null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 16

30 Mar 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... luciana: alejandro,tenemos que-- ¡qué te pasa!¿cómo te atreves a besar a una sirvienta?alejandro: ella es la mujer que amo.luciana: haces esto para molestarme, ¿verdad?eso es, tú no puedes estar hablando en serio.alejandro: tú no tienes derecho a recriminarme nada.luciana: ya sé que te duele mucho enterarte de todo esto,pero eso no te da ningún derecho a humillarme, alejandro.alejandro: tú te humillas sola, mamá.mili: ¿es verdad? ¿te quieres desquitar de ellaconmigo? ¡bueno, pero qué te piensas!¿que puedes usarme cada vez que se te antoje?a ver si vas aprendiendo a resolver tus cosas sin jugarcon la gente, cuate. conmigo se acabó, fíjate.¡y por mi te puedes ir directito al diablo!alejandro: mili, escúchame, mili, por favor...luciana: no--no--no, ven acá y escúchame tú a mí.soy tu madre y lo menos que merezco es que me dejes hablarpara explicarte cómo pasaron las cosas.karla: pero ¿de qué hablas? ¿cómo puedes pensar que yovoy a entrar ahí? damián: aquí te pueden atendersin problemas, es legal, no va a pasar nada.entras, en un rato te sacan el paquete y se acabó.karla: pero si tú me dijiste que nos íbamos a casar...damián: bueno, ¿y de veras creíste que yo me iba a casarcontigo? no puedes ser tan estúpida,karla, por favor, no vales nada, no tienes nada que ofrecer,eres una sirvienta. me divertí contigo, sí,me la pasé bien, pero ya me aburriste.karla: [grita] ay, eres un cerdo, ¿eh?damián: no--no--no--no--no, escúchame bien, escúchame bien,nunca me voy a casar contigo. no seas tan ingenua.entramos a ese lugar, pierdes al niño,y todo como si nada. karla: ¿y si no?¿y si hablo con tu hermana? ¿o con don constancio?ellos me han visto muchas veces contigo, todos en la casa sabenque entre nosotros hay algo. damián: hazlo, ¿tú crees queme van a obligar a responderte? ¿sabes lo que hace mi cuñadocon las sirvientas que salen embarazadas?las desaparece. ¿crees que eres la primera?hace años, hubo una como tú, que se metió con constancioy tuvo un hijo, ¿sabes dónde están?pues, eso es lo que te espera a ti, que tu madre y tú se vayana la calle y lo pierdan todo. ¿quieres tener a ese niño?decídelo ahora mismo, porque hoy, en este momento,yo pago el arreglito, pero mañana ya no.¿qué dices?karla: no estoy embarazada, damián, lo dije para verqué tan en serio me tomabas, pero ya me di cuentaque no valgo nada para ti. damián: ¿así que una mentira?pues, no, karla, ahora mismo bajamosy que te revise un médico. karla: ¿qué?luciana: estaba cansada de fingir una felicidadque no existía. fueron años de humillacionesy malos tratos por parte de tu padre.y yo siempre luchando como una idiota por una imagenque no era la mía. estaba hambrienta de cariño,de atención, quería sentir que le importabaa alguien, quería ser feliz.el alcohol se convirtió en mi único refugio,pero a ti te consta, alejandro, te consta que luchépor alejarme de él, aunque ahora,ahora siento que la desesperación y la soledadme pueden llevar a una recaída. alejandro: no, mamá, eso no.luciana: ya sé que hice mal al engañar a tu padre,hice mal al enamorarme de eugenio,pero las cosas sucedieron así, se juntaron dos almasdesesperadas, necesitadas de amory nos quisimos aferrar el uno al otro,pero duró muy poco, fue una locura.alejandro: porque él se fue. luciana: y porque yo toméla decisión de quedarme. me pude haber ido,pero no lo hice, por tiy por tu hermana, valeria.ustedes dos son la única motivación real que tengoen mi vida, son lo único. no me importa sacrificarmis necesidades de mujer si cumplo como madre,aunque mi vida al lado de constancio seaun verdadero infierno. alejandro: te entiendo, ma.perdóname, por favor, yo no soy nadie para juzgarte.si amas a eugenio de verdad, si crees que tu felicidadestá a su lado, ve con él, por nosotros no te detengas.luciana: [llora] perdóname, hijo,perdóname. alejandro: no, ma,en amar de verdad no hay ninguna culpa.yo quiero que seas feliz y si la vida te está dandoesta nueva oportunidad, tómala, estás en todo tu derecho,no te sientas atada a mi padre, finalmente, él es un hombreque no te merece. luciana: constancio no se mereceun hijo como tú.