null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 112

Damián piensa volverse sacerdote. Mili le asegura a Hugo que no le dirá la verdad a Alejando ahora que sabe que Florencia está embarazada, por lo que le pide que se casen. Alejandro anuncia que regresará a vivir a México.
11 Jun 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... milagros: eh...primero, prométeme que vas a tomar esto con calma.mira, yo no quiero que te embronques con tus papás.además, pues, esto es algo que no quieren que tú sepas,pero, pues, tampoco se vale que lo oculten a unoporque, la neta, uno siente bien gacho, ¿no? pero, bueno--alejandro: mili, mili, le estás dando muchas vueltas.milagros: alejandro, pues, es que tú no... tú no...tú... tú no eres mi... [murmullo]florencia: es que no lo puedo creer. qué lluviecita.no. alejandro: hola, mi amor.florencia: hola. domingo: buenas noches.alejandro: buenas noches. domingo: buenas noches.milagros: ¿estás embarazada? florencia: así es, milagros.alejandro y yo vamos a ser papás.braulio: voy a avisarle a los señores que están aquí.domingo: gracias. milagros: ¿por qué no me dijisteque ibas a tener un hijo? florencia: ¿no nos vasa felicitar, milagros? milagros: [llora]alejandro: mili, mili. hugo: no, no, no, déjala.domingo: ¿qué le pasa a esta niña, eh?florencia: ay, bueno, papá. es que le ganó la emoción.ella es muy sensible. hugo: los felicito a los dos.creo que nadie nos esperábamos esta noticia, prima.florencia: es que ninguno de los dosse lo comentamos a nadie porque queríamos darlela sorpresa nosotros. >> oye, tú,no debiste dejarla viajar así, con esta panzota.florencia: [ríe] no, no, no. no lo regañes.yo le dije que quería venir. él me insistióen que me quedara. domingo: y, como siempre,te saliste con la tuya. florencia: papá, la verdad esque me siento muy bien. no hay de que preocuparse.luciana: ¡alejandro! alejandro: mamá.luciana: ¡mi amor! ¡qué alegría que estés aquí,mi niño, mi amor! constancio: domingo.domingo: constancio. constancio: qué gusto verte.¿eh? domingo: ¿todo bien?constancio: todo bien, todo bien.florencia, estás embarazada.luciana: florencia, qué felicidad.domingo: ya vamos a ser abuelos, constancio.constancio: sí. sí. [ríe] sí.qué bien, ¿no? hugo: discúlpenme un momento.con permiso. constancio: sí.alejandro: ¿no me vas a felicitar, papá?constancio: ¿por hacerme abuelo? debería darte de nalgadas, ¿no?[ríe] un abrazo. un abrazo, hijo.[ríe] damián: pase, padre.manuel: gracias. gracias.ay... gracias. gracias, hijo.damián: perdóneme por hacerlo venircon tanta urgencia y en medio de esta lluvia,padre. manuel: no te preocupes, hijo,que para eso estamos, ¿eh? y, bien, damián, te escucho.damián: pues mire, padre. yo... yo... yo quisierabuscar la manera de... [balbucea]no--no--no sé cómo decírselo. manuel: a ver, a ver, hijo,perdóname. ¿esto es una confesión?damián: no. no. no. o sí.¿yo qué sé, padre? manuel: [ríe] veo que estásmuy confundido, hijo. ¿por qué no te relajasy me cuentas, ah? damián: no, no, no crea,con todo lo que me está pasando, no, no es tan fácil relajarme.manuel: vamos, vamos. seguramente, las cosas no sontan graves como tú te imaginas. damián: no, no, no, son peores,padre. usted ha de pensarque estoy loco. manuel: bueno, admitoque me tienes intrigado y un poco sorprendidoporque, pues... pero más me sorprendiótu decisión de casarte. justamente lo comentabacon uno de los seminaristas. los caminos de diosson sorprendentes. damián: ¿"un seminarista" dijo?manuel: así es. ¿por qué?damián: es que de eso justamente quería hablar con usted, padre.manuel: no te entiendo. damián: mire,eh, en la cárcel, en la soledad, en la celda,sentí el llamado de dios. manuel: ¿perdón?damián: sí, sí. toda mi vidahe sido un