null: nullpx
Cargando Video...

Amor de Barrio Capítulo 34

Univision4 Mar 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

[música]

daniel: licenciada.

supongo que ha de estar

muy contenta.

paloma: doctor,

yo le advertí que me--

daniel: ¿usted me advirtió, qué?

¿que es muy buena abogada?

paloma: daniel...

daniel: princesa.

te tengo que confesar que...

que tengo sentimientos

encontrados.

yo te prometí que

te iba apoyar y aquí estoy.

y estuve todo el tiempo

en la audiencia,

me tuve que salir antes porque

me hablaron del hospital.

paloma: supongo que ya sabes

lo que pasó.

daniel: sí, me lo dijo

mi padrino.

paloma: logré sacar

bajo caución a la señora bernal.

daniel: y también me dijo

que está viviendo en tu casa--

>> mina, ya está la torta

y el refresco para la seis.

gabriel: a ver, mina.

espérate, espérate.

mina: ay...

gabriel: perdón, es que...

vengo corriendo de--

mina: [chista]

eso es para los clientes,

gabriel.

gabriel: ya sé, mina, ya sé.

ahorita lo paga

el "doctor cuñado".

paloma: no, gabriel.

daniel: [chista] está bien.

gabriel: paloma.

paloma, me quieres decir

¿qué acabas de hacer?

no, no, no--

paloma: ¿qué hice?

gabriel: no me mires

con esa cara,

mi papá te va a matar, ¿eh?

paloma: ¿por qué?

gabriel: ¿cómo que por qué?

¿cómo que por qué?

metiste una encarcelada

a la casa.

paloma: gabriel, ella no tiene

adónde ir y tenía que

dar una dirección, por eso

es que yo le di la nuestra.

gabriel: a ver, sí, y ahora

a todos los criminales

que saques de la cárcel

los vas a meter a la casa, ¿no?

paloma: ella no es

ninguna criminal.

y en cuanto llegue mi papá,

yo le voy a explicar todo.

gabriel: ay, "doctor cuñado",

por favor, hágale entender

que la tiene que sacar.

¿qué tal si nos mata

en la noche, eh?

por eso mi papá no quería

que te dedicaras a eso

del derecho penal, ¿mm?

ahora resulta que vas a ser

una sucursal del reclusorio

en la casa, ¿no?

vas a ver cómo se va a poner

mi papá.

y ahora me perdonas, pues

se me va a enfriar la torta.

rosa: ay, pues me da mucha pena

pero yo la verdad,

no me acuerdo de usted.

monalisa: ah, ya

te vas a acordar.

por lo mientras,

vamos a brindar por ti y por mí.

salud.

rosa: ay, eh...

yo no quiero ser grosera,

pero ¿por qué no regresa

cuando esté mi hija, sí?

monalisa: está bien, mi rosa.

está bien.

pero mira, esta

te la voy a dejar aquí.

para cuando se te antoje.

pero escóndela bien

porque nomás es para ti, ¿eh?

rosa: sí, yo la escondo.

bueno, bien, polita.

oye.

¿y ya te acordaste algo?

rosa: pues, de poquitas cosas,

casi nada.

monalisa: pues ya te acordarás.

paciencia.

y por lo mientras,

pues brinda por ti y por mí,

anforita.

eugenia: catalina,

estoy muy asustada,

no sabía qué hacer

y me salí de mi casa.

catalina: pues, hiciste

muy bien.

yo no entiendo cómo claudio

te puede utilizar

para pagar sus deudas.

eugenia: me da mucha pena

decírtelo,

pero estoy desesperada.

no solamente voy a perder

todo lo que me dejó mi mamá,

sino que también

puedo ir a la cárcel.

catalina: pues, es que tenías

que haberme venido a decir

todo esto mucho antes.

no quiero que

me vuelvas a ocultar nada.

¿está bien?

eugenia: sí--

dora: mamá.

ya está listo el cuarto

de visitas.

catalina: gracias, tesoro.

bueno, y aprovechando

que las tengo aquí a las dos,

voy a hablar abiertamente

con ustedes.

eugenia, te voy a ayudar

a pagar tus deudas,

pero me voy a quedar

con los títulos de propiedad.

cuando tú me regreses el dinero,

yo te doy tus papeles.

eugenia: [suspira]

catalina: vas a vivir

en esta casa,

no te va a faltar nada.

serás como una hija para mí,

pero me tienes que ayudar

a separar definitivamente

a daniel y a la abogaducha

esa de barrio.

y yo te voy a ayudar.

eugenia: catalina,

daniel me ama.

solo que ahorita

está confundido por la tipeja

esa.

tú mejor que nadie sabes

que daniel siempre

me ha sido fiel.

hasta cuando se fue a londres,

jamás me puso el cuerno.

dora: eso sí es cierto, ¿eh?

a mí mi primo me dijo

que mi hermano nunca se fijó

en nadie que no fueras tú.

eugenia: ¿lo ves?

si no me quisiera

me hubiera engañado

desde siempre.

y nunca lo hizo.

hasta que se le cruzó

esa maldita abogaducha

entre los ojos.

la muy astuta lo supo atrapar.

pero tiene todas las de perder.

porque yo sé que en el fondo,

a la que ama daniel es a mí.

catalina: sí, puede ser

que esa bruja le haya hecho

algo a mi hijo.

pero ella misma

nos va a dar la solución.

dora: ¿de qué hablas, mamá?

catalina: daniel tiene

que recapacitar,

tiene que entender que esa sacó

a la asesina de su padre

de la cárcel, de donde nunca

tenía que haber salido.

me va a costar mucho trabajo

confiar en ti, ¿eh?

pero te voy a dar

una segunda oportunidad.

porque nadie se merece

el amor de mi hijo, pero

a ti te voy a apoyar en todo

para que te cases con él,

siempre y cuando me ayudes

a separarlos definitivamente.

¿eh?

eugenia: no te voy a fallar,

catalina.

te lo juro--

catalina: más te vale.

porque no me va a

temblar la mano

para ponerte de patitas

en la calle.

eugenia: te prometo que

ahora sí vas a poder

confiar en mí,

voy a hacer lo que sea

para demostrártelo, te lo juro,

te quiero muchísimo de verdad--

catalina: sí, sí, sí, sí.

muéstrale su habitación.

dora: vamos.

eugenia: gracias.

gabriel: ya me voy.

paloma: gabriel,

en cuanto llegue mi papá

tú me vas a apoyar, ¿verdad?

gabriel: fíjate que sí, ¿eh?

es más, te voy a decir algo.

como que la señora

sí me cayó bien, esta señora...

cómo...

¿estela?

sí se me hizo...

una persona, bueno...

ahí se la encargo,

"doctor cuñado", ¿eh?

daniel: no te preocupes.

gabriel: no, la cuenta.

daniel: también.

[ríe]

me cae increíble tu hermano,

es todo un personaje.

me preocupa su sobrepeso, pero

es un buen tipo, ¿no?

paloma: oye, ¿tú también

piensas igual que gabriel?

¿crees que hice mal

en llevarla a mi casa?

daniel: a ver, preciosa.

no importa lo que piense

tu papá, gabriel, o yo.

lo único que importa

es lo que pienses tú, nada más.

paloma: ya, vete.

ya vete que me tengo

que poner a trabajar.

daniel: oye.

me enteré que tienes

una grabación de mi mamá

en tu celular.

paloma: ¿quién te dijo?

daniel: eso no importa.

lo que importa es lo que dice.

[música]

[música]

paloma: a ver, daniel.

no tiene caso que escuches

algo que ya no importa.

daniel: pero por supuesto

que tiene caso.

tengo que saber qué dice

esa grabación.

paloma: bueno, entonces

va a tener que ser mañana,

porque no traigo mi celular.

daniel: ¿me estás diciendo

la verdad?

paloma: te lo juro que sí,

de verdad se me olvidó.

a ver.

mañana te voy a contar

muchas cosas.

y te prometo que te llevo

el celular para que

lo escuches.

daniel: está bien.

me tengo que ir al hospital.

cosme: ¿cómo va todo por aquí,

mi hija?

ya vi salir al doctorcito

de aquí, ¿eh?

más me entero que estás

romanceando en lugar de trabajar

y ya verás cómo te va a ir, ¿eh?

edmundo: damitas, caballeros.

sean bienvenidos

a su establecimiento favorito,

la luciérnaga.

donde la alegría

es lo que impera

y la tristeza se queda allá

en la...

muy lejos.

hoy, para pasar un buen rato

musical, con todos ustedes,

y a sacarle lumbre a la pista,

"la típica".

[gritos y aplausos]

¡venga!