[llora] milena: ya es tarde bobby,te estuve esperando para desayunar.bobby: no tengo hambre. milena: ¿qué te paso?bobby: sí, me peleé con alejandro.milena: ¿le dijiste lo de su madre?bobby: sí. milena: debió ser un golpemuy duro para él, bobby, es mejor así,que conozca los alcances de esa mujer.bobby: mamá, contéstame una cosa, ¿de verdad mi papáte dejó por luciana? a mi se me hace muy extrañoque ella no se haya ido con él. ahí está en su casacomo si nada. ¿mi papá no se habrá idoporque se enteró de tus amoríos con constancio?milena: bobby, claro que-- bobby: a ver-- a ver-- a ver--¿me vas a negar que hay algo entre ustedes?milena: pero claro que lo niego. bobby: entonces ¿por quéalejandro los vio besándose en su oficina?milena: no--no, no es cierto, que no lo hice--bobby: mamá, ¿por qué me obligaste a eso?a pelearme con mi mejor amigo. milena: bo--bobby...bobby: me voy de la casa, voy a buscar un departamento, ¿ok?milena: ¡bobby, no! bobby, espérame, por favor,déjame hablar contigo, ven acá. ¡bobby![música]regina: pero ¿cómo que es imposible?no-- no me venga con eso, usted tiene que encontrarlos.solamente habla de su ineptitud. hasta luego.braulio: ¿algún problema, señora?regina: no, nada, este nuevo detective que contratéme dejó botado el caso. dice que no hay formade localizar a rosario ni a mi nieto.braulio: en estos 18 años siempre ha sido el mismoresultado, señora. usted también debería renunciar.regina: nunca, braulio, mientras yo tenga vidaseguiré intentándolo. no tengo otra motivaciónpara seguir adelante. mili: no quiero que me esténcazando moscas, muy [inentendible]que tenemos planeadas, ¿eh? tú león, pues, cierralas piernas, siempre te hacen túnel, ¿verdad?todos: sí, hombre. >> no manches.mili: bueno, y pues, ¿dónde anda el padre manuel?¿por qué no llega? rocky: sabe.mili: bueno, pues, a calentar todos.tú atácala, rocky, ándale. todos: [gritan]mili: sor cachete, ¿qué hace aquí?sor catalina: ay, mili, déjame tomar aire, mi hjita,es que el padre manuel me mandó, me dijo que hoy voy a serla arquera del equipo. mili: ¿qué?sor catalina: sí, ¿cómo ves? me puse la verde.alejandro: padre, por qué no me dice de una vez lo que tieneque decirme. nos están esperandopara el partido. padre manuel: tranquilo,tranquilo, tú no vas a jugar hoy con nuestro equipo, hijo.alejandro: ¿cómo? ¿por qué?ah, ya entiendo, mili le contó seguramente de la discusiónque tuvimos en la mañana. padre, no se preocupe,yo voy a hablar con ella y le voy a explicar todo.le voy a pedir que me disculpe. padre manuel: alejandro,el mundo de miligol y el tuyo son muy diferentes, hijo,dime una cosa, ¿tú crees en dios?alejandro: sí, claro. padre manuel: no--no--no--no,sí claro, no. no--no, no me vegas con esode los jóvenes de hoy que creen cuando les conviene, hijo.¿crees en dios sí o no? alejandro: sí, padre,por supuesto que sí. padre manuel: entonces venconmigo, hijo, ven acá.constancio: dijiste que me querías hablar de mi madre,no de tu hermana, ya te dije que se fue porque ella quiso,yo no la corrí, millones de veces te lo he dicho.braulio: no se altere, señor, ni se justifique,nunca le dije que usted fuera el culpable.constancio: pero siempre lo has pensado.braulio: puede ser, pero nunca se lo dije y si ahora le sacoa relucir el tema es porque su madre está mal.constancio: ¿mal? braulio: muy mal,pero creo tener el remedio. constancio: ¿y cuál es eseremedio? braulio: matar a mi hermana.padre: mira la imagen de jesús, hijo, y ahora,ante esta imagen prométeme que nunca más vas a volvera acercarte a miligol. alejandro: pero padre--padre manuel: no--no--no--no, prométemelo, hijo,te lo suplico. alejandro: no--no-- no puedoprometerle eso, padre. pero mire,para su tranquilidad...juro frente a dios y ante este altarque voy a luchar para que mili sea feliz,que voy a amarla y a hacer que ella me ame.y si tú me lo permites, dios mío, le ofreceré una nueva vidaa mi lado.padre: no atiendas esa suplica, por dios, te lo suplico.dios mío, por favor, ayúdame, tú bien sabes que prometí callareste secreto por el bien de una familia.y ahora, por el propio bien de esa familia, tengo que faltara esa promesa. perdóname, dios mío,por favor, perdóname. constancio: ¿quieres explicarmeque es eso de matar a tu hermana?braulio: como usted sabe, señor, la señora regina vivía encerrada18 años, durante todo ese tiempo vivió al pendiente de encontrara mi hermana y a su nieto. me temo que esa obsesiónla pueda enloquecer. constancio: no es que lo temas,braulio, mi madre está loca. braulio: incorrecto, señor,la señora está perfectamente cuerda.cuando digo enloquecer, me refiero de dolor.constancio: está bien, está bien, de dolor, pero vamosa acabar ya con esta situación. a ver, ¿qué es lo que estásproponiendo? braulio: mentirle,decirle que rosario murió, que nosotros lo supimosenseguida, pero no se lo dijimos porpiedad, para que no sufriera. constancio: ¿y mi hijo?braulio: es la primera vez que el señor dice "mi hijo"al hablar de mi sobrino. constancio: ¿qué le decimosdel muchacho? braulio: que no nació.el hijo y la madre murieron en el parto.constancio: con eso mi madre dejaría de fastidiarme.pero no, no--no, yo la conozco, lo va a vivir como una tragedia,no. además, ¿quién pensasteque le iba a dar esa mala noticia?¿tú o yo? braulio: nadie.constancio: [titubea] lina: su café, señor.constancio: déjalo ahí, por favor.lina: con permiso. constancio: sí, gracias.braulio: lina, necesito que me haga un favor.[música][música] alejandro: en amar de verdadno hay ninguna culpa. yo quiero que seas feliz.luciana: [solloza] alejandro: y si la vida te estádando esta nueva oportunidad, tómala,estás en todo tu derecho.luciana: ¿hola? con el doctor eugenio senderos.grazie. eugenio: ¿diga?luciana: eugenio, soy yo luciana.eugenio: luciana, ¿por qué tardaste tanto en llamarme?luciana: de hecho, ni siquiera sé por qué te estoy hablandodespués de lo que me hiciste. eugenio: no te entiendo,¿qué fue lo que te hice? luciana: antes de irtetú le llamaste a constancio desde el aeropuertopara contarle lo que había entre tú y yo.eugenio: ¿qué? pero, ¿me crees capazde una bajeza de ese tamaño? ¿él te dijo eso?luciana: sí. eugenio: luciana, tú me conoces,yo te amo. no iba a ensuciar lo limpiode este sentimiento con una patraña como esa.luciana: ese infeliz, yo no sé cómo se enteró,pero es que es típico en él mentir.eugenio, perdóname, no sé por qué dudé de ti,no debí. eugenio: olvídalo.¿cómo estás? luciana: mal, te extraño mucho.eugenio: ¿cómo psiquiatra? luciana: ay, claro que no,tú sabes cómo. eugenio: no tienes por quéextrañarme, siempre estoy contigo, en todo momento,nunca te apartas de mí. ¿por qué no me alcanzas?no lo pienses tanto, toma el primer vuelo.luciana: no-- no--no podría, es una locura, no,ni siquiera debí llamarte.¿es que cómo voy a ir yo a italia?es una locura, aunque estaríamos juntoscaminando por las calles de roma, abrazadosa la orilla del tíber. ay, pero no.no, es una locura, no. lina: el señor constancioy don braulio estaban discutiendo muy acaloradosen la sala, señora. regina: ¿sí?