null: nullpx
Cargando Video...

Chespirito - Festival de la Buena Vecindad 1

3 May 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

este es el programa número uno

de la televisión humorística:

"chespirito"

en esta ocasión interpretando

a "el chavo",

con florinda meza,

rubén aguirre,

edgar vivar,

raúl "chato" padilla,

angelines fernández,

horacio gómez,

y maría antonieta de las nieves

como la chilindrina.

libreto y dirección general:

roberto gómez bolaños.

como una forma de respeto al

público, este programa no tiene

risas grabadas.

[golpes]

doña florinda: ¡lo único que

faltaba!

¿puedo saber qué es eso?

doña nieves: un martillo.

doña florinda: estoy preguntando

por la tarima.

doña nieves: ah, pues, eh hecho

una tarima.

doña florinda: eso ya lo sé.

doña nieves: ¿entonces para qué

pregunta?

doña florinda: lo que quiero

saber es para qué está ahí

esa tarima.

jaimito: para el festival.

doña florinda: ¿cuál festival?

jaimito: el festival de la buena

vecindad.

doña nieves: ¡ay, sí!

[ríen]

jaimito: este año vamos a echar

la casa por la ventana, lo vamos

a celebrar con--como nunca.

hasta--hasta función artística

vamos a tener.

doña florinda: no me diga.

jaimito: no me pregunte.

doña nieves: [ríe]

doña florinda: ¿qué cosa?

jaimito: no--no, perdón, quiero

decir que los niños van a cantar

y a recitar, y yo hasta una obra

de teatro les he montado.

doña florinda: sí, y mientras

tanto van a estorbar el paso

de la gente con esa porquería.

doña nieves: un momentito, esta

porquería el único paso que

molesta es el de mi casa.

y si yo me sacrifico, no veo por

qué los demás no puedan hacer

lo mismo.

doña florinda: ay,

ya--ya--ya--ya--ya.

dentro de poco hasta va a querer

que le pongan en los calendarios

santa nieves virgen y mártir.

doña nieves: bueno, mártir sí,

pero lo que es virgen--

doña florinda: además, por lo

menos deberían haberme

comunicado el proyecto.

jaimito: ah, no, sí--sí, lo

pensamos, ¿cómo?

hasta nos imaginamos que usted

podía hacer un numerito aquí

en el escenario.

[ríe] así como en las ferias

de los circos.

doña florinda: ¿qué cosa?

jaimito: sí, ya ve usted que en

los circos se exhiben muchas

mujeres raras, que la mujer

araña, que la mujer con barbas,

que la mujer con tubos--

doña nieves: [ríe]

doña florinda: les advierto una

cosa, eh, ni crean que van

a hacer su festival.

doña nieves: ay, no, ¿y por qué

no?

doña florinda: porque yo se los

voy a impedir.

doña nieves: ay, ¿sí? ¿por qué

si todos--

doña florinda: ¡cállese la boca!

doña nieves: ¡ay!

doña florinda: ¡y usted también!

jaimito: [burla] ay, "chus", ay,

"chus", que van a estorbar aquí

el paso de la gente por la

vecindad.

ay, qué barbaridad.

¿que por dónde vamos a pasar

las gentes decentes?

ay, sí, tú. ay, "chus".

además, me hubieran avisado

lo del proyecto.

ay, ¿por qué?

ay, ¿por qué?

ay--

¿qué?

chavo: ¿qué de qué?

jaimito: ¿qué me ves?

chavo: pues, es que antes sí

parecía hombre.

jaimito: a mí me encanta ver

trabajar.

doña nieves: ¿sí?

pues, ahora el que va a trabajar

es usted.

jaimito: no--no--no, doña

nieves, yo bien quisiera,

pero--pero no puedo.

doña nieves: ¿y por qué no?

jaimito: es que quiero evitar

la fatiga.

doña nieves: sí, y a mí que me

lleve el diablo la fatiga,

¿verdad?

jaimito: no--no, tampoco, doña

nieves, tampoco, pero mire,

ni usted ni yo, que lo haga

el chavo.

chavo: pero yo no sé cómo--

doña nieves: no, de ninguna

manera, el chavo está muy

pequeño para hacer esta clase

de trabajo.

así que el que lo va a hacer

es usted.

jaimito: mire, yo no puedo,

porque--

doña nieves: ¡nada!

además, usted fue el que invenóo

hacer una obra de teatro, ¿no?

jaimito: [ríe] sí--sí, es que a

mí me gusta mucho el teatro.

¿no le he contado que--que yo

fui actor allá en

"tangamandapio", en mi pueblo

natal?

doña nieves: ay, no, no me había

contado.

jaimito: pues, sí.

yo inauguré el "tangamandapian

operan house", eh--

bueno, después le cambiamos el

nombre, y le pusimos "teatro

tangamandapiano de las bellas

artes".

era un teatro al aire libre,

situado al pie de una montaña

muy alta y muy bonita. [ríe]

sí, como hacíamos muchas--muchas

comedias de ambiente campirano,

pues, la montaña servía como

escenario natural.

¡y qué teatro!

tenía capacidad para 5.000

gentes.

doña nieves: ¿5.000 gentes?

jaimito: sí, 25 sentados y los

demás parados. [ríe]

pero el que quería sentarse

tenía que llevar su silla.

doña nieves: [ríe]

chavo: ¿entonces usted fue

actor?

jaimito: sí, yo fui actor, y de

ahí me vino lo de cartero.

doña nieves: ¿y eso que tiene

que ver?

jaimito: ah, es que a mí me

tocaba hacer siempre el papel

del actor que sale a decir

"carta para el señor fulano de

tal".

[ríen]

doña nieves: ah, ¿sí?

pues, siga recordando sus buenos

tiempos y póngase a hacer

teatro.

tenga.

jaimito: [suspira]

bueno, que todo sea por el amor

al teatro.

vamos a ver.

ajá.

[martilla]

chavo, ¿no quieres ir a ver qué

hora son en el reloj de la

catedral de tangamandapio?

chavo: está muy lejos.

jaimito: por eso.

chavo: son las 11.30.

jaimito: ah, entonces vienes

a molestar intencionalmente.

chavo: no--no--no--no.

jaimito: ¿no?

¿entonces por qué no me dejas

trabajar a gusto?

ah, lo que quieres es ver que yo

me machuque un dedo de un

martillazo, ¿verdad?

chavo: eso--eso--eso--eso--eso.

sí, es que usted hace una cara

muy chistosa cuando algo le

duele.

así como--como los perros

bulldog cuando arrugan

el hocico.

primero abre mucho los ojos así

como--como si fueran platos de

caldo frío, y después empieza a

cerrarlos y a cerrarlos más y a

cerrarlos más, hasta que--que en

lugar de que le pusieron ojos,

parece que nada más le

salpicaron agua puerca.

y además--

jaimito: ¡ya!

no te voy a dar el gusto de que

me veas machucarme un dedo de un

martillazo.

¡fuera!

chavo: nada más quiero--

jaimito: ¡fuera!

chavo: como--como le--

jaimito: ¡fuera!

chavo: pero yo--

jaimito: ¡fuera!

chavo: pero--

jaimito: ¡fuera!

chavo: ¡oh!

jaimito: ¡ay!

¡ay!

[música]

[música]

ñoño: chavo--chavo, creo que--

¡chanfle!

aquí le falta otro martillazo.

jaimito: otro.

¿qué no tienes nada qué hacer

por ahí?

ñoño: no, ¿y usted?

jaimito: ¿qué no me ves que

estoy trabajando?

ñoño: pues, ya era tiempo, eh.

aunque la verdad tengo una duda,

no sé si felicitarlo

o darle mi pésame.

jaimito: ¿sí?

pues, mira, yo también tengo

otra duda--

ñoño: ah, ¿sí?

jaimito: no sé dónde darte el

martillazo, si en la cabeza,

o en esa barriga de tinaco.

ñoño: ¿me va a dar un

martillazo?

jaimito: no--no, ¿cómo crees?

ñoño: [suspira]

jaimito: lo que pasa es que como

no tengo mucha práctica con esto

del martillo, a lo mejor se me

va chueco un martillazo así--

bueno, digo--

ñoño: tenga mucho cuidado

entonces, porque podría

machucarse un dedo.

jaimito: [ríe] ¿qué te crees?

¿que soy tarado?

ñoño: ¿quiere que conteste su

pregunta?

yo creo que no, ¿verdad?

mejor me voy.

jaimito: sí--sí, vete.

ñoño: oiga, le falta un

martillazo ahí, eh.

jaimito: mira, te voy a dar uno.

doña florinda: ¡ay!

jaimito: ¡ay!

¿qué--qué--qué le pasa?

doña florinda: ay, pues, ¿qué me

ha de pasar?

que me asustó con el martillazo.

jaimito: ah...

doña florinda: ¡y les advierto

una cosa, eh--

jaimito: [martilla]

doña florinda: ¡le decía--

jaimito: [martilla]

doña florinda: ¡le decía--

jaimito: [martilla]

doña florinda: ¡le decía--

jaimito: [martilla]

doña florinda: ¡le decía--

jaimito: [martilla]

doña florinda: ¡le decía--

jaimito: [martilla]

doña florinda: ¡basta!

deme ese martillo.

jaimito: ajá, por fin se decidóo

a colaborar.

tome.

