null: nullpx
Cargando Video...

Alborada Capítulo 84

29 Dic 2020 – 12:00 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

magdalena: qué guapo es su hijo, doña juana.juana: sí, es buenmozo. magdalena: y qué porte.supongo que ahora que quedó viudo,se volverá a casar. juana: sí, esperemos que sí.y esa señora de allá, ¿es doña hipólita, la panameña?juana: sí. magdalena: es muy linda.juana: sí. [conversaciones indistintas]hipólita: dijiste que iríamos a la fiesta de una vez.antonio: ¿por qué te quieres ir? ¿te molesta la presenciade luis aquí? hipólita: no,solo te lo estaba recordando. antonio: mi amor,no nos podemos ir, ni despedirnos así,porque no hemos felicitado todavía a los novios, ¿mm?¿no puedes quitarle la vista de encima?gracias.luis: bellísimas sus hijas. engracia: gracias.blanca es la mayorcita. y lourdes es un año menor.luis: tiene usted dos hijas encantadoras,doña engracia. engracia: gracias.blanca borda precioso y lourdes cantacomo los ángeles. luis: cualidades muy hermosasen unas damas. engracia: gracias.diego: como yerno no se lo recomiendo,doña engracia. engracia: excelencia.diego: luis es incapaz de serle fiel a una mujer.engracia: ay, no diga eso. diego: ¿ve aquella señoraque está allá? tiene un bastardo de él.[ríe] luis: con permiso.¿cómo te atreves? diego: me estás lastimando,primo. ¿te molesta la verdad?luis: si quieres la verdad, ahora mismo la hacemos públicay sabes muy bien a qué me refiero.modesta: don diego-- ¿no quiere anunciarque en cuanto oscurezca va a haber fuegos de artificio?diego: sí, sí, claro, claro. ¡damas y caballeros![toca campana] ¡al caer la noche,ustedes van a presenciar unos hermososfuegos artificiales sobre la laguna![aplausos][arpa] todos: salud.[aplauden]marcos: la verdad, en ese entonces,no presté atención, pero cuando felipe me contólo de la fogata y los llantos, me acordé.felipe: ya se lo dije a luis. cristóbal: ay...¿cómo reaccionó, felipe? felipe: tranquilamente.como si en el fondo lo presintiera.por dios, cristóbal, no podemos quedarnosde brazos cruzados ante un atropello tan infame.despojaron a luis de lo que legítimamentele corresponde. cristóbal: felipe...francisco: la hacienda está bien en términos generales,pero siempre se pueden hacer unas mejoras.andrés: me gustaría que habláramos de esoen otro momento. francisco: es rápido.hay que hacerle unos arreglos a la casa.también quiero conseguir unas canaletas para el río.se me ocurre que con eso podemos sembrarhasta hortalizas. andrés: está bien.francisco: ¿y cuándo me puedes dar dinero para eso?andrés: bueno, dinero hay, pero tengo que comentarlocon marina. francisco: ¿con marina?¿por qué? ¿qué acaso no vas a serel hombre de tu casa? andrés: sí, pero--catalina: ¿y ya se lo dijiste? asunción: sí, lo intenté,pero ya ves cómo es. catalina: ay, mamá,¿y qué podemos hacer? asunción: talvez si cristóbalinsiste en que me quede a hacerte compañía...cristóbal: señora, ¿me permite? sara: ay, no sé cómo agradecerleque se haya ofrecido a dar la-- pues la fiesta aquí en su casa.cristóbal: no tiene nada que agradecer.para mí ha sido un placer. sara: sí, ustedes un buen hombre. cristóbal: gracias.¿me permite? sara: ah, sí.cristóbal: supe que se van de cuencas.sara: sí, nos mudamos a monforte.cristóbal: ¿puedo preguntarle por qué a monforte?sara: pues tenemos una casa y unos cuantos negocios.cristóbal: disculpe. que tengan buen provecho.todos: gracias, don cristóbal. cristóbal: doña sara,¿me permitiría preguntarle algo? sara: lo que usted quiera.cristóbal: usted vio cuando de muy pequeño salvaron a diego.sara: sí. vi cómo carlos se lo entregóa un hombre para que lo llevara hasta la orilla.cristóbal: ¿el niño estaba lastimado?sara: sí. tenía una pierna quemada.[aplausos] andrés: [ríe]todos: [aplauden] [animan]>> ¡que vivan los novios! todos: [celebran][música]anselmo: ¿su madre no se lo dijo?luis: no. anselmo: le pedí que lo hiciera.los prospectos de una familia tan importanteno se pueden ventilar en un tribunal.luis: sí, sí, entiendo, excelencia.anselmo: yo quisiera que fuera un arreglo pacífico.luis: gracias, pero-- lo que sucede es que estoycansado de diego. anselmo: sí.ya todos vimos que no se llevan nada bien,pero le pido que traten de llevar las cosas en paz.más que nada por su madre. mi esposa vino a visitarlay ella dijo que no es nada grave,pero yo la veo muy desmejorada. luis: sí, por eso se retiró.estaba muy cansada. anselmo: ¿qué tiene?luis: bueno, el médico todavía no nos dice algoen concreto. antonio: espérate un momento.hipólita: voy al tocador. antonio: te acompaño.diego: querido amigo. antonio: voy a acompañaral tocador a mi esposa. diego: ah...¿crees que te la van a robar? ven, ven, y platicamos un rato.con permiso, hipólita.>> todos en cuencas saben que don luishace unos meses registró a un bastardo.engracia: ¿y será de esa mujer? ¿la de panamá?>> pues si don diego lo dijo, debe ser cierto.es ella. engracia: sí, vi cuandosu excelencia la señaló. estaba con un caballeroque me dijeron es su marido. por cierto, buenmozo, ¿eh?>> pues le puso el cuerno.segurito que va a buscarla.[fuegos artificiales] [aplausos]anselmo: hasta luego, señor de guzmán.antonio: su excelencia, hasta luego.señora... magdalena: me despidede su linda esposa. antonio: será un placer, señora.anselmo: enhorabuena y mis mejores deseospara su matrimonio. diego: muchas gracias,su excelencia. anselmo: por cierto,estuve platicando con su primo y quiero decírseloa usted también. diego: ¿qué cosa?anselmo: que espero que arreglen sus diferenciasde asuntos en santa paz.>> ándale.luis: me dijeron que quieres hablar conmigo.hipólita: sí, pero no aquí. luis: ¿por qué no?hipólita: puede vernos alguien. luis: ¿antonio?hipólita: sí, antonio. luis: sigue con diegoasí es que no te apures. ¿qué me quieres decir?hipólita: han pasado demasiadas cosas entre nosotroscomo para que resolvamos algo tan importante con tres palabrasy con ese rencor de tu parte. luis: ¿y qué otra cosapuedo sentir después de lo que me enteréla última vez que nos vimos? hipólita: ¿cómo puedes siquierapensar que el hijo que estoy esperando es de antonio?luis: tu marido lo dijo, tu criada tambiény tú te quedaste callada. hipólita: mintieron.luis: ¿y por qué debería creerte a ti en vez de a ellos?hipólita: porque yo soy yo.luis: vamos al salón.antonio: imaginé que vendrías aquípara encontrarte con él. luis: no fue así.yo la vi y vine a buscarla. antonio: esto se tieneque acabar, ¿está claro? ¿qué es lo que pretendes?hipólita es mi esposa. luis: no te olvidesde que tengo un hijo con ella. antonio: ¿y a mí qué me importatu hijo? luis: yo sé que no te importa,pero a mí sí y no me voy a desentender de él.que te quede bien claro.antonio: dáselo. hipólita: ¿qué?antonio: dale a rafael. hipólita: ¿has perdidoel juicio? antonio: es la única solución.al fin que ya vas a tener otro. hipólita: ¿pero cómo--cómo te atrevas siquiera a pensarlo?¿crees que un hijo sustituye a otro?los dos son míos. antonio: ¿y cómo pretendesque yo aguante lo que está pasando?tengo dignidad, por dios. ¿o qué?¿quieres que lo mate? hipólita: no.quiero que me dejes en libertad. antonio: ¿para irte con él?hipólita: ¡para irme adonde se me dé la gana!ya no quiero vivir contigo.[llaman a la puerta] luis: adelante.antonio: ¡no hemos terminado de hablar!luis: dime. antonio: ¡no voy a tolerarque sigas buscando a mi mujer! luis: ¡y yo no piensorenunciar a rafael! antonio: ¡llévatelo entonces!luis: a ti ella no te importa. ¿para qué demoniosla quieres a tu lado? antonio: ¡porque es mi esposaante dios y ante el mundo! luis: ¡será tu esposa,pero es mi mujer! ¡por favor, tiene un hijo míoy viene otro en camino! antonio: ¿eso te dijo?luis: sí. antonio: ¡mintió!luis: los que mintieron fueron ustedes.además, tú y tu madre fueron los primerosque me la pusieron en la cama. ¡mala suerte!¡sí, mala suerte, porque me dio un hijo!antonio: entonces uno de los dos sobra en este mundo.nos enfrentaremos y que dios decida la suerte de cada uno.buenas noches.[música][música]antonio: mi coche, rápido. hipólita: tardaste muchísimo.¿por qué? ¿volviste a discutir con luis?diego: ¿ya se van? antonio: sí.diego: ah, hermosa hipólita. qué guapa es tu mujer, antonio.no dejes que ese truhan de luis te la quite.amigo, esta noche tengo que cumplir con la gorday no sé si pueda. ¿por qué no me ayudas?[ríe]juana: [se queja] ay, estoy muerta.modesta: yo la vi muy entera. aguantó perfectamente todo.juana: ay, sí, pero hubo momentosen que pensé que me iba a desmayar.modesta: valió la pena el esfuerzo, todo salió bien,a dios gracias. juana: menos el incidentede diego con luis. modesta: afortunadamente,no pasó a mayores. juana: [suspira]modesta: me sorprendí de que luis llegara a la fiesta.juana: yo también. modesta: ¿le molestó?juana: no, pero sigue insistiendo en lo mismo.al hablar de diego, volvió a decirme "su hijo".¿qué podemos hacer? ¿cómo le quitamos esa ideade la cabeza? modesta: tómese su téy descanse. le puse láudanopara que duerma mejor. ya mañana pensaremos.juana: [se queja] me da asco.celia: bienvenido, señor, buenas noches.antonio: buenas noches. gracias, celia.celia: con permiso. antonio: ¿podemoshablar un momento?¿por qué le dijiste que el hijo que esperas es de él?hipólita: porque es la verdad. [jadea]antonio: te dije que no lo hicieras.¿por qué insistes en ponerme en vergüenza?hipólita: el primero que me puso en vergüenzafuiste tú al meterlo en mi cama. antonio: pero ya te expliqué,hipólita, ya te platiqué, te conté todo lo mío.hipólita: sí, antonio, pero tú también tienes que tomaren consideración lo que siento, lo que pienso.créeme que me da una profunda tristezalo que sucedió con tu tío, pero tampoco mi vidaha sido fácil. antonio: eso tú te lo buscaste.hipólita: no, no, no, un momento.en santa rita yo creí que eras tú--antonio: por dios, no me hagas reír.hipólita: ¡creí que eras tú! antonio: está bien.¿y luego? hipólita: luego--me enamoré. por eso no tiene casoque sigamos juntos. [solloza]por favor. te lo ruego.te lo suplico. déjame ir.te juro que no te pondré en vergüenza.nadie volverá a saber de mí. puedes decir que--que regresé a panamá o que-- o que me volví loca.y que luego de un tiempo decir que me morí--antonio: ¡no! ¡no! hipólita: ¿por qué?antonio: [solloza] ¡no! por dios, hipólita.déjame mi condición de hombre. hipólita: ¿tu condiciónde hombre? ¿quieres decir--?antonio: no me obligues como lo hizo mi madre.[llora] toda la vida--¡toda la maldita vida me dijo que yo no era varón!hipólita... te juro por mi padreque sí lo soy. sí soy hombre.[golpea]diego: no... eloísa: ¿cómo que no?diego: no, no... no, no, no.eloísa: ¿por qué no? don diego, don diego...diego: no, no, no. eloísa: don diego, don diego...diego: no. eloísa: aquí.diego: no tiene caso. eloísa: ¿cómo que no?diego: no, es que-- eloísa: bebió demasiado,bebió demasiado. diego: no, en la casade mancebía he bebido más y he podido.¿sabes qué? eres tú.yo no sé cómo tu marido pudo contigo.mírate. eres una gorda horrenda.mirtha: la misma doña victoria se encargó de preparárselaspara esta noche. marina: está muy bonita.mirtha: bueno, los dejo. amita, no se olvidede lo que le pedí. andrés: ¿qué te pidió?marina: que la tome a mi servicio.andrés: no creo que sea buena compañía para ti.yo preferiría que se quedara con tu abuela.¿te gustó la fiesta? marina: mucho.catalina y don cristóbal se esmeraron.y mi madre y mi abuela se veían tan contentas.andrés: y tú te veías preciosa. eres preciosa.te amo, marina. de verdad.marina: yo también te amo, andrés.nunca me imaginé que tú y yo-- andrés: yo sí lo imaginé.muchas veces.marina: eres el único hombre al que he amado en mi vida.y al que voy a amar. andrés: y tú la única mujerpara mí.marina: ¿ya no te importa--? andrés: te amo a ti, marina.tal como eres.hipólita: eso me dijo. adalgisa: pues claro, niña.no quiere que usted se vaya de su casay se junte con don luis para que la gente no pienseque es menos macho que el otro. hipólita: ¿y por esova a sacrificarnos a mis hijos y a mí?no, ada. lo siento mucho por él,pero no lo voy a permitir. adalgisa: válgame dios, niña,¿y qué puede hacer? hipólita: no lo sé.pero algo-- algo se me va a ocurrir.victoria: ya están en su alcoba. no quise acompañarlos yoporque--porque me dio pena. estoy tan contenta, madre.sara: andrés se ve buen muchacho.victoria: y van a vivir en monforte, con nosotras.sara: bueno, con nosotras, no. ya quedamos en que van a tenersu casa. victoria: sí, bueno, pero--pero van a estar cerca. sara: isabel se ha portadotan bien... mañana que marinavaya a despedirse de ella le vamos a mandar un regalo.[susurra] ven. por cierto...ven, ven. ¿sabes qué creo?victoria: ¿qué? sara: que luises el hijo legítimo de carlos y aurora.victoria: ¿legítimo? sara: sí.cristóbal me preguntó que si en el incendiodiego había salido lastimado y yo le dije que sí,en la pierna. y mirtha, la muchacha esa,me dijo que luis tiene la cicatrizde una quemadura en su pierna. victoria: dios santo.no lo puedo creer. entonces...¿cambió a los niños? madre, yo digo que mañanaantes de irnos también nosotras vayamos al palacio guevarapara que hables con juana y se lo eches en cara.sara: no. victoria: ¿por qué no?hasta podrías acusarla y desquitarte por todoslos años de angustia que te hizo pasar.sara: la venganza nunca es buena.victoria: yo, si fuera tú, sí lo haría.juana: ¿quién? modesta: doña eloísa.viene muy enojada. juana: virgen del cielo,ampáranos. ¿la golpeó? modesta: no, no creo.se ve entera. juana: pásame mi bata.eloísa: no estoy acostumbrada a ese trato.entiendo que diego no me haya podido cumplirporque en la fiesta bebió mucho, pero tampoco voy a permitirque se me insulte. juana: ¿qué te dijo?eloísa: que soy una gorda horrenda.y perdóneme si se lo digo, doña juana, pero--si a su excelencia le gustan las escuálidas,no entiendo por qué se casó conmigo.juana: hablaré con él, no te apures.seguro que lo dijo por lo mismo que estaba tomado.eloísa: pues tomado o no, la educación aflora,y mientras no me pida perdón, no pienso volvera compartir su habitación. [llaman a la puerta]luis: con permiso. doña eloísa...eloísa: buenos días, don luis. disculpen, pero voy a vestirme.con permiso. luis: propio.¿cómo amaneció? juana: cansada.luis: anoche el regidor me dijo que preferíaque arregláramos el problema de la sociedadpor las buenas. yo estoy dispuesto,pero sí voy a romper. juana: luis, por favor.luis: lo siento. la situación entre diego y yoes insostenible. juana: puedo convencerlopara que se quede al margen y se pongan de acuerdo.luis: no, no quiero que lo convenza.no me interesa. juana: ¿ni siquierasi yo te lo pido?quiero decirte algo. esto es solo para ti,porque diego no lo sabe. [suspira]estoy muy enferma y no me queda mucho tiempode vida. tengo "cancom".sí. sé que te falléy te pido perdón. todo se ve tan distintocuando la muerte está cerca.luis: un viejo en valverde dice que don carlosle entregó a su hijo para que lo salvaradel incendio. y ese niño teníala pierna quemada. sabemos muy bienque yo tengo una cicatriz de quemadura en la piernay diego no. modesta: seguramenteese hombre se equivoca. había otros niños en la chalana.luis: pero el conde de guevara le ordenó: "salva a mi hijo".juana: porque aun cuando nacido fuera del matrimonio,eres su hijo. luis: [suspira]bien. ¿y qué hacía yoen la fiesta de bautizo de su legítimo?juana: no lo sé, yo-- yo no estuve.luis: está bien. la dejo descansar.juana: ¿quién más sabe de la cicatriz?modesta: sara de oviedo estaba en la chalana, pero--talvez no se fijó que el niño estaba lastimado.juana: de todos modos, hay que averiguarlo.luis e isabel la conocen y le pueden preguntar.modesta: si quiere, yo voy. juana: no.tengo que hacerlo personalmente. gasca--gasca nos dijoadonde vive, ¿te acuerdas?luis: dios, sigue con sus mentiras.no cede, no quiere decir la verdad.felipe: por supuesto. no va a echarle a su hijola soga al cuello. cristóbal: de todos modos,doña sara vio cuando don carlos te entregó a ese hombre.ella sí te conocía, no pudo equivocarsede criatura. luis: lo único sinceroque me dijo fue lo de su enfermedad, que--que le queda poco de vida. me pidió no romperla sociedad con diego. cristóbal: ¿le vas a hacer caso?luis: no. pero por favor,tratemos de hacerlo por las buenas,retirando la demanda. felipe: volviendo a lo de antes.le digo que nos vayamos a valverde por el viejo.luis: sí. pero después del duelo.cristóbal: ¿cuál duelo? luis: antonio me retó.[música][música]marina: ¿qué pasa? andrés: pasa que estoy feliz.marina: yo también. andrés: otra vez te pido perdónpor no haber entendido, por haberte juzgado mal.marina: ya. quedamos en que ya no íbamosa hablar de eso. [llaman a la puerta]adelante. mirtha: permiso.vengo a recoger los platos del desayuno.marina: sí. andrés: voy a versi ya está el coche. marina: sí.mirtha: doña marina, quería preguntarlesi siempre me va a tomar a su servicio.marina: lo siento mucho, mirtha, pero no va a ser posible.mirtha: le voy a servir muy bien.marina: no lo dudo. es solo que mi esposo no quiere.mirtha: por lo que pasó con doña esperanza que--le echó la culpa de lo de don diego.marina: sí. mirtha: yo no tuve nada que ver.[solloza] victoria: ¿entoncesno vas a llevarte muebles ni nada de aquí?sara: no. todo esto me traedemasiados recuerdos. [llaman a la puerta]marina: ¿se puede? victoria: pasa.pasen, hija, pasen. sara: ¿ya se van?victoria: siéntate, mi reina. marina: bueno, todavía vamosa pasar a despedirnos de doña isabely de la familia de andrés. sara: dales mis cariños.y las gracias a isabel. y entrégale esto de mi parte,por favor, hija. marina: sí, abuela.victoria: no tarden mucho para que viajen de día.en cuanto vean que va a oscurecer,busquen una posada. no es seguro viajar de noche.andrés: no se preocupe, doña victoria.cuidaré muy bien de su hija. victoria: disfrutende su viaje de bodas y nos vemos en monforte.marina: sí, mamá. y váyanse con cuidadoustedes también. andrés: señora,muchas gracias de nuevo por todo.victoria: lo único que te pido es que la quieras y la respetes.andrés: se lo prometo. sara: te vamos a extrañar, hija.marina: y yo a ustedes, mucho. abuela, por favordale trabajo a mirtha. sara: sí, mi cielo.lo que tú quieras.hipólita: se veían con tanto coraje.como si quisieran matarse con la mirada.luego yo bajé al patio y antonio tardó bastanteen alcanzarme. a lo mejor volvió a hablarcon luis. adalgisa: talvez fue al retrete.hipólita: talvez. estoy muy cansada, adalgisa.adalgisa: claro, por la criaturaque está esperando. tantos sustos no le hacennada bien ni a usted ni a ella. a mí me gustaríaque fuera niña. una hermanita, ¿verdad?hipólita: [llora] a mí también. adalgisa: ahora chillaporque está sensible por el embarazo.hipólita: no es solo por eso. sino porque me sientomuy infeliz. y por más que le busco,no veo la salida.modesta: buenos días. queremos hablarcon doña sara de oviedo. higinio: ¿sara de oviedo?juana: sí, la poderosa. higinio: doña juana arellano,qué honor. pues fíjese que la poderosano está. juana: ¿cuándo vuelve?higinio: nunca. juana: ¿se fue de cuencas?higinio: sí. juana: ¿adónde?higinio: perdón, pero no dejó dicho.pero aquí yo estoy para servirle.¿se le ofrece algo, doña juana? juana: no, gracias.mejor vámonos. modesta: vámonos.isabel: ay, no, mi amor, ¿cómo voy a reprocharteque te vayas a vivir cerca de tu madre?en tu lugar yo haría lo mismo. marina: [solloza] pero me duelemucho dejarla. isabel: a mí también, pero--monforte no está tan lejos y podemos visitarnos.andrés: cuente con eso, doña isabel.nuestra casa siempre estará abierta para usted.isabel: [solloza] gracias.marina: mi abuela le envía sus saludos.y este presente. isabel: ay, mi amor,gracias, pero no hacía falta. marina: se lo mandacon mucho cariño. isabel: dile quese lo agradezco mucho y que a ella tambiénespero verla de nuevo. pero como sé que no querrávolver a cuencas, nos cartearemos.o iré yo para allá. andrés: ah, bueno, pues--isabel: ya, ya, váyanse, váyanse.que el viaje a la capital es muy largo.y tú, la cuidas bien o te las verás conmigo, ¿eh?andrés: claro que sí, doña isabel.marina: los voy a extrañar mucho a usted y a chato.isabel: anoche me dijo que no está nada contentoque lo hayas cambiado-- por este.míralo. yo también te voya extrañar mucho. [solloza] bueno, bueno.bueno, bueno, bueno, váyanse, váyanse de una vezporque nunca me han gustado las despedidas.adiós, mi amor, buen viaje. la cuidas, ¿eh?marina: la quiero mucho. isabel: yo también, mi amor.[llora]

Cargando Playlist...