null: nullpx
Cargando Video...

Chespirito - El restaurante

3 Abr 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

presentador: este es el programa

número uno de la televisión

humorística:

"chespirito".

en esta ocasión,

interpretando al chavo.

con florinda meza,

rubén aguirre,

édgar vivar,

raúl "chato" padilla,

angelines fernández,

horacio gómez

y maría antonieta de las nieves

como la chilindrina.

libreto y dirección general:

roberto gómez bolaños.

como una forma de respeto

al público,

este programa no tiene

risas grabadas.

chilindrina: ven, ven, godínez.

mira, te lo dije, allí está.

godínez: pero está dormido.

chilindrina: no le hace,

lo despertamos.

¿chavo?

chavito.

godínez: chavo.

chilindrina: ¡chavito!

chavo: no--no--no me la vayan

a quitar, es toda mía,

es "toditita" mía.

no me la vayan a...

¿qué pasó?

chilindrina: pues, eso es

lo que preguntamos.

¿por qué dijiste:

"no me la quiten, es todita mía,

es todita mía"?

chavo: porque me la querían

quitar y era toda--era...

ah, es que estaba soñando

que yo "solitito"

me comía una torta

de jamón de este tamaño.

godínez: ¿y quién te va a dar

una torta de jamón

de este tamaño?

ni el chapulín colorado.

chavo: bueno, ¿y qué?

cada quien sueña

lo que se le pega

la regalada gana, ¿no?

chilindrina: esta bueno, chavo,

está bueno.

pero nosotros vinimos

a invitarte a algo.

chavo: zas, zas, zas,

que me invitaban a una torta

de jamón de este tamaño.

y luego, otra torta de jamón

de este tamaño.

y luego, otra torta

de jamón de este--

chilindrina: ey, ey,

tranquilízate.

no te venimos a invitar

nada de comer.

chavo: ah.

chilindrina: te venimos

a invitar a jugar con nosotros.

chavo: no.

chilindrina: ¿por qué?

chavo: no puedo

porque doña florinda

fue al mercado

y me dejó encargado

que le cuidara el negocio.

chilindrina: ay...

godínez: pero a esta hora

no viene nadie a comer.

chavo: ¿y qué?

¿qué tal si llega

doña florinda y ve que no me ve?

además, doña florinda ahora

anda de muy mal humor.

chilindrina: sí, ¿cuándo no?

¿alguna vez han visto

de buen humor a doña florinda?

chavo: bueno, sí.

sí se pone de buen humor

cuando llega a visitarla

el profesor jirafales.

jirafales: ¿que--que yo qué?

godínez: que usted le quita

lo pantera a la vieja.

jirafales: ¿a cuál vieja?

godínez: pues, a doña florinda.

jirafales: ah, sí, co--

¿qué?

ta, ta, ta, ta, ta.

godínez, doña florinda

no es ninguna vieja.

chilindrina: ah, ¿no?

¿no me diga usted que se pinta

las patas de gallo porque así

es lo que está de moda?

[ríe]

jirafales: mira, chilindrina.

¿dónde está la vieja?

godínez: ¿eh?

jirafales: digo--digo,

¿dónde está doña florinda?

chavo: no está ahorita,

fue al mercado.

me dejó cuidando a mí aquí

el negocio y me dijo

que si usted llegaba,

que le dijera--

¿qué tal si me hubiera ido

a jugar con ustedes?

el profesor jirafales se iría

con el chisme con doña florinda.

jirafales: oye, oye, oye,

¿yo qué?

chilindrina: no--no--no le haga

caso, no le haga caso.

godínez: qué buena idea, chavo.

mira, así te puedes tú ir

a jugar con la chilindrina

y conmigo y el maestro se queda

cuidando el changarro.

chavo: eso, eso, eso.