pecador, padre. pero ahora dios...dios habla conmigo. [trueno]¿vio? ¿vio? ¿vio? ese rayo... ese rayo es su voz."arrepiéntete, damián. el reino de los cielosestá cerca". manuel: a ver,te voy a suplicar que, frente a mí, no hagaseste tipo de bromas, ¿eh? damián: no, no.no, no, no, padre. no es ninguna broma. no, no.yo--yo quiero servirlo. manuel: ¿a mí?damián: a dios. quiero ingresar al seminario.quiero ser sacerdote. [trueno][música][música]manuel: apenas puedo creer lo que estoy oyendo.pero ¿estás seguro que te sientes bien, damián?damián: mejor que nunca, padre. mejor que nunca.ahora sé lo que sintió moisés cuando le dieronlas tablas de la ley. manuel: bueno...mira, damián, si estás tomando a chacoteoun tema que es tan serio, te voy a decir--damián: no, no, no, padre, no puede negarme el cielo.no puede. manuel: no, no, no,yo no te lo niego. damián: ni servir al señor.eso tampoco puede negármelo. manuel: pero...pero... ya sé que la iglesianecesita de hombres. damián: yo--yo--yo soyese hombre, padre. yo soy. yo soy.quiero ser cura. necesito redimirme,redimiendo a los demás. manuel: mira, damián,te voy a proponer algo. damián: dígame, padre, dígame.lo--lo que sea, dígame. manuel: tienes que hacerpenitencia, entrar en oración,hacer ayuno. piénsalo bien.siente con el corazón. y, si después de eso,todavía quieres-- damián: sí, sí, sí, quiero,padre, sí quiero, sí quiero. claro que quiero.siento que ya... ya es hora de regresarlea los otros lo... lo que les quité.manuel: bueno, pero... ¿y qué hay de tu boda, eh?damián: sacrifico el amor de una mujerpor el amor a dios. ¿no le pareceun sacrificio importante, padre? hugo: ya, mili.me duele mucho verte así. milagros: es que esto cambiatodo, hugo. todo.hugo: no, no, no. no cambia nada, mili.de cualquier manera, alejandro tiene derechoa saber la verdad. milagros: no.no, eso nunca. él me sigue queriendo, hugo.me lo dijo. hugo: pues mucho más a mi favor.milagros: agarra la onda. va a ser papá. está casado.no puedo hacerle esto. él tiene que seguir pensandoque somos hermanos. tiene que olvidarse de mí.hugo: no, mili, yo no estoy seguro, no sé.milagros: yo lo conozco, hugo. si se lo decimos a alejandro,no va a saber qué hacer. y va a sufrir como loco.y no se lo merece. y la florinda esaque, la neta, pues, no tiene la culpa de nada.y ni qué decir del bebé. hugo: [resopla]¿estás segura? milagros: es lo mejor, hugo.prométeme que no vas a decirle nada.prométemelo. hugo: ya, mili.domingo: tenemos que organizar una gran fiestapara celebrar el embarazo de mi hija, ¿eh?luciana: por supuesto. domingo: también hay que irpensando en qué nombre le vamos a poner a la criaturacuando nazca. constancio: ah, por supuestoque va a ser un varoncito. domingo: de ser así,yo ya tengo el nombre. domingo.florencia: no, pa. constancio: no.constancio domingo. ¿mmm? así ni tú ni yo.domingo: no, no, no, domingo constanciose oye mucho mejor. domingo constanciobelmonte echavarría. luciana: está muy largo.no, domingo, no. florencia: no, no, no.además, ni se emocionen porque va a ser niña.luciana: ay, niña... constancio: padre manuel,no sabía que estaba aquí. alejandro: tío, ya saliste de--damián: sí, sí, sobrino, ya salí.alejandro: qué gusto verte, tío. manuel: buenas noches a todos.florencia: buenas noches. damián: bueno, ¿y a qué se debeesta sorpresa? luciana: florencia estáembarazada, damián. vas a ser tío abuelo.¿no se ve hermosa? damián: ah, felicidades,muchachos. felicidades. florencia: gracias, damián.manuel: pues, eh, yo también los felicito.un hijo siempre es una bendición de dios.alejandro: muchas gracias, padre.florencia: muchas gracias, padre.manuel: eh, señor belmonte, ¿podemos hablar un momentoen privado? constancio: por supuesto.con permiso. damián: voy con ustedes,voy con ustedes. luciana: bueno, pues,ya que va a ser niña, podría llamarse como yo, ¿no?luciana. [música]milagros: tenemos que casarnos, hugo.como habíamos quedado. en una semana.hugo: mili, también tienes que pensar en tiy en lo que tú sientes. milagros: entiéndeme, por favor.