null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 11

26 Mar 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... constancio: ella te ama, hijo.espero que puedas reconocer tu error así como yo estoyreconociendo el mío. alejandro: ¿cómo pudistementir así, papá? ¿cómo te atreves a hacerme esto?constancio: mira, mira. no voy a darte el gustode que me reclames nada. hice lo que hice,reconocí mi falta y punto. espero que reconsidereslo de tu renuncia. alejandro: por supuestoque lo haré. después de esto,y sabiendo de lo que eres capaz, no voy a perderte de vista.constancio: los dejo para que hablen.alejandro: andrea, discúlpame. sé que fui muy duro.si yo no hubiera-- andrea: [chista]luciana: por favor, damián. te suplico que no le digas nadaa constancio sobre lo que viste. tú sabes que mi relación con élnunca ha sido buena. yo ya estoy cansada,he estado tan angustiada tantos años.damián: sí, sí, lo sé, hermanita, no--no le voy a decir nada, pero piensa bienlo que vas a hacer. porque tu deber no es solocuidar de tus propios intereses, también de los míos.y no te puedes largar y dejarme sin nada.luciana: pero ¿cómo me dices esas cosas?yo nunca te he fallado. damián: mira, mira, espera,espera, mira. si tú te vas,constancio va a adquirir más poder en la empresa.y bien sabes que si me soporta, es nada más por ti.luciana: yo siempre te he apoyado, damián.no voy a dejar de hacerlo. solo que yo tengoque pensar bien las cosas. mira, si decido irme,puedes estar seguro que no le voy a cedermis acciones a él, se las dejaré a alejandro.damián: [ríe] ¿a tu hijo?luciana: sí, pero de cualquier manera tu siempre vas a contarconmigo si soy tu hermana. gracias por tu silencio,gracias. alejandro: pues sí,lo de carlitos fue para darte celos.andrea: lo sabía, sabía que no podías dejarmepor esa "chamagosa". alejandro: fue venganza.andrea: venganza injusta, porque yo era inocentede toda culpa. alejandro: bueno, ahora lo sé.perdóname, debí creerte. andrea: no te preocupes.yo en tu lugar también hubiera dudado.alejandro: eres divina, ¿sabes? andrea: si tú lo dices.milagros: [balbucea] así sentadita se ve más bonita.relajadita, y así ve el partido muy bien.regina: bendito partido. hay un sol tremendo.y yo tengo que ver este deporte de brutosque no tiene nada que ver conmigo.milagros: bueno, pero qué cantaleta la suya.no hace más que protestar por todo, doñita.manuel: doña regina, qué placer que nos estéacompañando aquí. le agradezco infinitamente.oye, "miligol", mi hija, me hiciste poner a rockyaquí en el equipo y no aparece, ¿dónde se metió?rocky: tranquilo, padre, tranquilo, usted tranquilo,que yo ya estoy listo, mire, ¿eh? mire, mire.milagros: pues a darle. [balbucean]regina: ay, dios mío. el trabajo que voy a tenerpara enseñarle a esta niña a ser una dama.valeria: permiso. papá.constancio: ¿qué? hija, ¿qué haces aquí?valeria: tengo que hablar contigo.constancio: óyeme bien lo que te voy a decir.si es sobre ese desfile de modas, olvídalo.valeria: ay, no seas puritano. y mejor saca a la lagartonade tu oficina. porque yo creo que estabasencerrado con ella, ¿no? constancio: ¿de qué estáshablando? valeria: de tu amante, pa.¿cómo pudiste enredarte con tu secretaria, pa?o sea, eso no te lo voy a perdonar, pero nunca, nunca.