null: nullpx
Cargando Video...

Nosotros los guapos | El Vítor y Albertano conocen a Lupita

Univision25 Jul 2018 – 6:05 PM EDT

Comparte

hasta que choque.

hola, bizcochito.

¿por qué tan solita o qué?

permíteme presentarme, mira.

soy el vítor, ¿eh?

oyes,

ahorita que te estoy viendo

como que te pareces mucho

a una chava.

lupita: ah, dios, ¿a quién?

el vítor: a mi futura novia.

lupita: [ríe]

albertano: no le hagas caso.

¿cómo estás?

albertano.

albertano santa cruz,

para servirte.

lupita: [ríe]

bueno, pues, mucho gusto.

yo soy maría guadalupe

del niño jesús para servir

a dios y a usted.

a usted también.

albertano: no manches,

ya no te dejaron espacio

ni para un apodo.

yo te voy a decir "lupe".

lupita: ay, lupita.

albertano: bueno "lupita".

lupita: lupita.

el vítor: escucha.

mira, no es que seamos metiches,

pero siquiera estábamos así,

escuchando de que andas

necesitando de chamba, ¿verdad?

lupita: pues sí, la verdad sí.

¿también ustedes

están buscando empleo?

el vítor: no, ¿qué pasó?

no.

albertano: ni dios lo quiera.

lupita: ay, bueno,

buscar trabajo

no tiene nada de malo.

albertano: sí, no,

pero corres el riesgo

de encontrarlo.

el vítor: sí.

oye, muchachita, si quieres,

nosotros podemos ayudarte, ¿eh?

nosotros somos jóvenes

empresarios del "rambo"

restaurantero.

lupita: ay, pues, la verdad,

no se les ve.

el vítor: ay, no manches,

¿a poco no parecemos

empresarios?

lupita: no, más bien no parecen

jóvenes.

el vítor: ah.

qué cosa la lupe.

albertano: ay, no,

pero ¿qué pasó?

el vítor: ¿nos acabamos

de conocer y ya luego, luego

con el "burling"?

lupita: no, ya, en serio,

¿qué, ustedes tienen

un restaurante?

el vítor: pues...

albertano: en realidad somos

como los socios mayoritarios

de un bixtrot--

no, bixtrot--no--

vítor eres tú, no, espérate.

el vítor: bistrot, carnal.

sí, se llama bistrot.

albertano: por eso, el caso

es que estamos buscando,

pues, empleados que nos ayuden.

lupita: ay, bueno, pues,

miren, aquí, entre nos,

les voy a contar.

yo acabo de llegar de mi pueblo

y, pues, no tengo ni siquiera

dónde dormir hoy.

el vítor: ah, pues nosotros

podemos darte chamba, ¿verdad?

y si quieres dónde dormir,

pues, en mi cama

hay harto espacio.

lupita: ay, ¿en serio?

ay, muchísimas gracias.

pero ¿y tú dónde vas a dormir?

el vítor: ah.

albertano: mira,

tú vente con nosotros.

te vamos a hacer un--

pues ahora sí que una entrevista

para ver si cumples

con las restricciones.

un casting, vaya, vente.

lupita: no son tratantes

de blancas, ¿verdad?

albertano: ah, ¿cómo crees?

despreocúpate.

como es de provincia anda con--

¿qué onda, qué?

¿no me van a pagar o qué?

albertano: ¿pagar qué, güey?

si ni comimos nada.

el vítor: no, yo sí comí, manto.

albertano: ah, pues que te pague

el vítor.

el vítor: espérate.

son 80 pesos.

el vítor: ¿cuánto?

80 pesos, carnal.

el vítor: ¿ochenta pesos?

híjole, a ver si me alcanza.

claro, pues cualquiera trae

80 pesos.

el vítor: no, digo que a ver

si me alcanza, pero usted.

ah, oye.

no, espérate.

Cargando Playlist...