null: nullpx
Cargando Video...

Doña Toña conduce cada día por las calles de Florida ayudando a indocumentados que no tienen licencia

Univision19 Jun 2017 – 11:13 PM EDT

Comparte

de deportación, vilma nos cuenta

la historia de una señora que

transita por las carreteras

conduciendo el miedo.

vilma: los días de antonia

catalana, o doña toña, como la

llaman por cariño, comienza muy

temprano.

antonia: mi hora de levantarme

es a las 4:30 am.

vil

vilma: además es un trabajo por

el que no le pagan.

antonia: lo hago porque me nace.

vilma: dice que su vocación de

servicio lo aprendió temprano en

la vida.

antonia. noche fu no fui a la

escuela, y me dediqué a cuidar a

mis hermanitos.

vilma: los papás de antonia

huyeron de michoacán por

amenazas de muerte, y dejaron a

la niña de 13 años a cargo de

sus hermanitos.

en el camino no hubo tiempo de

disfrutar cada etapa de su vida.

cuando tenía 24 años toña se

enamoró, no sabía que sus

desgracias apenas comenzaban.

antonia: sufrí mucho para estar

casada con una persona que no te

valora.

vilma: fuiste víctima de

muchísima violencia doméstica.

antonia: sí.

vilma: de su matrimonio na'

vieron dos hijas, gabi e irene.

toña no aguantó más, y con sus

pequeñas se aventuró a cruzar el

río bravo.

antonia: yo llego buscando una

oportunidad para darle a mis

hijas, a mis niñas, yo pensaba

en ellas, no pensaba en mi.

vilma: en los estados unidos se

radicó en homestead, una

comunidad agrícola del sur de la

florida, en 1986, gracias a una

amnistía, toña y su familia

pudieron legalizar su estatus.

las décadas pasaron, las niñas

se convirtieron en mujeres y

formaron sus propias familias,

hasta que un día toña se vio

obligada a dejar de trabajar

ante devastadora noticia.

antonia: me dio cáncer cervical.

vi

vilma: las niñas estaban

desechas.

ella nunca demostró cuánto le

dolía, pero siempre ha sido

fue

fuerte.

vilma: en su interior toña

reconoce que sufría, no estaba

lista para abandonar a los que

amaba.

antonia: solo le dije a dios

"dame una oportunidad para

cuidar que mis hijas y mis

nietas".

vilma: en medio de la

desesperación se aferró a su fe.

antonia: le prometí ser alguien

en la vida.

muchas cosas el.

vilma: meses después toña estaba

sana, ella califica lo ocurrido

como un milagro, y fue entonces

que llegó a hora de cumplir su

palabra.

antonia: no nada más cuidar de

mi familia, sino de los que me

necesitan también.

gabi recuerda cómo comenzaron a

llegar personas en búsqueda de

su ayuda.

gabi: mi mamá, ahora es la mamá

de todos.

vilma: la ayuda viene en forma

de un consejo para los

desesperados, un plato de comida

para los hambrientos, una

oración para los inmediatoss.

una obra de generosidad se

vuelve más meritorio cuando se

comparte lo que nos sobra.

antonia: no tengo carro, no

tengo teléfono, cuando alguien

me necesita consive consigo un

carro para ayudar.

les llaman a mis hijas

preguntando brasil doña toña.

se ha convertido en la

conductora de los

indocumentados, llegan a

buscarla que los lleven con sus

citas de inmigración o el

médico.

y es un viaje con una señora que

no maneja la tecnología.

pero han desarrollado una

solución.

antonia: mi hija me hace un

mapa, o mi yerno me hace un

mapa, y yo mirando el mapa y la

dirección, llego.

vilma: este inmigrante, a quién

llamaremos mateo, para

protegerle la identidad, él vive

solo e indocumentado por 14

meses.

mateo: ella me decía, vamos,

vamos para que no tenga que

estar pagando por la familia ni

el día.

antonia: yo estoy para los que

me buscan y me necesitan, no

pido a cambio nada, porque todo

tengo en la vida.

vilma: aunque los que a ella ha

ayudado tanto, siempre quieren

retribuirle las acciones.

antonia: cuando acompaño a

alguien, no les agarro los pesos

porque nunca van tener el

dinerito.

en mi cartera nada más llevo un

rosario, llevo una bolsita con

monedas y siempre digo que son

mis limosnas para comprarme una

botella de agua, y llevo una

bolsita de semillas.

todos los problema que tengo

ahora, del trabajo, fui a buscar

una ayuda.

vilma: el carro que maneja toña,

se convierte en un

confesionario.

antonia: a veces cuando están

enfermos me abren su corazón y

me dicen, doña toña tengo esto,

cuando no puedo ayudarlos, yo me

pongo a llorar por no poder

hacer nada por ellos.

vil macho. ella asegura que

siempre encuentra una forma para

continuar auxilando.

¿hasta cuándo vas a seguir con

esta misión?

antonia: todo lo que me queda de

vida, que no sé cuanta vida

tengo, dios quiera que me de

mucha vida.

maría elena: la filosofía de

vida de doña toña es que no hay

que desesperarse porque siempre

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.