null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 132

Dulce María cae a un pozo al intentar rescatar a un gatito. La hermana Fortunata descubre que Dulce María ha escapado del colegio. La madre superiora se molesta al saber que debido a un descuido Dulce María quedó atrapada en el pozo.
4 Ago 2021 – 12:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... juanita: ¿puedes ver al gatito?dulce maría: no puedo, está muy oscuro.pero lo oigo. bajemos a salvarlo.juanita: eso me da mucho miedo, dulce maría.dulce maría: por lo miedosa pareces un varón varonero.juanita: la reverenda nos va a regañar.dulce maría: no podemos dejar que un gatito abandonadose muera de hambre. y si tanto miedo te da,vete y déjame a mí sola. juanita: está bien, te ayudo.[maullido] dulce maría: vamos a bajar.juanita: ¡dulce maría! dulce maría: tú sígueme.[maullido]gatito querido, no tengas miedo que venimos a salvarte.juanita: que tierno gatito, dulce maría.pobrecito, ya no llora. dulce maría: porque no esun gato burro, sino un gato inteligente.comprende que vinimos a salvarlo.[maullido] [timbre]juanita: ¡ya sonó el timbre de entrada!dulce maría: no te preocupes, vamos a salir con el gatitode bolonbimbón.reverenda lucía: pero ¿qué es esto hermana fortunata?,¿por qué el pozo no tiene tapa? dulce maría: es la reverenda.si nos cacha aquí, sácatelas. nos arman la gran bronca.reverenda lucía: este pozo debería de estar cubiertopara evitar un accidente. fortunata: pascual lo revisade vez en cuando. reverenda lucía: si esta vezlo hizo, cometió la imprudencia de no taparlo.llámalo para que lo haga. fortunata: eso es imposible,reverenda. reverenda lucía: ¿por quéimposible? fortunata: pascual llevóa cometa a la verificación. luego iba por el abonode las plantas y-- reverenda lucía: no podemosesperar a que don pascual regrese.necesito que el pozo sea cubierto inmediatamente.si alguna de las hermanas nos ayuda,terminaremos más pronto. fortunata: antes vamosa asomarnos para ver si no hay nadie adentro.¿hay alguien ahí? dulce maría: shh.fortunata: ¿hay alguien abajo?dulce maría: shh.reverenda lucía: ¿y bien, hermana fortunata?fortunata: no hay nadie. >> ¿algún problema, reverenda?reverenda lucía: hermana, has sido enviada por el cielo.ayúdenos a tapar el pozo. fortunata: nadie más indicadaque yo para hacerlo, reverenda. yo conozco al dedillola historia de este pozo. parece que en el fondo de élhay un túnel que condo-- conduce vaya saber a dónde.se construyó en el año de 1898 cuando usted aún no habíanacido. ¿o sí había nacido?reverenda lucía: ay, hermana fortunata.¿cómo se le puede ocurrir preguntar algo tan descabellado?fortunata: disculpe usted. no sé cómo no me di cuentaque está en la flor de la juventud.reverenda lucía: mire, no sea tan imprudente y hable menos.vamos, a tapar el pozo. juanita: ¿qué vamos a hacer,dulce maría? dulce maría: no tengas miedo,juanita. cuando esté tapadoy se hayan ido, yo subo, empujo la tapacon la cabeza y todo salta patas para arriba.juanita: ¿estás segura que podrás hacerlo?dulce maría: me canso ganso.fortunata: ya quedó. reverenda lucía: ay, gracias.muchas gracias. así evitaremos que algunade las niñas sufra un accidente. fortunata: permítame seguirlecontando la historia del pozo, reverenda.como ya le dije, tiene en el fondo--reverenda lucía: hermana. vaya y prevenga al grupode primero. no quiero que se acerquen aquí.fortunata: no me dejó contarle la historia del pozo,es tan interesante.dulce maría: creo que ya se fueron.juanita: está muy oscuro y tengo mucho miedo.dulce maría: no te preocupes, ahora subo empujo