>> ♪ para esta noche

tengo planes de hablar contigo

y decirte lo que siente

mi corazón

hoy no puedes salvar-- ♪

laura: en este archivo

está la nómina.

y para el pago de proveedores

solo le das click

en esta carpeta

y ahí están calendarizados

todos los pagos.

ya con eso estamos empezando

a tener control, aunque todavía

nos faltan un chorro de cosas

por hacer.

edmundo: sí, sí, bueno, pero

como tú dices pues ahí vamos

agarrando el control

de toda la luciérnaga, ¿no?

laura: sí, sí.

edmundo: a ver.

mira, mamita.

dime, ¿qué más dijo el doctor

de rosa?

laura: pues, la revisó

y salió bien.

me dijo que el neurólogo

también la checó y...

y, pues que sí va a recuperar

la memoria totalmente.

nada más hay

que tener paciencia.

edmundo: bueno, pues finalmente

estamos viendo algo de luz

en este asunto, ¿no?

laura: pues, bueno, ya me voy

porque salimos del hospital,

le di de cenar y me vine

luego luego para acá.

quiero saber si ya se durmió.

edmundo: está bien.

o no, no, no, pero espérate,

espérate.

te he estado viendo

un poco intranquila estos días.

laura: [suspira]

edmundo: ¿qué te pasa?

laura: nada, edmundo, pues sí,

estoy como...

como inquieta, porque no quiero

que mi mamá vuelva a tomar.

me dijo el doctor daniel

que tiene un problema serio

en el hígado.

edmundo: ya.

bueno, yo sé que te dije

que no viniera, pero...

mira, desde mañana tráetela

acá a la luciérnaga y

pues así, ya

estando cerca de ti,

pues tú estás más tranquila

y haces tu trabajo

como debe de ser.

y bueno, pues ella a lo mejor,

al ver todo el lugar, pues

empieza a recordar más cosas,

¿no?

laura: ay, pues sí.

la verdad sí le voy a tomar

la palabra, edmundo, porque

pues ya ella estando aquí

voy a estar más tranquila

y voy a poder hacer

todas las cosas que tengo

que hacer en la computadora.

pues, sí.

edmundo: bueno.

laura: oye, edmundo, por cierto.

usted y yo tenemos

una plática pendiente.

edmundo: ah, ¿sí?

laura: sí.

edmundo: ¿y sobre qué?

laura: de mí, sobre mi mamá,

sobre todo.

hay muchas cosas

que quiero que me las aclare.

edmundo: sí.

un día nos ponemos de acuerdo y,

y platicamos de eso.

laura: pues, bueno.

que conste.

ahí nos vemos.

>> ♪ dime que tú sí serás libre

y navega

porque este amor que yo siento

es como un fuego que quema

y si me dices que-- ♪

rosa: ay...

laura.

te estaba esperando

pero me quedé dormida.

te quería contar que

vino una fulana.

laura: ¿una fulana?

rosa: mm.

onda exótica.

me dijo que era mi amiga

y no sé cuántas cosas más.

laura: pero, pues tú no tienes

amigas exóticas, ma.

¿la dejaste pasar?

rosa: pues, sí.

bueno, ella se metió así,

me dijo que quería festejar

que ya había regresado.

laura: ay, mamita.

voy a tratar de ya

no dejarte sola, pero...

pero pues, mientras tú

no te acuerdes de la gente,

por favor no abras la puerta

y mucho menos las dejes pasar.

rosa: pues, tocó y yo abrí.

laura: está bien.

no creas que te estoy

regañando, ¿eh?, pero...

pero, pues es que mami,

no hagas eso, por favor.

¿me lo prometes?

[suspira] bueno.

pues, ya descansa que mañana

te voy a llevar a la luciérnaga.

mientras yo esté trabajando

tú me ayudas en algo,

¿está bien?

rosa: como tú me digas, ¿eh?

laura: bueno.

descansa, mamita.

oye.

¿te acuerdas de mi papá?

rosa: no.

no sé quién es.

laura: me habías dicho

que era un hombre muy rico.

rosa: pues, no.

no me acuerdo de nada.

laura: [suspira]

bueno.

buenas noches, te amo.

rosa: ¿quién será su papá?

[suspira]

¿qué habré hecho?

kitzia: ¿adónde, adónde, adónde?

>> ♪ eres mía y solo mía

que con la entrega

de tu pasión ♪

edmundo: ándale.

>> ♪ eternamente locos por amor

y pasión ♪

monalisa: ¿qué onda,

mi ojitos de cielo?

edmundo: ¿por qué no avisas

cuando entras?

¿eh?

monalisa: no te esponjes.

edmundo: ya sabes que así soy.

¿cómo va todo?

monalisa: ah, pues más o menos.

hoy los clientes nomás quieren,

pues bailar y platicar.

¿y tú cómo vas,

ahora que regresó la rosa?

edmundo: bien, bien.

aunque...

no me espero mucho porque

no se acuerda de nada.

ya no sé si eso es mejor, o...

monalisa: oye, ¿ya saben alguien

de pues quién se la llevó,

la secuestró, algo?

edmundo: no, pues esa chamba

ya sabes que la tiene que hacer

la policía.

y la policía aquí

sirve para dos cosas, mamita.

para nada, y para lo mismo.

>> justo es el concepto

que estamos tratando de cambiar.

edmundo: uh, ya le cayó.

>> discúlpeme, no pude evitar

escuchar lo que dijo.

la verdad, es que todo el cuerpo

de policía está haciendo

un gran esfuerzo por cambiar

ese concepto que la gente

tiene de nosotros.

edmundo: [ríe]

ah, pues le tengo

una mala noticia, ¿eh?

una chamba imposible.

sí, imposible, ¿eh?

>> buenas, señorita.

monalisa: buenas.

edmundo: bueno, y

¿qué hace por acá?

a poco ya sabe algo

de las mujeres

que secuestraron a rosa.

mi esposa.

>> efectivamente,

esta no es una visita

de cortesía.

lo que quiero decirle es que

el director del hospital

psqiuiátrico donde estaba

internada su esposa,

era cliente de este lugar.

¿lo sabía?

[música]

[música]

paloma: don cosme.

cosme: sí.

paloma: a ver.

¿ahora sí me va a contar

por qué está tan triste?

cosme: fíjate que

no es tristeza.

es melancolía.

no sé cómo decirte.

estoy buscando las palabras

porque ni siquiera yo

puedo explicar.

paloma: bueno, yo no entiendo

la diferencia entre

tristeza y melancolía.

cosme: no, bueno, a tu edad

es casi lo mismo.

pero en la mía, no.

cuando llegas a mi edad,

pues son dos cosas distintas.

tristeza es un estado

momentáneo de dolor

que identificas muy bien.

y lo puedes decir con palabras,

luego se pasa.

paloma: ¿la melancolía?

cosme: la melancolía

es como un vacío que no se llena

y que duele siempre.

no sabes dónde duele

pero ese dolor

no se te quita nunca.

[suspira]

paloma: pero ¿por qué está así,

don cosme?

yo siempre lo veo de buenas.

sí es bien rezongón

y sí le encanta andar

regañando a la gente,

pero siempre de buenas.

cosme: no te creas, paloma.

a veces nada más es una máscara.

pero no es verdad.

paloma: ¿qué tiene, don cosme?

cosme: no me hagas caso.

a veces a los viejos

nos pesan los años.

y nos da sentimiento.

ya sabes.

volvemos a ser niños

y de pronto queremos

que nos apapachen,

que nos den una palabra de amor.

de cariño.

gracias, paloma.

de verdad, me hacía mucha falta

ese abrazo.

es terrible sentirse así.

llegar a la casa,

donde solo nos espera

el silencio y la soledad.

ah, pero ya.

basta.

"ríe, y el mundo reirá contigo.

llora, y llorarás solo".

bueno, vámonos.

vamos porque todavía

tengo que ver cómo van las cosas

en el cantabar.

yo cierro aquí, tú ya vete.

vete, nena, vete.

paloma: hasta mañana, don cosme.

cosme: hasta mañana.

ve, ve.

>> después fui a ver a su esposa

y me dijo que su marido

como médico era pésimo paciente.

ya llevaba un rato enfermo

y que no se cuidaba.

edmundo: pues, qué mal, ¿eh?

nada más que dígame una cosa,

¿qué tiene que ver eso

con este lugar?

>> pues, ya sabe.

si muere el marido,

y a la esposa le entra

el sentimiento,

el resentimiento más.

y me dijo que desde hace tiempo,

una vez a la semana llegaba

al amanecer.

edmundo: no ves.

monalisa: pues, bueno,

dios lo tenga

en su santa gloria, ¿no?

y yo, pues ya terminé.

me voy a trabajar porque, pues

una necesita biyuyo.

ahí me cuenta luego

cómo acabó su "movie", ¿eh?

edmundo: ¿qué obra tiene, eh?

porque estoy trabajando.

>> como le decía.

su esposa sabía que él venía

a este lugar una vez

a la semana.

edmundo: lamento decirle que

yo no sé quién era ese tipo.

mire, yo no pregunto

el nombre de las personas

ni qué es lo que hacen.

la gente aquí viene

a divertirse, a pasarla bien,

a tomar, platicar, bailar.

y para eso no les pido

su currículum.

>> ¿por qué se altera,

don edmundo?

estamos platicando tranquilos.

edmundo: pues, por eso,

porque estamos platicando

y estoy trabajando.

lo que tenga que decir,

dígalo rápido, ¿sí?

estoy perdiendo el tiempo.

>> se me hace raro

que no conozca a un cliente

que venía aquí casi cada semana

durante los últimos años.

edmundo: pues, no, no es raro.

ahorita la gente que

está aquí bailando,

yo no la conozco.

mire, lo que ellos hagan

o deshagan ahí afuera,

me tiene sin cuidado

mientras respeten el recinto.

a ver.

dígame una cosa.

¿al tipo ese lo mataron?

>> no.

le dio un infarto.

pero de causa natural.

edmundo: ah, pues a eso

quería llegar.

pues, si no está persiguiendo

ningún delito, por favor

le pido que me deje trabajar

y retírese, ¿sí?

>> claro que no estoy

persiguiendo ningún delito.

estoy tratando de averiguar

qué fue lo que pasó

con su esposa.

¿o qué?

¿eso tampoco le importa?

paloma: ¿sigue despierta?

blanca: es mi primer noche

fuera de la cárcel.

durante 23 años

dormí en una celda.

es extraño ser libre.

paloma: pero así va a ser.

así que tiene que acostumbrarse.

no me puedo imaginar lo horrible

que fue para usted

estar encerrada tanto tiempo.

lo que sufrió, lo que sintió.

blanca: fue muy difícil.

pero ahora estar aquí,

es como un sueño.

paloma: pero no es un sueño,

es una realidad.

y yo le prometo que usted

nunca más va a volver

a ese lugar.

pero ahora acuéstese.

blanca: licenciada.

paloma: la escucho.

blanca: ¿sabe qué fue

lo más difícil de esos 23 años?

[suspira]

la primera noche.

cuando cierran la celda,

apagan las luces.

y en ese momento,

te golpea la realidad.

es cuando comprendes que...

que ya no puedes esperar nada.

nada de nada.

paloma: ya no piense en eso.

aquí me voy a quedar

junto a usted

hasta que se duerma.

>> ♪ amor, amor

mi disculpa por llamar

pero el frío de mi cuerpo

pregunta por ti

quería saber ♪

isaac: ey, ey, ey, ey, ey.

a ti te andaba buscando,

mamita, ven.

monalisa: pues, a menos

de que sea en el calendario,

principito, porque yo aquí

he estado.

isaac: siéntate

que necesito hablar contigo.

monalisa: ah, qué zache, pues.

como que ya estamos hablando.

isaac: quiero saber

por qué me tomaste esas fotos

con laura donde parece

que nos estamos besando.

y además, por qué se lo mandaste

al novio de laura.

monalisa: no tengo ni idea

de lo que me estás hablando.

isaac: ah, ¿no?

te voy a demostrar que sí.

ya ves, te lo dije.

monalisa: dame eso.

suéltame, imbécil.

isaac: ¿qué pretendes conmigo?

conmigo no te andes

por las ramas.

abre tu juego conmigo

y a lo mejor salimos ganando

los dos.

pero no me utilices

para conseguir algo

de lo cual yo no voy a obtener

ninguna ganancia.

monalisa: ¿me estás amenazando?

ten mucho cuidado, isaac.

porque no sabes

de lo que soy capaz.

isaac: así es como me gustan

las fieras.

sacando las garras.

nos vemos mañana

para platicar.

monalisa: no, mi rey.

yo no estoy a tu disposición.

entiéndelo de una vez.

las cosas conmigo

son por las buenas.

y si no, nada.

isaac: más te vale

que me llames mañana.

y llámame pronto, porque

tengo muy poca tolerancia.

monalisa: imbécil.

yo te busco, si quiero.

edmundo: mire, comandante.

vamos a hablar claro.

no piense que

no me he dado cuenta

cómo ve a mi mujer.

pero ella no está disponible.

está casada.

casada conmigo.

>> desafortunadamente.

estoy seguro que debe ser

una mujer extraordinaria.

qué lástima que

no recuerde nada.

pero nuestro asunto,

en cuanto tenga

una orden judicial

voy a regresar aquí

a hacer la investigación

para averiguar

quién era esa mujer

que salía con el doctor serapio.

edmundo: ¿qué?

>> entiendo que no conozca

a sus clientes.

pero que desconozca

que una de sus empleadas

se vuelva amante

de dichos clientes,

me parece muy grave,

¿no le parece?

edmundo: ah, ahora resulta

que eso también es delito.

no, pues si estamos

muy ciegos, ¿no?

así como quien...

como nada más estamos platicando

le voy a pedir que se retire.

la próxima vez que venga

traiga su orden judicial

y entonces hablamos, ¿sí?

váyase por la derecha.

¿dónde está la monalisa?

kitzia: atrás de usted.

edmundo: vete a trabajar.

kitzia: ay, estoy trabajando.

edmundo: ven aquí, mamita.

monalisa: ay, ¿qué te pasa?

edmundo: dime que no tienes

nada que ver en esto.

monalisa: ¿de qué

me estás hablando--?

edmundo: ¿cómo que de qué

te estoy hablando?

de la que salía con

el tal serapio.

¿tú crees que me chupo el dedo?

yo sé con quién se van

y con quién no se van

todas ustedes.

sé lo que pasa y lo que no pasa

en este antro.

monalisa: mira, pues

no sé qué sepas,

pero yo duermo con la conciencia

tranquila, ¿eh?

y aparte, ¿pues, qué?

ese tipo se murió de un infarto,

¿no?

nadie lo asesinó.

edmundo: no, no, no,

¿adónde vas?

ven acá.

¿me quieres decir

de dónde sacaste

que se murió de un infarto?

porque esa información,

me la dio el comandante

cuando tú ya no estabas.

monalisa: [suspira]

edmundo: monalisa,

más te vale no estar metida

en este hoyo.

porque si te vas a él,

te hundes sola.

que te vayas a trabajar.

kitzia: ya me voy.

laura: y por más que intento

acordarme, no sé quién pudo

haber tomado esas fotos, vieja.

obviamente, isaac

no me estaba besando.

ni siquiera estábamos

tan cerca como aparecía

en las fotos,

que nos besábamos

de quién sabe cuántas maneras.

paloma: bueno, ¿y por qué

no le aclaraste eso a raúl?

a ver, sobre todo si dices

que el tal isaac llegó,

lo hubieras arreglado ahí,

en la cara de los dos.

laura: es que sí lo intenté,

pero todo salió contraproducente

y raúl se fue.

paloma: y yo que tú

ya lo hubiera buscado.

a ver, ¿cómo está eso

de que no cree

en lo que le estás diciendo?

laura: pues, es que no me dejó

ni hablar, estaba bien enojado.

paloma: pues, es que eso

quiere decir que no confía

en ti.

búscalo, arreglen las cosas.

laura: es lo que quiero,

tienes toda la razón.

vas a ver que voy a aclarar

las cosas, no se puede

quedar así.

porque, ¿sabes qué?

yo voy a seguir viendo a isaac

por cuestiones de trabajo.

paloma: pues, claro.

laura: oye, ¿y ya pensaste

qué le vas a decir a tu papá

cuando regrese?

paloma: estoy bien preocupada,

vieja.

pero mira,

ya lo estuve pensando.

yo sé qué mi papá

no le va a hacer

ninguna grosería,

ni menos la va a correr

de la casa.

¿no?

catalina: "gracias al nuevo

sistema judicial

penal acusatorio,

paloma madrigal es la primera

joven abogada que logra sacar

bajo fianza a una mujer

que lleva 23 años de encierro,

apelando al principio

de presunción de inocencia".

adalberto: "con la llegada

de los juicios orales,

se espera que la ley se aplique

de manera justa y equitativa".

catalina: ahora resulta

que esta abogaducha de barrios

es una heroína.

adalberto: bueno, por lo menos

no mencionan el caso.

tampoco te mencionan a ti

ni a saúl, eso es bueno.

catalina: por ahora.

pero imagínate cuando

lleguemos al...

al, ¿cómo se llama?

al juicio intermedio.

adalberto: a ver--

catalina: mi nombre va a estar

en boca de todos y eso

no lo puedo permitir.

ve que lo que les pasó

a los gutiérrez balbuena.

jamás volvieron a levantarse--

adalberto: déjame ver

qué puedo hacer

para solucionar esto.

¿mm?

el dinero tiene que servir

para algo.

bueno, en esta casa

no me dan café nunca.

catalina: mica, ¿por qué

no contestas rápido

el maldito teléfono?

cuando te llamo ya deja

que suene tres veces nada más.

si es necesario te lo cuelgas

con una maldita cadena.

mira, pon atención.

mi chofer va a ir por ti,

en este momento.

quiero que estés lista

con todas tus cosas

porque me choca que te espere.

ok.

gracias.

blanca: ya me imagino la cara

de catalina lopezreina

cuando lo vio.

paloma: sí, la verdad

no me gusta nada

que la hayan sacado.

lo que sí me da gusto

es que ya empiecen a hablar

del nuevo sistema de justicia

penal acusatorio.

rodrigo: no, y vas a ser

bien famosa, ve.

tu nombre ya en los periódicos.

paloma: ¿y cuál famosa?

rodrigo: sí.

paloma: [ríe]

blanca: bueno, si me disculpan

yo me voy a retirar.

rodrigo: no, hombre, es que neta

perteneces con las estrellas.

¿me regalas tu autógrafo?

paloma: rodrigo,

tenemos que hablar.

siéntate--

rodrigo: no, no, no, no,

a ver, a ver, a ver.

si me vas a decir

que no me quieres

y que ya regresaste

con el doctorcito,

mejor guarda tus palabras.

si no me voy a dar por vencido

por ningún motivo.

paloma: tú sabes que yo

te quiero mucho.

rodrigo: pues, con eso

me conformo.

paloma: no, pero ya te dije

mil veces que no es de la forma

en la que tú quieres.

rodrigo: pues mira,

dilo las veces que tú quieras.

¿sí?

yo sí creo que esto

se puede convertir

en un amor verdadero.

paloma: no, no, no, rodrigo.

no puede.

y no quiero que pienses eso,

porque yo no quiero lastimarte,

eso sí sería horrible para mí.

no quiero.

rodrigo: paloma,

di lo que quieras,

haz lo que quieras.

yo nunca te voy a dejar.

paloma: anoche daniel

fue a buscarme.

me dijo que me iba a apoyar.

rodrigo: o sea, que le va a dar

la espalda a su madre.

paloma: no.

también va a apoyar a su mamá.

rodrigo: a ver, paloma,

eso no se puede hacer.

yo ya se lo dije en su cara,

no puede quedar bien con dios

y con el diablo al mismo tiempo.

al menos que sea un hipócrita

y las engañe a las dos.

[música]

[música]

paloma: rodrigo, espérate.

a ver, ¿adónde vas?

rodrigo: a ver, ¿qué?

¿que me vas a decir

que te estoy chantajeando,

o qué?

porque no lo estoy haciendo,

paloma.

pero yo lo que estoy

tratando de hacer

es defender nuestra amistad.

paloma, si tú y daniel

van a luchar por lo suyo,

tú y yo también tenemos derecho

de luchar por nuestra amistad.

¿o qué, ahora me vas a decir

que esa no vale la pena?

paloma: espérate.

tienes razón.

vamos a luchar

por nuestra amistad.

amistad.

rodrigo: ¿y no puede ser

un poquito más?

paloma: ay, rodrigo.

rodrigo: que es una broma,

tranquila.

auch.

[silba]

buenos días.

oye, ahorita les encargo

mi plato de fruta, ¿no?

porfa.

buenos días, buenos días.

¿cómo estás, mi chavo?

¿cómo estás?

>> bien.

>> hola, rodrigo.

rodrigo: ¿cómo estás?

>> ese es mi jefe.

rodrigo: ¿cómo andas?

ándale, trabájale duro.

¿cómo están? buenos días.

no me vas a creer,

no me vas a creer.

tico: tranquilo, carnal,

¿qué fumaste?

rodrigo: es que lo conseguí,

mano.

mira, toda la noche le estuve

dando vueltas y vueltas

pensando en cómo le iba a hacer

para que paloma

no me abandone.

lo conseguí, mano, la conseguí.

tico: hombre.

cuéntame, pero tranquilo.

tranquilito.

rodrigo: bueno, está bien, mira.

la otra noche me encontré

a paloma ahí en el restaurante

con el doctor ese.

tico: a ver, cuenta, ¿y luego?

rodrigo: pues, yo pensé

que ya estaban juntos.

tico: ajá.

rodrigo: bueno, ayer acompañé

a paloma a la audiencia

que tuvo,

y bueno ahí otra vez

nos encontramos

al doctorcito ese.

pero él se va, no sé por qué.

y yo sí me quedo hasta el final.

y cuando paloma necesita

a alguien, ¿quién crees

que estaba ahí?

vamos, ¿quién?

pues, yo mero, sí.

tico: ándale, carnal.

este...

mira, yo creo que ya debes

dejarla en paz, hombre.

ella solo te ve como amigo.

rodrigo: ay, tico, justamente

de eso me voy a agarrar.

yo le dije a paloma

que ella y yo tenemos

que luchar por nuestra amistad.

tico: ¿qué?

rodrigo: eso le dije.

tico: ¿qué?

no puede ser, caray,

no te entiendo nada, hombre.

te lo voy a tener que explicar

con manzanitas, ¿sí?

mira, primero dijiste

que ibas a luchar por su amor.

aquí, aquí está.

luego dijiste que ibas

a luchar por su amistad.

esto y esto, nada que ver.

no se llevan.

mira, tú de la zona de amistad

tienes que huir así, ¡ah, ah!

no quedarte ahí.

rodrigo: a ver, no seas güey,

tico.

mira, piensa tantito.

si yo lucho por su amor,

me va a cerrar la puerta,

y "pum", hasta ahí,

se acabó todo.

pero si ella cree

que estoy luchando

por su amistad,

pues voy a tener

toda su confianza.

tico: ah, y cuando el doctorcito

le haga algo, vas a estar

tú ahí para cuidarla, ¿no?

rodrigo: pues, ya me captaste,

man.

mira, el caso es que también

voy a saber todo de él.

tico: bueno, pero ¿qué?

le vas a decir a paloma

que no cuente nada de ti, ¿no?

rodrigo: no va a ser necesario.

o sea, el doctor

va a estar muerto de los celos,

que no va a querer escuchar

nada más de mí.

mira, el caso es este.

o sea, tarde o temprano

le voy a ganar.

paloma nació para mí,

no va a ser de nadie más.

vamos a chambear, man.

laura: el paquete número dos

es el que más me interesó.

así que te encargo

el presupuesto, porfa.

digo, yo sola no puedo

tomar una decisión.

todavía le tengo que decir

a edmundo.

isaac: por supuesto,

en unos días te mando

la cotización.

oye, laura, ¿y el tipo

que te estaba buscando,

cómo se llama?

laura: raúl, pero no quiero

hablar de él, isaac.

isaac: está bien, está bien,

no vamos a hablar, pero

te tengo que confesar algo.

desde la noche que te vi

por primera vez no he dejado

de pensar en ti.

y te lo estoy demostrando.

laura: sí, ya me di cuenta.

isaac: anque no estuvo padre

lo de las fotos, ¿no?

laura: ya sé, eso es algo

que no me esperaba.

isaac: pero ya pasó.

lo importante es que tú y yo

tenemos una conexión

que nunca había sentido.

laura: pues, sí, la neta

pues nos entendemos bien, ¿no?

isaac: ¿te gustó?

dime la verdad.

laura: la presentación

me gustó mucho, ya te lo dije.

isaac: ah, muy bien.

bueno, entonces si seguimos así,

yo hago lo que tú quieras.

si quieres puedo hablar

con edmundo.

edmundo es amigo de mi papá

y estoy seguro que cuando

le contemos que los dos

estamos de acuerdo,

él va a decir que sí.

laura: pues, sí.

está padre.

vamos a seguir con esto

y a ver qué pasa, ¿no?

isaac: yo creo

que el destino nos unió.

laura: ¿qué te pasa?

isaac: nada.

me hace muy feliz estar contigo.

laura: ya me voy.

ya tengo la presentación,

así que yo se la enseño

a edmundo y te aviso, ¿ok?

tico: ¿sabes qué soñé ayer?

rodrigo: pues, no,

pero si me dices me entero.

tico: estaba en un estadio

de fútbol, carnal.

rodrigo: ajá.

tico: todo el estadio de lleno.

estaba todo el mundo gritando:

"tico, tico, tico".

a los últimos minutos del

partido, messi tenía el balón.

lo andaba controlando, ¿eh?

yo estaba corriendo,

me mandaba un centro.

yo la bajaba acá de pechito,

¡pum!, la tenía.

veo a dos defensas,

me los jugaba.

iba el disparo, tiraba y

¡gol!

¡gol!

¡eh!

¡tico, tico, tico, tico!

la bolita.

órale.

[silbidos]

grandes como ellos.

rodrigo: no, pues claro,

pero en un mundo paralelo.

[silbidos]

>> mamacita.

¿qué buscabas, eh?

reina.

eugenia: "holis".

tico: "holis".

¿cómo estás?, qué gusto.

rodrigo: no, pues mira nomás

lo que me trajo la merced.

eugenia: rodrigo,

tenemos que hablar.

rodrigo: ajá.

¿y con qué te puedo aydar?

eugenia: daniel está dispuesto

a casarse con paloma.

no es broma, ¿eh?

lo escuché pidiendo

un presupuesto de una fiesta.

paloma: mi amor.

daniel: perdón que no fui

a tu casa, pero preferí--

paloma: no, no te preocupes,

entiendo perfectamente.

no tengo mucho tiempo

porque la señora bernal

se quedó bañándose.

daniel: ¿trajiste el celular?

paloma: daniel,

esto está muy mal.

de verdad que yo no debería

de enseñarte nada.

daniel: paloma, déjame ver.

déjame escuchar qué dice

la grabación.

déjame escuchar la grabación,

paloma, por favor.

paloma: no, daniel.

de verdad, no puedo.

>> ♪ ay, amor, amor, amor

amor de barrio

amor fiel, pasión, ternura

amor que sabe escuchar

lo controla y perdura

un sentimiento legal

monumento al amor

amor de barrio

¡ay!

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.