publicidad

Shows

Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C

Sarita Salazar habló de cómo fue regresar a la vida tras un mes en estado de coma.

Sarita Salazar habló de cómo fue regresar a la vida tras un mes en estado de coma.

La esposa de José José conversó con María Elena Salinas sobre cómo fue despertar tras un mes en estado de coma.

Sarita Salazar habló de cómo fue regresar a la vida tras un mes en estad...

La emergencia

La vida del cantante José José estuvo a punto de terminar a mediados de la década de los noventa. Su alcoholismo estaba muy avanzado y se encontraba viviendo en la calle, de donde fue rescatado por Sara Salazar, quien lo cuidó y apoyó en su rehabilitación. Década y media después le tocó el turno a José José de cuidar a Sarita tras el derrame cerebral que sufrió. Este fue el testimonio que la pareja compartió con María Elena Salinas en Aquí y Ahora.

Entrevistados por María Elena Salinas, Sarita Salazar y José José hicieron un recuento de cómo fueron los momentos que vivieron en Acapulco, México, en el 2008, donde su vida cambió en un segundo, según las palabras del cantante. “Se nos desvaneció en el aeropuerto. Qué bueno que no la dejaron subir al avión… se nos hubiera muerto en el vuelo”.

publicidad

Sara Salazar le confesó a María Elena Salinas lo poco que aún recuerda de aquel 17 de noviembre del 2008 en México, cuando regresaban de la primera presentación de José José en los escenarios, tras largo tiempo ausente de ellos.

“Estaba en el aeropuerto, en emergencia donde me estaban tomando la presión, y ahí estaban todos muy asustados, porque estaba muy alta.  Eso es lo último que recuerdo”, relató Sarita, como cariñosamente le llama el cantante

En ese momento reinó el caos y la confusión. La familia no daba crédito a los acontecimientos, pues ahora era Sarita y no José José quien enfrentaba una crisis de salud, un derrame cerebral, por lo que fue trasladada a la Ciudad de México en un avión privado, propiedad de Jaime Camil, amigo de la pareja y padre del reconocido actor del mismo nombre.

María Elena Salinas: ¿Qué sentiste cuando viste a tu esposa, la mujer que ha sido tu salvación, tu guía y compañera por tantos años?

José José: Por favor no te la lleves. Yo la podría necesitarla tal vez más que nadie porque ella es mi guía, mi apoyo, mi carrera, mi vida. 

Según el reporte de su médico, Roberto De Leo, cuando comenzó la atención para Sarita, ésta se encontraba en estado de coma y sus probabilidades de sobrevivir eran menores al 10 por ciento. “Traía un tubo que le permitía respirar y un ventilador. Venía con alteraciones de presión arterial, con datos neurológicos de un daño severo”.

De hecho el coma se mantuvo también por instrucciones médicas durante aproximadamente 20 días, “porque fue el tiempo necesario para estar seguros de que el cerebro se estaba recuperando en forma adecuada”, relató De Leo.

En ese tiempo, recuerda Sarita, “me quitaron un pedazo del cráneo y me lo colocaron aquí en la cadera”. Esto permitió que el cerebro se expandiera sin afectar sus partes vitales, pues las posibilidades de haber quedado con un daño neurológico fueron muy altas y todas las fue venciendo, señaló Roberto De Leo.

'No me reconoció'

Para el Príncipe de la canción fue difícil que tras un mes en estado de coma, Sarita finalmente abrió los ojos, pero no lo reconoció. “No me reconoció para nada y estaba en un limbo. Yo dije, Dios mío, por favor, que Sarita no se vaya a quedar así, así no, así no”.

María Elena: ¿Qué es lo primero que recuerdas después que volviste en si?

Sarita Salazar: Recuerdo a mi hermana que abrió el closet y la enfermera decía,"¿Qué está pidiendo ella? ¿Qué pide ella?", y mi hermana le decía a la enfermera, "pide los tacones". Es verdad que yo me había comprado unos tacones, y dijo la enfermera, "¿y esta loca cómo va a estar preguntando por los tacones?". 

María Elena: ¿Recuerdas la primera vez que viste a tu esposo?

publicidad

Sarita: Siempre estuvo a mi lado y siempre lo sentí. 

Sin embargo José José se vio obligado a ausentarse del lado de su esposa en varias ocasiones para cumplir con obligaciones de trabajo en la carrera que apenas comenzaba a recuperar. No tenía seguro médico y sus deudas se acumulaban a pasos agigantados, como él admite.

“Tengo todavía una problemática económica de deudas por 200 mil dólares, incluyendo doctores, el hospital y todo lo que se quedó parado desde que yo tuve el problema de mi cara.  Perdí los coches, las tarjetas de crédito; Se me arruinó el crédito en Estados Unidos”.

Luego de 15 años, ahora es José José quien vigila el camino a la recuperación de la mujer que le devolvió la esperanza y el rumbo en la época más oscura de su vida. Ahora la preocupación del cantante era si su esposa podría reconectar todas las funciones, como hablar con más coherencia.

María Elena: ¿Cuál fue lo más difícil de todo este proceso para ti?

Sarita: Caminar, porque había perdido el equilibrio, porque me iba de lado.  Hasta me caí un día aquí por las escaleras de la casa y me tuvieron que poner como siete puntos. 

María Elena: ¿Recuerdas hace 15 años cuando a ti te tocó salvarlo a él, rescatarlo de ese centro de rehabilitación donde estaba y darle albergue en tu casa para que pudiera salir adelante?

publicidad

Sarita: Y mira qué bonito se me devolvió. Se devuelve.

La esposa de José José jamás imaginó que algún día le tocaría estar en una situación tan grave en la que necesitara ser rescatada por la persona a la que ella alguna vez le tendió la mano. “Yo le digo a mi esposo que no se me vaya para ningún lado, porque yo necesito tenerlo a mi lado, porque yo lo veo y hasta el semblante me cambia, me pongo alegre, me pongo contenta… vuelvo a nacer otra vez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad