null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 88

Gilda lleva a cabo sus planes para reencontrase con Rogelio. Dulce María sospecha que Rogelio está comprometido con Gilda. Rogelio le confiesa a Lupita el gran amor que siente por ella.
3 Jun 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... cecilia: los de rogelioson muy especiales. ¿tú crees que a él le intereserealmente lupita como mujer? luciano: pienso quele simpatiza, pero la amistad y el amor son muy cosasmuy distintas. cecilia: amar en vano es muydoloroso, yo no quiero que esa pobre muchacha sufra.dulce maría: ¿dónde está rogelio?estefanía: fue a darse un baño. dulce maría: ah.noé: aquí lo tienes, dulce maría.rogelio: hola, ¿tú por aquí? dulce maría: vengan esos cinco,compañero. hicimos justicia.[teléfono] >> ¿bueno?sí, ¿de parte de quién? permítame.es para ti, rogelio. rogelio: ¿quién es?>> la señorita esparza. dulce maría: ¿quién es esaseñorita que espanta? ¿quién es esa señoritaque espanta? contéstame, rogelio, ¿quiénes esa señorita que espanta? rogelio: es una amiga, una amigade la familia. noé: vamos a merendar en casade luciano, ¿nos acompañas? rogelio: sí, tío, en cuantome desocupe voy para allá. estefanía: vámonos, mi muñeca.[resuella] rogelio: ¿gilda?gilda: hola, rogelio. rogelio: ¿y esta sorpresa?gilda: ¿es una sorpresa agradable o desagradable?rogelio: muy grata, ¿de dónde me llamas?gilda: ¿no lo adivinas? tu mamá me dijo que te habíasvenido a vivir a méxico, estoy aquí y quiero verte.rogelio: yo también, gilda. ¿qué te parece si pasomañana por ti? gilda: ¿mañana? ay, yo penséque nos veríamos esta noche. rogelio: lo siento,hoy es imposible. ya hice compromiso con mi tíonoé y su esposa. gilda: bueno, menos malque es con ellos, por un momento pensé que se tratabade una mujer. ¿a qué hora te veo mañana,rogelio? rogelio: decídelo tú.perfecto, claro que sí. ahí estaré, puntual.hasta mañana entonces.dulce maría: hubieras visto, tío, la patrulla vengadorales lanzó el tomatal. gabriel: yo no le veo la gracia.noé: debiste llevar la videocámara que te regalórogelio para que gabriel, cecilia y estefanía comprobarancon sus propios ojos el arrojo y la valentía con que actuamos.dulce maría: pero, tío, va a estar difícil grabarla la pelea y grabar huevazos. gabriel: ¿qué? yo no aprueboningún tipo de violencias. luciano: pero, gabriel,no podíamos quedarnos cruzados de brazos.gabriel: ustedes dos merecen un buen jalón de orejas.se comportaron como un par de chiquillos.noé: bueno, es posible. pero cómo nos divertimos.dulce maría: "sípirili", fue una batalla "cachetona".silvestre: prepárese, joven, el padre gabriel está dandoun sermón a toda la familia. rogelio: me lo imagino.silvestre, ¿dónde está lupita? silvestre: en la cocina.rogelio: con permiso, tengo que hablar con ella.hola, lupita. ¿qué te pareció nuestra hazaña?lupita: terrible, tres hombres peleándose como "chamacos"en un villar, poniendo a la familia con el jesúsen la boca. silvestre: [tose] perdón,jovencita, quienes combatimos no fuimos tres hombres,si no cuatro. ¿está listo el chocolate,lupita? lupita: sí, tío, ya sé que túpeleaste la retaguardia. rogelio: gracias a silvestre,a dulce maría y a los niños del barrio pudimos salirbien parados, pero aquellos maleantes recibieronsu escarmiento. silvestre: así fue, con permiso,voy a llevar el chocolate a la mesa.lupita: sinceramente tuve mucho miedo.rogelio: ¿miedo de qué? lupita: de que lo lastimarana usted. ¿le duele mucho?rogelio: ¿esto? no es nada. lupita: joven, yo--no sé cómo agradecerle que me haya defendidode aquel hombre. fue "rete" bonito de su parte.rogelio: lupita, yo no podía permitir que ese--te faltarael respeto, y le marqué un alto, eso es todo.lupita: ¿por qué no podía permitirlo?rogelio: porque es mi amiga, y además fui felizal escarmentar a ese tipo. lupita: pero ustedes quien es y yo no soy más que una sirvienta.rogelio: no, no, tú y yo somos seres humanos,nos debemos ayuda. lupita: usted me ayudó a mí,¿pero cómo puedo ayudarlo yo a usted?rogelio: hay una manera. lupita: ¿cuál?rogelio: con tu cariño.bueno, yo me hago ilusión de que es cariño.lupita: yo, yo-- silvestre: joven rogelio.rogelio: dime, silvestre. silvestre: los señoreslo esperan en la mesa. rogelio: ya voy.carmina: hola. gilda: hola.carmina: pensé que ibas a verte con rogelio.gilda: tenía un compromiso con su tío.ay, pero mañana nos vamos a ver, carmina, y retomaremosesa conversación que quedó pendiente entre los doscuando tuve que irme de viaje. carmina: quieres decir que--gilda: ay, que rogelio mañana me pedirá que formalicemosnuestra relación. ay, por fin, carmina.>> ¿listas, niñas? todas: sí, maestra.[cantan] cuando la luna se pone "re grandota"como una "pelotota" y alumbra el callejónse oye el maullido del triste gato viudoy su lomo peludo se eriza con horrorpero no falta quien mande un zapatazoque salga hecho balazo a quitarle lo chillóny en el alero del místico tejado el gato se ha quejadocantando esta canción.gilda: sí, está bien. gracias, rogelio.está muy bonito. rogelio: ¿quieres algo de tomar?gilda: sí, un capuchino, por favor.rogelio: yo una limonada, por favor.estás preciosa, gilda. gilda: ¿lo dices en serio?rogelio: sabes que sí. tienes unas manos muy suaves.estefanía: ¿cuántos zapatitos llevas tejidos?cecilia: cuatro pares, dos rosas y dos azulitos, ¿y tú?estefanía: yo cinco, dos verde pistacho y tres parescolor paja. cecilia: estefanía, nuestrosbebés tendrán dos piececitos cada uno.estefanía: ay, piececitos para comérselos a besos.¿pero por qué lo dices? cecilia: porque nosotras estamostejiendo zapatitos como si en vez de tener bebésfuéramos a tener pulpos. gilda: tú también tienesunas manos muy suaves. ¿no me vas a decir qué te pasóen la cara, rogelio? rogelio: hubo una "trifulca"en un villar y me golpeé con varios tipos.luciano, noé y yo terminamos en la delegación.gilda: ¿y por qué fue la pelea? rogelio: bueno, nada, no tieneimportancia. gilda: todo lo que se refierea ti es importante. rogelio: ¿ya te habléde luciano larios? gilda: sí, claro, el millonarioque se casó con la monjita, ¿no? rogelio: ellos tienenun mayordomo desde hace años que se llama silvestre.por cierto, se pasa la vida ofreciendo café.tiene poco que llegó su sobrina del campo,hace los trabajos domésticos. gilda: ¿y esa muchacha tienealgo que ver con la "trifulca" del villar?rogelio: algo tiene que ver. gilda: ¿por qué?rogelio: un día yo estaba de visita con los larios, llególupita llorando de la calle. gilda: ay, qué pena tan grande,llegó llorando. rogelio: un--del barriola molestaba continuamente. y esa vez se atrevió a ponerlela mano encima, y entonces decidí que debía escarmentarlo.gilda: ¿y desde cuando un hombre de tu categoría saca la carapor una criada? rogelio: te agradeceríaque no te pusieras hiriente, gilda.gilda: no, no lo hago, pero me preocupa que te hayasexpuesto por alguien de tan poca importancia.rogelio: ¿acaso conoces a lupita?gilda: ni la conozco ni tengo el menor interés en hacerlo.rogelio: ¿entonces cómo puedes decir eso de ella?gilda: bueno, tú mismo me das elementos para que la juzgueasí, ¿que no es una muchacha insignificante que trabajade sirvienta en casa de unos amigos?rogelio: ¿no puede haber muchachas pobres que valgan oro?