[ríe]

doña florinda: ¡qué colaborar

ni que nada!

jaimito: ah, ¿no?

¿entonces para qué me pidió el

martillo?

doña florinda: pues, para ver si

así me escucha.

jaimito: ah...

pero ¿es que tiene algo que

decirme?

doña florinda: no, ¿qué va?

me acerqué a usted nada más para

contemplar su linda cara.

jaimito: ay... [ríe] bueno, lo

siento por el coraje que va a

hacer el profesor jirafales

cuando se entere.

doña florinda: ¿qué cosa?

jaimito: ay, no--no, este,

¿tenía algo que decirme?

doña florinda: que les advierto

que ni piensen que van a hacer

su festival ese de la vecindad.

jaimito: "¡ma!" ¿y quién lo va a

impedir?

doña florinda: ¡yo!

jaimito: primero tendrá que

pasar sobre mi cadáver.

doña florinda: al gusto del

consumidor.

jaimito: ¡no--no--no!

lo estaba diciendo de broma,

nada más. [ríe]

doña florinda: pues, más le

vale.

y ya lo sabe, eh.

chavo: oye.

chilindrina: ¿qué?

chavo: ¿qué fue lo que le pasó

al profesor longaniza?

profesor jirafales: jirafales.

chavo: eso--eso--eso, ¿qué fue

lo que le pasó?

jaimito: ¿y qué le va a pasar?

que le cayó el martillo en el

pie.

chilindrina: jaimito, lo van a

acusar de "longanicidio".

profesor jirafales:

"jirafalicidio".

jaimito: eso--eso--eso--

eso--eso--

¡no, yo no fui el que le pegó

con el martillo en el pie!

profesor jirafales: ¿entonces

quién fue?

jaimito: doña florinda.

profesor jirafales: ¡no!

jaimito: sí.

profesor jirafales: no.

jaimito: sí.

profesor jirafales: ¿sí?

jaimito: no.

no, digo, sí, ella iba con el

martillo, se volteó de espaldas,

y lo aventó para atrás.

profesor jirafales: ah, entonces

quiere decir que ella no lo hizo

intencionalmente.

chilindrina: pero de todos

modos, hace falta ser tarada

para agarrar el martillo,

aventarlo para atrás y no

fijarse--

ay...

[música]

[música]

profesor jirafales: chilindrina,

¿no se supone que debes estar

haciendo los preparativos para

la fiesta de la buena vecindad?

chilindrina: sí.

profesor jirafales: ¿y qué cosa

es para ti la buena vecindad?

chilindrina: pues--pues--

profesor jirafales: yo te voy a

contestar, yo te voy a

contestar.

fíjate bien, buena vecindad es

llevarse bien con los vecinos,

no andar contando chismes de

ellos, ni tampoco andar diciendo

cosas a sus espaldas, sino al

contrario, disculparlos,

ayudarlos.

chavo: eso--eso--eso--eso--eso,

y regalarles tortas de jamón

a los niños...

bueno, cuando se puede.

jaimito: o sea que los vecinos

deben perdonar también nuestros

defectos.

profesor jirafales: exacto,

jaimito, exacto.

y lo mismo deberán hacer ustedes

conmigo, digo, en el supuesto y

remotísimo caso que yo llegara a

tener algún defecto, claro.

[ríe]

chilindrina: ¿y los defectos de

doña florinda?

profesor jirafales: ¿cuáles?

no creo que te atrevas

a mencionar un solo defecto

de doña florinda.

chilindrina: ¿aparte de usted?

profesor jirafales: ¿qué cosa?

chilindrina: no, digo, que--que

doña florinda, pues, debe tener

algún defecto, ¿no?

profesor jirafales: bueno, ella

es un ser humano.

chavo: ¿doña florinda?

profesor jirafales: ¡sí!

jaimito: bueno, profesor, ¿y si

yo le dijera que doña florinda

no quiere que se lleve a cabo

la fiesta de la buena vecindad?

profesor jirafales: ¡esa es una

patraña!

jaimito: ¿una qué?

profesor jirafales: ¡una

patraña!

una asquerosa y vil patraña

que no tiene más objeto--

doña florinda: ¡profesor

jirafales!

profesor jirafales: doña

patraña.

doña florinda: ¿qué?

profesor jirafales: ay, digo,

doña florinda.

doña florinda: [suspira] qué

milagro que viene por acá.

profesor jirafales: vine a

traerle esta patraña de flores.

eh, no--no, digo, este ramo de

patrañas.

ay, no, mire, es que me afectó

el martillazo.

doña florinda: ¿le pegaron

con el martillo?

profesor jirafales: sí.

doña florinda: ¿no le da

vergüenza?

jaimito: pues, es que yo no fui

el que le dio el martillazo al

profesor.

doña florinda: tenía que ser el

chavo de ocho.

¿no te da vergüenza?

chavo: no, yo tampoco fui.

doña florinda: ajá.

tenía que ser una mujer.

chilindrina: sí.

doña florinda: una criatura

abominable.

chilindrina: ajá.

doña florinda: alguien a quien

no sé cómo llamar.

chilindrina: doña florinda.

doña florinda: exactamente, y

que todavía tienen el cinismo--

¿qué dijiste?

jaimito: sí--sí, doña florinda,

usted fue la que me quitó

el martillo, ¿recuerda?

doña florinda: sí, pero yo se--

jaimito: y luego, dio la vuelta

y aventó el martillo para atrás.

doña florinda: ¿entonces--

profesor jirafales: sí, doña

florinda, así fue.

doña florinda: fue sin querer

queriendo...

profesor jirafales: vamos, pero

no se preocupe, doña florinda,

viniendo de sus manos, hasta un

martillazo es una cosa dulce.

chilindrina: oiga, pues,

endúlcele otro, ¿no?

doña florinda: ¡mira, tú cállate

la boca!

chilindrina: sí.

doña florinda: ¿y usted no gusta

pasar a tomar una tacita de

café?

profesor jirafales: pero sin

endulzar, eh.

doña florinda: ay, qué profesor

jirafales...

profesor jirafales: ah,

permítame.

eh, quisiera preguntarles que,

cómo van los preparativos para

la fiesta de la buena vecindad.

jaimito: ah, regular, alguien

está poniendo trabas.

doña florinda: [tose]

eh, profesor jirafales, ¿usted

piensa venir a la fiesta de la

buena vecindad?

profesor jirafales: claro que

sí, doña florinda, por supuesto.

doña florinda: ah.

profesor jirafales: hasta

estamos preparando ya unos

números con los niños en la

escuela.

jaimito: [ríe] y yo les estoy

montando una obra de teatro.

chavo: sí, pero también tienen

que hacer alguna cosa los

"adúlteros".

chilindrina: los adultos, chavo,

los adultos.

chavo: eso--eso--eso--eso--

eso--eso.

jaimito: bueno, pero todavía

falta mucho para terminar

con los preparativos.

doña florinda: ¿dice usted que

piensa venir a la fiesta de la

buena vecindad?

profesor jirafales: eh, pues,

sí, doña florinda, fiesta que se

celebrará cuando terminen los

preparativos.

[música]

[música]

[aplausos]

doña clotilde: gracias--gracias.

es para mí motivo de gran

satisfacción el que me hayan

designado para que yo diga las

palabras de apertura en esta

festividad de la buena vecindad.

[ríe]

a decir verdad, yo no sé por qée

me escogieron a mí.

chilindrina: ¡porque es la más

vieja!

[ríen]

profesor jirafales:

¡chilindrina!

chilindrina: mande, profesorcito

lindo, mi amor, tan precioso--

profesor jirafales: ya--ya--ya,

o te portas bien, o te saco del

festival, eh.

chilindrina: no--no--no, ya no,

ya no, ya no.

profesor jirafales: más te vale.

prosiga usted, doña clotilde,

por favor.

doña clotilde: gracias, profesor

jirafales.

pues, como les decía, yo no sé

por qué me escogieron a mí,

pero--pero, bueno, ya que lo

hicieron, les diré que para mí

el festival de la buena vecindad

representa solamente una cosa:

amor, porque amor es el lazo que

une a los seres entre sí, la

llama que los une en el crisol

de la vida.

sí, debe haber amor entre todo

el mundo, amor entre un vecino

y otro, amor entre el niño y el

adulto, como el amor que debe

existir entre un padre

y un hijo.

¿y por qué no decirlo? el amor

que debe existir entre una mujer

y un hombre.

porque la mujer nació para amar

y ser amada, por eso debemos

amar sin restricciones, pensando

siempre en todo momento que no

hay nada más hermoso que el

amor, porque el amor lo es todo

en la vida.

es ternura, cariño, romance.