[risas] pero--alejandro: ¿qué pasa, hermanita? valeria: no entiendo.mi papá y ella... y tú y ella...alejandro: ¿estás aprendiendo a formar oraciones?constancio: eso te pasa por andar de bocón.valeria no tenía por qué enterarse de tus inseguridades.alejandro: discúlpame, hermanita, ya lo aclaramos todo.fue un malentendido. valeria: papá, ay, perdón,perdón, perdón, perdón. andrea, perdón, perdón.y tú, tú no me perdonas nada, chismoso.constancio: chismoso. [balbucean][festejan]rocky: tranquilos, no sean pasados de lanza.[balbucea] milagros: ay, ¿sabe una cosa,doña? yo con usted no descansohasta hacerla una fanática futbolera cañón.regina: ¿hacerme qué? milagros: pues eso.regina: ah. [música][música]regina: vengo muerta. fallecida.milagros: no diga eso, doñita. está cansada nada más.regina: no, no, no, podría dormir 100 años.ay, además me duele la garganta.yo creo que fue por el frío. milagros: ¿por el frío?qué frío ni qué nada. es por los golesque gritaba, doñita. se "degallintó" de tanto gritar.regina: ¿que yo grité goles? milagros: cuatro, los tresque hice yo y el autogol de rocky.regina: [resuella] fue autogol.ay, con razón le fue tan mal al pobre.y yo no entendía ni por qué. total que la cajeteó.milagros: ¿dijo cajeteó? ¿de dónde sacó esa palabra,doñita? regina: seguramentetú me la pegaste. ay, dios mío.ya no sé si al final yo te voy a enseñar a tio tú me vas a hacer burra a mí. milagros: pero ustedsea la burra si quiere, y todo lo que quiera,pero ¿sabe qué? ahora se ve más joven.regina: ay, por favor. no digas ridiculeces.luciana: hijo, entonces, ya se reconciliaron.alejandro: sí, mamá. ya sabes, pleitos de enamorados.andrea: ¿no te alegra, luciana? luciana: sí, sí, sí, claro.alejandro: traté injustamente a andrea, mamá, pero me dicuenta que soy un tonto. casi pierdo una joya como esta.damián: ¿y qué te hizo darte cuenta de eso, sobrino?alejandro: mi papá. luciana: ¿tu papá? ¿y cómo?alejandro: sí. es que mi papá me diounos consejos y me di cuenta de que a veces las cosasno son como parecen. damián: muy bien, cuñado.resultaste todo un consejero sentimental.lina: con razón vienes toda espolvoreada, manita.eres toda una goleadora. milagros: clarines dijoel popochas. voy a darme un regaderazopara ayudarte a servir la cena. lina: no, no, no, espérate.tú no tienes por qué servir la cena, más bien tendríasque cenar con la familia. milagros: ¿yo?lina: claro. pues eres la novia de alejandro,¿que no? milagros: pues sí.híjole, ¿te imaginas si lo hago?a la bruja se le saltan las venas.y a mi suegra ni te cuento. lina: van a tenerque acostumbrarse. además sería una formade demostrarle tu amor al patroncito.milagros: ¿tú crees? lina: claro, no lo dejes solocon los buitres. entre los dos van a poderapoyarse mejor. milagros: tienes razón.pero yo no voy a ir con esta facha.linda: ¿acaso no tienes ropa? además yo me encargode arreglarte como nunca. voy a desbordartodo mi talento en ti. ya lo verás, manita.milagros: lina. [festejan]lina: ay, en serio, tonta, te ves bien divina.milagros: ¿tú crees? ¿estás segura de que estaes buena pinta para una cena tan "fifirufa"?lina: te lo digo yo. si la cena es fifirufa,tú estás "retefifirufa". milagros: híjole,pero es que el pelo-- lina: el pelo te lo dejébien bárbaro. vas a dejar a todoscon la boca abierta de lo linda que estás.andrea: ya volvemos, mi amor. alejandro: ¿adónde van?andrea: a platicar tranquilas. damián: ¿de qué, de qué?valeria: ay, de cosas de mujeres, tío.damián: las únicas cosas de mujeresde las que ustedes hablan es sobre los hombres.luciana: ya fui a la cocina, en un momento estará la cena.bueno, pues qué bueno que estamos todos juntos, ¿no?regina: no, no todos, luciana. faltaba yo.constancio: ah, ¿y ese milagro? regina: efectivamente, hijo.milagro es la palabra. no sé si todos están enterados,pero hoy decidí salir de mi encierro.salí a la calle y me pareció buena idea cenar con ustedes.alejandro: este día va a ser memorable, abuela.luciana: bueno, pues si quieren, pasamos todos al comedor.