null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 110

Dulce María entristece al saber que debido a uno de los negocios de Luciano, su viaje al rancho se ha cancelado. Fedora sospecha que Clarissa solo está interesada en el dinero de Cristóbal. Raymundo lleva a cabo sus planes para robar la casa de Luciano.
3 Jul 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... angélica: ¿un paseo vale másque la sonrisa de un bebé o que la amistad, que es el másgrande y hermoso de los regalos? dulce maría: yo quiero versonreír a todas mis compañeras y a ti también, mamita.angélica: sí, mi carita de ángel, yo siempre sonreirépara ti. dulce maría: [resuella]mamita, se me acaba de ocurrir una idea bien cachetona.voy a invitar a todas mis compañeras al rancho.angélica: [ríe] dulce maría: ¿verdad que esuna idea cachetoncita, cachetoncita?angélica: lo es, mi carita de ángel, pero invitara 20 niñas a un viaje debe planearse con tiempo.por esta ocasión ve con la familia.ya llegará el momento de que invitesa todas tus compañeritas. dulce maría: mamita, te prometoque nunca más voy a ser presumida con frida y bárbara.aunque ellas sean tan "chismosientas"y "travesurieras". angélica: [ríe]en el fondo también son tus amigas.y, aunque te hayan hecho muchas trampas, debes quererlasy aceptarlas. aun con sus defectos.dulce maría: sí, mamita. nieves: no--no hay ningúnproblema, de veras. policía: bueno, si ustedlo dice... raymundo: ¿ya ve?gracias, jefe. ay, qué bien hicisteen no abrir la bocota. te juro que te hubiera pesado.nieves: te lo suplico, raymundo, ya déjanos en paz.desaparece de mi vida para siempre.olvídate que un día nos conocimos.[llora] tiburón: ¿qué onda con la negra,mi ray? raymundo: la muy sonsano me quiso dar las llaves del departamento de los larios.pero con llaves o sin ellas, mañana en la nochevamos a hacer el asalto, tiburón.tiburón: juega el pollo. raymundo: mañana nuestra suerteva a cambiar, tiburón. ambos: [ríen]cecilia: luciano y yo estamos muy contentos con nievesy dulce maría la quiere mucho. por cierto, este fin de semanalo vamos a pasar en el rancho, ¿te gustaría venircon nosotros? clarissa: ay, me encantaría,pero no puedo. ya sabes que se acercala navidad y tengo mucho trabajo acumulado.además, el sábado voy a ir al teatro con cristóbal.cecilia: qué gusto me da que ustedes se hayan hechotan buenos amigos, clarissa. clarissa: te voy a confesaralgo, cecilia. cristóbal me pretende.cecilia: ¿en serio? pero dime tú qué sientes por él.clarissa: es tan atento y detallista conmigo.cecilia, siento que me estoy enamorando.cecilia: me alegra oírte decir eso.ya es hora de que rehagas tu vida y olvides todolo que sufriste en el pasado. el amor de cristóbal abriráun mundo de cosas nuevas para ti.cristóbal: cuando conocí a clarissa, ella atravesabauno de los momentos más dolorosos.se estaba divorciando de un hombre que le habíadestrozado su vida. luciano: así es,fausto fue un canalla. cristóbal: sin embargo, clarissaenfrentó la situación con gran dignidad.te confieso que mi mayor ilusión es que un díaacepte casarse conmigo. luciano: ambos se merecenser felices. ojalá muy pronto me desla noticia de tu boda. [llaman a la puerta]fedora: permiso. los miembros del consejolos esperan en la sala de juntas.luciano: el deber nos llama. fedora: ¿y esto?qué extraño. no sabía que cristóbalhubiera comprado una propiedad. cecilia: te voy a contarun secreto. tu tía y cristóbal se quieren.dulce maría: ¿se hicieron novios?cecilia: están a punto. dulce maría: viva, viva.otra parejita. yo