null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 76

Braulio le confiesa a Constancio que sabe la verdad sobre Mili. Florencia habla con Luciana sobre la humillación que le hizo pasar Alejandro. Florencia y Mili comienzan su pelea para ganarse a Alejandro.
18 May 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... [música]horacio: gracias, socorrito, yo sabía que al final me ibaa abrir sus puertas. socorro: ni crea que todavíalo perdono, ¿eh? le doy permiso de tomar un caféen mis dominios, pero nada más. horacio: por algo se empieza.socorro: pero termina su café y se me va, ¿me oyó?horacio: sí, socorrito, gracias. no hay caso, no me perdona.oye, ¿se puede saber qué estás pensando tú?ey, acá. rocky: perdóname, horacito,es que no pude pegar el ojo en toda la noche.estoy perdiendo a mi señorita valeria y ya no sé qué hacer.horacio: qué caray, los dos sufriendo mal de amor.gloria: los tres. horacio: ¿tú también gloria?¿qué te hizo el chamuco? si te hizo algo, me lo voya poner parejo. gloria: no, no, yo no,me refiero a la mili. se la pasó toda la nochechille y chille, se volvió a pelear con, bueno,ya saben con quién. horacio: ¿de veras?gloria: sí. horacio: qué mala onda.lina: ya, manita, no te apures, deja que se le pase el corajeal guapito y después hablas con él.milagros: soy una tonta. voy a perderlo por mi culpa.rocky: ¿por qué duele tanto el amor?socorro: ¿todavía sigue aquí? horacio: ¿por qué siempreme corre, socorro? con permiso.bobby: [ríe] ¿te cae que carlitos hizo eso?alejandro: [asiente] bobby: me hubiera encantadoverlo. alejandro: no te burles, güey.florencia pasó un muy mal momento por su culpay obviamente terminó sucediendo lo que yo no quería.bobby: ¿qué, perder a alguna de las dos?alejandro: no, animal, lastimar a florencia.bobby: pero no puedes culpar a milagros de todo.tal vez si desde un principio hubieras sido honesto con ella,florencia no hubiera reaccionado así.alejandro: ¿y como de cuándo acá eres mi consciencia, bobby?bobby: desde que soy tu amigo y mi deber es decirte la verdadaunque a ti te duela, ¿ok? tú eres el único responsablede que las cosas hayan terminado así.[llaman a la puerta] andrea: alejandro, te buscael señor domingo echavarría. bobby: [ríe]alejandro: dile que pase. bobby: yo me voy, yo me voy.ahorita viene tu suegro. alejandro: no es mi suegro,animal, salte ya. bobby: que te sea leve,tranquilo. andrea: pase.alejandro: buenos días, don domingo, qué sorpresa.domingo: primero don domingo nada, para ti soy el señorechavarría; segundo, para mí fue más sorpresa ver llorara mi hija; y tercero, ahora mismo te exijo una explicación.milagros: cómo quisiera que estuvieras aquí, mamita.te necesito tanto, tanto, tanto, tanto.braulio: milagros, la señora regina pregunta por usted.quiero que ahora mismo se encargue de unas cosas quenecesitamos en-- milagros: perdón, braulio.ya voy, lo que pasa es que estaba, pues, estaba--braulio: ¿qué le pasa? milagros: nada, estaba pensando.¿sabe en qué pensaba? en que yo nunca escuchéla voz de mi mamita y que me hacen falta susconsejos. nunca estuvo para acariciarmeo para limpiarme las lágrimas cuando estaba triste.¿por qué unos tienen tanto y otros tan poco?¿por qué? braulio: estoy seguro de que sumadre desde el cielo la acaricia.¿puede usted imaginar como reía?milagros: no. braulio: tenía una risa hermosa,abierta como una rosa. su madre reía y los pájarosse ponían contentos. se lo juro, empezaban a cantar.no me cree, ¿verdad? milagros: ¿y usted cómo sabeeso?dígame, braulio, ¿cómo sabe todo eso de mi jefa?braulio: bueno, porque puedo imaginarla a través de usted.la veo y puedo saber cómo reía, cómo cantaba, cuánto le gustabacaminar descalza pisando la tierra.milagros: a mí no me gusta caminar descalza.braulio: es una manera de decir, estoy imaginando.milagros: imagina... braulio: así es.milagros: yo lo único que puedo imaginar es el día que tengaa mi papá en frente de mí para escupirle la cara.braulio: ¿lo odia? milagros: él mató a mi mamá.porque ella se murió de tristeza por su culpa.lo odio, lo odio con todas mis fuerzas.nunca jamás lo voy a perdonar. [solloza]braulio: mili. milagros: voy a ver qué quierela doña, con permiso. braulio: sí, gracias.[música][música]braulio: ¿puedo hablar con usted, señor?braulio: no tengo tiempo, braulio, ya estoy tardepara mi cita. braulio: es que es algomuy importante, señor. constancio: ¿qué pasa, braulio,de qué quieres hablarme? braulio: de mi hermana rosario.constancio: me parece que hemos pasado casi 20 años hablandode ella. yo sé que no me perdonas,pero francamente no estoy en este momento para reproches.braulio: perdón, señor, debí ser más explícito.quiero hablar con usted de mi sobrina.constancio: ¿qué dices? braulio: que estoy enteradode quién es milagros y sé que usted también.ella es hija suya y de rosario.luciana: déjanos solas, karla, tráenos café.karla: sí, señora. luciana: ven, ven, florencia,ven a sentarte.florencia: señora, créame que lo pensé mucho antesde venir. luciana: dime luciana, háblamede tú, eres mi nuera, querida. florencia: no, luciana,no lo soy. luciana: no me digas.¿tuviste algún problema con alejandro?florencia: sí, uno bastante, bastante serio.luciana: florencia, me estás preocupando, ¿qué te hizoel desconsiderado de mi hijo? florencia: me engañó,me humilló. luciana: no, no puede ser.florencia: luciana, quiero que tú me digas la verdad por favor.¿es cierto que alejandro anda con una sirvienta de esta casa?braulio: es inútil que intente negarlo, señor.constancio: ¿y se puede saber cómo te enteraste?braulio: eso es lo de menos. constancio: ¿desde cuándolo sabes, braulio? contesta.braulio: desde hace tiempo, pero decidí guardar silencio.constancio: siempre te has preocupado por el biende esta familia y te lo agradezco.braulio: no callé por el bien suyo o de la familia.lo hice por mi sobrina, por milagros.constancio: de todos modos te lo agradezco.braulio: si vine a hablar con usted es porque creo que--porque estoy seguro de que milagros tiene que sabertoda la verdad, señor. domingo: primero me hacescreer que mi hija te interesa y después resulta que andabascon otra mujer. alejandro: mire, señorechavarría-- domingo: no estoy aquí paraescuchar excusas. ¿es cierto que andas metidocon una sirvienta? alejandro: mire, señor, yolamento mucho lo que pasó. mi intención nunca fue lastimara florencia. domingo: pero lo hiciste.ten los pantalones para mirarme a la cara y contestami pregunta. alejandro: sí--domingo: ¿sí qué? alejandro: sí, señor.domingo: esto no es una academia militar, "sí, señor" un cuerno.quiero saber si es verdad que estás dejando a mi hija poruna sirvienta. alejandro: no, señor.cuando yo conocí a florencia, yo ya estaba saliendocon milagros. domingo: una sirvienta.¿una sirvienta es mejor que mi hija?dame un motivo para no matarte a golpes en este momento.luciana: esa maldita, esa infeliz, esa mugrosale está destrozando la vida a mi hijo.no tienes idea de todo lo que yo he padecido a florencia,no tienes una idea... florencia: luciana, hice muy malen venir. estás llorando por mi culpa--luciana: no, no, hiciste muy bien en venir y en quererhablar conmigo de esto porque tarde o temprano estoiba a pasar. era inevitable estaconversación. ¿y sabes qué? es mejor ahoraporque todavía estamos a tiempo. florencia: ¿a tiempo de qué?luciana: de salvar a mi hijo. florencia: luciana, despuésde lo que me hizo, créeme, no tengo ganas de volvera verlo nunca. luciana: no, no, por favorno hables así. florencia, yo te juro que todoes culpa de esa criada. es ella la que se le mete--la que lo acosa. mira, alejandro perdió lacabeza, pero si de verdad te interesa, si de verdadte importa mi hijo, tú me puedes ayudara arrancarlo de las garras de esa oportunista,de rescatarlo. florencia: luciana,me estoy enamorando de tu hijo, no te lo niego, mucho,pero es que creo que con él yo podría rehacer mi vida,pero no a costa de tanto dolor. yo no puedo permitir quelos hombres me sigan lastimando. luciana: no lo culpes a él,a él no por favor. él no tiene la culpa, es ella,es esa, la única que tiene la culpa es esa. no sabeslo peligrosa que es. tiene unos alcances que note puedes imaginar. florencia: sí, me doy una idea.fue capaz de meterse a mi casa con engaños.luciana: no, no, yo que tú me ponía a registrarpor todos lados. seguro te robó o hasta brujeríate pudo haber hecho. de verdad, esa mujer es capazde todo, de todo. dime que sí, florencia,te lo imploro, dime que sí, dime que cuento contigopara rescatar a mi hijo por favor.yo conozco a alejandro, yo sé que desde que te conociósintió algo muy especial por ti. no le eres indiferente,créeme que no. y si tú y yo nos unimosy luchamos, si luchamos juntas, podemos vencer.me vas a ayudar, ¿verdad? florencia: está bien, luciana,estoy de tu lado. quiero a alejandro para mí.luciana: [ríe] [música]ciana: pero mira, no va fácil la batalla.esa mustia sabe jugar muy bien sus cartas, a tal gradoque mi hijo es capaz de cometer cualquier locura por ella.y vaya que las ha hecho. florencia: pero ¿quién esla sirvienta esa, de dónde salió, de dónde vino?luciana: de un convento que está cerquita de aquí.es huérfana, creció ahí en medio de las monjas.florencia: bueno, luciana, ¿y tú no sabes si la pretendeotro hombre? digo, porque pues tan fea,tan fea no es. seguramente tiene algún queotro enamorado. luciana: que yo sepa, no.te digo que no es tonta. ella lo que quiere es acomodarseen una familia adinerada. por algo estuvo a punto decasarse con mi sobrino, con hugo, el primo de alejandro.florencia: no, o sea, no, no. luciana: sí, se atrevió a tanto.y como no pudo, no se la hizo, entonces ahora quiere todocon mi hijo. es mala, es perversa,no tiene límites. florencia: bueno, pero ¿por quéno la has despedido? luciana: no puedo porque misuegra la protege y mi marido también.se dio muy hábil y los engatusó. florencia: pero, bueno, ¿acasoellos no saben el tipo de muchacha que es y lo que estáhaciendo con alejandro? luciana: claro que lo saben,pero se hacen de la vista gorda. han de pensar que se tratade un pasatiempo, que no tiene importancia, pero no lo es,florencia, te lo digo yo que soy su madre.florencia: ¿está milagros aquí? quiero hablar con ella.braulio: milagros tiene derecho a saber todo acerca de supasado, su historia, cómo era su madre, señor--constancio: te prohíbo, te prohíbo terminantementeque lo hagas. braulio: ¿por qué?¿por qué seguir con esta mentira, señor?¿por qué? constancio: porque--porquemilagros no está preparada para la verdad.braulio: ¿milagros... o usted?constancio: no te permito-- braulio: señor, se lo ruego,ya no soporto verla sufrir sabiendo que es mi sobrina,que es mi sangre, señor-- braulio: es mi sangre también,lo sabes bien, y me aguanto. braulio: usted como siemprese lava las manos, señor. constancio: mira, infeliz--mira, infeliz, yo amé a tu hermana.rosario me quiso como nadie. deja ya de decir que me lavolas manos. yo en ese entonces eraun estúpido que no sabía lo que hacía,¿me oyes bien? braulio: pero ya no lo es,¿o me equivoco? constancio: ¿cómo te atreves?braulio: le recuerdo, señor, que ya tiene menos peloy más canas.hágalo ahora, dígale la verdad o permítame que milagros sepaalgo de la historia de su mamá, señor.constancio: si tú abres la boca--braulio: ¿qué, va a correrme?constancio: no, te mato.