¿o para ti el dinero es el único patrónque mide a la gente? gilda: prefiero alternarcon gente de nuestra clase. rogelio: lupita es mi amiga.gilda: ay, por favor, rogelio,¿cómo puedes ser amigo de una criada?[música] [música]cecilia: lupita, ¿qué te pasó? cuéntame, ¿qué es?lupita: es algo tonto, cosas que una se imagina,no debo llorar por esto. ay, pero dios mío,¿en qué estoy soñando? dulce maría: ¿por qué estabasllorando en la calle? tenías la carita llovida cuandobajé del camión del colegio. lupita: sí.dulce maría: entonces algo te hicieron, ¿pero otra vezte fastidió el burro orejudo? lupita: no, dulce maría,no se trata de eso. dulce maría: cuéntame entonces.silvestre: hija, deberías estar trabajando.dulce maría: si lupita tiene un dolor que le parte el alma,¿cómo quieres que trabaje? silvestre: ¿un dolor quele parte el alma? caramba, eso puedeser muy serio. ¿pero qué dolor?lupita: nada, tío, nada, cosas que se le ocurrena la niña. silvestre: cosas que sele ocurren a la niña, no, tú estás llorando.dulce maría: silvestre, ¿por qué no eres bueno y te vas?y no dejas que sigamos hablando de mujer a mujer.silvestre: bueno, está bien, está bien, continúen hablandode mujer a mujer. pero las obligaciones de la casahay que cumplirlas.dulce maría: anda, lupita, cuéntame, ¿qué te pasó?lupita: lo vi, yo los vi en la cafetería, estabarogelio con una señorita. estaban tomados de la mano.gilda: siempre has tenido debilidad por las clasesoprimidas. bueno, pero dejemos ese temaa un lado y hablamos de lo nuestro.rogelio: de acuerdo. gilda: te extraño muchoy al saber que te habías venido a trabajar con tu tío noédecidí venir a buscarte. rogelio: gracias, gilda.gilda: no me lo agradezcas, tú sabes que te quiero mucho.rogelio: yo también. gilda: ¿cuándo me vasa presentar a tu tío noé y a su esposa?rogelio: ellos viven cerca de aquí, si quieres podemosir ahora mismo. gilda: no se hable más.rogelio: joven, la cuenta, por favor.lupita: era una señorita preciosa, más bonita, imposible.dulce maría: no digas eso, tú sí que eres una preciosura.lupita: a su lado no soy nadie, una muchacha de pueblo,sin chiste. dulce maría: eres una"tontolina", haces que me de dolor en la barriga.tan preciosa, esos ojitos, ese pelito y esos dientitos.lupita: mi tío tiene razón, debo terminar mi quehacer.dulce maría: pero si estás triste, ¿cómo vas a trabajar?lupita: no, no importa. aquí todos son muy buenosconmigo, y si me pagas un sueldo es para que trabaje.dulce maría: ¿tú dices que rogelio está en la cafeteríacon una muchacha y tomados de la mano?lupita: sí, en la que está cerca de la placita.dulce maría: ¿están todavía allí?lupita: no lo sé, me vine corriendo, pero ahora deboseguir trabajando. dulce maría: lupita, ¿por quéte hace llorar que rogelio estuviera con esa tipa?lupita: ay, si no me apuro me va a pegar mi tío un grito.dulce maría: qué bronca tan "cachetona".mamá, mamá. cecilia: dime, mi pequeña.dulce maría: ¿puedo ir al "supercito" a comprarun cuaderno? que total no hay bronca porque el "supercito"queda en la misa cuadra. cecilia: prefiero quete acompañe lupita. dulce maría: ella estátrabajando. cecilia: está bien, mi amor,per ya sabes, no vayas a cruzar la calle.dulce maría: "no pororó", regreso de "volón pin pon".chiripa: calmantes montes, yo quiero ir contigo.dulce maría: vamos, chiripa.regino: buenas tardes, joven. rogelio: buenas, regino.hola, dulce maría. dulce maría: hola.gilda: ¿quién es esta muñequita? rogelio: es la hija de lucianolarios, se llama dulce maría. gilda: qué linda, mucho gusto,yo soy gilda esparta. dulce maría: ah.chiripa: y yo soy chiripa, y no presumo, "cuatita".rogelio: ¿a dónde vas? dulce maría: a comprarun cuaderno al "supercito". ¿y tú?rogelio: vamos a la casa de mi tío noé.dulce maría: bueno, porque nosotros no recibimos visitasa la hora de la comida. vámonos, chiripa.gilda: ¿qué quiso decir la niña? rogelio: no lo sé.vámonos, pásale. monjas: [cantan] el amor llegóen muy mal momento y no hay fundamentoy no hay fundamento. la suerte estaba echaday esa chispita debe convertirse en llamaradaen llamarada. lupita, ya no llores,lupita, ya no llores, lupita, ya no llores.una ayudadita la niña te dará y el hombre de tus sueñosaparecerá. lupita, lupita,lupita, lupita, no llores más, no llores más.piedad: ¿qué se te ofrece, dulce maría?dulce maría: es una cosa complicada del corazón.piedad: todas las cosas del corazón son complicadas.dulce maría: yo se lo pregunto a usted porque es la más grandede todas las personas que conozco.una persona que de seguro conoció cara a caraa pancho villa. piedad: alumna, yo no conocía pancho villa porque-- porque--¿de qué quiere hablarle?dulce maría: dígame así, de monja a mujer.claro, es un cuento que leí. piedad: ¿un cuento?piedad: ¿qué cuento? dulce maría: calcule ustedque en una cafetería hay un muchacho muy guapoque está tomándole la mano a una muchacha muy guapa.piedad: ¿dónde ha leído usted ese cuento? ¿en los librosde la escuela lo ha leído? dulce maría: no, reverenda,pero yo pienso que una persona que conoció a pancho villa--piedad: deje en paz a pancho villa y retírese.dulce maría: sí, reverenda. pero si la muchacha lloraporque vio al muchacho con una tipa, ¿no será porqueestá enamorada? piedad: le ordené quese retirara, y en lo sucesivo tenga un poco más de cuidadoal elegir los cuentos que lee. dulce maría: bueno, siempreblancanieves, siempre caperucita roja,siempre pulgarcito. ¿una tiene que cambiar,no lo cree? piedad: [ríe] niña, niña.rogelio: buenos días, tío. noé: hola.rogelio: ya está listo el plano del conjunto residencialy aquí está el permiso de notificación.noé: muy bien, cada día me das una nueva demostraciónde eficiencia, rogelio. rogelio: me encanta el trabajoen la constructora. noé: no todos dicen lo mismo.pero siéntate, que tenemos que hablar.rogelio: bueno, dime, tío. noé: rogelio, estefanía me dijoque gilda te llama con más frecuencia que tus otras amigas.rogelio: así es, estoy saliendo con ella, ¿qué pasa?noé: ¿son novios? rogelio: ah--nos conocemosdesde hace tiempo, sus padres y los míos son amigos.noé: sí, rogelio, pero eso no responde a mi pregunta.rogelio: todavía es prematuro hablar de una relaciónmás seria. noé: ¿pero podría existir?rogelio: bueno, compartimos los mismo gustos,las mismas aficiones, nuestras familias opinan queformamos una pareja perfecta. noé: ¿y tú opinas lo