null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Unos ojos que encantan'

Univision12 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

maestra: bueno, niños,

se aceptan propuestas

para elegir a la candidata

para ser la reina de la escuela.

a quien ustedes

quieran proponer,

adelante que yo los escucho.

karla: maestra cirila,

yo propongo a romina.

maestra: muy bien.

¿tú qué dices, romina,

aceptas participar?

romina: por supuesto que sí,

yo más que encantada.

maestra: ¿alguien propone

a alguien más?

romina: yo propongo a karla.

maestra: ¿aceptas?

karla: no, yo no.

yo pienso que al lado de romina

nadie pueda ganarle.

yo te agradezco, "amiguis",

que me propongas,

pero ya desde ahora perdí, ¿eh?

romina: gracias, amiguis.

lalo: yo propongo a betty.

todos: ¿qué?

karla: ¿a betty?

¿y ella qué va a hacer

al lado de romina?

lalo: mucho, porque betty

es una niña muy bonita

y tiene unos ojos tan hermosos

que encantan.

todos: ay, cómo no.

lalo: sí, yo propongo a betty.

maestra: a ver, betty,

¿tú qué dices,

aceptas participar?

betty: no, yo no.

lalo: sí, tú, betty,

porque tienes unos ojos

que encantan.

romina: a ver, lalito,

la única bonita de este salón

y de toda la escuela soy yo.

lalo: no es cierto,

betty es la más bonita.

es la más hermosa de todas.

karla: ¿esa gorda fenómeno

dices que es la más bonita

de todas?

¿estás ciego, lalito?

betty es gorda, cachetona,

chaparra y fea.

todos: sí, cachetona, chaparra--

maestra: tranquilos, niños,

tranquilos.

lalo: eso no es cierto,

ella puede llegar a ser

la reina de la escuela.

romina: ¿qué?

¿betty, la reina?

por favor, lalito,

si es un dinosaurio.

todos: dinosaurio.

maestra: silencio, silencio,

se sientan.

no voy a permitir que insulten

una vez más a su compañera.

todos merecemos respeto

y si lalito la está proponiendo,

se respeta, ¿entendido?

betty,

¿por qué no quieres participar?

karla: porque una gorda

no puede ser reina, maestra.

maestra: karla, una más

y te vas a la dirección.

dime, betty,

¿aceptas ser candidata

para la reina de la escuela?

betty: pues ahora sí acepto

y ya verán que voy a ganar.

romina: ay, sí, cómo no.

karla: ay, miren a la hipopótama

comiendo como cerda.

romina: ay, así me quiere ganar

para ser reina, la marrana.

ay, mi vida.

todas: oink, oink, oink.

betty: déjenme en paz.

romina: ay, mi vida, la fenómeno

quiere que la dejemos en paz.

mira cómo no te hacemos caso.

¿qué nos vas a hacer?

betty: me las vas a pagar.

romina: ay, ya se levantó

el dinosaurio.

todas: tan, tan, tan.

romina: la gorda va a destruir

la escuela.

todas: ay, auxilio, corran.

betty: a ver, taradas,

o me dejan en paz,

o hago que me dejen en paz.

romina: ay, sí,

¿qué me vas a hacer,

me vas a comer?

karla: puede ser, romina.

como se la pasa comiendo

todo el día la marrana.

y así quiere ser reina.

betty: yo no quiero ser reina.

karla: pues lalo te propuso

y de seguro lo hizo

para burlarse de ti.

betty: ¿por qué me propusiste

para reina de la escuela, lalo?

eres un tarado.

lalo: betty, yo--

betty: ahora todos se ríen de mí

y todo por tu culpa.

lalo: es que tienes

una cara muy bonita

y unos muy hermosos ojos.

betty: no es cierto.

lalo: claro que sí,

eres hermosa.

betty: no te burles de mí.

lalo: no lo hago.

eres muy bonita

y tienes unos ojos

con una chispa que encantan.

betty: ya, lalo, no te estés

burlando de mí.

lalo: te lo he querido decir

siempre, betty.

me gustas mucho.

estoy enamorado de ti.

betty: que no

y ya déjame en paz, lalito,

no te burles de mí.

quiero más.

fátima: pero con esta será

la tercera vez que te sirva.

¿cómo te voy a servir otra vez?

ya comiste mucho,

ya no debes de comer más.

betty: pero tengo mucho hambre,

mamita.

fátima: no me interesa

si tienes hambre o no,

mírate, estás muy gorda.

gustavo: mi amor, tu mamá

tiene razón, ya sería gula.

betty: yo tengo mucha hambre.

fátima: te dije que no vas

a comer más.

últimamente no comes, tragas,

deboras, ni siquiera

te sabe la comida.

déjate de rascar

que te vas a volver a lastimar.

>> ¿es tu novia?

lalo: uh, ojalá lo fuera.

ya quisiera yo,

porque es una niña

que me gusta mucho.

>> qué lindos ojos

tiene esta niña.

lalo: sí, tiene unos ojos

tan hermosos que encantan.

>> qué bueno, hijo,

que tú no te fijes

en las mujeres superdelgadas,

talla cero.

nosotras también tenemos

nuestro corazoncito.

>> ese es mi hijo,

le gustan hermosas

como su madre.

porque tu mamá es la mujer

más hermosa del mundo.

fátima: hija, tu papá y yo

estamos muy preocupados

por la manera compulsiva

que tienes de comer.

no puedes comer tanto,

te hace daño.

betty: es que siempre tengo

mucha hambre, mamita.

¿sabes qué me pasó

hoy en la escuela?

fátima: ¿qué cosa, mi amor?

betty: hoy un niño me propuso

en el salón para ser

reina de la escuela.

fátima: qué buena noticia,

mi amor.

¿y aceptaste?

betty: sí, primero no quería,

pero luego le dije a la maestra

que sí.

fátima: me da mucho gusto.

pero bueno, tienes que saber

que todas las reinas de belleza

son muy delgadas

y tú estás gordita, mi amor,

entonces pues, tienes que comer

un poco menos para adelgazar

y que puedas ganar el concurso.

¿no te gustaría ganar?

betty: sí, sí me gustaría.

fátima: entonces prométeme

que vas a comer menos.

para que puedas lucir radiante,

delgada y muy bonita

y les ganes a todas.

betty: te lo prometo, mamita,

te lo prometo.

le prometí a mi mamita no comer,

pero tengo mucha hambre, mucha.

un fuerte aplausoe

a la siguiente candidata.

ella es beatriz lara.

todos: [aplauden]

romina: ay,

así pretende ganarme.

ay, mi vida.

karla: imagínate, es como si

una bola de boliche

estuviera en el escenario.

ay, cosita.

romina: mira, karla,

ahí está lalito

y tiene unas flores.

seguro esas flores

son para mí

y me las va a dar cuando gane.

karla: ¿te gusta lalito?

romina: ay, sí, amiguis,

no te había dicho porque estoy

secretamente enamorada de él.

qué emoción

cuando me dé las flores.

hasta posiblemente me pida

que yo sea su novia.

maestra: la siguiente candidata.

ella es romina del toro.

[aplausos]

maestra: y ellas son

nuestras candidatas

para reina del colegio

buenaventura.

nuestras candidatas

pasarán las pruebas de talento,

desenvolvimiento

y simpatía.

y ustedes, padres de familia,

maestros y alumnos,

serán los jueces.

de ustedes depende

quién porte esa corona.

¡que inicie el evento!

todos: [aplauden]

maestra: y ahora vamos a decir

quiénes son

nuestras cinco finalistas.

y la primer finalista es...

priscila villareal.

[aplausos]

maestra: gabriela pañuelos.

perla luna.

daniela hernández.

y nuestra última finalista...

nuestra última finalista es...

romina del toro.

[aplausos]

maestra: y de estas cinco

finalistas,

solo dos serán princesas.

ellas son...

perla luna y daniela hernández.

[aplausos]

y ha llegado el momento

de conocer a la reina

del colegio buenaventura.

y la reina

del colegio buenaventura es...

ella es romina del toro.

[aplausos]

lalo: betty.

betty, espérame.

betty.

betty.

betty, espérame.

betty.

betty.

no llores, betty.

betty: no gané, lalito.

lalo: no ganaste,

pero te veías bien bonita

ahí arriba.

fuiste la mejor de todas.

qué tontos fueron los papás

al no darse cuenta que tú

fuiste la más hermosa de todos.

ten, son para ti.

betty: no las quiero.

te estás burlando de mí,

¿verdad?

lalo: no, nunca lo haría

porque me gustas mucho.

betty, ¿por qué no aceptas

ser mi novia?

betty: porque somos niños

y los niños no tenemos

relaciones de noviazgo.

y aparte soy gorda.

lalo: si es por eso

que no aceptas ser mi novia,

yo te voy a ayudar

a que adelgaces.

yo hago ejercicio en el club

y te voy a invitar.

te voy a decir

todos los ejercicios

que tienes que hacer

para adelgazar.

entonces, ¿qué dices?

