null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 29

9 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... alejandro: cásate conmigo.milagros: ¿qué? alejandro: que quieroque seas mi esposa.[alejandro] carmen no merece que guardes un recuerdotan limpio de ella. no merece que hayas pasadotodos estos años encerrado en tu cuartoy sufriendo por haberla perdido porque ella no te amaba, hugo.se me fue de las manos, hugo, se me fue de las manos.todo empezó con un juego de miradas,con sonrisas... hasta que carmenempezó a insinuarse descarada-- [hugo] ¡cállate!cobarde. te juro que vas a pagar,alejandro. vas a pagar por lo que hiciste,por tu mentira. no vas a saber por dóndete va a llegar el golpe. te voy a golpeardonde más te duele. en milagros.no la vas a tener. te voy a destruircomo tú me destruiste a mí. alejandro: ¿y?¿qué me respondes? milagros: la--la neta,no te agarré bien la onda. ¿quieres que sea tu que?alejandro: mi esposa. ¿te quieres casar conmigo?milagros: ay, ay, pero no te hagas el chistoso,alejandro, no me salgas otra vez con tus bromitas.alejandro: ven, mili, no es ninguna broma.ven. milagros: ¿qué?alejandro: que no es ninguna broma.quiero que seas mi esposa y no pienso aceptar un nocomo respuesta. milagros: pues es que--ay, no puede ser, es demasiado. ¿cómo me voy a casar contigo?alejandro: ¿y por qué no? ¿tan feo te parezco?milagros: ay, no, alejandro, si eres bien guapote, no es eso.alejandro: ¿entonces? milagros: yo soy una sirvienta.alejandro: ¿y eso qué, mili? ¿ya vas a empezar a hablarcomo mi mamá? [luciana] yo séque no le eres indiferente a mi hijo, y de alguna maneratú has logrado llamar su atención.quiero que sigas así, milagros. enamóralo, conquístalo.alejandro: ¿por qué lo piensas tanto?¿o es que no te quieres casar conmigo?milagros: ay, ¿hasta crees que no?pero ¿no se te hace como que es muy pronto?alejandro: mili, no te estoy pidiendoque nos casemos mañana mismo. el momento lo vamos a decidirtú y yo después. pero sí es importanteque me digas lo que sientes, lo que quieres.y a mí, obviamente, me gustaría que me dijeras que sí.milagros: ¿sí? alejandro: ¿sí?milagros: [jadea] sí, alejandro,sí quiero ser tu esposa.andrea: ¡alejandro! ¡alejandro! has de estar con la infeliz esa,pero esto no se va a quedar así. ¡te lo juro, alejandro!¡tú y esa se van a arrepentir! luciana: ¿por qué entrasa la recámara de mi hijo cuando no está él?¿y ese llanto? no me digasque alejandro te dejó. ay, me alegro tanto por él.no sabe la clase de alacrán que se acaba de sacar de encima.andrea: no cantes victoria, luciana.¿crees que aliándote con esa sirvientavas a conseguir que yo suelte tan fácil a tu hijo?estás muy equivocada. ¿qué puede ser para élesa sirvienta sino uno más de sus caprichos?luciana: igual que lo fuiste tú, querida.alejandro es muy joven. para él fuiste un momento de--ya sabes qué. y ese momento se acabó.andrea: vuelves a equivocarte. lo de ella es solo una aventuraque va a olvidar pronto. lo mío es más fuerte.tu marido puede dar testimonios de eso.luciana: eres una desvergonzada. andrea: pero tengo las agallasque te faltan a ti para tomar decisiones.y ya lo decidí. de nada te va a servirtu alianza con milagros, porque ella no se va a quedarcon él. luciana: en eso confío,porque a ella tampoco la quiero en la vida de mi hijo.por lo pronto, tú ya no estás. y tus lágrimas me lo confirman.andrea, si te queda un poquito de dignidad,¿por qué no recoges tus cosas y te largas de mi casa?milagros: [saborea] ¿cómo dices que se llama esto?¿mouse? alejandro: [ríe]mousse. mousse de chocolate. milagros: ah, pues me encantó.alejandro: sí, ya me di cuenta. ya vas tres.milagros: ah, caray, sí es cierto.pues, entonces, ya ni pido otro, ¿verdad?alejandro: yo preferiría que no, porque todavía te faltael último platillo. milagros: no, ¿cómo crees?si ya tengo la comida hasta acá. alejandro: mira qué curioso.nada más que este es muy ligero. ¿me dejas que te lo muestre,al menos? milagros: bueno,al cabo que mirar no engorda. alejandro: eso.milagros: ¿y--esto qué es? alejandro: ábrelo.milagros: [resuella] ¡ay, dios!pero esto es-- alejandro: una joya como tú.ya que no pude recuperar tu cadenita aquella vez,pues, te compré otra. ¿me permites?milagros: [ríe] [murmullo]está bien bonita.alejandro: ¿me ayudas con tu pelo?milagros: ¿cómo me queda? alejandro: ¿tú cómo crees?[música][tema musical]braulio: impostor. tú no eras mi sobrino.pero un día va a aparecer y yo me voy a encararque recupere lo que le pertenece.tiene que aparecer. [risas]alejandro: [chista] ¿cómo está usted,futura señora belmonte? milagros: esa es tu mamá.alejandro: tú también vas a ser la señora belmonte.milagros: no, no, yo me voy a casar contigo,pero voy a seguir siendo miligol, tu carlitos.en la vida hay que dar pasitos chiquitosy para arriba, no para adelante. alejandro: mi carlitos...te amo. milagros: ¡espérate!¿ya se te olvidó que estamos en tu casa?mejor, ya vámonos, porque si nos pescanse nos arma. vete a dormir.alejandro: está bien. ¿y tú qué?milagros: yo voy por un vaso de aguay luego a la camita. ay, cómo marea ese champán.ambos: [ríen] alejandro: pero si tomastemuy poquito, no puedes estar mareada.milagros: si no estoy mareada, pues entonces dilesque dejen de mover el piso. porque no está temblando,¿verdad? alejandro: [ríe]buenas noches.milagros: ¡ay![resuella] ¡hugo![ríe] ¿qué haces aquí?hugo: pues, no podía dormir y bajé a lo mismo que tú.milagros: ¿a tomar agua? hugo: sí.milagros: bueno, pues, te sirvo, ¿no?hugo: gracias. milagros: de nada.hugo: estás muy linda, mili. ¿fuiste al rodeo?milagros: no, hoy fue una noche bien especial.hugo: ¿ah, sí? ¿y se puede sabercon quién saliste? ¿o es algoque no me puedes contar? milagros: no.bueno, ¿por qué no, verdad? pues, salí con gloria, fíjate.salí con gloria, mi amiga del convento.hugo: ¿ah, sí? no, y supongo que la pasaron--que la pasaron muy bien, ¿no? ¿adónde fuiste?milagros: ¿sabes qué, hugo? pues, la neta no me gustaque me estén pidiendo cuentas. hugo: no, no,yo no te estoy pidiendo cuentas, pero como dijisteque fue una noche especial... claro que si no me quierescontar nada, pues no-- milagros: que ya te dijeque salí con la gloria. fuimos al cine y pues--fue mi primera vez. hugo: ah, tu primera vez.¿y qué tal estuvo la película? milagros: este, pues...pues, bien bonita, fíjate. era de amor.¿cómo se llamaba? hugo: me estás mintiendo.milagros: no, así no se llamaba. hugo: ¡me estás mintiendo, mili!¡mientes! ¡eres una maldita mentirosa,eso es lo que eres!regina: es que no entiendo, braulio.