null: nullpx
Cargando Video...

Amor de Barrio Capítulo 69

28 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

[música]

ricardo: ♪ tengo luz de amor

en la mirada

dibujo corazones

en el cielo

atravesados por la flecha

que divide un corazón

pero de un lado solo tú

del otro lado solo yo

tengo sed de ti

y tu no quieres... ♪

ariel: hijito, yo creo

que será mejor

que nos retiremos.

raúl: no, espera.

los voy a acompañar afuera

y luego regreso para ayudarte

en lo que necesites.

laura: sí, mi amor,

pero no te preocupes,

de hecho, esto ya casi termina

y yo me puedo organizar.

ariel: a--a la que no vi

fue a tu mami.

laura: bueno, es que estuvo

muy ocupada recibiendo

a los invitados y todo eso.

ay, mire,

justamente viene para acá.

tamara: me voy adelantando,

ariel.

ariel: sí, mi amor pero--bueno.

rosa, ¿cómo estás?

rosa: bien, ¿y tú?

ariel: no te vi.

rosa: no... ¿y tu esposa?

ariel: salió a tomar

un poquito de aire pero, bueno,

pues ya nos íbamos.

rosa: bueno.

ariel: me dio mucho gusto verte.

rosa: igualmente.

ariel: adiós, hija.

laura: nos vemos.

gracias por venir.

raúl: nos vemos.

rosa: adiós.

raúl: felicidades.

rosa: que te vaya muy bien,

hijo.

laura: chau, mi amor, te amo.

rosa: ay, pues la verdad,

me hubiera gustado conocer

a la esposa de ariel.

¿es guapa?, ¿es joven?

laura: ay, no mamá,

la verdad es que es una bruja

y qué bueno que no la conociste

porque te hace una grosería

y me le suelto a cachetadas.

edmundo: bonita, bonita,

esto ha sido un éxito.

qué buena idea tuviste.

uy, espérese, vamos a juntar

un dineral con el maratón, eh.

isaac: ¿qué tal?

¿qué tal nos fue, eh?

edmundo: a todo dar.

laura: sí, pues la verdad es

que muy bien y una vez más

te agradezco porque esto

no habría sido posible

sin tu ayuda.

isaac: no, no tienes nada

que agradecer,

solo concédeme una pieza.

ándale, por favor.

laura: isaac, no creo que sea

buena idea.

isaac: por favor, es lo mínimo

que puedes hacer

por todo el esfuerzo

que hicimos todos.

¿sí o no, rosa?, dale permiso.

rosa: como ella diga.

isaac: una pieza.

laura: una, no más.

isaac: una, una.

rosa: bueno, pues no conocí

a la esposa de ariel,

me hubiera gustado conocerla.

edmundo: ah, pues no te perdiste

de nada, eh.

es igualita a la mona lisa

pero rubia.

rosa: ¿a poco se parecen?

edmundo: ay, hombre,

son hermanas gemelas, rosa.

son idénticas,

estás fuera de onda.

rosa: ¿de veras?

edmundo: sí, además,

es la esposa de ariel, ¿no?

rosa: sí, ya sé.

edmundo: oye, has estado

trabajando muy duro, ¿no?

rosa: sí.

rosa: por qué no...

esa rola me gusta,

vamos a calentar el cuerpo, ¿no?

rosa: ándale,

como en los viejos tiempos.

[ríen]

[música]

[música]

raúl: buenas noches.

tamara, por favor.

mira, sé que entre tú y laura

han habido diferencias,

pero te recuerdo

que es mi prometida

y que muy pronto

va a ser mi esposa.

tamara: si me estás pidiendo

que sea su amiga, te recuerdo,

que ya una vez lo intenté

y me trató muy mal.

raúl: tú también lo hiciste.

a mí no me interesa

que sean amigas, tamara,

lo único que te pido es

que no seas grosera con ella.

ni con ella ni con nadie

de la familia, por favor.

ariel: raúl tiene razón,

hazlo por nosotros, ¿sí?

tamara: lo voy a intentar.

voy a aclarar las cosas con ella

porque nos vamos a hacer

familia, la voy a llamar.

raúl: qué bueno, gracias.

papá, voy por el auto.

ariel: te acompaño.

tamara: sí, es muy peligrosa

esta zona.

ariel: ahorita vengo.

[música]

daniel: eugenia, ya vámonos.

eugenia: ay, mi amor,

me estoy divirtiendo muchísimo.

daniel: mañana tengo que estar

bien temprano en el hospital.

eugenia: bueno, está bien,

ya vámonos, lo que tú digas.

catalina: ya vámonos, mi amor,

ya--ya acabé de estar aquí,

tu padrino cada vez baila peor.

y, además, hubieras visto

lo que me hicieron

la paloma y laura, esas.

daniel: mamá,

algo les has de haber hecho,

te conozco muy bien.

catalina: ay, yo siempre

tengo la culpa--vámonos eugenia.

eugenia: sí, vamos

por nuestras cosas.

daniel: ¿y qué tal la pasaron,

padrino?

adalberto: la verdad,

me divertí bastante.

y tu madre también,

aunque lo niegue.

yo la conozco,

seguro se divirtió.

gabriel: doctor, excuñado.

que excuñado, acuérdate,

porque ya, ya es excuñado.

daniel: ah--eh--sí, mira,

él es mi padrino, él es gabriel.

gabriel: ah, ¿qué húboles?

mucho gusto, gabriel.

adalberto: encantado.

daniel: él es mi padrino,

también es padrino de mi hermana

y mi primo raúl.

gabriel: ah, qué chido.

padrino de tres, ¿no?

adalberto: bueno, yo los dejo,

pásenla bien.

gabriel: sí, gracias.

daniel: adiós, padrino.

adalberto: encantado.

daniel: sí, sí, adiós.

¿qué onda, cuándo nos vemos?

gabriel: pues ya, cuando digas,

me urge.

daniel: qué no querías

que te echara la mano

con la de la lana y lo guapo--

gabriel: sí, sí, sí, me urge.

daniel: pero harto, eh.

cuando quieras.

gabriel: mi carnala está

bien triste, eh.

digo--ella no dice nada pero...

está bien agüitada,

yo la conozco.

daniel: pues la verdad,

no ha sido nada fácil,

para qué te miento.

puede ser que un día,

cuando pase el tiempo,

van a entender.

gabriel: viva méxico.

daniel: viva méxico.

gusto verte.

gabriel: igual.

las cubas...

[música]

estanislao: buenas noches,

señora.

catalina: buenas noches, estan.

estanislao: ¿se divirtió?

catalina: lo necesario.

¿todo bien aquí, pasó algo?

estanislao: vino la señora zelma

a cenar con la señorita dora.

estuvieron platicando

hasta muy noche

pero después se fue.

catalina: ¿y dónde está

dora luz?

estanislao: se fue a acostar

después de cenar.

catalina: mi querido y fiel

estan.

necesito pedirte algo

muy importante,

quiero saber cómo, adónde,

a qué hora y con quién

llevó el chofer de eugenia

a dora luz, la otra noche.

estanislao: eso ya lo sé,

señora.

catalina: no.

no me debería de sorprender

pero--pero me sorprendiste.

estanislao: todo lo he aprendido

de usted, señora.

catalina: bueno pues--pues--

te mereces un premio.

dime, ¿qué--qué quieres?

pídeme lo que sea, bueno,

casi lo que sea.

estanislao: ya no me debe nada,

señora, estamos saldados.

catalina: tú ya te puedes ir.

estanislao: sí, señora,

con permiso.

catalina: buenas noches, estan.

estanislao: buenas noches.

paloma: pues ya,

firmamos los dos

y parece que va a cantar

con un grupo muy bueno.

gustavo: pues qué bueno

que firmaste como su apoderada,

¿no?, porque tu hermano

se gasta el dinero a lo tonto.

paloma: no, si ya lo sé.

justamente por eso,

en cuanto empiece a ganar

vamos a abrir una cuenta

en el banco y para que disponga

de ese dinero necesita mi firma.

gabriel: ¿qué--qué--qué?

¿cómo es eso? ¿quién--?

¿quién firmó todas esas cosas?

paloma: tú.

gabriel: ¿yo--yo?

a ver, paloma, si--

si dijera eso en el contrato,

en las letras chiquitas,

no hubiera firmado nada, ¿eh?

no--no, papá, no te rías,

en serio--ahora resulta

que le voy a tener que pedir

dinero hasta para comprarme

calzones.

paloma: ah, sí.

así que vele diciendo

a tus noviecitas

que ni se hagan ilusiones, eh,

porque la única dueña

de tus quincenas soy yo.

gabriel: ¿qué te pasa?,

de veras--que--qué humillación,

papá, de veras, qué humillación.

ahora resulta que--que--

¿qué van a decir mis fans?

¿qué van a decir mis "fanseses"?

paloma: eso te pasa--a ver,

¿cuántas veces te he dicho

que leas las letritas chiquitas?

por menso y por no entender,

te amolaste.

oigan, yo les tengo una noticia.

ya no voy a trabajar

en el restaurante.

gabriel: ajá, ay, sí, sí, claro.

ahora como ya voy a ser

millonario y famoso

y más guapo, pues sí,

ahora sí ya vas querer

que yo te mantenga, estás mal--

paloma: ¿tú qué nos dijiste?

tú nos dijiste

que cuando empezaras a ganar

nos ibas a mantener, ¿no?

pues ahora nos cumples,

gabrielito.

gabriel: ah, sí, pero ahora

voy a mantener tres bocas--

gustavo: espera, espera, pero

¿por qué dices que ya

nos vas a trabajar ahí?

paloma: lo que pasa es

que mi maestro ya tiene listo

mi lugar en su despacho.

[música]

[música]

paloma: la verdad, sí me dio

cosa, porque don cosme

sí se puso triste.

gabriel: sí, don cosme

siempre nos ha querido

como sus hijos.

ve todo lo que ha hecho

para que cante

y para que los mantenga.

gustavo: sí, voy a tener que ir

a darle las gracias.

paloma: ay, sí, sería un buen

detalle de tu parte.

además digo, yo lo voy a seguir

yendo a visitar a él y a todos

los del restaurante.

gabriel: pues qué buena onda,

así que ya vamos a comer carne

porque estaba dura la hambruna,

¿no? y--y le pido a diosito,

que por favor le de claridad

a mi hermana

para que se ponga a chambear

y no esté de mantenida mía.

oigan, no, pero todo es gracias

a usted, eh, doña blanquita,

usted nos trajo mucha suerte.

blanca: a mí me da mucho gusto

que vayas a trabajar

en el despacho.

paloma: ay, muchas gracias.

gabriel: eh, pa, ¿era broma

lo del dinero, verdad?

gustavo: pues yo creo que no.

paloma: que no es broma, hombre.

catalina: y cuando ya nos íbamos

la lombriz de agua puerca

le dijo a tamara que--

que de qué clase era su hermana.

adalberto: ¿tamara?

¿tamara tiene una hermana?

catalina: pues eso dijeron,

que--que me explican a ver

quién era la mona lisa.

adalberto: pues déjame,

lo averiguaré enseguida.

catalina: ¿por qué

no le preguntas a--a dalmasio?

a ver si él sabe algo.

me urge saber todo sobre--

sobre tamara y sobre la gárgola

también, eh.

adalberto: eso, ¿no lo deberían

hacer luján y langarica?

catalina: ay, basta, pues si son

un par de bestias vivientes.

adalberto: lo que quiero decir--

no--no entiendo por qué

le tienen que estar

dando informes continuamente

de eso, tú sabes perfectamente

que esos dos tipos lo saben todo

de nosotros.

catalina: ¿cómo?

adalberto: pues que deberían

hacer dos cosas totalmente

diferentes, que ella--

catalina: claro que no le estén

reportando a arusa, lo que--

lo que me extraña,

es que tú me digas esas cosas,

yo pensé que te caía muy bien.

adalberto: claro que sí,

lo que no quiero es que agarre

más poder.

catalina: bueno, está bien.

nada que no se quite

con un buen baño, ¿no?

nada más que sí dile que--

que cambie de perfume que--

está muy mal.

allá tú.

eugenia: ¿ya te vas?

daniel: sí, me tengo que ir

al hospital.

pero duérmete tú, descansa más.

eugenia: pues paso por ti

para que vayamos a comer, ¿no?

daniel: eugenia, ya te he dicho

que no me gusta mezclar

mi vida personal con--

con mi trabajo, no se ve bien.

y me puedes causar

algún problema.

eugenia: ¿estás enojado conmigo?

daniel: pero ¿por qué voy

a estar enojado contigo?

eugenia: pues porque

no hemos hecho el amor

desde que nos casamos

por mis dolores de cabeza.

daniel: a ver, has pasado

por mucho estrés

y por mucho dolor y--y a mí

eso es lo que menos mi importa.

eugenia: pues sí, pero yo creo

que esto ya no es normal.

daniel: pues, ¿quisieras

que hiciéramos más exámenes?

¿o--o que pidiéramos

otro punto de vista?

eugenia: pues como tú quieras.

si quieres me sigo tomando

el analgésico y ya,

no pasa nada.

daniel: bueno, yo creo que sí,

es lo mejor que te tomes

el analgésico pero--

podemos mandar a hacer

más estudios

y escuchar más opiniones.

eugenia: pues sí, me gustaría

saber que todo está en orden

para poderme embarazar

inmediatamente.

me muero por tener

un hijo tuyo.

oye, mi amor, ¿y vas a ir

a la audiencia a apoyar

a tu mamá?

daniel: eh--sí, sí, quedé con--

con ella de que pasaba

cuando me desocupara.

eugenia: yo sí voy a ir.

daniel: eugenia,

nada de pelearse

con paloma, por favor.

eugenia: mi amor,

no me voy a pelear con nadie

porque tú eres solo mío.

adalberto: dalmasio ya llegó,

quedé con él para encargarle

el trabajito.

catalina: oye, adalberto,

solamente, denle unas lecciones,

no se les vaya a pasar la mano.

adalberto: ¿estás segura,

catalina? ¿qué no te das cuenta

que ese tipo se aprovechó

de nuestra hija?

catalina: [ríe] ¿de cuándo acá

te--te aflora el amor paterno?

por dios, no digas ridiculeces.

solamente le darán una lección,

hagan los que les pido y--

y quiero saber cuando lo hagan.

adalberto: así será.

[timbre]

catalina: oye, por cierto,

estás completamente seguro

que no va a haber nada de prensa

en la audiencia, ¿verdad?

adalberto: catalina,

y a te he dicho mil veces

que me hice cargo de eso.

catalina: ya sé pero estoy--

estoy nerviosa.

esas dos se van a querer morir

el día de hoy, ya lo verás.

[llaman a la puerta]

adelante.

>> ay, con permiso.

eh, buenos días.

allá abajo están el licenciado

langarica y el licenciado luján.

catalina: ah, bueno,

diles que pasen, que me esperen

porque me voy a tardar

un poquito.

>> sí, señora.

catalina: y ya sabes,

no les ofrezcas nada de tomar.

adalberto: y esos dos, ¿por qué

están tan temprano aquí?

catalina: ay, porque arusa

me tiene acaparada

mañana, tarde y noche

con una bola de información

que tengo que hacer

en la audiencia y decir,

y no sé cuánta cosa.

y luján dice que tiene

información importante

que darme.

gustavo: espero que les vaya

bien.

blanca: ya muy pronto

le voy a decir toda la verdad

a nuestros hijos.

gustavo: es lo que más deseo,

blanca estela, acabar con esto

de una vez por todas.

paloma: ¿qué onda, pa?

¿ya te vas?

gustavo: sí, ya me voy.

ay, qué moza estás.

paloma: ay, muchas gracias.

gustavo: voy a tratar de salir

de la aseguradora para verte

en la--en el juzgado,

¿te parece?

paloma: muchas gracias.

gustavo: de cualquier manera,

te deseo mucha suerte, hija.

paloma: gracias, papi,

te quiero.

qué guapo tú también, eh.

no, bueno, es que usted

ni se diga, de verdad

que cada vez está más guapa.

¿cómo le hace?

blanca: ¿quién lo dice,

licenciada?, por favor,

está usted muy guapa.

paloma: ¿gabriel ya se fue?

gabriel: no, pero ya mero.

¿qué pasó, cómo están?, oigan,

mucha suerte, eh, que ganen.

paloma: no, no, no, nada de eso.

a mí vienes acá

y me das dos besos.

gabriel: no empieces

de ridícula, paloma.

paloma: dos, ven acá, gabriel.

gabriel: no.

paloma: que vengas.

gabriel: bueno, está bien, ya.

¿vio cómo me trata?

paloma: uno, dos.

gabriel: ya, ya, no empieces.

eres "repegostiosa", de veras.

oiga, doña blanquita, le--

le deseo que le vaya muy bien,

mucha suerte, que ganen y este--

pues ya sabe que se le quiere.

blanca: ¿te puedo dar un abrazo?

gabriel: ah, pues.

paloma: ay, déselo, hombre.

catalina: vaya, qué sorpresa,

yo pensé que ya no iban a querer

su cheque.

>> lo sentimos, señora,

pero pues afortunadamente,

todavía tenemos muchos clientes

que confían en nosotros

y nos han encargado casos

delicados e importantes.

<< y como usted ya tiene

a la licenciada arusa, bueno.

catalina: ay, qué drama.

no, si yo sé que ustedes

son un par de abogados

de fama internacional.

pero si no fuera por mi dinero,

yo no sé con qué habrían

establecido su bufete

tan prestigioso.

>> sí, sí, tiene razón, señora,

usted nos ha ayudado mucho y--

tratamos de servirle.

pero usted se decidió

por una mujer

que aunque tiene mucha fama,

aún no ha resuelto su caso.

catalina: pero lo va a hacer.

>> sí, señora, aunque mi deber

es advertirle que la licenciada

arusa diluka,

pues sí es muy buena pero...

catalina: pero ¿qué?

>> ahora, con la implementación

de los juicios orales

es mucho más difícil

la corrupción y usted mejor

que nadie sabe que la señora

blanca estela bernal,

no mató a nadie.

catalina: ay, ahí van de nuevo

con todas sus palabrerías.

puro bla, bla, bla, yo no sé

de dónde sacan tantas palabras.

fíjense bien, muchachos,

les tengo una misión,

es algo muy importante.

>> este--señora,

¿no tendríamos que informarle

a la licenciada diluka?

catalina: no.

a partir de este momento, no.

ya todo será aquí,

entre nosotros, ¿de acuerdo?

>> de acuerdo.

catalina: muy bien.

necesito que investiguen

todo lo que puedan

sobre tamara altamirano,

es mi cuñada.

ah, y su--su--su gárgola,

es--delfina.

>> sí, señora, cómo no.

le traeremos esa información

lo más rápido posible.

catalina: muy bien,

espero que así sea

y que quede bien claro,

porque no se los quiero estar

repitiendo cada tercer día,

arusa diluka ya no tiene

nada que ver, ¿de acuerdo?

todo es directamente conmigo.

bueno, ahora sí, díganme

qué era eso tan importante

que me querían decir.

seguramente es sobre la--

abogaducha esa, ¿verdad?

>> sí, señora,

y no tiene idea de la sorpresa

que se va a llevar.

