null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 22

2 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... milagros: ¿por qué te molestóque abrazara a tu papá, eh? y que te dijeraque hugo fuera mi novio. alejandro: porque me dieroncelos. milagros: ¿celos?alejandro: sí. yo también te amo, mili.milagros: no te duermas, no te duermas,hay algo que no entiendo. ¿por qué te comprometistecon la greñuda esa? ¿por celos?alejandro: no, es que pensé que tú estabas jugando conmigo,y que todo lo que me habías dicho era mentira.milagros: el león cree que todos son de su condición.alejandro: no, no, yo no te mentí, mili.cuando te pedí que fueras mi novia lo dije en serio.milagros: tan en serio que te casas con otra.alejandro: ¿qué decías? milagros: no, no, nada.que mejor ya no hables tanto que necesitas dormir.alejandro: ¿por qué no te acuestas aquí a mi lado?milagros: ¿qué me recueste? a ti te agujerean la panza,pero la cabeza no se te enfría, ¿verdad?alejandro: ándale, acuéstate aquí tantito.milagros: ni loca. sor cachete me dijoque cuando un tipo le pide a una muchachaque se acueste a su lado es para hacerle la cochinada.así que, pues, pues yo mejor me quedo aquí sentadita, eh.alejandro: ¿sabes una cosa? odio a sor cachetes.milagros: duérmete, yo te cuido. aunque te cases con otra, pues,aquí me quedo, de metiche, de tonta.nomás porque te quiero. >> debemos entregarleesta fotografía a milagros, padre.después de todo fue un buen gestode don constancio de darle un, bueno,a su hija un recuerdo de su madre.hay que llamarla y decirle que venga al convento.manuel: sí, estoy totalmente de acuerdo con usted.solo que recuerde que tenemos que inventar un pretexto,no puede saber cómo la conseguimos, eh.>> de eso me encargo yo. por cierto, ¿cómo le fue anocheen casa del señor belmonte? manuel: muy bien, de maravilla.ya no tenemos de qué preocuparnos más.alejandro no está enamorado de mili gol, quiero decir,de milagros. se casa con otra mujer.>> pero--pero milagros sí está enamoradade este muchacho. manuel: [niega]tampoco. ella anda entusiasmadacon el primo, que por obra y gracia de diosresultó que de pronto caminó como aquel pasaje bíblicode "levántate y anda". y él anduvo caminando-->> ay, no lo entiendo nada, padre.manuel: ¿tiene tiempo? ¿tiene tiempo?ah, bueno, porque el chisme es largo, madre, agárrese.>> a ver, venga. manuel: hace muchos años...alejandro: hola. milagros: hola.alejandro: cuando desperté ya no estabas ahí.milagros: pues, yo aquí chambeo por si no te habías dado cuenta.alejandro: pero hoy no se trabaja, hoy es de a primero.milagros: pues, dile a tu abuela que me mandó por su desayuno.alejandro: y, ¿por qué no hablas con ella?pídele permiso para salir. mili, tenemos que hablar,aclarar las cosas. es importante para mí, mili.milagros: y, ¿qué le digo a la doñita?alejandro: yo qué sé, que tienes que ir al conventoo no sé. milagros: ¿y si llama allá?alejandro: ay. milagros: cuidado.alejandro: pues, no sé, ya veremos.regina: ¿que haga qué? alejandra: que echesa la ordinaria esa que te atiende,la quiero fuera de esta casa. regina: ah, pues, yo no.y te recuerdo que tú eres una huésped recién llegada,mili trabaja para mí. alejandra: pero ¿cómo puedesoportarla? regina: ay, me encanta cómo es.me imagino que no la verás como una competencia para ti.alejandra: [ríe] ¿competencia mía esa chamagosa?por favor, madrina. regina: ah, entonces,¿por qué pretendes que la eche? alejandra: por...por buen gusto, eso. verla me da náuseas.regina: ah, no, no, no, en ese caso si tantote enferma la que puede irse de esta casa eres tú.no, no, no, la salud ante todo. milagros: su desayuno,doñita. regina: gracias.gracias, mili. milagros: oiga, doña,¿verdad que hoy no se trabaja? pues, yo quería pedirle permisode ir al convento. regina: ah, ya sé lo que vasa hacer, a mí no me engañas, mili.milagros: ah, ¿no? regina: no.vas a jugar un partido, ¿verdad? milagros: sí, eso.me voy a echar una cascarita con mis cuates.regina: ah, pues, entonces, no hay problema.milagros: ¿me deja ir? regina: sí, más que eso,te acompaño. damián: andrea,te felicito muchísimo. andrea: ¿por mi compromiso?damián: no, no, por tu negocio. porque no me vas a decirque no lo ves como un negocio. andrea: ay, damián, por favor.damián: no, no, no, si no quiero ofenderte.me gustaría hablar contigo de algo muy importante,pero no aquí. te invito a tomar una copa,¿qué dices?manuel: pues, qué sorpresa más linda, mili gol, eh.milagros: padrecito, ¿cómo está? manuel: bien, mi corazón.encantado de verte. bueno, y ya usted tambiéndoña regina. regina: gracias, gracias.no me quería perder el partido de fútbol.manuel: ah, caray, pues, si hoy no tenemos.milagros: no, no, pero voy a organizara los muchachos para armar uno. ya ve que yo soy en balón,híjole, y se apuesta luego luego.bueno, pero usted lleve a la doña a saludara la madrecita superiora en lo que yo preparola cascarita. manuel: no, no, no,será en otra ocasión, hija, porque la madre superioraquiere hablar contigo, es urgente, mili.milagros: ¿y tengo que ir ahoritita?manuel: sí, ahorita. justamente yo iba a hablartepor teléfono, anda. así es que anda, ve,yo me quedo platicando con doña reginay al ratito te alcanzamos. regina: sí, ve.al fin que el fútbol puede esperar.milagros: pues, ya que, ¿no?damián: sabes, tú y yo tenemos mucho en común.sí, nos encanta el dinero. aunque juro que túme sorprendiste. andrea: ah, ¿sí?damián: sí, sí. pensé que te ibas a quedaren el rubro de amante. manejaste muy bien a mi cuñadoy mucho mejor a mi sobrino, sí. eres hábil.andrea: se agradece el cumplido. damián: lástima de tu elección,podría haber sido yo el candidato, soy viudo.andrea: pero tienes el 20% de la empresa,y casi no tienes poder. damián: y crees que alejandrova a heredar 20% de su abuela y para el futuroel de mi hermana... y el 40 de constancio, ¿no?¿sabes una cosa? no eres nada tonta,pero sí muy, muy mal informada. andrea: ¿de qué hablas?damián: de que alejandro, la realidad, tiene muy poco.andrea: es el primogénito de la familia, damián.valeria nunca se ha interesado en la empresa,y por un muchos problemas que alejandro tenga con su padreva a terminar manejándolo todo. damián: no, en eso te equivocas.alejandro es el primer hijo varón, pero no el único.constancio tuvo otro hijo.hugo: ¿qué haces aquí? alejandro: lo mismo te pregunto.hugo: braulio me dijo que milagros y tu abuelavinieron al convento y quise alcanzarlas, ¿por qué?¿algún problema? alejando: hugo,tú y yo tenemos que hablar. quiero una explicacióny quiero saber por qué me mentiste.>> mili, estuve hablando mucho con el padre manuelacerca de algo. milagros: ¿de qué cosa?>> de algo que nunca te mostré. milagros: no entiendo, pues,¿de qué me habla? >> es lo que tratode explicarte. te decía que hablécon el padre manuel y me aconsejó hacerlo aunque,bueno, yo pensé que te iba a hacer sufrir,pero dice él que igual tienes todo el derecho.milagros: ¿derecho a qué?>> es tu madre. la tenía el...el día que la encontramos en la calle,es lo único que hay de ella. milagros: ¿mamá?¿es mi mamá? >> esta foto la traíaentre sus ropas, como veras está rota,pero es ella. milagros: seguro que arrancóa mi padre. sí, en la otra mitadseguro estaba el desgraciado de mi jefe.pobre mamá. [llaman a la puerta]>> adelante. manuel: permiso, madre,vengo con visitas. regina: buenos días,madre superiora. >> buenos días.regina: mili, ¿te pasa algo? ¿estás bien?¿de quién es esa fotografía? ¿me permites?¿qué pasa, mili? muéstrame la foto.milagros: no, no... regina: pero ¿por qué?milagros: por nada. regina: no entiendo.>> disculpe usted a milagros, doña regina,es que acaba de ver a su madre por primera vez.regina: ¿cómo dice? manuel: eh, déjeme explicarle.sucede que la madre superiora tenía una foto de la mamáde milagros y se la quiso mostrar,pero parece que fue demasiado para ella.regina: pobre mili. de seguro ya no va a quererorganizar esa cascarita. hugo: no tengo nadaque explicarte, alejandro. y no nada más te mentí a ti,les mentía todos. ya ves que sí puedo caminar.alejandro: no, pero si nadie está hablando de ti,estoy hablando de mili. hugo: ah, de milagros.alejandro: sí, de mili. hugo: ¿qué es lo que tengoque explicarte? yo también vivo en esa casa,primo. pues, nada, hubo una fiestay llegué con ella. ¿qué? ¿acaso no tengola libertad de invitar a quien se me pegue la gana?alejandro: no te hagas el que no entiendes, hugo.sabes perfectamente a lo que me refiero.hubo: pues, no, no lo sé. además, ¿qué es lo que te tienetan molesto, eh? ¿que milagrosestuviera conmigo? alejandro: mira,ella podrá acompañarte, pero nunca,nunca va a estar contigo. hugo: ah, ya entiendo.ahora que sabes que puedo caminar me considerasun rival en potencia. ¿eso es lo que te pone tan mal?alejandro: no, imbécil. lo que me pone males que me hayas dicho que tú y ellase pusieron de acuerdo para jugarme una broma,eso es lo que me molesta. me dijiste que ellano sentía nada por mí, y eso era una mentira.yo sé que mili me ama, hugo, y a ti sólo te ve como un amigo,nada más. hugo: ¡te vas a casar con otra,alejandro! ¿qué? ¿piensas tener a las dos?¿o cómo? milagros nunca te va a aceptara menos que termines con andrea y justo anoche le pedistematrimonio. en este momentoyo le puedo ofrecer más que tú a milagros,alejandro. alejandro: ya veremos.oye, ¿te vas? porque si no sabesyo sí tengo una cita con ella. vamos a aclarartodos los malos entendidos. pienso decirle la clasede intrigoso que eres. tú dices si te quedas.andrea: ¿otro hijo? ¿de dónde sacas eso, damián?tú estabas cenando con nosotros cuando valeria y alejandrole reclamaron a su padre ese absurdo.él y luciana lo negaron. damián: mintieron.no supieron cómo enfrentar esa verdad que a los doslos ha ahogado siempre. pero alejandro tiene un hermanobastardo, y basta con que aparezcapara que todos sus planes se vengan abajo.muy pocos saben de ese bochornoso pasadode mi cuñado. la misma regina añora encontrara ese nieto perdido, y te aseguroque si llega a aparecer le va heredar todopara compensarlo. el mismo constancio lo harápor la tremenda culpa que carga. andrea: y,¿alejandro cómo quedaría? damián: ah, tu futuro esposotendría que conformarse con el 20% de lo de luciana,igual al mío. ah, no, no, no,yo creo que tendría que conformarse con el 10porque mi hermana le dejará la mitad a valeria.ahora entiendes por qué te digo que tu negociono es así tan redondo. [música]milagros: perdóname, cuate, pero, pues, hoy te fallé,no te traje el vinito, pero te traje otra cosa.mira, ¿la ves bien? era rete linda.pero, pues, hay cosas que no te entiendo,la dejaste morir. no, no, no te estoy reprochandoque te la llevaras porque, pues, yo sé que tú decidesquién se va y quién se queda. pero el llevártela a ella...no fue muy buena decisión que digamos.¿ya la viste bien en la foto? era re linda, apoco no.yo sé que estaba feliz, mirale los ojos,hasta le bailan. me cae que estaba feliz.entonces, ¿qué le pasó después? ¿tan dura era la de calque le mandaste? alejandro: mili...mili...milagros: bueno, por lo menos de mí no te olvidaste.ay, esta sí es de arena. es re lindo el guapito.bueno, pues, te la encargo tantito, ¿no?pero esta si cuídamela. voy a declarar unas cuantascositas con él y no quiero que ella se entere,todavía no. gracias, mi cuate.alejandro: mili, espera. ¿dónde te habías metido?tengo un buen rato esperándote. milagros: pues--pues,es que yo estaba-- alejandro: bueno, olvídalo,no me importa. vámonos porque si nos ven aquíse nos arma. milagros: oye, oye,pero ¿adónde vamos? alejandro: ¿realmente importaadónde vamos? milagros: nel.ambos: [ríen] alejandro: espérate,acuérdate de mi herida. milagros: uy, pobrecito,a ver. a ver, con cuidadito, vámonos.socorro: ¿trabajando hoy, horacio?pero si es día de descanso. yo hasta penséque había salido, como no se ha aparecidopor la cocina. horacio: tal vez nosotrostenemos días de descanso, pero las plantitas no,hay que cuidarlas todos los días.socorro: bueno, pero ellas entenderán que ustedtiene que distraerse un poco. qué le parece si lo invitoa dar una vuelta por ahí. horacio: no, socorro, gracias.socorro: ¿qué le pasa? ¿ya no soy su socorrito?horacio: no diga eso. lo que pasa es que hoyno creo ser buena compañía. socorro: no, si ya me di cuentaque está medio agrio, ¿qué le pasa?