¿sí?

jirafales: ¿sí qué?

chilindrina: eh, que usted

se quede, por favor, cuidando

aquí el negocio.

oye, chavo, ¿que te encargó

algo más doña florinda?

chavo: sí, también me encargó

que barriera el piso

y que lavara los platos.

chilindrina:: ah, también hay

que barrer el piso y lavar

los platos, ¿eh?

jirafales: oye, yo no entiendo

de qué están hablando.

chavo: no, no, no, es

que la chilindrina se equivocó.

yo ya barrí el piso

y ya lavé los patos.

godínez: ¿y a qué horas barriste

el piso y limpiaste los platos

si estabas bien dormidote

soñando que te comías

una torta tamaño jirafales?

jirafales: ¿qué?

chavo: todo eso lo hice antes

de que llegaran ustedes

porque yo los sábados

tengo que llegar aquí

desde las 08:00 de la mañana.

y para que te lo veas,

aquí están los platos que lavé.

chilindrina: ¿tú solito lavaste

todos los platos, chavo?

chavo: sí, y son todos

los platos que hay en la fonda.

godínez: ¿y también barriste

el piso?

chavo: pues, claro que sí, mira.

chilindrina: [grita]

menso, me pica los ojos.

jirafales: bien, muy bien,

chavo, te felicito

por tu trabajo.

chavo: gracias.

ah, y también sacudí

los manteles.

[platos rotos]

jirafales: cha--

chavo,

¿te quieres ganar cinco pesos?

chavo: sí, ¿qué tengo que hacer?

jirafales: ¿podrás tirarme esto?

chavo: uy, sí.

gracias.

godínez, godínez, mira, mira,

el profesor jirafales

está dando cinco pesos

al que sea capaz de tirarle

el bulto que hizo con el mantel

y los platos rotos.

yo sí pude.

godínez: yo también puedo.

jirafales: ¡godínez,

lárgate de aquí!

chavo, lo que yo quise decir

es que si me podías tirar esto

en el bote de la basura

que está afuera, en la calle.

chavo: ah, sí.

jirafales: [gime]

chilindrina: ¡chavo!

chavo: ¿qué?

chilindrina: le pegaste

al profesor jirafales

con los platos.

chavo: no importa, al cabo

que ya están todos rotos.

jirafales: chavo, ¿y luego

por qué te regaña uno?

chavo: ¿uno?

me regañan todos.

y es que no me tienen paciencia.

jirafales: [burla] "es que no

me tienen paciencia".

ya vete a tirar eso, ándale.

chavo: sí.

jirafales: y rápido.

[gime]

chilindrina: oiga, profesor,

y ahora, ¿en qué vamos a comer

los que vengamos a la fonda?

jirafales: ay, sí.

bueno, pues, si vienes tú,

te podría conseguir

una vajilla de porcelana.

chilindrina: ¿que come

la borcelana?

guácala.

jirafales: no dije borcelana,

dije porcelana con pe.

chilindrina: ¿borcelana con pe?

¿no será con--?

jirafales: no, no.

porcelana con pe.

o sea, una vajilla.

¿no sabes qué cosa

es una vajilla?

chilindrina: sí,

mi "bizcabuela".

está simpática la chaparrita,

¿no?

jirafales: no, no, no,

no de estatura bajilla.

no, no, donde se come.

donde se--

chavo: ya.

jirafales: ¿ya qué?

chavo: ya la tiré a la basura.

jirafales: ¿y el mantel?

chavo: eso fue lo que tiré

a la basura.

jirafales: tenía que ser

el chavo del ocho.

ve por ese mantel

inmediatamente.

chavo: ¿por fin?

jirafales: que vayas

por ese mantel.

chavo: bueno, pero no se enoje.

jirafales: y corre antes

de que vaya a pasar el camión

de la basura y se lo lleve.

chilindrina: profesor, digo,

el chavo no tuvo la culpa

de eso, ¿eh?

jirafales: no, nadie tiene

la culpa de haber nacido tonto.

chilindrina: ya.

oiga, ¿y usted cómo le hizo?

jirafales: bueno, yo a base

de superarme, de estudiar,

de hacer un esfuerzo para--

¿qué cosa?