¿y por qué? lina: pues, no sé bien.le llevé el café al señor y escuché que hablaban de una talrosario, ¿quién es ella?constancio: no sé-- no sé, braulio, no creo que mi madredeba saberlo. braulio: es que, si me permiteel señor, déjeme decirle que lo que más aquejaa su señora madre es esta cruel esperanza.constancio: y, ¿tú crees que enterarse de la verdadva a hacer que se sienta mejor? braulio: es posible.constancio: no--no--no, me niego,prefiero que siga con la ilusión.braulio: por favor, ella tiene el derecho de saber la verdad.constancio: no te atrevas a decírselo, no te atrevas.si abres la boca, te--mamá... regina: ¿decirme qué?constancio: no-- no--no, nada, nada mamá, nada.regina: ¿cómo nada? ¿qué verdad?¿qué me estuvieron ocultando? braulio: señora yo--constancio: braulio. regina: ¿tiene--tiene que vercon tu hermana, braulio? braulio: bueno--constancio: muérdete la lengua, braulio.regina: si ustedes saben algo que yo no,exijo que me lo digan. por favor, constancio.tú te das cuenta que necesito saberlo, que si no me lo dicenvoy a estar más angustiada que nunca.constancio: está bien mamá, ya que lo descubriste.rosario, no llegó a dar a luz,ella y el bebé murieron antes del parto.padre: ey, miligol. mili: espérenme tantito.no le digo, padre, ¿dónde se mete?no más lo estábamos esperando. ya ve a el equipo, ¿eh?vamos a jugar un 433, tenemos que ganar, pues,así que puse un delantero más. padre: [ríe] está bien,miligol, confío en tu experiencia, hija.mili: [ríe] ¿y esa cara? padre: bueno, es que...mili: ya estamos completos, padre, y no acepto cambiosdurante el partido. alejandro: menos mal, porqueno quisiera que me sacaras en el primer gol.padre: [ríe] bueno, bueno, hijos, es que--catalina: ay, qué bueno que ya llegó el portero.ay, yo ya estaba sudando y todavía ni empieza el juego.padre: [ríe] eh, permítame, sor cachetes...catalina: voy por agüita. padre: ven, hija quiero hablarcontigo unos minutos. mili: ¿qué vas, padrecito?padre: mira, mili, lo estuve hablando con la madresuperiora, hija, y los dos pensamos que lo mejores que regreses al convento. mili: ¿al convento?padre: sí, y que busques otro trabajo, tranquilita,sin--sin apuro. mili: oiga, de qué habla,padrecito. [resuella]ya sé, usted tiene miedo de que yo le salgacon un domingo siete. padre: no, hombre,cómo domingo siete, hombre, ¿qué es eso?por dios. no es por eso, hija.es que mira, si vives todo el tiempo encerrada en ese lugarno vas a tener oportunidad de conocer muchachos,de tener novio, de casarte, pues.mili: ah, ya sé, y en el convento sí, ¿no?párele su carro, padrecito, que ya se puso el rojo,aparte ya le dije que yo no me pienso casar,ni tener novio ni nada de eso. y por el domingo siete, pues,no se preocupe, ya le prometí a diosito que nuncavoy a tener un hijo. padre: pero, ¿por qué nunca,hija? mili: ¿para qué?¿para que me pase lo mismo que a mi mamá?¿para que me abandonen y me dejen sola con un hijoy me muera de dolor? [solloza]¿quiere que le diga una cosa, padrecito manuel?pues, me gusta que me cuide, es como-- como que me quiere,porque me quiere mucho, ¿verdad? padre: ¿qué te digo, miligol?[ríe]regina: dime la verdad, ¿te confabulaste con brauliopara mentirme? constancio: por favor, mamá,¿qué es eso de confabularme? regina: me mantuviste engañadapor muchos años. constancio: pero fuepor tu bien. braulio y yo no quisimosquitarte esa ilusión, pensamos que era lo mejor para ti.regina: ya no sé si reprocharte tu mentira o tu verdad.constancio: yo no me arrepiento de haberte dicho la verdad.creí que te ibas a volver loca con esa obsesión.regina: sí, y, ¿crees que no me volverá loca el dolorque siento? de saber que no existen.[solloza] constancio,si esto lo hubiera sabido desde un principio...no sé-- no sé-- con el tiempo lo hubiera superado,pero ahora me siento vacía, esa es la palabra, vacía.