¿ya no me tienen confianza? desde hace días lo veomedio triste, pensativo. ¿no me va a contar?horacio: socorrito, acabo de descubrir que...que tengo una hija. socorro: ¿qué?milagros: ¿qué vamos a hacer aquí, alejandro?alejandro: venimos a jugar tú y yo.milagros: ¿en las gradas? alejandro: sí,vamos a jugar futbolito porque la canchaestá toda mojada. milagros: además, tú ni puedesjugar con el navajazo que te metieron.alejandro: mira, el juego es muy fácilse trata de esto. yo me pongo en la porteríay tú tiras. si metes gol puedes preguntarmelo que quieras y yo te tengo que contestar con la verdad,pero si yo paro el gol, lo mismo,te pregunto y tú tienes que ser honesta conmigo.¿te parece? milagros: ¿estás seguro?mira que yo tiro re duro, eh. alejandro: me arriesgo.milagros: no, mejor yo paro primero.así te voy a dar chance de que tires más cerquita,¿te late? alejandro: va.¿lista? milagros: [asiente]alejandro: ¡gol! [ríe]milagros: te di chance. a ver, la pregunta.alejandro: ¿te gustaría saber qué me dijo hugo de ti?milagros: sí, ¿qué te dijo? alejandro: que tú estabasjugando conmigo, que querías vengartepor aquella vez que creíste que éramos noviosy era una broma. y que ahora me había aceptadonada más para pagarme con la misma moneda.socorro: ¿así que tiene una hija?¿y no lo sabía? horacio: no, no lo sabía.socorro: y, ¿cómo lo supo? horacio: eso es lo de menos,socorrito. lo que pasa es que ahora lo sé--socorro: dígame una cosa, horacio,y si la encuentra, digo, si encuentra a la mamáde su hija, ¿usted volvería con ella?horacio: a la mamá ya la encontré.socorro: ah, o sea, bueno, pues, si ya se volvieron a encontrar,pues, seguramente como que, pues, como que la cosa volvióa empezar, ¿no es así? horacio: no.socorro: ay, qué alivio. horacio: ¿cómo?socorro: digo, digo, qué alivio que hay bastante solpara qué, pues, sus plantitas estén bien contentas.horacio: sí, socorrito. socorro: ay, dios.hugo: ¿por qué tan pensativa? andrea: ay, me espantaste.hugo: ¿qué te pasa? andrea: ay, nada,es que se me hace tan raro verte así.hugo: ¿de pie? ay, ya te irás acostumbrando.andrea: por cierto, en la fiesta no me felicitastepor mi compromiso con alejandro. hugo: ese cierto, qué descortés.déjame felicitarte de una vez porque para como están las cosasyo creo que te quedan pocas horas de compromiso, eh.andrea: ¿de qué estás hablando? hugo: alejandro y milagrosestán juntos en este momento aclarando todo.milagros: mugroso hugo. me cae que no se vale.me lo voy a poner parejo por andar jugando así de chueco.bueno, y a ver, ahora tiro yo. alejandro: viene.milagros: ¿listo? alejandro: listo.milagros: ¡gol! ¿cómo te quedó el ojo, guapito?[ríe] alejandro: a ver,venga tu pregunta. milagros: ¿por qué te metistecon la pelos tiesos el mismo día que me pedisteque fuéramos novios? alejandro: ¿qué?milagros: ay, no te hagas, acuérdate.el día que jugamos fútbol aquí luego me dijiste que me amabas,hasta me llevaste a comer y me compraste un vestido,el más lindo que había tenido. y a la mañana siguienteentro a tu cuarto y sopas, ahí estaba la pelos tiesosmetidota en tu cama, encuerada. me dijo que tú la invitastea pasar la noche contigo. andrea: ¿dónde están?