digo una cosa,¿cuándo se casan? cecilia: mi pequeña,falta tiempo para eso. luciano: buenas noches,familia. cecilia: hola, mi amor.dulce maría: hola, papá. mira, arturito se tomóel biberón. luciano: [ríe] ¿cómo te hasportado hoy, campeón? dulce maría: papito, ya tenemoslistas las maletas. ¿a qué hora nos vamosmañana al rancho? luciano: les tengomalas noticias. el viaje queda cancelado.luciano: lamento mucho desilusionarlas, pero mañanallega un cliente de argentina, el señor claudio piazza.para la empresa es muy importanteque yo lo atienda. dulce maría: los hombres sepasan la vida haciendo negocios y yo quisiera saber qué se ganacon los negocios. luciano: no se ganaabsolutamente nada. [ríe]al contrario, los negocios nos complican la vida.¿sabes por qué ustedes, ustedes sí, los niños,son felices? porque no hacen negocios.dulce maría: una vez yo hice uno.le vendí mis muñecas a las gemelas para ayudartea salir a la "barranca rota". luciano: [ríe]dulce maría: ¿verdad que están muy bonitas?>> vamos por el dinero. luciano: es verdad, mi chiquita.cecilia: mi amor, entonces, ¿cuándo iremos al rancho?luciano: no podría darte una fecha exacta.cecilia: está bien. tendremos que desempacar.dulce maría: en la torre. bárbara y frida se reiránde mí porque dirán que el viaje al rancho fue puro cuento.bárbara: te la pasaste hablando del famoso viaje al ranchode tu papá y resulta que no fuiste.dulce maría: pero sí voy a ir, sí voy a ir.frida: se te cebó el viaje por presumida.ambas: [ríen] dulce maría: no se rían de mí.¡les estoy diciendo que no se rían de mí!cristóbal: fedora, qué bueno que viniste.justo ahora te iba a llamar para preguntartesi le habías enviado las flores a clarissa.fedora: ay, sí. y me encargué personalmentede escoger el arreglo más bonito.le envié aves del paraíso. cristóbal: gracias,son preciosas. fedora: claro.no sé si clarissa conozca flores tan exóticas.quizás le hubieran gustado unas simples margaritas.[suspira] ayer, archivando unosdocumentos, descubrí por casualidad unas escriturasde una casa. y la dirección coincidecon la de clarissa. para mí que esa mujer andacontigo por puro interés. cristóbal: te equivocas.clarissa ignora que yo compré esa propiedad a su exesposo.y nunca, óyeme bien, nunca debe saberlo.la belleza de estas flores queda opacada ante la luz de tus ojos.clarissa: [suspira] cristóbal.luciano: necesito que esta noche te pongas más linda que nunca,mi amor. tenemos una cena con mi clientede argentina y su esposa. mi amor, ya quedécon el señor piazza. comprende que no puedo cancelar.chiripa: vine a decirte la neta. qué chido "detallazo" tuvistellevándome una flor. solovino: un humilde regalo,pero de todo corazón. ¿ya no estás encorajinadaconmigo, chiripa? chiripa: "nel", pastel.solovino: pues, eso hay que celebrarlo.¿qué tal si esta noche te invito a echarnos unos tacos?chiripa: la neta no sé cómo hacerlepara salir del cantón, pero no hay bronca, yo me pintocomo sea y nos vicenteamos. solovino: qué a todo dar.te espero en la noche afuera del edificio.chiripa: entonces me voy de boleto a darme una manitade gato. hasta voy a hacerme "paticure".solovino: ¡aceptó, mi chulada aceptó![música][música]tiburón: gracias. raymundo: gracias, chino.tiburón: estoy listo para el "business".¿a qué hora vamos a hacer el trabajo?raymundo: a la hora de las brujas, tiburón,a las 12:00 de la noche. tiburón: [ríe]raymundo: cuando el mayordomo y la nieves ya estén bien jetones.tiburón: ¿y cómo le hacemos para entrar?si no tenemos la llave. raymundo: ay, somos ladrones.eso es pan comido para mí. ¿no ves que soy un expertoforzando cerraduras? chiripa: [ladra]no seas mala onda y ábreme la puerta, cuate.silvestre: está bien, está bien, te abro.pero no te tardes, ¿eh? una perrita decente no andaa las tantas horas de la noche en la calle.blanquita: [llora] nieves: no me des más guerray duérmete ya, mi hija. no sé porque esta nocheme siento muy nerviosa. todo es por culpa de tu papá.dios quiera que se toque el corazón y no se atrevaa cometer una locura. raymundo no puedeintentar nada. en el edificio hay vigilanciay no lo dejarán pasar. cecilia: buenas noches.silvestre: que se diviertan. dulce maría: pórtense bien.silvestre: pero chiquitina, ¿cómo se te ocurre darlesese consejo? dulce maría: es que los adultosmayores siempre se meten en problemas.raymundo: nos espera un asalto, nos conviene traerlas choyas despejadas. tiburón: me siento a todomecate. mira, ya merito es la hora.raymundo: sí, primero te echas un par de cafés.hoy andas medio cuate, hijo. tiburón: te digo que me sientoa todo dar. raymundo: aquí, chino, gracias.órale. tiburón: gracias.raymundo: ¿trajiste tu arma? tiburón: ¿para qué?raymundo: ¿cómo para qué? aunque este asuntitova a ser bastante sencillo, uno siempre está prevenido.mira. >> dos de cachetey uno de tripa gorda. pelusas: [ríe]enseguida, mi jefe. solovino: pelusas, ya estamosaquí. pelusas: caramba,qué guapa chava traes. solovino: ¿tienes lista mi mesa,pelusas? pelusas: [ríe]segurito, pásale por aquí. solovino: después de usted,mi chula. silvestre: chiripa todavíano ha regresado. y eso que le dijeque no se tardara. chiquitina, ¿qué haceslevantada? ya debías estar durmiendo.dulce maría: quería ver si todo estaba en orden.silvestre: todo está en perfecto orden.solamente que chiripa salió a la calle y todavía no regresa.dulce maría: a lo mejor se encontró con solovinoy la invitó a dar una vuelta. silvestre: por lo tarde que esya deben andar por pachuca. [ríe]sea lo que sea, chiripa se quedará afuera hastaque regresen los señores. solovino: ya puedes abrirtus hermosos oclayos, mi chiripa.chiripa: solovino. [música romántica]todos: [ladran] solovino: ¿te gustó la sorpresa,chiripa? chiripa: todo está de pelos,solovino. hasta me dan ganasde chillar de la pura emoción.silvestre: hasta mañana, nieves.nieves: hasta mañana, silvestre, que descanses.silvestre: nieves, ¿tienes alguna preocupación?¿te puedo ayudar? nieves: gracias por preocupartepor mí, silvestre, pero te aseguro que estoy bien.silvestre: perdóname. no--no quise ser indiscreto.hasta mañana. tiburón: hola, fíjese que tengoun problema, necesito ayuda. regino: ah, ¿sí?¿en qué lo puedo ayudar? tiburón: pues, mi carrono prende. no sé, la marcha.regino: ah, ¿sí? ¿está ahí afuera?tiburón: está aquí afuerita. regino: a ver, vamos a ver.tiburón: lo dejé aquí estacionadito.[gime] raymundo: cárgalo, cárgalo.tiburón: ahí voy, ahí voy. raymundo: cárgalo, si no--tiburón: ahí está, ya. raymundo: cállate.[música romántica] chiripa: canijo solovino.con esta serenata a todo dar me dejaste de a seis.solovino: sé que no estoy a tu a altura,pero te lo brindo con todo el corazón.chiripa: con estos detallazos vas a hacer que caigaredondita, pero tengo miedo de clavarme gruesoy que tú me pintes un violín. solovino: no juegues.mi amor es derecho y todito te pertenece a ti,mi chorreada. tiburón: ¿qué onda, ray?¿por qué te tardas tanto? raymundo: tú tranquilo.no hay cerradura que se me resista.por algo me llaman dedos de seda.tiburón: ¡ya abrió! ¡ya abrió!raymundo: baja la voz. vámonos, ándale.cecilia: dulce maría y arturito son la luz de nuestros ojos.