null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 104

Alejandro finge alegría al enterarse de que Florencia está embarazada. Mili se molesta porque Constancio se niega a ayudar al padre Manuel con una donación y planea rifar su nuevo coche. Luciano le exige a Constancio que despida a Andrea.
5 Jun 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... alejandro: no me esperaba esto.florencia: por lo menos dime si te alegra la noticia.alejandro: sí, claro que me alegra.florencia: no, no, no, es que mírate, lo detestas.alejandro: no, no digas eso, florencia.florencia: alejandro, mírate en un espejo, por lo menospodrías disimular un poquito, ¿no crees?alejandro: florencia, no estoy disgustado, pero--¿estás segura? florencia: bueno, no he idocon el médico pero lo más probable es que estamosembarazados, mi amor. alejandro: un hijo.vamos a tener un hijo. claro que sí me alegro,florencia, me alegro mucho. mateo: ¿cómo es posibleque me obligues a firmar algo así, abuelo?>> soy abogado, igual que tú, no deberían extrañarte este tipode precauciones. mateo: pero me duele tu faltade confianza, soy tu única familia y me tratas comoa un enemigo. >> lo que estoy haciendoes precisamente que no tengamos problemas en el futuro.mateo: no, no puedo creerlo. >> el que nada debenada teme, mateo. un documento como este es lo querecomendaríamos con un cliente en una situación similara la tuya, ¿o me equivoco?mateo: espero que ya puedas estar contento.>> gracias, hijo, sabía que no ibas a defraudarme.constancio: lo lamento, padre, lo lamento, no puedo ayudarloen este momento, de verdad, me encantaría ayudara la construcción de los nuevos dormitorios pero me esimposible. manuel: qué pena,don constancio, el convento realmente lo necesita paraalojar más niños. constancio: me lo imagino, sí.pero le prometo una cosa, cuando sea diputado voya proponer una fundación que lleve su nombre para ayudara esos niños, ¿le parece? manuel: pues, le agradezcoel gesto, señor belmonte, pero aunque el nombre eslo que menos importa. yo esperaba más de usteden este momento. constancio: es la inflación,padre, es la inflación, a mí también me pega.los gastos de mi campaña me tienen muy ahogado.manuel: pues, yo insisto en mi necesidad.constancio: y yo insisto en la mía, padre, de verdadno puedo ayudarlo. lo siento mucho, eh.bueno, usted conoce el camino, queda en su casa,muchas gracias, perdón. manuel: [balbucea]mili: padrecito. manuel: miligol, hija.mili: ¿cómo está? ¿cómo anda mi padrecito, eh?manuel: bien, hija, pues, como siempre.mili: ¿"segurolas" que todo bien?manuel: todo bien, mili. pero discúlpame, tengoque irme, hija, cuídate mucho y salúdame a gloria, eh.mili: claro que sí. y váyase con mucho cuidado,padrecito. manuel: sí, hija.mili: [resuella]mugroso, agarrado, debería revolcarse en su cochino dinerohasta que se infecte todo. no, yo no puedo quedarmesin hacer nada. [música]catalina: gloria, qué bueno que viniste, justamente estabapensando en ti, muchacha. gloria: ay, es que me hicieronpegar un berrinche hace rato, pero, pues, quise venira visitarlas para que se me pasara el coraje.catalina: al rato me cuentas y te doy del postre que acabamosde hacer, con eso se te va a pasar rapidito.pero antes quiero que le lleves esta limonada a ángel.gloria: ¿ángel? ¿y quíen es ese? catalina: ay, es un muchachobien mono, carpintero él por cierto, hija, y acabade llegar ahorita al convento. ahorita está arreglandola puerta de la biblioteca. anda y ve.gloria: bueno, oye, y vengo para platicar, eh, porquenecesito de tus consejos, sor