¿me oyes bien? y no estoy jugando.largo de aquí. largo.domingo: te dije que tuvieras cuidado con mi hija.ella está muy ilusionada contigo y no me salgas con quete importa más esa sirvienta, porque florencia está por encimade ella. alejandro: yo nunca dije eso,señor. domingo: pues entonces no hagasparecer lo contrario. compórtate como un hombre.olvídate de la aventura con esa criadita.dale la cara a mi hija, discúlpate y me la contentas,porque quiero verla feliz y sonriente otra vez.haz lo que te digo, de lo contrario, ya sabes de lo quesoy capaz. alejandro: no hay necesidadde que me amenace, señor. lamento mucho haber heridoa su hija y sí me voy a disculpar con ella, pero novoy a forzar una relación solamente porque a ustedse le da la gana. domingo: ah.veo que los pantalones no solo los traes para cubrirtelas piernas. alejandro: no voy a permitirque me presione ni usted ni nadie.domingo: muy bien, solo te voy a decir una cosa,hace mucho que no veía a florencia tan felizy entusiasmada por un hombre. y por fortuna o por desgraciase trata de ti. si la desprecias poruna sirvienta, va a ser una ofensa que te va a salirmuy cara, alejandrito, porque tengo los mediosy los contactos para hacer tu vida miserable el restode tus días. [ríe]llámala, llámala en frente de mí y la vas a invitar a cenaresta noche. le vas a comprar flores,la llevas a un buen restaurante, champaña, trío, etcétera.alejandro: créame, no lo necesito.domingo: pues llámala ahora mismo, ¿qué esperas?[música]milagros: ¿y usted? florencia: creo que me debesuna explicación, juana maría. milagros: ya sabe que me llamomilagros, ¿no? florencia: milagros...[ríe] qué raro, ¿no?milagros: ¿qué tiene de raro mi nombre?florencia: pues nada, pero por lo general es común quelas sirvientas se llamen maría. milagros: y que las serpienteshagan sonar su cascabel. [teléfono]florencia: hola, alejandro. ¿salir a cenar hoy en la noche?no, es que no sé si quiera, mi amor, después de lo queme hiciste... bueno, está bien, ¿a qué horapasa por mí? perfecto, te espero.era alejandro, me estaba pues-- milagros: sí, ya oí.pero no le creo nada, es una trampa para darme celos.y si cree que soy tan bruta, seño, por favor.florencia: mira, escuincla, no me interesa si me creeso no, tú puedes averiguar con él si es verdad o mentira.quiere disculparse conmigo por el mal momento que pasépor tu culpa. milagros: si tan ofendida está,¿para qué acepta? ¿que no tiene dignidad?florencia: mira, niña, cuando un hombre me interesacomo alejandro, vale la pena ceder un poquito.porque él me interesa. a pesar de la aventuritaque pueda tener contigo. milagros: no es ningunaaventura, para que lo sepa, nos vamos a casar.florencia: [ríe] no, no, no, milagros, no estéstan segura. mira, ten presente que yotambién sé pelear por lo que quiero.y, niña, soy mucha pieza para ti.romina: míralo, valeria, míralo.mira qué bien pasa el jabón. si me lo pasara así porla espalda-- valeria: no seas tonta, romina,morgan en su vida te va a pasar el jabón por la espalda.bárbara: ¿estás celosa? valeria: ¿cómo celosa?obvio, no, ¿qué te pasa? bárbara: ya, hombre, anímate,mira, romina solo se está divirtiendo.valeria: ¿divirtiendo? se está divirtiendo conmigo,¿te estás burlando? romina: no, el cuerpo de morgan.mira, digo, está flaquito, pero está cachondo.valeria: no sé ustedes. lo que es a mí, no me llamapara nada la atención. romina: pues a mí sí, a veceshasta he soñado con él. bárbara: yo también.la verdad no me disgustaría nada tener una aventuracon este chofer. valeria: ¿perdón, bárbara?estás de luto. bárbara: pues sí, pero a lomejor es eso lo que necesito para salir de la depresión.romina: ¿qué les parece si nos lo jugamos a las cartas?bárbara: por mí encantada. fíjense, la que gane va a tenerel derecho de pasar una noche romántica con él.romina: claro, claro. entonces la que saque la cartamayor, ¿eh? voy yo primero.siete, te toca. bárbara: reina.es mío, es mío. valeria: no, no, espérense,todavía falto yo.as, gané yo. ambas: [ríen]romina: ahorita que regrese, te le acercas y le dices algo.por ejemplo, que quieres estar sola con él.y luego nos cuentas. valeria: están locas.¿cómo creen que les voy a contar?bárbara: ahora resulta que te acobardas.valeria: no, voy a tener mi aventura, pero no delantede ustedes, obvio. romina: mírate, qué discreta.bárbara: más te vale que cumplas.valeria: ¿por qué, acaso me van a vigilar?ambas: sí.constancio: alejandro, me llamó domingo echevarría,me contó que estaba furioso contigo, ¿qué fue lo quele hiciste a su hija? alejandro: esas no son cosastuyas, papá, son cosas mías. constancio: no, te equivocas.sí son cosas mías, son cosas de la empresa--alejandro: ¿de la empresa? por favor, papá, ¿mi vidapersonal es cosa de la empresa? no me hagas reír.constancio: mocoso insolente.>> ya, braulio, ya, braulio. braulio: te tengo.>> ya, braulio, ya.braulio: sí, mili va a encontrar su pasado.por dios, ¿qué culpa tiene ella?gloria: pero ¿estás segura de que de veras le habló el jovenalejandro, mili? milagros: pues ya ni sé,pero eso me dijo la muy descarada.socorro: yo que tú no me quedaba con la duda, mili, y le hablabapara comprobar si es cierto. no hagas coraje sin saberantes la verdad. milagros: eso mismo voy a hacerahorita.no, no, gloria, no. alejandro me pidió que confiaraen él, y pues quiero demostrarle que sí confío.seguro que son mentiras de la vieja esa.alejandro: mili. socorro: gloria, vamos al jardínpara explicarte lo de las plantas.gloria: ¿cuáles plantas? socorro: pues van a ser las delos pies, ándale, vamos, las plantas, las plantas.alejandro: ¿qué pasa? ¿por qué me miras así, mili?milagros: ¿sigues enojado conmigo?alejandro: un poco. milagros: ¿y se te pasa si tedoy un beso? alejandro: no sé.milagros: ¿dos? alejandro: ¿quién sabe?milagros: ¿tres? alejandro: más o menos.milagros: ¿y diez? alejandro: yo creo que sí.[ríe]¿y qué vas a hacer hoy en la noche?alejandro: ¿por qué me lo estás preguntando?milagros: no, pues nada más. alejandro: no, nada, no voya hacer nada, ¿por? milagros: ¿por qué no me invitasa bailar al rodeo? alejandro: no, ahora que meacuerdo, quedé de verme con bobby en su casa para lode este--para lo de--porque lo voy a ayudar para prepararlos planos del edificio que estamos construyendo parala--proyecto de los otros días. milagros: ¿con bobby?alejandro: sí, con bobby. milagros: no me estás echandomentiras, ¿verdad? alejandro: no, milagros,¿por qué? milagros: está bien, confíoen ti, confío en ti.rocky: ¿por qué no me defendiste de tu papá, lina?por poco me mata. lina: ¿qué querías quele dijera, que te la pasaste besuqueándome toda la noche?rocky: si nomás un ratito. lina: ¿un ratito?pues a mí se me hicieron eternos tus besos.rocky: y a poco no te gusta cómo beso, ¿eh?lina: pues la verdad, sí, mucho. besas bien sabroso, rocky.rocky: pues díselo a la valeria. bárbara: ahí está, valeria,ahí está. valeria: espérense, ¿que no venque está con esa tipa? romina: pues ordénale algoy que se vaya, ándale, vamos. valeria: lina, vete a la cocinay prepara cualquier cosa para mis amigas.lina: lluvia de besos pa' mi rocky.rocky: lluvia de besos. valeria: morgan.rocky: ¿ah? valeria: ¿tiene planes paraesta noche? rocky: ¿para esta noche?no, no, ¿por qué, quiere que la lleve a alguna fiesta o qué?valeria: no, pero tengo ganas de salir a escuchar música.rocky: ¿al rodeo? valeria: no, no, quiero algomás romántico. rocky: ¿con el bobby?valeria: no, sola, bueno, sola no, con usted.rocky: ¿conmigo? valeria: ¿qué dice, puede iro no? digo, no quisiera provocarlealgún problema con lina. piénselo bien.rocky: no, no tengo nada qué pensar.quiero con usted. valeria: ¿perdón?rocky: no, digo que quiero ir con usted.me faltó el "ir". ambas: [ríen]gloria: tengo mucho frío. lina: y hay que hacerlabien amarga, total, es para la pesada de la señoritavaleria y sus amigas. gloria: no, lina, capaz de quese te arme la bronca, en serio, ¿verdad, mili?mili, oye, ¿dónde andas? milagros: no, pues es queestoy pensando en el alejandro. fíjense que le pregunté quéiba a hacer en la noche y me salió con que se iba atrabajar a la casa del bobby. gloria: pues háblale al bobbyy le preguntas. milagros: no, no, no, ¿qué?¿y si le cuenta al alejandro que lo ando averiguando?no, no, no. lina: pues dile que no le diganada. milagros: si los hombres sonrechismosos, más que nosotras las mujeres.pero la verdad no me quisiera quedar con la espinita.lina: ¿dices que el alejandro va a estar en casa del bobbytrabajando? milagros: quiero creer que sí.lina: mírala, ¿y por qué no te les apareces por allá?como que les llevas algo de cenar para que les sealeve, ¿no? y vas a quedar como la noviabuena y bien considerada y de paso sales de dudas,manita. milagros: pss.alejandro: por favor, bobby, hazme ese paro, güey, no quieroque vengas a la noche a la casa por favor.bobby: pero es que quiero ver a tu hermana.alejandro: pues llámala y dile que no la puedes ver hoy.¿qué te cuesta, güey? milagros no te puede ver aquí,ella piensa que voy a estar en tu casa trabajando.bobby: bueno, ok, ok. ¿y tú dónde vas a estar?alejandro: voy a ir con florencia, voy a ir a cenar.bobby: pero, ale-- alejandro: luego te explico,bobby, le debo una disculpa a florencia, quiero arreglarbien las cosas con ella. mili no me va a entender,no quiero tener más problemas con ella, por favor, bobby,¿cuento contigo o no? échame la mano.bobby: ¿qué otra me queda? me debes varias, ¿ok, idiota?alejandro: gracias, bobby. luego te cuento.[llaman a la puerta] alejandro: adelante.rocky: joven alejandro. alejandro: diga.rocky: necesito pedirle un súper favor.damián: estoy muriendo y tú ya estás como buitrevolando en círculos encima de mí, pero no, no te voya vender las acciones, constancio.constancio: no, lo que quiero es ayudarte, damián.es mucho dinero lo que te estoy ofreciendo.te podrás ir a las vegas, a montecarlo, jugártelo todo,disfruta lo que tanto te gusta los últimos meses que te quedande vida. damián: lo poco que tengo serápara mi hijo. constancio: un hijo al que nole importas y que ni siquiera está aquí acompañándoteen estos momentos. damián: ¿que hugo no estáenterado de mi enfermedad? no he podido comunicarmecon él. constancio: bueno, piénsalo,damián. damián: no tengo nada quepensar. por favor, cuñado, quieroestar solo.[música][música]gloria: de veras, mili, se veía muy guapo, hasta parecíaactor de cine. lina: con decirte que me dieronganas de comérmelo a besos otra vez de lo galán que se ve.milagros: bueno, lina, ándale, ya vámonos.y gracias por acompañarme a la casa del bobby.gloria: órale, váyanse con cuidado, vásquez, órale.milagros: lluvia de besos.rocky: [carraspea]estoy listo, ¿nos vamos? valeria: sí, sí, claro,vámonos. obvio no, me voy adelante.con permiso. rocky: claro, claro.ay, papá.[timbre] [apaga televisión]bobby: milagros. milagros: hola, les trajede cenar a los pobres que trabajan tanto.¿y alejandro? bobby: alejandro, ¿qué creen?acaba de irse. milagros: pero si salimosal mismo tiempo de la casa. braulio: ah, entonces todavíano llega. milagros: ah, ¿sí?ahorita mismo me dices dónde está o te dejo peor queperro callejero apaleado. bobby: tranquilas, tranquilas.luciana: llegas a tiempo, querido, ya le pedí a lacocinera que sirviera la cena. constancio: a ver, a ver,los muchachos no están, tu hermano está encerradoen su recámara desde que supo que su vida se está extinguiendosin remedio--no. no pretenderás que cenemostú y yo juntos, ¿verdad? porque francamente prefierohacerlo solo y fuera de la casa. luciana: ¿por qué siempre tienesque ser tan cruel, constancio? constancio: porque es lo que meinspiras. [timbre]luciana: braulio. braulio: sí, señora.luciana: la puerta. constancio, por favor,¿por qué te cuesta tanto trabajo cenar conmigo?soy tu esposa, no quiero cenar sola.constancio: ni loco. braulio: buscan a los señores.constancio: ¿quién? néstor: buenas noches.luciana: néstor. rocky: señorita valeria.valeria: morgan. rocky: nos echamos un brindis,¿no? valeria: claro.¿y por qué brindamos? rocky: pues por el amor.valeria: sí, es bueno brindar por el amor.rocky: ¿y qué onda, bailamos?valeria: claro.rocky: me encanta repetir estas experiencias con usted,señorita valeria. valeria: ¿cuáles experiencias,morgan? si esta es la primera vezque salimos juntos, solos. rocky: no es cierto,ya muchas veces lo hemos hecho. valeria: morgan, ¿se estávolviendo loco? rocky: no, es la verdad.en mis sueños hemos ido a muchos lugares así de bonitos.bailamos toda la noche y nos quedamos viendoel amanecer, nos acostamos sobre la arena de la playapara esperar a que salga el sol. y luego hasta nos peleamosporque a usted no le gusta que yo me aviente del paracaídasporque le da miedo que me vaya a pasar algo, ya vecómo son los sueños, que uno brinca de una cosaa otra. valeria: ¿todo eso sueñaconmigo, morgan? rocky: sí, pero luegome encanijo mucho porque me despierto y eso no me gusta.valeria: morgan. rocky: este no es uno de esossueños, ¿verdad, señorita? porque estoy que no me lo creo.valeria: usted opine a ver si es un sueño o no.alejandro: florencia, cuando tú y yo nos conocimos y yoacababa de tener un problema muy fuerte con milagrosy necesitaba alejarme para dejar de pensar en ella.eso aunado a las presiones que tenía en el trabajo.florencia: sí, sí, me acuerdo que mencionaste algo de eso.alejandro, ¿la amas? alejandro: sí, nunca antesme había enamorado de esta manera.te confieso que antes era súper mujeriego y me gustabapasar el rato sin tomar en serio nada ni a nadie,pero mili me ha hecho cambiar. florencia: no creo que te hayacambiado mucho porque lo mujeriego no sete ha quitado. cuando me conociste, intentasteconquistarme, alejandro. recuerdo muy bien tus palabras,tus besos, me dijiste muchas cosas.por ejemplo que yo había despertado en ti algo queno pensaste volver a sentir por ninguna mujer.alejandro: sí. no te lo voy a negar.florencia: alejandro, dame una oportunidad.tú eres un hombre inteligente, sabes perfectamente que con esamuchacha no tienes ningún futuro, en cambio conmigotodo, todo sería muy distinto. mira, no me atrevería a decirteesto si yo supiera que te soy indiferente.sé que no es así, sé que te gusto, te intereso.milagros: nunca más voy a confiar en ti.florencia: eres una estúpida, una salvaje, eso no se hace,escuincla. milagros: [ríe]ay, por favor, ¿y esto sí? florencia: ¿qué? que no.¿qué te pasa? milagros: ahí está su plato,señorita.[música]

Cargando Playlist...