¡dime dónde diablos están! hugo: no sé.milagros fue al convento con doña reginay alejandro estaba ahí afuera esperando.andrea: ¿dónde queda? ¡llévame ahora mismo!hugo: cálmate, no te puedes exponeren este momento. tienes que pensar muy bienlo que vas a hacer. andrea: lo que vamos a hacerporque los dos estamos metidos en esto.hugo: no, no, no, ninguno debe saber que tú y yohemos hablado. nos conviene que no lo sepan,porque sólo así, tú y yo vamos a poderseguirnos ayudando. andrea: y valiente ayuda.debiste impedir que hablaran a toda costa,y ¿qué no te das cuenta? ya todo está perdido, todo.alejandro: a ver... mili, primero míramea los ojos. te juro que eso no es verdad,yo no pasé la noche con andrea. esa mañana yo me fui súpertemprano a la empresa porque mi mamá nos citóa una junta de consejo urgente. milagros: bueno,si eso no es choro, entonces, ¿por qué le pedisteque se casará contigo? alejandro: pues, por idiota.porque en ese momento te quería olvidar,quería arrancarte de mi corazón. mili, traté de acercarme a tivarias veces, pero siempre me agredías,te ibas y nunca entendí por qué. milagros: pues,porque estaba bien enchilada, más que mole de olla.alejandro: y luego te encuentro abrazando mi papá,y si a eso obviamente le sumas lo que me dijo hugo, pues,ya te imaginarás cómo estaba. sentí que de verdadte había perdido y que solo te estabas burlando de mí.milagros: y claro, llegó la pelos tiesosy te enredó con sus mañas. bien armado que se teníasu plan, no tiene un pelo de tonta,pero esta vez se los voy a arrancar uno por uno.alejandro: hoy mismo voy a terminar con ella.hoy mismo mis papás van a saber que te amoporque tú eres con quien quiero pasar el resto de mi vida.tú eres la mujer que amo, mili. [música]socorro: pero debe haber alguna manera que ustedencuentre a su hija. horacio: no, socorro,y si la hay no sé, no sé cuál es.la madre no me quiere decir nada.socorro: y, ¿se puede saber quién es la madre?bueno, pero, don horacio, si no quiere, pues, no me diga.horacio: roxana, la novia del señor damián.socorro: ay, pues, pues, es que no entiendo.yo no entiendo que esa mujer se niegue a decírselo,usted está en todo su derecho. horacio: ella me odia,socorrito, y disfruta viéndome así.socorro: ay, ¿y por qué lo odia? ¿qué le hizo?horacio: nada, ser jardinero, pero eso ya no me importa.lo único que me importa es hija.socorro: ay, horacio, no se preocupe, mire,yo le voy a rezar a la virgen desata nudosy va a ver que la encontramos. horacio: gracias, socorro.¿a quién dijo que le va a rezar socorrito?bobby: hola, valeria. disculpa que haya venidoa verte sin... ¿qué te pasa?¿por qué estás triste? valeria: ay, bobby,es que mi enamorado secreto hoy no me dedicóninguna canción, y yo lo extraño tanto.justo empezando el año. y yo que hasta lo quise agasajarmandándolo a noche a cenar con una amiga...bobby: ¿cómo lo supiste? valeria: ¿qué cosa?bobby: que yo era tu enamorado secreto.valeria: [ríe] ¡obvio!sólo un tipo tan falto de carácter como túse le ocurre escudarse en el anonimato para conquistara una mujer sin siquiera atreverse a dar la cara,por favor. bobby: y para qué iba ahacerlo, si no tenía esperanzas. valeria: vaya, por lo menoseso sí lo entiendes. por cierto,estuviste muy mal al dejar plantada a mi amiga, eh.bobby: cenamos juntos, por si no te contó.valeria: pero no te quedaste a dormir con ellay eso fue muy grosero de tu parte.bobby: más grosera te viste tú al utilizar a tu amigapara burlarte de mí. valeria: ella estaba de acuerdoconmigo, tontito. y no sabes cómo nos reímoscuando me contó en la mañana. aquí el único ingenuo fuiste tú.bobby: ¿neta tanto daño te hace que te quieran?valeria: no, lo que me enferma es que te hayas fijado en míporque yo jamás podría andar con un tipo como tú,que te quede claro, eh. milagros: alejandro,¿qué estamos haciendo? alejandro: abrazándonos,amándonos, besándonos. milagros: ¿besándonos?alejandro: sí, besándonos. milagros: [ríe]alejandro: ¿de qué te ríes? milagros: no, de nada.bueno, sí. alejandro: ¿de qué?milagros: es que me imaginé la cara de la pelos tiesoscuando le digas que estás enamorado de mí.ahí está toda retorcida de coraje.