null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 25

6 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... constancio: hay que internarla.hay que internarla hasta que supere esta crisis.alejandro: ahorita vengo, voy a verla.valeria: te acompaño. braulio: aquí está el padre.manuel: buenas noches. constancio: padre.qué gusto, qué gusto saludarlo, por favor venga conmigo,acompáñeme al estudio si es tan amable.con permiso. valeria: mamá, sabes que estono te hace bien. suéltalo.luciana: valeria, ¿qué haces? alejandro: mamá, tenemosque hablar. luciana: ¿para qué?ya sé lo que me van a decir, ¿para qué quieren hablarconmigo? alejandro: mami, te estásdestruyendo otra vez. ibas tan bien.valeria: ¿por qué, mamá, por qué de nuevo?luciana: me siento tan infeliz. tan vacía.y no puedo escapar. ya no me puedo ir, ya no,ya nadie me espera. alejandro: mami, vas a saliradelante, no te vamos a dejar sola en esto.pero tú también tienes que poner un poquitode tu parte. luciana: andrea te engaña,andrea te engaña. alejandro: no te preocupes.luciana: ¿cómo no me voy a preocupar, mi amor?eres mi hijo y a mí no me gusta que te engañen.alejandro: shh, tranquila, mami, andrea no me traiciona.luciana: sí, sí, te engaña. y te engaña con tu propio padre,yo los vi besándose, los vi con estos ojos,me tienes que creer, yo los vi, entiéndeme.valeria: está bien, está bien, los viste, no dudamos de ti.pero ahora descansa. necesitas dormir--luciana: no, es que yo no me quiero dormir,quiero que me escuchen. tienen que saber que su padrees un monstruo. yo tenía que haberme quedado--tenía que haberme quedado en parís contigo, tú vienesde parís. desde que eras muy chiquito--alejandro: sí, mami. todos los niños vienen de parís.descansa. luciana: no me den por loca,por favor. no ustedes.no mis hijos. alejandro: ma, sí, mami,trata de dormir, por favor. hazlo por nosotros, ¿sí?por favor. descansa.constancio: ¿qué es esto? manuel: el cheque que ustedle dio a la madre superiora. se lo manda de vuelta.constancio: no, no, no, padre, no, por favor, no puedoaceptarlo, no. que milagros haya regresadoa esta casa, eso no tiene nada que ver.ustedes--ustedes la cuidaron durante toda su infancia.y yo sé que ese dinero lo necesita en el conventopara todos los niños. por favor.manuel: agradezco infinitamente su generosidad, don constancio.constancio: y, padre, dígame, ¿la madre superiora le dioa mi--a esa muchacha la fotografía de su madreque yo le dejé? manuel: oh, sí, sí, sí,no sabe lo emocionada que se puso.hasta la dejó en el altar de la iglesia, bueno,también vine a entregársela a mili.ya. ahí está, es una--constancio: ya la conoció. tal vez sea mejor que pienseque perdió la fotografía y que no la vuelva a teneren sus manos. miguel: pero, señor belmonte,es la mamá de mili. ella merece tener ese recuerdo.constancio: padre, entiendo, pero lo pensé mejor y...no puedo arriesgarme a que le muestre esa fotografíaa mi madre o a braulio. perdón, padre, lo siento,pero esa muchacha no puede tenerlo.miguel: escuche, don constancio, milagros es su hija y le ruegoa dios que lo ilumine y lo ayude a enfrentarla.y confesarlo. hágalo, señor belmonte,dígale a milagros que es su hija, ¿sí?dígaselo. constancio: padre, olvidemoseste asunto y por favor mejor hágame un favor,acompáñeme, acompáñeme, ¿sabe? mi mujer está muy delicada.le vendría tan bien hablar con un sacerdote,no sabe lo que-- >> tenemos que ponerle un altoa todo esto. no puedes seguir torturándotede esta manera. hugo: ah, ¿no?y según tú, ¿qué es lo que tengo que hacer?¿brincar de felicidad o qué? >> no, yo no digo eso.hugo: antes de ese accidente, yo tenía mi vida resuelta, papá.tenía a mi madre. tenía a carmen.y tú sabes que la amaba más que a mí mismo.quería casarme con ella y formar una familia.tenía tantos sueños, papá, y todo se terminó así,en un maldito minuto me cambió la vida por completo.lo único que me quedó de carmen fue su recuerdo.y ya ni siquiera eso, alejandro intentaba quitármela.porque ese infeliz no se cansa de tratar de arrebatarmetodo lo que es mío. >> hijo, necesitas olvidar.hugo: no, papá, nunca. te juro que alejandro vaa pagarme todo lo que me ha hecho, lágrima por lágrima,dolor por dolor. si querías darme un motivopara salir de mi encierro y vivir, gracias, papá,ya lo tengo. >> veo que fue peor el remedioque la enfermedad. te mentí.hugo: ¿cómo que me mentiste? >> sí, te mentí.durante casi dos años tú me hiciste sufrir.pues muy bien, esa fue mi revancha por tus mentiras,por haberme engañado desde una silla de ruedasque no necesitabas. hugo: ¿me mentiste?>> y tú también, pero mi mentira duró poco, muy poco.en cambio la tuya-- hugo: lárgate.>> hijo, no pode-- hugo: ¡lárgate!constancio: no haga mucho caso de lo que le diga, padre.tiene la mente en otro lado. pero rece con ella.yo sé que acercándose a dios ella va a encontrar un pocode consuelo. manuel: por supuesto.constancio: por favor, luciana, no le hagas ninguna groceríaal padre. con permiso, padre.luciana: yo no estoy loca, padre manuel.a pesar de lo que le diga mi marido, a pesarde lo que piensen mis hijos, yo sé que no he perdidola cabeza. manuel: no es necesarioque me dé explicaciones. recemos juntos.luciana: ¿para qué? ¿para encontrar el consueloy esa paz que usted también contribuyó a robarme?sí, no me mire así. usted no cumplió con su palabra,usted me prometió que nunca le iba a decir a constancioque sabía del paradero de ese bastardo que tuvo.estoy enterada, estoy muy enteradaporque escuché a mi marido decir que había encontradoa su hijo. y yo quiero que--no, no quieronada, le exijo, le exijo que me diga en este momentode quién se trata, quién es ese bastardo.[música]úsica] lina: te digo que me leyeronla mano, mili. el domingo deberías ir conmigopara que también te la lean a ti.a lo mejor y te dicen dónde encontrar a tu papá.milagros: oye, oye, deja ahí, no abras.lina: oh, pues me dio curiosidad.ya ves que en la tele luego guardan en los cajonespistolas y esas cosas, y pues como yo nunca he vistouna...¿quién será ella? milagros: [resuella]es--es mi jefecita. lina: ¿tu mamá?ay, estaba bien bonita. milagros: sí, sí, sí,pero ¿por qué don constancio tiene aquí guardada su foto?lina: ¿no será que el patrón es tu papá?milagros: [resuella] [llaman a la puerta]alejandro: adelante. >> alejandro, ¿podemos hablar?alejandro: sí, claro, tío. oye, ¿sabes qué le pasaa mi primo? >> alejandro, yo siemprecallé para no lastimar más a hugo, pero...además después del accidente ya no tenía sentido hablar,ya era tarde. mi hijo estaba quebrado,lleno de dolor, yo... alejandro: tío, no entiendodónde quieres llegar. >> te vi con carmen, alejandro.te vi con la novia de mi hijo esa tarde en el jardín,besándola. ¿lo vas a negar?se lo conté a hugo. me di cuenta que no debíhacerlo, pero no te preocupes. ya vengo de hablar con ély le dije que le mentí. aunque tú y yo sabemos que esverdad. milagros: ¿qué hace ustedcon la fotografía de mi jefecita escondida en su escritoriocon llave? constancio: no, no, un momento,señoritas, son ustedes las que me tienen que daruna explicación. ¿qué hacen sacando cosasde mi escritorio? milagros: acá la tiene, ¿qué?¿qué usted la conoció? ¿conoció a mi jefecita?lina: ay, perdón, señor, fui yo. es que vi la llave y puesabrí el cajón por pura curiosidad.milagros: espérate, aguanta, aguanta, lina.¿qué no me va a responder, señor?constancio: esta es mi casa. ese es mi escritorio,yo no tengo por qué responder nada.milagros: esta es mi jefecita, ¿qué hace usted con la fotode mi jefecita? ¿no será cierto lo que dijolina? ¿usted es...?constancio: esa foto es la que te mostró la madresuperiora, ¿no es así? milagros: ¿y usted cómo lo sabe?es que no me cae el 20. ¿por qué la tiene usted?¿por qué la esconde con llave? constancio: yo no estoyescondiendo nada. el padre manuel la trajopara mostrármela, él fue el que me dijo lo de la madresuperiora. el padre la olvidó aquíporque le--le pedí que subiera a ver a mi esposa y...y yo la guardé para entregársela después.eso es todo, ¿satisfecha? milagros: ¿y el padre?pues, ¿para qué le enseñó la foto de mi jefecita?constancio: bueno, para que el...yo--yo le pedí que me la mostraraporque quería saber más de ti. milagros: ¿neta?¿usted se interesó por mí? constancio: bueno, sí,¿por qué no? milagros: ¿viste, manita?gracias. constancio: ¿por quéme lo agradeces? milagros: pues por eso.porque se haya interesado en mí. luciana: ¿qué pasa?¿me va a decir de una vez por todas quién es ese bastardoque tuvo mi marido? manuel: cálmate, hija.yo no puedo revelarte la identidad de ese hijo.luciana: ¿por qué no? yo también tengo derechoa saberlo, padre. yo tengo que impedirque constancio lo traiga a esta casa, está en juegola tranquilidad de mi familia, ¿no se puede dar cuenta de eso?manuel: no se preocupe por eso, señora.su marido no piensa decirle la verdad a ese muchacho.es más, me temo y lo lamento que no se lo dirá nunca.por ese lado puede usted estar tranquila.luciana: la tranquilidad es algo que me robaron.yo me siento perdida. yo tengo que lucharpor mis hijos, por lo que les corresponde.yo no me sacrifiqué para que al final aparezcael hijo de una sirvienta y tenga que compartir con eselo que por derecho nos pertenece.manuel: ese hijo también tiene derecho a disfrutarlo que le corresponde. lo que le privarondurante tantos años, ¿no le parece?luciana: ya veo que estoy hablando con la personaequivocada. ustedes, los sacerdotes,con su espíritu caritativo no pueden ver la realidadde las cosas. manuel: la mejor manerade luchar por sus hijos es estando sobria.no así. lo único que hace es atormentara su familia. si de verdad quiere hacer algopor ellos y por su vida, aléjese del alcohol.alejandro: tío, es verdad.carmen y yo estábamos-- >> déjalo así, déjalo así,ya le dije a mi hijo que fue una mentira.alejandro: no, tío, es que no fue así, te lo juro.>> fue lo que yo vi. alejandro, no me tratesde ciego, mucho menos de loco. yo te encontré con la noviade hugo. alejandro: sí, me vistecon carmen, pero--pero ¿qué fue exactamente lo que viste?¿qué pasa, tío? ¿qué tanto piensas?>> me acordaba de ese día. alejandro: tenemos que hablar,déjame explicarte. >> no, no, no, alejandro.la única explicación es que eres un traidor.alejandro: tío, por favor, no entiendes, déjameque te explique. >> ya, ya, ya, ya cállate,ya cállate. ¿es que no te das cuenta,alejandro? por no lastimar a mi hijo,todo terminó en ese fatal accidente.es cierto, es cierto que bebí más de la cuenta en esa fiesta,pero lo hice para olvidar esa imagen.para borrarte a ti besando a carmen.alejandro: tío, escúchame, por favor-->> yo no tengo nada que escuchar, nada.lina: era bien bonita. milagros: sí.lina: te pareces mucho a ella, ¿sabes?milagros: no. ¿qué me voy a parecer?lina: en serio. tienes sus mismos ojotes,míralos. milagros: sí.la misma tristeza de sus ojos. lina: yo no dije eso.milagros: ¿sabes una cosa, manita?cuando vi la foto por primera vez, como...como que me dio algo aquí en el pecho, era--eracomo si sintiera el dolor que ella sintió.lina: pero eso no puede ser. milagros: pero pues yo lo sentí,sentí cuánto sufrió ella. en todo el tiempo que ellaestuvo en el convento, no dijo ni una sola palabra.esperó a que yo naciera para morirse.lina: sí, ya me contaste. ¿y eso te hace sentir culpable?milagros: no. si ella tenía decidido morirse.esperó a que yo naciera, ¿agarras la onda?ella vivió este tiempo por mí. vivió ese tiempo solo por mí.y murió por culpa de mi jefe. lina: ya olvídate de eso, mili.milagros: por culpa de mi papá, lina.ella vivió por mí, murió por mi papá y no me pidasque me olvide de eso. [música][música] andrea: necesito hablarcontigo, madrina. regina: ¿qué pasa, andrea?