null: nullpx
Cargando Video...

Alborada Capítulo 56

28 Nov 2020 – 12:00 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[jadea] dios, ¿qué hice?luis: ¿a dónde vas? hipólita: ¿cómo que a dónde voy?luis: espera. espera, por favor.por favor, espera. hipólita: [jadea]luis: hipólita-- hipólita: ¿cómo pudimos?luis: porque nos queremos de verdad.vamos a hablarlo-- hipólita: no, de ninguna manera.déjame ir-- luis: por favor, vamos a hablar.hipólita: déjame ir.[jadea]¿cómo pude?¿por qué? ¿por qué?[música]úsica] [llaman a la puerta]luis: adelante.>> ya se van.luis: hipólita.hipólita, tenemos que hablar. por favor, es necesario.hipólita: otro día. luis: bueno, ¿puedo despedirmede rafael?luis: eres carne de mi carne, no lo olvides.y yo no lo voy a olvidar jamás.nunca te voy a dejar, hijo, nunca.modesta: se acaban de ir. el coche es de cristóbal.juana: seguramente se fue con su hermana.modesta: vi a luis despidiéndose.juana: qué rápido se resignó. modesta: bueno,vamos a esperar. juana: por lo pronto,hay que buscarle una esposa a diego.modesta: ¿le preparo ropa de calle--?juana: ¿para qué? modesta: habrá que visitaralgunas familias-- juana: ja, ya parece que yovoy a ir a visitar familias. que vengan ellos.vamos a mandar invitaciones y daré una recepción.marina: claro que me asusté. andrés se puso furioso.y luego doña margarita. isabel: victoria.y es tu mamá. marina: sí, bueno.echó unos ojos al señor gazca, como si quisiera matarlo.se contuvo porque se trataba de una señora.señora isabel, tengo miedo. isabel: ¿de qué?marina: de que otra vez quiera llevarme a las habitacionesde su excelencia. isabel: le dices que noy le sueltas un sopapo así, mira.marina: no podría. isabel: entonces, te ponesa gritar como loca. y más vale que no le digasa tu madre lo que pasó. esa mujer, aún cuando se vemuy mona, debe tener un carácter del demonio.marina: bueno, no, claro. creo que quiere casarme.isabel: ¿con quién? marina: no sé.isabel: bueno, cuando acabes de desayunar, fíjatesi hipólita ya se levantó. quiero hablar con ella.juana: ¿qué otra viuda tenemos? modesta: doña remedios.juana: pero es un poco mayor. se trata de que a diegose le antoje. modesta: viudas jóvenes casino hay. y luego con hijos varones...ahora, que si quiere, podemos buscar en otra ciudado en la capital. juana: manuel y lucía de alcorzatienen una hija joven que tuvo gemelos, ¿no?modesta: cierto. el marido murió hace pocode una caída de caballo. juana: esa también podríaservir. ¿cómo se llama?modesta: creo que eloísa. [llaman a la puerta]juana: abre, por favor. [llaman a la puerta]luis: buenos días, madre. juana: buenos días.hipólita se fue a casa de cristóbal.¿ya te resignaste? luis: ¿a qué?juana: a que te quite a tu hijo. luis: no me lo ha quitado.juana: ah, entonces piensas ejercer tus derechospara recuperarlo. luis: no.juana: es tu hijo, luis-- luis: madre, no vine a eso.quiero que se convoque una junta con diego y con malaquíespara hablar de los negocios. juana: ya sé, es porlos mineros. luis: bueno, se trata de todo;no solo de los mineros. diego no respeta su palabra.y si no llegamos a un acuerdo, esta vez voy a romperdefinitivamente. juana: déjame hablar con él--luis: no. a usted le dice una cosay después se comporta de otra manera.juana: [suspira] está bien. isabel: hipólita se largó.juana: sí. isabel: pero ¿cómolo permitiste? luis: fue su decisión, tía.isabel: pero se llevó a rafael. luis: es su hijo.isabel: tuyo también.¿qué pasa? ¿no vamos a hacer nada?caray, caray.>> ya fue todo, señora. hipólita: aquí tiene-->> no, por favor. yo estoy al serviciode don cristóbal. hipólita: bueno, entoncesmuchas gracias por su ayuda. >> con su permiso.adalgisa: ahora, pues, con una buena limpiezava a quedar bien. yo no la veo tan contenta.¿se arrepintió? hipólita: no.adalgisa: pues, para mí que de ayer a hoy, algo pasó.hipólita: no pasó nada. me voy a cambiar para ir a verlo de los trabajos y, de paso, compro algo para comer.adalgisa: bueno, yo mientras iré limpiando y acomodando.hipólita: no me voy a tardar, pero cuídalo mucho.no lo dejes salir y no lo pierdas de vista.adalgisa: claro que no, niña. ay... [suspira]dios santo, ¿cómo vamos a convertir esta pocilgaen un lugar decente?>> le expliqué que usted no es de aquí.me dijo que si gusta, se la puede rentar con todoy muebles. antonio: ¿está en buenascondiciones? >> hay que hacer algunaque otra reparación, pero nada de importancia.antonio: ¿está el dueño? >> se disculpa con ustedesporque tenía un compromiso fuera de la ciudad.pero me dejó las llaves. por aquí.esta es la estancia. y de aquel lado está eldespacho. antonio: es de buen tamaño.>> hay un patio para tomar el fresco.y alrededor están las habitaciones.los servicios están al fondo.hay una mujer viuda que cuida la casa con su hijajovencita y un chamaco. dice el dueño que, si quieren,pueden quedarse como sirvientes. antonio: me interesa la casa.quiero rentarla. ¿desde cuándo la puedo ocupar?>> cuando usted quiera. ¿y yo desde qué día entroa su servicio? antonio: desde hoy, si quieres.>> muchas gracias, don antonio. antonio: habla con la viuda.contrata a tu sueldo y súrteme la despensa,por favor. >> sí, señor, gracias.antonio: vamos, ya.[conversaciones indistintas][música]ica] antonio: ¡rodrigo!¿no te interesa ver la casa? rodrigo: no es eso.es que me quedé pensando que no tengo nada que haceraquí en cuencas y que debería de irme.antonio: ¿y cómo? si la navegación estásuspendida. rodrigo: me puedo aventurarpor tierra. antonio: no, rodrigo,no seas tonto. no digas eso.es muy peligroso. el viaje es muy largoy te pueden apresar en la frontera.rodrigo: ya sé, pero estoy preocupado por mis padres.tú no tienes a nadie allá. yo sí, y me siento intranquilo.antonio: mira, pienso ofrecerte una de estas recámaras.es más, esta. está bellísima.está retirado y está en privado. rodrigo.está bien. entiendo que tengas pendientes.rodrigo: por cierto, ¿tú conoces a un tal bonifacio gutiérrez?antonio: no. rodrigo: se supone que esun comerciante de santa rita. antonio: ¿de santa rita?¿bonif--? ¿bonifacio? no, no, ¿por qué?rodrigo: aníbal me preguntó de parte de luis manrique.dice que le interesa hacer negocios con él.hipólita: por favor, señora. soy limpia y trabajadora.también soy fuerte, y haré todo lo que ustedme mande. >> se siente dura.>> está bien. pero no vas a dormir aquí.hipólita: no importa. puedo llegar diarioa la hora que usted me diga. >> está bien.te espero mañana a las seis de la mañana.hipólita: gracias. no sabe cuánto se lo agrdezco.con permiso. con permiso.>> y por una vez en tu vida, manténte sosiegoy no le pongas las manos encima.>> ¿ya vieron--? todas: [susurran]>> eh, tal parece que usted tiene amistades importantes.nada menos que la esposa de don cristóbal de lara.hipólita: [ríe]adalgisa: pero ven acá-- catalina: ¿saben qué?se veía mejor como estaba antes. mejor vuélvanlo a cambiarde lugar. adalgisa: ay, es usted tan buenaniña, catalina. catalina: ay, es lo menosque podía hacer. adalgisa: gracias.hipólita: pero ¿qué hiciste? catalina: traje más cosaspara alegrarte el cuarto. hipólita: no era necesario.adalgisa: claro que sí, niña, claro.hipólita: traje esto para comer. ay, me preocupa meterteen problemas con cristóbal. catalina: dijo que estabafeliz de podere complacerme. hipólita: ay, qué gusto me dasaber que es tan bueno contigo. catalina: bueno, se ve un pocoatiborrado de muebles, pero al menos tienen lo queles hace falta. hipólita: gracias, graciaspor pensar en nosotras. y ahora...otra buena noticia. catalina: ¿cuál?hipólita: ya tengo trabajo. ambas: [ríen]adalgisa: ay, mi niña. [ríe]cristóbal: ¿trabajo de qué? catalina: con una parejade gente mayor. cristóbal: ¿hipólita comosirvienta? catalina: sí.cristóbal: [suspira] bueno, si es lo que ella quiere.catalina: no creo que sea lo que quiere.[suspira] lo que pasa es que--pobrecita, se muestra animada, se muestra alegre, peroyo siento que en el fondo es profundamente infeliz.cristóbal: es ella la que tiene que decidir.catalina: ¿y qué sería la mejor decisión?cristóbal: pues, catalina, creo que la decisión es obvia.volver aquí. catalina: pero cristóbal--cristóbal: y por el amor de dios, no me digas quees un abuso. te lo digo de corazón.catalina: cristóbal.ay, perdón. cristóbal: ¿ya se lo dijistea tu madre? catalina: no.cristóbal: deberías hacerlo. catalina: sí, ahora mismo.con permiso.buenos días, mamá. ¿y mi padre?asunción: no está. catalina: vengo a decirte algo.asunción: espero que no sea una mala noticia.catalina: tampoco buena. hipólita ya no está el palacioguevara. asunción: ¿decidió irsecon antonio? catalina: no.asunción: ¿regresó aquí? catalina: tampoco.rentó una vivienda y se fue a vivir sola.asunción: ¿qué le pasa? ¿ha perdido el juicio?¿con rafael? catalina: sí.asunción: es inconcebible. ¿y de qué piensa vivir?catalina: pues, va a trabajar. de sirvienta.asunción: es el colmo. no entiendo qué le pasa.no entiendo qué tiene en la cabeza.hubiera podido volver con su marido o venir aquí.cristóbal no se hubiera rehusado, ¿o sí?catalina: no, mamá, pero hipólita tiene su orgullo.compréndela. asunción: el orgullo no vacon los necesitados. además, ¿de qué orgullome hablas? ahora sirvienta, mañana ramera.[llora] virgen del cielo. yo sabía que esto ibaa suceder, lo sabía. catalina: ya, mamá.el señor no la va a desamparar.adalgisa: a usted algo le pasa. hipólita: no me pasa nada.adalgisa: que sí, que le pasa y que quiero saberlo.hipólita: está bien, te lo diré.descubrí que tengo alma de ramera.adalgisa: válgame dios. no me diga que no va a trabajarcon esos señores que nos dijo, sino que se empleó en un burdel.hipólita: no. lo que quiero decirte es que...pasé la noche en la cama de luis.adalgisa: virgen del cielo. ¿por qué?hipólita: ¿por qué? porque lo quiero.porque estoy enamorada de él.y porque él también me quiere.adalgisa: ay, niña. ni caso tiene que le digaque no debió. hipólita: no.ningún caso. porque ya lo hice.adalgisa: pero ¿cómo fue? ¿cuándo?hipólita: en la noche... tú y rafael estaban dormidos.vino a mi cuarto, me llevó al suyo y empezamosa hablar. dice que me quiere.que me necesita. [llora]que-- que nos necesita a los dos.y yo también lo necesito a él. adalgisa: niña, entonces,¿qué sigue, niña? ¿qué vamos a hacer?hipólita: nada, no podemos hacer nada.