¿qué sentido tiene seguir viviendo?¿qué tiene que ofrecerme la vida?constancio: ya, mamá, ya.tienes que hacer un esfuerzo por enterrar el pasado.regina: lo que más lamento de que rosario esté muertaes que ya no podrás pedirle perdón por lo que le hiciste.tendrás que esperar hasta el día de tu muerte.claro, si es que llegas al mismo lugar donde está ella.[música]damián: que te quede claro que por esta broma absurdaechaste a perder lo nuestro. no quiero que te me acerques,lárgate, lárgate de mi vista.y, ¿esa cara, hermanita? luciana: me voy a italia.padre: luego te paso el manual para anotar goles, cosme.cosme: ya nos veremos la próxima.padre: [ríe] mili: esos son mis chavos,ahora sí se la rifaron. rocky: me cae que qué golazosmetiste, mi mili. esos--esos fueronlos que nos dieron el gane. mili: órale.>> y el portero que teníamos, qué paradones hizo.todos: parecía el memo ochoa [ríen]>> sí se parecen alejandro: el triunfo fueporque tenemos una excelente entrenadora.¿qué? ¿no hay un abrazo para mí?todos: [gritan] padre: ey--ey--ey--ey.ya, bonilla, deja de estar de chillón.vamos a echar una buena porra, órale.todos: una, dos, tres, a la bio, a la bao, a la bin bon ba[intentendible] ra, ra, ra.mili: hola, aquí te traje tu vinito, diosito, para festejar.ay, gracias por lo del partido, ¿eh?sin tu ayuda, me cae que no ganábamos ni locos, ¿eh?te pasaste. ya ves que no solo te vengoa pedir ni a regañar, también te vengo a agradecer.ah, bueno, pues, te mentí, también te vengo a pedir algo.es por mi corazón, ya no quiero querer al guapito ese.me lastima y yo, no, pues, tú me conoces, yo no estoypara andar de novia ni con ese ni con otro ni con nadie.hazme el paro, ¿sí? ciérrame con llavecita elcorazón para que no entre nadie. bueno, ningún enamorado.amigos, pues, mándame los que quieras, aunque eresmedio tacaño conmigo en eso. bueno, no te creas, me conformocon los que tengo porque león es a todo dar.uf, y la lina, ni te cuento. pero bueno, pues, acuérdate,me cierras aquí, pero bien cerraditoy le echas doble llave. y, pues, si quieres, pues,hasta la pierdes.pues, ¿en qué quedamos? ¿qué no tienes cerrajero?damián: te has vuelto loca. luciana: ay, pero,¿por qué loca? ¿porque pienso en mí?damián: pero es que tú no puedes abandonar a tu marido.luciana: damián, por favor, él me abandonó a mí hace años.¿es necesario que te cuente cómo ha sido mi matrimoniocon constancio? ¿o te importa un bledosi yo soy feliz o no? damián: no--no--no--no,claro que me importa, lo que pasa es que es tu marido,son tus hijos. luciana: mis hijos ya estángrandes, ellos sabrán arreglárselas sin mí.y en cuanto a constancio, por dios, él siemprese las ha arreglado solo. damián: pues, sí, pero--luciana: damián. damián, yo nunca hice nadapor mí, ¿te das cuenta? nunca.yo me casé con constancio porque mi padre me obligó,¿ya se te olvidó? para mi padre era una vergüenzaque su hija fuera madre soltera. ¿y yo qué hice, damián?yo bajé la cabeza, yo obedecí, y mírame, nunca másla volví a levantar. damián: ¿no crees que estásexagerando un poco? luciana: [ríe] al contrario.¿tú crees que yo me refugio en el alcohol porque me gustacomo sabe el whisky? no.no, damián, lo que pasa es que el whisky me anestesia,me hace pensar que mi vida no es tan terrible,y que solo es una pesadilla de la que voy a despertaren cualquier momento. damián: pero igual, luciana,reflexiona. tú--tú no puedes...luciana: ay, no puedo. no puedo.no puedo. no puedo-- no puedo.siempre me dije no puedo, damián.pero ¿qué pasa si yo hoy me voy a italia a vivir con el únicohombre que me ha hecho sentir mujer?