¿vienes conmigo

a hacer ejercicio en el club?

betty: sí, lalito.

acepto porque ya no quiero

ser gorda, ya no quiero.

lalo: muy bien,

pero ya no llores

porque a esos ojos tan hermosos

no me gusta verlos tristes.

betty: están bien bonitas

las flores.

lalo: pero no tan bonitas

como tú.

me encanta cuando sonríes.

me gustas mucho, betty.

mucho.

gustavo: adelante.

adelante, adelante.

ya no estés triste

por no haber ganado el concurso,

mi amor, no pasa nada.

fátima: no, no, sí pasa.

betty: no, papito.

fátima: ¿sí te das cuenta

de por qué no ganaste?

porque estás gorda.

a ver si así por lo menos

dejas de comer, te pones a dieta

y adelgazas un poco, ¿no?

betty: sí, mamita, y por eso

voy a ir a hacer ejercicio

con lalito al club.

ya me voy a mi cuarto.

gustavo: adiós.

yo creí que iba a estar muy mal

por no haber ganado el concurso.

fátima: pues debería.

gustavo: me sorprendió mucho

su actitud.

fátima: a mí también.

[música]

[música]

lalo: vamos ahora a dar

50 vueltas a la cancha.

betty: ay, no.

lalo: ven.

betty: ok, vamos.

ya no quiero ser gorda.

vamos.

[jadea]

lalo: ven, betty,

un poco más rápido.

yo sé que tú puedes.

no te canses.

betty: ay, no,

ya no puedo más.

ya estoy muy cansada, lalito.

¿vamos a comer algo?

lalo: betty, aquí

no vamos a comer,

mejor vamos a tu casa

y allá comemos.

betty: ok.

ya llegamos, mamita.

fátima: qué bueno,

¿cómo les fue?

¿qué tal se portó mi niña,

lalito?

lalo: muy bien.

hizo casi todos los ejercicios

que le dije.

betty: pero muero de hambre,

mamita.

fátima: cómo no, si hicieron

mucho ejercicio.

ahorita les sirvo de comer.

lalo: disculpe, señora,

es que yo me tengo

que ir a mi casa.

el chofer me está

esperando afuera.

betty,

¿te veo mañana en la escuela?

betty: sí, lalo.

lalo: bueno, adiós.

fátima: adiós, lalo.

deja de rascarte, betty,

que te vas a volver

a abrir la herida, por favor.

betty: es que tengo

mucha hambre.

fátima: ¿qué tiene eso que?--

betty, lávate las manos primero.

no vayas a llegar a comer

luego, luego.

betty.

no, no, no, betty, betty, betty.

espérate.

vete a lavar las manos,

ahorita te voy a servir.

deja de comer de esa manera,

deja de comer de esa manera.

betty: ¿no ves que me estoy

muriendo de hambre?

déjame.

fátima: no te estás muriendo

de hambre.

¡ya estoy harta de ti

y escuchar siempre lo mismo!

¡tengo hambre, tengo hambre,

no me lleno!

¡date cuenta de que estás gorda!

betty: es que siempre

tengo hambre

y siempre quiero comer.

fátima: sí, por eso estás

hecha una marrana, fea.

betty: [llora]

fátima: [llama a la puerta]

hija, por favor, ábreme.

betty, perdóname,

no te quise decir esas cosas.

ábreme, por favor.

betty: vete, mamá, vete.

vete.

fátima: betty, perdóname.

no te quise decir esas cosas,

pero me preocupa ver

que comes como lo haces.

betty: no quiero verte, vete.

fátima: deja de lastimarte,

por favor.

betty: ¿no me quieres?

fátima: ¿cómo no te voy

a querer?

te quiero, te quiero muchísimo.

me desespera ver

que comes tanto,

me saca de quicio ver

que te lastimas todo el tiempo.

yo te adoro, muñeca.

perdóname.

lalo: hola, betty.

betty: hola, lalito.

lalo: hice esto para ti.

betty: "me gusta mucho".

ay, gracias, está superbonito.

lalo: toda la noche no dejé

de pensar en ti.

es más, hasta soñé contigo.

anda, dime que sí

para que seamos novios.

betty: no lo sé.

lalo: pero ¿por qué?

¿no te das cuenta que estoy

loco por ti, que muero por ti?

[timbre]

betty: mira, ya vamos

a entrar a clases.

maestra: romina, ¿cómo se llama

esta figura?

romina: es una elipse, maestra.

maestra: muy bien, siéntate.

a ver, betty,

esta figura, ¿cómo se llama?

betty: es un hexágono, maestra.

todos: ay.

maestra: silencio.

no lo es, betty, fíjate bien.

betty: sí es un hexágono,

maestra.

maestra: no, no, no lo es.

cuenta los lados.

betty: ¿por qué dice que no es

un hexágono cuando sí lo es?

maestra: a ver, betty,

un hexágono tiene seis lados,

este es un octágono,

tiene ocho lados.

romina: ay, ya se enojó

la dinosauria.

todos: [ríen]

maesta: silencio.

betty: ¿qué me pasa, qué?

¿por qué no dejo de comer,

por qué?

maestra: esta es la tarea

para mañana, anótenla todos

por favor.

todos: sí, maestra.

[timbre]

todos: [celebran]

maestra: niños, ya pueden salir,

pero con mucho cuidado.

lalo: ¿te ayudo con tu mochila?

betty: sí, gracias.

todos: [ríen]

karla: azotó la res,

se cayó la dinosauria.

todos: ♪ azotó la marrana,

azotó la marrana,

azotó la marrana,

azotó la marrana,

azotó la marrana,

azotó la marrana,

azotó la marrana, ♪

[música]

[música]

todos: ♪ azotó la marrana,

azotó la marrana ♪

betty: ¿por qué me pusiste

el pie?

romina: no me vuelvas a aventar.

maestra: ey, no, no, no.

basta ya.

no voy a permitir

que se practique el bullying

en este salón.

romina: pues esta gorda

que es una tonta

y está tan gorda

como una ballena

y ya no cabe en el pasillo.

maestra: romina, basta.

la próxima vez voy a hablar

a la dirección y van a venir

tus papás, ¿entendiste?

betty: lalito, ¿nos vamos?

lalo: quiero hablar

con la maestra un momento,

¿me esperas afuera?

betty: sí.

lalo: miss, no me gusta

que todos mis compañeros

se burlen de betty.

maestra: a mí tampoco, lalo.

lalo: yo le estoy ayudando

a que baje de peso.

ya estamos haciendo ejercicio,

pero ella tiene un problema.

come mucho.

yo creo que no solo

con el ejercicio va a adelgazar.

maestro: lalito, es muy difícil

la gordura de betty.

ella come demasiado

y pues, tienes razón,

haciendo ejercicio nada más,

no va a bastar.

yo creo que deberíamos

hablar con sus papás.

ellos necesitan llevarla

a un nutriólogo que le dé

una buena alimentación.

lalo: mi tía es nutrióloga,

voy a llevar a betty con mi tía.

betty, betty, ya sé

a donde vamos a ir.

betty: siempre quiero comer

y comer y no sé por qué,

doctora.

yo ya no quiero ser gorda.

érika: muy bien, betty,

tú tranquila, no te preocupes.

lo primero que vamos a hacer

es cambiar tus hábitos

alimenticios.

yo te voy a dar una dieta,

pero tienes que seguirla

al pie de la letra, ¿entendido?

betty: sí, doctora.

érika: y te voy a pedir

un superfavor.

yo de verdad necesito

hablar con tus papás,

así que necesito

que vengan a verme, ¿sí?

betty: sí, doctora.

érika: muy bien.

eres una muy buena niña.

cuéntame, ¿qué te pasó aquí?

lalo: es que se lastimó

porque siempre se rasca.

pero hoy se sacó sangre

y yo la llevé a la enfermería

de mi escuela.

érika: muy bien, lalito,

eres un campeón.

pero cuéntame,

¿por qué te rascas?

betty: no lo sé, me rasco,

pero no me duele

ni cuando me sale sangre.

érika: no está bien

que lo hagas.

te lastimas y no se vale

hacerse daño, ¿cierto?

fátima: otra vez te volviste

a rascar, beatriz.

no puede ser, ¿qué te pasa?

¿por qué te haces eso?

betty: no lo sé, mamita.

fátima: ¿cómo no lo vas a saber?

siempre con eso.

"no lo sé, mamita,

no lo sé, mamita".

entonces, ¿quién va a saber?

un día vas a acabar

con mi paciencia.

¿me puedes decir

en dónde andabas,

por qué no habías llegado?

betty: es que lalito me llevó

con su tía que es nutrióloga.

fátima: ¿y a qué tienes que ir

a ver a la tía nutrióloga

de lalito?

betty: fuimos para que me cure

y yo ya no coma mucho.

ella quiere hablar contigo,

mamita.

fátima: ¿y qué me va a decir

que no sepa?

¿que tengo que hacerte

una dieta balanceada?

yo te doy bien de comer.

eres tú la que lo echa a perder

absolutamente todo

porque comes, comes, comes,

tragas todo el día.

te hemos llevado

con muchos médicos

y todos dicen lo mismo.

no tienes nada,

excepto nervios y ansiedad.

mírate, eres una gorda.

betty: ya, mamita.

fátima: ya nada.

cierra la boca.

eras una bebe chiquita,

delgadita, eras puros huesitos,

te tenía yo que dar de comer

a fuerza.

y ahora no te para la boca.

comes y comes

y comes todo el día

como si estuvieras en engorda.

betty: ya, mamá.

fátima: ya, mamá.

cuando yo tenía tu edad

era delgadita, bonita, finita.

así tenía yo de pretendientes

en la escuela, todos los niños

querían andar conmigo.

pero contigo, contigo, mamacita,

¿quién va a querer estar

si estás gorda?

betty: yo ya tengo

un pretendiente.

fátima: betty.

betty.

beatriz.

betty.

betty.

[llama a la puerta]

abre.

betty: ¿por qué mi mamita

es así conmigo, por qué?

fátima: betty, ábreme,

por favor.

betty: no quiero verte.

no quiero verte.

tú no me quieres,

tú no me quieres.

no me quieres.

ambas: ay, gorda.

lalo: qué pesadas.

betty: oye, lalito.

lalo: dime, betty.

betty: ayer le dije a mi mamá

que tu tía quería

hablar con ella,

pero se enojó conmigo

y me dijo muchas cosas feas.

y ni siquiera me dejó decirle

que tu tía me había dado

una dieta.

lalo: yo voy a hablar

con tus papás en la tarde.

y fuimos con mi tía érika,

ella es nutrióloga.

quiere hablar con usted

y con su esposo,

le dio esta dieta a betty.

fátima: ¿para qué quiere

hablar con nosotros?

¿para decirnos

lo que ya sabemos?

lalo: oiga, ¿usted no quiere

a su hija?

¿no quiere que betty adelgace?

fátima: sí, por supuesto

que quiero.

lalo: pues, ayúdela

y no solo la regañe.

ahí está la dieta, véala.

fátima: pero si ella

no come grasa, aquí come sano.

el problema es que ella

no deja de comer.

tiene hambre excesiva,

se come todo lo que encuentra

a su paso.

yo hago todo para ayudarla,

pero el problema es que ella

no se ayuda.

lalo: pues vaya

con mi tía érika.

fátima: no, no lo voy a hacer.

la única solución

es que ella deje de comer.

ya la llevamos con otros médicos

y nada ha funcionado.

no deja de comer,

no baja de peso.

así que no me vuelvas

a insisitir con lo mismo,

eduardo.

betty: eres mala, mamá,

muy mala.

lalo: yo sí te voy a ayudar

a que ya no comas tanto, betty.

pero prométeme algo.

que tú tampoco vas

a comer tanto.

betty: te lo prometo, lalito.

lalo: betty, ¿qué haces?

betty: comiendo, es que tengo

mucha hambre.

lalo: pero ¿chicharrones?

betty: esto es lo único

que había.

a mí no me gusta el chicharrón,

pero pues, tengo mucha hambre.

lalo: pero tú me prometiste ayer

que no ibas a comer mucho.

ya comimos muchas

jícamas y pepinos.

betty: es que tenía

mucha hambre, ¿y qué hago

si me da mucha hambre?

comer.

lalo: y me dijo que no iba

a venir y que no le siguiera

insistiendo.

érika: ¿y betty sigue

comiendo mucho?

lalo: sí.

hoy comimos muchas

jícamas y pepinos.

pero se me escapó un momento

y la encontré comiéndose

una enorme bolsa

de chicharrones.

¿qué le pasa a betty, tía?

¿por qué come mucho?

