null: nullpx
Cargando Video...

Amor de Barrio Capítulo 32

Univision3 Mar 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

rodrigo: ¿de qué se trata esto,

paloma?

paloma: rodrigo, tenemos

que hablar, pero, por favor,

te suplico que hoy no.

daniel: paloma tiene que estar

tranquila.

no seas imprudente.

rodrigo: ¿imprudente yo?

no te confundas, doc.

mira, ¿por qué no mejor

nos cuentas tu historia?

¿vienes a apoyar a tu madre

y a paloma al mismo tiempo?

eso no se puede.

daniel: ¿por qué no se puede?

rodrigo: porque no puedes quedar

bien dios y con el diablo

al mismo tiempo.

por eso.

catalina: ¿qué haces aquí?

padre: el no haber acompañado

a tu hija no tiene por qué

hacerte sentir culpable.

todos los hijos

tienen que enfrentar solos

su primer día de trabajo.

más bien lo que te pasa

es que te remueve el pasado.

gustavo: no quería que mi hija

anduviera entre tribunales

y delincuentes.

padre: sí, hijo,

pero ese es tu deseo,

y el de paloma es demostrar

la inocencia de sus clientes

para que se haga justicia

con ellos.

gustavo: me siento culpable,

padre, de que mi hija esté

defendiendo a extraños

mientras--mientras su madre

está en la cárcel.

padre: ese enredo lo provocaron

tú y tu esposa.

y tarde o temprano

tendrán que enfrentarlo.

gustavo: ¿por qué dios

es tan injusto, padre?

padre: no metas a dios

en estos asuntos.

es muy fácil echarle a dios

la culpa por los errores

que uno comete.

en lugar de hacernos

responsables de nuestros actos.

gustavo: es que nuestra vida

ha sido muy injusta, padre.

padre: lo que pasaron

con tu esposa fue juzgado

por la ley de los hombres.

te puedo asegurar

que la justicia divina

tarde o temprano llegará.

eso sí es de dios.

gustavo: esta mentira

me carcome, padre.

me carcome.

de veras ya, ya no puedo,

ya no puedo seguir con este peso

sobre mi espalda.

padre: entonces actúa.

asume la responsabilidad

y cuéntale a tus hijos

toda la verdad.

gustavo: y ¿si no lo entienden?

padre: también ellos tendrán

que asumir su responsabilidad.

los dos son adultos.

cuéntales cómo pasó todo.

y en su momento

tendrán que escuchar

la versión de su madre.

gustavo: no, no, padre.

para mis hijos

su madre está muerta.

si yo les digo la verdad,

nunca me lo van a perdonar.

me van a odiar, padre.

padre: no, no.

gustavo: no, es mejor

que las cosas sigan como están.

no, no, gracias, padre.

delfina: no sabe cuánto

lo siento, señorita.

oiga, ¿podría decirme

dónde va a ser velado

el doctor serapio?

ah, sí, sí, ya sé dónde es.

bueno, le reitero

mis condolencias.

y muchas gracias

por sus atenciones.

de veras que me duele mucho,

mucho lo del doctor.

hasta luego.

tamara: ¿qué te dijo?

delfina: nada, bueno,

se estaba bañando,

se sintió mal,

tuvo un infarto masivo,

no hubo nada que hacer,

murió al instante.

tamara: qué pena,

porque no era tan viejo.

delfina: [ríe]

tamara: ¿de qué te ríes,

delfina?

delfina.

delfina: ¿no te das cuenta,

tamara?

no podíamos haber tenido

mayor suerte.

nadie podrá relacionarnos

con lolita.

o sea, rosa.

no habrá investigación

de la policía.

tamara: pues ojalá,

pero de cualquier manera

yo voy a ir a la vecindad

a ver a rosa.

delfina: de monalisa.

tamara: delfina.

delfina: oye, por favor,

investígame dónde está

el hugo ese,

porque él sí me vio

y podría reconocerme.

[música]

eugenia: por favor, daniel,

contesta.

necesito hablar contigo.

te debo una explicación.

claudio: ¿qué pasa, hijita?

¿no te contesta?

eugenia: no.

llama, pero me manda al buzón.

y ¿ahora qué vamos a hacer,

papá?

¿te das cuenta

de todo lo que provocaste?

claudio: ¿yo, es mi culpa?

¿no será la culpa

de ese par de estúpidos

que cayeron en la trampa

de daniel?

si no existía el famoso anillo,

dime tú para qué se fueron

con él a su coche.

eugenia: porque daniel

es superinteligente, papá.

no debimos de haberlo hecho.

ahora yo soy la única culpable

por hacerte caso.

claudio: claro.

bueno, pues de todos modos

tenemos que hacer algo

porque el tiempo sigue corriendo

y nosotros tenemos que conseguir

esa cantidad de dinero

a como dé lugar.

eugenia: tú haz lo que quieras,

papá.

yo voy a buscar a daniel.

yo lo amo.

y no voy a perderlo

por tu culpa.

no vuelvas a obligarme

a hacer estupideces.

claudio: de veras, eugenia,

a estas alturas

no has aprendido nada

desde que naciste

y todo el tiempo

que has vivido conmigo.

ahora resulta

que te terminas enamorando

de ese palurdo.

eugenia: si tú no crees

en el amor, papá,

eso es tu problema.

yo amo a daniel

con todo mi corazón

y voy a luchar por él.

no me importa

si me tengo que hincar

para pedirle perdón.

claudio: [ríe] perdón, hijita.

es que el amor no existe,

eugenia.

el amor es una ilusión.

lo único importante,

lo único tangible en esta vida

es el dinero.

abre los ojos, princesa.

no quiero que te lastimen.

pero daniel no te ama.

¿por qué entonces se fijó

en esa otra mujer?

eugenia: ya basta, papá.

ya estoy harta de que me digas

lo que tengo y lo que no tengo

que hacer.

en el corazón no se manda.

y yo lo único que quiero

es el amor de daniel

y lo tendré.

porque yo estoy segura

de que él siempre me ha amado,

solo que está confundido.

claudio: sí.

eugenia: yo lo voy a recuperar.

claudio: claro.

buena suerte, hijita.

buena suerte.

catalina: no puedo creer

que estés tan ciego, daniel.

esa abogaducha que está ahí

viene a defender

a la asesina de tu padre

y tú la estás apoyando.

simplemente no doy crédito.

vete, vete con ella.

si eso es lo que quieres,

yo no sé qué haces aquí conmigo.

daniel: mamá, por favor.

no voy a caer en tus chantajes,

¿okay?

si vine fue por apoyarte a ti,

porque necesito saber

exactamente qué fue lo que pasó.

con respeto a paloma,

la amo, mamá.

la amo desde la primera vez

que la vi, así que, por favor,

no me hagas decidir

entre ella y tú.

catalina: eres muy libre

de hacer lo que se te dé

tu gana.

pero que no se te olvide

que yo te di la vida, daniel.

fui yo.

rodrigo: a ver, ¿no puedes ver

lo que te estoy diciendo?

él debería de estar aquí

a tu lado, pero no,

ve dónde está.

ahí con su mamita.

paloma: rodrigo, ya.

por favor, ya no sigas.

rodrigo: sí, voy a seguir,

porque parece

que no te quieres dar cuenta

de que ese jamás te va a dar

el lugar que te mereces.

tú, paloma, y él

son de mundos diferentes.

mira, escúchame bien

lo que te estoy diciendo.

su madre siempre está

antes que tú.

asistente: las partes

pueden pasar, por favor.

rodrigo: paloma, ya te lo dije

una vez, te lo vuelvo a repetir.

yo no me voy a alejar de ti,

porque sé que el doctorcito ese

un día te va a dejar.

y como siempre,

yo voy a estar ahí para ti.

paloma: maestro,

qué bueno que vino.

de verdad, muchas gracias.

licenciado: te prometí

que estaría contigo.

paloma: gracias.

vamos.

daniel: no quiero que vuelvas

a buscar a paloma.

rodrigo: eso no va a pasar

ni en tus sueños, doctorcito.

ya te lo dije una vez.

te lo repito.

no pienso dejarte

el camino libre.

así que hazle como tú quieras.

daniel: pues ya veremos, ¿no?

rodrigo: ya veremos.

adalberto: daniel,

es hora de entrar.

[música]

[música]

rosa: por más que me esforcé

en mi declaración,

no pude recordar nada

sobre mi vida.

joven: el ministerio público

lo entendió perfecto.

por eso ya no te presionó más.

rosa: tengo--

tengo imágenes borrosas.

no--

no logro recordar bien.

se supone que esta es mi casa

y no reconozco nada.

ay, yo me siento

como una extraña aquí.

joven: pero es normal

que te sientas así, bonita.

verás que poco a poco

irás recordando cosas.

rosa: laura se ve

que es una buena persona.

joven: sí.

rosa: pero no tengo

ningún recuerdo de ella,

más que cuando era

una niña de ocho años.

joven: también te acuerdas

de que era guapa, inteligente.

rosa: sí, sí, pero yo veo

su carita y no me dice nada.

joven: también te acordabas

de gabriel.

rosa: ay, sí.

bueno, de él sí me acuerdo

de su cara, su nombre, todo.

lo ubico más como un niño.

joven: bueno, rosa,

trata de descansar.

me tengo que ir a hacer

unas cosillas.

rosa: ¿cómo, me voy a quedar

yo aquí sola?

joven: no, bonita, ¿cómo crees?

laura está ahí afuera con raúl.

relájate y ve a descansar.

te veo mañana.

rosa: ándale.

raúl: francamente no me gusta

que estés cerca de edmundo,

laura.

y menos eso de que vas a ser

su socio de negocios.

en un antro de quinta.

¿se puede saber

qué clase de negocio es ese?

no es digno para ti,

y es peligroso.

laura: este lugar

no es peligroso, raúl.

y ese antro de quinta,

como le llamas,

es el lugar donde yo crecí

y jugaba cuando era niña.

pero el punto no es edmundo,

ni tampoco es nadie.

soy yo la que está pensando

muy seriamente las cosas.

hombre: ¿laura vasconcelos?

laura: sí, soy yo.

hombre: estas flores

son para usted.

laura: ¿para mí?

hombre: sí, ahí está

la tarjetita.

¿me firma el recibido,

por favor?

gracias.

raúl: ¿me permites?

laura: claro.

raúl: "si tu belleza

tuviera que representarse

en una flor serías una orquídea

porque se considera

que es una obra maestra

de la naturaleza.

isaac luke".

¿sí es un chiste?

¿qué es esto?

asistente: buenos días a todos.

en esta audiencia inicial

tenemos el caso contenido

en la carpeta 24-08-88/92

contra blanca estela bernal

por el delito

de homicidio calificado.

todos de pie para recibir

al juez de control,

el licenciado everardo alonso.

alonso: siéntense, por favor.

buenos días a todos.

raúl: ah, ¿sí?

entonces si lo acabas de conocer

¿a cuenta de qué te está

mandando flores

con ese tipo de mensajes?

¿no te das cuenta

de que tu risa te delató?

laura: ¿eso qué tiene que ver,

raúl?

me dio risa de nervios.

nunca me han traído flores.

yo no sé qué estás pensando,

pero ya te expliqué

que solo platicamos un ratito.

me estaba platicando

de los sistemas de seguridad

que necesitamos para el antro.

raúl: no, es que encima

lo conociste en un antro.

dime, dime, a ver,

¿cuántos hombres más

de ese antro hay en la lista

para mandarte flores

con mensajitos tan ridículos

y cursis?

laura: me estás ofendiendo,

raúl.

por dios, ¿qué estás diciendo?

raúl: perdóname entonces

si te ofendo.

contéstame lo siguiente.

¿por qué un tipo

que según tú, acabas de conocer,

porque según tú

lo acabas de conocer,

ya te anda mandando flores

diciendo que eres

una cosa de la naturaleza,

una orquídea, no sé cuánta cosa?

¿por qué?

laura: esa es una pregunta

imposible de contestarte.

yo qué voy a saber,

no estoy dentro de su cabeza.

raúl: pues yo sí,

porque soy hombre, laura.

laura: entonces si ya sabes

¿para qué me preguntas?

dímelo.

raúl: porque le gustas.

ningún hombre le manda orquídeas

a una mujer a no ser

que considere que la mujer

es suficientemente especial

para eso, ¿sabías?

laura: ah, okay.

entonces si así fuera,

¿en dónde quedó yo, raúl?

no por el hecho

de que le guste a un hombre

pues voy a caer rendida

a sus pies.

raúl: no, ponle agüita,

que se seca.

es el colmo.

o sea, ni siquiera eres capaz

de aceptar lo evidente.

rosa: ¿por qué están

discutiendo, joven?

a ver.

laura: no estamos discutiendo,

mamita.

siéntate.

¿quieres que te prepare un té?

raúl: yo me retiro,

yo tengo cosas que hacer.

señora rosa, que se mejore.

mujer 1: lo perdió todo.

todo.

pobre de mi hermana.

perdió todo el trabajo

de una vida.

hasta la escoba y el recogedor

se llevó.

mujer 2: no me digas.

mujer 1: el muy desgraciado.

raúl: perdón, estaba--

escuché sin querer.

¿alguien de su familia

lo perdió todo dice?

mujer 1: sí, mi hermana.

el marido se fue de la casa

y se llevó todo.

no le dejó nada.

raúl: ¿no tenía

ningún tipo de seguro?

mujer 2: ay, oiga, de veras,

ya ni la burla perdona.

si apenas solo tiene

para ir comprando sus cositas

en abonos.

¿usted cree que vamos a tener

para pagar seguros?

raúl: discúlpeme.

no fue mi intención ofenderla.

de hecho, ustedes tienen razón.

los seguros a veces

no están al alcance

de todo el mundo.

lo siento mucho, señora.

mujer 1: gracias.

abogada: el mp en este acto

le comunica a blanca estela

bernal que se está llevando

a cabo una investigación

en su contra por el delito

de homicidio

y con las agravantes

de premeditación, alevosía,

traición y ventaja

en agravio de saúl márquez,

informándole que al momento

esta institución cuenta

con diversos testigos,

así como con diversas

periciales.

blanca: eso quiere decir

que me van a volver a acusar.

paloma: no, no se preocupe.

estoy permitiendo esto

para que el juez termine

con la etapa de investigación.

después viene

la etapa intermedia

y finalmente iremos

a juicio oral.

[llaman a la puerta]

hombre: ¿se puede?

dalia: sí.

hombre: perdone la molestia.

¿vive aquí

la señora dalia tovar?

dalia: sí, dígame, soy yo.

hombre: busco a su hijo.

dalia: ¿a rodrigo?

no, no.

¿es para algún trabajo o qué?

hombre: sí, me dijeron

que era muy bueno en su trabajo.

dalia: sí, no hay nadie

como él.

mire, no está, pero está aquí

en su taller.

le apunto aquí la dirección

para que lo vaya a buscar.

está muy cerca de aquí.

no creo que se pierda.

tome.

hombre: muchas gracias.

voy a buscarlo inmediatamente.

dalia: ándale pues.

hombre: ¿vende zapatos?

dalia: sí, por catálogo.

hombre: la próxima vez que venga

me enseña los catálogos

a ver si le encargo

algunos pares.

dalia: como quiera.

hombre: está bien, señora.

muchas gracias.

buen día.

dalia: buen día.

raúl: quiero una junta

con todos los agentes de venta.

quiero saber

cómo se están vendiendo

los seguros de casa, de vida,

de enfermedades, de todo.

empleado 1: ¿vas a cambiar

las políticas?

raúl: no, pero quiero

ofrecer nuevos productos.

y entre todos ver

qué podemos ofertar

para las personas

que tienen bajos recursos.

empleado 2: bueno, raúl,

pero ese no es precisamente

nuestro nicho de mercado.

digo, lo digo con todo respeto.

raúl: yo con todo respeto

te digo que las personas

de bajos recursos tienen

derecho a estar protegidos.

no es justo

que de un momento a otro

lo pierdan todo,

todo el esfuerzo de una vida,

no es justo.

vamos a crear

un tipo de seguros a la carta.

empleado 1: ¿qué, cómo?

¿qué quieres decir?

raúl: algo que la gente

pueda pagar.

algo que la gente pueda pagar

para que los proteja

y que esté a la alcance

de sus manos.

quiero las ideas

de todos los agentes de venta

y quiero saber realmente

qué es lo que necesita la gente.

¿estamos?

empleado 1: claro.

empleado 2: estamos.

empleado 1: estamos.

raúl: [suspira]

isaac: ey, hola.

laura: hola.

isaac: ¿cómo estás?

laura: bien.

isaac: espero que te gusten

los chocolates.

son mis favoritos.

laura: gracias, isaac.

isaac: no, hombre.

no tienes nada que agradecer.

no fue nada.

paloma: y amparada

en dicho artículo,

mi cliente se reserva

el derecho a declarar.

adalberto: ¿quién es ese tipo

de ahí? si tuviera una pistola

en los ojos, te pegaba un tiro.

daniel: aunque no lo creas

es quien me salvó la vida.

abogada: esta representación

social le solicita

de conformidad

con el artículo 19

constitucional

que se le imponga a la imputada

como medida cautelar

la prisión preventiva.

paloma: su señoría,

no es procedente

la medida cautelar

de prisión preventiva

que solicita

la ministerio público,

ya que mi clienta ha estado

bajo prisión preventiva

durante 23 años

y de acuerdo al artículo 20

constitucional, esta no se

debe de exceder a dos años.

catalina: ¡no!

esta asesina

no va a quedar libre.

[música]

[música]

laura: quiero pedirte

un favorzote.

no me vuelvas a traer regalos.

isaac: ¿qué?

¿no te gusta

que te consientan?

perdóname, no--no fue

no fue mi intención

hacerte sentir mal

o lastimarte.

mira, te confieso.

la verdad, vine aquí

porque me interesa mucho

hacer negocios contigo.

me interesa

lo del sistema de seguridad

del antro.

laura: ah, okay, está bien.

siéntate, por favor, isaac.

isaac: siempre trato muy bien

a mis clientes y perdóname,

por favor, si se me pasó

la mano, te hice sentir mal.

laura: no te preocupes.

isaac: ¿me perdonas?

laura: sí, no pasa nada.

isaac: ¿amigos?

aclaradas las cosas,

solamente me falta saber

qué día nos vamos a ver

para hacer el levantamiento.

digo, para que te muestre

las cámaras de seguridad.

laura: bueno, es que tendría

que checarlo con edmundo.

yo te aviso, ¿no?

isaac: ¿edmundo?

¿así le dices a tu papá?

laura: es el esposo de mi mamá,

pero, bueno,

es una larga historia.

ahora si no te importa,

tengo que ir a ver a mi mamá.

isaac: no, no te preocupes.

yo espero tu llamada.

me marcas pronto.

laura: sí.

abogada: cálmese, señora.

catalina: no te atrevas

a tocarme, pigmea asalariada.

y ustedes dos no vuelvan

a hablar en su vida.

se callan.

[martillo]

alonso: orden en la sala.

adalberto: esa mujer

es una arrojada.

tu madre está hecha una fiera.

daniel: nunca pensé que pedirían

la libertad condicional.

adalberto: pues mírala.

palomita está dispuesta a todo.

paloma: como ya le expresé,

su señoría, mi cliente

por su edad y estado de salud

no acredita la necesidad

de la medida.

por lo que le pido, permítame

a mi representada continuar

con el proceso en libertad

para no violar el principio

de presunción de inocencia.

alonso: ¿tiene algo

que manifestar la agente

del ministerio público?

abogada: amablemente

la ofendida le solicita,

su señoría, que desestime

la petición de la imputada,

ya que al acreditarse

el auto de vinculación a proceso

consideramos que la imputada

podría sustraerse

a la acción de la justicia.

alonso: ¿la defensa tiene

algo que decir?

paloma: de no atender

nuestra petición, su señoría,

se estarían violando

los derechos humanos

de mi representada,

ya que ha sufrido en exceso

de la prisión preventiva.

alonso: yo estoy completamente

de acuerdo con la defensa.

por lo tanto, concedo

la libertad bajo caución.

catalina: haga algo.

esa asesina no puede quedar

en libertad.

[celular]

alonso: ¿la parte acusadora

tiene algo que decir?

[celular]

doctora: así es, comandante.

la esposa del doctor serapio

nos informó que había muerto

de un infarto fulminante.

así que si quiere le entrego

nombre, dirección y teléfono

en caso de que quiera

localizarla.

agente: lo que me parece raro

es que no exista ningún registro

con el nombre

de la señora lolita

y de las personas

que la trajeron.

doctora: ¿raro?

no entiendo por qué se le hace

raro que no esté

el nombre de alguien

que nunca ha estado aquí.

agente: ¿qué hay del enfermero?

hugo ponce.

doctora: como puede usted ver

en el expediente que le di,

efectivamente ese muchacho

trabajó para nosotros

hace algunos meses,

unos cuantos días, y se fue.

y después jamás volvió.

agente: ¿lo trataron

de localizar?

digo, si era su empleado.

doctora: perdón.

que yo sepa no hay ninguna ley

que obligue al empleador

a buscar a su empleado

en caso de que no se presente.

simplemente levantamos

un acta administrativa

por abandono de trabajo y ya.

agente: pues deberían

de preocuparse un poco más

por sus trabajadores.

doctora: mire, comandante,

nosotros no vamos a decirle

lo que usted tiene que hacer

con sus empleados.

le pido que no haga lo mismo

con los nuestros.

así que si me permite,

usted entenderá

que estamos de luto

en este nosocomio.

agente: nos vemos pronto,

doctora.

doctora: espero que no.

adiós.

raúl: o sea, ¿entonces paloma

ya dejó libre a esta mujer?

daniel: no lo sé.

recibí una llamada urgente

del hospital y tuve que salir.

ya no supe en qué quedó todo.

raúl: pues conociendo a mi tía

no se va a quedar

de brazos cruzados.

daniel: no le va a quedar otra

que aceptar la decisión

del juez.

raúl: oye, primo,

y ¿tú cómo te sientes?

¿qué sientes con todo esto?

o sea, ¿a cuál de las dos

vas a apoyar?

daniel: yo no voy a abandonar

a mi mamá.

pero tampoco voy a dejar sola

a paloma.

raúl: pues sí está difícil

tu situación.

espera.

empleado: disculpa, raúl,

dejaron esto en recepción.

dicen que es urgente.

raúl: está bien, gracias.

empleado: hasta luego.

daniel: lo que me importa

es que pase lo que pase

yo no voy a dejar a paloma.

ya nada me va a impedir

estar con ella.

raúl: oye, ¿qué sabes

de eugenia?

daniel: pues nada, me ha estado

llamando mil veces al celular.

me ha mandado mensajes

y en todos dice lo mismo,

que tenemos que hablar.

ya te imaginarás.

raúl: pues tarde o temprano

tendrán que hacerlo.

oye, te dejo porque acaba

de llegar tamara, ¿sí?

sí, hasta luego.

tamara: hola.

te traje un cafecito.

andaba por aquí.

raúl: gracias.

qué bueno que llegaste.

justo quería hablar contigo.

tamara: ¿ah, sí?

raúl: sí, algo que me está

pasando con laura.

a ver, tú cómo la ves.

tamara: ¿qué pasó? cuéntame.

raúl: hay alguien más.

tamara: no.

no, no, eso es imposible.

laura te adora y no creo

que sea ese tipo de mujer.

raúl: ¿imposible?

pues ya el tipo le mandó

orquídeas con una nota

ahí toda cursi, estúpida.

tamara: estás celoso.

raúl: pues sí, sí, tamara,

la verdad que estoy celoso.

nunca había sentido esto

por nadie, o sea, ninguna mujer

me había hecho sentir esto.

[música]

[música]

claudio: ¿a dónde vas, eugenia?

eugenia: ya lo sabes, papá.

voy a ir a buscar a daniel.

claudio: ah, ¿o sea que a mí

me apachurra el tren?

¿piensas abandonar

a tu pobre padre a su suerte?

eugenia: [resopla]

no seas cínico, papá.

he estado pensando

en todo lo que te dijo daniel

y me acabo de dar cuenta

de que tenía razón.

claudio: ah, ¿sí?

¿en qué tenía razón?

eugenia: que lo único

que te hace falta

es apostarme a mí.

claudio: ¿de veras

me crees capaz de cometer

semejante atrocidad, hija?

eugenia: francamente no lo sé.

tu visión no tiene límites.

ve.

hemos perdido todo por tu culpa.

estamos en situación

verdaderamente crítica

y a ti no te importa.

si no consigo el dinero,

me van a meter en la cárcel.

claudio: por dios, hijita.

no exageres, hemos salido

de otras peores.

eugenia: te he sacado

de otras peores,

pero eso se acabó.

no tienes remedio, papá.

vas directamente al precipicio

y te vale gorro.

pues ve,

pero a mí no me vas a arrastrar.

claudio: ¿sabes qué?

eres una ingrata,

una hija ingrata.

y eso se paga, se castiga,

porque es un pecado mortal,

hijita.

mi padre era peor que nosotros

y yo nunca renuncié a él.

eugenia: ¿qué quieres decir

con eso?

claudio: tienes la obligación

de apoyarme, hijita.

porque es la ley de la vida,

mamacita.

tienes que apoyar a tu padre.

eugenia, hija, ven.

siéntate, vamos a hablar.

eugenia: adiós, papá.

claudio: eugenia.

hija.

por favor, hijita.

abogada: es todo, su señoría.

catalina: saliendo de aquí

no quiero volver a verlos

en mi vida, están despedidos,

¿escucharon?

abogado 1: pero, señora,

nosotros le dijimos

que era muy difícil

sostener los argumentos

del juicio pasado.

abogado 2: los últimos años

todo ha sido más difícil

con los juicios orales,

no puede haber--

catalina: todo.

todo se puede con dinero.

alonso: confirmo a las partes

que ha quedado acreditada

la acusación,

por lo que se cierra

la primera etapa

de investigación

y se turna el caso

a la etapa intermedia,

donde se les asignará otro juez

tal y como lo marca la ley.

en cuanto a la petición

de libertad bajo caución

que concedí en términos de ley,

he decidido atender

las sugerencias

de la parte acusadora.

tamara: raúl, en unos días

vas a regresar con laura.

entonces yo me voy a sentir mal

de haberte dicho algo

y que te quedes con eso.

ya pasó una vez y, la verdad,

no quiero que se repita.

raúl: ya, está bien.

¿tan mala es tu opinión?

tamara: no me preguntes más.

sabes qué, voy a salir

a hacer unas cosas

y me voy a llevar a tu papá

para que se distraiga.

raúl: está bien.

tamara.

no me voy a cansar

de darte las gracias

por todo lo que estás haciendo

por mi papá.

tamara: no tienes nada

que agradecer.

bonito día.

raúl: igual.

edmundo: ¿qué húbole?

¿dónde andan?

¡uh!

las iba a invitar a comer,

pero pues ya me ganaron.

laura: ¿quiere acompañarnos?

edmundo: ¿me invitas, mamita?

laura: claro que sí, edmundo.

venga, siéntase,

que me quedaron bien ricas

las enchiladas.

edmundo: pues sí, me siento.

¿qué pasó, rosa?

¿qué onda?

rosa: ¿tú de verdad

eres mi esposo?

edmundo: pues claro.

nos casamos

desde que nació laurita.

rosa: y ¿por qué no vives aquí?

¿por qué no estás conmigo?

yo te lo pregunto

porque, pues, te siento

muy distante.

no me ves como si fuera

tu esposa.

laura: edmundo y tú se separaron

ya hace algunos años,

porque pues no se entendían,

pero pues a pesar de eso,

hemos trabajado juntos

y edmundo siempre ha estado

al pendiente de nosotros.

edmundo: [ríe] sí, ¿cómo ves?

ey.

rosa: a ver.

¿yo estaba embarazada

cuando nos conocimos?

edmundo: sí.

sí, claro.

rosa: y yo no tenía donde vivir,

¿verdad?

edmundo: a ver, síguele.

rosa: claro, nos conocimos

en un hospital.

y entonces, pues,

yo estaba muy sola.

estaba huyendo,

no me acuerdo de qué estaba

huyendo, pero tú me ofreciste

techo, comida.

sí, ¿es así?

edmundo: sí, sí, sí.

sí.

cuando te encontré,

pues estabas muy espantada,

parecías como una niña perdida.

como un perro en un periférico.

sí.

rosa: siempre me gustaron

tus ojos.

nomás que no sabía

si son verdes o azules.

edmundo: son agua puerca, sí.

rosa: tú me veías

con ojos de amor.

tú me amabas, ¿verdad?

laura: ¿eso es cierto, edmundo?

eugenia: pues...

rosa: pero yo no te amaba.

yo no te amo.

yo amaba a otro

y no me acuerdo a quién.

edmundo: [resopla]

laura: mamita.

ya pasó, mamita.

no pasa nada.

ya, mamita, por favor,

no te pongas así.

rosa: laura.

laura: mamita.

rosa: hijita.

hijita.

laura: mamá.

mamá.

mamita.

abogada: considero que existe

necesidad de cautela,

por lo que le solicito

se imponga a la imputada

como medidas cautelares

previstas en el código nacional

de procedimientos penales

el uso del brazalete

electrónico,

así como el que fije

una garantía económica

para asegurar la comparecencia

de la imputada a proceso.

[celular]

adalberto: ¿los encontraste?

el hada madrina dijo perfecto.

en cuanto salgo de aquí

te llamo inmediatamente.

bye.

[música]

[música]

enfermera: ay, doctor,

es que si no hubiera llegado

usted la paciente

no se habría salvado.

daniel: bueno, lo bueno fue

que no había mucho tráfico

y pude llegar a tiempo, ¿no?

enfermera: pues sí.

oiga, doctor.

eh, disculpe que le pregunte,

pero es que escuché por ahí

que hoy iba a ser la audiencia

de la señora bernal, ¿no es así?

daniel: sí, así es.

enfermera: ¿y, no sabe cómo

le fue?

daniel: la licenciada pidió

al juez que se le otorgue

la libertad condicional

para poder seguir el proceso

fuera del reclusorio, ¿no?

enfermera: y ¿qué dijo el juez?

daniel: no sé, me tuve que venir

de emergencia.

enfermera: [gime] pobre

de la licenciada paloma.

preparó tanto, tanto este caso

que ojalá lo gane.

ay, perdón, doctor.

perdón, no debí decir eso.

yo sé que--

yo sé que a quien se enfrenta

la licenciada paloma

es a su mamá.

discúlpeme.

daniel: no se preocupe, gracias.

enfermera: por cierto, doctor,

no quisiera ser indiscreta,

pero ¿ya le enseñó

la licenciada paloma

la grabación que tiene

de su mamá?

daniel: ¿cómo una grabación?

¿qué grabación?

enfermera: no, olvídelo, doctor.

yo no--

daniel: no, no, no te vayas así.

¿cómo? explícame.

¿qué dice esa grabación?

¿qué grabación?

enfermera: fue un pleito

que tuvo con su mamá

aquí en el hospital.

daniel: ¿mi mamá vino aquí

al hospital?

enfermera: sí, sí.

vino su mamá al hospital

a buscar a la señora bernal.

la licenciada paloma

no le permitió pasar.

entonces me da pena

lo que le voy a decir,

pero es que la licenciada paloma

me mostró una grabación

de su mamá en el celular.

ni se imagina

todo lo que le dijo.

eugenia: daniel.

¿puedo hablar contigo?

alonso: se le corre traslado

a la defensa para que se haga

cargo de las peticiones

que realiza el mp respecto

a las medidas cautelares

de imposición de brazalete

electrónico y garantía económica

que solicita le sean impuestas

a su representada

blanca estela bernal.

paloma: no, eso es injusto.

alonso: eso es no está

a discusión, licenciada.

mi obligación es escuchar

a las dos partes

y hacer lo que considero justo.

paloma: disculpe, su señoría,

pero insisto, aquí la petición

de la ministerio público

me parece completamente injusta.

alonso: la parte acusadora

me solicitó imponer

una medida cautelar

que no tiene nada de injusto.

paloma: ¿de verdad cree

que portar un brazalete

electrónico

no es algo injusto?

catalina: es lo que se merece

esa asesina.

alonso: guarde silencio, señora.

el problema aquí, licenciada,

es que su cliente no tiene

un domicilio registrado

para que se fije

la circunferencia

de alcance del brazalete.

paloma: sí lo tiene, licenciado.

la señora va a vivir en mi casa

bajo mi cuidado.

¿le parece, su señoría?

alonso: está bien, licenciada.

que quede asentado.

la imputada blanca estela bernal

se puede quedar en su casa.

catalina: ¿qué?

marrot: ♪ amor, amor, amor

amor de barrio

amor fiel, pasión, ternura

amor que sabe escuchar

no controla y perdura

un sentimiento legal

monumento al amor

amor de barrio ♪

¡ay!

qué bonito.

cumbia...

benavides.

[música]

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.