¿qué pasa? contéstame, ¿qué pasa?alejandro: mili, ya no estés enojada conmigo, por favor.todo tiene una explicación. mili: ah, ¿sí?sí, si ganamos hoy es porque jugamos chido.si vengo a hablar con diosito, pues, es porque es mi amigo.y si tú me utilizas para darle en la torre a tu mamá,¿por qué es? ¿eh?alejandro: mili, lo que dije frente de mi mamá es cierto.es la pura neta, como tú dices. tú eres la mujer que amo.mili: [jadea] ¿qué onda, cuate?échale la llavecita, ¿en qué quedamos?alejandro: ¿qué dices? mili: nada, es algoentre mi cuate y yo. alejandro: mili, ya, en serio,sin bromas, sin juegos. así con la misma pasióncon la que dejaste el corazón en la cancha, yo te doy el mío.mili, quiero que seas mi novia.damián: no, luciana, no te vayas.no me puedes dejar con la palabra en la boca.luciana: yo no te dejo con la palabra en la boca,ya me dijiste lo que piensas. que yo no puedo.damián: es que no puedes. luciana: ¡ya estoy harta!¡estoy harta de escuchar que no puedo!se me va la vida, damián, se me está yendo.¿no te puedes dar cuenta? ¿no me entiendes?damián: si te entiendo, pero-- luciana: ¡pero nada!¡cuando se entiende algo no hay pero que valga!damián: está bien, pero tú también entiendeque constancio es tu marido. luciana: y tú eres mi hermano,¿o no? constancio: ¿qué pasa?¿por qué estás llorando? ah, otra crisis de abstinencia.mili: ¿tu--tu novia? alejandro: sí.sabes lo que es una novia, ¿no? es una mujer que comparte lailusión de vivir con el hombre que ama, porque yo sé que túme amas también. mili: [jadea] ¿que no encuentrasla llavecita? o el pasador,una tranca, algo, por favor. alejandro: ¿qué tanto dices?mili: nada. es que-- es que, pues,le pedí a mi cuate, a diosito, que le echara llavea mi corazón para que no entrara nadie.pero, pues, parece que no la encuentra.alejandro: a lo mejor está esperando que yo entreen tu corazón, para cerrarlo y dejarme ahí guardado.mili: ¿tú crees? ¿qué onda, cuate?¿así es la jugada? bueno, que conste, ¿eh?[música]mili: ay, pero, pues, no nos hagamos,¿cómo voy a ser tu novia? imagínate el grito que vana pegar todos y ya de por si. alejandro: mili, lo único que meimporta es saber que me quieres como yo a ti.olvídate de todo lo demás. yo estoy dispuesto a enfrentara mi familia, a todos, con tal de defender lo nuestro.mili: ah, pues, eso se oye bien bonito.pe--pe--pero, del dicho al hecho...alejandro: ¿tú crees que no tengo el valor de luchar por ti?mili: mira, que me estás diciendo todo esto y mi cuateestá allá adentro, ¿eh? y él es como mi arbitro,si cometes falta te amonesta. uy, no lo conoces,hasta te van expulsando si me lastimas, ¿eh?alejandro: [ríe] voy a jugar limpiopara que no suceda eso. ¿mm?mili: [ríe]constancio: a ver, cuéntame. damián: que te cuente, ¿qué?constancio: lo que le pasa a tu hermana,porque conmigo no suelta prenda. ¿qué le pasa?damián: no sé-- no sé qué le pasa.constancio: déjate de cosa, damián.cuando llegué estaba llorando. damián: sí--sí, yo tambiénla encontré llorando, le pregunté,pero no me dijo nada. estaba tratando de consolarla.constancio: ¿así que no te dijo nada?damián: no--no--no, nada de nada.ya se me hace tarde, ¿eh? luego hablamos.[teléfono]andrea: empresas belmonte. luciana, ¿qué se te ofrece?luciana: necesito que cites a todos para una junta de consejo,mañana a las 11, es muy urgente. andrea: ah, estaba por irme,pero ahora les llamo. luciana: gracias.mili y alejandro: [gritan] [ríen]alejandro: mili, no te molestes por esto,pero yo necesito saber. mili: ¿saber qué?alejandro: ¿qué sientes por hugo?mili: lo quiero. [ríe] pero como a un amigo.tu primo ha sufrido mucho, y la neta me gustaría ayudarlo.me da un chorro de tristeza verlo así.y cuando me di cuenta que él... alejandro: ¿que él qué?mili: eh, no, nada. alejandro: mili, ¿por qué sientoque hay algo que no me quieres decir?mili: pues, porque no te lo quiero decir.son cosas de él. y yo no soy nadiepara contarlas. además, pues, yo te quiero a ti,presumido, no te me enceles. ah, pero eso sí, ¿eh?júrame que esta no es otra de tus bromitas,mira que hablo bien en serio. no me vayas a salir otra vezcon que a chuchita la bolsearon, ¿eh?alejandro: no, te juro que no. así.