¿adónde me quieres llevar tan temprano?braulio: no me pregunte, señora. vamos que la tengo que llevara un lugar en el auto. regina: pero ¿te has vueltoloco? braulio: por favor,es algo importantísimo. tenemos que salir.regina: pero es que yo no quiero salir, braulio.braulio: créame, es algo realmente grave.karla: qué sorpresa. pensé que damiánya no tenía novia. roxana: uy, ¿siempre llamasa tus patrones así, por su nombre?karla: no, solamente a damián. y no te digo cómo lo llamocuando estamos solos en su cuarto.ajá. ay...damián: ¿qué haces tú aquí? roxana: ¿por quéte sorprendes tanto de verme? damián: no sé cómo te atreves.recuerda que me prohibiste la entrada a tu negocio,y yo puedo prohibirte que pises esta casa.roxana: lo dudo. vine a invitar a tu hermanaa desayunar, porque nos estamos volviendomuy buenas amigas. lina: que la señora bajaen un momento, dice. roxana: gracias.lina: con permiso.roxana: parece que te gustan las sirvientas.damián: cuando el bocado es bueno, hay que saborearlo,¿no te parece? bueno, te dejo,soy un hombre de negocios. que disfrutes el almuerzocon mi hermanita. roxana: sí, sí, sí.no, con mi hija no te vas a meter.karla: y decían que la única amargada aquíera yo, ¿eh? socorro: no sé quién rompióeste vaso y no lo recogió, así que no empieces, karlita,porque no estoy de humor. karla: no, si ya me di cuenta.ni tampoco este. hasta dejó de decirtelos versos esos cursis con los que te fastidiatodo el méndigo día. horacio: conmigo ni le busques,porque sabes que me encuentras. karla: no, pues si de encontrarse trata, tanto que andan buscandouna tipa, aquí la tienen. no entiendo por quéestán de malas, ¿eh? socorro: ya déjate de cosas.¿de qué estás hablando? karla: pues, de la mujer esa,la ex de damián. horacio: ¿roxana?¿roxana está aquí? karla: sí, en la sala.[música][música] horacio: ¿qué haces aquí?roxana: ay, qué trágico. quita esa cara, horacio.tú siempre fuiste tan dicharachero.¿qué, ya no eres divertido? horacio: ¿dónde está mi hija?roxana: ey, ey, suéltame. no penséque te lo fueras a creer. horacio: ¿qué quieres decir?roxana: ay, que tú no tienes ninguna hija.digo, al menos conmigo. horacio: pero si tú mismame lo dijiste. roxana: y tú me lo creíste, ¿no?¿te acuerdas de rogelio? horacio: ¿tu exnovio?roxana: el mismo. cuando yo terminé contigo,yo me reencontré con él y bueno, pasó lo que tenía que pasar.horacio: no, tú me quieres engañar.roxana: suéltame. te quise engañar, sí,pero después me arrepentí. sobre todo después de que fuela tipa esa a buscarme anoche. horacio: ¿qué tipa?roxana: ay, no te hagas. mandaste a tu mujer de recaderapara averiguar cosas, ¿no? horacio: ¿qué?roxana: ya sabes muy bien que por tu falta de pantalonesfue que yo te dejé. luciana: roxana, qué sorpresa.roxana: hola. luciana: no lo podía creercuando me dijeron que estabas aquí.roxana: así soy yo de impredecible.oiga, gracias por sus consejos para las plantes, ¿eh?pero ¿sabe qué? no crea en todo lo que dicende los fertilizantes. hay muchos embusteros por ahí.horacio: con permiso. luciano: bueno, ¿y esta sorpresatan temprano? roxana: venía a invitartea desayunar. hace mucho que no platicamos.luciana: sí, eso es cierto. yo también quiero que me cuentesqué pasó con damián. pero ¿sabes qué?va a tener que ser en otra ocasión.es que hoy no puedo, tengo el día ocupado.roxana: ay, no te preocupes, yo te entiendo.la próxima vez yo te voy a llamar antespara ponernos de acuerdo, ¿te parece?luciana: me parece, claro que sí.y me da mucho gusto verte otra vez, de veras.roxana: muchas gracias. luciana: te ves guapísima.roxana: igual tú. rocky: braulio, yo digo,¿qué este viaje no fue muy corto?si apenas salimos de la casa y ya llegamos.braulio: ¡silencio! regina: ay, braulio,te noto muy extraño hoy. braulio: ¡ahí está!regina: ¿quién? ay, mi nieto.llámalo y lo llevamos adonde vaya.braulio: no, no, señora, espere un momento, hágame caso.rocky: ya se subió a un taxi. ¿y ahora?braulio: ahora siga a ese taxi. rocky: como en las películas.siempre soñé que me dijeran esa frase,es clásica. vámonos.socorro: y la verdad es que como no me gustaverlo tan apachurrado, me atreví a buscar a esa mujerpara ver si decía algo que lo animara.pero, pues, no conseguí nada. horacio: gracias, socorrito.lo importante es que lo hizo por mí,y eso quiere decir que-- socorro: no.no me gusta verlo apachurrado, eso es lo que quiere decir.horacio: gracias de todos modos. y perdóneme los malos ratosque pasó por mi culpa, pero-- ah, y lo que le dijedel vecino jardinero. socorro: ay, mire que echarmea andar a ese botijón. que aparte de todo es remaleta.ninguna planta se le dá. en cambio, las suyastodas florecen bien bonitas. horacio: así me gustaríaque floreciera todo lo que toco. socorro: ¡ey! ni se atrevaporque lo agarro a cucharazos. horacio: [ríe]no creas, socorrita. socorro: no, sí.bueno, ¿y qué le dijo esa mujer aparte de acusarmede chimiscolera y de chismosa y de todo?horacio: ¿sabe una cosa, socorrito?no tengo ninguna hija. socorro: ¿qué?horacio: me mintió. nunca fui papá.socorro: bueno, por lo menos, ahora se va a sentirmás liberado, más tranquilito, ¿no?horacio: pues, sí y no. socorro: ¿cómo sí y no?no le entiendo. horacio: es que por un ladome gustaba la idea de ser papá, y por el otro, pues...oiga, ¿no le gustaría ayudarme a realizar mi sueño?socorro: tranquilo que yo ya fui mamá.horacio: ¿y qué tiene? si hacemos un varoncito,ya tendríamos la parejita. karlita y horacito, ¿cómo la ve?socorro: ándele. horacio: ¿esto quiere decirque sí? socorro: ¿qué sí ni que nada?roxana: así es, lo mío con damián ya es pasado.él es terriblemente interesado, ¿sabías?lina: [ríe] roxana: bueno, en realidad,todos los hombres lo son. algunos por dinero,otros por sexo. lina: pues,¿qué se le va a hacer, no? roxana: cuídate.cuídate de los hombres, muchacha.lina: no, pues si yo bien que me cuido.no les doy entrada. si quieren algo serio,pues papelito de por medio. roxana: papelito, sí,pero de la chequera. porque hoy en día es muchomás importante la chequera que cualquier otro papelito.lina: [ríe] roxana: ¿y tienes novio?lina: no, por ahora, no. roxana: mm...me cayó muy bien el jardinero de la mansión.lina: ah, el horacio. ay, es un divino.roxana: ¿y cómo te llevas con él?roxana: uy, rebién. me quiere mucho,y yo también a él. roxana: ¿te quiere mucho?lina: sí. ah, pero no como usted piensa.yo soy como-- ¿cómo le diré? como una hija para él.eso, horacio es como el papá que nunca tuve.roxana: y háblame de tu mamá. porque yo me imaginoque tienes mamá, ¿no? lina: no.roxana: ¿cómo de que no? todos tenemos mamá.lina: pues, yo no. la mía no fue una madre,fue un animal en celo.braulio: [llama a la puerta] >> ¿sí?braulio: disculpe, señora, ¿usted es la mamá del muchachoque acaba de entrar? >> sí, yo soy la mamáde claudio, ¿por qué? regina: pero ustedno es rosario. >> ¿rosario?¿cuál rosario? claudia: ¿qué pasa, ma?braulio: [ríe] claudia: ¿qué haces usted aquí?braulio: es tu abuela, ¿no? vino a visitarte.>> ¿qué abuela ni qué ocho cuartos?¿en qué lio te metiste ahora, claudio?[música]milagros: braulio me pidió que te trajera el desayuno.hugo: eres demasiado buena conmigo, mili.yo te traté tan mal, y aún así me subes el desayuno.¿me perdonas? milagros: te perdono.hugo: ¿de veras? a pesar de todo, ¿me perdonas?milagros: ya te dije que sí. yo no soy rencorosa.bueno, un chirris con mi jefe, porque lo que nos hizoa mi mamá y a mí, eso sí que no tiene perdón de dios.hugo: demuéstramelo. milagros: ¿qué cosa?hugo: que me perdonas. milagros: ay, no me vayasa salir con otra de tus tarugadas.hugo: no, no. posa para mí, mili.quiero terminar el cuadro y tú fuiste la que másme motivó a hacerlo. milagros: pero yo no soy ella,hugo. tiene mi cara,pero el cuerpo es de tu novia, que en paz descanse.hugo: entonces, ¿por qué insistes tantoen que termine el cuadro? milagros: porque no vasa tener paz hasta que lo hagas. es como un partido de futbol.necesitas el silbatazo final para que puedas entenderque ese partido ya terminó. hugo: ayúdame, mili.ayúdame a lograrlo. acepto terminar el cuadro,pero necesito una modelo. milagros: ¿y no te acuerdascómo era ella? hugo: no, no me quiero acordarcómo era ella. milagros: ¿la quieres dejar ir?hugo: sí. pero dame tú ese motivo, ¿sí?el cuadro ya tiene tu rostro. deja que también tengatu cuerpo. milagros: no, eso no es sano.puedo hacer una pero luego te vas a clavar conmigo.hugo: no. yo estaba obsesionado con carmenporque ella correspondía mi amor, pero contigoes totalmente diferente porque yo séque no tengo ninguna esperanza. ¿y esta cadena?milagros: es un regalo. hugo: ah, pues déjatela puesta.solo eso. ayúdame a enterrar ese pasado,mili, a recuperar mi ilusión por la pintura.ese puede ser mi gran motivo para empezar a vivir de nuevo.alejandro: mamá. luciana: hola, mi amor,siéntate. ¿cómo estás?llegaste tarde anoche, ¿verdad? yo te estaba esperando,pero finalmente me quedé dormida.alejandro: sí, se me fue el tiempo sin querer.¿por? ¿pasó algo? luciana: anoche vique andrea entró aquí cuando tú no estabasy la vi muy mal. alejandro: ya hablé con ella,mamá, ya terminamos. luciana: sí, eso me imaginé.también sé que te estás entusiasmando muchocon esa sirvienta. mira, a mí me alegra muchoque hayas roto su compromiso con la ahijada de regina.andrea no te convenía. alejandro: ¿y eso?antes hasta me apoyabas, mamá. ¿por que ese cambio de parecertan repentino? luciana: bueno, porque antesno me importaba la diferencia de edades,pero es que ahora que ella vive aquí,comprobé que la mujer que tú realmente necesitasno ha llegado todavía. alejandro: te equivocas, mamá,porque ya llegó. luciana: mira, mi amor,no te entusiasmes mucho con esa niña, por favor.alejandro: milagros. se llama milagros, mamá.luciana: sí, sí, como quieras. pero mira, en general,ese tipo de mujeres son todas iguales.son ligeras de cascos. lo único que está buscandoes el dinero, la comodidad. y seguramentese está aprovechando de sus encantos para lograrlo.pero ese tipo de mujeres, mi amor, jamás son honestas.jamás. te lo digo por experiencia.hugo: [suspira] mili, ¿estás bien?¡mili! milagros: aquí estoy.hugo: ¿qué pasa? ¿por qué no sales?milagros: pues--pues porque todavía lo estoy pensando.hugo: no, tranquila, todo va a estar bien.ándale, ya sal, por favor. milagros: ¡que no!dame chance y no fastidies. karla: hola.ay, ¿qué haces? hugo: [chista]¿por qué no tocas antes de entrar, eh?karla: perdóname. ¿qué?hugo: dile a mi primo que necesito hablar con él.karla: ¿a esta horita? hugo: sí, que venga ya.adiós. ¿mili?¡mili! milagros: ¡qué las pelotas!lina: aquí está el señor que esperaba, señorita valeria.valeria: gracias, lina. te puedes retirar.lina: con permiso. sergio: valeria,¿qué estás haciendo aquí en el jardín de tu jefe?bueno, en la alberca de tu jefe. valeria: sergio,yo te mentí. sergio: ¿cómo que me mentiste?valeria: sí, yo no soy la secretariadel señor belmonte. soy valeria belmonte, su hija.sergio: ah, esto no-- no me lo esperaba.valeria: ¿te desilusioné? sergio: no, no sé.no, bueno-- pero ¿por qué me mentiste?valeria: tú me confundiste. pero a mí me gustóla idea de la confusión, porque tú sabes, sergio,muchos hombres se me acercan porque soy rica.sergio: a mí no me importa tu dinero.valeria: ya lo sé. y esa fue la parteque más me gustó de todo esto. que tú de verdad pensasteque soy una secretaria. y así me demostrasteque te gusto por lo que soy y no por mi posición económica.sergio: a mí me importas tú, y no quiero perderte.constancio: ¿se puede saber a qué viniste, luciana?luciana: tu madre me llamó al celulary me pidió que viniera. ¿se puede saberqué es eso tan urgente? regina: lo sabránen este momento. constancio: mamá,¿qué haces aquí? ¿qué pasa? damián: bueno, yo los dejo.regina: ¡tú te quedas! ahora vas a escuchar a alguien.braulio, hazlo pasar. braulio: sí, señora.constancio: no entiendo nada. ¿qué es lo que está ocurriendoaquí? regina: quiero que escucheslo que este joven tiene que decirte.claudio: yo no soy su hijo, señor, pero, por favor,no me mande a la cárcel. damián: [carraspea]bueno, este es un tema familiar, así que con permiso--regina: así que nada. tú te quedas, damián.continúa, claudio. cuéntale a mi hijopor qué te prestaste a esa farsa.claudia: es que-- bueno, él-- él me ofrecióhacer este negocio. él me pidió que me hiciera pasarpor nieto de la señora regina para sacarle dinero.milagros: ¿sabes qué? hugo: ¿qué?milagros: pues, que mejor, no. la neta, no me animo a mostrarmecomo diosito me trajo al mundo. sí me late ayudarte,pero pues, no así. hugo: ay, ya, mili,tranquila, no va a pasar nada. de hecho, por hoyno es necesario que te quites la bata,para que así adquieras confianza y seguridad.ya verás que no es tan difícil. es un trabajo limpioy artístico sin nada de morbo. milagros: pues, tú dirás misa,pero pues, si quieres, nada más así.hugo: bueno, ¿lo intentamos? ven.tranquila, no te pongas dura. vente.recuéstate en la cama. milagros: ay...hugo: así, aquí. milagros: ay...hugo: no, espérate. recostadita en la almohada.el chiste es que te veas cómoda. qué bonitos pies.pon tu bracito aquí atrás. recargadita, así tranquila,no pasa nada. [chista]así, cómoda, tranquila.eres una mujer muy hermosa, mili.alejandro: ¿qué--qué hacen? [música]hugo: ¿qué no te enseñaron a tocar la puertaantes de entrar? ¿se te ofrece algo?alejandro: no, ya no. lamento interrumpirlos.milagros: no, espérate, alejandro, yo te puedo explicar.alejandro: no hace falta, milagros, tengo ojos.regina: y como pago por encontrarme a mi nieto,me exigió a cambio mis acciones de la empresa.eso es lo que pretendía este infeliz con esta farsa.pero lo que más me duele es que haya jugadocon mis sentimientos. con la única esperanzaque me mantiene viva. eres el peor ser humanodel mundo por jugar con mis sentimientos.con algo que para mí es sagrado. y tú--claudia: yo, la neta, pues, lo siento mucho.luciana: usted se larga inmediatamenteo llamamos a la policía. claudia: lo siento, doña.regina: supongo que vas a tomarcartas en el asunto, constancio.exijo que saques a damián de esta empresay de nuestra casa inmediatamente.luciana: con mi hermano no se meta, señora.regina: ¿vas a defenderlo después de todo esto?¿o estabas de acuerdo con él en esta trama?no lo dudaría de ti. damián: no, mi hermanano sabía nada. y le recuerdoque el 20 por ciento de todo esto es mío.no pueden deshacerse de mí así como así.constancio: ya lo veremos, damián, ya lo veremos.luciana: damián--damián, espera. regina: estaba tan ilusionada.y ahora tengo el corazón hecho pedazos.voy a morirme sin conocer a mi nieto.constancio: no, no, mamá, no digas eso.no hables de la muerte. no, tú vas a conocer a tu nieto,te lo prometo. regina: ¿sí?milagros: alejandro-- alejandro: ¿qué?¿vienes a reclamarme por haberlos interrumpido?perdóname, milagros, te juro que no se vuelve a repetir.milagros: por favor, no es lo que tú piensas.mira, resulta que él me pidió-- alejandro: resultaque la sirvienta estaba acalorada y se fuea acostar a la cama del joven que la podía refrescar.milagros: no, alejandro, no. alejandro: mi madre tenía razón.las sirvientas son unas ligeras de cascos.milagros: ¡no digas eso! alejandro: ¡sí lo digo!porque tú eres la más ligera de todas.milagros: [solloza] alejandro: no sabescómo me gustaría que de verdad fueras carlitospara poder romperte la cara. cómo se habrán reído de mí, ¿no?milagros: ¿la neta piensas que yo--?alejandro: ya deja de fingir, milagros.los acabo de encontrar juntos a ti y al hipócrita de mi primo.y de qué manera. ¿cómo pretendes hacerme creerque estoy confundido, que lo que vi no es verdad?¿en serio me crees tan estúpido? milagros: no, estúpido, no,pero ciego, sí. ¡y bien sordo![solloza]alejandro: no te la mereces.[solloza] regina: ¿por qué me aseguraseso, hijo? ¿por qué me prometesque voy a conocer a mi nieto antes de morir?¿vas a ayudarme a buscarlo? te agradezcotus buenas intenciones, constancio,pero sabes al igual que yo que eso es imposible.no, hijo, no, es mejor asumir la realidad.es mejor aceptar que ya no hay ninguna esperanza.constancio: ay, mamá, si tú supieras la verdad.ay, dios mío. si tú supierasque milagros es tu nieta... pero no puedo.no, no-- no puedo decírtelo.no puedo decírtelo. [música]hugo: es increíble. qué mente tan suciatiene alejandro. ¿cómo pudo pensar siquieraque nosotros--? mili, voy a hablar con él.yo no puedo permitir que él dude de tidespués de lo mucho que, según él, te ama.milagros: no, no, déjalo. si no me creyó a mí,a ti menos con la tirria que se tienen.hugo: cuando el amor es verdadero, no hay dudas,mili. eso lo tiene que aprenderalejandro. tú eres tan buena,tan honesta, tan limpia. ¿ahora me entiendescuando te digo que él no te merece?milagros: ya me voy. hugo: no, espérate, mili,no te puedes ir así. tienes que pensaren otras cosas, distraerte. ya sé,ayúdame a terminar el cuadro. milagros: para míya está terminado. ¡nunca voy a volver aquí!hugo: no, pero no me puedes abandonar ahora, mili.no me digas eso. esto nos va a ayudar muchoa los dos, te lo aseguro. milagros: por favor, hugo,ya no me pidas más. te di lo que podía dary me costó muy caro. hugo: no, espérate, mili,espérate. déjame decirte algo, al menos.no olvides que yo te quiero. milagros: yo tambiénte quiero mucho a ti. y siempre te lo he dicho, hugo.con todo y todo, pues eras bien buena onda conmigo.hugo: no, no, no me has entendido.yo te amo, mili.milagros: pues, haces muy mal. muy, muy mal.damián: luciana-- luciana: no pongas esa carade inocente, damián, por favor. sabes perfectamente bienlo que hiciste. damián: pero, hermanita--luciana: ¡ya déjate de excusas! estoy harta de solapartus estupideces. damián: mira, pero es que--luciana: ya sabías tú muy bien que la sola idea de ese bastardome ponía mal. yo te supliquéque no se lo llevaras a regina, pero tú te empeñaste en hacerloa pesar del daño que sabías que me ibas a provocar.armaste ese teatrito para fastidiarme a mí.¿y sabes qué? lo peor es que me traicionaste,damián. sí, traicionaste a tu hermana.damián: bueno, ¡ya basta! luciana: encima te va a enojar.damián: es que no me entiendes, luciana.si lo hice, fue porque estoy desesperado,lleno de deudas, y nadie me comprende.luciana, me siento un fracasado. peor que una basura,así me siento, una porquería. yo no sé qué hacer con mi vida.perdóname, perdóname, por favor, pero es que estoy ahogadoen deudas y me siento perdido. estoy perdidosin saber qué hacer. por eso inventé lo del nieto.pero nunca lo hice para hacerte daño, de verdad.esa no era mi intención. créemelo, por favor, hermanita.por favor, créemelo. eso no, por favor, no, no.luciana: ay, damián. ya, ya tranquilízate.pero no tenías que recurrir a eso.tú sabes que siempre puedes contar conmigo.a ver, ¿cuánto dinero necesitas ahora?¿cuánto dinero es?alejandro: soy un tarado. un reverendo tarado.valeria: alejandro, ¿qué haces tomando tan temprano?alejandro: ¿y a ti qué te importa?valeria: qué carácter, ¿eh? ven, vamos al estudio.braulio: pero, señora, ¿cómo que no quiere ira la casa? regina: no, braulio, no.tengo que ir a otro lugar. luciana: ¿usted sola, regina?¿dónde tiene que ir? regina: no tengo por quédarle cuentas a nadie, y mucho menos a ti.luciana: pero ¿por qué tanto misterio?por lo menos deje que braulio la lleve.regina, no es bueno que ande usted sola a su edad por ahí.regina: regresa tú solo a la casa.yo voy a tomar un taxi. luciana: pero, regina, yo--¿adónde va? braulio: francamente, no lo sé.luciana: ¿no le llama a usted la atenciónque se vaya sola, braulio? braulio: bueno sí, pero--pero ella manda y yo obedezco. con permiso, señora.luciana: algo esconde mi suegra. pero ¿qué será?alejandro: miren quién baja, la reina de la mentira.me imagino cómo te habrás reído de mí.milagros: no, espérate-- alejandro: ¿que espere qué,doña mentiras? ¿escuchaste lo que dije?tu nombre: doña mentiras. de ahora en adelante,así te voy a llamar: doña mentiras.milagros: alejandro-- alejandro: tu nombreva a ser doña mentiras. milagros: por favor, alejandro--alejandro: ¡por favor, nada! no trates de justificarte.ya te puedes reír ahora todo lo que quieras.milagros: tenemos que hablar. alejandro: tú y yono tenemos nada de qué hablar. si nos la pasamos hablando.lo que pasa es que yo soy muy caballero.cena en restaurante romántico, regalitos...y resulta que tú y mi primo-- sí, eso fue lo que me faltó.me tenía que haber visto más atrevido, más--milagros: no, alejandro, no sigas.si sigues, vas a decir cosas bien gachasy no te lo voy a perdonar nunca. alejandra: ¿tú perdonarme a mí?pero ¿qué pasa? ¿qué nos hemos vuelto locostodos? milagros: no, todos, no.¡tú--tú estás loco! ¡solo tú![música][música]

Cargando Playlist...