null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 58

22 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...>> háblame, mírame. ¿qué está ocurriendoen tu alma?¿por qué rechazas a luciano si lo amas?¿por qué?dulce maría: ya sé por qué viniste,y estoy tan contenta. por fin vuelvo a tener mamá.luciano: mi chiquita, tú eres una niña muy inteligentey estoy seguro que comprenderás estoy que voy a decirte.dulce maría: papá, no tienes cara de contento.luciano: escúchame. ayer envié a tu tía estefaníaa darte lo que yo creía una hermosa noticia.a veces, entre padres e hijos hay una muralla de timidezque no siempre se puede saltar. dulce maría: sí.los hombres son bastante flojos. luciano: hablé con ceciliay le pedí que se casara conmigo. dulce maría: [suspira]qué cosa tan maravillosa. vengan esos cinco, compañero.luciano: ay, dulce maría, cecilia y yono nos vamos a casar. dulce maría: ¿cómo, papito?luciano: cecilia no quiere casarse.me dijo que no. dulce maría: pero ¿cómoque no quiere? si eres tan guapo,eres tan bueno, y ahora estás solito.luciano: no estoy solo. te tengo a ti.dulce maría: la tía pelucas dijoque cada señor y cada señora, cuando crecen,deben tener su pareja. y tú creciste, papá.luciano: [suspira] tuve una pareja.la inolvidable-- dulce maría: mi mamita.luciano: [suspira] la perdí.la perdimos. [solloza]ahora creí haber encontrado a mi nueva pareja,y no fue así. cecilia me tiene simpatíay cariño, pero nada más.dulce maría: yo me había hecho la ilusión que viviéramoslos tres juntitos en la casa. luciano: ella te adora,y siempre seguirá siendo tu amiga.dulce maría: yo quería que fuera mi mamá.luciano: [solloza]estefanía: dime, cecilia. ¿por qué te niegas a revelarmeel verdadero motivo de tu rechazo?cecilia: insisto, no hablemos de esto.estefanía: ¿y dulce maría?, ¿no has pensado en ella?ya te expliqué con qué felicidad recibió la buena noticia.cecilia: mi pena no me atormenta más.estefanía: tú quieres a luciano, pero hay un sacrificiode por medio. cecilia: santo dios.[suspira] estefanía: ¿puedo mencionarun nombre, cecilia? cecilia: no sé que quieradecirme. estefanía: tú conoceslos sentimientos de verónica. y te pareceque si aceptas a luciano, traicionas a tu amiga.cecilia: por favor, señora. tengo que regresar al trabajo.estefanía: [suspira]luciano: perdóname por este desencanto, chiquita.estaba tan seguro. por eso vino tu tía estefaníacon una noticia que-- que no me atrevía a decirte.y ahora yo tuve que darte esta que es más difícily duele mucho más. dulce maría: los niñosvan a reírse de mí. luciano: nadie se reirá de ti.la vida seguirá como hasta ahora.el sábado, cuando vayas a la casa,tendremos un fin de semana muy divertido como--como a ti te gusta. dulce maría: pero sin ella--sin cecilia que no quiere ser mi mamá.estefanía: hola, verónica. verónica: señora,qué gusto verla. el señor larios no está.estefanía: y precisamente por eso es que vengo.necesito hablar contigo. verónica: no entiendo.estefanía: verónica, anoche mi primole pidió a cecilia que se case con él.verónica: ¿cómo? estefanía: pero ceciliale contestó que no.madre superiora: por supuesto que tú y yo somos amigas,dulce maría. dulce maría: entonces,francamente, le puedo hablardel casamiento de mi papito, lo que le falló.qué desgracia tan grande. madre superiora: tienes un padreque te quiere, y él te quiere a ti.entonces, no hable de desgracia, criatura.dulce maría: es que yo quería a ceci de mamá,y ella dice que no. a lo mejor,si yo le platico, la convenzo.madre superiora: [ríe] dulce maría.dulce maría: reverenda, ya que nosotras dossomos tan amigas del alma, pídale a ceci que se déuna vueltecita por el colegio para hablar con ella.¿qué le cuesta? madre superiora: [ríe]déjame pensarlo. dulce maría: está bien,pero no se vaya a tardar mucho.madre superiora: ¿señor gamboa? antes de hablar con cecilia,quisiera consultar algo con usted.verónica: cecilia lo ama, pero a mí me hizo creer que no.hace algunos días el señor lariosiba a pedirme matrimonio a mí. lo escuché cuando se lo dijoa un amigo suyo. estefanía: sí, verónica.lo supe por luciano. verónica: estaba tan ilusionada.[solloza] no sabe usted cuánto.y de repente, me da la espalday le ofrece matrimonio a mi mejor amiga.noé: cecilia, voy a estaren la sala de juntas. cecilia: y usted diráque soy una abusiva, que a cada instante le pidosalir en horario de oficina. noé: cecilia,tú siempre te quedas a trabajar más tiempodel que te corresponde. te llevas inclusopendientes a tu casa. vale uno por lo otro.cecilia: es que recibí una llamada de la superiora,quiere conversar conmigo, y debo escucharla.¿a usted le parece bien? noé: sí, cecilia.debes escucharla. creo--creo que saldremos ganando todos.cecilia: ¿por qué dice eso? noé: por nada.ve, que se te hace tarde. cecilia: gracias.con permiso. >> hasta luego.estefanía: verónica, no quiero ser cruel contigoni con nadie. eres muy buenay mereces mucho cariño, pero mi obligaciónera contarte las cosas así como ocurrieron.verónica: [solloza] comprendo, señora.estefanía: perdóname por este dañoque vine a causarte. verónica: no, señora,se lo agradezco. ¿para qué ilusionarme en vano?estefanía: quieres mucho a luciano, ¿verdad?verónica: [solloza] eso ya no importa.no es la primera vez que un amor se sacrifica.estefanía: verónica, ¿tú le hablaste a ceciliade tus sentimientos? verónica: sí.fui franca con ella. le dije que estabamuy enamorada del señor larios. estefanía: tenemos que encontrarla verdad entre todos. verónica: sí, señora.aunque después-- aunque después de encontrarla,tenga que encerrarme a llorar. [solloza][llora]luciano: angélica, amor mío, qué solo y tristeme siento hoy. pensé que había encontradoa la mujer que pudiera ocupar tu lugar,la que escogió nuestra pequeña hija,la que ha robado mi corazón. tal vezno soy digno de ella o no supe ganarme su cariño.esperanza: ¿qué pasó, estefanía? ¿sacó algo en claro?estefanía: en este asunto solamente hay un juegode sacrificios. dos amigas íntimasenamoradas del mismo hombre. esperanza: pero un hombreque no puede ser para las dos. estefanía: luciano solo quierea una de ellas. esperanza: pero esa muchachale dijo que no. estefanía: cecilia no es sinceracuando lo afirma. esperanza: en este juegode sacrificios, como usted dice,es inevitable que ocurra una cosa.estefanía: ¿qué cosa? esperanza: los que se quierenentre sí forman la pareja.y quien queda afuera de esa parejasufre. estefanía: es doloroso,esperanza. esperanza: para una solapersona, pero es preferiblea que sea doloroso para tres.fortunata: cecilia, ya puedes pasar.cecilia: que me visto en grandes, fortunata,¿para qué me querrá ver la madre superiora?fortunata: [suspira]cecilia: pero ¿qué es esto? dulce maría: ¡cecilia!cecilia: dulce maría. dulce maría: cecilia,¿por qué no te quieres casar con mi papá?[música][música]yo sé que no te quieres casar con mi papito.cecilia: ¿quién te lo ha dicho? dulce maría: él mismo.me llevó al cuartito viejo. estaba muy contentaporque la tía pelucas me contó una noticia.mi papá te iba a hacer la aclaración.cecilia: ¿cuál aclaración? dulce maría: la que hacenlos enamorados a las enamoradas.la aclaración de amor. cecilia: [ríe]se dice declaración. dulce maría: bueno, eso.y yo volaba en una pata de alegría.mi papito casado contigo. qué felicidad.cecilia: ay, pequeña, por dios. dulce maría: cuando te lo pide,le respondes que no. ¿es cierto esoque me dijo mi papito? cecilia: sí, es cierto.dulce maría: ¿por qué, ceci?, ¿él no te parece tan precioso?,¿es muy feito?fortunata: [chista] ¡no hagan ruido!>> ¿y quién hace ruido? >> nosotras no decimos palabra.fortunata: pero respiran. >> oh, era lo únicoque nos faltaba, que nos prohibieranla respiración. fortunata: cuando se tratade escuchar una conversación tan importanteentre dulce maría y cecilia bien poco trabajo les costaríaaguantar la respiración, como la aguanto yo.[aspira]ay, no fastidien. ay, que no fastidien.[resopla] [ríe]madre superiora: hermana fortunata.accedí a sorprender a cecilia en este encuentro de la niña,pero no accedo a que usted cometael pecado de curiosidad. fortunata: perdón, reverenda,pero este suceso es tan importante que--madre superiora: por mucho que lo sea.más importante es tu discrecióncomo mujer y como religiosa. por lo tanto,retírese a cumplir con sus obligaciones.fortunata: me retiro, reverenda. desaparezco, reverenda.cecilia: ay, dulce maría, por dios.eres demasiado pequeña para entender lo que ocurreentre los adultos. y, entonces--dulce maría: no digas que soy chiquitapara entenderlos. ya tengo seis años.¿acaso no entiendo las sumas? ¿por qué no podríaentenderlos a ustedes? cecilia: [suspira]ven, mi amor. pequeña,los problemas del corazón son más difíciles que las sumas.dulce maría: la gente grande siempre se complica la vida.salen de una bronca y se meten en otra.¿por qué me da tanto trabajo mi papito?,¿por qué me das tanto trabajo tú?luciano: ¿hay algo más? verónica: no, señor, nada más.¿puedo retirarme? luciano: puedes,pero antes dime una cosa. ¿te sientes mal?verónica: no, señor. ¿por qué me sentiría mal?luciano: habitualmente, eres un cascabel,un dorado cascabel lleno de gracia,y esta mañana ese cascabel no suena.te noto apagada o melancólica.verónica: una tiene altibajos. luciano: ¿y puedo sabera qué se deben tus altibajos de hoy?verónica: cosas mías, señor. luciano: ¿no podrían sercosas nuestras? verónica: perdóneme, señor,preferiría retirarme. luciano: hazlo, entonces,pero, verónica-- verónica: dígame.luciano: alguna vez tú me hiciste confidencias.verónica: eran otros momentos, señor.ahora prefiero confiarle mis sentimientosa la señora estefanía.cecilia: dulce maría, escúchame serenamente.yo agradezco al señor larios que se haya fijado en mí.dulce maría: con que lo agradezcas,no ganamos nada, nada. cecilia: pero recuerdaque hace meses aún era una novicia del colegio,no puedo casarme todavía. el tiempo dirá.dulce maría: es que no quieres a mi papito.cecilia: por supuesto que le tengouna gran simpatía y-- y un gran cariño,pero eso no basta para que dos personas se casen.dulce maría: ¿qué más hace falta?cecilia: pequeña mía, son cosas que aprenderáscuando seas grande. dulce maría: cuando sea grande.antes, a cada rato, quería ser grande,pero veo cuántas broncas hacen ustedesy quiero quedarme para siempre con los años que tengo.cecilia: ay, dios mío, si eso fuera posible.dulce maría: porque si no hubiera crecido,todavía mi mamita estuviera conmigo.ella se hubiera puesto tan contenta desde allá, arriba,si te casaras con mi papá. cecilia: criatura,¿cómo puedes hablar de esa manera?dulce maría: porque yo soñé con ella.me lo dijo y se sonría, pero ahora está muy tristeporque ve que no quieres a mi papitoni a mí. [solloza]estefanía: entonces, la madre superioraorganizó el encuentro entre cecilia y mi muñeca.noé: exactamente. me llamó para comentármelo.estefanía: lo que no podemos conseguir nosotrosposiblemente lo consiga la niña. noé: ¿quién sabe?la integridad de cecilia es admirable.la felicidad de verónica está en juego y--ella es capaz de sacarificarse. estefanía: sí es capaz, noé,pero nosotros no podemos aceptarlo.hay tres personas involucradas: cecilia, dulce maría y luciano.noé: sin olvidar a verónica. estefanía: ella es el únicoremordimiento en todo esto. noé: mi amor,cuando dos mujeres se enamoran del mismo hombre,y el hombre solo quiere a una de ellas,no hay alternativa.luciano: me dijo esperanza que estabas aquí.estefanía: ¿qué pasa? luciano: dime qué le ocurrea verónica. estefanía: ¿a qué te refieres?luciano: está melancólica, triste.le pedí que se sincerara conmigoy ¿sabes qué contestó? estefanía: ¿qué?luciano: que ahora prefería confiarsus sentimientos a ti. ¿fuiste a hablar con ella?estefanía: sí, luciano. luciano: ¿y qué le dijiste?noé: mi amor, yo se lo diría.luciano: ¿me dirías qué cosa? noé: como fue el diálogoque mantuvieron ambas. luciano: bueno, estefanía,¿de qué hablaste con verónica?estefanía: de ti. luciano: ¿de mí?contéstame. ¿qué le dijiste de mí?estefanía: la verdad. que le propusiste matrimonioa cecilia y que ella te rechazó. luciano: ¿con qué derecho?noé: con todo el derecho del mundo.luciano: claro. la defiendesporque es tu esposa. noé: la defiendoporque tiene razón. luciano: ¿cuál razón?el que yo me declarara a cecilia era un asunto mío,personal y privado, de manera que--estefanía: era un asunto de todos nosotros.tu hija está en juego, por eso intervine.le hablas a cecilia de casarte y te dice que no.luciano: inexplicablemente. estefanía: no, luciano.yo ya encontré la explicación a su rechazo.cecilia: y no puedo hacerte entender que yo te adoro,mi pequeñita. dulce maría: entonces,¿por qué me abandonas? cecilia: yo no te abandono,dulce maría. estaré a tu ladomientras me necesites. dulce maría: pero no vivirásconmigo en mi casa. cecilia: ¿eso cómo podría ser?cada persona vive en la suya. dulce maría: mi papá vivíacon mi mamá. vivíamos...los tres juntos. esa ilusiónme había hecho yo. cecilia: dulce maría,[suspira] si tú pudieras entenderme.dulce maría: ya entendí, cecilia.para ti más vale vivir sola. [suspira]porque a los hijos hay que cuidarlosy yo te daría trabajo. cecilia: no, no es así.dulce maría: la verdad, soy un estorbo.y te chocaría. cecilia: ¿cómo puedes decirsemejante cosa? dulce maría: ¡te molestaría!¡déjame! un estorbo.nada más que un estorbo-- cecilia: escúchame, dulce maría.dulce maría: si me quisieras, te casarías con mi papito.¡si no te casas con él, es porque no me quieres!¡no me quieres! cecilia: ¡dulce maría![llora] dios mío.[música]dulce maría: [llora] madre superiora: dulce maría,¿qué tienes? dulce maría: ayúdeme, reverenda.ayúdeme. madre superiora: serénate, niña.fortunata: está llorando. madre superiora: si tienesalgún problema, te ayudaré a resolverlo,pero tranquilízate para que me expliques.fortunata: está llorando. madre superiora: ya séque está llorando, hermana. fortunata: mi especialidadson las niñas que sufren. y mi lógica deduceque dulce maría necesita consuelo.dulce maría: [llora] madre superiora: yo me ocuparéde la niña, hermana. fortunata: ¿y qué le parece,si con mi pequeñita ayudita, entre usted y yola tranquilizamos? madre superiora: no me hacefalta su pequeña ayudita. yo no la llamé.fortunata: pero cuando se escucha el llantode los dolientes y de los oprimidos,¿es necesario que a una la llamen?no, señor. una debe acudirrápida como flecha. madre superiora: rápidacomo flecha se va a ir usted.y me deja sola con-- dulce maría.fortunata: parto, reverenda. yo digo una cosasi no deduzco mal: cecilia está en el jardín¿no le parece conveniente que vaya a verlay trate de averiguar? madre superiora: no.no llores, chiquita.estefanía: cecilia te quiere, luciano.adora a dulce maría. se casaría contigode mil amores. luciano: entonces,¿por qué me rechazó? estefanía: porque es la mujermás buena y tiene el corazón más dulce que he conocido.luciano: demuéstramelo. noé: es un problemade integridad. estefanía: y de amistad.luciano: explíquense. estefanía: cecilia sabeque verónica está enamorada de ti.noé: se sacrifica para no hacerle daño a su amiga.luciano: ¿están seguros? estefanía: sí,totalmente seguros. luciano: pero, entonces,¿qué--qué podemos hacer? noé: posiblemente,en estos momentos, está haciendo algo tu hija.luciano: ¿dulce maría? estefanía: estará pidiéndolea cecilia que se case contigo.madre superiora: me pides que te ayude,y nada haría con más placer, pero qué--explícame cómo.dulce maría: le pedí a cecilia que se casara con mi papáy no quiere hacerme caso. ¿por qué no se lo ordena usted?clarisa: buenas tardes, verónica.verónica: ay, clarisa. no te sentí llegar.¿cómo estás? clarisa: más o menos.vine a ver al licenciado valadez,¿sabes si está? verónica: sí,está en la cafetería. yo te llevo.clarisa: gracias.madre superiora: escúchame, dulce maría.yo no puedo doblegar la-- la voluntad de cecilia.dulce maría: es que yo me había hecho tantas ilusiones.madre superiora: es hermoso tener ilusiones,pero no siempre podemos satisfacerlas.por favor, hermana aurora. aurora: dirá usted, madre.madre superiora: lleve a la niña que se lave la caritay se reintegre a la clase. aurora: sí, reverenda.vamos, dulce maría. dulce maría: madre superiora.madre superiora: ¿qué, mi vida? dulce maría: ¿hablarácon cecilia aunque sea un "tantititito"?madre superiora: hablaré con ella, te lo prometo.dulce maría: tengo tantas ganas de tenerla de mamá.[música]cecilia: si vine al colegio, fue porque usted me llamó.cuando llegué, fortunata me dijo: "entra" y--y me encontré a dulce maría aquí.madre superiora: yo decidí que las cosas ocurrieran así.cecilia: ay, madre, por dios. pensé que había sidouna travesura de fortunata. madre superiora: esto no ha sidouna travesura, sino un acto de amor.la niña quería hablar contigo. cecilia: por eso usted--madre superiora: te conozco, cecilia.si te hubiera dicho que dulce maríanecesitaba verte, no te hubieras atrevidoa enfrentarla. cecilia: tiene razón,pero fue un encuentro muy doloroso.ella reaccionó de una manera extraña.me acusó diciéndome que no la quería.madre superiora: pero tú la quieres, ¿verdad?cecilia: mucho. madre superiora: ¿comoa una hija? cecilia: sí, madre.madre superiora: tienes la oportunidadde que la criatura sea eso: tu hija.¿por qué no la aprovechas? cecilia: le suplicoque no me haga más preguntas. perdóneme.perdóneme.madre superiora: ¡cecilia!licenciado valadez: gracias. clarisa, ¿usted deseasepararse legalmente de su esposo?clarisa: cuando me casé con fausto,pensé que era para toda la vida. licenciado valadez: si nose presenta a la primera junta de avenencia,queda sin efecto el trámite de divorciovoluntario que usted firmó. clarisa: fausto quiereque nos separemos. desea rehacer su vida,tener los hijos que yo nunca le pude dar.yo acepto que él sea feliz. licenciado valadez: siendo así,acuda a esa audiencia. si usted gusta,yo la puedo acompañar. clarisa: me haría tanto biensu presencia, licenciado valadez.me angustia enfrentarme a una situaciónque desconozco. licenciado valadez: comprendo.aún en los mejores términos, un divorcio resultamuy doloroso. se lo digo por experiencia.estefanía: todos creímos que mi muñeca podía convencerte.cecilia: ¿por qué quieren obligarme a hacer algoque no quiero? [suspira] por favor,deje mis sentimientos en paz. noé: ah, están aquí.estefanía: perdóname. estaba robandominutos de tu trabajo. [ríe]cecilia: pero ya los recuperó, señor.ya los recuperó.noé: [suspira] ¿novedades?estefanía: ni siquiera dulce maría pudo convencerla.noé: bueno. despreocúpate.estefanía: eso se pide muy fácil.noé: también debemos vivir un poco para nosotros mismos.estefanía: [ríe] noé: ¿qué te parece si salimosa bailar esta noche? estefanía: ¿y te animas a bailarcon una mujer triste? noé: por supuesto.yo soy muy valiente. estefanía: [ríe]vayamos, entonces. qué bueno seríasi alguna vez pudiéramos salir los cuatro juntos.luciano: mi prima me contó lo que había ocurrido.supuse el estado de ánimo en que habrá quedadodulce maría, y por eso me tomo la libertadde venir a verla en este horario,algo insólito. madre superiora: [balbucea]las niñas aún no se han sentado a la mesa,pero si quiere ver a su hija, verá a su hija.luciano: gracias, reverenda. madre superiora: [ríe]por supuesto, en el cuartito viejo.luciano: lugar obligado para nuestras confidencias.madre superiora: [ríe]verónica: ya llegué, mamá. >> sí, hija.verito, hija, te ha estado llamando un hombre.verónica: ¿luciano larios? >> no, no.un tal franco dávila, que anoche llegó de canadá.verónica: ese. franco.¿dejó dicho algo? >> mm.sí, mi hija. que te quiere invitar a salir.verónica: todavía no se da por vencido.cada vez que viene a méxico, me invita.y yo, por supuesto, lo rechazo. el pobre no entiende.>> pues, prepárate, ¿eh? porque segurito te va a hablarde nuevo. verónica: ¿sabes una cosa, mamá?>> ¿qué hija? verónica: creo que hoyaceptaré su invitación. [música]dulce maría: ¿por qué viniste de noche, papito?luciano: no puedo estar lejos de mi hija,menos cuando mi hija sufre. dulce maría: ¿qué cosa?,¿qué es? luciano: dulces,pero para compartir. dulce maría: yo soymuy compartidora. hoy vino cecilia.luciano: ¿hoy?, ¿y de qué hablaron?dulce maría: le pregunté por qué no se casaba contigo.luciano: ¿y qué te respondió? dulce maría: no le entendímuy bien. ella tenía lágrimas.no la entiendo, papá. la acusé.luciano: ¿la acusaste? dulce maría: le dijeque no me quería. luciano: ella siemprete ha querido, tú lo sabes. dulce maría: ¿por qué no se casacontigo, eh?, ¿por qué no se casasi yo se lo pido? luciano: eso hay que sentirlo.no lo ha de sentir. dulce maría: ¿cómo no vaa sentirlo? con lo guapo que eres.luciano: [ríe] gracias, mi chiquita,pero aun suponiendo que fuera guapo,como tú dices, cecilia no tieneninguna obligación de quererme. dulce maría: sí tiene.sí tiene, porque eres mi papito,y si a mí me quiere como a ninguna,también debe quererte a ti. luciano: [ríe]hay personas que cambian de opinión.quizás cecilia esté un poquito confusa.dulce maría: ¿qué quiere decir "confusa"?luciano: que no está muy segura de sus sentimientos.[suspira] a lo mejor, cecilia piensa mejor las cosasy escucha su corazoncito, y conseguimos de ellalo que queremos. dulce maría: sí, papá.ojalá que a ceci pronto se le quite lo "tontusa".luciano: [ríe] confusa.no "tontusa". dulce maría: eso, papito.noé: te felicito, chiripa. tienes unos hijos preciosos.chiripa: clarín y trompeta, si salieron a su mera madre.>> chiripa es una excelente mamá, pero los cachorrosson tremendos. chiripa: eso lo sacarondel canijo valentino.gabriel: aunque hables, no te escucho, estefanía.estefanía: [ríe] estaba diciéndole a gabrielque podría repetirle palabra por palabrala confesión que cecilia tuvo con él.[ríe] gabriel: no la oigo, no la oigo.ambos: [ríen] estefanía: ella quierea luciano, pero no puede aceptarloporque piensa que se lo robaría a verónica.era eso, ¿o no? gabriel: te digo que no te oigo.ambos: [ríen] estefanía: gabriel,el que calla otorga. entonces,¿reconoces que es verdad lo que te digo?gabriel: estefanía, qué falta de respeto es esta.estefanía: [ríe] silvestre: su café,padre gabriel. gabriel: gracias, silvestre.estefanía: ninguna falta de respeto.simplemente, queremos juntar a una pareja.gabriel: aunque case a la gente, no soy casamentero.silvestre: perdón, señor, ¿usted y la señorase quedan a cenar? noé: eh, no, silvestre,saldremos a bailar. estefanía: ¿no quieresvenir con nosotros, gabriel? gabriel: volvemos a la faltade respeto. ambos: [ríen]dulce maría: papá, mientras el corazoncito de cecile dice que se case contigo, prométeme una cosa.luciano: ¿qué cosa? dulce maría: porfis,no salgas con ninguna mujer femenina,con ninguna. luciano: ¿qué dices,dulce maría? dulce maría: ya sé.los varones "varoneros" y los viudos jóvenespueden salir con mujeres. la ley lo permite,pero te pido: no veas a ninguna, papá.luciano: bueno. dulce maría: pero con hombres"varoneros", sí,eso no me importa, pero con mujeres femeninas,no. ¿qué te cuesta?luciano: dulce maría, tú reconoces que la leylo permite. dulce maría: pero ¿a quiénle darías gusto?, ¿a la ley o a tu hija?luciano: a mi hija, naturalmente.dulce maría: gracias, papito. eres muy bueno.no la pasas con ninguna, ni siquiera con verónica.franco: verdaderamente, no puedo creerlo.verónica: ¿no puedes creer qué, franco?franco: vuelvo del viaje, y, como es la costumbre,hago lo de siempre, por pura rutina,invitarte a salir resignado ya a tu negativa,pero me sorprendió mucho que no te negaras.verónica: buena noticia, ¿no? franco: mm, en el restode la noche, sabré si es o no una buena noticia.verónica: salgamos, entonces. si te hace falta una respuesta,cuanto antes la tengas, mejor para todos.dulce maría: mamita, quiero decirte algo que pensé:cuando a ceci se le quite lo confusa,a--a lo mejor, agarra y acepta a mi papá,pero mientras eso pasa, él prometió que no saldrácon ninguna otra. a ti también te da gusto,¿verdad? lo sabía.[música] estefanía: ¿qué miras?noé: ay, estefanía, duele. fíjate en aquella mesa.estefanía: ¿qué pasa con aquella mesa?verónica con un hombre.[murmullo]estefanía: ay, vámonos antes de que verónica descubraque estamos aquí. ay, vámonos, noé.noé: voy, voy. gracias.vámonos. franco: tú sabes que te quiero.verónica: sí, franco. franco: que te quise siempre.verónica: ¿por qué no vuelves a decírmelo?franco: verónica, ¿con esperanza?verónica: ¿por qué no? franco: nunca, nunca me habíasdado esperanza. verónica: el tiempo pasay ayuda a pensar las cosas. franco: ¿entonces?verónica: sí. franco: ay, madre mía.[timbre]luciano: cecilia, perdone que venga a verlaa esta hora. cecilia: no se preocupe, señor.pase. estaba revisando algunos papelesque traje de la oficina. ¿pasa algo?luciano: sé lo que pasó hoy en el colegio,y necesito que perdone a mi hija.cecilia: perdonarla a ella, la inocente.luciano: no crea que vengo a verla para--insistir en una súplica que-- sería inútil por ahora.cecilia: ahora y siempre. luciano: quiero que estés segurade algo. cecilia: ¿de algo?luciano: del amor que siento por ti.

Cargando Playlist...