chilindrina: no--no--no--digo

que--que el chavo no tuvo

la culpa, es que usted

debió aclararle, profesor--

jirafales: pero ¿aclararle?

si más no puedo--

chavo: ya.

jirafales: ¿y ahora qué hiciste?

chavo: traje el mantel.

jirafales: chavo, yo

lo que quiero es que traigas

el mantel,

pero sin los platos rotos.

mira, los platos rotos

los tiras en la basura

y te traes el mantel

sin platos.

chavo: sí.

jirafales: a ver si así--

chilindrina: y dale, chavo.

jirafales: [gime]

chilindrina: le volviste

a pegar al profesor.

chavo: ¿en serio?

jirafales: no, fue en broma.

mira cómo estoy.

[ríe]

chavo: yo creía que había sido

en serio.

y hasta le gusta.

jirafales: ¡ya!

vete a dejar eso.

chavo: sí.

jirafales: no, espera.

ahora sí, anda.

[música]

[música]

barriga: ¡tenía que ser

el chavo del ocho!

chavo: fue sin querer queriendo.

chilindrina: con permiso.

no vaya a ser contagioso.

barriga: claro, claro,

fue sin querer queriendo.

siempre es lo mismo,

pero ¿me puedes decir

cuándo voy a llegar

sin que me recibas con un golpe?

chavo: pues, no sé,

pero lo último que muere

es la esperanza.

barriga: [gime]

chavo: es que--

barriga: sí, otra vez.

fue sin querer queriendo.

chavo: pues, sí, porque yo

le estaba explicando

que levanté el bulto así.

jirafales: ay, ¡ya, chavo!

¿no te das cuenta

lo que le estás haciendo

al pobre señor barriga?

chavo: pues, lo de siempre.

¿verdad que siempre que llega

usted yo lo recibo con un golpe?

barriga: sí, pero en esta

ocasión ya van tres.

chavo: porque le estaba

explicando que levan--

jirafales: ¡no, no le vayas

a pegar al señor barriga!

barriga: cuatro.

chavo: es que--es que--es que--

jirafales: ya, vete a tirar eso

a la basura.

chavo: pues, todavía sirve.

barriga: ¿qué?

jirafales: que te vayas a tirar

eso a la basura.

chavo: ah.

jirafales: caray, de veras

es de admirar la barriga

que tiene usted,

señor paciencia.

barriga: ¿qué cosa?

jirafales: no, digo--digo--

barriga: mire, mejor

no diga nada.

yo le voy a decir a usted.

jirafales: no, tampoco hace

falta que me diga nada.

adivino que viene usted

a cobrarle la renta

a doña florinda.

barriga: caramba, no sabía

que tuviera dotes de adivino.

jirafales: todo es cuestión

de tener una poca

de materia gris.

barriga: ahora déjeme

adivinarle a usted.

adivino que doña florinda

no tiene dinero para pagarme

la renta.

chilindrina: caramba, usted

también tiene materia gris.

jirafales: tú cállate.

de veras, señor barriga,

llega usted

en un muy mal momento.

barriga: ah, ¿sí?

jirafales: ¿me creería usted

que doña florinda no tiene

ni siquiera platos para servir

a los clientes que vienen

a comer?

chilindrina: no importa.

comemos tacos.

jirafales: sí,

hoy podemos comer tacos,

pero ¿qué pasa si mañana

alguien viene y pide

una albóndiga?

chilindrina: oiga, profesor,

pero ¿por qué cuando dice

albóndiga mira tan insinuante

al señor barriga?

ahí está, ¿ya ve usted

quién me enseña a decirle

albóndiga con patas?

jirafales: chilindrina,

no seas mentirosa.

¿yo cuándo te he enseñado

a decirle barriga

al señor albóndiga?

barriga: ¿qué--qué cosa?

jirafales: [gime]

no, que--digo--

barriga: mire, por favor,

le dice usted a doña florinda

que--aguas--aguas--aguas.

chavo: ya vine.

jirafales: sí, y arrastrando

el mantel como si acá--y a

propósito, dile al señor barriga

qué fue lo que fuiste a tirar

a la basura.

chavo: los platos rotos.

jirafales: ¿se da usted barriga,

señor cuenta?

barriga: ¿qué cosa?

jirafales: no, perdón.

¿se da usted cuenta,

señor barriga?

el chavo rompió todos los platos

de doña florinda.

chavo: pero no, todos no.

jirafales: bueno, un montón.

barriga: sí, ya entiendo.

y todo esto sucede porque tiene

que trabajar siendo todavía

una criatura.

chavo, ¿sabes que a mí

me pasaba lo mismo

cuando era niño?

chavo: ¿usted también

rompía cosas?

chilindrina: sí, reventaba

las camisas.

barriga: no, chavo,

yo tuve que trabajar

cuando era niño, ¿sabes?

primero trabajé

en un restaurante

fregando platos.

poco después trabajé

en un edificio fregando pisos.

después trabajé

en una carnicería.

chilindrina: ¿y ahí qué fregaba?

barriga: [suspira]

jirafales: insisto, insisto.

de veras que tiene usted

demasiada barriga--eh, digo,

demasiada paciencia,

señor barriga.

barriga: eh, no se crea,

no se crea.

a veces sí he estado a punto

de explotar.

he estado a punto de decir:

"oh, y ahora, ¿quién podrá

ayudarme?"

pero no, porque entonces

se presentaría

el chapulín colorado

y ese es peor que estos dos.

jirafales: [ríe]

chilindrina: ay, sí.

como si realmente existiera

el chapulín colorado.

[ríe]

chavo: ¿es la revista

del chapulín colorado?

jaimito: no, es un diploma

de buena conducta.

chavo: pues, se parece

a la revista

del chapulín colorado.

jaimito: es la revista

del chapulín colorado.

chavo: ah.

¿la está leyendo?

jaimito: no, la saqué

a que le diera el sol.

[ríe]

chavo: ¿para qué?

jaimito: [bufa]

¿quieres hacer el favor

de no interrumpirme?

chavo: sí.

espere, espere, espere.

jaimito: ¿ya?

chavo: ya, espere--ya.

jaimito: ¿ya?

gracias.

chavo: no hay por dónde.

jaimito: [bufa]

chavo, por si no lo sabes,

el que está leyendo

la revista soy yo.

chavo: y yo también.

jaimito: ¿y no puedes esperar

a que yo termine?

chavo: no, prefiero así

porque así ni siquiera tengo

que hacer el esfuerzo

para sostener la revista.

es que quiero evitar la fatiga.

jaimito: [bufa]

eso quiere decir que me estás

usando de atril.

chavo: ¿de a cómo?

jaimito: [bufa]

ya, ¿no puedes largarte

de aquí?

chavo: pues, nada más que acabe

yo de leer tantito lo que--

jaimito: que no.

chavo: no le--

jaimito: fuera.

chavo: no le--

jaimito: fuera, fuera, fuera.

chavo: [bufa]

chilindrina: [silba]

oye, cha--

¿es la revista

del chapulín colorado?

jaimito: siguen bastos.

sí, pero la estoy leyendo yo.

chilindrina: sí, ya sé.

cuando termine, ¿me la presta?

jaimito: sí.

no--no--primero se la voy

a prestar al chavo.

chilindrina: sí, claro.

lo prefiere porque es

su consentido.

jaimito: no, no, no es

porque sea mi consentido,

es que él me la pidió

antes que tú.

chilindrina: pero le puede decir

que yo se la pedí antes, ¿sí?

jaimito: no, señorita.

eso es una mentira.

¿y cuándo has oído

que yo diga una sola mentira?

no contestes.

chilindrina: pero le puede decir

que como yo soy más simpá--

jaimito: no.

chilindrina: pero le puede de--

jaimito: que no.

chilindrina: pero le pue--

jaimito: no.

chilindrina: pero le pue--

jaimito: no, no, no.

no, no, no.

chilindrina: [llora]

ñoño: chavo.

chavo, chavo.

jaimito: ¡ya basta!

ñoño: ay, ¿se enojó?

jaimito: ¿qué te importa?

chavo: ¿qué pasó?

ñoño: [grita] ¿qué te importa?

mm.

[gruñe]

doña florinda: oh.

¿quién diablos colgó

esta porquería en mi tendedero?

doña clotilde: óigame, ¿por qué

tira mi ropa al suelo?

doña florinda: ¿qué le importa?

chavo: parece que todos están

de mal humor, ¿no?

doña clotilde: ¿qué te importa?

chavo: todos están de mal humor.

oh, y ahora,

¿quién podrá remediarlo?

chapulín: yo.

chavo: el chapulín colorado.

chapulín: no contaban

con mi astucia.

síganme los buenos.

[música]

[música]

chavo: entonces, ¿tú sí existes

de a de veras,

chapulín colorado?

chapulín: ¿no me estás viendo?

chavo: sí, y no sé por qué,

pero tengo idea

de que te pareces

a alguien que yo conozco.

chapulín: pues, no me lo vas

a creer, pero yo también tengo

la impresión de haber visto

tu cara en otra parte.

chavo: ¿tú has visto mi cara

en otra parte?

chapulín: sí.

chavo: no puede ser.

yo siempre he tenido la cara

en el mismo lugar.

chapulín: sí, claro.

en la cabeza por la parte

de enfrente.

chavo: eso, eso, eso.

chapulín: lo sospeché

desde un principio.

chavo: pero tú no eres igual

a como sales en la televisión.

chapulín: ¿cuál es

la diferencia?

chavo: es que al verte

en la televisión,

yo pensaba que tú eras

chaparro, pero no tanto.

casi estamos

de la misma estatura, mira.

chapulín: no, no, no exageres.

chavo: no vale pararse

de puntas.

chapulín: olvídalo y dime

en qué te puedo ayudar.

chavo: no, a mí no, a los demás.

quiero que les quites

el mal humor.

chapulín: eres el primero

que pide ayuda para los demás

en vez de pedirla para sí mismo.

chavo: pero a mí también

me conviene porque estando

de buen humor, pues, pues,

me tratan mejor.

chapulín: bueno, eso sí.

chavo: sobre todo doña florinda.

chapulín: ¿quién es

doña florinda?

chavo: la tía de la popis.

chapulín: ¿y quién es la popis?

chavo: la sobrina

de doña florinda.

chapulín: ajá.

chavo: ah, otro que siempre

se enoja conmigo es ñoño.

chapulín: ¿quién es ñoño?

chavo: el hijo

del señor barriga.

chapulín: ¿y quién es

el señor barriga?

chavo: el papá de ñoño.

chapulín: mm.

chavo: y lo mismo le pasa

a doña nieves,

que es la bisabuela

de la chilindrina.

chapulín: ah, y la chilindrina

es la bisnieta de doña nieves.

chavo: pues, claro, menso.

ah, doña clotilde también

siempre anda de mal humor.

ahora, hasta jaimito,

el cartero.

chapulín: empecemos por ese.

¿dónde vive?

chavo: allá arriba.

chapulín: bien,

síganme los buenos.

chilindrina: oye, chavito,

¿vamos a jugar a--?

ah, caray.

mira, chavo, yo tengo

la revista del chapulín colorado

y no te la presto.

chavo: ¿y a mí qué me importa?

al cabo que lo acabo de ver

en persona.

chilindrina: no es cierto, ¿eh?

yo se la pedí primero a jaimito.

si no, qui--

¿qué dijiste?

chavo: ¿que para qué quiero

la revista si acabo de ver

en persona al chapulín colorado?

chilindrina: ¿te sientes bien?

chavo: sí.

chilindrina: ¿y dices que viste

en persona al chapulín colorado?

chavo: sí, salió de aquí,

del barril.

chilindrina: ah, sí.

no, eso no es nada.

la semana pasada a mí me visitó

napoleón bonaparte.

chavo: ay, qué bien.

¿qué cuenta?

chilindrina: pues...

[música]

[música]

jaimito: el chapulín colorado.

chapulín: el mismo.

jaimito: jamás pensé

que el chapulín colorado

existiera de veras.

chapulín: pues, aquí me tienes.

de carne y hueso.

jaimito: bueno, poquito hueso

y poquita carne.

[ríe]

ah, lo que van a decir

en tangamandapio

cuando se enteren

de que conocí

al chapulín colorado en persona.

eh, tangamandapio es

mi pueblito natal.

chapulín: ah.

jaimito: un hermoso pueblito

con crepúsculos arrebolados.

y a--bueno--bueno,

me podría pasar hablando

de tangamandapio horas y horas

y horas enteras,

pero--pero no puedo.

chapulín: ¿por qué?

jaimito: porque quiero evitar

la fatiga.

bueno, pero a ver,

cuéntame, cuéntame,

¿a qué se debe el honor

de tu visita?

chapulín: bueno, me dijeron

que estabas de mal humor.

jaimito: mm, sí.

me pusieron de mal humor

los niños de la vecindad.

bueno, pero ¿eso qué tiene

que ver con tu visita?

chapulín: un chavo me pidió

que te ayudara a recuperar

el buen humor.

jaimito: ya lo hiciste.

chapulín: perdón si me tardé.

doña clotilde: ja,

y tener que volver a lavar esto

por culpa de esa vieja...

[llaman a la puerta]

doña clotilde: ¿y se atreve

a reclamar?

ahora verá.

no tengo tiempo de hablar

con viejas chancludas.

chapulín: ¿puedo pasar?

doña clotilde: no.

chapulín: ¿no?

doña clotilde: claro que no.

¿por qué voy a dejar entrar

a mi casa a cualquier chiflado

que se viste de payaso?

chapulín: no soy ningún chiflado

ni estoy vestido de payaso.

soy el chapulín colorado

y este es mi uniforme oficial.

doña clotilde: ¿el chapulín

colorado?

chapulín: no contaban

con mi astucia.

doña clotilde: pero óigame--

chapulín: síganme los buenos.

doña clotilde: sí,

el chapulín colorado, sí.

nadie en el mundo puede tener

esa torpeza.

bueno, ¿y en qué puedo servirte,

chapulín colorado?

chapulín: yo soy el que vengo

a ayudarte a ti.

doña clotilde: ¿tú a mí?

chapulín: sí, yo vengo

a que se te quite el mal humor.

vengo a devolverte

el buen humor

porque has de saber

que solamente los idiotas

se pasan la vida de mal humor.

¡y únicamente

los "malhumorientos"

son las personas

que se ponen a gritar,

a levantar la voz, a--a--!

perdón.

doña clotilde: [ríe]

ay, gracias, chapulín colorado.

me regresaste el buen humor.

[ríe]

chavo: ¿le pasa algo?

doña nieves: ay.

ay, sí, me pareció

que venía el señor barriga.

si lo ves,

le dices que no estoy,

que no me has visto.

[jadea]

chilindrina: ¿te pasa algo,

bizcabuela?

doña nieves: sí, me pareció

que venía el señor barriga.

chilindrina: ah, y de seguro

viene a cobrar la renta.

doña nieves: ¿y a qué otra cosa

iba a venir?

es lo único que sabe hacer

el muy sinvergüenza.

chilindrina: sí, eso sí.

doña nieves: si viene, dile

que ya me morí o algo así.

chilindrina: está bueno.

[llaman a la puerta]

mi bizcabuela ya se murió.

[música]

[música]

chilindrina: [ríe]

ay, ay, ¿de ve--de veras

eres el chapulín colorado?

chapulín: sí, ¿y tú?

chilindrina: no, yo no.

chapulín: ¿eh?

chilindrina: ay, digo, no,

yo--yo--yo soy la chilindrina.

chapulín: ah, la--ah,

la chilindrina.

la que dice el chavo--

[gime]

chilindrina: [ríe]

eres igualito como sales

en la televisión.

chapulín: ¿sí?

chilindrina: sí, igual de bruto.

ay.

chapulín: ¿puedo saber

en qué te basas para decir

que yo, el chapulín colorado,

soy bru--?

chilindrina: ¿aún quieres

que te responda?

doña nieves: ¿qué fue ese ruido?

chilindrina: es que se cayó

el chapulín colorado.

doña nieves: estoy hablando

en serio.

¿que no fue el señor barriga

que tocó la puerta?

chilindrina: no, fue

el chapulín colorado

que se cayó de la silla.

doña nieves: mira, chilindrina,

estoy hablando en serio.

espérate.

y cuando hablo en serio,

me gusta que me respondan

en serio.

que te esperes.

¿entendiste?

oh, qué terco, que te esperes.

y mira, niña, si--

chanfle, chilindrina,

consígueme el teléfono

de "alcohólicos anónimos".

chapulín: oye, no.

tú no estás viendo visiones.

yo soy el chapulín colorado

en carne y hueso.

doña nieves: ay, es el--es

el--ay, nadie lo va a creer.

popis: claro que no.

chavo: pues, yo lo acabo de ver

con mis propios ojos.

ahorita está en la casa

de la chilindrina.

popis: ay, sí, ¿cómo no?

chilindrina: pues, sí es cierto.

[ríe]

yo lo acabo de ver

con estos anteojos que se han

de comer los gusanos.

y si no me lo crees, puedes ir--

popis: ya basta.

para escuchar idioteces

me basta y me sobra

con las que yo digo.

doña nieves: doña florinda,

doña florinda es la culpable

que todos estemos de mal humor.

y además, dice que soy grosera.

a ver, ¿por qué dice

que soy grosera?

chapulín: tal vez

la has insultado.

doña nieves: solo que sea

por eso.

chapulín: pues, ahí está

el error.

recuerda que ya lo dice

el viejo y conocido refrán:

"no hagas a otros

conservar la paz".

doña nieves: ¿eh?

chapulín: no, no, espérate, no.

"respetar a los demás

es lo que no quieres

que te hagan a ti".

doña nieves: ¿eh?

chapulín: no, espérate.

"tú--tú debes respetar

a doña paz para que no le vayan

a hacer

lo que te hicieron a ti".

ya ves cómo te fue, ¿no?

bueno, la idea es esa.

doña nieves: ¿cuál?

chapulín: olvídalo.

lo importante

es que todos coinciden

en que la del peor humor

es esa tal doña florinda.

popis: y los muy tontos pensaron

que yo les iba a creer

eso de que vieron

al chapulín colorado en persona.

[ríe]

doña florinda: así es la chusma.

ingenua a más no poder.

popis: sí.

oye, tía, ¿me planchas

mi torta de jamón?

doña florinda: ¿que te planche

la torta?

popis: es que me gusta

calentita.

doña florinda: popis, así

no se calienta una torta.

popis: ya lo sé, pero vamos

a hacer la prueba--

tía.

doña florinda: te digo que no.

chapulín: buenas tardes.

doña florinda: buenas tardes.

popis: ¿estás viendo

lo mismo que yo?

doña florinda: sí, popis.

y debo confesarte una cosa:

jamás pensé

que el chavo del ocho

fuera tan hábil

para disfrazarse.

chapulín: no, no,

¿cuál chavo del ocho?

doña florinda: fuera de aquí,

chavo, me estás quitando--

chapulín: no, soy el chapulín.

mira, yo opino--

doña florinda: mira, fuera

de aquí que me estás

quitando el tiempo.

chapulín: pero es que yo no soy

el chavo,

soy el chapulín colorado.

doña florinda: ay, sí, y yo soy

sofía loren.

fuera de aquí, ándele, ándele.

[música]

[música]

chavo: entonces, ¿doña florinda

pensó que tú eras yo disfrazado

de tú?

chapulín: sí.

chavo: pues, vamos los dos

juntos para que vea

que no es cierto.

chapulín: no sirve.

seguiría pensando que soy

otra persona disfrazada

de chapulín colorado.

chavo: ¿entonces?

chapulín: ya lo tengo.

el chapulín colorado es el único

que se puede reducir de tamaño

con sus famosas pastillas

de chiquitolina.

chavo: eso, eso, eso.

chapulín: no contaban

con mi astucia.

chavo: chanfle, eres lo máximo,

chapulín colorado.

chapulín: eso, eso, eso.

y ahora sí, síganme los buenos.

chavo: lo quiero como si fuera

yo mismo.

doña florinda: popis, ¿ya

terminaste de hacer tu tarea?

popis: sí, tía.

doña florinda: popis.

popis: es que ahora las pelotas

de tenis tienen un bote

muy vivo.

doña florinda: mm,

pero ten cuidado.

popis: ¿no sabes dónde está?

doña florinda: ¿tu pelota?

ah, pues, por ahí debe de andar.

popis: ah, aquí está.

doña florinda: ¿qué te pasa?

popis: nada, ya vengo.

a ver, órale.

aquí.

órale.

úpale, úpale.

aquí.

chilindrina: ¿qué haces, popis?

popis: es que hace rato

brincó solita.

chapulín: [grita]

doña florinda: chavo, ya te dije

que--

chapulín: ¿ahora sí crees

que soy yo?

doña florinda: el chapulín

colorado.

chapulín: por fin.

doña florinda: qué milagro

que vienes por acá.

¿no gustas una tacita de café?

jirafales: ¿no será

mucha molestia?

doña florinda: no estoy hablando

con usted.

jirafales: ¿cómo dice?

doña florinda: que no estoy

hablando con usted,

estoy hablando

con el chapulín colorado.

jirafales: ¿se siente

usted bien, doña florinda?

doña florinda: ay, claro que sí.

mejor que nunca.

chapulín: claro, porque está

de buen humor.

jirafales: por supuesto.

porque la gente cuando está

de buen humor--

chapulín: hola.

jirafales: el chapulín colorado.

doña florinda: ajá.

jirafales: y se hizo chiquito

como en la televisión.

chapulín: porque me tomé

mis pastillas de chiquitolina,

pero en este momento voy

a recuperar mi tamaño normal.

jirafales: ¿qué quieres decir

con eso?

ah.

chapulín: que se pasó el efecto

de la chiquitolina.

jirafales: sí, ajá.

oye, chapulín, pero lo que yo

quisiera saber es a qué se debe

tu presencia en este lugar.

chapulín: alguien me pidió

que les ayudara a recuperar

el buen humor, sobre todo a ti.

me han contado que tienes

un genio medio--medio--

doña florinda: pues, pues,

porque tengo que vivir en medio

de toda esta chusma pero--

bueno,

yo sé que los seres humanos

tenemos que aprender

a soportar--a soportarnos

los unos a los otros,

pero--pero es que hay cosas

que son muy difíciles

de soportar.

chapulín: claro, nada es fácil.

pero si pones empeño,

puedes llegar a soportar todo.

incluyendo una quemada

de plancha.

[grita]

doña florinda: ay, chapulín,

te quemaste.

chapulín: olvídalo.

mejor dime si vas a aprender

a soportar a los demás.

doña florinda: bueno, yo creo

que serán más soportables

que una quemadura de plancha.

chapulín: ah, sí.

jirafales: oye, chapulín,

pero yo quiero ver cómo

te haces chiquito.

chapulín: ya te dije

que por medio de mis pastillas

de chiquito--chanfle.

¿mis pastillas de chiquitolina?

¿dónde están?

doña florinda: ay, no sé.

chapulín: oye, yo las saqué

cuando--cuando estaba con--

oye, ¿me regalas

esta torta de jamón?

doña florinda: ay, claro que sí,

chapulín.

chapulín: gracias.

ahora vengo.

chavo: no contaban

con mi astucia.

Cargando Playlist...