cachetes.catalina: ay, tárdate lo que quieras, hija, que los consejosno se van. anda y ve.gloria: bueno, ando y voy, ando y voy.catalina: anda y ve. mili: condenado, viejo, viejo,codo que se pudre en su dinero. hugo: mili, ¿dónde estabas,mi amor? te llevo buscando desde hace rato.mili: sí, ¿sabes que fui a llevarle flores a la doñita?hugo: ¿y por eso estás tan enojada?mili: no, no, no, lo que pasa es que me acabo de enterarque el padrecito tiene que juntar lana para el conventopero el desgraciado de don constancio no le quiso darni un quinto. ¿te das cuenta, hugo?¿te das cuenta? resultó un-- cuenta chiles, eh.hugo: ay, pues, vaya que hizo bien el codo el tío, eh,¿pero cuánto es lo que necesita el padre?mili: es que no solo es la lana, hugo, es la mala entraña de estetipo la que me pudre, no se toca el corazón para nada.hugo: bueno, ya, ya, mi amor, tranquila, es más, si quieresyo te ayudo. mili: ¿neta?hugo: sí, claro, yo le puedo hacer una fuerte donaciónal convento, y ya. mili: no, no, si de verdadme quieres ayudar mejor échame la mano, tengo que matardos pájaros de un tiro. hugo: a ver, ¿cómo que dospájaros de un tiro? no te entiendo.mili: sí, tengo que ayudar al convento y darle una lecciónal viejo ese, nada más déjame pensar cómo.lina: ay, míralos tú, ¿ya vieron el nuevo cochedel patrón? uy de "puritito" lujo, bien elegantoso.miren, se guarda el techo así, no sé de qué modo, perobien "chido". mili: ah, no pero para eso sítiene el condenado, eh. a ver, ¿como cuánto cuestaese coche, lina, eh? luciana: uh, pues, por lo queme dijo el braulio, pues, bien mucha lana, es de los máscaros, último modelo y toda la cosa.ay, si yo me ganara un coche así en un sorteo ya me vi.mili: eso-- es una idea genial, lina,lo mejor que se te pudo ocurrir. lina: ¿a mí? pues, ¿cuál idea,hermanita? hugo: ¿de qué estás hablando,mili? mili: muchachos, prepárensepara vender boletos para una rifa.hugo: [resuella] gloria: iba a tocar, pero, pues,¿cómo? ángel: si quieres pongola puerta para que la toques. gloria: ay, no, ¿cómo crees?era una broma. ángel: hola, soy ángel, ¿y tú?gloria: pues, yo soy la gloria. te manda esto sor cachete--bueno, perdón, sor catalina. ángel: sí, ya me dijo que asíle dicen, no hay "fijón". ¿y tú también vives aquíen el convento? gloria: pues, no, aquí crecípero ya vivo en otra parte. ángel: qué mal, yo voy a viviraquí algún tiempo en lo que encuentro alguna chamba.gloria: ah, pues, mucha suerte, que consigas pronto, eh.ángel: [balbucea] ¿y está padre estar aquí?gloria: eh, pues, depende, eh. cuando no has vivido en otraparte, pues, sí. pero quién sabe, eh,todo depende. ángel: ¿de qué?gloria: digo, si tienes familia, si estás acostumbrado a esopues, a lo mejor no te gusta. ángel: pues, yo sí tengo familiaallá en puebla. pero están muy "amolados",y, pues, me vine aquí a buscar trabajo para echarles una mano.gloria: ah, qué bien. bueno, ya no te quito másel tiempo para que termines con la puerta, eh.ángel: oye, ¿no te gusta platicar mucho, verdad?gloria: ay, "estate", es claro que me gusta, ¿por qué?ángel: qué bueno, entonces yo creo que nos vamos a llevar"requete" bien, porque a mí me gusta mucho.gloria: sí, ya vi. ya, tómate tu limonada.[música]ángel: gloria, gloria-- gloria: ¿qué pasó?ángel: es que quiero decirte que--déjame tomar aire,es que me hiciste tomar una carretota.gloria: mira, ángel, tengo prisa, lo que pasa es que milihabló al convento para decirme que me está esperandoy que me apure. ángel: ¿quién es mili?gloria: mi mejor amiga del mundo.ángel: ah, bueno, yo solo quería preguntarte si, no sé,algún día te animas a ir al cine conmigo.gloria: ¿al cine? ángel: sí.gloria: ¿contigo? ángel: pues, es que no conozcoa nadie por aquí, no tengo cuates, y me late que túseas mi amiga, ¿qué me dices? gloria: bueno, pues, sí,está bien. sí, hombre, cuenta con eso.ángel: ¿lo del cine? gloria: no, no, con que ahorasomos amigos. ángel: pero, pues, los amigosvan al cine, ¿no? gloria: en grupo, pues, sí.los que van solos son los novios, eso me lo dijola sor cachetes. ¿tú quieres que vayamosen grupo? ángel: pues, no, nada mástú y yo. gloria: ah, pues, "estate",eso no se va a poder, eh. porque yo ya tengo acámi "chan chan chan". ángel: ¿tienes novio?gloria: le dicen el "chamuco". ángel: ¿el qué?gloria: pero se llama carlos. bueno, yo me tengo que ir,eh, luego nos vemos, bye. ángel: bye.¿chamuco?valeria: socorro, este café huele mejor que nunca.socorro: ay, gracias, señorita, ahorita le hago sus tostaditas.valeria: pero ¿sabe qué? con mucha crema, por favor.socorro: ah, carla, alcánzame la crema del refrigerador,por favor. carla: no puedo, tengo queestar junto a la señorita valeria.socorro: ay, niña, ¿pero a dónde se va a ir?carla: está bien.valeria: ¿me da más café, por favor, socorro?socorro: ay, claro. carlos: bueno, yo ya terminé,socorrito, eh. bueno, ¿y la novia? ¿qué tranza?socorro: ¿gloria? no está, salió hace rato pero yo creoque ya no debe tardar. carlos: ah, bueno, pues,ni modo. bueno, pues, ahí la vemos, eh.socorro: gracias, chamuco, pero, oye, antes de que te vayasnecesito que me hagas un favor, ¿sí?carlos: ¿cómo no, socorrito? socorro: mira, ¿ves estepescado? mira, lo llevas de vuelta a la pescaderíaporque está bien "gacho", está pasado, huele mal.carlos: no me diga, socorrito, ¿en serio? nada más no sepreocupe, hombre, yo mañana le traigo uno bien fresquecito.socorro: bueno, le dices a ver que si me lo repone, eh.carlos: hombre, claro. yo ahorita le reclamo,no se me preocupe, mi socorro. socorro: bueno, que sea asíde grandote, eh. carlos: estamos en contacto.socorro: ándale. adiós, chamuco.valeria: gracias. gloria: ¿gracias por qué?socorro: ay, por el café que le voy a servir, ¿por quéva a ser? y ahorita le hago sustostaditas, eh. marisela: ay, felicidades,hermanita, no sabes el gusto que me da,voy a tener un sobrino. florencia: bueno, todavíano lo sé con certeza. marisela: bueno, pero qué buenoque te casas, así no se te va a notar nada el embarazo.oye, a papá le puedes decir que te embarazastedonde la luna de miel. florencia: ay, bueno, peropor supuesto, no quiero que se entere hasta que pasela boda, ya lo conoces, pondría el grito en el cielo.marisela: [resuella] oye, ¿ya le dijiste a alejandro?florencia: sí, claro, fue al primero que se lo dije.marisela: ¿y cómo lo tomó? florencia: bien, creo que bien.lo noté ilusionado, contento, como hace mucho que no lo veía.vi en sus ojos por primera vez la posibilidad de ser feliza mi lado. marisela, ¿te das cuenta?alejandro necesita este hijo y yo también.marisela: pues, yo creo que hiciste mal en hablar con él.te debiste esperar hasta estar segura.¿ya compraste una prueba de embarazo?florencia: no. marisela: ay, florencia,te acompaño a la farmacia, vamos.todos: [vitorean]gloria: órale, mili, qué bonito coche,¿a poco te lo compraste? mili: ah, sí, ¿cómo creesgloria? ¿con qué ojos? gloria: no me digas que elhugo te lo regaló. mili: ya para de remar que noestamos en la playa, eh. pero qué bueno que vinisteporque necesitamos de tu ayuda. hugo: oye, mili, yo todavíano entiendo para qué nos trajimos el cochede mi tío constancio. gloria: ah, es el cochedel patrón. mili: ah, pues, sí, estecarrito es de don constancio pero pues, tú olvídate de eso,es para una buena causa. vamos a hacer una rifa.todos: ¿que? no. mili: ¿cómo de que no?gloria: ¿y si te pregunto cuál va a ser el premio?hasta me da miedo lo que me vas a contestar.mili: no, no, hugo no. el coche.gloria: te volviste loca. mili: bueno, ya, cerrandola boquita y a vender boletos que no tenemos todo el día,ándale, a cien pesitos, eh. ándale, circulando, circulando,llévele, llévele, llévele. todos: [hablan al mismo tiempo]mili: ándele. hugo: mili, mili, mili, mili,no podemos hacer esto, ¿cómo crees?mili: a ver, dijiste que no te ibas a rajar, hugo.hugo: pues, sí, pero es que ¿no entiendes? lo que estamoshaciendo es un delito, mili. mili: pues, sí, pero más delitoes dejar que los niñitos no tengan dónde dormir.así que órale, ándale, de modelito para el coche.hugo: ¡milagros, no! mili: llévele, llévele, lleve,mire, mire, mire. [música]constancio: ¡mi auto! ¿dónde está mi auto, braulio?luciana: ¿qué auto? constancio: el auto que me acabode comprar, ¡braulio! luciana: ¿un auto nuevo?constancio: sí, me compré un auto, no aparece, ¡braulio!braulio: ¿pasa algo, señor? constancio: ¿dónde estámi auto nuevo? no me mires con esa cara, ¿dónde estámi auto, braulio? todos: [hablan al mismo tiempo]gloria: amigocha, amigocha, amigocha, pasa que nos estamosquedando sin boletos. mili: ay, qué chido, la rifaestá siendo un "exitazo". ¿te das cuenta, gloria?con esta lana podemos construir los nuevos dormitorios,también los amueblamos. gloria: el padre manuelse va a poner "rete" contento. pero hay una cosa, mili.mili: ¿qué cosa? gloria: pero, pues, no es nadaimportante creo yo, pero, pues, ¿qué pasa si alguiense gana el coche? mili: ah, pues, se lo lleva.gloria: pero, pues, a don constancio no le va a gustarmucho la idea, mili. mili: ah, que se friegue, sí.es la contribución que hace a una causa noble y justa.ándale, tú sigue vendiendo, ándale.ambas: lleve su boleto. todos: [hablan al mismo tiempo]carlos: buenas, buenas. horacio: ya llegó el--mi rocky.rocky: ¿alguna novedad, chamuco? horacio: ¿qué es eso,qué es eso? ¿es un pez? ¿por qué?carlos: no, pues, es pescado, don pepe.pepe: ¿cómo va a ser pescado? horacio: me parece que esepescado ya cumplió tres años de muerto, chamuco.rocky: ¿para qué trajiste eso, chamuco? ¿para espantara los clientes o qué, hijo? carlos: pues, ¿para qué vaa ser, hijo? este es un mensaje de la señorita valeria.pepe: sí, te manda a decir que te bañes más seguido.horacio: cállese, en la mafia-- cuando alguien le mandanun pensado muerto significa que lo van a matar.rocky: eso nada más pasa en las películas, don pepe.carlos: no, espérense, pues, el pescado no es el recado.lo que pasa es que lleva un mensaje adentro, carnal.en serio, su chiquita se lo metió por el hocico.yo ni loco lo saco, eh. pepe: ándale, rocky, el mensajees para ti, órale, vas. rocky: tienes razón, todo seapor el amor, hijo. todos: [hablan al mismo tiempo]rocky: [solloza] menos mal que me envióun pescado, si me hubiera mandado un pollo ¿dónde hubieraescondido el mensaje? todos: [ríen]ángel: ¿qué tal me quedó la puerta, sor catalina?bien chida, ¿no? catalina: sí, hijo, muy bien.ángel: nada más no vaya a tocarla, porque el barnizsigue fresco, ya para mañana está seco.catalina: uy, la madre superiora se va a poner muy contentacuando le cuente. y más cuando le diga que tambiénvas a reparar las bancas de la parroquia.ay, es que no sabes, están bien maltratadas.pero no piense que soy una "cargosa", hijo.ángel: no, ¿cómo cree? yo me encargo, no se preocupe.catalina: bueno, oye, y platícame, hace rato te viplaticando con gloria. ángel: sí, se ve que esuna niña muy tierna. catalina: ¿entonces te gustó?ángel: la neta, híjole, creo que sí.pero ni caso, tiene novio. catalina: ay, mi hijito, pueshaz tu luchita-- ya ves como son los jóvenesde ahora, que andan con alguien primero, luego al otro díaya ni se acuerdan, y, bueno, haz tu luchita, hijo.mili: y para que la cosa sea transparente, pues, todose va a hacer aquí delante de ustedes, delantede sus ojos, ¿cómo la ven? todos: [vitorean]mili: primer número que salga de esta cajita se ganael "cochesote", ¿cómo la ven? todos: [vitorean]mili: tenemos que sortearlo, ¿cómo la ven?gloria: ay, mili, hicimos un "montonal" de lana.mili: espérate. bueno, quiero que sepan quetodos ustedes colaboraron con una gran causa,un dormitorio del convento en el sagrado corazónpara los niños de la calle. todos: [vitorean]mili: ahí les va el sorteo. aquí mi asistente gloriacon su manita santa va a sacar el numerito.tus ojos, gloria, para arriba, arriba, arriba.a ver, dámela, dámela. pongan atención, eh,y no hagan trampa, que el número ganador es el número--¡101! lina: [grita]¡yo tengo el boleto 101! yo lo compré.todos: [hablan al mismo tiempo] [música][música] mili: te voy a matar,echaste todo a perder, adelina. gloria: te viste muy mal, lina,debiste dejar que mili sacara otro número.lina: ah, no, señor, ella sacó mi número y gané yo.mili: pues, sí, lina, pero ahora toda la gente piensaque hay "chanchullo", y ahora le voy a estar devolviendo todoel dinero y eso no se vale. lina: yo gané, yo compréel numerito, yo me lo gané. mili: ¿la callas tú, gloria,o le doy una trompada? gloria: ¿y si mejor le pegamosentre las dos? todos: [hablan al mismo tiempo]constancio: es mi coche, es mi coche.esas son mis empleadas. mi coche, mi coche, mi coche.lina: ah, qué bueno que vino, patrón.constancio: ¿qué está pasando aquí?lina: pues, es de que yo me gané su coche y nome lo quieren dar, fíjese. constancio: ¿cómo? si te loganaste te lo tienen que-- ¿cómo que te ganaste mi coche?mili: [balbucea] todas: [ríen]florencia: hola. alejandro: hola.florencia: ay, alejandro. alejandro: ¿cómo estás?florencia: bien. justo se acaba de ir mi hermana,quedó de verse con bobby. siéntate.hablé mucho con ella. alejandro: ¿ah, sí? ¿y de qué?si se puede saber. florencia: ah, no se puede saberporque son cosas de mujeres. alejandro: oye, ¿qué pasó?¿ya pasó? florencia: no, ¿te molesta?alejandro: no, para nada. florencia: ay, ¿en seriote gustaría que estuviera embarazada?alejandro: sí. casualmente yo también estuveplaticando con bobby de eso. ven.estuve platicando con él y le dije que me gustaríamucho tener un hijo. florencia: ay, mi amor, te amo.alejandro: te voy a cuidar mucho, te lo prometo.florencia: fui a la farmacia a comprar una pruebade embarazo, quiero que estemos seguros.alejandro: ¿y te la hiciste? ¿qué pasó?florencia: no, no, todavía no la uso, quería esperartepara que la hagamos juntos. ¿estás listo?alejandro: ¿ya estás tú?constancio: ¿así que pensabas regalar mi coche?mili: no, no, regalar no, lo rifé, que es muy distinto.constancio: ¿cómo te atreviste a hacer algo así?mili: se lo digo de corridito, ¿no? porque usted es un codoy el padre manuel necesita la lana.constancio: mira, milagros, yo llevo mucho tiempo dándoledinero al curita ese. mili: alabando.constancio: ¿qué? mili: está alabandosu consciencia cochina y sucia, eh.claro, claro, es que usted es un chupa sangre, qué raroque dona dinero para el convento, ¿verdad?constancio: escúchame bien, niña.mili: no, usted escúcheme a mí, a usted nunca le faltó nada.¿así le agradece a diosito que le haya dado tanto?¿negándole a los niños pobres un poquito de lo que tiene?constancio: yo no voy a resolver la pobreza del mundo.mili: no, pero sí puede dar una lana para que más niñosen la calle tengan un techo donde viviry un plato de comida. ¿por qué no lo hace, don?para usted es como quitarle un pelo a un gato.mire, don, ¿usted para qué quiere un coche tan llamativo,a ver? constancio: sí, sí, tambiénlo pensé, los asaltos están a la orden del día.mili: no, no me refiero a eso. ¿no cree que a su edadse vería ridículo manejando un carro así?no, don, no le va eh. la neta, pues, ya no, eh.¿sabe qué? mejor déselo al padre manuel, pues, para quelo rife o lo venda y pueda construir los dormitoriosnuevos, no sea "gacho". constancio: ¿tú te volvisteloca, verdad? mili: sí, creo que sí,¿cómo se me vino a ocurrir que usted puede ser generoso,verdad?alejandro: florencia, ¿qué pasó? florencia: no estoy, no estoy.alejandro: no importa, no te preocupes.florencia: oye, alejandro. alejandro: no me digas eso,¿cómo me vas a fallar? florencia: es que no estoyembarazada, alejandro. alejandro: tranquila.florencia: pero te hice ilusionar.alejandro: no importa. cuanto más tarde en venirmás lindo va a ser nuestro hijo. florencia: ay, alejandro.constancio: aquí tiene, padre. manuel: estoy gratamentesorprendido, don constancio. constancio: yo más.manuel: perdóneme, ¿pero por qué este cambio de actitud?constancio: dele las gracias a su protegida,ella me convenció. manuel: su hija.mili: ¿qué hija ni que ocho cuartos, padre? si la señoritavaleria no tiene nada que ver. fui yo.manuel: ah, ¿fuiste tú? constancio: sí, padre, ellame convenció para que hiciera esta donación.manuel: bueno, créame que lo entiendo, eh, cuandola miligol quiere puede ser muy convincente, eso sí.mili: ahora puede hacer una rifa como dios mande entrelos feligreses, padrecito. no, hombre, va a sacarun "lanón" para los niños del convento, ¿cómo la ve?constancio: padre, yo le recomiendo que lo venda,en una rifa dudo mucho que se junte todo el dineroque costó ese coche. mili: gracias, don constancio.es usted como un papá para mí.¿y yo? ¿le gusto como hija?[música]mili: ¿por qué no me contesta? ¿tanto le cuesta imaginarmecomo una hija? manuel: no creo que sea eso,miligol, es que don constancio no se esperaba una pregunta así.pero estoy seguro que te va a contestar--mili: no lo ayude, padrecito, no lo ayude, por favor.quiero que me lo diga él. ¿o qué? ¿me considera tan pocacosa que no podría ser su hija? constancio: no, milagros,no es eso. mili: ¿entonces qué es?dígame qué es. constancio: nada, simplemente--me parece absurdo que tengamos una conversación como esta.manuel: don constancio, por favor--mili: déjelo, padre. bueno, don,pues, gracias por la donación y espero que no sea la últimavez, y perdóneme por el "sustote" que le hice pasar.constancio: milagros, no pienses que doné mi coche de mala gana.me hace sentir bien haberlo hecho y esperoque puedas creerme. mili: ¿y por qué deberíacreerle? constancio: porque te estoydiciendo la verdad. mili: no, don, usted no sabedecir la verdad. constancio: ¿qué quieres decir?mili: nada, no me haga caso. bueno, buenas noches.constancio: no, no, no, padre, no, no me mire de esa manera.manuel: pero tuvo la oportunidad perfecta para sincerarsecon su hija, y nuevamente la dejó pasar, no lo entiendo--constancio: ya, padre, no empiece con sus reclamos,ya, sabe muy bien que no lo tolero, ya.manuel: miligol tiene derecho a saber que esta familiaes su familia, y no porque doña regina, que en pazdescanse, la haya adoptado. si no porque usted es su padrey lleva su sangre. constancio: el padrede esa muchacha está muerto. manuel: ¿pero qué está diciendo?constancio: lo que me oyó. ella me pidió que contrataraun detective para localizarlo. sí, sí, ya tengo todo arregladopara que milagros piense que ese hombre murió.manuel: usted no puede hacer-- constancio: claro que puedohacerlo, milagros va a tener una lápida a la que llorar,reclamar, escupir como siempre ha querido hacerlo.después va a poder seguir con su vida sin que esa sombradel pasado la siga persiguiendo. manuel: esa sombrano la persigue a ella, lo persigue a usted.florencia: ¿verdad no estás enojado conmigo?alejandro: no, ¿cómo voy a estar enojado?florencia: es que tú estabas tan ilusionado con ese hijo.alejandro: y sigo ilusionado, porque a ese hijo lo vamosa tener. florencia: sí, pero es que--alejandro: tranquila, no pasa nada.florencia: sí, pero-- alejandro: no hables.lina: no es justo, no es justo.ya hablé con mi papá y él me regañó por meterme en esas cosaspero no es justo. gloria: estate, lina.braulio: ¿se puede saber qué no es justo?gloria: burradas de esta. lina: no son burradas.me gané un coche y me lo quitaron, braulio.braulio: ¿un coche? lina: sí, el que se acabade comprar el patrón. me lo gané en una rifa.braulio: "guau", pero qué maravilla.gloria: no le haga caso, braulio, hablade "puritita" hambre. socorro: qué raro, milino vino a cenar, siempre lo hace con nosotros.¿no saben dónde está, muchachas? gloria: pues, ¿a dónde crees,mamá? metida en el cuarto del joven hugo o del jovenalejandro, pues ya todo el mundo sabe cómo es, ¿no?gloria: pásele a ver a la mujer serpiente que salió a daruna vuelta y a hacer sonar su cascabel.órale, lina, cómete tu panini. lina: no quiero, ya.manuel: pues, no estoy de acuerdo, hija, si tu papáno se atrevió a hablar, tú lo hubieras hecho.el momento era perfecto, estaba despejada la porteríapara que remataras y metieras el gol.mili: ya, no sea necio, padrecito, por favor.manuel: no, los necios son ustedes que se niegan a hablarcon la verdad, hija. mili: este partido no vaa terminar hasta que el marcador esté 20 a cero.le voy a meter tal "goliza" que a ese señor no le vaa quedar otra que mirarme a los ojos y decirmeque soy su hija. manuel: ay, por el amorde dios, mili, si ya hay que terminar con tanta mentiray tanto jueguito de una buena vez, ¿no?mili: no quiero. el primer tiempo lo jugómi mamita y lo perdió. pero la revancha es mía,la revancha es mía y voy a ganar.manuel: es que esto puede llegar muy lejos y sermuy peligroso para ti, mili, entiende.¿cómo está eso de que le pediste a don constancio de quecontratara un detective para localizar a tu papá, eh?mili: sí, pues, nada más para ver qué hacía.manuel: te va a decir que lo encontró pero que está muerto.mili: sí, ya me lo había dicho mi tío, pero ese gusano no sabela sorpresa que le espera. manuel: don constancioen el fondo es un pobre hombre, no sabe la hija que se pierde.mili: se la perdió para siempre, padre, para siempre.manuel: bueno, bueno, tal vez con el tiempo--mili: nada de tiempo ni nada de perdones, ese tipono sabe lo que me hizo. manuel: bueno, sabe que te dioun pasado sin familia. mili: un futuro sin amor, padre,eso es lo que no le puedo perdonar, no puedo.[manuel:] dios mío, te lo suplico, ayúdamea encontrar la manera de que milagros sepa que ellay alejandro o son hermanos. [llaman a la puerta]constancio: adelante. andrea: ya está lista la salade juntas para la reunión de consejo.constancio: gracias, andrea. andrea: te noto extraño,como tenso, ¿pasa algo? constancio: no, nada,preocupaciones. no, perdón, andrea, discúlpame,no estoy de humor. andrea: es la primera vezque me rechazas, no es normal. constancio: perdóname, lo últimoque quisiera en la vida es rechazarte, perdón, perdón.andrea: entonces-- no lo hagas.¿me vas a decir ahora qué te pasa?constancio: tengo algunas preocupaciones en la cabeza,los números de la empresa. andrea: ¿qué pasa conlos números? constancio: no cierran,no cierran, creo que falta dinero.andrea: ¿en alguna cuenta en particular?constancio: no puedo decírtelo por ahora.¿y tú? ¿alguna novedad? andrea: nada importante.constancio: déjame un momento a solas, tengo que estudiarunas cosas antes de la junta, ¿sí? por favor.andrea: pero solo un momentito. constancio: [gruñe][celular] bueno.sí, sí, todo salió como ella esperaba, ¿y usted, alonso?¿hizo su parte? muy bien, muy bien, cuentecon esa-- lo veo en la junta del consejo,gracias. adelante.damián: buenos días. constancio: damián, contigoquería hablar. damián: espérame un momentito,voy al baño, ¿no te molesta que use el de la oficina,verdad? constancio: ¿pero no puedes--por dios, qué oportuno, qué oportuno, cuñadito,qué oportuno, estás aniquilado. [resuella]utiliza el ambientador, eh.luciana: gracias. hugo: tía, discúlpameque te lo diga, pero no tienes nada que hacer aquí, te recuerdoque ya no tienes nada que ver con la empresa.luciana: lo sé perfectamente, hugo, pero tu tío me lo pidió.¿qué querías que hiciera? ¿que me negara?hugo: y sí. luciana: mira, no voy a discutircontigo, me voy a adelantar. mili: ojalá ya no tuvieraque venir a estas juntas, ay, me chocan.hugo: pues, no tendrías que haber venido, para esotienes al mono ese que te representa.mili: ay, ni me menciones a ese "tipejo".hugo: ay, hablando del rey de roma, el idiota--mateo: buenos días. mili: ¿se puede saber qué hacesaquí, mateo? mateo: me llamó la secretariade constancio y me dijo que hay junta de concejo.mili: ¿nos permites tantito, hugo? no tardo.hugo: no te tardes.constancio: [gruñe] [ríe]luciana: constancio. constancio: luciana.luciana: sigan besándose, no se molesten por mí.constancio: no es lo que te imaginas.luciana: no te preocupes, de verdad, mira, veo que lleguéjusto a tiempo porque quería hablar con los dos.andrea: ¿con los dos? andrea: bueno, no, noexactamente. en realidad quería decirtealgo a ti, constancio, pero como yo no oculto las cosasme parece bien que esté aquí andrea.constancio: al grano, ¿qué quieres?luciana: quiero que la despidas. andrea: di algo, constancio.mateo: mili, créeme, por favor, estoy muy mal con lo que pasó.mili: no, no, yo también estoy muy mal, pensé que erasmi amigo, mateo. mateo: te juro, te juro que soyinocente, es que-- mira, mi abuelo empezóa fastidiar con que tenía que casarme con la empleadaque se iba a convertir en millonaria y--mili: ah, ¿y tú agarraste viaje, no?mateo: no, espera, mira, yo lo mandé al diablopero luego supe que eras tú. mili: entonces dijiste:"me caso con esta tarada y no chambeo más en la vida",¿verdad? mateo: ¿en serio crees que yopueda pensar una cosa así? tú sabes que no necesito dinero.milagros, déjame recuperar tu confianza, te juro queno tengo nada que ver con la idea descabelladade mi abuelo. y para que no te quepa dudavoy a aprovechar la junta de concejo para renunciarcomo tu representante. yo te quiero a ti, milagros,no a tu dinero.

Cargando Playlist...