¿y tu novia dónde está, hijo? regina: ¿invitaste a tu novia,alejandro? milagros: aquí estoy, suegrita.¿preguntaba por mí? luciana: ¿suegrita?milagros: sí, bueno, si le molesta que la llame suegra,pues la puedo llamar mamá. alejandro: espera, carlitos.digo, milagros. yo creo que lo que pasó--andrea: déjala. así que tú eres la noviade alejandro. luciana: me llamó suegra.andrea: ay, ¿la escucharon? es la novia.milagros: sí, la novia. así que ahuécale,perdiste, flacucha. luciana: es que me llamó suegra.milagros: ya le dije que si no le gustaque le diga suegra, pues la llamo mamá.mami y se acabó. luciana: ay, no, por dios.alguien haga algo. damián: ¿qué quieresque hagamos? regina: ¿qué pasa, alejandro?¿me quieres explicar? constancio: a ver, a ver,esto es absurdo. a ver si arreglas de una veztus tarugadas. milagros: pero pues ¿qué tieneque arreglar? alejandro: mili, es que creoque no te diste cuenta que lo de tu noviazgo conmigoera un--una broma. milagros: no entiendo.¿cómo que era una broma? alejandro: sí.milagros: ¿qué dijiste? vuélvelo a repetir.dijiste que era-- alejandro: una bromita.mi novia es andrea. valeria: escúchame, ridiculita.¿en serio pensaste que mi hermano se iba a fijar--?regina: valeria, ya basta. milagros: una bromita.alejandro: no pensé que te lo fueras a tomar en serio.milagros: no, no, si no me lo tomé tan en serio.lo que pasa es que yo sabía que era una broma,sí, ya lo sabía. pero alejandro no me avisóque había terminado. y pues yo pensé que seguía.si no, ¿por qué me iba a vestir así tan ridícula, no?regina: yo creo que siempre no ceno con ustedes.ya perdí el apetito. no sé para qué me molestéen bajar, buenas noches. y buen provecho, alejandro.[música][música] karla: ¿y a esta?lina: ¿qué pasó, manita? ¿por qué lloras?[llama a la puerta] mili, ¿qué tienes?karla: yo creo que ya se le acabó su sueñitode princesa. lina: cállate, víbora.mili. milagros: [llora]lina: mili.andrea: ay, la cena estuvo deliciosa.pero lo que más disfruté fue el show.valeria: ¿cuál show? andrea: el que dio la chamagosa.luciana: por dios. es que a mí de verdadtodavía me late el corazón. díganme ustedes dóndese ha visto que una sirvienta me diga a mí suegrita.eso es un descaro. damián: lo que no entiendoes por qué regina no quiso quedarse para la cena.después de que por fin había decidido acompañarnos.constancio: seguramente se molestó por la burlaa la que fue sometida su empleada.¿no crees, alejandro? andrea: no creo.más bien se avergonzó del ridículo que hizosu protegida. luciana: no, no, no.cuando esa peladita me llamó suegra, les juroque casi me da el infarto. valeria: no.cuando te llamó mamá, casi me infarto yo.andrea: pero habrase visto. qué sueños de grandezalos de esa mugrosa. valeria: está loca.espero que después de esto, mi abuelita por lo menosla corra porque no la soporto. luciana: pero bueno,¿qué tienen las sirvientas en la cabeza hoy en día, eh?valeria: pues en la cabeza no sé, pero por las venasles corre detergente. [ríe]regina: cálmate, rosario. no es para que te pongas así.rosario: ¿cómo no? todos los amigos de constanciose burlaron de mí. regina: el ridículolo hicieron ellos. saben que mi hijo te quiere.han de tener envidia porque saben que eres muy bonita.rosario: ¿de veras su hijo no se avergüenza de mí?regina: pero ¿de dónde sacas eso?nunca había visto a constancio tan enamorado.rosario: entonces... entonces, ¿por qué nuncame había llevado con sus amigos?hasta se puso de malas cuando los encontramos.y todo por lo necia que soy. yo quería que me comprararopa de maternidad. regina: y estabasen todo su derecho. vas a ser su esposaaunque mi marido se oponga. y supongo que mi hijopuso en lugar a sus amigos. te defendió, ¿verdad?rosario: no, se quedó callado.yo creo que eso fue lo que más me dolió.[llaman a la puerta] alejandro: abue,¿ya te dormiste?abue, quería platicar contigo. regina: me has decepcionadoterriblemente, alejandro. esperaba mucho más de ti.nunca imaginé una acción tan baja.alejandro: abuela, es que yo no pensé que mili selo fuera a tomar tan en serio. regina: con los sentimientosde la gente no se juega. ¿qué te piensas?¿que puedes burlarte de una criatura humildeaprovechando tu posición social? alejandro: no, abue, yo pensé--regina: que te vas en este momento, estoy cansada.retírate, por favor. retírate te he dicho.damián: ¿se puede saber por qué diablos me sacastede la cama tan temprano? constancio: tiene pensador irse.damián: ¿qué? ¿de quién hablas? constancio: ¿como de quiénhablo? tu hermana. tiene un pasaje para roma.tiene pensado irse con su amante.damián: ¿estás seguro? constancio: vi el pasaje,está en su bolso. necesito saber quién es.¿pudiste averiguar algo? anoche me dijisteque hablaríamos luego. damián: mira, constancio.este tema es muy delicado. yo no puedo traicionara mi propia hermana. constancio: no puedestraicionar. ¿20.000?damián: es mi propia sangre, tienes que entender.constancio: ¿30.000? damián: es una cuestiónde lealtad, yo no puedo-- constancio: ¿50.000?damián: eugenio. constancio: ¿eugenio?damián: así es. pero por favor firma el cheque,¿sí? socorro: karla.karla: ay, pues es la verdad, mamá.es una bruta. mira que creer que alejandrode verdad iba a ser su novio. esta tonta se compróese cuento solita. lina: ¿perdón?¿y qué hay de ti y el señor damián?karla: ay, pues lo mío es diferente.porque él me quiere y yo lo quiero.lina: sí, claro. dos o tres veces por semanasolo de noche y por un ratito. socorro: lina.lina: perdón, socorrito. pero es que su hijadestila veneno. karla: ¿por qué veneno, eh?¿porque le digo la verdad? lina: ay, qué verdad, babosa.karla: que un joven como alejandro nunca se va a molestaren mirar una sirvienta. ¿o no te das cuenta?no se puede volar tan alto, babosa.alejandro: perdón. milagros, ¿puedo hablar contigo?[música][música] no, mili, me siento muy mal.milagros: uh, pues no das pie con bola, cuate.¿qué va a saber de medicina una mugrosa sirvienta como yo?alejandro: no, no me entiendes-- milagros: ¿ahora hasta tontame vas a decir? ya párale, ¿no?ya estoy harta de bromitas y groserías.alejandro: mili, escúchame, por favor.lo que te quiero decir es que te--milagros: ¿que te gusto? porque eso ya me lo has dichoun chorro de veces y luego vienen los besospara que al final me digas que todo era una bromita.¿sabes qué? ve a burlarte de tu abuela.bueno, no, eso no, porque esa viene siendo la doñitay esa sí es a todo mecate. mejor tú vete al diablo.alejandro: yo sé que no te merecías algo así, pero--milagros: pues también te equivocas, fíjate.claro que me lo merecía por idiota, por confiada.por creer en tus palabras. por pensar que eras a toda ley.porque yo seré una sirvienta maleducada y malcriada,pero soy neta. y no me ando con tarugadascomo tú. ¿por qué me hiciste eso?¿por qué? alejandro: por favor, mili,no te pongas-- milagros: sí, sí me pongo.¿y sabes una cosa, guapito? cada vez que te me acercabasyo te ofrecía el corazón en la mano.y no te digo para ser tu novia porque sé que la cenicientano existe. yo quería ser algo tuyo,tu amiga o no sé. pero me rompiste el corazónde un trancazo. se me quedó el corazónen la mano y roto.bien roto.alejandro: [gruñe] eddy: suelta todo.tus pies no deben tocar el piso.las piernitas, mira, suéltamelas.valeria: ajá. eddy: la cabellera--te veo tensa, mi amor. valeria: sí, es que--no voy a poder, voy a hacer el osoy le voy a caer-- eddy: tú tienes que poder,valeria. o sea, tú sabes que esuna pasarela importante para tu vida.no debes fallar. valeria: no, no.constancio: ¡valeria! ¿qué estás haciendo?valeria: pa, estoy ensayando para mi pasarelacon camille morlet. mira, te presentoa eddy fabiancito, me lo superrecomendaron.él ha hecho su carrera en parís, en españa, en mónaco--constancio: ya te dije que tú no vas a desfilary punto. no me contradigas, valeria.valeria: no, papi, yo no quisiera contradecirte,ni siquiera quiero desfilar-- constancio: no me interesa.no voy a permitir que te exhibas en ropa interiordelante de todo el mundo. vístete, que estás encueradadelante de ese "magnazón", vístete.valeria: ay, parece un ogro, pero no te creas, es un pan.eddy: ¿cómo? digo, explícamelo. valeria: el casoes que te necesito todos los días, todos.hasta el día del desfile. eddy: lo veo, mira, chatita,lo veo muy difícil, y mira que tienes motivosy razones para quedarme contigo, pero tengo otras modelos.estoy preparando para el desfile de la morlert.valeria: no, no me importan tus otras modelos.tráetela y aquí se preparan conmigo y asísuperexperimentadas y yo las veo y todo bien.eddy: tengo la agenda muy llena. no sé lo que le sigue.ahora, si le llegas... valeria: ay, corazón,ese no es problema. milagros: escúchame, cuate.me dijiste que me ibas a proteger, ¿y qué onda?hasta ahorita vengo de azote y azote y azote y azote,vengo por todos lados. ¿tú le llamas protección a eso?pues ¿qué te pasa? ¿estás enojado conmigo o qué?si me quieres cachetear, pues ya te diste gusto.ya puse las dos mejillas. échame la mano, ¿qué te cuesta?¿me vas a ayudar? yo sé que sí.porque yo sé que tú aprietas, pero no ahorcas.te quiero mucho. aquí te traje el vinitoque tanto te gusta. te pido un favorcito...a ese guapito idiota sácamelo de la cabeza,bórralo de mi vida. me pone mal, ¿sabes?me pone bien mal.[llaman a la puerta] hugo: adelante.braulio: ¿me llamó, señor? hugo: ¿no viste a milagros?braulio: salió, señor. hugo: cuando regrese,dile que quiero hablar con ella. braulio: sí, señor.señor, perdón, tenga cuidado con esa muchacha.hugo: ¿y eso por qué? braulio: porque usted vivesiempre encerrado aquí y ella podría aprovecharse de eso.hugo: no te entiendo. braulio: bueno, usted es,digamos, un buen partido para cualquier mujer y mucho máspara una sirvienta. así que cuídese.hugo: es el consejo más estúpido que he recibido en toda mi vida.braulio: lo siento, señor. hugo: retírate.¿escuchaste? piensa que eres una aprovechada.[música]luciana: ¿le gustan mis jazmines, braulio?braulio: son exquisitos, señora. luciana: me alegraque le gusten, porque son de exposición.me invitaron a presentarlos en un concurso.