[celular]¿bueno? andrea: disculpa que te moleste,pero te llamo para avisarte que tu mamá citó a juntade consejo mañana a las 09:00. alejandro: gracias.andrea: ay, pero ¿qué le pasa a este?¿damián? mili: ¿qué tanto me ves? [ríe]alejandro: que estamos todos sudados y empolvados,pero felices. mili: ya.[resuella] ¿quieres que nos demosun chapuzón en la fuente? alejandro: [ríe] no, espérate,cómo crees. mejor te invito a comer, ¿sale?vamos a festejar que ya somos novios.conozco un lugar muy bonito, aunque creo que no estamos muypresentables para entrar ahí. mili: ah no--no, pero paraecharnos unos tacos de canasta, sí.vamos. ambos: [ríen]alejandro: no, espérate, tengo una mejor idea.mili: ah, ¿sí? alejandro: ven.mili: [ríe]socorro: ya hija, no llores, tarde o tempranotenía que pasar esto. karla: es que ese no esningún consuelo, mamá. damián no tenía por quémandarme al diablo. solamente me usó.¿qué? bueno, ¿que no me entiendes?socorro: sí, pero eso te pasa por--por andar con quienno debes, hija. karla: ¿y con quién sí debo?¿con un pelagatos como horacio? ¿o con rocky?socorro: no digas eso, tampoco se vale que los ofendas, karla.el señor damián te demostró que no valía la pena.tienes que buscar un muchacho de tu edad, que te valore,que te quiera, que te ofrezca lo que mereces,cariño, respeto, hija. karla: dinero, mamá,dinero, eso es lo que quiero. pero ¿por qué no me entiendes?¿eh? yo no quiero terminarasí como tú, ¿sí? ¿y sabes qué?ya vete--vete--vete, que me quiero morir,ya vete. ¡vete!socorro: a pesar de todo, le agradezco a diosque estés sufriendo, porque esa mala relaciónterminó definitivamente. [música][música] mili: nunca había tenidoun vestido tan bonito. [grita] hasta me siento--no sé, como esas solapadas que miran para arribacon cara de fuchi, todas distinguidas.[ríe] alejandro: bueno, teníamosque comprarnos algo apropiado, estábamos tú y yoen unas fachas. mili: es como mi regalode navidad y de reyes. me gustó un chorro.alejandro: con lo que te pongas te ves hermosa.mili: [ríe] nunca-- nunca había entradoa un restaurante tan "fufurufo". [resuella]la gloria no se la va a acabar cuando le cuente.ambos: [ríen] mesero: la champañaque te gusta, alejandro. alejandro: gracias.mesero: ¿te sirvo? alejandro: por favor.mili: oye, la champaña es como el vino, ¿verdad?pues, yo ya he probado el vino. bueno, un poquito,solo un traguito, porque, pues, el vasosiempre se lo dejo a diosito. alejandro: ¿a dios?¿cómo? no te entiendo.mili: sí--sí--sí es que siempre le llevosu vinito y se lo dejo en el altar.y le gusta mucho, ¿sabes? siempre se lo acaba.ambos: [ríen] alejandro: eres un encanto,mili. ¿brindamos?mili: sí. alejandro: por ti, mili,por todo lo maravilloso que has traído a mi vida y porque deseoque esto nunca termine. mili: ¿cómo los partidosde futbol? porque me choca cuandoel árbitro toca el silbato. alejandro: sí, como en lospartidos de futbol, pero que esta vez no haya ningúnsilbato que marque el final. salud.mili: salud.ah, está rico. alejando: [ríe]mili: [tose]andrea: ¿qué quieres? estoy terminando de empacarasí que no me quites el tiempo. constancio: bueno, ya no tienespor qué irte de aquí. lo que te dije fue en un momentode rabia, pero como finalmente terminaste con alejandro,todo puede seguir igual. andrea: pues, yo no terminé,él me terminó, que no es lo mismo.¿y qué es para ti seguir igual? constancio: oh [ríe]andrea: [sisea] ¿sabes qué?lárgate, pero de mi vida. aquí están las llavesde tu maldito coche y del departamento,solo me llevo mis cosas personales.te dejo todos tus muebles y tus sueños de conquistador.constancio: [ríe] no seas tonta,sabes perfectamente que me necesitas.andrea: te equivocas, al que necesito es a alejandro.lo voy a recuperar. planeo estar más cerca de élde lo que tú te imaginas. regina me ofreció viviren tu casa en lo que encuentro algo que yo pueda pagar.¿me das un aventón? constancio: con mucho gusto.me encanta la idea. eso significa que yo tambiénte voy a tener al alcance de mi mano.andrea: pues, será nada más a tu mano, si es que te llegoa saludar. constancio: [ríe]andrea: por lo demás, no te lo aconsejo,tu mujer no te va a quitar la vista de encimapara protegerme de ti. constancio: de lucianame encargo yo. andrea: citó a una juntade consejo urgente.mili y alejandro: [ríen] mili: y si se te vuele a acercarla huesuda esa, ahora sí, la agarro del pescuezo y--karla: no. alejandro: karla, perdón.lina: ay--ay--ay, ¿qué le pasó a mili?alejandro: tranquila, le cayó mal la champañay se quedó dormida. lina: [inentendible]¿fueron a cenar? alejandro: a comer, más bien.karla: pues, seguro usted la emborrachó, y ¿por qué noaprovecha y la sube a su cuarto? eso es lo que usted queríadesde un principio, ¿no? bueno, espéreme, lo que pasaes que yo escuché decir a estas eso.alejandro: estas, se llaman lina y milagros para tu información,karla. y yo estaba muy equivocadoporque mili no se merece algo así.lina, cuídala, por favor. lina: claro que sí, patroncito.alejandro: hasta mañana.karla: y yo sí me merezco esto, ¿no?valeria: andrea, bienvenida, a la mansión [inentendible]andrea: gracias, valeria. valeria: papi, qué buenoque llegas. constancio: [asiente]valeria: andrea ya va a vivir con nosotros.constancio: sí, lo sé. andrea: tu papá tuvo lagentileza de traerme en su coche valeria: ay, pues,me parece muy bien. constancio: [asiente]braulio: bueno, con permiso. luciana: pero ¿cómoque va a vivir aquí? pero, ¿qué le pasa a andrea?damián: y el propio constancio fue el que la trajo,¿eh? damián: ¿no te parece unadesfachatez de su parte traer a esta casa a su propia amante?porque si andrea ya no anda con alejandro, lo más seguro esque tu marido aproveche para volver con ella.luciana: nunca hubo nada entre ellos.damián: ay, no--no, constancio la acosaba, y de esoyo soy testigo. ¿tu crees que si no hubiera algoel propio constancio la iba a traer a vivir aquí?luciana: voy a hablar con ella.bueno, pero ¿qué te pasa a ti? ¿cómo te atreves a instalarte enesta casa después de lo que pasó con constancio?andrea: ay, tranquila, luciana, solo vengo por un tiempo.luciana: así sea una hora. conoces perfectamente bienlas intenciones de mi marido. ¿no te parece absurdo meterteaquí a la boca del lobo? andrea: ay, cálmate, por favor.lo hago por alejandro, estoy aquí porque quierorecuperar su amor y... tú, luciana,tienes que apoyarme.esa resbalosa solo es un pasatiempo para él, y yo, pues,me voy a encargar de que pronto se le pase el caprichito.hugo: [asiente] bueno, entonces, parece que túy yo podemos ayudarnos. andrea: me gusta la idea.bobby: canta bien tu enamorado secreto.valeria: es mi chofer. bobby: ¿qué dices?valeria: que mi admirador secreto es mi chofer.está enamorado de mí. bobby: no--no es tu chofer.mili: ¿qué hace usted aquí, mechuda?¿dónde está alejandro? andrea: el señor alejandrose fue a una junta y yo me quedé dormida así que regresamás tarde para que limpies todo aquí.mili: ¿es cierto que ya va a vivir aquí?andrea: ¿no me ves? ¿estás ciega?claro, se supone que debería quedarme en la recamara dehuéspedes, pero ya ves cómo es alejandro, me invitó a pasaraquí la noche con él.

Cargando Playlist...

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL