null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 66

4 May 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... noé: mañana continúascon tu discurso, ya es tarde y debo levantarme temprano.estefanía: nos vemos, mi muñeca. noé: que descanses.cecilia: mañana te contaremos del viaje.ahora a dormir, pequeña mía. luciano: cecilia tiene razón.además, ya no son horas de platicar.dulce maría: sabiendo que ya están aquí,me voy a dormir muy contenta. hasta mañana, papá.luciano: hasta mañana, mi amor.dulce maría: qué felices se pondrán ceci y mi papácon la sorpresa que les preparé. cecilia: ay, dios mío.por los clavos de cristo.luciano: ¿y esto?¿quién--quién cometió esta barbaridad?¿quién iba a ser? dulce maría.[grita] dulce maría. cecilia: luciano, cálmate.luciano: alguien lo ha hecho. cecilia: sí, claro, pero ¿porqué debemos suponer que fue la niña?luciano: ¿y quién si no ella? ¿quién?contéstame. ¿silvestre, estefanía, noé?cecilia: pudieron enviarla así de la lavandería.luciano: ¿cómo se te ocurre que alguien de la lavanderíapintara un corazón en mi sábana con pintura roja?fue dulce maría. es su letra.la conozco bien. cecilia: bueno, aunque haya sidoella no la condenes antes de-- no sé, de saber o averiguarqué explicación te puede dar. luciano: ninguna explicación.ninguna explicación. no tiene ninguna.es decir, tiene una. que mi hija se complaceen inventar cada día una travesura nueva.pero va a oírme, va a oírme.cecilia: ¿a dónde vas? luciano: dulce maría.explícame qué es esto. dulce maría: la sábanade recibimiento. luciano: ¿la oíste?¿la oíste? dulce maría: ¿les gustóla sorpresa que les di? luciano: ¿la oíste?¿la oíste? ¿y todavía nos preguntasi nos gusta la sorpresa que nos dio?dulce maría: papito, ¿estás enojado?luciano: estoy avergonzado. creí que mi hija ya habíasentado cabeza. dulce maría: pues ceci,¿qué pasa? cecilia: pasa--luciano: no la defiendas. cecilia: ya tu papá descubrióla sábana pintada de rojo. está indignado, ya lo conoces.dulce maría: pero bárbara y frida me dijeron.ellas me hicieron creer-- cecilia: ¿te hicieron creerqué cosa? dulce maría: que cuandolos recién casados volvían de la luna de miel,había que pintarles la sábana de recibimiento.luciano: no culpes a tus compañeras.la única culpable de esto eres tú.tú, dulce maría. tú, tú, tú, tú, tú, tú.frida: cuando el papá de dulce maría descubratoda la sábana pintarrajeada va a ponerse furiosocontra ella. bárbara: qué bueno.se lo tiene merecido por presumida.frida: ajá. bárbara: desde el domingovoy a dormir todos los días en mi casa con mi papitoy ceci. frida: ojalá la castigueny la regresen de interna al colegio.ambas: [ríen] cecilia: luciano,otra vez la envolvieron sus compañeras.cayó en una trampa. no sabía lo que hacíay entonces-- luciano: no tiene tres años.a su edad ya debe razonar por su propia cuenta,no por cuenta de sus compañeras. pero no creas que estose arregla con un llantito tuyo y una súplica de cecilia.mañana regresas al colegio de interna.dulce maría: me dijiste que cuando ustedes se casaran,yo dormiría aquí todas las noches.luciano: también tú me dijiste que te comportaríascomo una niña juiciosa. y tienes una demostraciónde tu juicio. dulce maría: pero, papá,fue culpa de mis compañeras. me contaron que era costumbrepintar la sábana. yo les creí.luciano: no es la primera vez que te hacen creer lo increíble.pero todo tiene un límite. rebasaste ese límite.por lo tanto, volverás al colegio.cecilia: antes yo estaba ahí para cuidarla.no puedes mandarla ahora que le falto.luciano: por favor. no digo que la envío de internapara siempre. observaremos su comportamientopor unos días y regresará a casa.esto te duele tanto a ti como a mí.pero ya te lo dije, de los padres débilesprovienen los hijos descarriados.quiero estar orgulloso de ti y lo estaré cuando--cuando hayas madurado, cuando seas una señoritaresponsable de tus actos y no una chiquilla atolondradaque pinta sábanas.monjas: [cantan] qué severo lero lero, qué severo lero lerocambias de carácter como un velerosevero, severo. ¿de dulce maría cuál fueel delito? ninguno, ninguno.el corazón que pintó le quedó muy bonito.su padre vociferó, ceci el grito pegóporque luciano a la niña al colegio mandó.al colegio mandó. qué severo, lero, lero.qué severo, lero, lero. cambias de caráctercomo un velero, severo, severo.luciano: le explicaré el caso a estefanía y ella hablarámañana con la madre superiora. cecilia: no tienes corazón.luciano: te equivocas. lo tengo.pero al corazón no puede faltarle carácter.una debilidad trae la otra.cuando seas una señorita hecha y derecha,recordarás el castigo de esta nochey comprenderás que tu padre tuvo razón.¿puedo darte un beso? dulce maría: sí, papá.luciano: quedamos tan amigos como siempre,pero merecías esto. así dejarás de ser tan crédula.cecilia: ven, mi amor. ven, pequeñita.luciano: es hora de dormir. vamos, cecilia.dulce maría: mamita, mamita querida.qué triste estoy.luciano: soy un tirano, ¿no? cecilia: eres injusto.exageraste. luciano: quizás dentro de unasemana dulce maría esté de vuelta, pero mi obligaciónera proceder de esta manera. la niña lo ha entendido.entonces también tienes que entenderlo tú.cecilia: luciano, mírame a la caray no me mientas. luciano: ¿qué?cecilia: ahora que se te pasó el enojo--¿estás arrepentido de haber actuado así con dulce maría?luciano: pero ya no puedo volverme atrás.seguramente pronto la tengamos otra vez aquí.cecilia: luciano, por favor. levántale el castigo.luciano: me duele, pero no puedo mostrarlemi debilidad. [música][música]madre superiora: averigüé qué niñas habían embaucadoa dulce maría con esa historia de la sábanay las he castigado como corresponde.estefanía: reverenda, con eso no curamos el dolorde dulce maría. soñaba con su nueva vida.un hogar con un padre y una mamá.ahora regresa al colegio de interna,como si estuviera abandonada. bárbara: por culpade la chismosa de dulce maría, la superiora nos castigó.frida: una semana limpiando el dormitorio, pasa rápido.en cambio, a ella su papá la regresó de interna.bárbara: así que tu papito te devolvió al colegio.dulce maría: por la trampa que ustedes me hicieroncon la sábana de recibimiento. era mentira.bárbara: no es cierto, pero tu papá se hizo el enojadoporque quería quitarte del medio.dulce maría: ¿cómo quitarme del medio?bárbara: pues, sí. antes eran ustedes dos solosy no le molestabas. pero ahora se casó y le chocas.a él y ella. dulce maría: mentirosa.[gritando] mi papito me quiere. cecilia me quiere.frida: eso dicen ellos, pero todo está muy claro.te corre, no quiere saber nada de ti.dulce maría: [gritando] son unas mentirosas.mi papá me perdonó. cecilia lloraba por mí.bárbara: cuando un viudo se casa,los hijos le estorban y los sacan a patadas.siempre pasa lo mismo. ambas: [ríen]silvestre: llamó el padre gabriel para despedirse.estefanía: ¿para despedirse? silvestre: dijo que teníaque viajar fuera de méxico por asuntos de la diócesis.regresará en unas semanas. estefanía: en buen momentose marcha. tenía la esperanza que élhablara con luciano para que lo convencierade cancelarle el castigo a mi muñeca.silvestre: ¿quién lo iba a decir?cuando todo parecía felicidad en la casa,la pobre chiquitina sufre las consecuenciasdel mal carácter de su papá. dulce maría: nadie me quiere.tengo que irme. tengo que irme.[resuella]>> después de aquí, hay que hacer el entregoal hotel del aeropuerto. dulce maría: [piensa] al hoteldel aeropuerto. allí está la señora victoria,la mamá de lucecita.cecilia: luciano fue muy claro conmigo.me dijo muchas veces que ahora yo era la mamá de mi pequeña,que no debía solapar sus travesuras,si no llevarla por el buen camino.estefanía: demanda demasiado de una criatura tan pequeña.ay, ¿qué niño no arma líos o hace alguna diablura?cecilia: todos, estefanía. pero ¿cómo se lo hago entendera luciano? ¿cómo?dulce maría: buenas tardes, señor.conserje: ¿qué hay de nuevo? ¿y ahora qué quieres saber?dulce maría: saludar a mi amiga. conserje: ¿tu amiga?¿cuál amiga? dulce maría: la señoraque está en el cuarto 327. se llama victoria.conserje: ah, la señora victoria montesinos.dulce maría: "sípirili". ¿puedo subir a verla?conserje: no. lo siento mucho,pero los señores montesinos ya no están en el hotel.victoria: regresa pronto, gerardo.antes, cuando lucecita estaba con nosotros,soportaba mejor tus ausencias. ella me acompañaba.gerardo: no debes seguir pensando en lo mismo, victoria.victoria: anoche volvió a aparecerse.claro, era un sueño. gerardo: te lo prometí.volveremos a tener otra hija. victoria: yo tambiénte lo prometí a ti. ay, dios mío, si volviera.si volviera aquella niña. gerardo: ¿aquella niña?victoria: sí, la del hotel. la que me dijo mamá.yo la llamé lucecita. ¿era lucecita?gerardo: victoria. debemos ser razonables.dios se ha llevado nuestra hija. después nos devolverá otra,pero ahora está con ella. victoria: no sé, no sé.[suspira] a veces piensoque todo es mentira, que no hubo accidente,que lucecita sigue con nosotros. gerardo: querida, tengoque irme. victoria: sí.sí, ya sé, ya sé. y yo que te retrasocon mis tonterías de loca. gerardo: no, por dios,no lo digas. conserje: no, por favor, no, no,no llores, por favor. dulce maría: ¿cómo no voya llorar? yo quería ver a mi amiguitavictoria. conserje: escúchame.los señores montesino, vinieron a vivir aquíprovisionalmente, mi vida. mientras ellos conseguían casa.ahora, ya la tienen la casa y ahora ya viven en ella.dulce maría: ¿tú sabes dónde queda?conserje: sí, claro, claro. dejaron una direcciónpor si alguien venía a buscarlos o había alguna correspondencia.ahorita te lo doy, espérame. [balbucea]eh-- era--aquí esta. dulce maría: ¿está lejosde aquí? conserje: pues, si te vasa pata, sí. pero si en coche te vas,no mucho. dulce maría: yo no tengo coche.conserje: ah, no te preocupes. yo te llevaré.cheo, encárgate de la recepción, por favor.a ver, a ver, a ver. ahora sí."véngache". véngache.véngache. [ríe]manitas. vámonos.dulce maría: ¿sabes? conserje: ¿qué?dulce maría: eres a todo dar. conserje: ¿y sabes?tú eres muy simpática. [ríe]conserje: eso.aquí no hagas ruido.victoria: ¿qué se le ofrece? conserje: buenas tardes,señora montesinos. pues, la niña quería verlay yo me tomé la libertad de traerla.victoria: preciosa. ay, qué gusto.¿cómo estás? ven acá.dulce maría: ¿te acuerdas de mí? victoria: por supuesto.conserje: a ver, con permiso a usted, tengo que regresara mi trabajo. dulce maría: graciaspor traerme. conserje: a ti gracias.con permiso. victoria: hasta luego.[ríe] ¿cómo estás?dulce maría: ¿de veras te acuerdas de mí?victoria: claro, estuviste en el hotel.me llamaste mamá. creí que eras lucecita.sé que no puede ser, pero para mí lo eres.a ver, dime qué haces aquí. dulce maría: fui a buscarteal hotel. el señor sabía tu direccióny me trajo. victoria: pero ¿por qué viniste?dulce maría: en mi casa no me quieren.victoria: ¿en tu casa? ay, ¿cómo puede ser eso?a ver, ven, siéntate. y cuéntame.¿es posible que alguien pueda no quererte a ti?dulce maría: mi papito volvió a casarse.creí que me quería, pero no es verdad.victoria: pero no es posible que digas esa tontería.explícate, ¿por qué crees eso? dulce maría: me ha vueltoa meter interna en el colegio. victoria: [resuella] ¿interna?dulce maría: él y cecilia estaban en la luna de la miely yo para recibirlos les preparé una sorpresa.a mi papá no le gustó y se puso energúmeno.victoria: ¿y cuál era la sorpresa?dulce maría: la sábana de recibimiento.dulce maría: ¿la sába-- por dios, ¿qué es eso?dulce maría: cuando vuelven los recién casados,uno agarra un bote de pintura roja, busca una brochay en la sábana de la cama pintas "bienvenidos".y un corazón con una flecha. después se sube la cobijay se tapa la sábana, para que la sorpresalos agarre más de golpe. victoria: pero, cariño,¿cómo se te ocurrió algo así? dulce maría: me lo hicieroncreer dos compañeras de clase, que siempre me toman el pelo.cuando mi papá vio la sábana, me mandó de retache al colegio.pero sería un pretexto. victoria: ¿un pretexto?¿por qué? dulce maría: cuando un señorviudo, agarra y se casa, los hijos le estorbany los saca a patadas. por eso me salí del colegio,buscando quién me quiera. ¿tú me quieres?victoria: sí. sí te quiero.dulce maría: entonces déjame vivir contigo, mamá.victoria: [suspira] lucecita, lucecita, hijita mía.[música]te miro y estoy viendo a mi hija.¿viniste entonces para vivir conmigo?dulce maría: no quiero ser estorbo de nadie.victoria: lucecita. mi lucecita.sería tan dulce que vivieras conmigo.no, pero debemos pensar en la pena y en la preocupaciónde ellos, de tu familia, los que te quieren.dulce maría: si me sacaron de la casa a patadas,como un perro de la calle. victoria: bueno,yo quiero que te quedes conmigo. no puedo vivir solay tú allí en el hotel me dijiste mamá.aunque muchos creen que me he vuelto loca,que no sé lo que digo, debo pensar en los otros.sobre todo en tu papá. entonces hagamos una cosa.dulce maría: ¿qué cosa? victoria: llámale por teléfono,dile que no se preocupe, que estás en casa de una amiga.dulce maría: yo en el colegio le dejé la carta del adiós.madre superiora: ¿qué es lo que no sé, hermana?fortunata: hace un momento entré al dormitoriode las niñas. y entonces, no, no, no.ay, ay, ay. usted no sabe, reverenda,usted no sabe. madre superiora: le preguntéqué es lo que yo no sé. fortunata: la alumna larios--ay dios santo-- la alumna larios desapareció.victoria: mi niña preciosa. aunque hayas dejadoesa carta que dices, debes llamar a tu casa,para que sepan que estás bien. dulce maría: bueno, le hablaréa mi tiuchis. victoria: aquí está el teléfono.mientras, voy a prepararte una limonada.[teléfono] estefanía: yo contesto,esperanza. ¿sí, diga?dulce maría: tiuchis, soy yo. estefanía: mi muñeca.dulce maría: te llamo para que no se asusten.estefanía: ¿cómo que no nos asustemos?dulce maría: me fui del colegio. estefanía: ¿que te--?pero, mi amor, ¿por qué? dulce maría: como soy el estorbode mi papá, por eso me voy para toda la vida.[música] estefanía: escúchame,dulce maría.lo que has hecho es algo terrible.tú no eres el estorbo de nadie. dulce maría: pero mi papitodesea vivir solo con cecilia y que nadie los moleste.por eso me fui. estefanía: no sabeslo que dices. por el amor de dios,dulce maría, ¿con quién estás? dulce maría: con gente muy buenaque me hace la preferencia. a mi papá le dejé una carta.estefanía: ¿una carta dónde, dónde?dulce maría: en el colegio. adiós, tiuchis.no te preocupes. mi amiga me cuida muy bien.estefanía: dulce maría, bue-- esperanza: virgen santísima.noé: ¿qué pasa? estefanía: acaba de llamarmedulce maría. frida: dulce maríavolvió a escapar del colegio. >> a lo mejor estáen el cuartito viejo. bárbara: no, ya las hermanitasy la madre superiora la buscaron por todos lados.frida: deberían internarla en un colegio militar,para que aprenda a comportarse bien.>> en esos lugares solo van niños.ambas: [ríen] fortunata: ángeles y querubines.la carta. madre superiora: ¿qué carta,hermana? fortunata: dulce maríala dejó en su pupitre. madre superiora: papito.fortunata: hay que abrirla. madre superiora: es una cartadirigida a otra persona y está cerrada.fortunata: pero la escribió una niña.¿y si la abriéramos? madre superiora: la haya escritoquien la haya escrito, la correspondencia ajenaes sagrada. no perdamos la calma.tal vez se haya ido a su casa.[teléfono] silvestre: diga usted,madre superiora. no, no, reverenda.no, aquí no ha venido la chiquitina.el señor larios debe estar en su oficinay la señora cecilia fue a visitar a su hermana.[suspira] esa chiquitina parece un sueldoen fin de mes. cómo desaparece.victoria: [suspira] todo estoperteneció a mi hija. decoramos la habitaciónigual a la que ella tuvo antes. pero como tú eres lucecita,dormirás aquí. dulce maría: pero yo me llamodulce maría larios. mis contemporáneosme dicen dulce maría a secas.victoria: mira. esta era su preferida.dulce maría: es preciosa. ¿era buena lucecita?victoria: era igual a ti. mira, esa--esa cajita.tómala.dulce maría: ¿qué es? victoria: esta es una cajitade música. lucecita siempre me pedíaesta melodía para dormirse.dulce maría: ¿rezaba antes de dormir?victoria: sí. rezábamos juntas.dulce maría: ¿qué le pedía a diosito?victoria: que nos diera mucho amor y salud.pero hubo un accidente. y aquella tarde diosno se acordó de nosotros. dulce maría: tú y yonos parecemos mucho. mi mamita tambiénse fue al cielo y a ti te falta una hija.victoria: no. ya no me falta.estás conmigo y vuelvo a tenerte.no te irás. no te irás, ¿no es cierto?dulce maría: no. si él ya no me quiere.además, le avisé a mi tía pelucas,para que se queden tranquilos. victoria: bueno.¿sabes? esta tarde saldremosa dar una vuelta. tú y yo, juntas.¿quieres? dulce maría: sí, victoria.victoria: ¿no quieres llamarme mamá?ya sé que no es cierto. ya sé que cuando lo dicesmientes, pero-- ¿puedes hacerlo?¿sí? dulce maría: bueno, ma--mamá.victoria: [ríe] mi hijita adorada.mi hijita, me haces tan feliz. tú y yo vamos a estar juntas,siempre juntas, siempre, siempre juntas.[ríe] cecilia: ¿cómo puede pensardulce maría que no la queremos? esperanza: la pobre criaturadebe estar sufriendo mucho para haber hecho lo que hizo.estefanía: fue un castigo excesivo enviarla de internaal colegio. ahora cree que es un estorbo,que nadie la quiere. cecilia: ¿cuándo se lo diremosa luciano? noé: antes de hacerlo,vayamos al colegio. cecilia: ¿por qué al colegio?estefanía: mi muñeca dejó una cartay debemos averiguar qué dice. cecilia: yo voy con ustedes.estefanía: no, no, ceci, quédate.si vuelve luciano, alguien tiene que decírseloy nadie mejor que tú.cecilia: mi pequeñita. [música]dulce maría: victoria es buena, me quiere como hija.en cambio, mi papá ya no me quiere ni un poquito.victoria: [suspira] ¿terminaste, mi vida?dulce maría: se me fue el hambre, mamá.victoria: ay, debes alimentartepara crecer sana y fuerte. dulce maría: luego, ¿sí?victoria: bueno, está bien. [gime]si se te antoja, comeremos algo afuera.bueno, ven. ven, lucecita mía.¿qué crees? saldremos a dar el paseoque te prometí. dulce maría: sí, mamá.victoria: ven. estamos juntas.juntas, hijita. y nadie nos podrá separar.¿ajá? estefanía: no debemos abrirla.madre superiora: eso le corresponde al señor larios.va dirigida a él. noé: reverenda,dulce maría dijo que está en casa de una amiga.¿no supone usted qué amiga será? estefanía: quizá,alguna de sus compañeras. madre superiora: sus compañerasestán en el colegio. estefanía: ay, pero--pero dulce maría conoce a la mamá de alguna de ellas.madre superiora: he averiguado telefónicamente.nadie sabe una palabra. no la han visto.noé: ¿qué podemos hacer entonces?estefanía: como primera medida, darle la noticia a luciano.noé: será un momento muy amargo. estefanía: ¿hay otro remedio?victoria: [ríe] ¿te gusta cantar, lucecita?dulce maría: sí. victoria: ¿te gusta la música?dulce maría: sí. victoria: a ver, escucha.ambas: [cantan] la patita con canasto--victoria: escucha. ambas: [cantan] va al mercadoa comprar todas las cosas del mandado.victoria: ahora canta más fuerte.ambas: se va meneando al caminarcomo los barcos en altamar.victoria: eso. dulce maría: la patita.victoria: ¡fuerte! cecilia: tu hija interpretómal tu castigo. el que le enviaras nuevamenteal colegio. luciano: no tenía por qué.lo hice para corregirla. cecilia: tú sabes cómo sonlos niños. luciano: cecilia,estoy leyéndote en la cara un nuevo lío de mi hija.una nueva travesura de mi hija. cecilia: esta vez no se tratade una travesura. ella sufre.creyó que el castigo por lo de la sábanaera un pretexto para alejarla de esta casa para que nosotrosnos quedáramos solos sin ella. luciano: ¿cómo sabeslo que creyó? ¿a quién se lo dijo?cecilia: hoy llamó por teléfono a estefanía.luciano: ¿lo habrá hecho a escondidas?la madre superiora no permite que las alumnasusen su teléfono. cecilia: es que no llamódel colegio. luciano: ¿entonces de dónde?cecilia: por favor, no dejes que te traicionetu carácter. luciano: cecilia,¿desde dónde habló la niña? cecilia: dijo que estabaen casa de una amiga. luciano: ¿qué amiga?cecilia: no lo explicó. tuvo palabras muy dolorosas.según ella, se había refugiado ahíporque ahí la querían. después colgó.luciano: pero ¿esa chiquilla qué quiere hacer conmigo?cecilia: quererte. luciano: ¿quererme? ¿quererme?¿acaso se lo impido? cecilia: para demostrartesu cariño debería estar en la casa.y tú la regresaste a su colegio. luciano: es que yo--cecilia: ya sé, ya sé, ya sé. al sentir las cosas de esamanera, se ha equivocado. pero es una criatura.por dios, entiéndela.dulce maría: ¡detente, detente! victoria: ay, ¿qué pasa,lucecita? dulce maría: déjame irun momentito a la iglesia, "porfis".victoria: está bien, está bien. a ver.ay, tu cinturón. dulce maría: está apretado.victoria: [ríe]adelante. ah, lucecita.no te tardes, por favor. dulce maría: "nóporolo".victoria: [ríe]luciano: yo solo puedo entender una cosa.mientras mi hija no aparezca no puedo estar tranquilo.estefanía: ¿hubo novedades? luciano: las novedadesme las dio cecilia. dulce maría cree que aquíno la queremos y se refugia caprichosamentequién sabe dónde. noé: caprichosamente, no.luciano: empezaron los tíos a defenderla.silvestre: [carraspea] luciano: y tú no me mirescon esa cara de "café". silvestre: ¿acaso al señor noéle apetezca? noé: sí, gracias.silvestre: el señor noé nunca me defrauda.estefanía: tal vez aquí está la explicación de todo.luciano: ¿qué es eso? estefanía: una carta quedulce maría dejó en el colegio antes de marcharse.luciano: ¿qué dice? noé: está dirigida a tiy está cerrada. ¿cómo íbamos a abrirla?luciano: tonterías. la carta de una mocosaimpertinente. cecilia: controla tu carácter,luciano. luciano: ¿mi carácter?mi carácter. [gruñe]que mi hija se convierta en una criatura educaday entonces mi carácter será otro.estefanía: lee, por favor.luciano: dios mío.estefanía: ¿qué dice mi muñeca?"papito querido. unas compañeras me dijeronque me pusiste de interna porque te estorbo".luciano: siempre oyendo lo que le dicen sus compañeras.cecilia: luciano, por favor. estefanía: "por eso me voya vivir con una amiga. ella me quiere mucho.que sean muy felices. aunque yo no te importe,yo te sigo queriendo un chorro. tu hija calamidad".luciano: ya sé. no me lo digan.actué como un déspota sin corazóny ahora pago las consecuencias de mi tiranía y de mi crueldad.cecilia: no es momento de hacerte reclamos.noé: ahora solo hay que pensar en el desencantode una hija que se siente rechazada por su padre.estefanía: tienes que decirle que la quieres.silvestre: tráigala de vuelta a la casa.quítela de interna. luciano: sí,eso es lo que quiero. eso es lo que necesito.pero ¿mi hija dónde está? ¿dónde?dulce maría: y en la casa les estorbo.y por eso le dejé a mi papito la carta del adiósy me fui a vivir con victoria, que sí me quiere.angélica: ninguna amiga, por buena que sea,puede quererte más que tu papá. dulce maría: ella me quieremucho. angélica: victoria creever en ti a su hijita perdida. dulce maría: por eso vivirécon ella. angélica: mi carita de ángel.tu papá fue muy severo contigo y se ha dado cuenta de su error.tu obligación es regresar a casa.dulce maría: ¿tú crees? angélica: ahora mismo.cuando salgas dile a tu amiga que te lleve.dulce maría: es que mi papito estará "floribundo"porque me escapé. angélica: en estos momentostu padre no está furibundo, sino desesperado.regresa a su lado. evítale a toda la familiauna noche de angustia. dulce maría: te prometoque eso haré. angélica: [ríe]victoria: ya iba a ir por ti. ¿a dónde quieres merendar,lucecita? dulce maría: en mi casa.llévame a mi casa, porfis. victoria: ¿a tu casa?pero tú dijiste que no volverías ahí.tu papá está rodeado de gente que lo quierey yo me siento tan sola sin mi hijita.dulce maría: pero yo sé que mi papito está preocupadopor mí. victoria: no, no pienses másen tu padre, piensa en mí. piensa en mí, nada más en mí,por favor.

Cargando Playlist...