null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 91

Cecilia le asegura a Lupita que Rogelio está interesado en ella. La madre superiora le pide a Leonel que la ayude a evitar que clausuren el colegio. Pascual se reencuentra con Altagracia.
8 Jun 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... rogelio: ¿qué haces aquí?gilda: estuve de viaje, y a mi regreso, jordi y alanme dijeron que estabas aquí. vengo a ver cómo sigues.rogelio: me siento bien. mañana me dan de alta.lupita: perdóneme, joven, pero tengo que retirarme.rogelio: ¿yo dije que te fueras? gilda: creo que estaremosmás a gusto sin ella. rogelio: eso crees tú.pero no yo. dulce: ni yo.gilda: entonces, ocúpate de poner estas flores en agua.¿no me oíste? dulce: lupita estáun poquito sorda este año y no obedece a tontolinas.gilda: rogelio, no permitirás esta insolencia.lupita: adiós. rogelio: ¡lupita!lupita, dulce maría, ¡esperen! dulce: le hicisteel gran desprecio a lupita.gilda: ¿te gustan las rosas que te traje?rogelio: llévate tus flores. no las quiero.vete y déjame en paz.dulce: ¡lupita! ¡lupita!lupita: vámonos de aquí. piedad: licenciado,usted no puede dejar en la calle a todas las alumnasque se educan en este colegio. licenciado: perdóneme,madre superiora, esto no es asunto mío.sólo me limito a obedecer órdenes.piedad: esas órdenes deberíamos considerarlas.tuve gran amistad con el difunto señor rivera.él tenía un especial cariño por nuestro colegio.y de ninguna manera habría permitidoque lo desalojáramos. licenciado: de acuerdo,reverenda, pero ya no existe. y la señora riveraes otra cosa. piedad: ¿podría hablar con ella?licenciado: si usted quiere le solicitaré una entrevista,pero debo advertirle que cuando ella tomauna resolución jamás se retracta.rogelio: gilda, estás perdiendo tu tiempo.ya no insistas. gilda: atraviesas un momentodifícil de tu vida y te hago falta.rogelio: te equivocas. el peligro ha pasadoy estoy en buenas manos. gilda: ¿te refieres a esas manosque sostenían un ramito de flores baratas?rogelio: ya te dije que yo no mido a las personaspor sus recursos, sino por sus sentimientos.gilda: bueno. lupe se marchóy ahora estamos solos. podemos hablar tranquilamentesin que nadie nos interrumpa. rogelio: ¿de qué quieres hablar?gilda: entre nosotros hay un malentendido.si a ti te molestó la manera en la que traté a lupe,ay, ponte en mi lugar. me cita una chiquillaen la cafetería para decirme que su sirvientaestá enamorada de ti. tengo derecho a los celos,¿o no? rogelio: tal vez.pero no al insulto. gilda: a veces una no puedecontrolarse. es lo mismo que te pasó a ticuando fuiste al hotel a decirme adiós.rogelio: lo mío no fue un impulso.yo ya no quiero casarme contigo.gilda: rogelio, por favor. volvamos a pensar las cosas.es nuestra vida la que está en juego.dices que me quedé en mi mundo y tú, en el tuyo,como si nuestros mundos fueran distintos.rogelio: ¿no lo son? gilda: pero, rogelio,por nacimiento, por educación, por fortuna, estamos hechosel uno para el otro. rogelio: hemos tenido suerteal nacer de padres ricos que nos dieronla comodidad y el lujo, pero esa suertedebemos mejorarla con buenos sentimientoshacia los demás. gilda: yo tengo el mejorsentimiento para ti. te amo, rogelio.habíamos resuelto formalizar lo nuestro.¿o no lo recuerdas? rogelio: sí, lo recuerdo.gilda: mi amor, si hace falta que me arrepientapor una de mis actitudes, me arrepentiré.somos jóvenes y nos queremos. tenemos la vida por delante.no podemos sacrificársela al error de un minuto.vine para que me perdones. regresa conmigo, por favor.lupita: [llora] [llaman a la puerta]silvestre: hija, qué-- ¿qué tienes?¿por qué lloras? lupita, cuéntame qué te pasa.lupita: déjame, por favor, tío. nadie puede hacer nada por mí.déjame. déjame sola.[llora] silvestre: está bien.está bien. hablaremos cuando estésmás tranquila.licenciado: son los papeles que dejo a su consideración.piedad: licenciado, si se trata de aumentarnosla renta, procuraríamos hacer un esfuerzo.licenciado: no, madre superiora. la señora riveraquiere vender este predio y no creo que ustedes esténen condiciones de comprarlo. piedad: le ruegoque solicite esa entrevista con la señora riveracuanto antes. licenciado: comprendolo que usted siente en estos momentos.lo lamento. lo lamento mucho.piedad: gracias, licenciado. licenciado: pero me limitoa ser un simple intermediario. buenas tardes.piedad: buenas tardes.silvestre: lupita está llorando, desesperada.no quiere decirme por qué. cecilia: claro,ha vuelto a ver a rogelio. silvestre: desgraciadamente.cecilia: iré a hablar con ella. silvestre: ay, esa muchacha.esa muchacha con su cabecita llena de fantasías.dulce: silvestre, ¿dónde está lupita?silvestre: en su cuarto. llorando.la señora está con ella. dulce: otra vezme la hicieron llorar. silvestre: mira,ella no quiere hablar. entonces, habla tú.¿qué--qué--qué pasó, chiquitina? dulce: estábamosde lo más contentas con rogelio. lupita le había llevadoun ramito de flores, se abrió la puertay ¡sácatelas!, que llega la que espantacon un ramote de rosas. silvestre: ramito, ramote.esto no lo entiendo ni aunque me tomeun litro de café. chiripa: [piensa] la neta,yo "tampico" entendí ni jota, cuate.dulce: lo que pasa es que ustedes no tienenla experiencia de la vida como yo.[llaman a la puerta]cecilia: las flores son como el pan.es pecado tirarlas, lupita. lupita: pero ¿no vequé insignificantes son? claro, sólo tenía unos centavospara comprarlas. en cambio ella,la novia del joven rogelio-- cecilia: él ya no tiene novia.lupita: entró con ese ramo maravillosoy yo me sentí chinche. cecilia: por dios, qué tontería.si a mí un señor que no me importame envía una orquídea, y en cambioel señor luciano me regala un ramito de gardenias,para mí será mucho más hermoso ese ramito.lupita: por eso, señora. porque usted y el señorse quieren. son marido y mujer.en cambio, el joven y yo, ¿qué somos?cecilia: un par de excelentes amigos.dulce: mira si será amigo tuyo que me mandóa que te buscara. lupita: pero ella,la señorita gilda, fue a verlo y lo besó.cecilia: vamos, vamos. dulce: no, lupita.no llores que lloro. lupita: perdóname, dulce maría.te prometo que ya no voy a llorar.dulce: lupita, regresa a donde está rogelio,y llévale tus flores. lupita: si son tan poca cosa.permiso, voy por la plancha.dulce: mamá, dile que vaya. cecilia: si gilda está con élno debe hacerlo. dulce: ¿por qué no?cecilia: mi pequeña, yo sé que llevaste a lupitacon tu mejor voluntad y tu buen corazón.pero ¿qué conseguiste? dulce: que se le pusierala cara llovida a lupita. cecilia: entonces,dejemos las cosas como están. quizás rogelioya se reconcilió con gilda. dulce: ¡en la torre!estefanía: hola, rogelio. noé no tarda en llegar.fue a estacionar el coche. ¿cómo te sientes?rogelio: bien, estefanía. ¿cómo estás tú?estefanía: ya podrás imaginarte. es difícil reponersede la muerte de un ser querido. dios quiera que algún díapuedas perdonar lo que mi hermano te hizo.rogelio: créeme que no le guardo rencor.estefanía: gracias. eres muy bueno.rogelio: mañana regreso a la casa.estefanía: esperanza y yo seremos tus enfermeras.rogelio: no me vayan a consentir demasiado.estefanía: [ríe] ¿y esas rosas?rogelio: tíralas a la basura. estefanía: ¿por qué?¿quién las trajo? rogelio: una mujer.estefanía: ¿qué mujer? rogelio: una...que salió definitivamente de mi vida.[música][música]silvestre: señor, lo llaman del colegio.es la madre superiora. luciano: ¡dulce maría!¿qué nueva travesura cometiste? dulce: ninguna,si soy una santa. luciano: claro, una santa.[ríe] la santita de la familia.deberías salir a la calle con una aureola.bueno. sí.encantado de oírla, reverenda. explíqueme.sí, sí. pero ¿cómo puede haberocurrido eso? está bien.mañana por la mañana iré a verla.hasta luego. cecilia: ¿qué pasa, luciano?luciano: muy malas noticias. clausuran el colegio.dulce: ¡santa cachucha!piedad: estoy desorientada, señor larios.para mí fue un golpe terrible. luciano: para todos.piedad: mire, usted forma parte de este colegio,quizás como nadie, porque su hijaes nuestra alumna y porque ceciliafue una de nuestras novicias. quiero que me aconseje.yo no termino de entender toda esta papelería.luciano: el licenciado valadez lo hará.dele usted los documentos. valadez: ¿puedo verlos,reverenda? piedad: sí, por supuesto.valadez: gracias.esperanza: ¡bienvenido! mira que flores tan hermosaste acaban de traer. rogelio: ¿quién las mandó?estefanía: aquí hay una tarjeta. rogelio: ábrela, por favor.estefanía: "rogelio, no me resigno a vivir sin ti.gilda".gilda: si rogelio piensa que lo nuestro está liquidadose equivoca. él volverá conmigo.noé: creí que gilda y tú habían terminado.rogelio: y hemos terminado, tío noé.esperanza: voy por agua para ponerle a las flores.estefanía: anoche nos enteramos de que lupita fue a vertea la cruz roja y llegó gilda. rogelio: sí,me llevó un ramito de gardenias. mucho más hermosasque estas flores. noé: cometiste una imprudenciaal pedirle a dulce maría que la llevara.esa muchacha está llena de sueños imposibles.rogelio: lupita dio su sangre para salvarme.estuvo conmigo en circunstancias difíciles.tenía que verla para darle las gracias.noé: para que interprete tu gratitudde manera equivocada. estefanía: tú dicesque le tienes cariño. rogelio: mucho.noé: ese cariño que dices tenerle,¿es simpatía y gratitud? ¿o algo más profundo?rogelio: puede que sea amor.piedad: ¿qué opina usted, licenciado?valadez: me temo que las cláusulas del contratoson irrevocables. piedad: quiere decirque el colegio... valadez: sólo podrá funcionarcomo tal hasta fin de mes. después, tendrán que desalojar.luciano: no se preocupe, reverenda.las niñas serán ubicadas en otros colegios,ninguna se quedará sin lugar. piedad: no será lo mismoni para las niñas, ni para las hermanitas,ni para mí. valadez: tal vez podríamosobtener una indemnización. piedad: licenciado valadez,no es el dinero lo que me importa.valadez: entiendo. piedad: es todo el amor,es toda la voluntad, y todo el ejemploque hay aquí dentro. no sólo pienseen 16 años de vida dentro de estas paredes,hay muchas cosas más. luciano: sólo nos quedauna esperanza. piedad: sí, yo sé.mi entrevista con la propietaria.luciano: eso mismo. piedad: si vivierael señor rivera no sufriría esta desgracia irremediable.pero su viuda piensa las cosas de otra manera.luciano: confiemos en que ocurra un milagro.rivera: señores, la cantidad que ustedes ofrecenpor el predio del colegio me satisface.estoy dispuesta a vender.luciano: altagracia lemos de rivera venderá el colegioa una empresa que quiere instalar allíun centro agropecuario. cecilia: nada menosque un centro agropecuario. luciano: como comprenderás,se trata de una inversión de alto nivel.el colegio no es un negocio que rinda atractivos dividendos.cecilia: entonces, no hay nada que hacer.luciano: no, cecilia. el futuro del colegioestá en manos de su dueña.fidelio: dice la señora altagracia que enseguidala atenderá. piedad: gracias.fidelio: para servirle, con su permiso.angélica: me tenías muy abandonada,mi carita de ángel. dulce: es que anduveen negocios. mamita, una señora viudaquiere cerrar el colegio.rivera: siéntese, por favor. piedad: gracias.rivera: mi apoderado, el licenciado aguirre, me dijoque usted quería hablar conmigo. piedad: sí, señora.rivera: supongo para qué. y desde ahora le anticipoque está perdiendo su tiempo, que debe ser muy valioso,y haciéndome perder el mío, que no será tan valiosocomo el suyo, pero... piedad: señora, mi deseo es--rivera: ¿un oporto? piedad: no, no, gracias.rivera: yo sí. continúe, continúe.piedad: señora, me comunicó su apoderadoque usted no acepta renovar nuestro contratode arrendamiento. rivera: me han hechouna oferta muy tentadora y soy una mujer de negocios.piedad: yo no soy una mujer de negocios, señora.rivera: tendría gracia que lo fueracon esos hábitos. piedad: soy solamentela directora del colegio. quiero desde la primerade sus alumnas hasta la última de sus flores.hace 16 años que estoy al frente del mismoy ahora, de improviso, pierdo la razón de mi vida.dulce: tú que sabes tantas cosas,dime cómo tenemos que hacer para que no nos corrandel colegio. todas estamos muy tristes.ni ganas de jugar tenemos.angélica: la venta del colegio es una noticia muy amarga.dulce: la señora viuda va a venderlopara hacer negocio. angélica: algunas personasviven únicamente para el dinero. lo ganan, lo almacenan,lo sufren. dulce: mamita,¿el dinero puede hacernos sufrir?angélica: sí, carita de ángel. dulce: cuando yo tengo dinero,puedo comprarme una paleta o un chocolate,o hacer un regalito, y eso me hace feliz.angélica: lo sé, mi tortolita. dulce: entonces, el dinero,que nos da tantas cosas, ¿cuándo puede hacernos sufrir?angélica: cuando es más fuerte que nosotros y nos domina.dulce: ¿tú crees que la señora viudatendrá corazón bueno? angélica: ella es una mujermuy dura. dulce: entonces,¿nos sacarán a patadas de aquí? angélica: mucho me temo que sí,mi carita de ángel. [música][música] dulce: pero, mamita,si nos quitan el colegio, ya no podré venir a verte.esa gente no me dejará entrar. angélica: ay, no llores,mi carita de ángel. dulce: cómo no voy a llorar,si no te veo. me dará la gran tristezadel alma. angélica: tú sabesque siempre estaré contigo. siempre.siempre. déjame pensar, hijita.pero ten un poco de paciencia que algo se me ocurrirá.piedad: no vengo a protestar por lo que usted quiere hacer.sólo quiero que usted escuche mi súplica.rivera: discúlpeme, madre superiora,pero no es necesario. de sobra sé lo que ustedme dirá. pero tengo una soluciónpara este asunto. piedad: ¿una solución?¿qué solución? rivera: algo elemental.cuando alguien quiere comprar algo y sale otro clienteque se interesa por ese algo, lo podría conseguirmediante una oferta. la comunidad de religiosasdebe tener algún dinero reunido. ¿no es así?piedad: ¿y qué cantidad sería? rivera: pues,tres millones de dólares. ¿pueden ofrecerlos ustedes?piedad: señora, ¿por qué se burla de mí?rivera: no me burlo. estoy en el mundode los negocios. y utilizo su lenguaje.eso es lo que me ofrecen por mi propiedad.dejaría una palabra empeñada y les concedería a ustedesla oportunidad de quedarse con el colegio.piedad: señora rivera, mi colegio no perteneceal mundo de los negocios. vivimos al día.alegres y felices. pero al día.rivera: lo siento. más no puedo hacer.piedad: siento haberle robado su precioso tiempo.rivera: mi tiempo no es precioso, ya lo dije.tengo muy poco que hacer. oír música, leer.recibir alguna que otra visita. beber una copa de oporto.licenciado: buenas tardes. piedad: buenas tardes,licenciado. licenciado: ¿cómo está,reverenda? piedad: ya me retiraba.rivera: llamaré a fidelio para que la acompañea la puerta. piedad: muchas gracias,pero ya aprendí el camino. con permiso.rivera: qué ingenua. ¿sabe usted a qué vino?quiere conservar el colegio. qué tontería más grande.licenciado: señora, conservar lo que uno amano es una tontería. rivera: cuando lo que amamospertenece a otro, sí que lo es.angélica: ¿ya desapareció esa nube de preocupaciónque tenías en la frente? dulce: sí, mamita.cuando estoy así, tan cerquita de ti,todas las broncas se me hacen chiquitas, chiquitas.angélica: te voy a dar una noticiaque te pondrá muy feliz. dulce: dime cuál.angélica: ayer cuando lupita y tú fueron a ver a rogelio--dulce: llegó la tontolina de gilda y le dio un beso.dulce: ajá. pero lo que tú no sabeses que rogelio la despidió. dulce: [resuella]angélica: y cuando llegó tu tía estefanía a verlole pidió que el ramo de rosas lo tirara a la basura.dulce: [vitorea] angélica: [ríe]dulce: esta es una noticia cachetona.