¿ya estás mejor, hija? andrea: sí, madrina,mucho mejor, gracias. regina: no vuelvas a haceresa tontería. ningún hombre vale la penacomo para cometer esa barbaridad.la vida es única, andrea. si no es uno, pues será otro,pero la vida no tiene esa alternativa.andrea: no te preocupes. fue un momento de estupidez.no se va a repetir. pero no es de esode lo que quiero hablar contigo, madrina.regina: ¿entonces? ¿de qué?andrea: madrina, cuando yo llegué a vivir aquí, escuchéque alejandro y valeria le reclamaban a sus papásno saber de la existencia de otro hijo.constancio y luciana lo negaron y--y yo no supe más del asunto.regina: bueno, ¿y qué te preocupa?andrea: al principio no le di importancia, pero después no sé.creo que tú eres la única que me puede aclarar esa duda,madrina. regina: vaya, por lo que veoy a pesar de lo mucho que el tema le incomodaa luciana, ya lo sabe todo el mundo.bueno, pues sí. sí, andrea.tengo otro nieto aparte de alejandro y de valeria.andrea: ¿era mayor que alejandro?regina: ay, por favor, no digas era.mi nieto vive. y no, no es mayor que alejandro.andrea: entonces no, no entiendo.¿constancio le fue infiel a luciana?andrea: digamos que... mi hijo fue infiela sí mismo. constancio: hoy pienso internara su madre. tenemos que ponerle frenoa esto. luciana: no se preocupen.no será necesario. la plática que tuvecon el padre manuel me ayudó bastante.constancio: ¿cómo? luciana: sí, no he tomadouna sola gota desde entonces. voy a intentar que estono vuelva a suceder. constancio: luciana,¿cuántas veces nos has prometido lo mismo?si no te internamos ahora, recuerda que las recaídasson peores. luciana: si llego a recaer,que no lo tengo contemplado, les doy mi palabra que yo mismame interno. alejandro: qué buena decisión,ma. valeria: y sabes que cuentascon todo nuestro apoyo, mami. luciana: gracias, hijos, lo sé.bueno, ¿y andrea no baja a desayunar con nosotros?valeria: creo que está platicando con la abuela.luciana: qué cara, hermanito, ¿todo bien?hugo: buenos días. braulio: ¿qué va a querer,joven? hugo: solo fruta, braulio,gracias. braulio: muy bien.valeria: qué bueno que bajas a desayunar con nosotros, primo.creo que desde nuestra primera comunión no lo hacías.hugo: papá, sobre lo que me dijiste anocheno te creo nada, ¿eh? absolutamente nada.y tú, primo, ¿por qué no le cuentasa la familia? alejandro: ¿qué?¿que te disfrazabas de vagabundo para salir de la casacuando todos creíamos que no caminabas?hugo: iba al cementerio a visitar a carmen y a mi mamá.oye, ¿tú no has ido a visitar la tumba de carmen últimamente?>> así que tú eras el vago que rondaba por ahí.constancio: un momento, un momento, ¿qué está pasandoaquí? hugo: por cierto, tía,me enteré que estabas un poco delicada.luciana: algunos en esta casa piensan que estoy loca, sobrino.pero yo sé que no. estoy mejor,gracias por preocuparte. hugo: ¿y cómo vascon tu nueva conquista, papá? valeria: ay, sí es cierto, tío,¿por qué no ha venido roxana? >> eso ya es historia.valeria: ay, ¿cómo? tan bonita pareja que hacían.constancio: ¿te diste cuenta que no tenía dinero, cuñado?