null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 87

Rogelio le cuenta a Dulce María el interés que siente por Lupita. Cecilia descubre que Rogelio es el responsable de las malas acciones de Dulce María. Rogelio lleva a cabo sus planes para deshacerse del Burro.
2 Jun 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... rogelio: vamos a ese sitioy tú me lo señalas. dulce maría: ¿y tú quieresencontrarte con él para pegarle?rogelio: le faltó el respeto a lupita y ella esuna muchacha que necesita que alguien la defienda.dulce maría: ¿y tú crees que vas a ganarle?mira, es así de alto y fuertote, parece un ropero.rogelio: pues no le tengo miedo, estudié boxeo y karateen la universidad. dulce maría: yo tambiénsé karate. [gritos de karate]rogelio: ¿en serio? dulce maría: hace mucho tiempouna compañera más grande que yo siempre me pegaba.y la hermana fortunata y mi mamá, que entoncesera la hermanita cecilia, me enseñaron y le ganéa la grandulona. ¡saz!¡saz! rogelio: pues no le tengo miedoa ese abusivo. llévame a donde está.dulce maría: pero el burro orejudo siempre estácon sus amigos, y esos podrían ayudarlo.rogelio: estoy tan indignado que me atrevería a lucharcontra 20. ¿puedes venir conmigo ahora,pero ahora mismo? dulce maría: pues primerole pedimos permiso a mi papá. luciano: así que se tratade pedirme permiso, ¿y para qué?luciano: ¿para qué quieres el permiso, dulce maría?dulce maría: para que--ah, para que rogelio me llevea comer helados. luciano: escúcheme, señorita,usted hoy se sacó un diez con una composiciónque le hizo lupita. dulce maría: pero eso ya pasó,papi. luciano: nada de eso.después de comer me repetirá usted ese trabajo,así que la salida a tomar helados quedará pendientepara otra ocasión. dulce maría: es una invitaciónque me hace rogelio y quedaría feo desairarlo,a lo mejor se ofende. luciano: rogelio no se ofenderá,estoy seguro. rogelio: sí, yo entiendo,pero ¿mañana podría llevarla? luciano: temprano va al colegioy vuelve a la hora de la comida. rogelio: ¿y tendré que esperartanto? luciano: pero, rogelio,¿qué apuro tiene mi hija en tomar un helado?cecilia: la comida está lista. ve a lavarte las manos, mi amor.dulce maría: con permiso. la higiene es una gran cosapara la limpieza. ¿por qué no haces una cosa?mañana me buscas en el colegio y de ahí me llevas a la neveríadirectamente. estefanía: ¿qué es esode la nevería? rogelio: tenía urgenciaen llevar a dulce maría ahí ahora mismo, pero tendráque ser hasta mañana. estefanía: querrás decirque la urgencia es de mi muñeca. rogelio: sí, claro.¿puedo ir mañana a buscarla a la salida del colegio?cecilia: yo no tengo ningún inconveniente, pero quien decideestas cosas es luciano. rogelio: sí, por supuesto.estefanía: yo te daré la dirección.rogelio: gracias, estefanía. ahí estaré puntual.luciano: ¿alguna vez vieron a alguien con tanto apuropor llevar a dulce maría a tomar un helado?[ríen] todas: [hablan a la vez]dulce maría: ya quiero que sea la hora de la salidapara que rogelio venga por mí. juana: claro, para que te llevea comer helados. dulce maría: ¿te digoun secreto? pero no se lo cuentes a nadie.juana: ¿qué secreto, dulce maría?dulce maría: rogelio y yo, aparte de comer helados,tenemos un plan. juana: ¿un plan?dulce maría: ¡sípirili! se llama la venganzadel burro orejudo.fortunata: reverenda, quiero decirle algoy por eso estoy aquí, porque si no tuviera nadaque decirle, no estaría aquí, sino en otra parte.madre superiora: mire, hermana, me sorprende en un momentode mucho trabajo, no se vaya por las ramas,¿para qué los rodeos? hábleme sencillamente.fortunata: reverenda, si por algo me distingo,es por encarar los temas de frente, sin vueltasy sin vacilaciones. ¿por qué me acusa ustedde dar rodeos? si por el contrario--madre superiora: la acuso de aquello que resulta evidente.fortunata: reverenda. madre superiora: basta ya.¿qué quiere decirme? fortunata: a cada niña vienea buscarla aquella persona responsable autorizadapor usted, salvo aquellas alumnas que son repartidasen el autobús del colegio. madre superiora: me dice ustedtodo lo que sé. por favor, hermana,dígame algo que yo no sepa. fortunata: hoy la alumna lariosme ha dicho que vendrá a buscarla un sobrino del señorgamboa y yo, con mi natural perspicacia, estimo que seríaconveniente llamar a casa de la alumna para--madre superiora: para llamar a la casa del señor larios,no hace falta que usted me aconseje con su naturalperspicacia, yo sé perfectamentelo que tengo que hacer. y retírese.fortunata: me retiro, reverenda. me retiro.¡entonces--! ¿no va a llamarlos?madre superiora: usted va a acabar con mi salud, hermana.por enésima vez, ¡retírese!paciencia, señor, paciencia.ramiro: qué raro, la lupita no ha asomadolas narices en todo el día. miguel: ya saldrá, ramiro,ya saldrá. oficial: ¿se les perdió algo?miguel: nada, mi jefe, ¿qué pasó?oficial: entonces ahuecando el ala, aquí no pueden estar.miguel: no, pues bien. me late que la palomale fue con el chisme al riquillo, pero yanos veremos las caras. a ver, cómo nos queda.ramiro: [ríe] veremos.juana: hermana fortunata. fortunata: ¿qué pasa, juanita?juana: a mí me pasa una cosa. fortunata: debe ser hambre,come. juana: no es hambre,es un secreto que me dijo dulce maría.fortunata: ¿un secreto? juana: pero me dijoque no se lo contara a nadie. fortunata: los secretosestán hechos precisamente para que uno se entere de ellos.cuéntamelo, cuéntamelo. juana: ¿usted sabe que vienea buscarla un muchacho? fortunata: se llama rogelio,es sobrino del señor gamboa, y la llevará a tomar un helado.la suerte que tiene esa niña. juana: no, hermana,no la llevará a tomar un helado. fortunata: entonces ¿la llevaa tomar dos? todavía tiene más suerte.juana: aparte del helado hay una venganza.fortunata: ¿venganza? niña, esto se pone muchomás grave. ¿venganza de quién?¿venganza contra quién? juana: contra un hombreque le dicen el burro orejudo y es muy malo, muy malo.rogelio: ¿vamos bien por este camino?dulce maría: perfectamente, porque este es el caminode la nevería. rogelio: por favor, dulce maría,nuestro plan era otro. ¿quién piensa ahoraen las neverías? dulce maría: porque yo digouna cosa, ¿por qué no tomamos primero un helado?y con la fuerza que da el helado después le damosla paliza al burro orejudo. rogelio: no, princesa,dejaremos el helado para luego, así festejaremos el resultado,nuestro triunfo. madre superiora: pero ¿estássegura? fortunata: sí, reverenda,el sobrino del señor gamboa quiere defender a la muchachade los larios, irá a donde están esos tipos malsanos.y como son muchos contra él solo, lo harán papilla.madre superiora: qué barbaridad. debemos evitar que eso suceda.fortunata: si quiere que yo acuda en su defensa, y les digaa todos esos grandulones "gandules" que la violencia--madre superiora: hermana, usted no acude a ninguna parteni dice nada a nadie. inmediatamente me comunicarécon cecilia. fortunata: ángeles y querubines,hay que evitar esa masacre.[teléfono]silvestre: diga. reverenda, qué sorpresatan agradable. ¿la señora cecilia?está aquí, preparando un pie de manzana.sí, permítame. señora, la reverendaquiere hablar con usted. cecilia: ¿alguna travesurade la niña? silvestre: no lo sé, pero sela escucha un poco preocupada. cecilia: madre superiora,¿qué pasa? ¿cómo?¿rogelio? por los clavos de cristo,qué disparate tan grande. gracias por avisarme,inmediatamente me comunicaré con mi esposo.estefanía: hola. cecilia: tu sobrino, estefanía.estefanía: mi sobrino, ¿qué? cecilia: no irá con dulce maríaa tomar helados. estefanía: se arrepintióen el último momento. ¿y eso por qué?ayer estaba tan ansioso por llevarla.cecilia: va con mi pequeña al villar a buscar al burro,digo, al muchacho que molesta a lupita.estefanía: ¿rogelio se ha vuelto loco?¿cómo se le ocurre llevar a una niña a un villar?cecilia: luciano, tengo algo muy importante que decirtepero, por favor, tómalo con tranquilidad.luciano: [grita] ¿qué--qué--qué? es una locura.ahora mismo salgo para el villar.estefanía: noé, rogelio va a enfrentarse con individuosde la peor calaña. noé: ¿qué--qué--qué?es un disparate. ahora mismo salgopara el villar. estefanía: noé irá al villar.lupita: virgen santísima. silvestre: yo iré también,aunque flaco como estoy me saquen volando por la puerta.con permiso. lupita: ay, y que todo esto pasepor mi culpa... cecilia: lupita, la culpa seríatuya si tú hubieras pedido ayuda.estefanía: rogelio averiguó dónde encontrar a ese pelafustánporque mi muñeca se lo dijo. cecilia: silvestre,pero ¿qué haces? silvestre: este palo es para dargarrotazos. estefanía: ¿y la cubeta?silvestre: conviene llevarla, señora, para protegermede los golpes. lucharé con honor.lupita: tío, no vayas. silvestre: nada me puededetener, el deber me llama. [música][música]fortunata: señor de las alturas, que los malvados llevensu castigo y que no ocurra ninguna desgracia.[claxon]luciano: ¡háganse a un lado que no llego a tiempo![claxon]fortunata: señor de las alturas, que los malvados llevensu castigo y que no ocurra ninguna desgracia.noé: [claxon] ¡háganse a un ladoque no llego a tiempo! fortunata: señor de las alturas,que los malvados lleven su castigo y que no ocurraninguna desgracia. madre superiora: te suplicamos,señor.dulce maría: para, rogelio, ahí donde están jugando esos niños.rogelio: ¿para qué me pides que me detenga?vamos ahora mismo al villar, dulce maría, estamos perdiendoel tiempo. dulce maría: espérame, espérame,no tardo, tengo que hablar con un amigo.rogelio: pero ¿con qué amigo, dulce maría?¿a dónde vas? dulce maría: ahorita vengo,voy a hablar con un amigo. rogelio: dulce maría,¿a dónde vas? vente, vámonos al villarahorita. dulce maría: [niega]rogelio: vente. ¡dulce maría!lupita: virgencita de guadalupe, te agradezco con todomi corazón que el joven rogelio haga esto que hace,y lo hace por mí, pero si no quieresque me muera de remordimiento, que no le pase nada malo a él.te lo imploro, madre mía. cecilia: lupita.lupita: señora. cecilia: ¿rezabas?lupita: es que tengo miedo. cecilia: todos estamosmuy preocupados. rogelio ha reaccionadoante la agresión con el valor de un hombre que saleen tu defensa. lupita: sí, señora, cuandopienso que lo hace por mí, siento un ahogo en mi corazón.cecilia: a ver, lupita, cuéntame, ¿por qué sientesese ahogo en el corazón? lupita: porque el jovenes una persona importante, y yo, señora, aunque viva felizcon ustedes que son tan buenos, no soy más que una sirvienta.cecilia: el que tú trabajes para nosotros tieneun gran valor. esta casa no funcionaríasin tu ayuda o la de silvestre. lupita: usted es muy buenaal decirme eso, pero sé perfectamente quién soy,y me angustio solo de pensar-- cecilia: no debes temerpor rogelio, recuerda que mi esposoy el señor noé intervienen en esto.lupita: pero todos se arriesgan por mi culpa.yo llegué a desordenarles su vida.cecilia: estás equivocada, en esta casa todos nos queremosy nadie le desordena la vida a nadie.lupita: sí, señora, pero si en esa pelea del villarle ocurriera algo a alguien, yo no podría perdonármelo.dulce maría: ¡centavito! centavito, tengo que hablarcontigo. centavito: ¿qué no ves que estoyjugando al fútbol? dulce maría: qué tontosson los hombres masculinos, solo les importa el fútbol.está pasando algo terrible. escúchame, escúchame.centavito: ¿qué cosa? dulce maría: tú me dijisteque formaste un ejército con los niños del barrio.centavito: y les puse la patrulla vengadoray yo soy el jefe. dulce maría: centavito, un amigoy yo necesitamos que nos ayude con urgencia urgentela patrulla vengadora. ¿verdad que nos van a ayudar?centavito: ¿que los ayudemos a qué?dulce maría: rogelio el que está en aquel coche, es un sobrinode mi tía pelucas y de mi tío noé,va al villar a pelearse con el burro orejudo,pero el burro orejudo tiene muchos amigosy al pobre le van a pegar entre todos.centavito: ¿y tú qué quieres que hagamos nosotros?dulce maría: que vayan al villar, defiendan al sobrinode mis tíos. centavito: ¿cuándo, ahorita?dulce maría: ¡sípirili! ahora mismo.centavito: pero estábamos echándonos una cascarita.nene: atacar con la patrulla vengadora es más chido que jugarfútbol, ¿no es cierto, chavos? niños: ¡sí!rogelio: dulce maría, dulce maría.dulce maría: tengo que irme. rogelio: dulce maría, estamosperdiendo el tiempo, nena. ¿me vas a llevar al villarpara señalarme cuál era el tipo que molestó a lupita sí o no?dulce maría: sí, rogelio, pero antes tenía que hablarcon mis amigos. rogelio: pues, ya hablaste,entonces vámonos. dulce maría: acuérdensede lo que les pedí. niños: [gritan]centavito: escúchenme, escúchenme, tenemos que iral villar para defender a un cuate de dulce maría,¿está dispuesta la patrulla vengadora?niños: ¡sí! centavito: entonces,¡a prepararnos! niño: sí, vamos.estefanía: ¿hablaste con lupita? cecilia: fui a verla y estabarezando, pedía para que no le ocurriera nada maloa rogelio. estefanía: ¿a ti no te daqué pensar esta actitud tan impulsiva de rogeliopor defender a lupita? cecilia: es un muchachomuy valiente. estefanía: ningún hombre afrontauna situación tan peligrosa por una mujerque le es indiferente. cecilia: sí, ya me di cuentacon qué interés la mira. estefanía: con que interésse miran. cecilia: ¿y tú lo lamentas?estefanía: cecilia, a mí no me parece mal el amorentre una muchacha pobre y un joven rico,siempre que sea eso, amor. cecilia: ¿crees que lode rogelio y lupita lo sea? estefanía: tengo mis dudas.cecilia: ¿por qué? estefanía: por lo queme ha contado noé. cecilia: ¿y qué te ha contado?estefanía: rogelio está acostumbrado a tenerlo todo,sus padres se desviven por consentirlo.creo que él es bueno y sano del alma, pero esos padresque tiene-- cecilia: ellos, ¿qué?estefanía: noé me ha comentado que minerva y salomón tienenel orgullo de su clase social y de su dinero.nunca admitirían que su único hijo pusiera los ojosen una empleada de servicio doméstico.cecilia: luciano, todo un señor, puso los ojos en mí,que no era nadie, y fíjate qué felices somos.estefanía: es que luciano y tú resolvieron las cosaspor su cuenta, no tenían que dar explicaciones a nadie.en cambio rogelio, ay, pienso en sus padres y me da miedo,cecilia, me da mucho miedo.gilda: ¿cómo que rogelio se fue? minerva: [suspira] ya sabescómo es mi hijo, toma una decisión y no hayquién pueda detenerlo. ahora vive en méxico,en casa de mi hermano noé. y lo peor es que no sabemoscuándo decida regresar. gilda: minerva, ese viajecomplica mis planes. minerva: lo sé, gilda.por eso tú tienes que ir a la ciudad lo más prontoposible. tú sabes, santo que no es visto,no es adorado. gilda: ¿qué quieres decir?minerva: que no me gustaría en lo absoluto que estando lejosde ti, rogelio por soledad se enredara con otra mujer.gilda: eso no lo puedo permitir. yo quiero a rogelio, lo quiero.minerva: lo sé, gilda, y sabes de sobra que,para salomón y para mí, nadie mejor que túpara ser la esposa de nuestro hijo.[música][música] rogelio: ¿este es el villar?dulce maría: sípirili. rogelio: oye, ¿y desde aquípuedes ver al tipo que molestaba a lupita?dulce maría: no, rogelio, pero hagamos una cosa,yo me asomo y me fijo, y si veo algún orejudo,de volón pinpón te aviso. ¿sale?rogelio: sale va.silvestre: ya ni la muela, regino, me mandaste a un villarque está cerrado. regino: entonces debe serel que está rumbo a la ciudad perdida.silvestre: espero que ahora no te equivoques, ¿eh?regino: es el único que hay por el rumbo.pero dime una cosa, nadie juega villar con una cubeta y un palo.silvestre: pues yo sí, es la nueva moda.regino: [ríe]dulce maría: ahí está el burro orejudo.centavito: ¡patrulla vengadora! a la carga.niños: un, dos, un, dos, un, dos, un, dos,un, dos, un, dos, un, dos.fortunata: señor de las alturas, que los malvados llevensu castigo, y que no ocurra ninguna desgracia.madre superiora: hermana, por favor, ya van diez vecesque repite la misma súplica. si quiere pedir buena fortuna,en estos momentos difíciles para todos,varíe un poco. fortunata: sí, reverenda.ay, claro, reverenda. madre superiora: señor de lasalturas, que los malvados lleven su castigo, y que no ocurraninguna desgracia. que--que--que, pero ¿no ve?pero ¿no ve? de tanto oírselo,me hace decir lo mismo a mí.rogelio: ¿qué pasó, dulce maría? ¿está ahí o no?dulce maría: sí, rogelio, lo vi, el burro orejudo está jugandocon sus amigos. rogelio: vamos.dulce maría: está bien, pero prométeme una cosa.rogelio: ¿qué cosa? dulce maría: primero, enséñamea jugar el juego del villar y luego le armas la gran bronca.rogelio: no hay tiempo para juegos, vamos.madre superiora: hermana fortunata, fíjese por dóndecamina. fortunata: perdone, reverenda,no vi el semáforo. madre superiora: yo nuncaen la vida he usado semáforo.rogelio: ¿es ese? ¿el de la camisa roja?dulce maría: es el mero petatero.rogelio: ¿qué pasa, qué pasa? dulce maría: dale duro.rogelio: por supuesto. quiero hablar contigo.miguel: miren nada más a quién tenemos aquí,el riquillo amigo de la lupe. rogelio: precisamente de ellaquiero hablarte. miguel: ¿el nene de mamá vienea hablar con miguelito? [risas]no, pues qué gran honor, hombre. rogelio: tú le faltasteel respeto a lupita, te he visto ponerle una mano encima,y por eso estoy aquí. miguel: parece que el catrínvino a provocarme. todos: ¡uh![risas] rogelio: yo nunca provocoa nadie, ¿eh? no es esa mi costumbre.miguel: ah, costumbre. rogelio: yo tengo otracostumbre. miguel: ¿y cuál es esa?¿tomar tu biberón todas las mañanas?[ríen] rogelio: pues te equivocas,vengo a hacer justicia. miguel: ah, justicia,¿y eso cómo se come o qué? [ríen]rogelio: pues a puñetazos. todos: ¡uh!miguel: me parece que oí mal, ¿cómo dijiste?rogelio: que pelees. >> ¿qué no ves?somos muchos contra ti. rogelio: si eres tan hombrecomo para molestar a las mujeres,podrás vértelas conmigo sin que te ayuden.[ríen] miguel: tranquilo, tranquilo,mi cuate, que para este me basto y me sobro.abran cancha.dulce maría: ¡dale duro al orejudo!>> no quiero pleitos aquí. >> no se meta, no ahora.silvestre: llegaron los refuerzos, joven.rogelio: vamos, levántate. >> ya levántate.[música][música]>> ¡ya, quietos, tranquilos! dulce maría: ¡pégale!>> párenle, párenle, ya somos grandes.silvestre: montoneros, llega el--dulce maría: iajajai.>> órale, órale.>> déjenme.luciano: ¡ya basta, no peleen más!miguel: usted no se meta, ¿eh? luciano: ¡ya basta, rogelio,no pelees más! no peleen más.dulce maría: ¡papito! ¡papito, golpéalo!¡tú puedes! ¡tío noé, tú puedes!¡papito, pégales!niños: un, dos, un, dos, un, dos, un, dos,un, dos, un, dos. centavito: ¡a la carga,patrulla vengadora!>> ¡auxilio! ¡auxilio!¡auxilio! ¡policía, auxilio!¡bomberos, me están ensuciando el villar!¡bomberos! ¡ambulancia!¡policía! ¡policía, auxilio!silvestre: ¡ay!cecilia: yo no puedo seguir en esta angustia.estefanía: ay, yo tampoco, cecilia.cecilia: ¿qué hacemos? estefanía: lo que debimos hacerdesde el principio, llamar a la policía.cecilia: pero luciano-- estefanía: no podemosarriesgarnos a que nuestros bebés se queden sin sus padres.>> ¡mi villar! ¡mi villar!¡destruyeron mi villar!¡auxilio, policía! ¡policía!policía: [silbato]>> [llora] han destrozado mi negocio, oficial.oficial: tranquilo, mi amigo, los responsables tendránque pagar todos los daños. >> sí, ¿cómo no?sí. [llora]>> ¡órale! ¿qué pasó?>> ¿quién sabe? se ve que estuvo buenoel agarrón, ¿no? mira cómo los llevan.centavito: ¡triunfó la patrulla vengadora!niños: [vitorean] dulce maría: gracias,compañeros. centavito: atención, la patrullavengadora inicia retirada. niños: un, dos, un, dos,un, dos, un, dos, un, dos, un, dos, un, dos.dulce maría: silvestre, ¡silvestre!silvestre: ¿ya pasó todo? dulce maría: sí, ya pasó todo.silvestre: cómo les ganamos, ¿eh?[ríe] dulce maría: iajajai.silvestre: iajajai. dulce maría: ¡iajajai!silvestre: [ríe] luciano: yo tiré a cuatro.noé: yo a tres. [ríen]rogelio: no llevé mi cuenta, solo sé que el patánque molestaba a lupita quedó fuera de combate.noé: bien. estefanía: ¿presos?cecilia: ¿se los llevaron presos a los tres?lupita: y todo por mi culpa. silvestre: saldrán enseguida.estefanía: pero ¿estaban lastimados?dulce maría: despeinados nada más.yo la pasé bien cachetona, tirando huevos al burro orejudoy a sus amigos. silvestre: yo desmayé a seis,no, más bien a siete mozalbetes. estefanía: ¿y cómono te llevaron preso? silvestre: conseguíescabullirme, señora. y además de heroico y astuto,voy a entonarme con un poco de café.[ríe]dulce maría: lupita, no llores, que el burro orejudoya no volverá a molestarte nunca.[música][música] cecilia: mi amor, ¿cómo estás?luciano: [ríe] maravillosamente,hacía tiempo que no me sentía tan bien.cecilia: pero peleaste y te habrán dado algún golpe.luciano: uno que otro, pero sin ninguna importancia.lupita, ese muchacho que quiso pasarse de listo contigo,no volverá a molestarte. rogelio lo desmayó a trompadas.lupita: pero ¿el joven está bien?luciano: tan bien como el señor gamboa y como yo.los tres derrotamos al enemigo. silvestre: [tose]perdón, señor, los cuatro. yo también intervineen el combate de manera decisiva.luciano: ¿y cómo no te vi? silvestre: es que yo estabaen la retaguardia. eh, ¿un café?luciano: sí, creo que me está haciendo falta.silvestre: [ríe] dios mío, cuánta gentehe derribado hoy. lupita: pero ¿el joven todavíaestá preso? luciano: no, ya estáen el departamento de sus tíos. lupita: [suspira] bueno.con permiso. cecilia: me dijeron quecentavito y sus amigos también les ayudaron.luciano: sí, aparecieron de improviso, nadie sabede dónde salieron. dulce maría: yo los llevé.centavito es el jefe de la patrulla vengadora.[ríen] y yo soy la única mujer femeninaen la patrulla. [ríen]luciano: momento, momento. única mujer de la patrulla,¿cómo sale sin permiso? ¿a dónde vas?dulce maría: a casa de mis tíos para platicar con ellos.luciano: momento, señorita. en vez de estar tanto tiempofuera de casa, ¿a usted no le parecería mejorquedarse a terminar su tarea? dulce maría: pero, papá,cuando una regresa de la guerra, no hace tarea, descansa.[ríen] cecilia: diles a tus tíosque los esperamos a merendar. dulce maría: ¡sípirili!cecilia: buen susto hemos pasado.hablé con lupita, me dijo cosas que me tienen muy intranquila.está embelesada porque un hombre importante como rogelio,bueno así dice ella, ha defendido a una sirvienta.luciano: nada hay de humillante en servir a la gente.todos, de una manera u otra, estamos sirviendo a alguien.además, la situación de lupita en esta casa es muy especial,silvestre es como de la familia y ella es su sobrina.cecilia: luciano, me temo que lupita se ha enamoradode rogelio. luciano: sí, cecilia,lo presentía desde hace tiempo. cecilia: estefanía me comentóque los padres de rogelio son muy especiales.¿tú crees que a él le interese realmente lupita como mujer?luciano: pienso que le simpatiza, pero la amistady el amor son dos cosas muy distintas.cecilia: amar en vano es muy doloroso y yo no quieroque esa pobre muchacha sufra. dulce maría: ¿y dónde estárogelio? estefanía: fue a darse un baño.dulce maría: ah. noé: aquí lo tienes,dulce maría. rogelio: hola, ¿tú por aquí?dulce maría: vengan esos cinco, compañero.rogelio: venga. chóquelos.dulce maría: hicimos justicia. [teléfono]>> ¿bueno? ¿sí?¿de parte de quién? permítame.es para ti, rogelio. rogelio: ¿quién es?>> la señorita esparza. dulce maría: ¿quién es esaseñorita que espanta? ¿quién es esa señoritaque espanta? contéstame, rogelio,¿quién es esa señorita que espanta?

Cargando Playlist...