él ya tiene su vida hecha, te lo repito,tiene una esposa, un bebé... yo no puedo destrozaresa familia. no tengo ningún derecho.hugo: mili. mili, tú sabes que te amo,que te amo con toda mi alma y que nada me haría más felizque casarme contigo. milagros: entonces no hay másque discutir. nos casamos y punto. ¿va?hugo: está bien. está bien, nos casamos, pero...pero con una condición. que sólo sea por el civil.milagros: ¿y por qué no también por la iglesia?hugo: porque el día que nos casemos por la iglesiava a ser porque tú verdaderamente estás enamoradade mí. no me importaque tengamos 80 años. yo estoy dispuestoa esperarte lo que sea. milagros: eres muy tierno.hugo: mili, te di la oportunidad de retractarte,de que cambiara todo... pero, si aun así,tú insistes en ser mi esposa-- milagros: sí, hugo.sí, es lo que quiero. hugo: muy bien.entonces escucha muy bien lo que te voy a decir.después de esto, no te voy a dejar ir nunca,nunca jamás, así que ¿estás seguraque esto es lo que quieres hacer?milagros: sí. sí, hugo. me caso contigo.constancio: ¿que qué? manuel: ay, créame,don constancio, yo estoy tan sorprendidocomo usted. constancio: esta es otrade tus patrañas, ¿no? damián: no, no, no, constancio,te dije que esos tres años en prisión me habían cambiado.ahí descubrí mi verdadera vocación.constancio: ¿quieres que te diga cuál es tu verdadera vocación,pedazo de animal--? manuel: no, no, no,don constancio. dele a su cuñadola oportunidad de escucharlo. constancio: pero, padre,usted no puede permitir esto. pero ¿qué quiere?¿que se hunda la iglesia? ¿quiere ver al vaticanoconvertido en un casino? manuel: pero...constancio: padre, lo único que está haciendo éles ganando tiempo para no casarse.manuel: yo no puedo asegurar eso.constancio: pero ¡yo sí! ¡se lo aseguro!manuel: pero entiéndame, yo no puedo impedirlea un hombre que busque a dios. constancio: este nunca lo vaa encontrar, padre. es más, dios ni siquiera lo conoce.manuel: pero... constancio: por favor,por favor, seamos razonables. manuel: y lo soy.por eso, le ordené penitencia, ayuno.constancio: pero ¿usted está hablando en serio, padre?manuel: pero, señor belmonte, no importa lo que yo crea.lo que importa es el pedido de un hombreque yo no puedo dejar de escuchar.constancio: ¡yo sí lo voy a hacer!¡y le voy, le voy a regresar a la casa con sotana y todoal animal este! manuel: por dios,don constancio, por favor, se lo suplico.constancio: discúlpeme, padre. pero ¿ya pensó ustedlo que podría hacer mi cuñado en un confesionario?mírelo. mírelo.rocky: ¿una... una carta? horacio: sí, rocky.si la señorita valeria no deja que te le acerquesni puedes hablar con ella, pues, escríbele.una carta. ¿cómo ves? rocky: pues sí.tienes razón, horacio. horacio: pero le cuentas todo,¿eh? mira, ella tiene que saber del tratoque el patrón te obligó a hacer con ély también lo que te prometió. rocky: sí.horacio: eso, que, si al volver ella,que si te sigue amando, pues, él iba a permitirque se casara contigo. ¿cómo la ves?rocky: sí, sí, sí. sí, la voy a escribir.nomás que pueda abrir bien los ojos.horacio: con calma. con calma, hijo.rocky: me están chorreando los mocos.domingo: [susurra] sanamente, ¿eh?sobre todo, por el bebé. florencia: ay, pa.luciana: [ríe] florencia: milagros,¿ya te sientes mejor? milagros: sí.discúlpeme por haber reaccionado así.fue... la emoción, ya sabe. florencia: ay, yo te entiendoperfectamente, es que, bueno, erastan apegada a mi marido. milagros: sí.lo--los felicito a los dos por lo del bebé.de verdad. hugo: bueno, pues,nosotros también tenemos una noticia que darles.mili y yo retomamos nuestros planes y...y nos casamos en una semana. luciana: ¿cómo que retomaron?hasta donde yo sabía, esa era la idea.¿o ya habían cambiado de parecer?hugo: bueno, momentáneamente, tía, pero lo acabamosde reafirmar. alejandro: ¿y...?¿y eso por qué? hugo: tonterías.cosas de enamorados, primo. pero ahora les puedo asegurarque mili va a ser mi esposa y esta vez nada lo vaa impedir, ¿eh? luciana: vaya.pues los felicito, muchachos. florencia: yo tambiénte felicito, milagros. te deseo toda la felicidadque te mereces. constancio: ¿y seguimoscon las felicitaciones? ¿y ahora por qué?alejandro: milagros y hugo se casan la semana que entra,papá. constancio: ah, claro, sí.damián: ojalá que, para entonces,ya pueda ejercer como sacerdote porque nada me gustaría másque casar a mi propio hijo. hugo: ¿qué?gloria: qué bonita es mi mamá, ¿verdad?gamuza: por eso, mi jefe quiere todo con ella.gloria: oh, estate, no digas tarugadas.él no quiere nada. estuvieron juntoshace un tiempo, pero... pues, eso ya pasó.gamuza: para mí, que mi jefe la dejó por otra vieja,el muy condenado. gloria: [chista]mejor cállate, que ni siquiera sabeslo que estás diciendo. lo mejor es no meternosen cosas que ni a ti ni a mí nos importan, ¿ok?gamuza: pero, pues, sí, pero sale caro.gloria: ¿cómo de que sale caro? gamuza: sí, es que...a cada rato, todas las tardes,me pongo a chambear con mi jefe. para que él tenga lanapara comprarle sus flores a tu mamá.gloria: no me gusta nadita que le ande trayendotantas flores. no sé ni para qué.gamuza: ya te dije. mi jefe anda loquitopor la tuya. y, para que lo sepas, ahoritale está pidiendo casorio. gloria: [resopla]lina: ya no estés triste, hermanita.te puso mal que la florencia esaregresara bien panzona, ¿verdad? te entiendo, hermanita.tú siempre soñaste con casarte con alejandro,tener hijitos con él... y ahora te das cuentaque la vida es otra cosa, no lo que soñabas.milagros: ya, lina, por favor. ya voy a casarme.voy a casarme y a formar una familia, pero con hugo.lina: achis. ¿siempre sí te vas a casar con él?milagros: sí. lina: ¿y ahora quiénte entiende, hermanita? primero, que sí. luego, que no.¿y ahora otra vez que sí? milagros: yo pensabaque alejandro era mi hermano. por eso, lo alejé de mí.lina: ¿cómo...? ¿cómo que alejandro y tú...?milagros: sí. [llora]pero no era cierto. lina: ¿y entoncespor qué pensabas eso? milagros: porque don constancioes mi papá. por favor,no vayas a decir nada, lina. júramelo.ya ves que de repente eres bien chismosa.lina: te lo juro, mili. de mi bocanunca va a salir nada. milagros: por eso, me portababien extrema. porque, pues, no es algomuy normal que lo ande gritando por todos lados.lina: bueno, pero si el patrón es tu papá,entonces el alejandro sí es tu hermano.milagros: no. la seño lucianase comió la torta antes del recreocon otro hombre. don constancio no esel verdadero papá de alejandro. lina: ¿y tú cómo te enterastede eso? milagros: me lo dijo ella misma,después de la boda. y yo ya no podía hacernada, nada. lina: ay, hermanita,me dejaste bien helada. milagros: y lo más tristees que hugo y yo pensábamos hablar con élpara decirle la verdad. pero ahora, con el embarazode la florinda, pues, todo cambió.alejandro ya tiene una familia, una esposa,un bebito que viene en camino. y todas esas son señalesde mi cuatacho para decirme que no quiere verme junto a él.así que me caso con hugo. y, pues, a otra cosa, mariposa.lo bueno es que después de la boda, alejandro se va a irotra vez con su esposa. y, pues, mejor,porque no quiero tenerlo cerca. no puedo tenerlo cerca.