null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 94

Karla crea una confusión entre Constancio y Luciana para salir económicamente beneficiada. Constancio descubre la medalla de Mili, pero no es capaz de decirle la verdad. Alejandro llega al rodeo para cantarle una canción a Mili.
29 May 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... karla: ¿por qué estan importante ese anillo? luciana: ese es asunto mío, túlimítate a buscarlo. karla: ¿y por qué no llamaal señor? a lo mejor él lo encontró.luciana: ay, dios mío, constancio, no, no.karla: ¿qué pasa, señora? ¿se siente bien?luciana: dios mío, es que-- eso sería terrible.karla: ¿qué cosa? constancio: luciana.luciana: constancio. constancio: [piensa] ya lo sabe.luciana: [piensa] ya lo descubrió.¿no estabas en la oficina? constancio: estaba, sí, peroolvidé algo y regresé a la casa. luciana: [piensa] tengoque salir de aquí con karla. constancio: [piensa] karlame puede ayudar. ambos: karla.karla: sí, señores. constancio: ¿puede venir conmigoal estudio, por favor? karla: como usted diga, señor.luciana: karla, karla, no menciones lo del anillo.karla: sí, mi silencio tiene un precio, señora.con su permiso.milagros: gracias por echarme la mano con lo del horacioy el rocky. hugo: ay, mili, pero si yo nohice nada, solamente te acompañé a dejarlos en la casa que erade tu mamá. milagros: ¿sabes?lo único que me saca de onda es que el rocky no me haya dejadohablar con don constancio. yo hubiera tratadode convencerlo para que no perdiera la chamba.hugo: ay, no sabes cómo me gusta eso de ti, que cuides tantoa la gente que quieres. alejandro: uh, ¿y esto?¿qué? no me digas que hugo también ya es tu novio.hugo: ¿qué? ¿algún problema? te estoy hablando.alejandro: y tu abogadillo ese, ¿qué?no me digas que vas a andar con los dos al mismo tiempo.milagros: yo no tengo por qué darte explicaciones.hugo: ¿sabes qué? mejor vámonos, mili.yo tengo planeado un día muy lindo para los dosy este tipo me enferma.karla: si yo siempre lo dije, joven, esa mustia esuna resbalosa de lo peor.constancio: karla, necesito que revuelvas cielo y tierray que con toda discreción averigües si mi mujer encontróun reloj. karla: ¿es de usted?constancio: sí, es un regalo que me hizo una mujer y si caeen manos de luciana, bueno, no es que me importe, ¿no?pero ella podría perder la cabeza y hacer algoen mi contra. karla: ya entendí, no quiere quela señora sepa que usted tiene una amante.constancio: cumpla las órdenes y nada más.karla: sí, señor. señor, señor, señor.disculpe que me meta, pero hay una regla de oro, señor.karla: no acepte jamás regalos de sus amantes.constancio: tampoco necesito de sus consejos.haga lo que le pido y punto. karla: señor, señor y esoque me pide está dentro de mis funciones, porque yo soyuna simple sirvienta. constancio: si encuentrami reloj y me lo devuelve va a ser una sirvienta con un chequemuy importante. karla: señor, señor, nadade cheques, todo en efectivo.constancio: ¿algo más? karla: no.constancio: gracias.karla: [ríe]luciana: karla, ¿qué te dijo mi marido?karla: ¿del anillo? no, nada. luciana: necesito que revuelvascielo y tierra y con toda discreción averiguas simi marido encontró el anillo que yo perdí.karla: ¿es un anillo suyo? luciana: sí, es un regaloque me hizo néstor. karla: ah.luciana: un regalo amistoso, amistoso, sí.es que si cae en manos de mi marido, no es que me importemucho, pero podría arruinar mi imagen.sí me entiendes, ¿verdad? karla: señora.luciana: ¿qué? karla: disculpe que me meta,pero hay una regla de oro. no acepte jamás regalosde sus amantes. luciana: yo no tengo amantes.haz lo que te pido y punto. karla: sí, señora.señora, señora. y eso que me pide, pues,¿está dentro de mis funciones? porque yo soy una simplesirvienta. mira, si tú encuentras mi anillovas a ser una sirvienta con varios miles de pesos.