por tener sexo con una menor.

pedro: a ver, tú fuiste

la que se aprovechó de mí.

lily: ¿y a quién crees

que le va a creer más un juez?

¿a ti o a mí, que yo soy

la que carga con tu bebé?

¿qué crees?

esto lo tomo como adelanto

de los gastos del hospital.

¿sabes una cosa?

pobre de ti donde

te me desaparezcas

porque te voy a buscar

con todo y policía.

pedro: aléjate de mí

y no me vuelvas a buscar.

lily: tu problema es

tu vieja, ¿no?

¿qué te parece si voy

y le platico todo?

pedro: ¿sabes qué?

ni te atrevas a acercarte

a ella.

lily: pues, ya sabes, mi amor,

no me vas a alejar

tan fácilmente de ti.

pedro: ah, ¿sí?

oye, ¿tu mamá sabe

que estás embarazada?

si le dices algo a rené,

yo voy y le digo a tu mamá

a ver quién pierde más.

amaranta: maestro, qué sorpresa.

lily no está.

pedro: no, de hecho vengo

a hablar con usted, señora.

amaranta: ah, pues pase,

pase, por favor.

pedro: gracias.

rené: pero es que ¿cómo?

es que no es posible porque

pedro no es esa clase de hombre.

lily: pues, no sé, pero, mira.

aquí está la prueba de embarazo.

rené: pero ¿eso qué?

a lo mejor te confundiste.

lily: me hubiese encantado,

pero la realidad es

que es la tercera que me hago.

rené: perdóname,

pero ¿estás segura que es de él?

lily: sí.

es con el único hombre

con el que he estado.

rené: no, no, no puede ser,

esto es una pesadilla.

es que nos vamos a casar.

lily: pero es que imagínate

que no te lo hubiera dicho,

yo no sabía qué hacer.

las mujeres debemos estar juntas

en las buenas y las malas

siempre.

rené: es que

qué maldito infeliz,

pero te juro que esta

sí me las va a pagar.

lily: perdóname, amiga.

en verdad yo no sabía

qué hacer,

me da mucha pena todo

lo que te estoy ocasionando.

yo no sabía--

rené: no, no, chiquitita,

no llores, por favor.

lily: no sabía a quién decirle,

tampoco sabía qué hacer.

rené: ya, tranquila.

mira, yo sé que tú eres

una víctima.

no sé por lo que estás pasando,

pero estás tan sola.

lily: me siento mal, muy sola.

rené: no, no, escúchame bien.

escúchame bien, por favor.

si necesitas algo,

cualquier cosa,

cuenta conmigo, ¿ok?

pero te juro por mi vida

que a ese bebé

no le va a faltar nada,

te lo juro por dios

que no le va a faltar nada.

lily: muchas gracias, amiga,

gracias.

gracias, gracias.

amaranta: no, pues me da

mucha pena oír eso,

pero lo entiendo perfectamente,

maestro.

pedro: no es una decisión fácil,

señora, pero estoy seguro

que es lo mejor para ella.

lily: pedro, ¿qué haces aquí?

amaranta: oye, ¿cómo pedro?

¿qué confiancitas son esas,

mi vida?

maestro pedro,

si me haces el favor.

lily: mira, mamá,

todo lo que te dijo

son mentiras, no le vayas

a creer nada.

amaranta: hija, ¿de qué

estás hablando?

lily: eres un infeliz,

me dijiste que no le ibas

a decir nada a mi mamá.

pedro: cálmate, cálmate,

no vayas a decir algo

de lo que vas a arrepentir.

por favor, cállate.

lily: tenías, pero tenías

que venir a mi casa

y echarme a perder la vida.

pero ¿sabes qué?

esto no te lo voy

a perdonar nunca.

amaranta: a ver, hijita, a ver,

a ver, ¿qué es

lo que está pasando aquí?

pedro: oye, lily, cállate,

por favor, no le dije nada.

lily: mamá, ¿qué te dijo?

dime qué te dijo, por favor.

amaranta: nada, que lamenta

que ya no vaya a poder ser

tu maestro,

pero me recomendó otro

muy bueno.

lily: ¿y en serio eso no se

lo pudiste decir por teléfono?

pedro: no, le vine a regresar

el dinero de las clases

que me adelantó, por eso.

amaranta: ¿me van a explicar

que se traen?

lily: no, mamá, nada.

mira, lo que pasa es

que me enojé porque el maestro

ya no me puede dar clases.

amaranta: no, no,

aquí hay algo más.

si te pusiste como loca, niña.

¿qué se traen?

lily: nada, mamá,

ya te dije que nada.

mira, mejor deja que se vaya

el maestro y háblale

al que nos recomendó.

>> hija, por favor, párale.

me vas a marear

de tanta vuelta.

rené: no quiero hablar, mamita,

por favor.

>> ¿qué pasó?

rené: que no quiero hablar.

>> bueno, pero ¿por qué?

rené: ay, ya, mamá, por favor

deja de estar preguntando.

>> ¿sabes qué?

yo creo que lo mejor

es que me vaya a mi casa.

no te quiero estar molestando.

rené: por favor.

[música]

[música]

amaranta: maestro,

me da mucha pena todo esto.

no sé qué le pasó a mi niña,

ella no es así.

pedro: su hija tiene mucho

talento, señora,

y puede llegar muy lejos

siempre y cuando entienda

que la vida no es

como ella dice.

amaranta: de todas maneras,

pase lo que pase,

yo quiero que sepa

que usted ha sido

una persona muy querida, ¿eh?

ya es parte de esta familia,

puede regresar cuando quiera.

pedro: gracias, señora,

qué linda es.

yo solamente le quiero--

[alerta de texto]

permítame tantito.

rené: "pedro, necesito

que vengas inmediatamente.

tuve una conversación

muy interesante

con tu alumna sobre un bebé.

no me llames, quiero que vengas

y me des una explicación".

pedro: ¿le dijiste a rené

sobre el bebé?

lily: no, yo no le dije nada.

ya te ibas, ¿no?

pedro: entonces ¿por qué

me llegó un mensaje

donde dice que hay un bebe?

lily: pues, no sé,

seguramente algo--

amaranta: ¿cuál bebé?

¿de qué están hablando?

lily: de nada, mamá, de nada.

no le hagas caso, está mal.

pedro: quedamos que no íbamos

a hablar nada de esto.

lily: mira, ya vete, ¿sí?

amaranta: bueno, ya párenle

los dos, cállense.

maestro, le exijo

que me explique en este instante

qué es lo que está pasando.

pedro: lily fue a verme ayer

para decirme que estaba

embarazada.

amaranta: ¿qué?

lily: no es cierto, mamá.

no le creas nada,

de verdad te está mintiendo.

pedro: hasta me enseñó

una prueba de embarazo.

amaranta: ¿y así me vengo

enterando?

pedro: señora, yo le quiero

explicar todo, le quiero decir--

amaranta: maestro, váyase

por favor.

pedro: por favor, déjeme

explicarle nada más.

amaranta: ¿qué me va a explicar?

¿que así se aprovecha

de las chamaquitas

que toman su clase?

¿eso me quiere explicar?

pedro: no, señora,

déjeme explicarle, por favor.

amaranta: lárguense de mi casa.

pedro: déjame explicarle.

amaranta: lárguese.

¿así es cómo te eduqué?

lily: no, no, mamá,

es que tú no entiendes nada.

amaranta: ¿qué no entiendo?

¿que eres una facilota que se

le da al primero que encuentra?

lily: no, mamá, yo lo amo.

amaranta: por favor, tú no amas

a nadie, sólo te amas a ti.

lily: mamá, por dios,

no me digas eso.

amaranta: ¿y ahora qué?

¿qué vas a hacer?

lily: pues, me voy a casar

con pedro.

amaranta: ay, no seas ridícula,

hija, por favor.

el maestro está comprometido

con otra mujer.

lily: mamá, pero es que la va

a dejar por estar conmigo,

por ser el papá de mi hijo.

amaranta: no, no, a ese hijo

cuando nazca le vamos a buscar

una familia que lo pueda

mantener.

lily: yo lo puedo cuidar.

amaranta: no puedes,

eres una niña.

lily: es mi hijo.

amaranta: ¿y vas a dejar

la escuela?

a ver, dime, ¿de qué vas

a vivir?