¿o sí tenía y se cansó de darte? >> no, cuñado, no.ya sabes que a mí me gustan más jovencitas.regina: siempre busqué a mi nieto.ese muchachito debe andar por algún lado, pero yo jamáshe perdido la esperanza de encontrarlo.andrea: ¿y hay alguna pista para dar con él?regina: no. por desgracia no.en realidad lo único que llevaba su madre erauna cadena con una medallita de la virgen de la soledad.como esta, que siempre está cerca de mí.pero más pequeña, claro. es probable que mi nieto la use.andrea: pues eso es algo que no se puede saber.además debe haber muchas medallas así.regina: bueno, sí, eso sí es cierto.pero esa era inconfundible. porque en la parte de atrástiene grabada tres iniciales. cbl.constancio belmonte lascurain. mi hijo la usó de chicoy yo se la regalé a rosario. andrea: ¿rosario?regina: sí, rosario. pobrecita, tuvo que sentirque el mundo se le venía encima para atreverse a escapar.andrea, andrea, por favor, esto no lo repitas.alejandro se enteró hace muy poco de la existenciade su hermana, pero a luciana-- a luciana le hace mucho malhablar de esto. andrea: no te preocupes,madrina. no pienso comentarlo con nadie.[música][música] alejandro: mili.¿por qué te asustas si soy yo? milagro: [resuella]¿en serio? ay, ni te creo, ¿eh?alejandro: ¿y ahora? milagros: sí, me cae que sí erestú. algunas veces corto floresdel jardín para la doñita. y ahora también para ti,¿te gusta? alejandro: me encanta.¿pensaste en mí tan temprano? milagros: ¿tú qué crees?alejandro: yo también estaba pensando en ti.milagros: ¿tan temprano? alejandro: y tan tarde también.anoche me dormí pensando en ti.luciana: ni lo sueñes, constancio.yo no pienso ir a esa cena para seguirte el jueguito de serla esposa del candidato. no, no, yo no tengo ánimosde poner mi sonrisa de plástico para lucir en esas ocasiones.constancio: escúchame bien, luciana.te dije que vamos a ir. no voy a permitirque me arruines el pastel. yo voy a ser diputado.sea como sea. luciana: por mí puedes serel presidente. constancio: óyeme bienlo que te voy a decir. tengo dos caminos.dar la imagen de un marido feliz con una esposa también feliz,o dar la imagen de un marido angustiado por la saludde su esposa enferma. luciana: yo no estoy enferma.constancio: ¿quieres estarlo más prontode lo que te imaginas? enfréntame,enfréntame y vas a terminar internada por años.yo también puedo ser un viudo que despiertecompasión. eso.muy bien. ojos de pánico.me alegra que te asustes. eso quiere decirque me estás entendiendo. esta nochevas a acompañarme a la cena, por supuesto.vas a estar elegante. y sobria.luciana: ¿qué vas a hacer? constancio: aunque hayas dichoen el desayuno que ni una gota más de alcohol,no es malo deshacerse de la botella.hoy es un día de agua mineral.milagros: ¿no te había dicho? hoy empiezo a arrancarcon mi nuevo negocio. alejandro: ¿nuevo negocio?milagros: sí, mi negocio de tortas, vas a ver lo chidoque me va a ir. me voy a hinchar de lana.alejandro: ¿y como para qué te quieres tú hinchar de lana?milagros: hice una promesa, voy a contratar un montónde detectives para encontrar a mi jefe.alejandro: me parece muy bien que trates de recuperara tu papá. milagros: ¿recuperar?¿estás "órate"? "nel", yo no quiero recuperarnada. nada más quiero verlo caraa cara para escupirlo. lo voy a hacer pagarlo que le hizo a mi jefecita, pero un chorro de veces más.alejandro: no, mili, tú no. esos sentimientos no sonpara ti. andrea: hola.¿tú qué haces aquí? milagros: y si quiereque me largue de aquí, pues no me ande con indirectas.ni me ande diciendo que le limpio mal su cuarto.pues vete. andrea: ¿por qué permitesque esa infeliz te hable así? ¿qué pasa contigo, alejandro?alejandro: no le hagas caso, mi abuela tiene la culpapor protegerla tanto. andrea: ¿hasta dónde llegastecon ella? porque solo así se explicaque sea tan igualada con ti. alejandro: ay, andrea,por favor. andrea: claro, a ellale soportas todo y yo no puedo preguntarte nada.me hace sentir... tan impotente.tan triste. siento que estoy perdiendoterreno contigo y no sé contra quién estoy luchando.me estoy cansando. ya no tengo ganas de nada.alejandro: no digas eso, andrea, creo que estás exagerandolas cosas. tienes que ver la vidade otra forma. andrea: y que por fin habíaencontrado el hombre de mi vida, el hombrecon el que iba a formar mi familia, mi futuro.pero ahora ya no estoy segura de nada.[música][música] claudio: ay, perdón.constancio: oiga, oiga. pero ¿qué le pasa?claudio: perdón, perdón, señor. es que--es que vengopor una chamba. y me apura que se la vayana dar a otro. constancio: ¿aquí?claudio: sí, sí, aquí, como mensajero.ya yo vine antes, ¿eh? pero me dijo la "secre"que no estaba el patrón y que volviera luego,y aquí estoy. constancio: es cierto,es cierto, necesitamos un mensajero acá.claudio: ¿y usted trabaja aquí? constancio: yo soy el dueño.claudio: híjole. no, pues...pues deme la chamba, ¿no? no sea mala onda,es que la necesito mucho, de veras.constancio: ¿traes papeles, identificación?claudio: sí, aquí están. constancio: a ver.claudio: con copias y todo, ¿eh? ese soy yo, claudio benítez.su nuevo mensajero, ¿sí? ¿sí, sí?constancio: está bien, tienes el trabajo.vas a empezar ahora mismo, ¿eh? mira, vete aquí al centrocomercial de aquí adelante y me vas a recoger en la tiendade discos estas películas que encargué.toma, esto es para tu transporte.cuando regreses, te voy a mandar con la gentede personal. claudio: muchas gracias, don.constancio: licenciado belmonte. claudio: órale, ahí le dejomis papeles, ¿eh? voy y vengo de volada.y muchas gracias, don, ¿eh? muchas gracias, ¿eh?de veras. constancio: [ríe]luciana: andrea, tenemos que hablar.andrea: lo sé. vamos a la sala de juntas.luciana: pasa. siéntate.andrea: no debiste salir de la casa.luciana: ¿por qué? ¿tú también me vas a tratarcomo si estuviera loca? andrea: no, discúlpame.luciana: mira, andrea, estamos solas, no finjas,¿quieres? así que ya, quita esa caritade mustia. y no me vengascon que constancio te besó a la fuerza.eres perversa. la amante del padre y noviadel hijo. andrea: ay, por favor, luciana,no pensarás que constancio y yo--luciana: no estoy loca, andrea. ni tampoco soy estúpida.vi lo que vi. andrea: mira, no te voya negar que tu marido-- luciana: ya deja eso, ¿quieres?estuve pensando en enfrentar a alejandro, estuve pensandoen contarle lo que vi. mil veces si es necesariohasta que me crea. pero no, contigo ese no esel camino. andrea: ¿el camino?luciana: tú eres una mujer muy ambiciosa, andrea.así que te voy a proponer algo que estoy segura que te vaa interesar. y mucho.andrea: luciana-- luciana: en serio, en serio,no me interrumpas. te va a interesar.¿me vas a escuchar? andrea: dime.luciana: ¿cuánto dinero quieres para desaparecer de la vidade mi hijo para siempre?alejandro: esa fue grandiosa, bobby.¿por qué no me la habías contado, animal?bobby: no, no, grandiosa la amiga de tu hermana, hijo.las bromitas que se gasta valeria.alejandro: pero no me vas a negar que te pasaste un finde año inolvidable. bobby: sí, no tienes ni idea,¿eh? no sé qué olía más feo,si ella o la comida, era así como harto condimentoen las dos, ¿ya sabes? alejandro: ay, ay,mi hermanita valeria. y tú tan clavado con ella,bobby. bobby: ale, ya no tengo ni ideaqué hacer para que me haga caso. alejandro: deja de andar jugandoal enamorado secreto y todas esas tonterías y sé directo,guey, dile que la amas, punto. bobby: [ríe]así de directo como tú para terminar con andrea, ¿no?perdón, perdón, perdón. alejandro: esa es otra cosa,bobby. bobby: perdón.andrea: creo que constancio no está equivocadocon respecto a ti, luciana. te has vuelto loca,¿cómo te atreves a proponerme algo así?luciana: ¡no seas hipócrita! claramente yo escuchécuando mi marido te estaba ofreciendo regresarteel departamento, los muebles y el auto si tú volvías con él.no me digas que eso no es venderse, por favor.pues, ¿sabes qué? yo también te estoy comprando.pero aquí hay una enorme diferencia.tú puedes poner el precio. andrea: yo estoy con alejandropor amor. aunque tú no lo creas.y si no, para mí sería muy fácil quedarme con tu maridoy créemelo que le podría sacar mucho más de lo que tú me puedesofrecer, porque lo que yo le puedo dar a constancioni en tus mejores años, luciana. luciana: vaya, vaya.hasta que sacaste las uñas. si no haces lo que yo te digo,andrea, te juro que te voy a desenmascarar delantede todos y a lo mejor las dos salimos perdiendo.yo en un manicomio, pero tú vas a acabaren la calle. andrea: has estado bebiendodemasiado, luciana. y no se puedo confiaren tu juicio. luciana: por mi hijo soy capazde sacar las garras y declararte la guerra.andrea: trato hecho. y si eso era todo,con permiso, tengo mucho trabajo.lina: manita, así nunca nos vamos a hacer millonarias.milagros: ah, no importa. ¿qué no ves con el gustoque se la están comiendo? tienen mucha hambre.alejandro: yo también tengo hambre, ¿no hay una tortapara mí? milagros: [grita]pero tú sí le pagas al precio, no seas gacho.ay, ¿por qué? ay, es mi cuatacha.lina: ay, sí, joven. ay, digo, patroncito.no se preocupe, yo no sé nadita, de veritas.alejandro: no te preocupes, gracias, lina.ya me dijeron los obreros que eres un ángel.lina: uy, ¿y cómo no? si se las da más baratas,hasta las regala. alejandro: ¿y eso?lina: oiga, joven, ¿y dónde está su amigo, eh?alejandro: por ahí anda. ¿por qué no le llevas una torta?lina: ay, pues claro, estaría rebien, ¿verdad?alejandro: ándale, aplícate. lina: tome una para usted.alejandro: gracias, lina. lina: ahoritita vengo.hola. bobby: hola, lina, ya vique están haciendo negocio. lina: ¿nos comemos la torta?digo, ¿te traigo una torta? está rebuena.ay, se ve que está reteenamorado.bobby: ¿de veras se me nota? lina: pues ya no esperes tantoy pues decláratele. mira.ay, ay, ¿a poco no te gustaría estar así?bobby: ¿cómo no? me encantaría.lina: ay, a mí también. bobby: bueno, lina, gracias.lina: ay, ¿por qué no se me lanza?constancio: no tienes nada que venir a hacer aquí, luciana.lo que debes hacer es prepararte para la cena esta noche.luciana: ¿te da miedo que te encuentre en otrade tus movidas? constancio: al grano,¿a qué viniste? luciana: cuando te encontréaquí, besándote con andrea, sí, aquí mismo, escuchéque estabas hablando de otra cosa con ella.constancio: cuando estoy con ella, me olvido de todo.así que no sé, si quieres recordármelo...luciana: le dijiste que encontraste a tu hijobastardo, ¿es verdad, constancio?¿lo encontraste? dime quién es.claudio: ya llegué, este... ¿dónde está la otra secre?andrea: ¿perdón? claudio: ah, no, es que yo soyclaudio, el nuevo mensajero. traigo estopara el licenciado... ¿cómo me dijo?andrea: belmonte. claudio: ah, ese.andrea: sí, él ya me avisó. claudio: este es mi primerencargo, ¿eh? y casi no me tardé.andrea: ahorita vas a personal para que te elaborentu contrato. oye, qué bonita medallita,¿es la virgen de guadalupe? claudio: no, es otra.pero la verdad no la conozco. mírela.regina: esa era inconfundible. porque en la parte de atrástiene grabada tres iniciales. cbl.constancio belmonte lascurain. mi hijo la usó de chicoy yo se la regalé a rosario. constancio: todo va a serpara valeria y para mi hijo perdido.andrea: pero si ni siquiera sabes quién es.constancio: te equivocas. ya lo encontré.al rato va a llegar un muchacho que se llama claudioque viene por el puesto de mensajero.que elaboren su contrato en personal y que lo atiendanbien, me simpatizó.andrea: ¿eres tú? [música][música] claudio: sí, soy yo,el nuevo mensajero. andrea: no, tú eres el hijode... damián: ¿el hijo de quién,andrea? claudio: soy hijode juan benítez, ¿lo conoce? andrea: no.creo que te confundí. anda, ve a personal,está en el piso de arriba. ya saben lo de tu contrato.claudio: voy volando.damián: ¿qué te pasa, andrea? estás extraña, ¿quién esese muchacho? ¿decías que era el hijode quién? andrea: de constancio.damián: qué tontería. andrea: no, damián.constancio me había dicho que...que había encontrado a su hijo. y es él.estoy segura. constancio: escuchaste bien,luciana. pero entendiste mal.es cierto que le dije a andrea que había encontrado a mi hijobastardo, como tú le llamas. pero se lo dije solopara probar su ambición. ay, mujercita mía,mujercita mía, qué pena. no sabes leer entre líneas.lo hice para dejarle muy en claro que alejandroqueda fuera de mi testamento. luciana: ¡tú no puedes hacerleesa canallada a mi hijo! constancio: pero ¿qué pensabas?¿qué iba a darle algo de lo mío a tu bastardo?no, querida. no entiendo por qué se te llenala boca al llamar así al hijo que tuve fueradel matrimonio cuando tú también lo hiciste.andrea: constancio es muy hábil, damián, encontró a su hijoy lo metió a trabajar en la empresa.todo concuerda. hasta me pidió que lo tratarabien y eso no es muy normal en él.damián: pero ¿cómo puedes estar segura de que ese muchachoes precisamente--? andrea: es que tienela medallita que fue de constancio, la que mi madrinale regaló a la sirvienta esa que embarazó tu cuñado.damián: ¿y cómo sabes que es la misma?andrea: porque tiene las iniciales cbl,de constancio belmonte lascurain, tiene que ser él,no hay duda. y constancio lo sabe,te digo que ya me había dicho que lo había encontrado.es que ya lo metió en la empresa, ¿te das cuenta?¿cuánto crees que falte para que lo meta en la casa?damián: andrea, vete olvidando de que alejandro herede algode su padre o de su abuela. supongo que constanciono va a tardar mucho en decirle que apareció su nieto.andrea: tenemos que hacer algo, damián.no lo podemos permitir. damián: déjame hablarcon mi cuñado a ver qué... averiguar qué planes tienecon ese muchacho, ¿no? a él no le conviene hacerlopúblico. eso yo lo tengo muy claro.lina: manita, este negocio de plano no resultó.ni siquiera sacamos lo que invertimos.milagros: ya, ya, lina, no fastidies.pues ni modo, no siempre se gana, además acuérdatede las caras de esos tipos cuando se estaban echandosus tortitas. ay, es otro tipo de ganancia,¿a poco no? alejandro: pues nosotrosya terminamos, ¿nos vamos? bobby: oigan, todos los obrerosestán muy agradecidos con ustedes, qué buen detalleque hayan sacrificado sus ganancias para darlesde comer. lina: ¿ya ves?es lo que le decía a la mili, que no hay mejor gananciaque sacarle una sonrisa a la gente, ¿verdad, manita?milagros: bueno, sí, pero a ver si ustedes tambiénle sacan una sonrisa a los obreros y le subenlos sueldos, o les ponen un comedor, pobrecitos,¿trabajando con hambre? alejandro: ya veremosqué podemos hacer, ¿no? pero regresamos juntosa la casa, ¿no? milagros: nel, yo creoque mejor cada quien por su lado, no hay formaque nos vean llegar juntos. lina: no le hace, mili.pues que nos dejen unas cuadras antes y ya.tú vas adelante con el joven alejandro y pues el bobby y yoatrás. milagros: sale, sale.pero échame la mano con la charola, no seas gacho.yo la traje con las tortas y hasta se me durmieronlos brazos. alejandro: no necesitaba ustedpedírmelo. milagros: [ríe]damián: oye, ¿contraste un nuevo mensajero, cuñado?constancio: sí. damián: ¿por qué?constancio: ¿cómo que por qué? damián: digo, lo contratasteasí como así. constancio: me cayó bien,¿algún problema? damián: ¿y cómo diste con él?constancio: yo no di con él. pusimos un anuncioen el periódico solicitando un mensajero, él llegó solo,¿cuál es tu problema, damián? damián: se me hace raro.constancio: pero ¿de qué demonios hablas?¿raro por qué? damián: es que no entiendo,cuñado. constancio: me abordóesta mañana, me dijo que necesitaba el trabajo,me cayó bien no sé por qué y le dije que el puestoera suyo, eso fue todo. pero me da igual.si quieres, córrelo y consíguete otro.pero no me quites el tiempo, por favor.damián: así que no lo sabes. constancio: ¿que no sé qué?

Cargando Playlist...