[música][música] luis: explíquele a mi primocuánto se pierde por semana si la mina está parada.malaquías: bueno, según-- diego: sé perfectamentecuánto dinero se maneja ahí y en todos los negocios--luis: pues, no parece. no parece que sepas ni queentiendas nada-- juana: por favor, estamos aquípara hablar, no para que se insulten.diego: luis no tenía derecho a firmar ese acuerdo--luis: sí, tenía. en cambio, tú hiciste unasociedad con antonio de guzmán sin consultarme.diego: te equivocas. esa propiedad nunca estuvoincluida en nuestro contrato. luis: pero cuando me necesitastepara resolver el fraude de la cochinilla y el derrumbede la mina pactamos que yo me iba a encargar de todoy él solo iba a recibir sus ganancias.diego: la palabra la dio ella, no yo.juana: no me digas que no te lo dije.¡aceptaste! diego: no recuerdo.luis: por dios. no sé qué leche mamaste,porque mis tíos eran gente decente--juana: ¡luis!diego: ¡quiero que ahora mismo te largues de mi casa!isabel: ¡luis no se va a ninguna parte!diego: ¡y usted qué hace aquí, vieja entrometida!luis: ofrécele una disculpa a mi tía.¡ofrécele una disculpa--! diego: ¡no voy a disculparme!y quiero que se vayan los dos ahora mismo.¡que desaparezcan! no los quiero volver a vernunca más en mi vida. juana: diego, por favor,cállate la boca-- diego: ¡no me callo!isabel: si tanto te molesta mi presencia, vete tú.juana: cuñada, por favor. isabel: nada de por favor.ya estoy harta de las peladeces de este.diego: ¡este! ¡este, este es el conde de guevara!isabel: ¡y a mí tu rango me importa un pito!¡y no me asustas! y como ya me harté,exijo el pago de la deuda. si no tienen dinero,me pagan con el palacio. es más, que se pongade una vez a nombre de... luis.diego: no puede hacer eso. juana: isabel, por favor.hicimos un trato. isabel: hasta que hipólitarecuperara la memoria. y como eso ya ocurrió,el trato ya no existe. juana: quisiera que habláramosa solas.diego: no puedes permitirlo. esa vieja malnacidano puede humillarme de esta manera.juana: entonces, te hubieras controlado, en lugar de estardiciendo tonterías y metiéndonos en más problemas.diego: luis me insultó primero. juana: ¿y en qué cabezacabe que ibas a lograr correrlo del palacio?aunque isabel no hubiera escuchado, ¿crees quese iba a quedar tranquila si yo no defendía a mi hijo?diego: ¿y qué vamos a hacer? juana: aceptar y pagar.diego: no, madre. no, madre, por favor, no.no, madre, por favor, no. juana: no queda de otra.isabel: ¿qué te parece? ¿viste la cara de diego?luis: sí, sí. me dio pena.isabel: ¿qué pena ni qué nada? así se le van a bajar los humosy no va a andar ahí, insultando y corriendoa medio mundo. ay, estás triste por hipólitay por el niño, ¿verdad? luis: sí.isabel: hubieras hablado con ella, hijo.debiste insistirle. luis: lo hice anoche.isabel: ¿y? luis: nada.es más, hasta creo que me equivoqué.isabel: ¿por qué? ¿qué hiciste?luis: no me hagas caso. isabel: ¿y rafael...?