con la cabeza,se despatarra todo y salimos. juanita: ¿estás segura?dulce maría: sípirili. detén al gatito, mientras subo.juanita: seguro nos van a regañar.dulce maría: eres tan miedosa como los varones varoneros.pronto estaremos afuera.aurora: al final de la clase me entregaran los trabajos.fortunata: permiso. traigo una ordende la nueva reverenda. queda totalmente prohibidoacercarse al pozo clausurado. o podría resultar peligrosoy las cosas peligrosas-- frida: hermana fortunata,faltan dos alumnas. fortunata: ¿cómo que faltan?,¿cómo que faltan? bárbara: son dulce maríay juanita. antes de formarse para entraral salón, se fueron. frida: de seguro anda de haberestado haciendo una travesura. claro que la culpa la tendrádulce maría, como siempre. aurora: yo pensé que dulce maríay juanita estaban con la reverenda.bárbara: hermanas, yo les puedo contar una cosa.fortunata: me encanta que me cuenten cosas.¿de qué se trata, bárbara? bárbara: dulce maría estabaen el patio contándonos que ahora tiene un abuelo.entonces llegó juanita. le dijo un secreto,salieron juntas y ya nunca más las vimos.aurora: fortunata, tenemos que hacer algo.esas niñas no pueden andar por ahí jugandocuando debieran de estar en clase.fortunata: tienes razón. tenemos que encontrarlasantes de que la madre superiora se entere.alfonsina revisará los baños. alfonsina: enseguida, hermanita.fortunata: lluvia ve al dormitorio y a los lavados.lluvia: voy de súper volada. fortunata: frida y bárbaraa los jardines. ¿quién más quiere colaboraren la búsqueda? todas: [gritan]fortunata: silencio, sin desórdenes.seré yo quien elija a las que irán a la cacería.digo, de búsqueda. gracias, tú ve al salónde música. dulce maría tiene muy buena voz,quizá esté ensayando.[gritos] fortunata: me van a volver locade tanto gritos, ya basta. solamente irán las que yo diga.[gritos] dulce maría: ¡no se puede,juanita! juanita: ¡tiene que moverse!¡esfuérzate, dulce maría! dulce maría: ¡no puedo,no puedo! juanita: ¡entonces hayque gritar para que vengan por nosotros!dulce maría: ¡si gritamos, nos van a descubrir!nos van a castigar por habernos metido aquí.juanita: ¡entonces que nos castiguen, a quedarnosencerradas en el pozo para siemprey morirnos de hambre! dulce maría: [golpea]¡sáquennos de aquí! ¡auxilio!juanita: [llora] dulce maría: ¡nos caímos al pozosin darnos cuenta! ¡ayúdennos!¡auxilio! adolfo: licenciado,yo quiero que los papeles que firmó luciano lariosqueden sin efecto. porque voy a redactarun nuevo testamento. licenciado: ¿hará cambiossignificativos, don adolfo? adolfo: sí, porque voy a nombrarcomo mi única heredera a mi nieta dulce maría.licenciado: sabia decisión, don adolfo.adolfo: es que, mi nieta no sólo me robó el corazón, artigas.me ablandó el corazón a pesar de haber estado durocomo una roca. y quiero dedicar los últimosaños de mi vida a disfrutar de mi nieta.ay, dios, si usted supiera cómo extraño su risa, su ternuray esa florecita que me llevaba todos los días.licenciado: me alegra escucharlo hablar así, de veras.adolfo: gracias a ella mi vida volvió a tener sentido.y gracias a dulce maría, he recobradolas ganas de sonreír. [música]fortunata: ¿dónde pueden estar dulce maría y juanitaque no aparecen por ningún lado?>> nadie las encontró. lluvia: que súper complicación.aurora: ¿se habrán salido a la calle?fortunata: no lo creo, las puertas están cerrada.>> revisé los tres patios pequeños y tampoco están ahí.frida: tenemos que avisarle a la madre superiora.alfonsina: no, es mejor que la reverenda no sepa nada.lluvia: yo no voy a ser su tapadera.aurora: temo por el castigo que sufrirán las alumnas.pero estaría mal que le ocultáramosa la reverenda lo que está pasando.fortunata: mejor busquemos un rato más y quizás aparezcan.>> no, fortunata. lamentablemente tenemosque notificarle a la reverenda el problema.tú como maestra titular del grupo, debes ir a darlela noticia. fortunata: ángeles y querubines.en qué predicamento me ponen. dulce maría: no llores, juanita.ya verás que cuando vean que no aparecemos,van a buscar y nos van a encontrar aquí.juanita: pero ¿cómo van a saber que estamos en el fondodel pozo? dulce maría: golpeamos la tapay gritaremos fuerte. juanita: ya lo hicimosy nadie nos escuchó. es cierto que tú eresmuy inteligente, ¿no? dulce maría: sípirili.juanita: entonces, ya que sabes tantas cosas, ¿cuánto tiempopuede aguantar una persona que no coma sin que se muera?dulce maría: como tres o cuatro días.juanita: yo creí que una persona sin comer aguantabatres o cuatro meses. dulce maría: eso les pasaa las tortugas. porque yo si me quedosin comer un día, sácatelas, me da un ataque.juanita: me está dando hambre. dulce maría: aquí tengoun chocolate. lo partimos mitad y mitad.cómete el tuyo y yo el mío lo guardopara que no se muera de hambre el gatito.juanita: tengamos en cuenta que nos vamos a morir,dulce maría. ¡nos vamos a morir!dulce maría: no llores, tontonila.voy a darle de golpes a la tapa para que vengan a sacarnos.[llaman a la puerta] reverenda lucía: adelante.fortunata: permiso, nueva reverenda.reverenda lucía: hermana, ¿cuántas veces tengo que decirleque no es necesario que me recuerde cada momentoque soy nueva en el colegio? fortunata: disculpe usted.no quise importunarla y mucho menosquiero ponerla nerviosa con lo que le voy a contarni interrumpirla en su trabajo. pero sacarrajatelas.lo que me trae es un asunto muy importante.porque si no fuera un asunto muy importante y grave,yo ni me aparezco por aquí. porque--reverenda lucía: si la trae un asunto importante,vaya directo al grano. sin tantos rodeos.fortunata: reverenda, han desaparecido dos alumnas.reverenda lucía: ¿desaparecido? ¿quiénes desaparecieron?responda, por dios, no se quede callada.juanita: nadie viene a salvarnos, dulce maría.se olvidaron de nosotros para siempre.dulce maría: cuando vengan a sacarnos, seremos viejitasy tendremos nietos.abuelita, juanita, nosotras te vamos a ayudara salir de este pozo. juanita: gracias, nietecitasmías. son muy buenas con esta pobre viejecitade 80 años.dulce maría: ayúdenme, ayuden a su abuelitaque ya no puede caminar. juanita: ya, abuelita.estuvimos encerradas en el pozo por chorrocientos años.qué viejitas saldremos de aquí.reverenda lucía: así que la alumna lariosy la alumna pérez son las desaparecidas.pero, pero ¿cómo pudo pasar algo así?,¿acostumbran las niñas del colegio a desaparecer asísin dejar rastro? fortunata: es la primera vezen la historia de este prestigioso colegioque ocurre algo así, reverenda. reverenda lucía: tengoantecedente nada halagadores sobre la alumna larios.sé que es una traviesa incorregible.fortunata: según informes recabados, las dos alumnas,que por cierto son muy amigas, lo que me parece muy bienporque la amistad es un sentimientofraterno que-- reverenda lucía: séperfectamente bien lo que es la amistad, hermana.ahora lo que importa es buscar y encontrar inmediatamentea esas niñas. hay que registrar el colegiopalmo a palmo. fortunata: ya lo hicimos.el salón de música, los patios, la casita de don pascual,el gallinero, de las macetas-- reverenda lucía: hermana,pierda esa costumbre de hablar como ametralladora.fortunata: ah, el pozo. reverenda lucía: ¿qué dice?fortunata: cómo no lo pensamos antes.me olvidé de registrar el pozo. como estaba destapado,es posible que las niñas se hayan metido ahí.reverenda lucía: no, eso me parece poco probable.¿para qué iban a bajar ahí? además, usted llamóy nadie le contestó. fortunata: ay, si estabanahí escondidas, no nos iban a contestar.nuestra última posibilidad de encontrarlas es buscarlasen ese siniestro lugar. así que, vamos.acompáñeme inmediatamente. reverenda lucía: ¡un momento!usted no es quién para darme órdenes.fortunata: perdone, reverenda. yo--reverenda lucía: silencio. quiero que reúna a las hermanasaurora y agueda. consiga linternas,iremos ahora mismo a revisar ese pozo.fortunata: [ríe] reverenda lucía: santo dios,que aparezcan esas criaturas. que aparezcan sanas y salvas,dios mío. dulce maría: juanita,mira lo que hay aquí. juanita: ¿qué?, ¿qué es?no veo bien. dulce maría: es una puertecita.a lo mejor podemos abrirla.[gime]mira, se abre. vamos a entrar.juanita: pero me da miedo. dulce maría: más miedonos tiene que dar quedarnos aquí y quedarnos por 100 años.este camino nos llevará a algún lado.anda, sígueme.reverenda lucía: si dulce maría y juanita están en el fondodel pozo, acabará esta angustia. aunque ambas tendránque explicar muy bien qué hacían ahí.fortunata: las labores de rescate deben iniciarsede inmediato.mientras las rescatistas actúan, yo le terminaré de contarla historia del pozo. reverenda lucía: ya le dijeque no me interesa para nada escuchar esa historia, hermana.fortunata: pero usted, como nueva directoradel colegio, debe conocer al dedillola historia. reverenda lucía: por favor,hermana, ya sé que el pozo fue construido en 1898.pero ahora lo único que me interesaes que las niñas aparezcan. aurora: ya quedó destapado,reverenda. fortunata: [imita un claxon]¿hay alguien allá abajo? reverenda lucía: ¿para quéllama? si usted misma me dijo que si las alumnas perdidasestán ahí, no contestarían. ilumina el interior del pozoinmediatamente. no esté perdiendo el tiempo.fortunata: eso es lo que iba a hacer.¿quién solicitó las linternas? yo las solicité.eso quiere decir que mis intenciones eran--reverenda lucía: deje de hablar tanto y actúe, hermana.actúe. fortunata: ya le ilumino,reverenda.silvestre: casa de la familia larios donde ya no hay abuelosconvalecientes y donde desaparecieronlos rencores del pasado. [ríe]sí. sí, sí, un momento, sí.enseguida se la paso. es para usted, señora cecilia.cecilia: ¿quién es, silvestre? silvestre: la reverenda lucía.parece que ha ocurrido algo. cecilia: ¿me tiene?silvestre: sí. cecilia: gracias.¿bueno? sí, reverenda, ¿qué ocurre?no puede ser. ¿cuándo pasó eso?sí, sí, enseguida salimos para allá.luciano: ¿qué pasa, cecilia? cecilia: se trata de dulcemaría. estefanía: ¿qué le ocurrea mi muñeca? luciano: ¿alguna nueva travesurade la niña? cecilia: dulce maría y juanitadesaparecieron. luciano: ¿cómo quedesaparecieron? pero ¿es que mi hijaquiere volverme loco? estefanía: podría tratarsede un asunto serio y delicado, luciano.luciano: dulce maría se estuvo portando biendurante algún tiempo. pero ya ha vuelto a las andadas.porque nadie me quita de la cabezaque esta es una nueva travesura. y seguramente contandocon el apoyo de su cómplice, la inseparablehermana fortunata. cecilia: no, no, luciano.me dijo la reverenda que fue precisamentefortunata quien reportó la desaparición de las niñas.silvestre: ¿se habrán salido a la calle?cecilia: no, no lo creo. estefanía: entonces tienenque estar en algún lugar del colegio.cecilia: ahí está el misterio, estefanía.la reverenda, las hermanas agueda y auroray algunas de las niñas ya la han buscado y no aparecen.luciano: habrán buscado mal. dos niñas no pueden desaparecerni hacer invisible de repente. estefanía: yo creo que, que esmejor que vayan al colegio. además, la reverendanos está esperando. luciano: está bien, vamos.ya veremos qué nuevo disparate inventó mi hija.estefanía: esperen. yo voy con ustedes.sólo encargó a estefi con esperanza.juanita: en esta cueva vive drácula.dulce maría: ¿y ese señor quién es?, ¿tú lo conoces?juanita: uy, no. no lo conozco ni quieroconocerlo. es un señor vampiroque chupa sangre. dulce maría: no creo que vivaen un lugar tan feo y oscuro como este.donde no hay ni televisión. anda, vamos a seguir caminando.juanita: no quiero, no quiero seguir.dulce maría: vámonos.juanita: [jadea] dulce maría: ¿qué pasa,calabaza? [música]ambas: [gritan]fortunata: madre superiora, ¿no cree usted que asícomo los padres de la alumna dulce maría lariosya fueron avisados de la desaparición de su hija,ahora deberíamos de avisarle a los padresde la alumna juanita pérez? reverenda lucía: ¿y qué creeusted que es lo que estoy haciendo, eh?fortunata: ah. estaba completamente segurade que usted estaba haciendo eso.reverenda lucía: no contestan. fortunata: eso quiere decirque no hay nadie en la casa. reverenda lucía: la suyaes una deducción muy brillante. fortunata: lo que no me explicoes cómo esa gente es capaz de salir cuando su hija y nietaanda perdida sabrá dios dónde. reverenda lucía: hermana,no más comentarios. que mi pacienciaestá en el límite. ambas: [gritan]dulce maría: ya se fueron los "murciégalos".los asustaste con tus gritos. juanita: ¿de veras ya se fueron?dulce maría: sí, sí. juanita: [grita][croar de sapo] dulce maría: ¿ahora por quégritas? juanita: mira, hay un sapohorrible ahí. y yo les tengo mucho miedo.dulce maría: los sapos te dan miedo,los "murciégalos" te dan miedo, los túneles te dan miedo.te digo que pareces varón varonero.juanita: mejor vámonos de aquí despacito para que no se enojey no nos vaya a morder. dulce maría: los saposno muerden. comen mosco.yo no soy mosco, ni tú ni el gatito.estefanía: ya dejé a estefi con esperanza, ¿ha habidonoticias de mi muñeca? luciano: ninguna.silvestre: café para los nervios.luciano: ¡no queremos café, silvestre!yo lo que quisiera saber es cómo mi hija es capazde cometer una nueva travesura en el primer día de trabajode la reverenda en el colegio. todo es por culpa de ustedes.todos: ¿culpa nuestra? luciano: por supuesto,por consentirla y malcriarla tanto, ustedes le alientansus travesuras y aquí están las consecuencias.estefanía: que mi amor chiquito desapareció del colegio quizáno sea una travesura, luciano. luciano: ¿entonces qué es,una hazaña? [timbre]adolfo: buenas tardes. silvestre: no son nada buenas,don adolfo. adolfo: ¿por qué no lo son?,¿qué ha pasado? luciano: dulce maría desapareciódel colegio. adolfo: dios mío, no puede ser.luciano: no, no, no se preocupe. esta es una costumbrede su nieta. es la centésima vezque desaparece del colegio. pero ya me escucharácuando la encontremos. bebé: [llora]cecilia: ¡ya bajo, luciano! en cuanto termine de darlesu mamila a arturito. silvestre: ¿quiere un café,don adolfo? luciano: ¡ya bastade ofrecer café, silvestre! adolfo: luciano, yo en tú lugarno estaría pensando en castigar a la niña.estaría muerto de miedo. luciano: yo no estoymuerto de miedo porque conozco a mi hija.es experta en meterse en líos y meternos a nosotros.conozco el repertorio de travesuras de mi hija.es como si un mago sacara conejos de un sombrero.adolfo: cuando la niña aparezca, no seas demasiado severocon ella. no le grites.cecilia: ya estoy lista, deje a arturito dormido.luciano: don adolfo, ahora que se siente abuelode dulce maría, le ruego que escapea la tradición que tienen todos en esta casa.y que es consentir y alabar la mala crianza de dulce maría.he dicho. estefanía: está muy enojado.y es mejor no contradecirlo en nada.juanita: dulce maría, ahí se acaba el túnel.dulce maría: pero mira, hay una escalera que subepara arriba. juanita: también bajapara abajo. dulce maría: sí, es lo quele pasa a todas las escaleras. toma el gatito mientras subo.a lo mejor ahora sí los cabezazos me dan resultado.gato: [maúlla]reverenda lucía: ¿podría usted dejar de moverse de aquípara allá? me está poniendo más nerviosa.fortunata: [resuella] la puerta.quizás quien está tocando nos traiga noticias.cecilia: ¿aparecieron las niñas, reverenda?reverenda lucía: todavía no, cecilia.luciano: le presento a don adolfo valle,el abuelo de mi hija. reverenda lucía: mucho gusto,señor valle. aunque lamento conocerloen estas circunstancias tan especiales.adolfo: estoy muy preocupado, reverenda.lo siento mucho porque iba a llevarle unos chocolatesa mi nieta y me encuentro con que está desaparecida.fortunata: es una tragedia que esté desaparecidasu nietecita, pero por los chocolates,no se preocupe, me los puede dar a mí.reverenda lucía: hermana, por favor.luciano: no podemos quedarnos cruzados de brazos.algo hay que hacer para encontrar a las niñas.dulce maría: juanita, esto se mueve.está duro y pesado, pero se mueve.juanita: cuidado, ahí arriba puede haber momias.dulce maría: las momias sólo están en guanajuatoy ni me lo recuerdes que yo fui a verlascuando estuve de luna de miel con mi tía pelucas y mi tío noé.y esa noche tuve pesadillas.[música thriller]no nos podemos quedar aquí, juanita.tenemos que empujar para salir de ese lugar.[gime] juanita: tú puedes, dulce maría,tú puedes. reverenda lucía: las hermanasy las niñas de primero ya revisaron el colegiode arriba a abajo. cecilia: ¿no estaráncon pascual? reverenda lucía: no, no,cecilia. don pascual fue a llevar la camionetaa la verificación, pero se fue solo.por lo tanto está descartada la posibilidad de que las niñasestén aquí. cecilia: conozco el colegioa la perfección. ¿me permite revisarlonuevamente, reverenda? reverenda lucía: pero claro,por supuesto, cecilia. puedes hacerlo.adolfo: yo la acompaño. estefanía: y yo.luciano: y yo. porque dulce maríatendrá que darnos una explicación lógicade esta desaparición. fortunata: quizás esa cajade chocolates le pese mucho. si usted gusta,yo puedo llevársela. adolfo: no, hermana,la caja de chocolates no me molesta en lo absoluto.fortunata: no haga eso. si se la coloca bajo el brazo,podrían derretirse y eso sería un crimen.luciano: vamos.[maullidos]reverenda lucía: [grita] dulce maría: sácatelas.acostó a la reverenda. [música]dulce maría: sube, juanita, estamos salvadas.juanita: toma, dulce maría. pero ¿dónde estamos?dulce maría: en la dirección del colegio.la reverenda me vio salir y creyó que era un fantasma.le vino el patatús. juanita: ¿no se habrá muertodel susto? dulce maría: hay que escucharleel corazón. cuando la gente se muere,se le queda quietecito, quietecito.gato: [maúlla] juanita: minino.dulce maría: se le paró el corazón.no se oye como tambor. juanita: dulce maría,si lo escuchaste a la derecha. el corazón está ala izquierda.dulce maría: ¿también en los zurdos?porque a lo mejor la nueva reverenda es zurda.dulce maría: está viva, está viva.el corazón le hace "pumpumpum". vamos de "bolompimpón"a lavarnos la cara. de que cuando la superiorase despierte creará que todo fue un sueño.juanita: y luego de lavarnos la cara, ¿qué hacemos?dulce maría: regresamos al salón como si no hubiera pasadoabsolutamente nada. pero antes ayúdame a taparel agujero.ahora vámonos antes de que se arme la gran bronca.dame el gatito a mí. tú ya lo tuviste mucho rato.qué suerte que le vino el patatús.vámonos. juanita: vamos.adolfo: tampoco está aquí mi nieta.luciano: ¿qué--qué puede haber pasado entonces con mi hija?se pulverizó. estefanía: yo estoy demasiadonerviosa. y esta desaparición tan largano me está gustando nada. mejor volvamos con la reverenda.adolfo: la reverenda no tiene nada que ver en esto.no está en capacidad de poder resolver el problema.es mejor llamar a la policía o a quien sea.a los bomberos, a quien sea, pero mi nietatiene que aparecer, caray. y usted devuélvame la cajade chocolates de dulce maría. estefanía: vamos.cecilia: vamos, vamos. fortunata: es inútil.yo tratando de colaborar con ese hombre,que hasta hace poco estuvo convaleciente,y él no se deja ayudar. dulce maría: ya estamoscomo nuevas.cecilia: por los clavos de cristo, algo le pasóa la reverenda. luciano: reverenda, reverenda.¿qué le pasa?, ¿qué tiene usted? adolfo: tiene las manos heladas.estefanía: ay, ¿qué le ocurrió? reverenda lucía: no sé.se abrió un agujero en el piso y apareció dulce maría.fortunata: ¿está segura, reverenda?reverenda lucía: sí, sí, sí. ustedes crearan que me estoyvolviendo loca, pero estoy seguraque se abrió el piso. un agujero en el piso.ay, dios mío. quizás tenga que empezara usar anteojos, pero no, no, sí la vi.luciano: reverenda, algunas veces la imaginaciónnos hace ver cosas que en verdad no han pasado.es mejor que la hermana fortunata se la llevea descansar a su cuarto. fortunata: venga, reverenda,venga. reverenda lucía: yo--yo, podríaasegurar que el piso se abrió y--y apareció dulce maría.estoy segura. fortunata: venga, venga,reverenda, vamos. reverenda lucía: estoy segura.se abrió. me asusté porque cómo ibaa parecer la niña de ahí. hermana fortunata,estoy segura que salió del piso. salió del piso.adolfo: un momento. estefanía: ¿qué pasa,don adolfo? adolfo: los chocolates.han desaparecido. yo los deje ahí, ¿dónde están?,¿dónde están? fortunata: [silba]juanita: ¿qué nombre le ponemos al gatito?dulce maría: "minino" le queda muy bien.en esta caja dormirás. pero no vaya hacer ruidoo te corren de aquí. más tarde te llevaremosal cuartito viejo.juanita: vamos a esconderlo ahí abajo de la cama.tuvimos mucha suerte.dulce maría: nos salvamos de una gran bronca.adolfo: esos chocolates tienen que aparecer.luciano: por dios, don adolfo, hay dos niñas perdidas¿y usted sólo piensa en una insignificante cajade chocolates? adolfo: pero es que, es que--fortunata: vamos, reverenda, la llevaré a su cuarto.reverenda lucía: no, no, no. yo no necesito descansar.y aunque nadie me crea, estoy segura que de ese pisosalió dulce maría. ah, sí.luciano: solamente hay una manera de comprobarsus palabras, reverenda. cecilia: ¿cuál, luciano?luciano: revisar el piso.un pasadizo secreto en el piso. fortunata: ángeles y querubines.adolfo: los chocolates. fortunata: solamentese los estaba guardando. adolfo: son para mi nieta.reverenda lucía: yo nunca me imaginé que en el pisode la dirección hubiese esta puertecilla secreta.¿lo ven?, ¿ve cómo tenía yo razónal decir que había visto salir a dulce maría?estefanía: al menos sabemos que mi muñeca y juanitaestán a salvo. cecilia: es cierto.frida: permiso. reverenda lucía: ahora no puedorecibir alumnas. frida: es muy importante,reverenda. acabo de ver en el dormitorioa dulce maría larios y a juana pérezmuy campantes y risa y risa. luciano: ¿riéndose?riéndose de lo que hicieron. adolfo: vayamos a vera mi nieta. quiero darle un beso.ahora sé que está bien y se me ha quitado un pesode encima. reverenda lucía: un momento,señor valle. esto que hizo dulce maríano puede quedarse así. ella y la otra niñatendrán que explicar muy bien dónde estuvieron.y aparte de eso, yo tendré que aplicaruna sanción. luciano: estoy totalmentede acuerdo con usted, reverenda.aplíqueles el castigo que se merezcan. a ese castigo,yo le sumaré el mío.[música] un gatito.un gatito. de modo que mi hijase atrevió a adentrarse en un peligroso pozopara salvar a un gatito. dulce maría: pero papáel pobre gatito necesitaba ayuda.lloraba y lloraba. y podía morirsede hambre y frio. sino lo salvaba,me venía una cosa, ay, aquí. adolfo: mi nieta demostrósu nobleza, luciano. amar a los animalesme parece muy hermoso de su parte.luciano: está bien que mi hija quiera a los animales.pero debería importarle más la disciplina del colegio.y para colmo, fue capaz de arrastrar a esa peligrosaaventura a otra alumna. dulce maría: juanita se portóde los más miedoso y gritona. hasta parecía un varónvaronero. luciano: y todavía es capazde decir eso. nos diste un buen sustoa todos, dulce maría. estefanía: pero fue una cosade niños, luciano. luciano: no la defiendas,estefanía. cecilia: ¿tú no habríassalvado un gatito en peligro, mi amor?luciano: [carraspea] yo nunca habría puestomi vida en peligro para salvar a un gato.por lo tanto no solamente escribirás 300 veces la oraciónque te impuso la reverenda. todas: "no debo entraral pozo del colegio". luciano: también cumpliráscon mi propio castigo. que consistirá en quedartecastigada dos fines de semana en la casa sin salira divertirte.lluvia: te tenemos una súper noticia, juanita.ya llevamos a minino al cuartito viejo.juanita: ojalá no lo descubra la reverenda o lo echaráa la calle. alfonsina: a ese cuartito viejosolamente entra dulce maría.bárbara: me encanta que te hayan castigado.frida: eso te enseñará a no ser amiga de la latosade dulce maría. por su culpa tienesque escribir esa plana. lluvia: dulce maría no esninguna súper latosa. ella le súper salvóla vida a un gatito. frida: entonces que el gatovenga a ayudar a juanita. para hacer las planas.[ríe] alfonsina: mejor váyansede aquí. ¡sangronas!todas: [gritan]cecilia: ¿no le podrías bajar el castigo a la niña, luciano?adolfo: yo tenía planes de invitar a mi nietael fin de semana a comer fuera. y luego llevarla al cine.estefanía: a mí me hubiera encantado que me acompañaraal parque a pasear con estefi. dulce maría: pero papito.es una penitencia muy grande la que sufriré durantedos largos fines de semana. luciano: ni más ni menosque lo que te mereces por tu travesura.dulce maría: tenía que salvar al gatito.minino es muy mono. yo digo una cosa,¿lo puedo traer a vivir a la casa?[risas] luciano: ¿la oyen?pero ¿la oyen? dulce maría: gracias por cuidarel gatito huerfanito. angélica: es un animalitoprecioso. pero fue muy peligrosoque entraras a ese pozo a salvarlo.dulce maría: mi papá se enojó un chorrodonal por el sustoque le di a la familia. y cuando le pedí permisopara llevarlo a vivir a la casa,me dijo que no. pero si él conociera a mininoy viera lo inteligente y educado que es,cambiaría de opinión. angélica: mi carita de ángel,yo tengo el recurso para que tu papáte levante el castigo y te permita quedartecon minino. dulce maría: ¿de veras, mamita?yajajai. mi hija chiripatendrá un hermanito.[música]