[música]

[música]

rodrigo: como que yo estoy

más nervioso que tú, ¿no?

paloma: no, no creas.

lo que pasa es que yo

tengo que disimular pues,

la señora bernal

me tiene que ver

tranquila y segura.

rodrigo: oye, ¿por qué después

de todo este tiempo

que la señora blanca estela

ha vivido en tu casa,

le siguen hablando de usted?

paloma: bueno, por más que ella

viva en mi casa, yo no quiero

romper la relación

cliente-abogada.

una vez que todo esto termine,

pues ya podremos empezar

a tutearnos, pero antes no.

rodrigo: pues allá ustedes.

oye, te ves hermosa.

bien chula.

no, en serio, no sabes

lo feliz que estoy

que estemos aquí juntos.

paloma: muchas gracias.

tú también te ves muy guapo.

rodrigo: ¿tú crees?

paloma: sí...

rodrigo: no, pues solo porque tú

escogiste la ropa, porque si no.

paloma: pues te queda muy bien,

¿te gustó?

rodrigo: me siento un poco raro.

paloma: hombre, se te ve

muy bien.

catalina: licenciada madrigal,

qué gusto me da verla hoy.

paloma: qué lástima

que no le pueda decir lo mismo.

eugenia: ay, paloma,

ya ni te pregunté

si te gustó mi regalo.

paloma: ay, eugenia, qué crees,

es que, no me di cuenta,

se fue a la basura y ya no pude

ni verlo, pero de verdad, que--

qué linda, se te agradece

el detalle, eh, de verdad.

catalina: ay, cuánto dolor.

hija, ve, y háblale a daniel,

dile que me urge que esté aquí.

eugenia: sí.

mi amor, qué bueno que llegaste.

catalina: ay, mi vida.

licenciada: licenciada paloma,

qué gusto verla por acá.

paloma: ¿cómo está?

licenciado: bien, gracias.

raúl: gustavo, si quieres,

puedes ir al juzgado

a ver a paloma.

laura, de hecho,

ya va para allá.

gustavo: no, no, no,

hoy vienen los de hacienda

para negociar la deuda,

me gustaría estar ahí

por si se ofrece algo.

dana: oye, raúl, si paloma

es tan buena abogada,

como dice su papá

y también como ha dicho laura,

me pregunto por qué no está aquí

en la aseguradora con nosotros,

en el área jurídica.

abraham: oye, sí es cierto,

dana tiene razón.

raúl: no había pensado en eso,

pero sí, dana tiene razón.

abraham: de hecho, raúl,

tenemos muchos casos

de derecho penal

que nos están saliendo carísimos

igual y no sé, paloma nos puede

ayudar a bajar los costos.

raúl: ¿tú qué piensas de eso?

gustavo: habría que preguntarle,

apenas hace unos días

la contrataron en el despacho

de su maestro.

raúl: además, laura se pondría

feliz si paloma estuviera

trabajando aquí.

abraham: oye, gustavo,

tanto me han hablado de tu hija

y tan bien, que te lo juro

que me encantaría conocerla.

>> perdón la interrupción, raúl,

pero acaban de llegar

los auditores de hacienda.

dana, podrías hacer el favor

de bajar a recibirlos.

dana: voy por ellos.

gustavo: yo la acompaño.

dana: gracias.

raúl: ah, pues este

es el momento de la verdad,

ahora sí sabremos

si nos hundimos o nos salvamos.

abraham: vas a ver que todo

va a salir bien, raúl.

isaac: eh, raúl, ¿cómo estás?

raúl: isaac, no es un buen

momento ahora.

abraham: sabes qué, si quieres,

yo lo atiendo.

isaac: oye, a ver, permíteme,

¿tú eres abraham, verdad?

lo que no recuerdo es...

lascuráin o beristaín?

abraham: beristaín.

isaac: beristaín, claro,

íbamos juntos en el internado.

¿no te acuerdas que hasta decían

que parecíamos hermanos?

abraham: no, no, no recuerdo.

isaac: ah, ok, bueno,

ya sé que no es un buen momento,

¿qué les parece si después

los invito a comer y platicamos?

¿está bien?

sí, ¿verdad?, nos vemos.

raúl: yo no voy a comer

con tu hermano.

abraham: no, yo menos.

oye, ya me acordé quién es,

su familia es la que está

haciendo negocios

con esto de la fibra óptica

por todo latinoamérica.

¿sabes lo que nos convendría

tenerlo como cliente?

digo, además que toda su familia

está metida en la política,

tiene dos primos

que son embajadores.

y me han contado que su papá,

pues, es bueno para los negocios

y es honesto.

es justo lo que necesitamos.

licenciado: qué casualidad,

justo estaba en esta sala.

paloma: es justo

la que nos asignaron.

licenciado: señora lopezreina,

buenos días.

doctor márquez,

qué gusto verlo por acá.

hola, rodrigo.

qué sorpresa encontrarlos

a todos aquí reunidos.

licenciada diluka.

señora, aprovecho

para comentarle que ya están

los resultados de la auditoría,

yo me comunico con usted

para concertar una cita.

licenciada, ¿le importa si paso

con usted?

paloma: no, no, al contrario--

catalina: oiga, no.

no, esto es privado,

usted no puede estar aquí.

licenciado: señora,

los juicios son abiertos

y la entrada es libre.

licenciada, por favor,

explíquele a su cliente.

>> las partes pueden pasar.

licenciado: por favor.

rodrigo: ¿te fijaste que

catalina está usando

como una placa de perro?

paloma: [ríe]

catalina: odio su sonrisita--

ariel: francamente

no te entiendo, tamara,

hace días que te pedí

que durmiéramos juntos,

pero honestamente no te veo

nada interesada.

tamara: tú sabes sobre

mis dolores de cabeza.

ariel: ¿sabes qué es lo que es

más raro?

que tus dolores de cabeza

solamente son durante la noche,

y el resto del día te la pasas

con compromisos sociales.

tamara: ¿qué es lo que me

quieres decir?

ariel: que pienses muy bien

lo que quieres.

yo no tengo ningún inconveniente

en que si ya no eres feliz,

nos separemos.

tamara: qué fácil resulta

para ti decirlo,

cuando noche tras noche

te esperaba pero no podías

porque no podías dejar de pensar

en rosa.

me acostumbraste a estar sin ti,

y ahora, de la noche a la mañana

quieres meterte en mi cama

como si yo fuera una cualquiera.

ariel: por supuesto que yo no--

nunca he pensado que seas

una cualquiera.

entiendo tu dolor,

tu resentimiento,

sé que yo soy el responsable

de que todo lo que sentías

por mí se haya enfriado.

pero lo único que te estoy

pidiendo es una oportunidad

de resarcir todo el daño

que te he hecho.

tamara: pues no lo sé.

yo esperé mucho tiempo

y necesito paciencia.

¿sabes lo que significa para mí

voltear atrás y ver

que no podías estar conmigo

porque estabas pensando

en una mujer que no me llega

ni a los talones?

ariel: lo sé y--

ya no puedo hacer nada

para remediarlo

ni para recuperar

los años perdidos.

por eso te ofrezco la opción

de que recuperes tu libertad.

piénsalo.

delfina: señor.

¿qué le pasó? ¿qué le pasó?,

iba furioso.

tamara: pues, en pocas palabras,

me dijo que si no duermo con él

nos divorciamos.

delfina: esa fue la estúpida

de zelma, te lo dije.

[música]

[música]

catalina: licenciada rubiales,

sí sabe,

que haga lo que sea necesario,

pero quiero a esa maldita

de regreso en la cárcel.

arusa: catalina, no puedes

hablarle así

a la ministerio público,

ella no es tu empleada.

catalina: ay, ¿por qué no?,

si yo le pago.

arusa: por favor, catalina,

te advertí que ese

comportamiento nos puede meter

en un problema, gobiérnate.

rubiales: señora,

yo estoy enterada

de todo el caso, además,

la licenciada arusa

me acaba de poner en antecedente

de los pormenores, así que,

por favor, guarde silencio.

catalina: oiga, ¿es usted

algo de marcela?

rubiales: ¿qué?

>> todos de pie.

sentados.

jueza: muy buenos días a todos.

en esta audiencia inicial

tenemos el caso contenido

en el expediente 24 08 8 8

diagonal 9 2.

por el lado de la víctima,

tenemos...

rubiales: sí, su señoría,

a la señora

catalina lopezreina de márquez,

la esposa de la víctima,

aquí presente.

acusa de homicidio

con agravantes en la persona

del señor saúl márquez

a la hoy imputada,

blanca estela bernal.

jueza: muy bien.

al lado de la víctima

tenemos a...

arusa: la licenciada

arusa diluka, su señoría.

asesora jurídica de la víctima.

jueza: muy bien.

por el lado de la imputada,

le pregunto si sabe y conoce

por qué se encuentra aquí

en este momento.

blanca: sí, su señoría.

jueza: debido a que ya cuento

con las carpetas

de investigación tanto de la mp

como de la abogada defensora,

pregunto a ambas partes

si han llegado a un acuerdo

reparatorio.

rubiales: no, su señoría.

paloma: no, su señoría.

>> ¿cómo es que la licenciada

rubiales aceptó ser la mp

de esa señora?

>> ella no quería,

fueron ordenes de muy arriba.

>> han de ser los contactos

de la arusa pelusa.

adalberto: dalmasio,

qué bueno que llegaste,

¿cómo te fue en nueva york?

dalmasio: no tienes idea

de la información que te traigo.

adalberto: ya me contarás eso

en otro momento.

quiero que te ocupes de esto

inmediatamente.

dalmasio: ¿qué quieres que haga

con esta dirección?

adalberto: quiero que encuentres

a un tipo que se llama gabriel.

dalmasio: ¿y qué pasa con él?

adalberto: se metió

con dora luz.

dalmasio: ay,

¿qué le pasó a tu hija?

adalberto: parece ser

que mi hija tiene predilección

por la miseria,

como daniel y ariel,

les gusta la gente corriente.

dalmasio: no lo puedo creer.

¿qué quieres que haga?

adalberto: quiero que le des

una lección.

pero no solamente a él,

quiero que sufra también

su familia.

dalmasio: ¿le doy un tratamiento

especial o quieres que lo--?

adalberto: mira, te lo voy

a explicar:

quiero llegar a su funeral

y escuchar que lo mataron

porque se metió con la hija

de adalberto cruz.

dalmasio: no te preocupes,

ahora mismo me pongo

a trabajar en ello.

adalberto: ok.

que no se entere nadie.

y menos mi hija.

dalmasio: no, está bien.

rubiales: y cuando la imputada

descubrió que el señor

saúl márquez, hoy occiso,

iba a abandonarla, lo asesinó.

y fue encontrada por su esposa,

hoy viuda de márquez,

en el acto.

jueza: ¿tiene algo que decir

la asesora de la víctima?

arusa: sí, su señoría.

además de lo que acertadamente

expuso la ministerio público,

cabe resaltar que la imputada

sabía que el señor saúl márquez

la tenía considerada

en su testamento.

hecho que prueba su relación

de amasiato.

jueza: ¿algo más abogada?

rubiales: sí, su señoría.

solicitamos que sea detenida

de inmediato la imputada

y termine de purgar

la pena máxima que establece

el código penal por homicidio

con agravantes.

[bullicio]

jueza: silencio.

orden en la sala.

tiene la palabra

la abogada defensora.

paloma: gracias, su señoría.

solicito a la ministerio público

que se aclaren los puntos

en donde afirman que la imputada

disparó al señor saúl márquez

ya que no fue así.

el arma homicida

jamás fue encontrada

en la escena del crimen.

catalina: porque esta

la escondió en algún lugar.

jueza: guarde silencio

la víctima.

paloma: la prueba de rodizonato

salió negativa,

lo que quiere decir

que la señora jamás disparó

un arma de fuego.

jueza: ¿algo más, abogada?

paloma: sí, su señoría.

solicito que se elimine

por completo en donde dice

que mi cliente sabía

que estaba incluida

en el testamento,

porque no es así.

sobre todo que se elimine

donde dice que tenían

una relación clandestina--

catalina: ¡no!

paloma: ellos jamás fueron

amantes.

catalina: sí eran amantes

y por eso lo mató.

blanca: catalina lopezreina

tenía un amante y don saúl

los descubrió.

jueza: las dos partes

guarden silencio.

no voy a permitir

más desorden en la sala.

compórtense.

abogada rubiales,

abogada madrigal,

vamos a tener un breve receso

para que hablen con sus clientas

y les digan como deben

comportarse.

no quiero actuar de otro modo.

[música]

[música]

mina: muy bien, entonces,

les repito su orden, va a ser:

una torta de milanesa,

una torta cubana sin chile

y sin cebolla, dos cafés,

una jarra de agua del día.

después de eso, les traigo

los postres, serían: el flan--

>> mina, necesito hablar

contigo.

mina: luego, espérame tantito.

y nada más sería, en cuanto

acaben esto, ¿cierto?

>> mina, es urgente.

mina: a ver, perdón,

espérenme tantito.

¿qué--qué es tan urgente?,

cuéntame ya.

>> mina, nos vamos a quedar

en la calle, estamos a punto

de quedarnos sin techo.

mina: a ver, no hagas drama,

¿qué estás diciendo?

>> mina,

la dueña del departamento

ya no nos va a poder

seguir rentando, dice que van

a vender el edificio para hacer

un centro comercial.

mina: no--no inventes,

nos vamos a quedar en la calle.

>> oiga, señorita,

¿nos va a tomar la orden

o cómo le hacemos?

mina: ay, perdón.

>> qué no se da cuenta que ya

estamos muertos de hambre,

por favor.

mina: sí, sí, perdón.

sabes qué, mejor ya vete.

voy a hablar a ver si alguien

sabe de algún cuartito,

aunque sea para las dos,

que nos rente por aquí cerca.

>> ok, bueno, yo voy a hablar

con josh, me quedé de verlo aquí

mina: ah, bueno, si quieres,

siéntate en esa mesa y espéralo.

perdón, entonces, va a ser

la torta de milanesa,

la cubana sin chile

y sin cebolla, los dos cafés,

la jarra de agua del día

y después de eso el postre.

>> los dos flanes.

mina: ajá, ok.

rosa: he estado bien nerviosa

por la blanca estela.

tan nerviosa que todo el día

he traído ganas de echarme

un traguito, pero no, no.

no, no, no, solo por echo--

dalia: qué bueno que tienes

fuerza de voluntad, rosa.

rosa: pues no tengo de otra.

bueno y--qué,

¿para qué me quieres?

dalia: rosa, me voy a morir.

rosa: ¿es en serio?

¿de veras tan grave estás?

dalia: sí.

sí, y no me voy a quedar aquí

sentada esperando que me llegue

la muerte, ¿verdad?

rosa: o sea que--

sí estás pensando--

dalia: sí, sí.

rosa: ay, dalia, pero ¿por qué?

dalia: porque catalina

es un horror.

y mientras no hagamos

nosotros nada, nuestros hijos

van a seguir corriendo peligro.

rosa: pues sí, pero--

esa no es la solución.

dalia: por favor, rosa.

estas cartas entrégalas.

esta es para rodrigo,

ahí le explico todo lo que pasó.

y la otra es para gustavo,

necesito que sepa que catalina

le mintió.

rosa: oye, dalia, yo creo

que esta no es la manera.

deberías de verles a los ojos

y explicarles toda la historia.

dalia: no, no, no,

porque si no lo hago así,

entonces no voy a poder hacer

lo que tengo que hacer

en el momento en que lo tengo

que hacer, por favor, rosa.

paloma: lo está haciendo

muy bien, pero ya no haga

más comentarios.

yo sé que la ministerio público

y diluka ya se dieron cuenta,

nosotras tenemos bases

fundamentales para terminar

con su teoría del caso.

blanca: lo que pasa es que

siento que la juez está

actuando muy rara con nosotras.

paloma: sí, ya me di cuenta

de eso y no me gusta nada,

pero bueno,

vamos a tratar de pensar

que todo está bien.

blanca: ¿cree que me van

a regresar a la cárcel?

paloma: yo no lo voy a permitir,

así la ministerio público

lo esté solicitando.

blanca: lo que pasa es que

creo que no lo soportaría.

arusa: catalina, ¿qué te pasa?

te pedí por todos los medios

que no hablaras.

catalina: pero es que esa

maldita tiene que regresar

a la cárcel y ustedes

no dicen nada.

arusa: eso estoy intentando

que suceda pero acabas

de cometer un error terrible,

ya te acusó de haber tenido

un amante.

catalina: ah, pero eso

no lo pueden demostrar.

arusa: ahí está paul dumont,

¿lo olvidas?

acabas de complicar las cosas

como no te imaginas.

y esa paloma no es la ingenua

abogada que yo pensaba.

rubial: espero que las dos

se encarguen de ocultar el error

que se acaba de cometer.

agradezcan que la juez

hizo caso omiso a ese comentario

pero piensen en lo que viene

en el juicio oral

con ese solo argumento.

catalina: ¿qué--qué quiere

decir con eso?

rubiales: que esa abogada

sabe lo que hace

y nos va a acorralar.

gabriel: ¿qué tranza, qué pasó?

apenitas llegamos.

rodrigo: hombre, se la perdieron

ahora sí que se puso bien pesado

el ambiente,

tuvieron que llamarnos

a un receso, un recreo,

algo así.

gabriel: ¿un recreo?

>> silencio.

todos de pie.

sentados.

jueza: pregunto

a la parte acusadora

si hará correcciones

sobre lo propuesto

por la defensa.

rubiales: su señoría,

no haremos ninguna corrección.

los medios de prueba

serán sustentados

en el juicio oral.

jueza: para mí los medios

de prueba han sido

suficientemente consistentes

para pasarlos al juicio oral.

paloma: su señoría, le pido

reconsidere y mantenga

la medida cautelar

tal y como está.

jueza: licenciada,

la fiscalía está solicitando

que la imputada

regrese a prisión.

paloma: hecho que me parece

injustificado, mi cliente

no ha dejado de firmar

en todas las fechas establecidas

además ella está llevando

una vida familiar y productiva

como ustedes lo pidieron.

jueza: escuchando a la defensa

y revisando su carpeta

de información,

aviso a la parte acusadora

que la medida cautelar

se mantendrá tal y como está.

paloma: muchas gracias,

su señoría.

arusa: su señoría, amablemente,

la víctima solicita

que reconsidere su decisión.

paloma: su señoría, solicito

que no reconsidere esa petición

tan absurda.

yo tengo la convicción

de que usted no se va a prestar

a algo tan vil, tan inhumano

y tan falto de ética,

como lo solicita

la licenciada diluka.

catalina: no, sí voy a hablar yo

su señoría, ¿cómo puede esta

mujer hablar de ética

cuando en realidad

nos ha mantenido engañados

a todos? porque esto,

todo esto lo planearon

estas dos mujeres.

porque en realidad

blanca estela es tu madre.

paquita: ♪ rata de dos patas

te estoy hablando a ti

porque un bicho rastrero

aún siendo el más maldito

comparado contigo

se queda muy chiquito

¿me estás oyendo, inútil?

hiena del infierno

cuánto te odio y te desprecio ♪

Cargando Playlist...