null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 34

14 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... >> no nos queda otramás que decir la verdad. manuel: ¿a qué se refiere coneso? >> bueno, tanto milagroscomo ese muchacho son víctimas de la situación.deben saber que son hermanos. manuel: ¿está segura, madre?>> por supuesto. manuel: me temo que en cuantose enteren van a caer en una terrible angustia,se van a desesperar. ¿quién sabe qué locuravayan a cometer? esto es un asunto tan delicado,madre. >> ¿acaso es mejordejarlos en el engaño? manuel: no.no, no, claro que no. constancio: ¿algún pendiente?andrea: sí, un comentario agradable de tu parte.constancio: ¿comentario de qué? andrea: ¿cómo de qué?me parece que ha pasado algo importante, ¿no?constancio: ¿de qué estás hablando?andrea: del futuro bebé. pensé que te iba a alegrarser abuelo. constancio: no hables de esoporque se me retuerce el estómago.alejandro no podía ser más idiota.alejandro: siéntate, por favor, y hazme compañíaque no quiero pensar en nada. bobby: especialmenteen ese bebé, ¿no? alejandro: sí, no quieroni acordarme de eso, bobby. híjole, qué desastre,pierdo a mili, que me ignora en lo absoluto,y encima tengo a andrea presionándome todo el tiempo.seguramente espera que nos casemos.¿qué voy a hacer, bobby? ¿qué voy a hacer?por dios, dime qué hago. bobby: la verdad, no sé,perdóname, pero en este casono te puedo ayudar. sabes que decidas lo que decidaste voy a apoyar, pero la decisiónla tienes que tomar sólo tú. alejandro: no quiero perdera milagros, estoy seguro. bobby: no la pierdas.alejandro: "no la pierdas", ¿así de fácil?bobby: sí, así de fácil. [teléfono]alejandro: ¿bueno? sí, padre manuel, ¿cómo está?sí, claro, allá lo veo.lina: ¿no quieres hablar conmigo, manita?milagros: ¿de qué? lina: pues, de la caraque traes. yo sé que estás bien enchiladapor lo del alejandro, pero, pues, a lo mejor te ayudaplaticarlo, ¿no? milagros: ahorita no, lina,la neta es que me siento tan de la patadaque prefiero ni acordarme. la neta, manita,que al diablo con los guapos. lina: bueno, pues, como quieras.pero ya sabes que no estás sola, ¿verdad?[teléfono] ¿bueno?¿qué hubo, padrecito? ¿y ese milagro?ay, chirriones, ¿y como para qué o qué?no, no, está bien, si en ese tono me lo pide,pues, ahí me lanzo, bye.>> aquí estoy. constancio: [ríe]ambos: [ríen] constancio: ay,eso ha estado buenísimo. lo voy a proponerpara que le den un oscar por su actuación, eh.>> su cuñado cayó o redondito. constancio: como el reverendoestúpido que es. la verdad es que tengoque felicitar a peralta por el plan que armó.>> siempre tiene ideas brillantes,por algo vive en la opulencia. constancio: es un genio,un genio. la idea que se le vinoa ocurrir para sacarle las acciones a mi cuñado, eh,fue genial, genial. >> pues, si yo le contaratodas las que ha hecho. por cierto, aquí está su dinero.constancio: ¿cuál dinero? los billetes de arribason verdaderos, el resto es puro recortede periódico. >> entonces me dejaráquedarme con el recorte de periódico como recuerdo.constancio: y con algunos billetes, se los ganó.[celular] perdón, permítame.sí, ¿bueno? padre manuel, ¿qué se le ofrece?¿tiene que ser ahora? sí, no hay problema,estoy cerca. salgo para allá, sí, gracias.[ríe]damián: maldita sea, perdí todo.¡todo! sergio: pues, vaya dramónque se armó anoche con lo de tu hermano, eh.yo hasta me sentí incómodo. valeria: ay, mi amor,perdóname por dejarte tan solito,pero ya ves cómo se puso mi mamá y, está bien,no era para menos. sergio: no, no te preocupes,en cuanto subiste yo me despedí. sentía el ambiente muy pesado.sobre todo por el amigo de alejandro, el tal bobby,como que no le caí muy bien porque me echaba unos ojos.valeria: ¿bobby? es un pesado,por eso nadie lo quiere. oye, estoy muy enojada contigo.sergio: ¿por qué? valeria: porque hacecomo cinco minutos que no me das ni un beso.sergio: ahora mismo te repongo el tiempo perdido.valeria: ¿qué haces? sergio: no conozco otra manerapara decirte que, que quiero que seas mi esposa.valeria: ¿me estás pidiendo que--sergio: que seas la futura madre de mis hijos.valeria: sergio... rocky: ¡ella es mía![balbucea] futura madre, cuernos, qué.futura madre es lo que vas a tener.valeria: [grita] ¡no!¡morgan, quédate quieto! ¡morgan, te lo ordeno!¡morgan! ¡morgan, detente!¡morgan!braulio: créame, señora, no hay tensión que resistaun buen té de tila. regina: pero ya te he dichoque no necesito ningún té, braulio, no estoy tensa.más bien estoy asustada. braulio: por el embarazode la sirvienta. claro, la comprendo, señora.yo tampoco lo puedo creer. anoche no pude dormirpensando en rosario. tenía la edad de milagros,la misma inocencia. lo más seguro es que le deparea esa muchacha el mismo destinoque a mi hermana. porque usted y yosabemos cómo solucionan en este familiaun problema de tal magnitud. regina: braulio, braulio,le aclaro que mili no está esperando un hijo,se trata de andrea. es ella la que está embarazada.braulio: entonces, ¿por qué está asustada, señora?regina: no me hagas hablar. braulio: ¿qué está pasando,señora? cuénteme...le va a hacer bien. regina: ay, braulio,temo por la vida de mi hijo. braulio: por favor, señora,tranquilícese, nadie quiere hacerle dañoal señor constancio. regina: sí, hay un hombreque lo quiere matar, y que está lo bastante locopara hacerlo. braulio: pues,si usted lo considera prudente podemos darle parte la policía.regina: ¡no! no, no, no,la policía no puede saber nada. ¿cómo voy a acusar a alguienque está internado en un hospital psiquiátrico?me tacharían a mí de loca porque ese hombre no puede salirde su encierro. braulio: ¿y usted diceque ese sujeto quiere matar al señor constancio?regina: sí, sí, sí, así es, tengo miedo.braulio: pero ¿quién es ese hombre?regina: la persona que quiere matar a constancioes el verdadero padre de alejandro.alejandro: ¿mili? milagros: ¿qué haces aquí?alejandro: no podemos dejar las cosas así.escúchame, por favor. estuve pensandoen todo lo que pasó y decidí que no quiero perderte.quiero que sigamos con lo nuestro, mili.milagros: no hay nada nuestro, alejandro.alejandro: pero tú sabes que te amo.milagros: mira, mira, guapito, yo puedo lucharcontra la greñas, puedo luchar contra cualquier,cualquier vieja, pero ¿contra un bebé?nomás no puedo. alejandro: pero--milagros: a la greñuda esa le puedo dar,pero jamás le quitaría su padre a un bebé, jamás.y ya me voy porque el padre manuelme está esperando. alejandro: sí, también me estáesperando a mí. manuel: por eso los cité aquí,señor belmonte. tanto alejandro como milagroshay que darles un argumento devastadorpara que se mantengan alejados, y no conozco uno más devastadorque la verdad. constancio: pero esosignificaría decirles-- manuel: exacto, en efecto,que usted es su padre. sólo así podré traermede regreso a mili al convento. constancio: está bien.manuel: me da un gran alivio que lo entienda, créame,es la mejor solución, se lo aseguro.milagros: ¿qué onda, eh? alejandro: papá,¿qué haces aquí? manuel: acérquense, muchachos,por favor, acérquense. don constancio quiere hablarcon ustedes de algo muy importante.constancio: así es. lo...lo que tengo que decirles es... la verdad.una, una verdad que, que los afecta a ustedesdirectamente. cuando yo tenía tu edad,alejandro, pasé por una situaciónsemejante a la tuya. me enamoré de rosario,una sirvienta-- alejandro: y tuviste un hijocon ella, sí, ya me sé la historia, papá.constancio: ese error, ese pecado no ha dejadode perseguirme. y ahora, al saber que ustedes,bueno, que tú y milagros están esperando un hijo,yo me veo obligado a decirles--milagros: pare, pare su carro. ¿quién le dijo a usted que yoestoy embarazada alejandro? constancio: tú misma, anoche.manuel: mili gol, si el hijo que llevasen tu vientre no es de alejandro,¿de quién es, hija? constancio: ah, ya sé.de mi sobrino, de hugo. milagros: ¡no!ni de hugo, ni de alejandro,ni de nadie. es otra la que se está poniendopanzona, no yo. alejandro: es andrea, papá.andrea es la madre de mi hijo. constancio: ¿andrea?alejandro: sí. manuel: bendito sea dios,no sabes qué alivio siento, mili gol.yo creí que-- milagros: no, no, no, avíspese,padre, qué mal pensado es usted. ya bájele al vinito, eh,que no le está haciendo muy bien que digamos.lávese la cabeza con lejía para que se le espantenlos malos pensamientos. manuel: milagros, hija,por dios. alejandro: y, bueno,¿qué era lo que nos ibas a decir, papá?constancio: eres... eres...¡eres un idiota! ¿cómo se te ocurreembarazar andrea? milagros: ¡ah!¿y ahora a este qué mosca le pico?[música]regina: hace unos años la policía encontró a ese hombrevagando por las calles de la ciudad.estaba herido, no tenía documentosy sólo emitía sonidos guturales. braulio: por dios, señora.regina: en su ropa encontraron una libreta.en ella el número telefónico de esta mansión subrayado.la policía llamó, afortunadamente aquel díano había nadie aquí y yo atendí al teléfono.sin decir nada me fui a averiguarde qué se trataba y me encontrécon el padre de alejandro. braulio: ¿y usted cómo supoque era el padre del joven alejandro?regina: porque una vez, una vez vino a hablarcon luciana para exigirle conocer a su hijo,y yo lo escuché todo desde lo alto de las escaleras,no fue una entrevista muy agradable, eh.braulio: pero, pero después que lo encontraron herido,¿qué pasó con él? regina: le curaron sus heridas,pero quedó muy mal, y fue así que tomé la decisiónde hacerme cargo de él. lo interne en una clínicaprivada, y desde entonces,hago puntualmente las transferencias bancariaspara pagar su hospitalización a la espera de averiguarla verdad de todo. braulio: ¿la verdad?regina: sí, según la policía ese hombre fue atacado.estaba golpeado, muy golpeado. y eso es lo que me angustia,braulio. alguien quiso matarlo.valeria: usted está demente, lunático, ¿qué le pasa?¿cómo se le ocurre atacar a mi novio de esa manera?rocky: ¿novio? le estaba pidiendo matrimonio.valeria: sí, y usted lo arruinó, animal.sergio: ¡voy a partirle la cara! valeria: no, mi amor, por favor,por favor, tranquilo, no pierdas tu tiempo.mi amor, por favor, tranquilo, tranquilo, sí.mírame. rocky: no se case con él,señorita valeria. no se case con un tipoque no conoce bien ni nada. valeria: morgan,fuera de mi vista. usted está despedido,lo quiero fuera de esta casa. ¡fuera!estás mojado. braulio: pero ¿qué eslo que sospecha usted, señora? regina: lo peor.braulio: y, ¿qué es lo peor? regina: no, no, no me hagas,no me hagas decir más cosas de las que quisiera.braulio: ay, señora, me ha dicho demasiadocomo para volverse atrás, no, no le parece.regina: me siento muy mal con todo esto, braulio.braulio: lo sé. es un secreto demasiado pesadopara que lo guarde usted sola. déjeme ser su confidentey ayudarla. ¿qué es lo que sospecha?regina: desde que oí el nombre de mi hijoen boca de ese demente... empecé a sospecharque su estado mental tiene que ver con constancio.braulio: no puede decir una cosa así, no tiene pruebas.regina: no, sólo conjeturas. braulio: basadas en nadaconcreto, así que no piense más en ello,señora. deje que los fantasmasse evaporen como el sueño, váyase a acostar.le voy a traer otro té de tila y verá que al despertarse va a sentir mucho mejor. regina: no sé qué haría sin ti,braulio. braulio: ahora vuelvo.>> muerte... muerte...muerte...[balbucea] ¡no!¡no!horacio: bueno, pues, esta tarde la señorita valerialo corrió. socorro: ¿te corrió?rocky: sí, me quitaron el título de chofer, el nombre de morgany me tiran a la basura. me tengo que ir mañana,socorrito. horacio: error.vengo de hablar con la señorita valeriay conseguí algo muy importante para ti.rocky: ¿no me va a correr? horacio: sí, pero no te tienesque ir luego luego, te vas hasta el lunes.rocky: ah, ¿y eso es lo importante que me conseguiste?horacio: vas a cobrar una semana más.si te ibas mañana, pues, la ibas a perder.rocky: ah, ¿y te lo tengo que agradecer?horacio: [ríe] socorro: no sea mala onda,horacio, rocky está mal. rocky: y yo penséque eras mi amigo. horacio: bueno, ya, perdón,fue una broma. no te vas,la señorita valeria te perdono. rocky: ¿me perdono? ¿en serio?horacio: sí, sí, vuelves a ser el chofer, morgan, todo.rocky: ¿ven? ¿ven? es el amor, ella no lo reconoce.ella se va a casar con otro, pero está loca por mí, por mí,ella me ama, me ama, no me puedo alejar de su vida.al que ama es a mí, al que ama es a mí.gracias, horacio. [teléfono]socorro: casa de la familia belmonte, buenas noches.sí, un segundo. es para ti, horacio.horacio: ¿para mí? socorro: sí.horacio: ¿bueno? ¿tú?¿que estás en dónde? sí, sí, aunque no entiendoqué quieres hablar conmigo. sí, está bien,mañana temprano voy a verte.luciana: andrea, justo estaba pensando en ti,pasa. andrea: me alegroporque nosotras tenemos una charla pendiente.luciana: sí, tienes razón. ahora que se aclaró todo, pues,te felicito por el hijo que vas a tener.andrea: luciana, no me refería a mi embarazo si no al--luciana: sí, sí, sí, ya sé, te refieres a lo otro.andrea: ¿por qué haces como que no pasó nada?luciana: sé muy bien qué fue lo que pasó,es sólo que prefiero no hablar de eso y menos contigo.pero dadas las circunstancias creo que es imprescindible quetú y yo tratemos este asunto. dime una cosa, querida,¿ese hijo que estás esperando es de mi hijo alejandro?¿o de mi marido? claro, eso si es que no hayotro hombre más en tu vida, ¿verdad?andrea: por supuesto que es de alejandro.luciana: ¿y tú cómo estás tan segura?andrea: lo estoy, y eso es lo único que importa.luciana: pues, lamento muchísimo que tengamos que aclarar algoasí, pero créeme que a mí me interesa muchísimo definir sialejandro va a ser papá o si alejandro va a tener un mediohermano. aunque, independientemente delo que tú asegures, andrea, el resultado va a ser el mismo,porque no voy a permitir que tú te cases conmigo.andrea: mira, luciana-- luciana: ¡no me interrumpascuando estoy hablando! si tú planeaste este embarazopara atrapar a alejandro, hiciste muy mal, querida,y no te va a funcionar. pero no te preocupes,conozco a un muy buen médico que te va a ayudar a perderesa criatura. por supuesto que esto solamentelo vamos a saber tú y yo, ¿verdad?vas a fingir delante de los demásque tuviste un aborto espontáneo.y, bueno, por tu edad es fácil, ya no eres una niña.andrea: luciana, estoy en la edad perfectapara ser madre. luciana: pero ya quedamosque no lo vas a tener. mira, es lo más convenientepara todos. andrea: no me retes, luciana,no te convengo como enemiga. luciana: lo mismo digo, querida.porque de además de mi hijo estoy yo,y francamente estoy dispuesta a disfrutar de los añosque me quedan de vida. estoy decidida a recuperar eltiempo perdido entre tragedias, sufrimientos.hoy voy a velar por la felicidad de mis hijos,y por la mía. andrea: ¿bebiendo cómo lo haces?luciana: andrea, no soy la pusilánimeque tú te imaginas. yo puedo soportarlas humillaciones de mi marido porque, ay, pues,constancio siempre andado con busconas.puedo soportar incluso que tú, ahora, seas la amante,pero a mi hijo, mientras yo viva,no te le acercas. ¿te queda claro?¿o te lo repito todo otra vez? andrea: ¿lo que me quieresdecir es que estás dispuesta a compartir a constancio--luciana: muy bien, exactamente. pero para eso tienesque terminar con ese embarazo. [música]sergio: mi amor, quiero que nos casemosmuy pronto. valeria: y, ¿por qué el apuro?¿no te gusta estar así de novios?sergio: no, es que yo necesito compartir mi vida contigo.vivir juntos, formar una familia.para qué esperar si ya está claroque somos el uno para el otro. valeria: ay, mi amor,eres un divino. ¿y cuándo te gustaríaque sea nuestra boda? sergio: hoy mismo, mañana,en una semana, en un mes, no importa, no importa,pero que sea muy pronto, ¿sí? valeria: bueno, en ese casopodría ser dentro de un mes. digo, para que tengamos tiempode preparar la fiesta. aunque mi hermano y andreatambién están por casarse y a ellos les apuraun poquito más que a ti y a mí. no, sergio,no podemos casarnos en un mes, tenemos que esperarnos, sí.sergio: no, no me digas eso, mi amor.que sea en un mes. anda, dime que sí,hay tiempo para organizar la fiesta,para que elijas el vestido perfecto.valeria: ¿mejor que el de andrea?sergio: mucho mejor. ¿qué dices?valeria: que sí.rocky: no me ama. no me ama.milagros: pues, te salvaste, rocky.¿para qué quieres a la oxigenada esa?mejor búscate una chava en serio.mira, el tipo ese que esta con la valese va a llevar un fiasco. si no sabe hacer nadaesa chamaca. mucho desfile, mucho desfile,pero no puede ni freír un huevo. ¿te imaginas la patada que leva a dar al año de casados? ¿qué digo al año?a los seis meses la manda de vueltacon una estampita en la frente. rocky: pues, es que a míno me importa. yo la quiero igual,aunque no sepa hacer huevos fritos.milagros: ¿para qué? ¿para ponerte más flaco de loque ya estás? mira, ¿te vas a esconderdetrás de un alfiler o qué? rocky: es que ya no puedo más,mili, ya no puedo más. mira, sufro por ella.yo necesito comer... milagros: oye, ¿qué--qué?eso es de la doñita. rocky: es que tengo que comer,mili. tengo que llenar...el vacío que tengo aquí, en mi corazón, mili.milagros: ay, rocky, ya, ya déjate de tonterías.no creo que tú sepas lo que es sufrir de verdad.mira, rocky, tú lo que necesitas es una mujer que te quiera.y cuando la encuentres se te van a curartodas las heridas y rasguños que tienes aquí.rocky: ¿y la voy a encontrar, mili?milagros: no, ella te va a encontrar a tiy te va a hacer muy, muy feliz. rocky: ¿en serio?milagros: te lo juro. tú confía que mi cuatacho alláen el cielo te va a ayudar. rocky: mili.mili: rocky. rocky: gracias.andrea: es un juego muy perverso lo que me estás proponiendo,luciana. tú, constancio, yo, ¿los tres?[ríe] no puedo aceptarlo.luciana: sé que te gusta jugar al límite, andrea,no disimules conmigo. andrea: es verdad, pero tambiénsé cuándo detenerme. luciana: constancio no tienepor qué saberlo, sería un pacto entre nosotros.andrea: ¿y si lo descubre? luciana: pues, no le importaría.si de esa manera te tiene en su cama.andrea: es un precio muy alto el que estás dispuesta a pagarsólo para que deje en paz a tu hijo.luciana: sí, ya sé. pero yo quiero tu respuestay la quiero ahora. andrea: no acepto.voy a tener este hijo, voy a casarme con alejandroy créeme, luciana, no podrás hacer nadapara impedirlo. luciana: entonces me estásobligando a decirle la verdad. andrea: es lo que menoste conviene, luciana. ¿crees que ser amantede tu marido sólo me ha dejado algo de dinero y diversión?no. también me ha dado información.puedo destruirte a ti y a tu familia si me lo propongo.tú haces algo en mi contra y te aseguro que el infiernoen el que vives es poco comparado con el que te espera.bye.luciana: ¿sabrá que constancio no es el verdadero padrede alejandro? regina: adelante.alejandro: tenía tantos planes, abuela.¿sabías que le pedí matrimonio a mili?¿qué ella me aceptó? regina: estoy al tanto de todo,mi cielo. alejandro: anoche teníaplaneado darle la noticia a mis padres,les iba a decir que me casaba con ella,lo tenía todo pensado a la perfección, abuela.me iba a anticipar a los gritos de mi mamá que seguramenteiba a insultar a milagros. quería disfrutarla cara de sorpresa de mi papá, hasta pensélo que me iba a decir, que soy un mocoso inmaduroque no sé lo que quiero. y yo le iba a contestarque lo sabía muy bien. iba a gritarlesque lo que quiero es estar con milagros,que quería formar una familia con ellasin importarme los obstáculos. y...regina: todo cambió alejandro: sí, todo cambio,abuela. regina: vas a tener un hijo.alejandro: no sé qué hacer, abue.no amo a andrea y no quiero perder a mili,¿qué voy a hacer? ¿que voy a hacer?[música]regina: los hijos son un regalo del cielo,aunque a veces no se les espere así.pero cuando los tienes en tus brazos todo cambia.te sientes, te sientes diferente.alejandro: sí, supongo que así es, abue.regina: sí. yo una vez conocí a un hombreque recibió la noticia de que iba a ser papáy estaba tan feliz. pobre, no pudo verel nacimiento de esa criatura y sufrió mucho.alejandro: ese hombre era mi papá, ¿verdad?regina: así es. por eso tú debes esperara ese hijo con felicidad, tu bebé no tiene la culpade nada. alejandro: no, ya lo sé, abuela.y te puedo jurar que cuando vea ese bebévoy a sentir mucho ternura y muchísimo amor.lo que pasa es que, pues, no era el tiempo.regina: no, este es el tiempo. no ayer ni mañana, sino hoy.los hijos vienen, a veces los llamamos,a veces no, pero siempre son hijos.son pedazos del alma hechos carne.son hijos y a tu bebé lo tienes que querer.alejandro: no, si no es que no quiera a mi hijo,es solo que... regina: sí,no quieres a la madre. alejandro: sí.sería tan distinto si milagros fuera...[llora]constancio: ¿estás segura? andrea: sí, aunque parezcamentira eso me propuso luciana. hacerse la idiotacon lo nuestro a cambio de que me alejede su hijo. constancio: le hubieras tomadola palabra, puede hablar. andrea: no, constancio,no hablara, no quiere hacer sufrira alejandro. ella sabe que no le convieneabrir la boca. constancio: a mí tampocome gusta saber que estás embarazada.concuerdo con luciana en que deberías perderlo.andrea: ¿a ti no te interesa saber si es tuyo o de alejandro?constancio: sé que no es mío. cuando nació valeria,mi suegro, que espero no descanse en paz,me obligó a hacerme la vasectomía.quería evitar el riesgo de que tuviera otro hijofuera del matrimonio y peligrar a la herenciade sus queridos nietos. luciana no sabe que lo únicoque tengo son tiros de salva. andrea: deberías decírselopara que tenga muy claro que alejandro es el padrede mi hijo. constancio: a mí lo único queme interesa es que no cambien las cosas entre nosotros ahoraque estás embarazada. andrea: no estoy embarazada.constancio: ¿qué? luciana: bueno,¿de qué quería hablarme? regina: del padre de alejandro.luciana: ¿cómo? regina: sí, luciana,quiero que hablemos de françois. luciana: es que eso ya quedóen el pasado, señora. regina: sí, lo sé,pero necesito saber de él. no, no de cuando fueronamantes en parís, no, si no de cuando regresaste améxico para casarte con mi hijo. quiero saber si lo volvistea ver fuera de esta casa. si volvieron a ser amantes.luciana: sí, lo volví a ver, pero no para ser amantescomo dice usted. cuando alejandro era un bebéél llego de francia con la intención de conocera su hijo, ¿no? después de deambularpor los alrededores de esta mansión un día lo vi.yo me puse muy mal, a mí me daba miedopor la reacción que constancio pudiera tener si nos encontrabajuntos. regina: ¿entonces?luciana: bueno, pues, entonces, nos vimos en otro lugar.lo vi dos veces y allí se enteróde que alejandro llevaba el apellido de constancioy que él era desconocido como padre.regina: pobre hombre, habrá sido un golpe muy duropara él. luciana: pues sí, sí lo fue, sí.se enfureció con la noticia. yo tratéde que se tranquilizara, que volviera a parís,es lo que yo de le dije, pero no, no quiso.me dijo que nunca iba a abandonar a su hijo.regina: bueno, ¿y después? luciana: nada, no lo volví a verhasta mucho tiempo después. regina: ¿cómo es eso?luciana: cuando alejandro tenía unos 13 años, más o menos,françois me llamó del aeropuerto diciéndomeque estaba aquí para contarle la verdad a alejandro.ya tenía edad suficiente para saber quién erasu verdadero padre. eso a mí me puso mal ydecidí contárselo constancio. regina: por dios,¿se lo dijiste a mi hijo? luciana: claro.regina: y, ¿qué pasó? luciana: nada.nada, eso es algo que siempre me intrigóporque nunca apareció, no vino nunca.yo creo que lo pensó mejor y decidió no venir--regina: no, no, no lo pensó. luciana: ¿cómo que no lo pensó?regina: no, no me hagas caso. [música]constancio: así que te inventaste un embarazopara apurar a alejandro. muy femenino el truco.andrea: así es. constancio: eso está muy mal,andrea. [ríe]¿qué pasaría si se lo cuento? andrea: no lo vas a hacer.constancio: ah, no me digas. y, ¿por qué no?andrea: porque me perderías para siempre.constancio: pero, andrea, ¿no te bastó yo sólo, eh?mírame, el irresistible. ¿para qué demonioslo quieres a él? andrea: mira, constancio,lo nuestro está muy claro. tú estás casado con lucianay no te vas a divorciar. constancio: ¿y si enviudo?andrea: no, gracias, no tengo tiempo para esperar,ya no soy una niña. constancio: para nada.eres una mujer y muy bien formada, sin dudas.andrea: constancio, quiero un lugaren esta empresa, el lugar que me prometiste.quiero un lugar en la sociedad y con un marinado ricoy de buen apellido, eso es fácil.date cuenta, alejandro es el maridoideal para mí. constancio: ah, ¿sí?andrea: sí, necesito un aliado fuerte contra tu esposa.ayúdame a casarme con él y nosotros seguiremos siendoamiguitos. constancio: muy, muy perversolo que me propones. la esposa de mi hijosería mi amante, muy perverso. andrea: ¿y no te gusta?constancio: me encanta.luciana: ahora yo quiero que usted me conteste algo.¿a qué viene todo esto de averiguar sobre el pasado?¿por qué me está preguntando tanto sobre françois?regina: por nada en especial, solo curiosidad.luciana: ¿curiosidad? regina: ¿qué pasa?¿no puede interesarme la historia de mi nieto?luciana: me arrepiento de haber hablado de esto con usted,es como si hubiera despertado los fantasmas.regina: no, no hay fantasmas, te lo aseguro.solamente una pregunta más, luciana.¿nunca pensaste en qué haríamos si ese hombredecidiera regresar? ¿o si alejandro se enterarade la verdad que le hemos negado todos estos años?luciana: mire, señora, yo le prohíbo que vuelvaa mencionar el nombre del padre de alejandro.ese hombre está enterrado junto con el secreto,y mi hijo jamás va saber la verdad.regina: ¿tan segura estás de eso?horacio: nunca imaginé que fueras capaz de tenernegocios ilícitos. ¿de qué te sirvióhacer tanto dinero si al final estás aquí?en lugar de hablarme a mí le hubieras llamadoal señor damián, él puede ayudarte mejor que yo.roxana: no necesito tu ayuda ni la de nadie.mis abogados se están encargando de todo.en mi negocio, este tipo de redadas,son comunes aunque por supuesto para mí sea la primera vez.horacio: si no me necesitas, ¿para qué me pedisteque viniera? roxana: aquí encerradahe tenido tiempo de reflexionar sobre mi viday me doy cuenta que siempre fui una mentira.no me importa ahora, no te hice venir para hablarde mí si no de mi hija y de la tuya.horacio: ¿cómo que de la mía? pero si tú me dijisteque yo no-- roxana: ¡te mentí!horacio: espérame, es que no te entiendo.¿me mentiste hasta cuando me mentiste?¿qué es esto, roxana? roxana: yo...yo nunca quise a mi hija. yo sé que suena horrible,pero yo no la quise. creo que porque era tuya.te odie tanto, horacio, tanto. pero, bueno, aunque sea ahora,tarde, pues, ella tiene a su padre cercay yo creo que sería muy bueno que lo supiera, ¿no crees?horacio: ¿cómo que tiene a su padre cerca?roxana: la muchacha trabaja contigo, es sirvienta.horacio: dios mío, pobrecita de mi chiquita.yo siempre sentí algo especial por ella.rosana: bueno, ahora ya sabes por quésentías eso tan especial. ve y cuéntaselo, suerte.horacio: mi hija... mi hijita.constancio: la boda, por supuesto,tiene que ser cuanto antes. se vería mal que se le notarael embarazo andrea, ¿no crees? yo pienso que en dos semanaspodemos tener o todo preparado. alejandro: esto es algoque tengo que arreglar yo con ella, papá,tú no tienes por qué meterte. constancio: vas a cumplircon tu responsabilidad así tenga que obligarte.andrea: por favor, constancio, déjame hablar a solascon alejandro. constancio: bien,pónganse ustedes de acuerdo y me lo hacen saber.con permiso. andrea: no pongas esa cara,mi amor, vas a ver que somos muy feliceslos tres. cuando nos casemos--alejandro: ¡no! andrea: ¿no qué?alejandro: no. nosotros no nos vamos a casar,andrea. andrea: pero, alejandro,voy a tener un hijo tuyo. alejandro: sí, ya sé, ya sé,y le voy a dar mi apellido y lo voy a querer mucho,lo voy a reconocer, andrea, pero tú y yono nos vamos a casar. podemos ser amigos si quieres,nada más, porque la mujer que amo,la mujer con la que quiero compartir mi vida es milagros.andrea: está bien, si eso es lo que quieresentonces prefiero perder este hijo.sí, alejandro, si no te casas conmigome deshago de este embarazo. milagros: no, no, no, no,eso no.

Cargando Playlist...