¿no le conté? braulio: no, pero me parecemuy buena idea. tiene grandes posibilidadesde ganar. luciana: si me quedo,seguro que ganaría, braulio. seguro.braulio: ¿si se queda? no la entiendo, señora.¿piensa hacer un viaje? luciana: sí, uno muy largo.retírese, por favor. braulio: sí.cachetes: ¿aquí? ¿como en los viejos tiempos?milagros: sí, sor cachetes. voy a pasar la nochebuenacon ustedes. vamos a ver quién comemás turrón y más castañas. cachetes: andamos tan cortosde dinero que solo dios sabe, mi hija.con decirte que este año no va a haber regalospara los niños del convento ni--ni para los chiquitosdel orfanato que vienen a cenar esa noche.milagros: pues yo me encargo de los regalitos y de los dulceseso déjenmelo a mí. manuel: [ríe]¡miligol! no sabía que habías venido,hija. milagros: ¿cómo está,padrecito manuel? manuel: muy bien.ah, pero déjame que te cuente. armé un partido de desafíocontra la parroquia del padre cosme, ¿qué te parece?milagros: uy, [balbucea] ¿sabe qué? yo tengo que jugar.por favor, métame, padrecito, ¿sí?y le prometo que meto dos-- no, no, no, dos no, cinco golesle meto a esos "cosmesitos". ándele, ¿sí?manuel: bueno, pero ¿y te dejará tu patrona?milagros: uh, no, hombre, si hasta la pienso meterde porrista. [ríen][hablan a la vez]gloria: ¿te vas a ir sin despedirte o qué?milagros: pero si hasta te di beso.gloria: eso no es despedirse, ¿eh?milagros: tienes razón. bueno, pues ahora sí,ahí se ven, ¿eh? manuel: ey, espérame, espérame,mili, antes de que te vayas. milagros: ¿qué, padrecito?¿usted también quiere un saludito chido, padre?manuel: dios me libre y me guarde, yo no quieroningún saludito chido. digo--lo que quieroes hablar contigo, hija, ¿eh?andrea: adelante. milena: muchas gracias.hola, constancio. constancio: qué gusto verte,milena. siéntate.milena: gracias. andrea: ¿le sirvo un café?milena: por favor, descafeinado, ¿y me lo puedes cortarcon un poco de leche? andrea: claro que sí.milena: gracias. bueno, me extrañó tu llamada,sobre todo, por la hora. constancio: discúlpamepor despertarte. milena: no te preocupes.¿pasa algo? constancio: sí.tu marido. milena: ¿qué pasa con mi marido?constancio: piensa irse a roma. te va a dejar por otra mujer.milagros: oh, pues ya suéltela, padre, ¿de qué me quería hablar?manuel: mira, de nada, hijita. bueno, mira, o mejor dicho sí,sí, hija mía. dime, miligol, ¿cómo andanlas cosas--las cosas con el hijo del patrón, hija?milagros: ¿por qué me pregunta eso, padre?manuel: bueno, es que cuando te hablé de él,me dijiste que era un pedante, que era un cretino.y yo pensé que a lo mejor estabas peleada con él.porque con ese muchacho no tienes ninguna clasede relación, ¿verdad? milagros: ojo.a ese cuate yo no lo aguanto. cuando él entra por una puerta,pues yo salgo por la otra. manuel: muy bien, hija.así tienes que seguir, ¿eh? milagros: ¿cómo?manuel: bueno, digo, que tienes que seguir así,visitándonos en el convento, siendo alegre.y ahora ya no te quito tiempo, vete que se hace tarde.milagros: no, pues sí, yo--yo me voy.ah, y no me regañe por lo que le voy a decir,padrecito. yo sé que no hay que enojarsecon nadie, pero por el hijo del patrónyo siento-- siento pues un montón de coraje.harto coraje. si pudiera darle un balonazoen los-- manuel: [gime]miligol, hija. milagros: tiene razón,¿verdad, padre? no vale la pena desperdiciarun balonazo en ese cretino. pues, entonces, ¿qué?quedamos en que me va a meter en el equipo, ¿no?manuel: sí, miligol, vas a jugar.