mismo?rogelio: a veces pienso que sí. noé: supongo que gildate interesa más que ninguna otra.rogelio: puede ser. noé: entonces voy a pedirteun favor, no vuelvas a visitar la casa de luciano.rogelio: ¿y eso por qué? noé: porque lupita se ha hechoilusiones contigo y tú no tienesderecho a destrozarle la vida. [música][música] rogelio: quiero a lupita tantocomo ustedes, ¿por qué dices que voy a destrozarle la vida?noé: la quieres pero sales con gilda.rogelio: bueno sí, ¿pero eso qué tiene de malo?noé: mira, rogelio, aquel día que fuiste al villar a buscaral tipo que la hostilizaba fue un noble gestode parte tuya. rogelio: no podía permitirque ese tipo siguiera propasándose con lupita.noé: de acuerdo, pero ella se ha hecho ilusiones.es decir, si te dijera que lupita está enamoradade ti, ¿qué contestarías? rogelio: bueno--noé: no, no sin vacilaciones. yo te pregunté directamente,contéstame de la misma forma. ¿quién te interesa para novia,gilda o lupita? rogelio: gilda.noé: ¿sabes? por eso te pedí que no visites más la casade luciano. aléjate de lupita,aléjate para siempre. estefanía: me encantaronlas cortinas que escogimos para la recámaras de los bebés.cecilia: son preciosas. lupita, ¿le puedes decira silvestre por favor que nos prepare una jarrade limonada? lupita: en seguida, señora.estefanía: lupita ya no es la de antes, toda su alegríase esfumó. cecilia: jamás sabremoslo que le pasa. estefanía: yo sé que rogeliosiente gran simpatía por ella. cecilia: pero él está saliendocon otra. estefanía: sí, y por lo que hepodido ver, gilda está muy interesada en rogelio.cecilia: entiendo la tristeza de lupita, yo en algún momentopasé por lo mismo. estefanía: si lo sabré bien.cada vez que aparecía una mujer en la vida de lucianotú padecías. cecilia: lo amaba en silencioy sufría al pensar que nunca se fijaría en una muchachacomo yo. estefanía: sin embargola cenicienta le robó el corazón al conquistador de mi primoy la historia tuvo un final feliz.cecilia: cómo quisiera que esa historia volviera a repetirseentre lupita y rogelio. pero lo veo tan difícil.estefanía: yo también, cecilia, y lo peor es que nosotrasno podemos, como diría mi muñeca: "echarlesuna manita". ambas: [ríen]dulce maría: pero yo digo una cosa, pascualito, ¿cómopuede hacerse para que rogelio le suelte la manoa la que espanta y se enamore de lupita,que se puso a llorar en su cama. pascual: pues, nada puedehacerse, dulce maría. dulce maría: ¿cómo que nada?pascual: es que estás muy "chavita" para entenderlo.mira, el amor no es un acto de la voluntad.dulce maría: ¿y eso qué quiere decir?pascual: por ejemplo, ¿tú quieres a cecilia porquete dijiste a ti misma: "voy a quererla, voy a quererla,voy a quererla", o la quieres porquete nació quererla? dulce maría: me nació,como también me nació querer a mi papá y a la tíapelucas, y a dios, ¡y a ti! pascual: [ríe] gracias, nena.dulce maría: también me nació querer a la pobre lupita,que los vio agarrados de la mano y sufre la gran pena del alma.pascual: criatura, vienes a pedirme mi parecery debo decirte, mira, si esa sirvientita tan tiernalloró porque el muchacho estaba con otra chava, pues,es posible que se haya enamorado de él.dulce maría: ¿y cómo podemos arreglar el "enamoramiento"?pascual: el enamoramiento, bueno, mira, yo creo que eseasunto no tiene arreglo. dulce maría: yo leí un cuentodonde un príncipe se casaba con una pastora.¿esas cosas pasan en la vida? pascual: uy, y seguido,más de lo que creemos. dulce maría: claro, todospensaban que la hermanita cecilia nunca se casaríacon mi papa, y al final se casó. pascual: es verdad.y yo fui el padrino de la boda. dulce maría: ¿te imaginas sirogelio se casara con lupita?luciano: ¿y dulce maría? cecilia: fue a lavarselas manos. dulce maría: sonrían parala "postrelidad". noé: [ríe] princesa, se diceposteridad. dulce maría: bueno, eso.luciano: deja esa cámara y ven a merendar.dulce maría: bueno. a mi "tiuchis" y a mi mamále sirven doble porque tienen que alimentar a los bebitos.gabriel: hablando de bebés, ¿ya están listas sus recámaras?cecilia: en eso estamos. estefanía: las cortinaslas instalan la próxima semana. y los muebles no tardanen traerlos. clarissa: yo estoy apurándomecon el moisés de estefanía y el de cecilia.casi están terminados. silvestre: como dicela "chiquitina": "deben estar hechos una divinura".dulce maría: yo digo una cosa, ¿rogelio por qué no vinoa merendar? noé: tuvo un compromisode trabajo. dulce maría: es bueno quelos hombres masculinos trabajen. luciano: mi chiquita,el trabajo es bueno para hombres y mujeres.dulce maría: y cuando se casan los papás trabajan y las mamáscuidan a los hijos. noé: normalmente es así.dulce maría: entonces está bien que rogelio trabaje muy duropara que se case. gabriel: que yo sepa rogeliono tiene planes de boda. dulce maría: pero, tío, élno puede quedarse solterón como tú.todos: [ríen] rogelio: ¿te pareceque el próximo domingo vayamos con carmina y unos amigos a--?gilda: por supuesto. rogelio: la vamos a pasarmuy bien. gilda: yo para pasarla biensolo necesito estar cerca de ti, con eso me basta.todos: [hablan al mismo tiempo][noé:] aléjate de lupita, aléjate de ella para siempre.gilda: rogelio, rogelio. ¿no vas a jugar con nosotros,mi amor? rogelio: más tarde, gilda.gilda: ven, no seas aguafiestas, un ratito.mi amor, un ratito, por favor. rogelio: bueno, está bien.>> vamos. gilda: no, no me tires.no, por favor. ¡rogelio!gabriel: rogelio anda muy perdido en los últimos días.noé: eh, trabaja mucho, le queda poco tiempo.cecilia: ¿cuánto hará que no lo vemos?lupita: una semana, señora. ¿usted dice que trabaja mucho?noé: sí, por supuesto. dulce maría: ¿por que no le dasun poquito de vacaciones? todos: [ríen]estefanía: tu tío es implacable con sus empelados, mi muñeca.noé: nada de eso, simplemente doy el empleo.además, el primero en llegar y el último en salir soy yo.luciano: ¿entonces por qué no aceptó nuestra invitacióna merendar? noé: es un muchacho joveny tiene compromisos. los compromisoslógicos a su edad.dulce maría: yo con mi gran experiencia de la vidacomprendo una cosa. todos: ¿qué cosa?dulce maría: a lupitale gustaría casarse con rogelio y yo estoy de acuerdo.[música] todas: [cantan] jugaremosen el bosque mientras el lobo no esté aquí,porque si el lobo aparece nos comerá.¿lobo, estás ahí? ambas: me estoy bañando.todas: jugaremos en el bosque mientras el lobo no esté aquí.dulce maría: ¿cómo estás, mamita?angélica: muy bien, mi carita de ángel, y si me das un besoestaré mejor. dulce maría: como tú todolo sabes, ¿ya sabes lo de lupita?angélica: sí, mi "tortolita", ella se ha enamoradodel sobrino de tu tío noé. dulce maría: "sípirili",le encantaría casarse con él. angélica: ay, eso seríamaravilloso porque rogelio también siente algomuy especial por lupita. dulce maría: sí, mamá, perose nos cruzó una "tontolina". angélica: ¿cómo una "tontolina"?dulce maría: se llama gilda espanta, y lupita los vioagarrados de la mano. angélica: y desde entonceslupita está muy triste. dulce maría: un chorro.rogelio ya no va a la casa y lupita tiene la carita lloviday suspira. por eso te pregunto una cosa.angélica: dime, hijita mía. dulce maría: quiero hablarcon esa que espanta y contarle lo que pasa y que deje en paza rogelio. angélica: ah, ya que quiereshablar con gilda, hazlo. dulce maría: ¿tú conocesel número de teléfono de la "tontolina"?angélica: [ríe] sí.dulce maría: [vitorea] [teléfono]gilda: ahí voy. ¿bueno?dulce maría: hola, ¿puedo hablar con la "tontolina" que espanta?gilda: ¿cómo? dulce maría: digo, conla señorita gilda esparza. gilda: sí, soy yo.¿quién habla? dulce maría: una mujer femenina.gilda: bueno, a juzgar por la voz yo diría que eresuna niña. dulce maría: las niñas tambiénsomos mujeres. me llamo dulce maría, mi papitoes un señor muy guapo que se llama luciano larios.gilda: ah, sí, ahora recuerdo. carmina: ¿quién es, gilda?gilda: ay, dulce maría, la chiquita que tieneembobado a rogelio. carmina: ah.gilda: sí, sí, sí, he oído hablar de ti.oye, ¿y a qué debo tu llamada? dulce maría: quiero queplatiquemos cara a cara. gilda: ¿cara a cara?dulce maría: tú no le digas nada a rogelio porque seráun secreto misterioso entre tú y yo.gilda: bueno, ¿y cómo quieres que haga para que hablemos?¿quieres que vaya a tu casa? dulce maría: no, no, si vienesno sería un secreto misterioso. una vez estuviste en lacafetería de la placita con él. gilda: sí, vamos ahí a menudo.bueno, está bien. dulce maría: pero tú pagasla cuenta, eh. gilda: [ríe] de acuerdo,de acuerdo, tú serás mi invitada.dulce maría: ah, si es una invitación entoncespodré pedir cosas más caras. gilda: bueno, ¿y a qué horaquieres que nos encontremos? también me conviene a mí.entonces a las cuatro en la cafetería de la placita.dulce maría: entonces adiós y no se lo cuentes a nadie.gilda: ah, por supuesto, hasta luego.ay, no, no. carmina: ¿qué pasa, gilda?gilda: lo más extraño que puedas imaginarte, carmina.¿te acuerdas que te hablé de dulce maría, la hijade luciano larios? y de aquella monjita que luegocolgó los hábitos. carmina: por supuesto.me dijiste que se portó medio "sangroncita" contigo el díaque los presentó rogelio, ¿no? gilda: pues, dulce maríame citó en una cafetería. carmina: ¿en una cafetería?¿pero que no es una niña? gilda: sí, qué se yo,tendrá cinco o seis años. carmina: ¿y desde cuándo hacecitas una enana de esa edad? gilda: los niños de esta épocahan evolucionado una barbaridad. veremos qué quiere dulce maríalarios, ¿no? tal vez me pida llevar la colade mi vestido de novia cuando me case con rogelio.ambas: [ríen] rogelio: mi relación con gildaes de lo mejor, francamente la paso muy bien a su lado.>> ella está clavadísima contigo, a mí me late que antesde fin de año ya hay boda, eh. rogelio: mis padres seríanlos primeros en apoyar nuestro matrimonio.y sin embargo-- >> ¿sin embargo qué?rogelio: yo no he dejado de pensar en lupita.>> no conozco a esa famosa lupita, pero no creo que esachava valga la pena. en gilda tienes todolo que un hombre busca en una mujer.rogelio: estoy de acuerdo contigo.pero ese rostro ingenuo, ese candor--hacen que siempre la tenga presente.luciano: cecilia. ¡cecilia!silvestre: señor. luciano: para ser ceciliaestás muy cambiado. silvestre: [ríe] quisierapreguntarle, ¿antes de salir no tomaría un café?luciano: silvestre, cuando acompaño a mi esposa al médicotengo los nervios de punta ¿y quieres alterarlos mássirviéndome un café? silvestre: no, no, ya.a propósito, señor, solo faltan dos meses para que un nuevochiquitín llegue a esta casa. [timbre]luciano: apúrate, cecilia. estefanía: hola, silvestre.noé: buenas, silvestre. silvestre: buenas tardes.¿los señores apetecen un café? luciano: ¡no!silvestre: bueno--ustedes se lo pierden.cecilia: aquí estoy. noé: pronto, se nos estáhaciendo tarde. dulce maría: sí, apúrense,que si llegan tarde el doctor les va a pedir todo el dineroy después no les alcanza para comprarme unas donasde chocolate. estefanía: espero que esono ocurra. noé: hasta luego, sobrina.y apurémonos que ya son las tres y media.dulce maría: santa "cachucha", ¿las tres y media?cecilia: ¿por qué te preocupa tanto que sea esa hora?dulce maría: por nada, mamá. luciano: nos vemos, mi chiquita,y pórtate bien. dulce maría: "sípirili".[suspira] menos mal que se fueronporque yo tengo una cita muy importantecon la "tontolina" esa.[música]dulce maría: lupita, lupita, ya se fueron todos al doctor.lupita: ¿ah, sí? dulce maría: faltan dos mesespara que nazcan los preciosos. lupita: es poquito tiempo.dulce maría: qué bueno, porque la tía pelucas y mi mamáse la pasan tejiendo zapatitos, que llevan un montónasí de alto. esos bebés tendrán zapatitoshasta que cumplan 20 años. no estés triste, lupita.lupita: no estoy triste, ¿no ves cómo sonrío?lupita: porque yo arreglaré todas tus broncas.lupita: dulce maría, yo no tengo broncas.dulce maría: ¿y la de rogelio? lupita: él es muy buenoy me defendió de aquel muchacho, después ya no volvió a esta casaporque tiene compromisos. compromisos con personasde su clase. dulce maría: tengo cosasque hacer. por favor, que nadieme interrumpa. lupita: sí, dulce maría.dulce maría: pero déjame darte un beso.lupita: bueno. dulce maría: tú espera, eh,espera. lupita: ¿que espere qué?dulce maría: se arreglará toda la bronca por más"broncuda" que sea.lupita: [suspira]dulce maría: hola. gilda: al fin llegas,dulce maría, siéntate. dulce maría: [chista]no digas mi nombre que vengo de "incónica".gilda: ven, ¿y qué vas a tomar? dulce maría: quedamos que túinvitabas, ¿no es cierto? gilda: sí, claro.dulce maría: tráigame una copa de helado de fresa, chocolate,vainilla y dos bolas de pistacho con mucha cremabatida, chispas de chocolate, nuez y una cereza, gracias.gilda: bueno, ¿y de qué querías hablarme?dulce maría: de lupita. gilda: ¿de lupita?¿quién es lupita? dulce maría: la sobrinade silvestre. gilda: ah, sí, ya recuerdo,la sirvienta. dulce maría: ella es mi amigay por tu culpa ella sufre la gran pena del alma.gilda: pero dulce maría, ¿de qué hablas?dulce maría: mm, gracias. gilda: a ver, explícate.dulce maría: lupita los vio el otro día cuando tú y rogelioestaban aquí. todos agarrados de la mano.gilda: de manera que esa sirvienta se dedica a espiarnos.dulce maría: los vio de "cosualidad".después fue a la casa llorando y se tiró a la cama de barriga.y seguía llore y llore y llore. gilda: bueno, ¿y por quélloraba? dulce maría: yo consultécon pascualito que de seguro fue muy amigo de pancho villa.me dijo que lupita lloraba porque se había enamorado.gilda: ay, ¿enamorado de quién? dulce maría: ¿de quien va a ser?de rogelio.

Cargando Playlist...