¿algo más? karla: no.sí, señor, acá está. y aquí está.[música][llaman a la puerta] constancio: adelante.adelante. ¿qué pasó, karla?¿ha averiguado algo? karla: me temo que sí.constancio: ¿qué? karla: que lo sabe, lo sabe,señor. constancio: no, dios mío,estoy perdido. karla: estoy casi segurade que su esposa encontró el reloj de su amante.constancio: no, nunca debí aceptarlo.cometí el error de principiante. karla: bueno, tal vez no estéperdido, señor. yo tengo la solución, claro,si me aumenta el sueldo y me da el dineritoese del que le hablé. constancio: te escucho.karla: bueno, yo podría intentar averiguar dónde lo tieneescondido, porque ya revisé toda la casa y no apareció.constancio: ¿y yo qué voy a ganar con eso?karla: bueno, si usted recupera el reloj basta con que nieguesu existencia, ella va a asegurar haberlo tenidoen sus manos, pero por favor, ¿quién le va a creera su esposa? tiene un pasado de alcoholismo,de pesadillas, de visiones. ¿quién le va a creera una borracha? constancio: luciana, además,tiene unas fotografías que me comprometen.karla: yo creo que también las puedo buscar.constancio: encuentre esas fotos y el reloj.y además de darle el dinero, le duplico el sueldo.karla: nos lo duplica, a mí y a mi mamá, porque andamuy triste desde que se fue el jardinero y me revienta verlaasí, pero bueno. y aparte, lo que me pide, pues,lo vale, ¿no? constancio: está bien,está bien. pero si no encuentra nada, ustedy su madre se van a la calle. ¿me entendió?karla: [suspira] lo entendí, señor, lo entendíperfectamente.constancio: así será.luciana: ¿p algo?¿averiguaste si mi marido sabe lo del anillo?karla: me temo que sí, señora.luciana: no, no, no. karla: estoy segura quesu marido encontró el anillo de su amante.perdón por lo de amante. luciana: es que nunca debíaceptarlo. estoy perdida, ¿qué voy a hacer?karla: pues, tal vez no lo esté, señora.yo tengo la solución, claro, si me aumenta de sueldoy me sube la cifra de esos miles y miles y miles de pesosque me prometió. luciana: te escucho.karla: bueno, yo puedo intentar averiguar dónde lo tiene, porqueya revisé toda la casa y no apareció.luciana: ¿y yo qué gano con eso? karla: si usted recuperael anillo, basta con que niegue su existencia, él va a asegurarhaberlo tenido en sus manos. pero no creo que sin pruebas,pues, pueda llegar a enfrentarla y mucho menos hacer algoen su contra. luciana: encuéntraloy te duplico el sueldo. karla: sí, a mí y a mi mamá.luciana: oye, karla, estás abusando de mi buena voluntad,pero está bien, está bien, estoy de acuerdo.karla: bueno, pues, si la señora me permite, paso a retirarme.luciana: estúpida.milagros: [ríe] la neta, en dos horas hicisteque me olvidara de todo. gracias por hacerme reíry por pasarla tan chido. hugo: si tú me lo permites,todos los días pueden ser así, mili.milagros: ¿sabes? me cae que te extrañaba.extrañaba mucho al amigo que antes tenía en ti.hugo: yo no quiero que seamos solo amigos.pero bueno, el tiempo es oro, eso lo decidirá.¿verdad tú? constancio: ey, ¿y ese oso?milagros: hugo lo ganó para mí. constancio: muy bien,espero que esta noche cenes con nosotros, milagros.en familia. milagros: no, no gracias,prefiero cenar como siempre, en la cocina.milagros: aunque ya no va a ser lo mismo sin el horacioy sin el rocky. qué méndigo que los hayacorrido. constancio: ni empieces, porqueno voy a cambiar de opinión. milagros: no, no, ¿eh?ni le pensaba pedir nada, fíjese.hugo: mili, cena con nosotros, ándale, yo te lo pido, solopor esta noche. milagros: no sé, hugo, es queno-- hugo: ándale, no va a pasarnada. además, como dice mi tío, yaeres de la familia. milagros: pues, está bien, nadamás por hoy y porque tú me lo pides.hugo: eso, me voy a cambiar y bajo enseguida.milagros: [ríe] constancio: [suspira]milagros: yo, yo también voy a cambiarme.constancio: te ayudo con el oso. milagros: no, suéltelo.constancio: te lo llevo. te lo llevo, por favor.constancio: es-- es muy linda tu medallita.milagros: me la puso mi mamá cuando nací.después solo alcanzó a darme un beso y murió.constancio: me sé la historia. el padre manuel me lo mencionóalguna vez. milagros: usted no debería andaraveriguando sobre mi vida, no le importa.¿o sí? constancio: antes te alegrabaque me interesara en ti. como cuando vi hace tiempola fotografía de tu madre, ¿te acuerdas?milagros: sí, estaba en el cajón de su escritorio.esa vez no me comentó nada. constancio: te dije queme la había dado el padre manuel porque la habías dejado olvidadaen la iglesia. milagros: no me refiero a eso,¿le parecía bonita mi mamá? constancio: hermosa, como tú.se rompió la cadena, voy a mandarla a reparary te la regreso. milagros: gracias, pero no hacefalta, yo me encargo.constancio: [suspira] padre manuel, necesito hablarcon usted lo antes posible. milagros: [solloza]lina: ay, manita, ¿y ahora qué te pasa?milagros: la vio, la vio y no me dijo nada.[solloza] me miró a los ojos y se quedócallado, cobarde. cobarde.lina: ¿de quién hablas? milagros: de nada, lina,no me hagas caso. ahorita se me pasael encrespado. lina: ay, a que no sabes, el talmateo se la ha pasado llame que llame.en una de esas que pasa el joven alejandro y me quitael teléfono y que agarra y que le dice que te fuistecon tu otro novio. ¿qué onda, mili?milagros: ¿eso le dijo? lina: ¿qué tanto te traes,manita? milagros: pues, salícon el hugo, somos cuates y tú lo sabes.lina: ah, ajá. ¿y este osote?milagros: pues, él me lo regaló. lina: este no es un regalode amigos. los amigos se regalan libroso compacts, no osotes. milagros: no me molestes, lina.lina: bueno, ya, no digo nada, calladita me veo más bonita,mira. milagros: ya.constancio: ¿vas a bajar a cenar?luciana: sí, sí, claro. constancio: luciana,¿hay algo que quieras decirme? luciana: no.constancio: ¿no? luciana: no.¿y tú? constancio: tampoco.valeria: mami, papi. ¿puedo hablar con ustedes?yo no sé qué me pasó, papi, me volví loca o me insolé, no séqué pasó, pero afortunadamente ya recuperé la razón.luciana: ¿qué quieres decir, hija?valeria: que no sé cómo me dio esa manía por el chofer.imagínense, yo, valeria belmonte con un chofersucho.ya entendí, al fin, que sí es ridículo, totalmente.y les piso perdón por haberlos asustado.¿me perdonan? constancio: ay, por supuesto,mi amor, por supuesto, mi vida. luciana: mi niña, valeria, vencon mami, dame un abrazo. constancio: no, conmigo,conmigo.ya, ya. vamos a tomar estocomo un momento de locura, todos podemos tenerlo, ¿no?luciana: sí, sí, todos. valeria: pero hay una cosita.yo me siento culpable con ese miserable chofer.por mi culpa perdió su empleo, papi, él y el jardinerucholo perdieron y no es justo. eso me angustia, papi.¿los contratas de nuevo? constancio: esos dos no vuelvena mi casa nunca más, ¿entendido?luciana: estoy de acuerdo con tu padre.constancio: pero no te preocupes voy a conseguirte otro chofer,de preferencia casado y con familia.valeria: no lo necesito, pa, yo manejo.luciana: valeria, tú no sabes manejar.valeria: morgan me enseñó. él me enseñó tantas cosas.[solloza]constancio: sigue encaprichada. luciana: sí, sigue encaprichadami niña.luciana: chicas, pasen, pasen, tomen asiento.muchas gracias por venir.>> ay, es que nos preocupó, señora.¿qué tiene valeria? luciana: todo el díase la ha pasado en piyama, encerrada en su cuarto,oyendo música a todo volumen y no quiere comer.>> ay, pobre, debe de estar superdeprepor lo de su abuelita. luciana: hay algo más,algo que me apena muchísimo tener que comentar con ustedes,pero es necesario. mi hija está trastornadapor su chofer. romina: ¿por morgan?luciana: sí, mi marido tuvo que echarlo de la casa.>> ay, no, señora, valeria se divertía jugando con él, peronunca lo tomó en serio. yo creo que usted y su esposoestán exagerando. luciana: no, no, no, de verdadque no, esto es bastante serio. valeria misma nos confesóque está enamorada de él. [llaman a la puerta]valeria: adelante. >> hola, valeria, ¿cómo estás?valeria: amigas. las extrañé muchísimo.¿cómo les fue en la pasarela? >> ay, superbién, peronos acabamos de enterar que tu abuelita fallecióy lo sentimos mucho. valeria: gracias.ya estoy mejor. pero qué bueno que vinieron.necesito salir, necesito distraerme.¿y si vamos al rodeo? >> no.valeria: ¿por qué no? romina: ay, porque de seguroquieres ir a buscarlo. valeria: ay, ¿de qué hablan?>> de morgan, tu mamá acaba de contarnos todo.romina: dinos que no es cierto, amiga.dinos que no estás enamorada de él, todo era un juego.valeria: ¿y tiene algo de malo que yo lo quiera?romina: ¿algo? todo. >> abre los ojos, nena.quítate ya esa fiebre, piensa en tu reputación.valeria: pero si yo lo amo. lo quiero mucho, necesito verlo,necesito estar con él. lo necesito a él.>> ay, con nosotras no cuentes, amiga, ¿eh?y por favor ni nos llames hasta que se te pase esa locura.romina: ay, valeria, debería de darte pena, qué oso.milagros: señorita. valeria: dime valeria.¿me dejas pasar? milagros: pase.¿no te deprime más estar aquí entre tantas cosasde mi abuelita? milagros: me gusta acordarmede ella, así siento que sigue conmigo.todo huele a ella, me hace sentir muy bien.valeria: gracias, gracias por darle tanto cariño, mili.¿te puedo decir mili? milagros: ¿qué mosca te picóa ti, eh? ¿ya no soy la mugrosa sirvientade antes? valeria: no, ahora eres mi tía,¿no? bueno, sí siento raro decirteasí, pero yo sé que mi abuela te adoptó.no sé, es más fácil para mí verte como una hermanaque como una tía. milagros: ¿de verdad podríasverme como una hermana? valeria: mili, perdóname.perdóname por ser tan ciega, tan tonta.nunca debí haberte tratado así. milagros: mejor no nos acordemosde eso.valeria: bueno, yo, mira, yo quería ver si, digo, yo sé quetú vas muy seguido al rodeo, no sé, ¿podría ser que me acompañeshoy? es que no quiero ir sola.milagros: es por el rocky, ¿verdad?valeria: necesito verlo, mili, estoy desesperada.milagros: ¿lo quieres neta? ¿o es el berrinche de la semana?valeria: lo amo con todo mi corazón.milagros: él también está que cachetea las banquetas por ti.pues, ¿qué te parece si nos escapamos después de cenar?karla: así, así como se los estoy diciendo.socorro: karla, ¿podrías callarte de una buena vez?karla: es que no tiene vergüenza, mamá.le coquetea descaradamente al joven alejandro, se hace noviadel abogado ese y ahora resulta que también está saliendocon hugo. gloria: deja de metertecon la mili, porque si no, te voy a reventar este platoen la cabeza, karla. karla: mira, no sé cómose atreven a defenderla, si es una resbalosa de lo peor.lina: bueno, ¿y qué es lo que te molesta?si a ti nomás te agarran de trapeador.karla: mira lo que me