[música]rómulo: y, pues, ahí me he pasado dándoles vueltasa algo que... pues, ahí, que no sécómo lo vas a tomar. yolanda: ¿y cómo lo vas a sabersi no me lo dices? rómulo: oh, dame chance tú,si no son enchiladas. va.gloria es nuestra hija, ¿no? y el gamuza, pues,te quiere reteharto ya. yolanda: y yo también a él.rómulo: pues ahí está. y yo también lo sé.pero yo, por eso, quisiera decirte--gloria: a ver, a ver, a ver, espérese tantito, ¿sí?gamuza: ay, hijo, te juro que yo no...no anduve de hocicón. gloria: usted y yotenemos que hablar. rómulo: ahora sí,te voy a reventar... gamuza: quítate, quítate,quítate. gloria: ¡espérese! ¡espere![gritos] rómulo: [ríe]¿qué hubo, galeno? es que le estaba viendola suela. gloria: eh, sí, la talla.yolanda: todo bien, doctor, bien, bien, bien.rómulo: todo bien, ¿verdad? socorro: pues vayaque fue una sorpresa que el joven alejandroestuviera embarazado. ay, ya me imaginocómo ha de estar la pobre de mili.lina: sí. bien sacada de onda.lo bueno es que, pues, ya se va a casar con el hugo.eso la va a animar mucho. socorro: ¿y tú por qué estástan apachurrada? lina: pues porque las cosasnunca son como uno quiere que sean, socorrito,y, pues, eso duele. socorro: pues sí,así es la vida, lina, ¿qué quieres? pero...karla: ay... socorro: ¿y ahora?lina: ¿y ahora tú? si todavía no es domingo.karla: si tú tienes que esperar los días de descanso,yo no tengo la culpa, lina. yo ya estoy en otro nivel.socorro: ya no empiecen, por favor.¿qué? ¿vas a salir, hija? karla: ajá.voy a buscar a damián. socorro: ¿a dónde?karla: a la iglesia. socorro: ¿a la iglesia?karla: ajá. socorro: ¿y qué hace él ahítan temprano? lina: ha de estar confesandosus pecados. y eso le va a llevartodo el día. karla: mira, ¿sabes qué?no sé, mamá, pero me pidió que fuera porque me va a deciralgo muy importante. yo creo que va a ser algosobre la fiesta de bodas. adiós.socorro: ay, pues, yo... todavía no lo creo.lina: y haces muy bien, socorrito.muy bien. socorro: [resopla]rómulo: órale, ya estamos aquí. ¿qué quieres decirme?gloria: por supuesto que quiero decirle algo.pero ¿quién se cree que es usted, eh?rómulo: [chista] bájale. primero, estás en un hospital.segundo, más respetillo. soy tu papá, fíjate.gloria: mi papá, mangos, fíjese. rómulo: ¿que no te han dichoque eres una maleducadita? gloria: sí.si mi papá no me hubiera abandonado,me hubiera podido educar. rómulo: ¿cuándo vas a entender,hombre, que yo no sabía nada? caray.gloria: eso a mí no me importa. quiero pedirleque se olvide de mi mamá y que se olvide de mí.porque usted es un hijo de su abuela.gamuza: pues sí, te dijo regacho.¿no te la vas a sonar? gloria: gamuza.gamuza: oye, mejor bájale a los insultos, carnala,porque, pues, si te pone una mano encima,te deja la nariz para atrás. gloria: a mí nadie me poneuna mano encima. gamuza: ¿cómo de que no?si es tu papá. si él quiere,te da de nalgadas.horacio: me cae que, si con esto,la señorita valeria no regresa contigo,me corto una mano. rocky: ¿de veras te gustó,horacio? horacio: pues nada más míramea los ojos, condenado. ¿qué ves?rocky: ¿eh? horacio: dime qué ves.rocky: una lagaña. horacio: no seas bruto.amor. eso es lo que hay en mis ojos.porque eso es... eso es lo que acabo de veren esta carta, mi rocky. rocky: ¿entonces sí te gustó?horacio: pues claro. ya estuvo, mi rocky.mira, llévasela, dásela. rocky: ese es el problema,dársela. a mí no me la va a recibir,horacio. horacio: ¿por qué?faltaba más, faltaba menos. mira, mira, yo se la llevo.rocky: no, espérate, espérate. ¿seguro?horacio: sí. espérate. espérame. [carraspea]perdón, señorita valeria. valeria: ¿sí?horacio: llegó esta carta para usted.valeria: gracias. retírese.horacio: sí, con permiso. valeria: [suspira]yolanda: haz un esfuerzo por llevarte mejor con gloria.es una buena muchacha. rómulo: sí, yo lo intento,yolanda, pero... esa escuincla pone ahíuna pared entre nosotros. yolanda: ahora que salgadel hospital, quiero vivir con gloriay con gamuza como una familia. voy a buscar una casadonde podamos vivir los tres. rómulo: [ríe]¿pues qué crees? de eso merito yo quería hablartecuando ahí brutalmente nos interrumpieron.[carraspea] los muchachos necesitande una mamá. y, pues, también de un papá.y yo también quiero tener una familia.y si es contigo, pues, es mejor. la neta,pues, yo sería bien feliz si tú me dierasuna chancita de estar juntos como pareja.chula, yo te quiero.y, pues, me gustaría mucho...casarme contigo.[pasos]karla: ¿damián?ey, damián, ¿te sientes mal o qué te pasa?damián: ¿te extraña que te haya pedidoque nos viéramos aquí? karla: pues, la verdad, sí.¿qué pasa? damián: quiero pedirteque me perdones. karla: ¿y eso?damián: he pecado, karlita. siempre he pecado.mi vida es un pecado caminando. por eso,tengo que volver la mirada a dios.karla: a ver, damián, no... no te estoy entendiendo. ¿qué?damián: eres una mujer adorable. karla: gracias.damián: y yo te quiero. te juro que te quiero.karla: ay, mi amor, mi amor. damián: no, no, no,no, pero ya no... ya--ya--ya no voy a poder.ya--ya no voy a poder. karla: a ver,¿no vas a poder qué? damián: no voy a poderabrazarte. karla: ¿eh?damián: bueno, abrazarte como hermana sí.karla: a ver, damián, no te estoy entendiendo nada.me estoy desesperando. ¿me puedes explicar, por favor?damián: ayúdame a rezar, recemos juntospara que pueda darte la noticia. karla: no, no, no,a ver, a ver, espérate. ¿qué noticia?ya dime, por favor, ¿qué? damián: estoy decididoa hacerme cura. luciana: alejandro,esa noticia es maravillosa, mi amor.constancio: yo opino que deberían pensar mejorlas cosas. alejandro: ya lo decidimos,papá. luciana: a mí me llenasde alegría, mi amor. hugo: ay, cuánta felicidad.¿por qué tan contenta, tía? luciana: es que alejandroy florencia nos acaban de dar una gran noticia.hugo: ah, ¿sí? alejandro: sí.mi esposa y yo hemos decidido radicar en méxico.[música]hugo: ¿y estás...? estás seguro, ¿no?que eso es lo que quieres hacer. alejandro: por supuesto, primo.hugo: ah, qué bien. alejandro: papá,espero que no haya ningún problemay me pueda reincorporar a la empresa.constancio: la verdad, eso lo veo un tanto complicado.milagros: con permiso, voy a tomar un poco de...de aire. luciana: mira, constancio,la empresa es de la familia. y alejandro siempre tendráun lugar ahí. constancio: hugo ha hechoun espléndido trabajo en la constructora.y, para serte sincero, alejandro,tú serías un estorbo en la nueva administración.alejandro: sí, siempre he sido un estorbo para ti, papá.de eso no me queda la menor duda.hugo: tío, tío, tranquilo, yo--yo pienso que alejandrose puede reincorporar a la empresasin ningún problema. bueno, de hecho, lo necesitamos.recuerda que necesitamos un buen ingenieropara que supervise las obras nuevas.florencia: mira, mi amor, si don constancio no quiere,pues, no lo podemos presionar.yo puedo hablar con mi papá. estoy segurade que, como mínimo, te ofrece la vicepresidencia.alejandro: lo que a mí me gustaría es trabajarcon mi familia, florencia, pero... si no se puede, pues,ni modo.constancio: está bien, está bien,puedes regresar a la empresa. ¿contento?alejandro: te lo agradezco, papá.hugo, voy a necesitarque me pongas al tanto de todo. hugo: sí, claro.mañana nos vamos juntos a la oficinay te pongo al corriente. alejandro: gracias.hugo: bienvenido. karla: ¿te volviste locoo qué te pasa? damián, tú de sacerdote tieneslo que yo tengo de santa. o sea, nada.damián: yo sé que para ti no es fácil entenderlo, karlita.karla: mira. lo que tú quieres es burlarte de mí, ¿verdad?damián: no, no, no. claro que no.mira, déjame explicarte. el tiempo que estuveen la cárcel me hizo reflexionar, cambiar...karla: ajá, ajá. damián: en mis nochessolitarias, encontré la oracióncomo consuelo. karla: a ver, ¿qué consueloni qué nada? si todos los díasiba a verte al reclusorio y nunca, nunca me dijistenada de eso. damián: porque todavíano procesaba bien las cosas. pero ahora me siento seguropara tomar esta decisión. karla: [resopla]damián: te juro... te juro que no hay nada másque quiera en la vida que dedicarme a dios.quiero ser sacerdote. karla: no, no, no.lo que tú quieres es zafarte de alguna manerapara no casarte conmigo, pero ¿sabes qué, damián?¿sabes qué? no lo vas a lograr. no lo vas a lograr.damián: karla, karla, karla, hermana, hermana,mírame, mírame. mírame bien.no sabes la felicidad que inunda mi ser,la paz, la tranquilidad y la luz, la luzque siento dentro de mí. tú también deberíasconsiderarlo, karla. tal vez, nadie sabe...tal vez serías una buena monja. karla: [gruñe]te juro que no vas a salir con la tuya, damián, te lo juro.rómulo: yolanda. [chista] oye, tú,no te quedes así. ¿qué opinas?¿estás bien? yolanda: oye.¿pues qué tomaste? rómulo: [ríe] éjele.nada. estoy en ayunas,ni para leche tengo. yolanda: es que...es que no puedo creer que me estés proponiendomatrimonio. rómulo: ah. ¿para qué te haces?si los dos queremos lo mismo. una familia.yolanda: yo ya tenía mis planes, rómulo.y en esos no estabas tú. rómulo: pues es que...pues es que yo no quiero perder a mis hijos.y la neta, pues, eh, no quiero separarme de usted.mira, yo te prometo, voy a hacer todo lo posiblepara que gloria me acepte, quiero ser un padre para ellay, pues, ahí de paso, un buen esposo para ti.yolanda: está bien, rómulo. acepto casarme contigo.[ríe] ¿y te confieso algo?nunca dejé de pensar en ti. fuiste el amor de mi vida.rómulo: eh... [ríe]valeria: [ríe] ay, qué sorpresa.no... no, no, no te esperaba. >> quería...quería darte una sorpresa. valeria: ah.pues qué grata sorpresa. >> te quedaste dormida.y, mira, te pusiste rojita. ¿por qué?porque no te pusiste suficiente bloqueador. ¿mmm?valeria: es que no estabas tú para cuidarme.>> pero ya estoy para... para cuidarte.valeria: [ríe] ay, qué calor hace, ¿no?mmm... voy a la alberca un poco para refrescarme.>> ok.[suspira]valeria: [ríe] ¡hola! rocky: resbaloso.ofrecido. ¿y mi chiquitaa qué hora piensa leer la carta? caramba.valeria: que no.alejandro: no te da gusto saber que me quedo en méxico, ¿verdad?milagros: no digas eso. claro que me da mucho gusto.alejandro: ¿entonces por qué pones esa carita?milagros: pues la neta es que me agarró de bajadala noticia y yo creí que sólo veníaspara estar en mi boda y luego te retachabascon tu esposa. alejandro: no fue una decisióna la ligera, mili. lo estuve pensando mucho y...la verdad, no quiero estar lejos de mi familiani de la gente que quiero. no me gustaríaque mi hija creciera en un país que no sea el suyo.milagros: te entiendo. te entiendo.alejandro: también quiero que tú estés en el hospitalconmigo cuando... mi niña nazca,quiero que seas la primera en conocerla.milagros: ¿neta? alejandro: neta.porque estoy seguro de que tú vas a sersu tía consentida. milagros: ella va a sermi sobrina consentida. la voy a llenar de besossiempre que la vea. bueno, si la mamá no se enojaporque a tu esposa como que yo le digo cayendoen la punta del pie. alejandro: no vas a tenerningún problema con ella. te lo prometo.florencia sabe que somos hermanos.y creo que ya es tiempo que tú y yo aprendamosa convivir y... hacernos a la idea.milagros: ya me imagino a tu hija.va a ser muy linda, una niña preciosa.alejandro: sí. milagros: preciosa.florencia: alejandro, me sientoun poquito indispuesta. ¿podrías pedirle a socorroque me suba un té? alejandro: sí, sí, sí, claro,no tardo. milagros: ¿qué--qué tienes,florinda? ¿puedo ayudarte en algo?florencia: florencia. y sí,sí puedes ayudarme en algo. ayúdame no estandocerca de mi marido. cuando te veo con él,se me revuelve el estómago. milagros: con permiso.florencia: [resopla]néstor: hola. constancio: néstor,qué gusto verte, hombre, ¿eh? me enteréque habías llegado de europa y ya me estaba molestandoporque no habías pasado a saludarme.néstor: ¿te lo comentó tu esposa?constancio: ¿luciana sabe que estás aquí?néstor: eh, no, no, creo que no. constancio: no.me enteré por la reunión del partido.el licenciado alarcón me dijo que habían desayunado juntos.néstor: ah, nacho, nacho fue, claro. sí, sí, sí, fue nacho.constancio: sí, siéntate, por favor.néstor: gracias. bueno, antes que nada,déjame felicitarte por tu diputación.he recibido excelentes comentariossobre tu desempeño político. constancio: gracias.se hace lo que se puede. además, te recuerdoque el triunfo no fue solamente mío.si resulté victorioso en las elecciones,fue en parte gracias a tu apoyo moral y financiero.néstor: desde un principio, supe que iba a ser un dineromuy bien invertido. constancio: [ríe]néstor: porque no te olvides, constancio,que fue una inversión. constancio: no lo olvido.no lo olvido. oye, aprovechandoque estás aquí, me gustaría mucho invitartea cenar esta noche a la casa. eh, espero que no tengasotro compromiso. néstor: eh, no, pero, por mí,encantado. constancio: ah, bueno, va a seruna pequeña celebración por la llegadade mi hijo alejandro y su esposa.ella está embarazada y... te imaginaráscómo estamos todos, muy contentos con la noticia.néstor: qué bueno que me lo dicespara llevar un obsequio. constancio: no, no,no hace falta. con tu sola presencia,es más que suficiente. néstor: ¿sí?constancio: ajá. será un placer. néstor: bueno, gracias, gracias.yo, feliz.alejandro: ¿ya te sientes mejor, mi amor?florencia: un poco. gracias. alejandro,no creo que debamos quedarnos a vivir aquí, en méxico.alejandro: pero ya lo habíamos hablado, florencia.yo pensé que estabas de acuerdo. nunca preguntaste mi opinión.solo me informaste lo que tú habías decidido.alejandro: pues me hubieras dicho que noy lo podríamos haber discutido. florencia: es que no me gustacontradecirte en nada y tú lo sabes.[resopla] pero la idea de vivir aquícon esa mujer tan cerca de ti me enferma.alejandro: florencia, milagros es mi hermana.¿no te parece ridículo lo que estás sugiriendo?además, milagros se va a casar con hugo.florencia: es que no la soporto, es una entrometida.se va a querer meter en nuestro matrimonio.además, no quiero que nuestra hija crezcacerca de ella. alejandro: el principal motivopor el que decidí que nos quedáramos aquíes exactamente ese, florencia, para que mi hija crezcajunto a las personas que son importantes para míy las que yo quiero. florencia: ¿es ellamás importante que yo? ¿eso es lo que estás tratandode decirme, alejandro? alejandro: tú, mejor que nadie,sabe lo que significó milagros en mi vida.florencia: y la sigues amando a pesar de todo.y eso me duele. me duele mucho, alejandro.alejandro: florencia, eres mi esposa.tú y yo estamos formando una familia juntos.por favor, deja tus celos absurdos a un ladoy haz un esfuerzo para que esto funcione,¿quieres? florencia: [resopla]está bien. podemos quedarnos.pero no en esta casa, no bajo este mismo techo.te lo suplico, por favor. alejandro, tú tambiénhaz un esfuerzo por mí. alejandro: mejor hablamosdespués, ¿sí? ahorita no me quiero enojar.florencia: [resopla]>> ¿y esto? valeria: no sé,es una carta que me acaba de llegar.>> qué raro. no tiene ni... ni timbres ni sello postal.valeria: a ver.ah... creo que ya sé de quién es.

Cargando Playlist...