[timbre] angélica: es hora de regresara clase, mi carita de ángel. dulce: sí, mamita.gracias por el notición.rivera: hace mucho tiempo que no piso el colegio.esa directora no estaba al frente del colegio"reina de américa". tengo entendidoque se hicieron reformas y quiero saber exactamentequé es lo que vendo. licenciado: está bien, señora.hablaré con la madre superiora para encontrarel momento propicio. rivera: si los terrenosson míos, el momento propicio lo voy a elegir yo, y no ella.licenciado: perdóneme, pero hasta que venzael contrato las autoridades del colegiotienen derecho sobre él. rivera: licenciado aguirre,¿está usted a favor de la superiora o a mi favor?licenciado: estoy a favor de la verdad, señora.rivera: la única verdad que reconozco es la mía.y la haré valer al precio que sea.[música]dulce: diosito querido, haz el milagropara que no nos echen de nuestro colegio.angélica: ¡dulce maría! ¡dulce maría!dulce: [piensa] diosito, ¿me das permisode ir al cuartito viejo? mi mamita me está llamando.gracias.lupita: toda la mañana le he visto muy preocupada,cecilia: es por el problema del colegio.lupita: lo tienen que desocupar, ¿verdad?cecilia: sí, lupita. y eso me entristece.allí conocí a la que ahora es mi hija, y también a su papá.lupita: ¿fue amor a primera vista?cecilia: bueno, cuando yo conocí al señor era novicia.pero sí, aunque yo trataba de negármelo a mí misma.me enamoré de mi esposo desde el primer momentoen que lo vi. estefanía: este es mi primoluciano. el papá de dulce maría.lupita: [piensa] eso mismo me pasó a mícon el joven rogelio.lupita: le traje estas flores. rogelio: son hermosas.lupita: por favor, son de lo más humildes.rogelio: gracias.lupita. ¿esto que siento debe ser amor?dulce: dime qué se te ocurrió, mamita.angélica: la dueña del colegio vendrá de visita.dulce: ¿cuándo, mamita? ¿cuándo?angélica: muy pronto. y ella debe hablar con pascual.es muy importante que los dos se encuentren.dulce: ¿por qué, mamita? angélica: yo sé por quéte lo digo. ¿tú confías en mí?dulce: ¡sipirili! ¿cómo no confiaríaen mi ángel de la guarda? dime qué tengo que hacer.fortunata: nos quedamos sin colegio, pascual.la dueña lo va a vender a una empresa agropecuaria.pascual: no la muele, hermanita. dulce: ¡pascual!¡pascualito! pascualito, tengo una gran idea.y quiero decírtela. pascual: ahora, desembucha,chamaquita. dulce: la señoraque nos quiere echar vendrá uno de estos díaspara ver el colegio. pascual: sí.para alegrarse con la tristeza de los que va a dejaren la vil calle. mira, tú y las otrasescuinclitas van a encontrar colegios a dónde ir.las hermanas y la reverendita también.pero ¿qué va a ser de mí? dulce: tendrás que buscarotro trabajo. pascual: no, dulce maría.si yo tengo este trabajo, esta chambita, es gracias a ti.pero a mi edad, pues, ¿quién me va a emplear?dulce: no te apures. cuando la señora venga,háblale, pascualito. pascual: ¿que yo hablecon esa fururufa? pero ¿para qué?dulce: alguien me dijo que aquí van a haceruna cosa agrio--agria-- pascual: se dice "agropecuario".dulce: bueno, eso. y a lo mejor,necesitan empleados, aunque tengan 100 o 120 añoscomo tú. así que habla con ella.pascual: imagínate, ¿cómo le voy a hablar asía una señora tan chipocluda? dulce: no es una ideaque se me ocurrió a mí. pascual: pues, ¿a quién,entonces? dulce: ¿no se lo dices a nadie?pascual: palabra que no. dulce: se le ocurrió...pascual: ¿a quién? ¿a quién? dulce: a mi ángel de la guarda.[música][música] dulce: te tengo un notición,lupita. rogelio corrió a la tontolinaque espanta. lupita: ¿de veras no me engañas?dulce: claro que a patadas no. porque todavíaestá débil y no puede. pero estoy segura de una cosa.lupita: ¿qué cosa? dulce: si hubiera estado fuertela echaba a patadas. ¡pum! ¡zas!lupita: ¿quién te lo contó? dulce: alguien que no conoces,pero mi tiuchis estuvo con él. y rogelio le pidióque el ramote de flores de la gilda lo tiraracompletito a la basura. lupita: la señora ceciliame dijo que el joven salió de la cruz roja.y que ya está en el departamento de tus tíos.dulce: ¿por qué no te das una escapadita y vas a verlo?lupita: dulce maría, yo hice una promesaa tu mamá y al señor luciano. no volveré a ir al departamentode la señora estefanía y el señor noé.dulce: pero, dime, ¿rogelio no es tu amigo?lupita: eso dice él. dulce: ¿a poco no te gustaverlo? lupita: ay, niña.no hay que hablar de ciertas cosas.dulce: además, tú le salvaste la vida.diste tu sangre. y le hicieron la infusión.lupita: pero hice una promesa. y las promesas se cumplen.dulce: pero yo digo una cosa. ¿a ti te gustaría casartecon rogelio así como ceci se casó con mi papá?silvestre: chiquitina. dulce: ¿qué quieres, silvestre?silvestre: dice tu mamá que vayas a despedirtede tu tío gabriel. dulce: ¡sipirili!silvestre: lupita... lupita: sí, tío.silvestre: eso que estaba diciéndote la chiquitinadel joven rogelio, me imagino que no lo tomarásen serio... lupita: tío, ¿cómo podríatomarlo en serio? un muchacho riconunca se casaría con una sirvienta como yo.rivera: abelardo, vamos al colegio "reina de américa".abelardo: sí, señora.dulce: yo también tengo ganas de conocer a esa chipotuda.así le dice pascualito. angélica: [ríe]dulce: tú puedes dormirte un ratito.angélica: ah. [ríe]dulce: oye, mamita. angélica: dime,mi carita de ángel. dulce: cuando duermes,¿con quién sueñas? angélica: contigo,mi carita de ángel. dulce: ¿conmigo?¿cuando era así de chiquita y me dormías en los brazos?angélica: sí, hijita. dulce: ¿tú también fuisteun bebecito? angélica: también.todos lo hemos sido. tu papá, tu tía estefanía,pascual, todos.dulce: qué preciosos me los imaginé de bebé.¿y qué te gustaba más, mamita? ¿ser chiquita como anteso ángel de la guarda como ahora? angélica: un bebé tambiénes un poquito angelito. [ríe]pero anda, vete, y habla con pascual.que no sea cobarde, por favor.rogelio: llevo mucho tiempo encerrado.la inactividad me mata. necesito respirarun poco de aire fresco. noé: rogelio.vuelvo a repetírtelo. no cometas imprudencias.rogelio: trataré. estefanía: dime, ¿lupita salióa hacer las compras? cecilia: cuando vine a verlosestaba en el arreglo de la casa. ¿por qué lo preguntas?estefanía: porque estos dos ilusos podrían encontrarseen la calle. cecilia: a mí no me molestaríaque se encontraran. noé: a ninguno de nosotros,cecilia. pero a los padres de rogelio,sí.silvestre: casa de la familia larios.piedad: gustan tomar asiento. rivera: gracias, reverenda,pero esta no es una visita de cortesía.tengo interés en examinar el estado actualde esta construcción. ¿tiene algún inconvenienteen que lo haga? piedad: ninguno, señora.todo esto le pertenece a usted. llamaré a la hermana fortunatapara que la conduzca. fortunata: ¿me llamaba usted,reverenda? piedad: me disponía a hacerlo.pero según veo, sigue usted practicandoel hábito del presentimiento. la señora riveray el licenciado aguirre van a recorrer el colegio.por favor, condúzcalos. fortunata: sí, reverenda.será un placer. por aquí, caballero.por aquí, caballera. perdón, por aquí, señora.licenciado: con su permiso, reverenda.fortunata: no se vaya a tropezar con la raíz de un árbol.piedad: hermana, ¿qué es eso? fortunata: perdóneme, reverenda.otro presentimiento.[timbre]lupita: joven rogelio. rogelio: lupita.dulce: míralos. ándale, pascualito.qué trabajo nos dan los adultos mayores.fortunata: aquí tenemos los rosales plantadospor la madre superiora. rivera: cuando esté aquíel centro de investigación agropecuariaservirán de muy poco estos rosales.pascual: se--señora, señora. fortunata: es el jardinerodel colegio. parece que quiere hablarcon usted. rivera: ¿un jardineroquiere hablar conmigo? pascual: bueno,yo--yo no me atrevía. pero...¿tú? ¿altagracia?rivera: y tú. tú--tú eres pascual.pas... licenciado: señora.fortunata: señora. señora, ¿qué le pasa?dulce: ¡sácatelas! a la vieja chipotudale dio el patatús.

Cargando Playlist...