¿cómo vas mantener a ese niño?

lily: pues, de lo que gane

como cantante, mamá.

amaranta: hijita,

eso de la cantada

se echó a perder en el momento

en que quedaste embarazada.

a nadie en el medio le interesan

las mujeres panzonas con hijos,

así que desde ahorita te digo

que el dinero de tus clases

lo vas a usar para pañales.

lily: no, mamá, yo tengo

que ser una gran cantante,

por eso es que voy a tener

un hijo de pedro.

amaranta: ¿qué?

ay, por dios, ¿estás oyendo

las tonterías que dices?

pedro: no es ninguna tontería,

amor, te digo que me emborrachó.

rené: eso no te lo cree nadie.

¿ahora qué vas a hacer?

pedro: ya te dije, ya te dije

que si ese bebé es mío,

yo me voy a hacer cargo.

rené: ¿si es tuyo?

¿cómo que si es tuyo?

no puedes dudar así de una niña.

pedro, sé consciente

del problema en que la metiste.

pedro: ¿yo?

rené: sí, tú, que eres

el adulto de la relación.

pedro: amor, ¿cuál relación?

rené: sexual, pedro.

pedro: ya te dije

que se aprovechó de mí.

rené: ¿sabes qué?

yo ya no quiero escucharte.

pedro: no, no, ¿a dónde vas?

rené: no me toques.

pedro: ¿a dónde vas?

rené: con mi mama, ¿a dónde más?

ah, no, a lo mejor me busco

un amante como tú, ¿no?

pedro: no me digas eso

que me duele.

rené: qué delicadito.

¿tú crees que a mí no me duele

lo de tu hijo?

pedro: yo me acabo de enterar.

rené: yo también, fíjate.

pedro: por favor, no te vayas,

yo te amo.

rené: si me amaras,

no te hubieras revolcado

con tu alumna.

pedro: ya te expliqué

que no fue así.

rené: por lo menos

me lo hubieras contado

desde el momento en que pasó.

según tú te forzó ¿y todavía

le seguiste dando clases?

pedro: amor, me daba pena

decírtelo, yo pensé

que no me ibas a creer.

rené: pues, tenías razón.

pedro: por favor, por favor,

créeme, yo nada más tengo

ojos para ti, amor.

rené: los ojos,

pero no lo demás.

pedro: pero ¿cómo puedes dudar

de mí, amor?

nos vamos a casar.

rené: no, no, no te confundas.

cásate con la madre de tu hijo,

conmigo ya no.

quítate, quítate.

pedro: amor, por favor,

no te vayas.

amor.

amor, te amo, no te vayas,

por favor.

lily: ay, mami, por favor,

ya no te enojes.

amaranta: no me hables,

por favor.

no quiero ni que me dirijas

la palabra.

lily: pero ¿por qué?

amaranta: porque lo que hiciste

no es un chiste, niña,

es una cosa muy seria.

lily: mami, te lo juro

por mi vida que yo no sabía

lo que estaba haciendo.

amaranta: ay, mira, ya estuvo

bueno, ¿sí?

hija, te conozco perfectamente

bien para saber cómo eres.

no te hagas la blanca palomita

conmigo, ¿eh?

desde que llegamos

el primer día con el maestro

nomás se te iban los ojos.

la tonta soy yo por no haberme

dado cuenta de las señales.

ya sabía yo

que esto de la cantada

iba a ser tu perdición.

lily: ay, no, mamá,

es que entiéndelo,

yo voy a ser una gran estrella.

amaranta: ibas, chiquita, ibas.

ya te arruinaste tu vida

y se la arruinaste a tu maestro.

mañana te arreglas tempranito

porque vamos a ir

a que te revise el doctor.

lily: ¿qué?

no, mamá, yo estoy bien,

no es necesario.

amaranta: te tiene que ver

un doctor y eso no está

a discusión, lily.

y terminando la consulta

nos vamos al mp a poner

una denuncia al maestro.

lily: no, pero ¿por qué, mamá?

no.

amaranta: porque eres

menor de edad

y eso es abuso, lily.

te quiero lista a las seis

en punto.

pedro: mi amor, regresaste.

rené: no, no, ni te emociones.

si vine, fue porque tengo

un compromiso con el lugar

y voy a cantar la segunda parte

del show.

pedro: ¿y qué canción quieres

que cantemos?

rené: ninguna.

tú ya cantaste tu parte

y ahora me toca cantar a mí

sola.

ya te puedes ir a tu casa.

amaranta: hija, ya levántate,

vámonos al doctor.

¿lily?

pero ¿dónde estás?

dios mío, ¿dónde te habrás ido?

[celular]

pedro: sí, diga.

señora amaranta, sí.

no, no la he visto para nada.

no, no ha venido por aquí.

sí, si llega a venir por aquí,

yo le llamo.

lo que menos quiero son

más problemas.

>> ¿hola?

hola, señora.

no, no he sabido nada de ella.

sí, sí, es que no he hablado

con ella ni nada.

no tengo idea donde--

sí, sí, no se preocupe,

si sé algo, yo le aviso, ¿sí?

sí, sí, adiós, adiós,

que le vaya bien.

amaranta: lily.

lily, ¿dónde estás?

te ordeno que regreses

a la casa inmediatamente.

te he dejado mensajes

todo el día.

mira, te voy a ir a buscar

y cuando te encuentre,

te voy a traer de las greñas,

¿me oíste, lily?

de las greñas.

[vidrio]

¿quién fue?

¡malditos chamacos!

"tenemos a tu hija secuestrada.

no vayas a la policía,

no hables con nadie,

espera instrucciones".

[música]

amaranta: pues, no, señor

agente, no han pedido rescate,

ni siquiera me han llamado.

urías: esto está muy extraño.

en un secuestro lo primero

son las llamadas.

el vandalismo solamente

se presenta cuando el pago

no es efectuado.

amaral: pues, yo he tenido

el teléfono junto a mí

todo el tiempo, revíselo.

no ha entrado ninguna llamada,

señor.

hijo, márcame a ver

si estoy recibiendo bien

las llamadas.

no vaya a ser el diablo.

[celular]

ay, no, sí suena.

urías: mire, por lo pronto

vamos a ir a su casa

de encubiertos

para esperar la llamada

de los secuestradores.

también vamos a analizar

la piedra que les aventaron

junto con el mensaje

a ver qué podemos encontrar,

¿le parece?

en un momento regreso, ¿sí?

amaranta: sí, sí.

pedro: señora, ¿necesita

que le traiga algo?

voy a la tienda.

amaranta: no, no, pedro,

muchas gracias, estoy bien.

el agente tiene razón.

¿y si no llaman?

¿le habrán hecho algo

a mi hija?

pedro: no, no, no piense eso,

ella va a estar bien,

va a aparecer.

amaranta: pedro, te agradezco

muchísimo que hayas venido,

la verdad.

pedro: no me cuesta nada,

señora.

como le digo,

puedo no amar a su hija,

pero no quiero que le pase

nada malo al bebé.

amaranta: eres una buena

persona y yo te juzgué mal.

pedro: supongo que después

de todo este lío

no me ha dado buena imagen,

¿verdad?

amaranta: nada.

si hasta iba a ir con mi hija

a ponerte una demanda por abuso.

pedro: ¿cómo cree?

no, no, no vaya a hacer eso.

amaranta: no, no, claro que no.

tu presencia aquí me demuestra

que eres un buen hombre.

yo adoro a mi hija,

pero sé la clase de persona

que es.

algo me decía que ella fue

la que te engañó a ti

y no al revés, ¿verdad?

pedro: ¿qué le parece

si después hablamos de eso?

cuando ella aparezca, ¿sí?

urías: ya regresé.

bueno, señora, tenemos

que ir a su casa.

>> ay, no, amiga,

es que estuve pensando

y no te puedes quedar aquí

a vivir para toda la vida.

tarde o temprano mi mamá va

a volver de su viaje

y entonces sí no te voy

a poder esconder.

lily: sí, ya sé,

pero de verdad me apaniqué

con eso de ir al doctor.

>> sí, pero es lógico

cuando estás embarazada

ir al doctor, ¿no?

o sea,

ni modo que tengas al bebé

como dios te da a entender.

lily: no, bueno, lo que pasa

es que ayer me sentía así,

supermal de la panza

y "pum", de pronto aborté

y pues, si ya no hay bebé,

¿para qué voy al doctor?

>> ¿qué?

no inventes.

¿cómo que abortaste?

lily: sí, pues sí.

>> o sea, lily, no inventes,

con mayor razón sí tienes

que ir al doctor.

o sea, te puede pasar algo

si no te atiendes.

¿te sientes bien?

lily: sí, me siento muy bien,

¿qué no me ves?

todo bien.

>> no, no, es que

de verdad tú sí estás muy mal

de la cabeza.

¿para qué inventaste entonces

todo esto del secuestro?

lily: a ver,

lo inventé porque fue lo primero

que se me ocurrió, ¿sí?

ya, no pasa nada.

>> me cae que tú no necesitas

un doctor,

lo que necesitas

es un psiquiatra.

lily: ¿tú eres mi amiga

o mi enemiga?

>> tu amiga, pero ve todas

las locuras que estás haciendo.

no inventes, lily, tu mamá

ha de estar superangustiada.

lily: equis, después se le pasa,

no pasa nada.

>> ¿y ahora qué vas a hacer

si no hay bebé?

lily: ay, bueno,

pero es que ellos no tienen

porqué enterarse.

>> claro que se van a enterar.

a ver, cuando vayas a tu casa,

tu mamá lo primero que va

a hacer es llevarte al doctor

y entonces sí no vas a poder

ocultar lo del embarazo.

¿y sabes qué?

¿estás segura

de que fue natural?

es que ya no sé.

lily: oye, claro que sí.

¿en serio tú me crees a mí

tan loca como para inventar

algo así?

>> es que te creo capaz

de cualquier cosa, lily.

¿cómo sabes que sí fue eso

lo que te pasó?

lily: como si tú no supieras.

mira, me la vivo viendo

programas de medicina,

así fue como me di cuenta.

>> pues, bueno, por lo menos

a tu maestro no le vas a poder

ocultar esto por mucho tiempo.

se va a dar cuenta

lo del embarazo,

¿y entonces qué?

lily: pues, entonces justamente

por eso fue que inventé

lo del secuestro,

porque así se va a quedar

conmigo.

especialmente ahora

que ya le arruiné la boda.

>> ay, amiga, en verdad

yo ya no te entiendo.

lily: a ver, te lo explico

con manzanitas.

es muy fácil, se va a quedar

conmigo especialmente ahora

que me va a tener

muchísima lástima

porque yo perdí a nuestro bebé

por culpa de los secuestradores

y ya, así.

¿sí entiendes o no entiendes?

ya relájate, no pasa nada.

tú tranquila, yo nerviosa.

amaranta: pedro, ya es

muy noche, vete a tu casa.

pedro: no, señora, yo le dije

que yo la iba a acompañar.

aparte, no tengo que ir

hasta el fin de semana al bar.

amaranta: ¿y tus clases,

mi hijo?

pedro: las repongo después,

no pasa nada.

de verdad, no pasa nada.

amaranta: muchas gracias.

no cabe duda que vas

a ser un gran padre.

pedro: pues, yo creo que sí,

aunque, la verdad, todavía

no me hago a la idea.

urías: señora,

¿seguro que no ha recibido

ningún mensaje todavía?

amaranta: no, agente, nada.

¿eso es malo?

urías: quizás.

amaranta: ay, dios.

urías: ¿sabe de alguien

que quisiera hacerles daño?

amaranta: no, para nada,

nosotros no nos metemos

con nadie.

una que otra discusión

con las vecinas,

pero nada serio, lo normal.

urías: una pregunta

delicada.

¿sabe si su hija consume

o quizás venda o se relacione

con gente que venda drogas?

amaranta: por supuesto que no.

¿qué es lo que usted

quiere decir?

mi hija es una víctima.

agenta: señora, no se altere,

por favor,

pero entienda la situación.

no es normal

que los secuestradores

no se hayan comunicado.

y quizás no se trate

de un secuestro,

puede ser una venganza.

mire, lo que intento es

encontrar el móvil

de por qué desapareció su hija.

intente recordar si hay alguien

que les quisiera hacer daño,

por favor.

amaranta: es que no, no, no.

la verdad que no hay nada

de eso.

urías: está bien.

>> lily, te tienes que ir.

lily: ay, ¿por qué?

>> porque me acaba

de hablar mi mamá

y me dijo que ya viene para acá.

adelantó su regreso.

te tienes que ir.

lily: le decimos que estamos

haciendo un trabajo

de la escuela.

>> ay, ajá, y si habla tu mamá

para preguntar por ti,

¿qué le va a decir?

lily: pues, es que ni modo

que me vaya a mi casa.

>> sí, ni modo que a dónde.

lily: ay, no sé.

préstame para un hotel.

>> no inventes, lily, ¿de dónde

voy a sacar para un hotel?

te tienes que ir a tu casa ya,

es en serio.

lily: ay, no, ¿qué hago?

ya sé, acompáñame al parque.

>> que no, que mi mamá

ya viene para acá, no inventes.

lily: acompáñame al parque.

[música]

[música]

lily: mamá.

amaranta: hija, ¿estás bien?

lily: [solloza] mamá,

todo esto fue horrible.

amaranta: pero ¿dónde tenían?

lily: no lo sé, mamá,

llevo todo el día caminando

hasta que pude llegar aquí.

amaranta: ay, hija,

me tenías muy preocupada.

bendito dios

que ya estás conmigo.

ay, dios mío.

hay llevarte al doctor

para ver cómo está tu bebé.

lily: no.

no, mamá, no, me hicieron daño

y aparte perdí al bebé.

amaranta: ¿cómo?

lily: sí, lo perdí.

amaranta: ¿perdiste al bebé?

pedro: ¿perdiste al bebé

en serio?

pero ¿estás bien?

lily: sí, sí, pedro.

pero ¿tú qué haces aquí?

pedro: estoy con tu mamá porque

le dije que la iba a apoyar.

urías: señora, si me lo permite,

tenemos que irnos la delegación

lo antes posible para que

su hija haga su declaración

y el doctor la revise

para que vea qué tanto daño

le hicieron.

recuerde que mientras más rápido

actuemos,

más rápido agarraremos

a los secuestradores.

lily: ¿quién es él?

pedro: es el agente urías,

él lleva tu caso.

urías: ¿vamos?

lily: no, mamá, por favor,

no puede dejar que me lleven.

mamá, te lo suplico--

amaranta: cálmate, cálmate.

lily: mamá, no quiero

que me lleve la policía, no.

amaranta: cálmate,

ellos son la policía, cálmate.

urías: señora, no se preocupe.

realmente las víctimas

en estos casos no quieren

estar con extraños.

pedro: tranquila, no vas a ir

sola, va a ir tu mamá contigo.

lily: no, no, yo no quiero ir,

por favor.

amaranta: hija, cálmate,

por favor.

urías: señora, no la podemos

forzar a que vaya con nosotros,

pero usted como su madre

puede decidir si van o no

con nosotros.

amaranta: no pues,

si no es que quiera,

yo prefiero que vayamos

y ahorita mismo.

tenemos que irnos ahora mismo

y que se haga lo que se tenga

que hacer.

si hay que llevarla a la fuerza,

que así sea.

ni modo, mi hijita.

lily: por favor, no.

no, mamá, suéltame,

por favor, no.

amaranta: vamos.

vámonos, es por tu bien.

pásame mi bolso, oficial,

por favor.

lily: no, mamá, por favor.

amaranta: vámonos, mi nena.

vámonos, mi amor.

yo voy a estar contigo.

pedro: ¿qué pasó, están bien?

amaranta: pues, estuvimos

con el médico legista.

la auscultó, la revisó y resulta

que nunca estuvo embarazada.

pedro: ¿qué?

entonces ¿no te embaracé?

lily: no.

amaranta: no, pedro,

ni siquiera tuvieron relaciones.

lily es virgen.

pedro: pero ¿cómo?

¿y la prueba de embarazo?

lily: la encontré en el baño

de la escuela,

ni siquiera es mía.

pedro: ¿me engañaste?

amaranta: nos engañó a todos.

pedro: pero ¿por qué?

no entiendo.

lily: pedro, porque pensé

que si tú te casabas conmigo,

me ibas a querer producir

mi disco e íbamos

a ser famosos los dos.

pedro: pero es que las cosas

no son así.

o sea, sí me gusta

componer y todo,

pero yo no soy un productor

ni tengo el dinero

ni los contactos

para hacerte famosa.

amaranta: eso mismo le he estado

yo diciendo desde hace meses,

pero ella no lo cree.

pedro: pero es que no.

mira, si yo no me puedo producir

un disco ni a mí, ni a rené,

¿qué voy a dar produciendo

un disco a alguien más?

lily: por dios, pedro,

date cuenta, por favor.

date cuenta de lo que vales

como autor, como cantante,

como productor.

por favor, ¿siempre tienes

que estar en la sombra de rené?

yo te amo.

por favor, pedro.

pedro: mira,

aunque nos casáramos,

un día iba a saber la verdad,

que no había ningún niño ahí,

¿eh?

lily: pero eso ya no iba

a importar, ¿sabes?

porque ya me ibas a amar

demasiado en ese momento.

amaranta: lily, ya, por favor.

pedro: ¿quieren que las acompañe

a su casa?

amaranta: no, pedro,

muchas gracias,

pero lily ya no va a regresar

a la casa todavía.

pedro: ¿por qué?

amaranta: porque con el

chistecito de su secuestro

ahora está en calidad

de detenida.

pedro: ¿en serio?

amaranta: sí.

ya llamé a un abogado

y en cuanto llegue,

vamos a ver cuáles son los pasos

a seguir antes y durante

el juicio.

pedro: de verdad lo siento

mucho.

amaranta: yo también,

pero ni modo, ella se lo buscó.

ahora me toca no dejarla sola

y que sepa que, a pesar de todo,

soy su madre y la amo.

agente: señorita,

nos tenemos que ir.

lily: no, no.

pedro, yo te amo.

pedro, te lo juro, te amo.

tomás: qué bueno que ya terminó

toda esta pesadilla.

pedro: pues, sí, el juicio fue

por haberse autosecuestrado,

pero al final de cuentas el juez

decidió que lily no va a estar

en el tutelar de menores.

era la primera vez

que hacía un delito.

el tiempo de su condena

lo va a hacer haciendo

trabajo social

y yendo a terapias.

rené: y vaya que le hace falta

ir con un psiquiatra, ¿eh?

pedro: mi amor, no digas eso.

rené: a ver, ¿te parece poco?

la chava confesó que te puso

algo en la bebida

para hacerte creer que habían

tenido relaciones,

se consigue una prueba

de embarazo positiva

para decirte que tenía

un bebé tuyo

y después se autosecuestró

y, para acabarla de amolar,

dijo que había perdido al bebé.

y todo en cuestión de días.

esa niña está muy mal

de la cabeza.

pato: sí, guau, qué mujer

tan complicada, la neta, ¿eh?

pedro: pues, a mí la verdad

me da mucha pena porque lo único

que quería era triunfar

y ser feliz.

tomás: pero hay otras maneras.

marieta: pero bueno, ustedes

reanudaron su compromiso

supongo.

pedro: sí--

rené: no.

bueno, sí, pero no es tan fácil.

miren, yo amo mucho a pedro,

pero no le voy a perdonar

que se haya puesto a tomar

en su casa con una alumna

a mis espaldas.

si él no hubiera aceptado

el vinito,

nada de esto hubiera pasado,

¿verdad?

pedro: la verdad nomás iba

por una copa de vino

y vean todo lo que pasó.

¿me perdonas?

ya aprendí mi lección.

les digo que es la copa de vino

más amarga que he tomado

en toda mi vida.

tomás: ahora sí que como dice

el dicho:

"a toda ley,

la verdad aunque amargue".

rené: así.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.