>> y sí. los hijos son siempreuna bendición, ¿verdad? piazza: claro que sí.>> los nuestros ya se casaron, gracias a dios.y bueno, hacen su vida aparte de la nuestra.cecilia: sí, algún día los de nosotros crecerány también se irán. >> [asiente]cecilia: pero ahora son tan pequeños,no me gusta dejarlos solos. luciano: no tienes de quépreocuparte, mi amor. silvestre y nieves los cuidan.>> respetable público, muy buena noche tengantodos ustedes. piazza: creo que ya vaa empezar el show. >> tengo el gusto de presentaral cantante de tango de fama internacional,enzo peré. bienvenido.[aplausos] enzo: ♪ el díaque me quieras la rosa que engalanase vestirá de fiesta con su mejor colory al viento las campanas dirán que ya eres mía ♪ambos: [gritan] raymundo: cállate, cállate.muévete, tiburón. busca la caja fuerte.los ricachones siempre tienen una caja fuerte donde guardanla lana y las joyas. sigue buscando la malditacaja fuerte. en algún lugar tiene que estar.tiburón: está bien, está bien, está bien.tú mandas. raymundo: ya sé.ambos: [resuellan][música][música]raymundo: quítate, quítate. apresúrate.mira, es un vaso. alguien lo dejó caer.tiburón: ¿y qué--qué tal si fueron unos ladrones?raymundo: nosotros somos los ladrones, baboso.tiburón: me engañaste, raymundo.dijiste que la casa estaría vacíay ahora resulta que no es así. ¿por qué no nos vamos?raymundo: cállate, cállate, cállate.vamos a ver quién nos descubrió para cerrarleel maldito pico para siempre. tiburón: ay, sí.raymundo: vámonos. dulce maría: santa cachucha.unos ladrones se metieron a la casa.¿dónde me escondo? ambos: [balbucean]raymundo: quieto. tiburón: la culpa es tuyaque te paras sin avisar. raymundo: [chista]en este cuarto hay luz. tiburón: ¿en cuál?raymundo: es la habitación de un niño.bueno, más bien es la habitación de una escuincla,por las muñecas. mira--ya.fíjate donde caminas. la cama está desecha.tiburón: ¡guau! raymundo: [chista]tiburón: canija riquilla. tiene un chorro de monas.[chista] [llanto][grita] raymundo: ay, ¿qué haces?¿qué haces, tiburón? tiburón: está llorandoun niño. raymundo: levántate.tenemos que hacer callar a ese mocoso.ándale, antes que nieves y el mayordomo se despierten.[tango] cecilia: mi amor, no puedodejar de pensar en dulce maría y arturito.luciano: no tienes de qué preocuparte, silvestrey nieves están en la casa. además, dulce maría cuidade su hermanito. como ella misma dice,es muy cuidadora. cecilia: pero escomo un presentimiento. no sé cómo explicártelo,pero no estoy tranquila. luciano: no imagines cosas.ya falta poco para que termine el show.[aplausos] piazza: los bailarinesestuvieron estupendos. ¿no serán argentinos, mi amor?>> y sí. ambos: [ríen]cecilia: ha sido una noche inolvidable.luciano: ¿les importa si nos vamos?mi esposa está algo inquieta. >> ¿le pasa algo, querida?cecilia: usted también es madre, señora piazza,y cuando se es madre nunca se puede dejar de pensaren los hijos. y más cuando son pequeños.>> yo la entiendo, pero quédese tranquila.quédese tranquila, le va a hacer mal.yo estoy segura que en su casa todo está bien.piazza: yo quiero decirle algo, señora.cuando nuestros chicos eran unos pibes tambiénpasamos por lo mismo. relájese, señora, tranquila.luciano: por favor. piazza: gracias.salud. [llanto]dulce maría: [piensa] cállate, precioso, no sigas llorando.raymundo: es un baboso-- tiburón: ay, ay.raymundo: [chista] cállate. ¿qué haces?siéntate. es un baboso escuincle que estállorando en el cuarto adjunto. tiburón: seguro que es tu hija.raymundo: no, no, tiburón. ese es un mocoso de meses.tiene la piel blanca. ha de ser el hijode los larios. ándale, tenemos que callarlo.ándale, camina. dulce maría: mamita, por favor,que no le hagan daño a mi precioso.tiburón: ay, chiquillo. oye, qué bueno soy para callarescuincles. [gorjea]raymundo: bueno, ya. ya estuvo suave.tampoco viniste esta noche a hacer la de "big mamma".vinimos a robar, no a arrullar escuincles chillones.a ver, dámelo, dámelo. tiburón: con cuidado.cuidado. arturito: [llora]raymundo: [balbucea] tiburón: no lo vayasa lastimar, es un niño. raymundo: cállate.yo sé cómo arrullar a un niño. nieves: ¿pasa algo, silvestre?silvestre: disculpa que te despierte,pero arturito está llorando. nieves: puede que tenga hambre,pero todavía no es la hora del biberón.tiburón: [canta] raymundo: este lugar estálleno de mugres escuincle. tiburón: mira, soy rebuenopara callar chamaquitos. raymundo: menos mal,porque ya tenía ganas de darle unos cates para callarlo.párate, párate, anda. tiburón: no puedo, hijo.raymundo: a ver. [balbucea]tiburón: no hagas mucho ruido. nos van a cachar, hijo.raymundo: cállate. no perdamos más el tiempo.vamos a terminar nuestro trabajo para pelarnosde aquí. tiburón: ya vas, ya vas.órale, aguántame. agarra unos juguetes.adiós, chavito. adiós, chiquito.adiós, adiós, chiquito. [gorjea]raymundo: ay, ya cállate. ya cállate.cállate ya, vámonos. silvestre: ¿oíste, nieves?arturito ya no llora. nieves: quizás dulce maríafue a atenderlo. silvestre: [asiente]dulce maría: silvestre, nieves. silvestre: chiquitina,¿te despertó el llanto de tu hermanito?dulce maría: en la casa hay dos ladrones, silvestre.yo los vi. bueno, las caras no porque traenpuestas sus capuchas de ratero.nieves: dos ladrones. silvestre: ¿estás segura,chiquitina? en ese caso no--no podemosenfrentarlos. no, no, porque estamosdesarmados. y ellos seguramentetraen pistolas. dulce maría: ¿por quéno nos escondemos todos en la recámara de mi papá?silvestre: pero no podemos llegar hasta allísin que ese par de malhechores nos vean.nieves: hay que hacer algo. silvestre: ya sé.voy a llamar por teléfono a tu tío noé.qué lástima que chiripa no esté aquí con nosotrosesta noche. dulce maría: verdad.con lo valiente que es, ella sola podríacon los dos ladrones. sácate, les morderíalas patas y saldrían corriendo.chiripa: híjole, solovino. ha sido una noche a todo dar.y qué chido se ve todo desde aquí.todas esas luces de los cantones parecen velitasprendidas. solovino: si cuentasesas luces, son los besos que te quiero dar.chiripa: [suspira] solovino: este es mi regalopara ti, ponerte la capirucha a tus patitas, mi chorreada.chiripa: [suspira] silvestre: no, no, señor.no es una broma, ni tengo pesadillas, es la verdad.hay dos ladrones dentro de la casa.dulce maría: dile que llame a la policía.silvestre: llame a la policía, por favor, es urgente.la vida de todos nosotros corre peligro.sí. sí, señor.hasta luego. en un momento más estaráaquí la policía. dulce maría: yo voy a verqué ha pasado con mi precioso. silvestre: sí.nieves: te acompaño, dulce maría.silvestre: sí. [ruido]ay. tiburón: ¿oíste, raymundo?raymundo: no me desconcentres. tiburón: ay, qué espanto.ay, qué espanto. raymundo: [gime]me estás ahogando. no seas chillón.seguramente chilló un gato. ándale, mete las cosasen la bolsa de plástico, la que trajimos.mete todo, todo lo que puedas. el teléfono.bueno. no puedo abrirla maldita caja fuerte. tiburón: ay, ya deja esoy vámonos. raymundo: ni lo