null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 67

5 May 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... victoria: pero... tú dijisteque no volverías ahí. tu papá está rodeadode gente que lo quiere y... y yo me siento... tan solasin mi hijita. dulce: pero yo séque mi papito está preocupado por mí.victoria: no. no, no pienses más en tu padre,piensa en mí, piensa en mí, nada más en mí, por favor.dulce: es que tú no entiendes. mi papito se enojópor la travesura, pero ya no.por eso, quiero que me lleves a la casa ahorita mismo.victoria: tengo una hijita muy testaruda.sube al coche. dulce: ¿me vas a llevar con él?cecilia: sí, madre superiora, en cuanto tengamos noticiasde mi pequeña, la llamaremos. luciano: en casa de shulay sheila no está. cecilia: acabo de hablarcon la madre superiora. luciano: ¿y?cecilia: nadie la ha visto ni saben una palabrade dulce maría. silvestre: si los señoresme permiten, yo creo que podría sugerir algo.luciano: ¿y qué vas a sugerir? ¿servirnos café?cecilia: luciano, ese carácter. estefanía: ay, déjalo hablar.noé: ¿qué se te ocurrió, silvestre?silvestre: en la noche de bodas, cuando la chiquitina resolvióvisitarlos en el hotel, ahí hizo amistad con una señoraque estaba algo tocada de la cabeza.estefanía: silvestre, ¿sabes que ese podría ser el rumbo?silvestre: tan sólo una modesta colaboración,señora. noé: luciano, ¿tú qué opinas?luciano: la idea no es descabellada.enseguida iré al hotel. la habitacióndel matrimonio montesinos era la 327,ojalá estén ahí. cecilia: voy contigo.luciano: lo siento, si tú vas conmigo,la justificarías. este es un asunto que nos atañeúnicamente a mi hija y a mí. cecilia: luciano,es que tengo miedo que reprendas a dulce maríay--y vuelvas a hacerle daño. luciano: no es mi intenciónlastimar a mi hija, quiero hablar a solas con ellapara explicarle, de corazón a corazón,que la quiero mucho y que, en esta casa,la necesito como el aire. estefanía: de acuerdo, luciano,pero--pero si noé y yo estuviéramos presentes,¿acaso no sería--? luciano: no estarán presentesni noé ni tú ni cecilia, sino exclusivamente yo.cecilia: me prometes que la trataráscon toda dulzura. luciano: primero, se escapapara visitarnos en el hotel, después nos esperacon la sábana del recibimiento. enseguida desaparece del colegioy se va a vivir con una amiga. pero... sí, sí,la trataré con dulzura, aunque no se lo merezca.cecilia: luciano. ¿y ahora qué vamos a hacer?estefanía: ¿qué otro remedio nos queda sino esperar?silvestre: desde mi humilde punto de vista,la mejor manera de esperar a la gente es con un café.noé: estupenda idea, silvestre. todos nos tomaremos un café.dulce: yo quería ir a la casa de mi papá.victoria: tu papá se fue de viaje de negocios, lucecita,pero mañana en la tarde regresa. se va a ponertan feliz de verte. dulce: tú no entiendeslo que digo, porque no tienes la experienciade la vida que tengo yo. victoria: ay,experiencia de la vida. ¿ahora resultaque estoy hablando con una ancianita de seis años?¿la ida a la iglesia te entristeció?dulce: no. victoria: cuando tu padreregrese mañana en la tarde de guadalajara, nos iremosal extranjero los tres. será un viaje largoy recorreremos el mundo entero.dulce: una vez fui a correr el mundo con chiripay no me gustó. victoria: ah, pero estoy seguraque esta vez sí te gustará.voy a prepararte la merienda.dulce: ay, mamita, te prometí regresar a la casa,pero victoria no me deja. ¿ahora qué voy a hacer?luciano: buenas noches. huésped: ¿qué pasa?luciano: perdón, señor, tengo motivos para suponerque aquí está mi hija. huésped: ¿su hija?pero ¿con quién se cree que está hablando?luciano: esta es la habitación 327, ¿no?huésped: ahí está el número, ¿no?¿o qué? ¿quiere un telescopio? luciano: ¿podría informarmeen dónde está el matrimonio? huésped: ¿qué matrimonio?¿qué matrimonio? luciano: los señores montesinos,que hace tiempo habían perdido a su hija.huésped: soy soltero, a dios gracias,y me hospedo aquí desde hace una semana.luciano: ah, entiendo. huésped: qué ganasde fastidiar a la gente. ja.luciano: [resopla] botones: yo a usted lo conozco.luciano: también yo a ti. botones: ah, haces unas semanaspasó usted aquí su noche de bodas,y luego llegó un ejército. [ríe][carraspea] ¿busca a los señoresde esta habitación? luciano: ya no están aquí.botones: bueno, no es que uno pretenda una propina,pero si usted quiere... [carraspea]...conectarse con el matrimonio montesinos,creo que yo podría conseguirle la dirección.victoria: lucecita, ya te preparé el baño.el agua está caliente como a ti te gusta.¿quieres que te ayude? dulce: no, gracias.victoria: antes preferías que te bañara yo.dulce: [tose] puedo sola.únicamente la espalda, a veces no alcanzo.si la mano me queda corta, te aviso.victoria: no vayas a cerrar con llave,una niña no debe encerrarse cuando se baña,es muy peligroso. dulce: bueno.papito debe estar muy afligido. victoria: no, ya no piensesen él, ya no. ahora piensa en la felicidadque le das a tu mamá. dulce: bueno, pobre papito,es un poco gritón, pero, en el fondo,lo tengo muy bien educado.[timbre]victoria: ¿quién podrá ser?[timbre]luciano: buenas noches, señora. victoria: buenas noches.luciano: quisiera hablar con su esposo.victoria: gerardo está de viaje, ¿qué se le ofrece?luciano: hace algunas semanas, ustedes se hospedabanen el hotel del aeropuerto. victoria: ¿y qué con eso?luciano: usted, por motivos que no vienen al caso,hizo amistad con dulce maría, mi hija,una criatura de seis años.victoria: cuando ocurrió el accidente, lucecitatambién tenía seis años. luciano: señora,yo no sé cómo decírselo, mi hija se escapó del colegio,habló luego por teléfono, dijo que se había refugiadoen casa de una amiga, y pensamos que esa amigapodía ser usted. victoria: ay, pues, no--no séde qué me habla, señor, yo no he visto a su hija.luciano: ¿entonces... ella no ha venido a visitarla?victoria: pues no. luciano: no es que yo desconfíede su palabra, pero le ruego que haga memoria.victoria: no necesito hacer memoria,recuerdo el suceso perfectamente.su hija era una niña preciosa. por un momento,pensé que era mi hija, a veces tengo sueños.luego comprendí la verdad. ay, con gusto la habría recibidoaquí, en mi casa. suena tan vacía una casadonde no hay un niño. pero desde entoncesno la he visto más. luciano: perdóneme, señora,la he molestado inútilmente. victoria: no, no, no es nada,se trata de su hija, yo comprendo.ay, ojalá que aparezca pronto. luciano: así espero,buenas noches. victoria: buenas noches.no se la llevará, no se la llevará.es mi hija, mía, mía, mía y de nadie más.de nadie más.cecilia: ¿qué vamos a hacer, luciano?luciano: buscaremos a dulce maríaen todas las casas posibles. quizás regrese al colegio.cecilia: ¿y si no lo hace? luciano: habrá que avisarlea la policía. soy el culpable, ¿no?cecilia: no te atormentes más, mi amor,no tienes más culpa que quererla.luciano: fui muy duro con ella, la engañaron sus compañeras.crédula e inocente como es y no supe entenderlo.cecilia: no te angusties más. cuando llamó por teléfonoa estefanía, ella me dijo que parecía tranquila.luciano: ¿tranquila? ¿cómo puede estar tranquilalejos de su padre? te juro que estoy arrepentidode lo que hice. mi hija nunca me va a perdonar.cecilia: no digas eso. ella no puede sentir rencorpor su papá, tú eres lo que más quiereen la vida. luciano: hijita, hijita mía,¿dónde estás?victoria: ¿necesitas algo más? dulce: no, gracias.victoria: bueno, duérmete entonces.¿quieres que te ponga la cajita de música?dulce: bueno. [música]victoria: si te hace falta algo, la puerta de juntoes la de mi recámara. despiértame a la hora que sea.dulce: sí. victoria: mañana iremosal zoológico y luego al cine. dulce: papito siempreme llevaba a esos lugares. victoria: sí, pero olvídalo,olvídalo, no, conmigo vas a divertirtemucho más, mucho más.cecilia: tú sabes cómo quiero a dulce maría.cuídala donde esté, protégela de cualquier peligroy haz que regrese pronto.luciano: yo tampoco voy a poder dormir esta noche.mi hija, expuesta a mil peligros.y yo estoy atado de pies y manos.cecilia: ay, ten fe, luciano, esta pesadilla pronto terminará.luciano: si no te tuviera junto a mí,ya me habría vuelto loco de desesperación.cecilia: siempre estaré a tu lado, mi amor, siempre.angélica: ninguna amiga, por buena que sea,puede quererte más que tu papá. regresa a su lado.evítale a toda la familia una noche de angustia.regresa a casa, carita de ángel, regresa a casa.silvestre: ustedes perdonarán, pero es que...es que no puedo dormir. ¿puedo acompañarlos?[teléfono] luciano: teléfono, teléfono.bueno. ¿quién?¿dulce maría? ¿eres tú, hijita?dulce: sí, papito. luciano: es dulce maría.cecilia: dámela. luciano: no, no,quiero hablar con ella. cecilia: no,quiero preguntarle dónde está. luciano: yo tambiénquiero saberlo. hijita, hijita querida,¿dónde estás? dulce: te quiero mucho, papito,pero no puedo decírtelo. luciano: ¿por quéno puedes decirlo? cecilia: ay, tiene que hablar.luciano: ya lo sé, ya lo sé. por favor, dulce maría,¿dónde estás? dulce: con una amigaque me cuida mucho. luciano: no--no podrá cuidartemás que nosotros. hijita, nunca fuiste un estorbo,mañana ya no estarás interna en el colegio.dime dónde debo ir a buscarte. dulce: te quiero,te quiero mucho, pero todavía no puedo decírtelo,papá.silvestre: ¿entonces la chiquitinano dijo dónde está? luciano: no podía.pero ¿por qué no podía? ¿qué o quién se lo impedía?cecilia: luciano, ahora tenemoscierta tranquilidad. luciano: no tenemosninguna tranquilidad. cecilia: ¿se le oía contentapor lo menos, serenita? luciano: ella podráestar serenita, pero yo no puedo estar serenito.mi hija no puede jugar así con mi corazón.definitivamente, daremos parte a la policía.dulce: [piensa] al menos, mi papito ya no tienela preocupación. mañana que llegueel esposo de victoria, le diré que me lleve a la casa.[música][música]dulce: ¡un ladrón, un ladrón! ¡un ladrón!ladrón: cállate la boca. [susurra]ay, ay. me lleva.maldita escuincla. dulce: ¡auxilio!ladrón: ven acá, ven acá. cállate la boca.dulce: ¡señora victoria! ladrón: [chista] ya no grites--dulce: ¡victoria, victoria! ladrón: no grites, ¿eh?no grites, ya. dulce: victoria.victoria: ¡no, no! ¡deja a mi hija!suéltala, suéltala, maldito. ¡ay!ladrón: me las van a pagar. victoria: no, no, no.no, déjala. déjala, infeliz, déjala.ladrón: ay. victoria: lucecita,lucecita, hija, lucecita. ladrón: a las dosse lo voy a descontar. ahora vas a ver.victoria: ¡no, no! ay.[disparo]dulce: victoria. victoria, contéstame.por favor, contéstame, mamá. mamá, contéstame.mamá, mamá. mamá, contéstame.mamá, mamá, contéstame, mamá. [sirenas]ladrón: no, yo no hice nada, no hice nada, no hice nada.policía: ¿no hiciste nada? ladrón: no, nada, nada.policía: eso lo vamos a ver en la delegación,ven acá. ladrón: no hice nada.policía: órale.luciano: dulce maría, chiquita mía.dulce: papito, viniste. luciano: hijita querida,qué susto nos diste. cecilia: déjame a mí.dulce: ceci. cecilia: ay, mi amor,pequeñita de mi alma. estefanía: ¿qué ha pasado?noé: ¿dónde está la señora? dulce: en la recámarade lucecita. bájame, bájame.yo estaba en la cama. luego apareció el ladrón,victoria me defendió. vengan, vengan.aquí está. cecilia: ay, santo dios.noé: déjenme a mí, yo me encargo.dulce: ¿por qué no me hablas? ¿por qué no me contestas?soy yo. luciano: ¿cómo está, noé?noé: está malherida, hay que llamar a una ambulancia.dulce: no quiero que se muera, no quiero que se mueracomo se murió mi mamita. victoria.victoria. ¡victoria![música][música]doctor: [resopla] su pulsoy presión son débiles. hay que transferirla,solicite dos unidades al banco de sangre.enfermera: enseguida, doctor.luciano: ¿cómo está, andrés? doctor: muy mal,ha perdido mucha sangre. estefanía: ¿van a operarla?doctor: sí, pero antes será necesariohacerle una transfusión. dulce: ¿la infusión escuando se le da sangre a la gente?doctor: sí, princesa, eso es. dulce: yo quierodarle mi sangre, tómala. cecilia: mi criaturita,eres muy pequeña para donar tu sangre.doctor: gracias, dulce maría, es muy hermoso lo que ofreces,pero no hay necesidad. ¿han tenido noticiasdel señor montesinos? luciano: no, andrés,sabemos que está en guadalajara en un viaje de negocios.dulce: victoria me dijo que regresabamañana por la tarde. noé: le dejamos una notaen su casa explicándole que su esposa había sufridoun accidente y que estaba internada aquí.doctor: no podemos esperar más, tenemos que intervenirlaurgentemente. luciano: procedan,yo asumo la responsabilidad.doctor: luciano, será una operaciónde alto riesgo. por el estadoen que se encuentra la señora montesinos,es difícil que la resista.luciano: hagan todo lo que esté en sus manosy confiemos en dios.madre superiora: bendito sea dios que a dulce maríano le ocurrió nada malo. gracias por avisarme, silvestre.bueno. [llaman a la puerta]adelante. clementina: le trajimos un té,reverenda. fortunata: y unas galletitas,porque con las desveladas da un hambre.madre superiora: gracias, hermanas.les tengo buenas noticias, dulce maría apareció.hermana: ay, gracias al cielo. clementina: nuestro señorescuchó nuestras plegarias. fortunata: ángeles y querubines,se acabó la angustia. madre superiora: ay,desafortunadamente, no, hermanas.la amiga de dulce maría fue herida de gravedadpor un ladrón. la pobre mujerestá luchando por su vida. clementina: santo dios.fortunata: díganos, madre superiora,¿qué podemos hacer? madre superiora: elevarnuestras oraciones al señor para pedir por la salud de ella.dulce: ¿por qué tardan tanto? cecilia: el doctor urquizadijo que iba a ser una operación muy larga.agente: buenas noches, ¿son ustedes familiaresde la señora victoria de montesinos?luciano: amigos solamente. agente: soy el agentedel ministerio público, nos avisaron del ingresode la señora montesinos, fue herida con arma de fuego.necesito saber lo que sucedió. dulce: mire, señor,un ladrón entró a la casa. yo grité de susto,él se enojó y me dijo que me callara.agente: continúa, por favor. dulce: victoria entróen la recámara, ella me defendió.luego me metí debajo de la cama, oí un ruido muy fuerte.cuando salí de mi escondite, el ladrón ya no estaba,sólo victoria tirada en el suelocomo muertita.agente: lamento lo sucedido. y disculpen este interrogatorio,pero era necesario. luciano: tienen que darcon ese miserable, la vida de mi hijaestuvo en peligro. y una mujer inocentese está debatiendo entre la vida y la muerte.agente: ese es nuestro deber, señor. con permiso.estefanía: tranquilízate, mi muñeca, no llores.luciano: noé, deberías llevar a cecilia y a la niña a la casa.dulce: no, papito, déjame aquí. espera a que terminende operar a victoria. luciano: andrés, ¿cómo va todo?doctor: soportó la operación. dulce: [suspira]doctor: pero no puedo adelantarles nada, está grave.cecilia: pero ella puede-- dulce: no quiero que se muera,ella no. luciano: tranquilízate,mi chiquita. doctor: está luchando por vivir.habló bajo la anestesia y sólo repetía un nombre.estefanía: ¿qué nombre? doctor: dulce maría.[música][música]luciano: ¿cómo sigue, andrés? doctor: sus signos vitalesse normalizaron, pronto pasará la anestesia.enfermera: doctor urquiza, ¿puede venir un momento?es urgente. doctor: sí, claro.dulce: ¿qué pasó? cecilia: no lo sé, pequeña.estefanía: ¿qué puede haber ocurrido?noé: esperemos, mi amor. cecilia: estaba tan pálidacuando salió del quirófano. dulce: papito,¿las personas pálidas se mueren?luciano: por favor, no digas eso.noé: ahí viene andrés. estefanía: ¿cómo está?doctor: recuperó el sentido, quiere hablar con luciano.dulce: pero ¿sigue pálida? doctor: algo.luciano: ¿puedo ir a verla? doctor: sí, claro.dulce: pobrecita de victoria. noé: debemos ser optimistas.si recobró el conocimiento, es porque está mejor.cecilia: dios lo quiera. [pitido]luciano: señora. señora montesinos.victoria: ¿usted... es el padre de dulce maría?luciano: sí. victoria: ay, perdóneme.luciano: ¿perdonarla? victoria: cuando usted fuea mi casa, le dije que la niña no estaba,quise robársela. luciano: olvídelo.victoria: hice mal. usted estaba desesperadopor su pequeña.y yo sé cómo se sufre al perder a una hija.[solloza] ¿dulce maría está bien?luciano: sí, muy bien. asustada, claro.ella nos llamó por teléfono. a usted la habían lastimadoy estaba muerta de miedo. victoria: mi niña adorada.ay, perdóneme, perdóneme otra vez.luciano: ¿por qué, señora? victoria: no es mi hija,es suya. luciano: siempre será su amigay tendrá su cariño.victoria: lucecita.lucecita también me quería. y ya no la tengo.se fue para siempre.luciano: comprendo su sufrimiento,es muy doloroso perder a un ser querido.doctor: señora montesinos, debe descansar.luciano: nosotros estaremos cerca de usted.victoria: gracias, muchas gracias.cecilia: ay, ¿qué quería? luciano: me pidió perdónpor haberse querido robar a mi hija.noé: ¿entonces está mejor? doctor: vivirá.estefanía: ay, gracias a dios. dulce: tú la curaste.doctor: hemos tenido suerte.dulce: entonces, como los médicos cobran,¿cuánto te debo? ambos: [ríen]cecilia: dulce maría. doctor: me debes una sonrisa.vamos, págamela. dulce: bueno.todos: [ríen]gerardo: querida, ya estoy aquí, llegué más temprano.victoria. victoria.no puede ser. [música][música]doctor: la señora montesinos evoluciona favorablemente,ya está instalada en su habitación.gerardo: señor larios, llegué a mi casay encontré un mensaje que... ¿qué ha sucedido?luciano: mi hija estaba con su esposa.inexplicablemente, entró un ladrón.hubo un accidente. gerardo: [resopla] bueno,pero ¿victoria cómo está? estefanía: tuvieronque operarla. doctor: ahora está sedada,necesita descanso, pero puede pasar a verla.habitación 205. gerardo: sí, doctor.dulce: ¿puedo ir con gerardo, papito?yo quiero ver a victoria. luciano: pregúntale a andrés.doctor: ve, dulce maría.[pitido]gerardo: victoria, amor mío.dulce: ella es muy buena, me defendió del ladrón,por eso está enfermita. gerardo: no te aflijas,dulce maría, pronto estará bien.dulce: respira, ¿verdad? gerardo: sí, chatita, respira.dulce: qué suerte, porque la respiraciónes una gran cosa para la salud. victoria: dulce maría.dulce: me está hablando, ya se despertó.gerardo: no, te está llamando en sus sueños.dulce: ¿puedo darle un besito? gerardo: claro que sí,esa será la mejor medicina para ella.ven.dulce: alíviate pronto.[música]madres: ♪ el peligro ya pasó el peligro ya pasóy todo y todo se arregló pero un susto tan tremendoesta aventura nos causó lágrimas, llantotanto quebranto, desesperación todos afligidospero ya pasóel peligro ya pasó lo único importante es mirarpara adelante la felicidad regresó al hogary dulce maría volverá a reír y jugar, gozar, a saltarel peligro ya pasó viva, viva, viva la familiaviva, viva, viva la familia volverá a estar uniday así debe estar para toda la vidaviva la familia viva la familiaviva la familia viva la familiaviva la familia viva la familiaviva la familia ♪dulce: ¿entonces me siguen queriendo?cecilia: con toda el alma. luciano: más que a nadaen el mundo. dulce: ¿quieres decirque no les estorbo? cecilia: no podríamosvivir sin ti. dulce: ¿entoncesme van a sacar de interna? luciano: ahora,además de un papá gruñón, tienes una mamá que te adora.viviremos los tres en la casa, se acabó el internado.dulce: papito, ¿se te pasó la bronca?luciano: yo nunca tuve bronca, estaba disgustado.pero debes prometerme una cosa. dulce: ¿qué cosa?luciano: de ahora en adelante, cuando tus compañeraste tiendan una trampa, pensarás dos vecesantes de hacer las cosas. dulce: sí, papá,cuando las calamitosas de frida y bárbaraquieran hacerme una broma, no les haré caso.ambos: [ríen]victoria: gerardo, cuando salga de la clínicay pueda caminar, quiero que vayamos a llevarleflores a lucecita. gerardo: victoria,tú nunca quisiste ir. victoria: me negabaa aceptar su muerte.pero ahora sé que se ha ido y que nunca la volveremos a ver.doctor: buenas noches. gerardo: buenas noches, doctor.¿cuánto tiempo va a estar mi esposa aquí?doctor: su recuperación es sorprendente.yo creo que a fin de semana la daremos de alta.gerardo: ¿oíste, mi amor? doctor: tengo una buena noticiaque darles. hemos controlado la hemorragiay las contracciones. con toda seguridad,en ocho meses, ustedes tendrán un bebé.victoria: ¿un bebé?quiere decir que estoy esperando un hijo, doctor.doctor: sí, señora.hermana: muy bien, ahora quiero que mencionendiversos animales que pongan huevos.lluvia: yo, hermanita. hermana: lluvia.lluvia: la gallina. hermana: muy bien.¿frida? frida: la cotorra.hermana: correcto. a ver, dulce maría.bárbara: [susurra] la vaca. dulce: la vaca.todos: [ríen] dulce: ¿de qué se ríen?hermana: pero, dulce maría, ¿cómo se te ocurreque la vaca ponga huevos? dulce: es verdad.lo que ponen las vacas son terneritos.angélica: pero, hija, ¿quién se imagina una vacaen un nido empollando? dulce: ¿por qué siemprese burlan de mí? angélica: eres muy crédula,mi carita de ángel. dulce: ¿qué quiere decir"crédula"? ¿"tontulina", mensa?angélica: no, no, ¿cómo se te ocurre?sencillamente, crees en lo que te dicenese par de traviesas con demasiada facilidad.eres muy inocente. dulce: mamá, ¿cómo puedo hacerpara vengarme de bárbara, que siempre me toma el pelo?angélica: pequeña, los buenos corazonesnunca buscan venganza. dulce: pero tengo que hacerleuna broma a ella, para que aprenda.dime cuál puede ser. angélica: mm...te lo diré, pero siempre que lo tomescomo una jugarreta de una compañera a otra.ahora, si lo consideras una venganza,eso sí que no. ¿mm? dulce: explícame la broma,mamita. porfis, porfis.angélica: [ríe]nicole: regresé a méxico para recuperarlo que me pertenece. aída: ay, nicole, nicole,eras novia de luciano larios, te ibas a casar con él.pero viniste a romper tu compromiso cuando estabastan entusiasmada con oliver. nicole: a ese médico gringoahora no me lo menciones. aída: ay, nicole,en todo ese tiempo, luciano pudo haber conocido,uh, muchas mujeres. nicole: por supuesto,pero yo soy la preferida. me bastará estarfrente a luciano larios para que de rodillasme pida matrimonio. aída: yo no estaría tan segura.nicole: yo sí, mamá, porque vengo decidida a todo.a todo.

Cargando Playlist...