¿siquiera podemos verlo de vez en cuando?luis: espero que sí. isabel: no renuncies, mi amor.luis: es que ya no sé qué más hacer.nos separan demasiadas cosas. isabel: no, no le hace.cuando uno quiere algo, lo consigue.luis: no todo, tía.vicente: buenas tardes, don antonio.antonio: buenas tardes. vengo a ver a la señorahipólita. vicente: doña hipólita se fueesta mañana. antonio: ¿y no ha regresado?vicente: se fue con todo y equipaje.antonio: ¿cómo? vicente: supongo que a casade don cristóbal. el coche que vino por ellaera de él. antonio: gracias.felipe: creo que debemos hacerlo, cristóbal.hay demasiadas cosas extrañas. los intentos de matarlo,las actitudes inexplicables de doña juana,todo este lío de las dos notas del rescate de rafael, en fin.cristóbal: yo también lo había pensado ya--felipe: pero sin decirle nada a luis.cristóbal: ¿por qué? felipe: porque se resiste.y es normal. se trata de su madre.cristóbal: entonces, en santa rita no hay ningúnbonifacio gutiérrez. marcos: no.el mesero del hostal le preguntó a rodrigo de rivera,el amigo de don antonio. y dice que no.o por lo menos él no lo conoce. [llaman a la puerta]cristóbal: adelante. clotilde: don antonio preguntapor la señora hipólita. ¿qué le digo?cristóbal: ya vuelvo.son solo unos pasos, clotilde. clotilde: [ríe] te sientes bien.cristóbal: me siento muy bien, muchas gracias.don antonio. antonio: don cristóbal,¿cómo está? cristóbal: mejorando, muchasgracias. por favor.antonio: me alegra verlo de pie. en realidad, no quieromolestarlo. solo quiero hablarcon mi esposa. cristóbal: de hecho, hipólitano se encuentra aquí. antonio: en el palaciode guevara me comentaron que un coche suyo pasóa recogerla. cristóbal: así es, don antonio.pero no para mudarse aquí, a esta, su casa.hipólita rentó una vivienda. antonio: ¿cómo?¿se fue a vivir sola? cristóbal: así es.antonio: ¿por qué? cristóbal: porque hipólitaasí lo decidió. antonio: eso es inconcebible.¿cómo permitieron que se fuera a vivir sola?[música][música] marcos: a lo mejor ellalo planeó; y hasta el golpe en la cabeza a doña hipólita.si se hubiera muerto, se queda con rafael.felipe: así es. y suena bastante lógico.pero no es solo eso. yo siento que hay algo más.¿qué pasó? cristóbal: le expliquéque hipólita no se encuentra aquí...y le di la dirección. felipe: no creo que a luisle vaya a agradar que lo haya hecho--cristóbal: no me podía negar tampoco.es su marido. felipe: pues, sí.cristóbal: ¿ya mandaron vigilancia?marcos: sí. pedro, fernando y yovamos a turnarnos para cuidarlos noche y día.cristóbal: bien. hagamos lo siguiente...[gime] cada quien--cada quien va a anotar los acontecimientosque no tienen explicación. los compararemos y,si dios quiere, sacaremos el hilode la madeja. felipe: para mí, la únicaexplicación es que luis no sea hijo de doña juana.cristóbal: ya una vez doña isabel aventuróesa hipótesis. marcos: entonces hay quepreguntar a la gente que los conoció antes queel patrón naciera. cristóbal: así es.adalgisa: ¿en qué piensa? hipólita: estaba recordandoa martín. adalgisa: pobre.que dios lo tenga en su santa gloria.hipólita: era tan bueno. siempre dispuesto a ayudarme,a querer protegerme. adalgisa: estaba enamorado.hipólita: imagino la pena de su mamá y de don felipe.