¿qué pasaría si la pelos tiesos esa llegaray nos encontrara así? alejandro: ¿y qué pasaríasi en vez de ella fuera la madre superiorala que nos encontrara así? milagros: ¡en la torre!alejandro: ¿qué? ¿tan bravaes la madre superiora? milagros: no, la cascarita.alejandro: ¿cuál cascarita? milagros: le mentía tu abuelaque iba a organizar una cascarita con los chavosy luego, y ahora sí que me va a matar,me va a descubrir, híjole, tengo que irme.alejandro: ¿adónde vas?luciana: bueno, mire, braulio, de aquí para acáes la ropa que sí necesito y de aquí para acáya la puede regalar. braulio: ¿regalar, señora?luciana: sí, sí, ya no lo voy a usar más,no me lo puedo llevar todo. braulio: no lo comprendo,señora. ¿llevarse adónde?luciana: usted es de toda mi confianza, braulio,siempre lo ha sido, así que le puedo confiarun secreto. braulio: por supuesto, señora.luciana: me voy de esta casa. voy a dejar a mi marido.braulio: yo no soy quién para juzgar la conducta de la señora.luciana: no aprueba que lo haga, ¿verdad?braulio: dentro de mis atribuciones no está aprobaro no la conducta de la señora. sólo puedo mencionar eltremendo impacto que provocaría un divorcio en la incipientecarrera política del señor. luciana: ¿me estás censurando?braulio: jamás haría tal cosa. sólo me atrevo a decirque la señora llegó a esta casa para ocupar un lugar,y mucha gente pensó que ese lugar estaría ocupadopara siempre, pero la señorasabe lo que hace. al igual que lo supocuando llegó para casarse con el señor.luciana: ¿de verdad lo supe? braulio: cuando uno compra honorsiempre sabe lo que hace. con permiso.adelante, señor. damián: ¿qué haces, hermanita?luciana: estoy escogiendo la ropa que me voy a llevar.me voy a italia. damián: un día dicesque te quedas, al otro que te vasy vuelves a la misma historia. por dios, luciana,ya deja de hacer el ridículo, haciendo y deshaciendo maletastodos los días. ¿qué? ¿no te cansas?el que mucho se despide es porque en el fondono tiene ganas de irse. luciana: sabes muy bienque si sigo aquí es por las amenazasde constancio, pero ya no me importa nada,damián, nada. esta vez ni mi marido ni nadievan a impedir que yo me reúna con el hombre que de verdad amo.[música] constancio: lo nuestrono puede durar mucho tiempo. no te ofendas,pero al tener un amante, la tengo joven,el vejestorio lo tengo en la casa.¿qué tienes aquí? ¿quién te espera en tu casa?ya ni siquiera tu hijo.megáfono: "vuelo 746 con destino roma,favor de abordar por la sala 10".hugo: vaya, qué casualidad, ¿no?ahora que me dio por caminar te encuentro en todas partes.damián: hugo, estuve pensando mucho lo que pasó contigo.hugo: ah, ¿sí? ¿y qué pasó conmigo?damián: bueno, eso de estar encerrado tanto tiempopara castigarme... algo tenemos que hacer, ¿no?hugo: a ver, a ver, a ver, por pura casualidad, ¿me estásenviando con un psiquiatra? porque sinceramente creo que tú,tú lo necesitas más que yo. damián: hijo,lo único que quería decirte es que yo no tengoningún problema contigo, eh. yo, yo te perdono.hugo: ¿tú? ¿tú me perdonas a mí? ay, papá, no,si el que nunca te va a perdonar soy yo.damián: no puedes olvidar, ¿verdad?hugo: no, no quiero olvidar, no quiero.carla: joven hugo, hoy braulio me ordenóhacer su cuarto y vi un cuadro precioso,¿lo pinto usted? hugo: sí.carla: es la cara de mili, ¿verdad?hugo: ajá. ¿te gustó?carla: ay, es que el cuadro es hermoso y, bueno, pues,no sé, a mí me gustaría que yo-- hugo: ¿qué me quieres decir?carla: que siempre soñé que alguien me pintaray se ve que usted es tan, tan, tan, también artista.hugo: ah... sí.carla: sí. >> le aseguro dona reginaque en cuanto aparezca milagros le voy a dar una buenareprimenda. regina: no se moleste,que de eso me encargo yo. miren que chamaquearme conuna cascarita que nunca existió. bueno, cascarearme y chante,esas cositas, lo dicen los muchachos de ahora.manuel: pero yo estoy preocupado por ver dónde se metióesa chamaca, hombre. >> ya va a aparecer,siempre aparece a la hora de la comida.sor cachetes: ¡padre manuel! ¡padre manuel!manuel: ¿encontraste a mili gol hija?sor cachetes: no, pero encontré esta foto en el altarde la iglesia. manuel: es mía, dame acá, yo,yo la guardo, hermana. regina: perdón, ¿es la fotode la mamá de milagros? milagros: perdón.sí, ya sé, si les digo que me fuia echar una cascarita, pues, no me creen, ¿verdad?>> el padre manuel le preguntó a los niñosy ellos le dijeron que no te habían visto.milagros: es que me tocó jugar de visitante.sí, sí, eso. me invitaron los chavosde la secundaria de aquí al ladito,de aquí cerquita. y como, pues,están de vacaciones, pues, ni tiempo me dio de venira avisarles. ¿cómo la ven?constancio: ¿así que me deja? damián: sí.a luciana ya no le importan tus amenazas ni nada.constancio: eso ya lo sé. damián: cuñado,¿cuánto estarías dispuesto a pagarme con tal de conseguirque mi hermana no te abandoney no eche a perder tu carrera política?constancio: tú sabes que el dinero no es problema.si me ayudas, claro está. damián: bueno, es, es obvio que,que necesitas que tu esposa permanezca a tu lado.yo diría que hasta indispensable porque un políticocon una esposa que lo deja, para irse a vivir al extranjerocon su amante, pues, daría una imagen poco confiable.la gente podría pensar que si no pudo manejarsu propio matrimonio, ¿cómo podría manejarlos intereses del pueblo? y nadie votaría por él.constancio: al grano, damián, al grano.¿qué hay? damián: ella está decididaa abandonarte, completamente decidida.a menos que, que... constancio: ya suéltalo, damián.¿a menos qué? damián: cuñado,no olvides que estamos hablando de mi hermana, de mi sangre,el único familiar que me queda. bueno, aparte de mijo,pero tú sabes que me relación con élno ha sido-- constancio: ¿adónde quieresllegar, damián, por favor? ya te dije que el dinerono es problema. ¿a menos que qué?damián: a menos que, digamos, que luciana se enfermara.porque una cosa es un político abandonado por su mujery otra muy distinta un político atormentadoque sufre por su esposa muy enferma.constancio: ¿muy enferma? damián: sí, sí.la gente le tendría lástima y simpatía al mismo tiempo.de seguro votarían por él. constancio: pero luciana estásana, salvo por su alcoholismo. damián: bueno, pero,se puede enfermar más. bueno, mejor dicho,la podemos enfermar más. constancio: ¿la podemosenfermar más? ¿y de qué?damián: bueno, es bastante común que una persona que ha tenidoo tiene, como tú lo dijiste, problemas con el alcohol, pues,se vuelva... se vuelva loca.constancio: ¿loca? loca...alejandro: andrea, ya sé lo que hiciste.se terminó nuestro compromiso, andrea.¡andrea, contéstame! si no sales de una vezentro al baño, eh. ¡andrea!andrea... andrea, ¿qué hiciste?¡andrea! andrea...[música]nstancio: ¿cómo fuiste c de provocarle estoa tu futura esposa? luciana: ¡ya deja en paza mi hijo! nadie lo puede culpar de nadahasta que andrea se recupere y nos explique qué pasó.constancio: ¿qué demonios le hiciste, alejandro?alejandro: ¿por qué mejor no nos dices mejor la porqueríaque tú le hiciste, papá? luciana: volviste a intentarlo,infeliz, ¿pero cómo te atreves?constancio: ¡cállate ya, luciana!¡cállense los dos! regina: bueno, ya basta.ya basta. no hagan que esto se vuelvamás violento. hay que esperar a ver qué diceel doctor. damián: no entiendoqué le pudo pasar, anoche estaba felizpor el anuncio de su compromiso con alejandro.hugo: seguramente lo que andrea no pudo soportares que a pesar de ser la prometida de mi primoél sigue empeñado en meterse con milagros.no es ningún secreto que mi primitosigue enredado con ella. luciana: por dios, alejandro,¿sigues encaprichado con esa sirvienta?pero ¿qué te pasa? regina: pues,no tendría nada de malo que se enamorarade esa muchacha. es un ser humanoy el hecho de que sea sirvienta no la hace indigna.rosario tampoco lo era. luciana: no voy a tolerarque en mi presencia se hable de un pasadoque ya está muerto, señora. regina: muerto para ti.ese pasado esta únicamente muerto para ti.valeria: ya cálmense, sus gritos se oyenhasta allá arriba. el doctor hizo yaque devolviera el estómago. regina: ¿cómo está mi ahijada?valeria: mejor, abue, no va a ser necesariollevarla al hospital.socorro: no entiendo. cómo una mujer tan joven,con toda una vida por delante puede cometersemejante barbaridad. horacio: pues, sí.¿quién sabe qué pasará por la cabeza de esa muchacha?milagros: viento, eso es lo que le pasa.tiene la cabeza vacía, si no, pues,cómo se explica que haya hecho semejante burrada.rocky: pero, pues, anoche estaba bien contenta.¿qué no? gloria: sí, yo la vien la mañana platicando con el joven hugo en el jardín,como si nada. milagros: pero se va a ponerbien, vas a ver. digo, aunque la vieja esaes una arpía, pues, no le deseo nada malo.ya le prendí una veladora a la virgencita de la soledadpara que la salve. hasta le recécarla: pues, sí, pero será para limpiartu conciencia porque bien que sabes que túes la culpable de todo. socorro: por favor, hija,no digas eso. carla: pues, es la verdad.seguramente andrea hizo lo que hizoporque te andas metiendo con alejandro.¿o qué? ¿me vas a negarque no te quieres robar a su novio?todos: [gritan] socorro: ya, por favor.¿ya te vas a estar tranquila? ¿o qué?si no mejor vete de aquí porque la acusaciónque estás haciendo es muy grave,y tú eres la menos indicada para juzgar a nadie.carla: déjame. >> ya pasó el peligro,ya está más tranquila, pero necesita descansar.alejandro: ¿de verdad tú la ves bien?>> sí, alejandro, no te preocupes.tiene una fuerte depresión y, bueno, en este casolo que necesita es apoyo y mucho cariño.adiós, andrea, con permiso. alejandro: gracias.andrea: perdóname. alejandro: andrea,¿por qué lo hiciste? andrea: por ti.anoche fue la fiesta de nuestro compromiso,¿y crees que no me di cuenta que todo el tiempola estuviste mirando a ella? ¿crees que no medí cuentade los celos que sentiste cuando hugo bajo del brazoy no tú? alejandro: andrea...andrea: ¿de qué me sirve que te cases conmigosi a la que quieres es a esa? a esa que no está a mi nivel.eso me humilla, me hace pedazos,que no puedas amarme como... como yo te amo.alejandro: andrea... a veces las cosas--andrea: vete, por favor, quiero estar sola.vete.milagros: ¿estás ahí? sí, ¿verdad?no seas mala onda y cuida a la greña,que no se vaya a petatear. no es cierto lo que dijola carla, yo no quería que pasara estoy tú lo sabes, ¿verdad?¿cómo está? hugo: parece que bien,el doctor acaba de irse. milagros: no, no me toques.¿por qué le dijiste todas esas mentiras a alejandro?hugo: lo hice por ti, mili. te vi llorando tan doliday yo no puedo soportar eso. tú me contaste que alejandroacababa de pedirte que fueras su noviay que luego encontraste a andrea en su recámara.y, perdón, pero yo sentí mucha rabia contra mi primo.por eso cuando hablamos, pues, le invente que túsólo estabas jugando con él. es que ya no quieroque te siga haciendo daño. milagros: entonces,fue para ayudarme. hugo: sí, y sé que hice malen mentir, pero alejandro se merecíauna lección, ¿no? te dijo que te amaba y acabóen la cama con otra-- milagros: no, no,eso no fue así. todo fue una trampade la loca esa, pero que diosito no la abandoneen este momento. gracias por preocuparte por mí,pero no hagas esas cosas sin antes decirme.hugo: bueno, por lo visto, alejandro y túya aclararon sus diferencias. milagros: sí.la neta platicamos un buen, y me quiere.me quiere tanto como yo a él. hugo: mili,si alejandro termina con andrea en este momentosería fatal para ella. ay, no, yo no quisiera pensarlopero, no sé, podría intentar hacerlo que acaba de hacer. tú y alejandrotienen que pensar muy bien lo que tienen que hacer.

Cargando Playlist...

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL