null: nullpx
Cargando Video...

La muerte de su hijo la arrojó a una cruel venganza

Univision14 Sep 2018 – 8:02 PM EDT

Comparte

ni siquiera conozco a tu cuate

como para subirme a su nave.

la verdad es que sí me da pena.

ramiro: no, julián es mi amigo

de la universidad

y es muy buen cuate.

ya me habló y ya dijo

que viene por nosotros.

aparte, ¿cómo quieres

que nos vayamos a la fiesta,

si es para la ciudad?

así que relájate, "bro".

mariana: es que eso de que vayan

a una fiesta

afuera de la ciudad,

como que no me gusta nada, ¿eh?

ay, me voy a quedar intranquila.

pepe: mamá, por favor,

no empieces.

ramiro, te agarro de los pelos

si me regresas a pepe

alcoholizado.

ramiro: no se preocupe, señora,

que julián y yo vamos a cuidar

perfectamente de su hijo.

ya nos vamos.

pepe: pues, que tome.

julián: no, no, no, deja.

yo soy el conductor designado

y no bebo.

pepe: qué conductor designado

ni que nada, no seas niñita.

tómale.

ramiro: toma.

julián: no, no, no.

todos: [gritan]

[bocina]

[sirenas]

sí, sí, sí, soy yo.

soy la mamá de josé estrada.

¿qué--?

¿qué?

ay, no.

[llora]

no, no, no puede ser cierto.

no, él no.

de ebriedad, se le condena

por homicidio imprundencial,

a una pena de 15 años de cárcel.

julián: yo no lo maté.

yo no lo maté, soy inocente,

mamá, por favor.

ni una sola gota de alcohol.

la culpa la tuvo el hoy occiso.

intentó distraerlo, obligándolo

a tomar mientras manejaba

y así tuvo el accidente.

así que julián no tuvo

nada que ver.

agustina: vamos, vamos.

ay, hijo de mi vida,

bendito sea dios

y la virgen de guadalupe

que ya estás libre.

ay, no puedo con esto

que siento aquí.

julián: ay, abuelita.

¿por qué soltaron al asesino

de mi hijo, agente, por qué?

agente: señora, la parte acusada

solicitó una apelación

y su abogado presentó

pruebas periciales

en donde se demostró

que no hubo dolo

por parte del joven julián,

césar: pero ¿qué piensas hacer?

mariana: es tiempo de tomar

venganza.

césar: mira, debes

de tranquilizarte.

ahora estás pasando

por un momento de coraje,

de furia,

no estás pensando las cosas.

hola, yo soy agustina.

¿y tu nombre cuál es?

mariana: mari--marina.

me llamo marina.

agustina: bien, marina,

pues el trabajo es de cocinera.

la entrada tiene que ser

a las seis de la mañana,

para que prepares el desayuno

del joven julián,

quien se va a la universidad.

que mató a mi hijo.

que comience mi venganza.

ambos: gracias, marina.

julián: uy, delicioso.

agustina: si gustas,

te puedes quedar a escuchar

mis historias.

mariana: ay, me encantaría,

julián: fui a buscar

a la mamá de pepe a su casa

para ofrecerle una disculpa.

beatriz: ¿por qué lo hiciste,

hijo?

esa mujer está llena de dolor

y de odio hacia ti.

por más que le demuestres

que eres inocente,

ella nunca lo va a asimilar.

te vas a morir, desgraciado.

te vas a morir.

julián: [gime]

¡mamá!

[jadea]

y los análisis arrojaron

que ha estado siendo envenenado.

¿cómo crees?

julián: invité a ramiro a comer,

espero que no les moleste.

ramiro: señora mariana,

¿qué hace aquí?

julián: ¿cómo, se--se conocen?

ramiro: por supuesto,

ha sido usted quien ha estado

tratando de envenenarme,

¿cierto?

mariana: sí,

y te lo mereces

por manejar borracho

y por matar a mi hijo.

ramiro: julián, esa noche

no tomó ni una gota de licor,

julián: sí, señora, sí.

perdóneme por no haberlo

cuidado bien esa noche

y no regresárselo con vida.

[llora] perdóneme, por favor.

perdóneme.

mariana: perdóname tú a mí,

julián,

porque desde que se murió

mi hijo, en mi corazón

cuando llega el perdón.

Cargando Playlist...