están diciendo, mamá.socorro: tú las provocas. mejor vete a servir la sopaque ya están todos sentados a la mesa, ¿sí?socorro: date prisa. damián: en momentos como estese siente la ausencia de regina.luciana: ay, damián, por favor.fueron contadas las veces que se sentó a cenar con nosotros.damián: ah, sí, cierto. bueno, lo que duele es queya nunca lo hará. luciana: vaya, por fin, quélentas, ya sirvan, ¿quieren? damián: me enteré que corrieronal chofer y se me hace extraño, mi sobrina siempre estuvotan contenta con sus servicios. luciana: lo despedimos, porquesiempre fue muy ineficiente. valeria: eso no es cierto, mamá.luciana: valeria, no empieces. no puedes entender que todoslo hacemos por ti. la razón de mi vida son ustedes,mis hijos. alejandro: sí, claro, por esole regalaste tus acciones a mi primo.constancio: milagros, me alegra mucho que estés cenandocon nosotros. no está bien que hagastus comidas con el personal de servicio.luciana: por mí, puedes comer diario con ellos, ni creas quepara mí es fácil acostumbrarme a verte aquí sentadaen esta mesa junto a mí. florencia: por cierto,¿les conté que milagros trabajó como sirvienta en mi casa?tampoco era muy eficiente que digamos.luciana: [ríe] bueno, bueno, querida.lo que pasa es que tú en tu casa no tenías hombres a los que ellapudiera atender de forma especial, sí me entiendes, ¿no?hugo: mili es una mujer muy noble y tierna, no es justo quehagas esos comentarios. alejandro: uy, miracómo la defiendes. damián: yo estoy completamentede acuerdo con mi hijo. milagros es una excelentemuchacha, es la nuera que a mí me gustaría tener.constancio: sí, claro, me imagino.sobre todo por la cláusula del testamento de mi madre.damián: qué mal gusto tienes. ¿quién piensa en el dinero?constancio: no, ahora resulta. damián: siempre ha estadoenamorado de ella y eso no es un secreto para nadie.además, recuerden que una vez estuvieron a punto de casarse.valeria: sí, pero mi hermano lo impidió.robándosela de la misma iglesia. tampoco es un secretoque alejandro siente algo por milagros.valeria: perdóname, perdóname, florencia, pero es la verdad.alejandro, ¿quieres--?alejandro: si piensas proponerle matrimonio, ten mucho cuidado,primo. hugo: ¿yo?alejandro: sí, tú. te puede dejar plantado enel altar, porque a la señorita ya se le hizo costumbre.para casarse con ella hay que atarla a un poste.milagros: [grita] karl: perdóname, perdón, perdón.milagros: ya me tienes harta. ven acá.[gritos]constancio: ya, por favor, ya. luciana: no, no, pero quéespectáculo de primera fila. no cabe duda, la que nace criadamuere siendo una criada. ay, ay, ¿y con esta cosate quieres casar, hugo? con una que ni siquiera se sabecomportar, mírala, parece un animalito ahí gritando, peroqué ridículo, qué vergüenza. milagros: tiene usted todala razón, señora, yo no me sé comportar.provecho, provecho a todos.lina: pues, con su con permiso. damián: ¿no quieres pan,hermanita? todos: [ríen]luciana: ¿de qué diablos se ríen?[música] horacio: oye, mi gallo,a que no sabes quién acaba de llegar.rocky: ¿quién? horacio: ¿quién crees?pues, imagínate. [música]rocky: chiquita, no debiste haber venido.valeria: tenía que verte, estoy mal sin ti.rocky: ¿tu papá sabe que estás aquí?valeria: no, ¿por qué le hiciste caso?¿por qué no defendiste lo nuestro?rocky: todo lo que me dijo es verdad.yo no tengo nada que ofrecerle, no todavía.valeria: para mí tu amor es suficiente.constancio: padre, ¿por qué le devolvió esa medallitaa milagros? yo le dije que ustedla guardara, que no se la diera nunca.padre manuel: discúlpeme, señor belmonte, pero consideré que yahabía pasado el peligro. su señora madre, que en pazdescanse, ya no podrá ver esa medalla colgada al cuellode su hija. constancio: pero estánmis iniciales, mis iniciales, milagros se puede ponera atar cabos. no, no, puede darse cuentade quién soy yo. padre manuel: bueno, ella seaprendió esas iniciales desde siempre y siempre pensó que eranlas del nombre de su mamá. constancio: entonces, ¿ustedcree que ella no llegue a sospechar?padre manuel: constancio, claro que no, pero ¿cómo es posibleque quiera seguir ocultándole a miligol la verdad?hable usted con ella, hágalo de una vez, ya no deje pasarmás tiempo. luciana: esa salvaje no tieneperdón, constancio. padre, no sabía que estaba ustedaquí. padre manuel: llegué haceun momento, pero qué bueno que la veo.porque me interesa mucho hablar con ustedes dos.pedro: ya tengo todo listo para el día gay, ¿qué te pareceel próximo sábado? milagros: de peluche, pedro,ahora nada más falta convencer al braulio para que venga.pero yo me encargo. pedro: oye, mili, ya que estásaquí, ¿qué te parece si te echas una canción con la banda?milagros: ¿con la banda? ay, qué padre, vengopracticando para el sábado. porque ese día quiero cantarbien chido para que haya mucho amor en el ambiente.pedro: eso, me voy a poner de acuerdo con los muchachos,ahorita te aviso.rocky: de veras, chiquita, no quiero que extrañestus comodidades. tus lujos.mírame bien, soy un pobretón y me lo dicen todos.valeria: para mí, eres muchísimo más que eso.rocky: dame chance, vale, quiero meterle bien duroa la chamba. en el taco naco me va chidoy ahora con la vulcanizadora que voy a abrir con el horacio,pues, me voy para arriba, yo sé que sí.valeria: ¿en la qué "vulcaqué"? rocky: en la vulcanizadora,el nuevo negocio. ya tenemos el local y todo.es de don pepe, un amigo de la mili.es gruñón y medio sordo, pero es rebuena gente.valeria: ¿me llevas a conocerlo? rocky: ¿ahorita?valeria: sí, ¿por qué no?socorro: como puede ver ya dejé todo recogido, no hay trastessin lavar y está bien limpita la cocina.braulio: no me puedo quejar, está bien, socorro, puede ustedsalir. socorro: ay, gracias, ¿de verasno quiere acompañarme? braulio: no podemos dejarla casa sola, a los señores se les puede ofrecer algo.y aunque está karla, bueno, usted ya sabe, es su madrey la conoce mejor que yo. pero salude mucho a horacioy a rocky de mi parte. y que no toquen las muñecasque eran de mi hermana. socorro: ah.braulio: buenas noches. socorro: buenas noches.ay. alejandro: socorro.socorro: ay, joven, no me diga que se le ofrece algo, es que yoya voy de salida. las muchachas me están esperandoen el rodeo. alejandro: ¿en el rodeo?¿y se piensa ir sola? socorro: sí, si no, ¿con quién?alejandro: de ninguna manera, yo la llevo, socorro.socorro: ay, pero es que mili se puede molestar.alejandro: no se va a ir sola, es de noche y esta ciudades muy peligrosa, usted se va conmigo.socorro: bueno, pues, gracias, yo iba a tomar un taxi, peromuchas gracias. pero vámonos ya, ¿no?alejandro: nada de taxis, vamos. padre manuel: antes de que ustedllegara, le pedí a su marido que dijera la verdad.exactamente lo mismo quiero pedirle a usted, luciana.alejandro merece saber, bueno, mejor dicho tiene derechoa saber quién es su verdadero padre.luciana: yo no estoy dispuesta a tolerar una intromisión asíde su parte. váyase, padre,por favor, váyase. y ahórrenos un momentodesagradable a todos. constancio: luciana--luciana: que se vaya. constancio: luciana, por favor.luciana: entonces, la que se va soy yo.constancio: gracias. padre.si mal no recuerdo, hace tiempo yo a usted le conté en secretode confesión que alejandro no es mi hijo.y tengo entendido que el secreto de confesión es inviolable.padre manuel: yo no violé su secreto, don constancio.constancio: ¿cómo no? lo acaba de haceren este momento. padre manuel: yo me enteréde esto por alguien más. constancio: ¿mi mujer?padre manuel: bueno, en parte, pero también por otra persona.constancio: no lo entiendo,¿quién le dijo que alejandro no es mi hijo?rocky: entonces, se pone aquí la llanta y con ese dispositivoultramoderno lo insertamos aquí y procedemos a separar lo que esde hule de lo que es de metal. o sea, la llanta del rino el rin de la llanta, que es lo mismo.y presionamos y normalmente lo bota, pero así.valeria: interesante, ¿y ya tiene nombre el negocio?rocky: el horacio y yo estuvimos piénsele y piénsele, pero nose nos ocurría nada. pero yo ya tengo uno.todo es por el sueño de que un día me pueda casar contigo.por eso quiero que el changarro se llame vulcanizadora valeria.valeria: ¿de verdad? ¿le vas a poner mi nombre?rocky: el más lindo del mundo.ya vas a decirme qué tanto traes en esta canasta.valeria: permíteme. rocky: claro, está muy chuloel mantelito.valeria: vino blanco. empanadas, ¿te recuerdan a algo?y música, como cuando se nos descompuso el coche enese camino en medio de la nada. ¿te acuerdas?rocky: esa vez quería tenerte entre mis brazos.valeria: yo me asusté y no quise, pero rocky,esta noche sí. rocky: ¿quieres que destapeel vino? valeria: no, después,no me quiero arriesgar a que te quedes dormido.milagros: ♪ si te acuerdas de mí no me mencionesporque vas a sentir amor del buenoy si quieren saber de tu pasadoes preciso decir una mentiradi que vienes de allá de un mundo raroque no sabes llorar que no entiendes de amory que nunca has amado porque yo a donde voyalejandro: hablaré de tu amor como un sueño doradoy olvidando el rencor no diré que tu adiósme volvió desgraciado si quieren saberde mi pasado es preciso decirotra mentira les diré que lleguéde un mundo raro que no sé del dolorque triunfé en el amor y que nunca he lloradomilagros: porque yo a donde voyhablaré de tu amor como un sueño doradoy olvidando el rencor no diré que tu adiósme volvió desgraciado ambos: y si quieren saberde mi pasado es preciso decirotra mentira di que vienes de alláde un mundo raro que no sabes llorarque no entiendes de amor y que nunca has amado ♪[aplausos]padre manuel: por favor, ya deje de insistir, por amor de dios.no importa quién más me lo dijo. lo único importante es lo queusted está haciendo. o mejor dicho lo que no estáhaciendo. no le dice a su hija que essu hija y a su hijo que no es su hijo, pero ¿qué clase de vidalleva usted, señor belmonte? ¿no está cansado de viviren la mentira? lo único que no me sorprenda esque quiera ser diputado, si le viene como anillo al dedo.si hasta le van a pagar por mentir.constancio: padre, mejor váyase. padre manuel: lo sabía, es ustedigual a su esposa. cuando tiene que enfrentarsecon la verdad, prefiere echarme. constancio: no quiero escucharlomás, padre. padre manuel: está bien, estábien, me voy. pero tenga conscienciade lo que está haciendo. está viviendo en un castillode arena y en cualquier momento viene una ola y se la llevaal diablo. perdón por lo del demonio,señor. constancio: le voy a seguirmandando los cheques para sus diócesis.pero le voy a agradecer que no vuelva a aparecerse por mi casa.padre manuel: la miligol tiene derecho a saber que usted essu papá y su hijo tiene derecho a conocer a su verdadero padre.constancio: el verdadero padre de alejandro murió.padre manuel: no, señor, eso no es cierto, no está muerto.

Cargando Playlist...