¿o acaso hay algo más hermoso

que una pareja pasee lentamente

bajo los rayos de plata de la

luna, en una noche cálida

y otoñal?

sí, amigos míos, "amor, amor,

amor, nació de ti, nació de mí,

nació del alma".

porque el amor vence todos los

obstáculos, todas las barreras

y todos los abismos.

porque el amor es como el sol

que ilumina todos los rincones

de la tierra, haciendo florecer

la semilla que muy pronto será

fruto, y dorando los trigales

que se mecen, se mecen con el

suave viento.

ahora bien, ¿en qué otra forma

se puede manifestar el amor?

doña nieves: [suspira]

perdonando las rentas atrasadas

a los inquilinos.

señor barriga: no me diga.

doña nieves: ahí le duele,

¿verdad?

doña clotilde: hay que disculpar

los errores del vecino, perdonar

las viejas rencillas. sí, porque

todo eso es amar.

yo amo, tú amas,

don jaimito ama...

nosotros nos amamos.

vosotros os a--

[ríe] ay, no, ¿qué digo?

digo, pues, este, pues,

eso es todo, eh.

con permiso.

[aplausos]

gracias--gracias.

ay, gracias.

profesor jirafales: con permiso,

voy a anunciar los siguientes

números.

y ustedes muchachos, vamos,

tienen que actuar, vengan,

vamos.

chavo: sí.

chilindrina: vamos, rápido,

chavo, ven.

señor barriga: ñoño, ¿tú no vas

a actuar?

ñoño: sí, papi, sí.

popis: yo también.

jaimito: ¿y tú, godinez?

godinez: bien, gracias,

¿y usted?

jaimito: ¿que si no vas a

actuar?

godinez: ¡ah, sí, yo también!

jaimito: sí.

profesor jirafales: para poner

en marcha este festival--

godinez: con permiso, con

permiso, eh, con permiso--

profesor jirafales: sí, pásale.

[ríen]

profesor jirafales: bien, decía

que para poner en marcha este

festival, vamos a presentar

primeramente a la estrella de

esta compañía, o sea, la popis

recitando--

doña nieves: no, un momentito,

la estrella del espectáculo es

mi "biscanieta", la chilindrina.

señor barriga: ah, ¿sí? ¿cómo

no?

¿y ñoño qué?

doña nieves: ¡ñoño nada!

jaimito: bueno--bueno, no se

peleen--

[bullicio]

doña florinda: ¡silencio!

doña nieves: ¡ay!

doña florinda: o dejan hablar al

profesor jirafales, o no

respondo, chipote con sangre sea

chico, sea grande.

profesor jirafales: perdóneme,

doña florinda, pero este

festival es precisamente para

buscar la unión de los vecinos,

y no la desunión de los mismos.

doña clotilde: estoy de acuerdo.

porque el amor, el amor es

algo--

señor barriga: ¡ay, ya!

todos: ¡ya--ya!

[bullicio]

doña clotilde: bueno, yo solo

quería proponer que consideren a

todos como estrellas y que

empiecen por un numerito,

eh--eh--eh, en el que

intervengan todos.

señor barriga: ¡eso--eso--eso--

eso--eso!

profesor jirafales: eso es

precisamente lo que iba yo

a anunciar.

bien, respetable público,

es para mí motivo de honda

satisfacción y un orgullo muy

grande el poder presentarles a

ustedes al fabuloso,

al increíble, al sensacional

"quinteto vecindad".

[aplausos]

¿qué pasa?

ah, eh, yo soy el que tengo

que abrir el telón.

[aplausos]

y dice un, dos, tres, cuatro

todos: dijo un día un sapito,

dijo un día un sapito para mí.

los sapitos hacen,

los sapitos hacen,

los sapitos hacen.

[aplausos]

todos: ¿quién teme al lobo

feroz?

al lobo, al lobo,

¿quién teme al lobo feroz?

[aplausos]

godinez: escúcheme, señorita,

yo vengo a hablarle de amores

y estoy rendido a sus plantas

pidiéndole sus favores.

popis: señor, no puedo dar mis

amores soy virgencita,

riego las flores,

soy virgencita,

riego las flores

soy--soy--soy virgencita,

riego las flores,

y lo que sigue

se me olvidó.

profesor jirafales: eh, ¡un

aplauso!

[aplausos]

profesor jirafales: ¡un aplauso!

[aplausos]

bien, a continuación, ñoño

barriga va a recitar un hermoso

poema dedicado a los padres.

señor barriga: ¡bravo!

[aplaude]

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

[carraspea] bueno, tengo derecho

a aplaudir, ¿no?

profesor jirafales: por

supuesto, señor barriga,

por supuesto.

señor barriga: no más eso

faltaba.

profesor jirafales: ¡ñoño!

ñoño: ¡no--no--no!

chilindrina: ¡ándale, ñoño!

ñoño: ¡porque no!

tengo una razón muy poderosa

para no salir.

chilindrina: ¿cuál?

ñoño: me da pena...

profesor jirafales: ñoño, pero

si ya te anuncié.

ñoño: pues, desanúncieme.

profesor jirafales: ¿estás loco?

chilindrina: déjelo.

si tú no quieres, yo sí.

ñoño: ¡no--no!

chilindrina: ahora, querido

público, yo voy a recitar una

recitación--

ñoño: óyeme, no.

primero me dijeron a mí.

chilindrina: pero tú dijiste que

no querías.

ñoño: pero ahora sí quiero.

chilindrina: pues, no vamos a

estar haciendo lo que tú--

profesor jirafales: ya basta.

ya--ya--ya.

chilindrina: pero, profesor--

profesor jirafales: ya

basta--basta.

primeramente ñoño va a recitar

el poema dedicado a los padres,

y después la chilindrina va

a recitarnos las aventuras

del charro valiente.

ñoño: sí.

chavo: y después yo voy a

recitar el perro arrepentido.

chilindrina: ¡ay, chavo, ya,

aburres con tu porquería

del perro arrepentido!

ñoño: ¡y la verdad, sí!

[bullicio]

profesor jirafales:

no--no--no--no--no.

¡silencio!

¡silencio!

¡silencio!

chavo: cuando yo sea grande le

voy a romper toda la cara a tu

papá y--

señor barriga: ¿qué dijiste?

chavo: se me chispoteó.

ñoño: no le hagas caso, papá--

profesor jirafales: ya--ya--ya,

silencio.

primeramente, ñoño va a recitar,

y después la chilindrina.

chavo: y después yo voy a

recitar el perro arrepentido.

ñoño: sí, pero primero yo voy

a recitar.

hazte para allá.

chavo: sí.

ñoño: padre querido--

chavo: después la chilindrina

y después yo, eh.

profesor jirafales: sí--sí--

ñoño: pero primero voy yo.

chavo: sí.

ñoño: padre querido--

chavo: o sea que, yo voy a ser

el tercero.

ñoño: sí, pero primero voy yo.

chavo: sí, ya sé.

ñoño: padre querido--

chavo: pero no te tardes mucho,

eh.

ñoño: no.

chavo: porque fíjate, todavía

falta después la chilindrina, y

después para que pase yo, a lo

mejor, ya hasta se aburrió la

gente.

ñoño: ya me vas a dejar recitar,

¿sí o no?

chavo: es que no me tienes

paciencia.

ñoño: ¡no!

chilindrina: ñoño, mira, ñoño,

yo sé lo que te digo, vamos a

dejar que el chavo recite su

porquería del perro arrepentido,

y luego tú y yo tranquilamente

recitamos.

ñoño: está bien.

chilindrina: bueno, ándale.

chavo: sí--sí.

el perro arrepentido.

vuelve el perro arrepentido, con

sus miradas tan tiernas, con el

hocico partido, con el rabo

entre las piernas.

y vuelve el perro arrepentido,

con sus miradas tan tiernas, con

el hocico partido, con el rabo

entre las piernas.

vuel--

profesor jirafales: bien, muy

bien, chavo, muy bien.

chavo: se repite lo mismo 48

veces.

profesor jirafales: no--no--no,

48 veces, ¡vámonos!

[aplausos]

fuerte el aplauso.

[música]

[música]

ñoño: padre querido--

chilindrina: después me toca a

mí, no se impacienten, ya voy.

profesor jirafales: sí,

chilindrina, después te toca a

ti, pero primero va ñoño.

chilindrina: ah, bueno.

ñoño: padre querido--

chilindrina: eso ya lo dijiste

antes, ñoño.

ñoño: lo tengo que repetir

porque llevo dos horas tratando

de empezar, ¡y ustedes no me han

dejado!

señor barriga: ñoño, ¿por qué no

dejas que recite primero la

chilindrina, para que después úu

seas el que cierre con broche

de oro?

ñoño: tienes razón, papá,

muy buena idea.

¡órale!

chilindrina: ¡sale y vale!

con todos--

un momentito, un momentito.

oye, chavo, necesito que me

acompañes.

chavo: ¿a dónde?

chilindrina: no, hombre, que me

acompañes con la guitarra, como

le hacíamos en la escuela, que

tú me hacías los efectos de

sonido, mientras yo narraba las

aventuras del charro valiente,

¿te acuerdas?

chavo: no.

chilindrina: acuérdate, chavo,

que por ejemplo yo decía "viene

el charro valiente en su

caballo", y tú hacías como

caballo.

chavo: ¿como caballo?

chilindrina: sí, con la

guitarra.

mira, aquí la tengo preparada y

todo.

[suena la guitarra]

¡ay! [ríe]

este, mira, y hacías así como

caballo.

[imita galope]

chavo: ¡ah, sí--sí--sí--sí, ya

me acordé!

ya me acordé, ya me acordé.

para que la gente piense que es

un caballo.

chilindrina: [ríe] sí.

chavo: pero no va a ser un

caballo.

chilindrina: no.

chavo: voy a ser yo.

chilindrina: sí.

chavo: y ellos van a pensar que

es caballo.

chilindrina: sí.

chavo: pero no es caballo. [ríe]

chilindrina: no.

chavo: soy yo.

ñoño: ¡bueno, ya--ya--ya--ya!

después no me van a dejar tiempo

a mí.

chilindrina: espérate.

a ver, ¿qué pasa si te digo que

hagas como reloj?

chavo: pues, ¿qué?

chilindrina: ¿cómo qué, chavo?

recuerda, hombre.

que con esta tú le hacías así,

después.

[imita sonido de reloj]

chavo: ¡ah, ya--ya me acordé!

¡ya me acordé!

chilindrina: ay, sí.

chavo: como--para que suene como

reloj.

chilindrina: pues, claro.

chavo: para que la gente piense

que es un reloj.

chilindrina: sí.

chavo: pero no va a ser un

reloj.

chilindrina: no, chavo.

chavo: voy a ser yo.

chilindrina: sí, vas a ser tú.

chavo: y ellos van a pensar--

chilindrina: ¡ya--ya, chavo!

a ver, ¿qué pasa si te digo,

perro?

chavo: te digo mula.

chilindrina: que hagas como

perro.

chavo: ah--ah--ah--ah.

como--

ñoño: chavo, allá afuera hay un

poste.

chilindrina: eh, déjalo--déjalo.

profesor jirafales: niños, ya.

chilindrina: cuando digo que

hagas como perro, quiero decir

que ladres como perro.

chavo: ah, sí, ya--ya, ahora sí,

ya sé, ya sé.

chilindrina: ¿no se te olvida

nada? ¿no hay duda?

chavo: nada.

chilindrina: gracias, eh.

con todo cariño para ustedes:

"las aventuras del charro

valiente".

"por el lejano horizonte, viene

el charro valiente en su

caballo--

chavo: [imita galope]

chilindrina: al llegar al

pueblo, se oyen los ladridos de

un perro--

chavo: "guau--guau--guau--guau".

ñoño: [ríe]

ladras como perro chihuahueño

con moquillo. [ríe]

chilindrina: espérate, es que

tiene razón ñoño, chavo.

es que se oyó el "guau--guau".

no, como perro, fíjate

[imita ladrido].

ñoño: ¿cómo?

chilindrina: [imita ladrido]

ñoño: [ríe]

tú ladras como perro salchicha.

[ríe]

chilindrina: para que te lo veas

que no es cierto, porque los

perros salchichas no ladran así.

ñoño: ya lo sé.

chilindrina: ¿entonces por qué

dices que parezco perro

salchicha?

ñoño: por el tamaño. [ríe]

chavo: ¡tú no te metas!

chilindrina: espérate, chavo,

espérate, nos vamos a vengar

de él.

espérate que él empiece su

recitación, y entonces vas a

ver.

chavo: eso--eso--eso--eso--eso.

chilindrina: en el reloj de la

iglesia daban las tres de la

mañana.

en el reloj de la iglesia daban

las tres de la mañana.

las tres de la mañana.

[susurra] que hagas como reloj.

chavo: "tic, tac, tic, tac, tic,

tac, tic, tac, tic--

chilindrina: ¡con la guitarra!

chavo: ah, ya--ya--ya me acordé,

ya me acordé.

chilindrina: en el reloj de la

iglesia daban las tres de la

mañana.

chavo: [imita campanadas]

chilindrina: y entonces, el--

chavo: [imita campanadas]

chilindrina: perdón, es que el

reloj estaba adelantado.

entonces, el charro valiente

llegó velozmente en su caballo.

chavo: [imita galope]

chilindrina: y oyó los ladridos

del perro.

chavo: [imita galope]

chilindrina: no, chavo.

chavo: [imita campanadas]

chilindrina: ¡tampoco!

chavo: ¿entonces?

chilindrina: el perro.

chavo: ah...

"vuelve el perro arrepentido

con su mirada tan tier--

ñoño: ¡no--no--no--no--no!

que hagas como perro.

chavo: ah.

"guau--guau--guau--guau--guau".

chilindrina: muy bien, y

entonces, "re depente" ¿qué

creen lo que pasó?

llegó un bandido y agarró un

puñal y al charro valiente por

la espalda le dio una puñalada.

chavo: [imita puñalada]

chilindrina: ay, no, chavo, esa

no.

chavo: ¿se la quito?

chilindrina: sí.

chavo: [imita puñalada]

chilindrina: entonces, el charro

valiente llegó en su caballo--

chavo: [imita galope]

chilindrina: cuando se oyeron

las tres de la mañana en el

reloj--

chavo: [imita campanadas]

chilindrina: y entonces, el

perro ladraba--

chavo: "guau--gua--

chilindrina: y le dieron la

puñalada al charro valiente--

chavo: [imita puñalada]

chilindrina: y entonces, el

perro volvió a ladrar--

chavo: "guau--guau--

chilindrina: y el caballo

relincho--

chavo: [imita galope]

chilindrina: a las tres de la

mañana el caballo corrió.

a las tres de la mañana el

charro valiente, gritaba y el

perro ladraba, y entonces--

¿qué te traes?

chavo: ¿cómo qué?

ñoño: bueno, ¿ya acabaron--

[bullicio]

profesor jirafales:

niños--niños--

[bullicio]

[aplausos]

[música]

[música]

[aplausos]

señor barriga: ¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bra--

ñoño: ahora sí ya no me van

a interrumpir.

profesor jirafales: por supuesto

que no, ñoño.

mira, ya mandé al chavo y a la

chilindrina allá atrás.

ñoño: bueno, pues, con mucho

gusto para todos ustedes,

una bonita recitación.

profesor jirafales: y ¡ay! de

aquel que vuelva a interrumpir,

eh.

ñoño: con mucho gusto para

ustedes una bonita recitación.

profesor jirafales: están

ustedes advertidos.

ñoño: con mucho gusto para

ustedes una bonita recitación.

profesor jirafales: porque ya

estuvo bueno de estar

interrumpiendo a la gente.

ñoño: con gusto para ustedes

una bonita--

profesor jirafales: ah, y otra

cosa--

ñoño: ¡ya!

¡usted también me está

interrumpe, interrumpe,

interrumpe y no me deja recitar,

oiga!

profesor jirafales: ñoño, pero

yo te estoy defendiendo.

ñoño: pues, ya no me defienda

tanto.

profesor jirafales: oh, está

bien, pero allá tú si te

interrumpen, eh.

ñoño: bueno.

con mucho gusto para ustedes

una bonita recitación.

"papacito querido,

papacito, papacito,

venimos alegremente

a cantarte muy bonito

y a felicitartemente"

ya pueden aplaudir.

[aplausos]

señor barriga: ¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡bravo!

¡otra--otra--otra--otra--otra--

[tose]

ñoño: a petición de todo el

público, voy a recitar otra.

niños: no.

ñoño: muchas gracias.

"oh, papacito querido,

mi corazón por ti late--

chilindrina: como burro sin

mecate.

ñoño: no empieces, chilindrina.

ñoño: "oh, papacito querido,

mi corazón por ti late--

chavo: por las tortas de

aguacate.

ñoño: óyeme, chavo, tú cállate.

te espero a la salida.

ñoño: "oh, papacito querido,

mi corazón por ti late--

popis: como agua para el

chocolate.

ñoño: "oh, papacito querido,

mi corazón por ti late--

godinez: con las pulgas del

petate.

ñoño: [llora] "oh, papacito

querido, mi corazón--

"oh, papacito querido--

niños: ¡qué tipo tan aburrido!

[ríen]

ñoño: [llora]

señor barriga: ¿ya ven por su

culpa?

popis: la chilindrina fue la que

empezó.

chilindrina: ay, tú cállate,

metiche--

godinez: sí, es cierto.

[bullicio]

chavo: pero el festival de la

buena vecindad va a continuar

todavía, y va a estar muy bueno,

porque hasta va a haber una obra

de teatro y todo.

así es que nos vemos el

siguiente programa a la misma

hora y por el mismo canal.

eso--eso--eso--eso--eso--eso--

eso--eso--eso--eso.

Cargando Playlist...