[llaman a la puerta]>> un señor que dice llamarse antonio de guzmán quierehablar con su señora. hipólita: sí, que pase.adalgisa: ¿quién le habrá dado las señas?antonio: ¿cómo es posible que estés viviendo aquí?santo dios, el barrio es-- el barrio es miserable.hipólita: por favor, baja la voz.rafael quiere dormir. antonio: ah, sí, perdón.pero es que esto no es posible, hipólita.además, ya tengo alquilada la casa.hipólita: te dije que no iba a irme contigo.antonio: ya lo sé. pero tampoco puedes quedarteaquí. creí que te mudaríascon tu hermano. hipólita: escucha, antonio.me he dado cuenta de que no tengo cabida en ningunaparte. con mi mamá no puedo irporque su marido me aborrece; y no quiero darle más problemasde los que ya tiene. mi hermana, aún cuandose ofreció a hospedarme, acaba de casarse en unmatrimonio apresurado. cristóbal es bueno y generoso,pero catalina ya tiene el peso de que él esté manteniendoa sus papás. y seguir en el palacio guevara,ni pensarlo. antonio: por eso, ven conmigo.hipólita: tú no quieres a rafael.antonio: porque no lo conozco. pero con el tiempo--hipólita: ni con el tiempo, ni nunca.primero porque no es tuyo, y... segundo...quieres hijos. cuando lleguen, poco a pocolo vas a relegar. y puede que hasta llegueel día en que lo aborrezcas, igual que aborreces a su padre.antonio: no, te juro que no. hipólita: ¿qué hiciste cuandose lo robaron? antonio: ya te expliqué.además, luis se estaba encargando.hipólita: y tú te desentendiste. antonio: porque fue con el mismoregidor a decir que él es el padre.hipólita: así es. luis es su padre.antonio: independientemente de eso, una mujer como túno puede vivir sola, y mucho menos en un lugarcomo este. hipólita: hay mucha genteque vive así. antonio: porque no tienenotra opción. además, soy tu marido, hipólita.hipólita: ¿me vas a obligar? ¿me vas a llevar a la fuerza?antonio: no, no. por supuesto que no.de lo que estoy tratando es de hacerte reaccionar.de que entiendas que, como esposo, tengo la olbigacióny el derecho de protegerte y de cuidar de ti.hipólita: también de rafael. antonio: claro, también de él.hipólita: lo voy a pensar. antonio: no, no hay nadaque pensar. hipólita: quiero pensarlo.antonio: está bien. ¿luis manrique te ha hechoalguna proposición? hipólita: no.antonio: ¿necesitas dinero? hipólita: no.antonio: de todos modos, aquí te dejo un poco,por si te hace falta.y perdóname que te lo diga, pero lo que estás haciendoes una locura. y dios quiera que recapacitespronto.nos vemos.rafael: [balbucea] hipólita: ¿lo ves? [solloza]no hizo nada porque a él no le correspondía."luis es el padre". "mi obligación es cuidar de ti".rafael no le importa. ni siquiera una miradale ha lanzado. le es completamente indiferente.y tampoco se preocupa por disimular.rafael: [balbucea]>> ¿andrés escobar? >> sí, andrés escobar.¿lo conoces? >> sí, anduvo acompañandoa gazca un rato. luego, lo tuvieron en el palacioguevara como criado del conde. >> bueno, pero ¿qué tipode persona es? >> no tiene agallas.le propuse un negocio y no quiso entrarle por miedo.>> ¿qué negocio? >> cosas que hacemos nosotros.>> las armas. >> ¿eso quiere decirque es decente? >> eso quiere decir que esmiedoso. >> [ríe] miedoso.pase, pase.>> mi compañero y yo quisiéramos complacerlaen todo, doña, pero... gazca es un hombre muypeligroso. mata con la manoen la cintura. sara: no me digas que tú no.>> bueno, sí, claro, pero-- victoria: es mucho dineroel que te estamos ofreciendo. >> ya sé.y a mi amigo y a mí nos vendría muy bien, pero--victoria: ¿entonces? >> pues--voy a averiguar. victoria: ya lo dijiste la vezpasada, y te has hecho el tonto.>> pues, ahí les va algo. don diego quiso matara don luis. sara: ¿cómo que lo quisomatar? >> organizó una emboscadapara asesinarlo en un viaje que le mandó a hacera olmedilla.locutor: "alborada".... [música]

Cargando Playlist...