[ríen] andrea: ¿algo más?constancio: no, gracias.milena: así que eugenio piensa irse a roma.constancio: con su amante. milena: bueno, ¿y de dónde sacasque mi marido tiene una amante? constancio: milena, créeme.sé lo que te estoy diciendo. milena: es que no.es que no puede ser, no, no puede ser.eugenio no me puede traicionar así.no puede, debes estar equivocado.constancio: no, milena, no estoy equivocado.te traicionó. y a mí también me traicionó.milena: ¿a ti por qué? constancio: porque la amantede tu marido es mi mujer.milena: ¿luciana? es que no puede ser.no lo puedo creer. bueno, ¿y qué vas a hacer?¿vas a permitir que se vayan a roma?constancio: por supuesto que no lo voy a permitir.no me conviene. milena: ¿cómo que note conviene? no entiendo, ¿qué pasa?constancio: por más que deteste a mi esposa,y aunque eugenio me haría un gran favor largándosecon ella, perdería el control de la empresa.yo no estoy dispuesto a permitirlo.milena: ¿y qué piensas hacer? constancio: yo me encargode mi esposa, tú encárgate de que eugeniono vuelva a molestarla. [música]milagros: muy bien, de veras. en el convento me fue de poca.ay, ¿cómo me iba a ir? si ahí todos son mi familia.lo que sí, pues le traigo una novedad bomba.regina: ah, ¿sí? ¿qué novedad? milagros: agárrese, doñita.jugamos un partido desafío contra la parroquiadel padre cosme. regina: [resuella]no. milagros: sí.además le tengo una buena. usted va a ir a echarnos porras.regina: ¿qué? ¿otra vez? no, no, no, no.milagros: ay, qué mala onda no se me va a echar para atrásahora que es un partido importante.regina: por mí que fuera el mundial.no voy, no voy. milagros: pero pues--pero--regina: nada. no voy, ya tuve suficienteal verte dando todas esas patadas.milagros: pues esa es la verdad de mi vida.a usted le consta que seguido meto la pata.constancio: ¿los muchachos no comen hoy con nosotros?luciana: no, valeria se fue con sus amigas y alejandrome avisó que iba a comer con andrea.¿y damián se quedó en la oficina?constancio: supongo que sí. ay, ¿me sirves un poco más,por favor? está exquisito.luciana: hace mucho tiempo que no comíamos así tranquilos.me da mucho gusto. constancio: entre los problemasde la oficina, de nuestros hijos,se hizo costumbre vivir discutiendo.¿sabes? yo también disfruto muchoestos momentos. luciana: ¿de verdad?constancio: ¿por qué lo dudas? es más, ¿qué te parecesi salimos a cenar los dos esta noche?luciana: constancio, no entiendo.¿me estás diciendo que me vas a invitar a cenar fueraesta noche? constancio: sí, ¿por quéte resulta tan difícil de entender?luciana: no, no es eso. es que--bueno, lo que pasaes que hace tanto tiempo que tú y yo no salimos juntos.constancio: por eso. lo estuve pensando y recordéque disfrutaba mucho cuando lo hacíamos.luciana: ¿en serio? constancio: no te mentiría así.luciana: no, no, claro que no. constancio: entonces,¿sí quedamos? voy a subir a ver a mi mamáy luego regreso a la oficina. pero en la noche paso por ti,¿de acuerdo? luciana: está bien.constancio: nos vemos al rato.[piensa] cayó redondita la estúpida.milagros: mira cuántos jazmines. lina: tenías razón.ay, están bien hermosos. bien divinos.milagros: ¿y a qué no sabes lo que se me ocurrió?lina: ay, no, ¿qué? milagros: que nosotrospodemos aprovechar las fiestas navideñaspara vender flores. lina: ah, pues esoestá muy bien. con las flores podemos ganar--milagros: dulces y regalos. lina: ¿cómo que dulcesy regalos? no te entiendo. milagros: mira, los niñosdel orfanato se juntan para cenar en nochebuenacon los niños del convento. y son tantos y tantosque hay tan poco dinero, que esta navidadse van a quedar sin dulces y sin regalitos.al fin que vamos a trabajar duro para ellos.sería nuestra buena obra de navidad.¿cómo ves? lina: mírala, qué buenísimaidea. pero pues ¿qué floresvamos a vender? constancio: ahí lo tienes,mamá. tú que tanto lo defiendesy mira ahora lo que alejandro, tu nieto consentido,le hizo a esa sirvienta. supongo que después de esto,tu idea de heredarlo ya cambió. demostró que no es precisamenteun ejemplo de nobleza. regina: tú eres el menosindicado para hablar así. constancio: supongo que ya novas a heredarlo en vida, ¿o sí? regina: por supuesto que no.lamento reconocerlo, pero estoy muy molestacon alejandro por lo que hizo. ese muchacho necesita madurar.constancio: me alegra mucho que te hayas dado cuenta a tiempo.espero que ahora comprendas la actitud que a vecestengo hacia él.>> ya le dije que el doctor salió a comer y él se molestamucho cuando dejo pasar a alguien sin su permiso.milena: señorita, es mi marido, yo no soy cualquier paciente.>> lo entiendo, pero por favor, señora--milena: aquí lo voy a esperar. así que por favor retírate.aquí está. así que un boleto para roma.es verdad. lina: a 20 el ramitode jazmines, joven, anímese, para la novia.gracias. milagros: ah, gracias.¿ya ve cómo no? híjole, ya la hicimos.ya juntamos como para comprar diez regalitosy un montón de dulces. lina: se les van a picarlas muelas de tantos caramelos. [ríen]milagros: bueno, pues a seguirle dando, ¿eh?acabar con todos, con todos los ramitos.y ya la hicimos. [ríen][balbucea] ¿usted?alejandro: sí, yo. quiero todos los jazminesque te quedan. necesito un buen ramo.milagros: ah, no hay problema. lina, lina, córrele.dame todos los ramitos que te quedan, anda.aquí tiene.lina: qué suerte tienen algunas mujeres, ¿no, mili?ese sí es un novio detallista. milagros: sí, un noviodetallista. luciana: ¡mis jazmines![gruñe] valeria: mamá, ¿qué pasa?braulio: alguien robó los jazmines de exposiciónde su señora madre. luciana: ¡se robaronmis jazmines! braulio, llame a la policía.haga algo, muévase. [gruñe]mis jazmines. eugenio: ¿alguna novedad?>> creo que no a todos sus pacientes les gustaque cancelen sus citas. doctor, su esposa lo estáesperando en el consultorio. eugenio: qué raro.¿ya tiene mucho? >> un rato.pero no está de muy buen humor que digamos.eugenio: ¿se habrá enterado? >> lo ignoro.eugenio: [carraspea]¿qué estás haciendo? milena: si tú crees que vasa abandonarme así como así, estás muy equivocado.lina: ¿te pagó de más? milagros: sí, mira,me los pagó rebién. no manches, son másde 3000 pesos. híjole, yo creo que ni se fijócuánto me dio por los ojos de pistola que yo le echaba,o el guapito idiota no sabe contar, que es lo más seguro.lina: o está tratando de quedar bien contigopara que lo perdones. milagros: ay, ese con el únicoque puede quedar bien es con él mismo.apréndetelo. lina: [resuella]¿y esto? milagros: son los jazminesque me compró el guapito idiota. lina: mira, también dejóuna tarjeta. léela, manita, léela.milagros: "si estos jazmines no logran hacer que me perdones,puedo traerte xochimilco entero".lina: ay, qué lindo. milagros: qué lindoni qué ocho cuartos. qué se piensa ese riquillo, ¿eh?¿que por comprarme un montón de flores que le vendí yo mismavoy a perdonarlo? nunca, ¿me oyes? nunca.qué lindo va a ser. "requetelindo".

Cargando Playlist...