sueñes.tengo que abrirla. ay, pinzas.estefanía: mi muñeca y arturito están en grave peligro, noé.noé: no te angusties más, estefanía.ya le avisé a la policía. el agente elizondoviene para acá. estefanía: ¿cómo no voya angustiarme? esos ladrones pueden sercapaces de cualquier cosa. noé: no hay que perderla calma. en estos momentoses cuando más se necesita actuar con serenidad.estefanía: [suspira] noé: tú quédate aquí.yo voy a buscar a buscar a regino para que entremosjuntos al apartamento de luciano.estefanía: no puedo quedarme aquí, me estoy muriendode los nervios y de la angustia. te acompaño.noé: está bien, pero no hagas ruido.no tiene caso despertar a esperanza.¿para qué hay que asustarla? estefanía: sí.cecilia: al fin estamos en la casa.no sé porque me sentí tan inquieta pensandoen nuestros hijos. luciano: porque eres una buenay amorosa madrecita. cecilia: [ríe]luciano: pero ya verás cómo los niños están bieny durmiendo plácidamente. cecilia: ¿qué pasa?luciano: no sé, no puedo abrir. la cerradura está forzada.raymundo: no pude abrir la maldita caja fuerte.tiburón: ya--ya olvídate de eso. ya vámonos de aquí.[ruidos]silvestre: parece que ya se van. nieves: gracias a dios.luciano: no entiendo quién pudo haber forzado la cerradura.tiburón: [resuella] son voces.raymundo: cállate, cállate. claro que son voces, animal.deben ser los dueños de la casa que ya se retacharon.tiburón: y ahora ¿qué hacemos? raymundo: escondernos de volada.tiburón: sí. raymundo: vámonos per--paraacá no. órale.tiburón: ahí. raymundo: ahí abajo, sí.cecilia: sigo teniendo un mal presentimiento, luciano.algo malo pasó en nuestra ausencia.¿sabes qué? voy a ver a los niños.raymundo: ni un paso más o disparo.[música][música] luciano: ¿qué hacen aquí?raymundo: ah, ¿no pensarás que vinimos a hacerlesuna visita de cortesía? órale.cecilia: por favor, baje esa arma.raymundo: no se asuste, señora, mientras no cometaninguna tontería, no tiene que temer nada.tú, regístralo. luciano: no estoy armado.raymundo: ándale, no estoy buscando un arma.quiero su cartera. ándale.tiburón: está bien choncha. raymundo: dame acá.órale, nos vamos juntos a la bibliotecapara que me abra la caja fuerte. vámonos.luciano: ustedes ya tomaron lo que quisieron.raymundo: dije que vamos, y a mí no me gusta repetirdos veces la misma orden. cecilia: colabora con ellos,luciano. haz todo lo que te pidan.no se preocupen, obedeceremos todas sus órdenes,pero, por favor, no usen su arma ni le hagan daño a los niños.raymundo: sí, sí, sí. arriba las manos.vámonos, vámonos. tú no, idiota.estefanía: ¿qué pasó, regino? ¿quién lo amordazó?regino: [balbucea] estefanía: ha--hable claramente.no le entiendo nada. regino: [balbucea]noé: para que le entiendas hay que quitarle la mordazade la boca, estefanía. regino: [gruñe][jadea] entró un tipo que me engañódiciéndome que tenía un problema con su coche.luego alguien que no vi me golpeó y ya no supe más.uy, hasta ahora que vinieron ustedes a soltarme.noé: hay dos ladrones que están robando en el departamentode mi cuñado. estefanía: ay, ¿por quétarda tanto la policía? [ladridos]chiripa, ¿de dónde vienes? chiripa: [suspira]si supieras, cuatita. estefanía: mira nada más.tú en la calle y los ladrones en la casa.chiripa: en la torre. mi cuatacha del almaestá en peligro. raymundo: órale, meteen la bolsa todo lo que haya de valordentro de la caja. órale.órale. apura.tiburón: ya, ya, ya limpié la caja.raymundo: bien. ahora llévennos arribaa ver qué encontramos. cecilia: no le vayan a hacerdaño a mis hijos. se lo suplico.raymundo: cállese. no venimos por escuincleschillones. órale, y con las manos arriba.ándele, ándele. arriba, arriba las manos.más arriba. eso.órale, vámonos. tiburón: [resuella]las bolsas. raymundo: avancen.tiburón: ya tenemos suficiente, ray, mejor vámonos.raymundo: cállate, tiburón. aquí las órdenes las doy yo.vayan subiendo. vámonos.elizondo: alto ahí. arriba las manos.estefanía: todo va a estar bien, mi amor chiquito.tranquilízate. dulce maría: uno de losladrones tiene una pistola, tiuchis.noé: ya no hay nada que temer, dulce maría.el agente elizondo y sus hombres atraparána esos hampones. chiripa: híjole,qué chinche me siento. yo cenando y paseandocon el solovino y mi amigucha pasando las de caíncon unos méndigos rateros. elizondo: pueden bajarlas manos. cecilia: silvestre, los niños.¿dónde están dulce maría y arturito?silvestre: no se angustie, señora cecilia.ya subí a ver al chiquitín. está en su cunay la chiquitina-- dulce maría: mamá, papá.cecilia: chiquita. mi pequeña, mi amor.¿estás bien, chiquita? dulce maría: bajé a buscaragua a la cocina y vi a estos dos señores ladrones.luciano: no son precisamente señores, dulce maría.son un par de vagos que tratan de ganarse la vidaindebidamente. estefanía: lléveseloscuanto antes, agente elizondo. luciano: no, espere.quiero verles primero las caras a estepar de sinvergüenzas. chiripa: ¿para qué, cuate?si esos gandayas deben tener cara de susto.elizondo: quítenle los pasamontañas.dulce maría: está chimuelo. nieves: raymundo.[música] policía: ese fue el hombreque me golpeó. tiburón: yo no fui, fue él.raymundo: tú cállate la boca, rajón.elizondo: silencio. luciano: nieves, tú llamasteraymundo a este sujeto. ¿acaso lo conoces?elizondo: responda, señora. ¿conoce a este hombre?nieves: sí. cecilia: ¿quién es él, nieves?habla, por dios. nieves: no puedo hablar.no me obligue, por favor. luciano: por favor,tienes que hacerlo. nieves: es--es el padrede mi hija. noé: yo a este hombrelo conozco. lo vi hace unos díashablando en la puerta del edificio con nieves.policía: ahora lo recuerdo. yo también lo vi.cecilia: no puede ser el papá de blanquita.dulce maría: ¿cómo un señor ratero va a ser el papáde una nenita tan preciosa? solovino: qué noche.mi chorreada me dio el sí. >> ay, ¿no vas a metertea dormir, solovino? solovino: ay, cuatito,si yo estoy soñando con los ojos pelones.elizondo: es hora de llevarnos a este par de joyitas.por ahora irán a la delegación, pero luego pasarán unas largasvacaciones a la sombra en el reclusorio.luciano: espere, agente elizondo.nieves, ¿tú sabías algo de todo esto?nieves: nada, señor luciano. noé: repito que yo via este hombre y a nieves hablando en la calle.estefanía: es cierto. noé me contó sobre eso.nieves: raymundo es un mal hombre.se burló de mí. jugó con mi amory nunca le importó nuestra hija blanquita.solamente vino a buscarme para pedirme dinero.cecilia: ¿el adelanto que te di era para ese hombre?nieves: sí, señora. dulce maría: ¿por quéno me lo pediste a mí que tengo una alcancíallena de monedas? nieves: yo no quería darlenada, pero raymundo amenazó con quitarmea mi hija. luciano: debiste sincerartecon nosotros, nieves. contarnos lo que estaba pasando.raymundo: ella no podía contarles nada.elizondo: ¿por qué? raymundo: ay, porque nievesfue la que planeó el robo. nieves: ¡mentira!¡eso es mentira! raymundo: es la pura verdad.tú me dijiste que tus patrones no iban a estar aquíy me pediste que entrar a robar. eres tan culpable como yo,nieves.eres mi cómplice.

Cargando Playlist...