érika: siento que hay algo más

que una ansiedad por comer

en esa niña.

cuéntame, lalito,

aparte de rascarse ansiosa,

de lastimarse y no sentir

el dolor, de comer mucho

y de tener problemas

para respirar,

¿cómo es betty en la escuela?

lalo: es una niña muy hermosa.

tiene unos ojos tan hermosos

que encantan.

érika: lalito, está perfecto,

pero lo que yo me refiero

es cómo es con sus demás

comañeros, con su maestra.

lalo: a veces es muy enojona,

es seria y no se deja de nadie.

y es muy terca.

por ejemplo,

si la maestra le pregunta algo,

ella responde

y si la maestra le dice

que esa no es la respuesta,

ella insiste e insiste

e insiste que sí.

y cuando se enoja mira así.

érika: pues puede que betty

esté enferma del síndrome

de prader willi.

lalo: esa enfermedad

me suena a caricatura.

érika: ojalá fuera

una caricatura, lalito, ojalá.

betty: quiero más.

fátima: ya no te voy

a servir más, betty.

comiste muy bien, ya no hay más.

betty: que quiero más.

fátima: dije que no y punto.

gustavo: mi amor, a media tarde

puedes comer más.

betty: no, yo quiero comer

ahorita porque tengo más hambre.

quiero más.

fátima: ya te dije que no,

no me interesa--

betty: quiero más.

fátima: ¡que no, vete

a tu recárama!

no sé qué pasa con esta niña.

se ha vuelto irritable.

antes era tan sonriente

y tan obediente.

no, no, no puede ser, beatriz.

te mandé a tu recámara

y te vienes a seguir comiendo.

betty: dámela.

dámela.

fátima: no, no te lo voy a dar.

y me vas a obligar a ponerle

candado al refrigerador.

no te la voy a dar.

betty: dámela.

fátima: ¡ya basta!

betty: dámela.

fátima: que no te lo voy a dar.

betty: dámela, dámela.

fátima: que no, deja de comer.

deja ya de comer.

betty: [jadea]

fátima: betty, respira,

respira tranquila.

respira, respira, respira.

a ver, siéntate.

que respires, respira tranquila.

respira tranquila.

gustavo, la niña

se está poniendo mal.

tranquila, tranquila, tranquila.

[música]

[música]

fátima: ya sabes que debes

traer tu inhalador para el asma

todo el tiempo contigo, betty.

gustavo: así es, mi amor.

el médico dijo que es

muy necesario que te lo traigas

siempre a la mano

por tu problema respiratorio.

betty: me enfermé por tu culpa,

porque me quitaste la comida.

yo no tengo la culpa

de que me dé mucha hambre.

fátima: yo ya no sé qué más

hacer por ti, betty.

siempre lo mismo contigo.

yo ya estoy harta, cansada

de ti y de tus berrinches

de todos los días.

gustavo: tranquila, mujer.

fátima: no, no, no,

tranquila nada, gustavo.

tú no tienes que aguantar

los berrinches de esta niña

todos los días.

¿sabes qué?

si el problema es que

quiere comer, que coma.

que coma todo lo que quiera,

que se ponga como quiera,

rendonda, hecha una marrana.

yo ya estoy harta.

[llaman a la puerta]

lalo: buenas tardes, señora.

fátima: ¿y ahora qué quieres,

lalo?

lalo: vengo a informarle

que su hija puede padecer de...

síndrome de prader willi.

fátima: mira, lalo,

te agradezco mucho lo que estás

haciendo por mi hija,

pero esta niña

lo único que tiene

son berrinchitos tontos.

si quiere comer,

que coma todo lo que quiera.

yo ya me cansé

y no voy a seguir atrás de ella,

no la pienso perseguir,

que haga lo que quiera.

gustavo: fátima.

fátima, fátima.

lalo: su mamá ni me escuchó,

que porque ya está

harta de betty.

érika: no puede ser,

un poco de paciencia nada más.

es su hija, ¿qué le cuesta?

betty: oiga, doctora,

¿y tengo que ir con otro doctor

para que me cure?

érika: sí, betty,

con un especialista,

con un endocrinólogo.

betty: ¿me puede repetir

el nombre por favor, doctora?

érika: yo te lo anoto, preciosa.

lalo: pa, ¿me das dinero

para llevar a betty al doctor?

>> ¿con un doctor?

pues que la lleven sus papás,

mi amor.

>> pero es su novia, mamá.

lalo: no, aún no es mi novia,

pero quiero ayudarla

para que se alivie.

ándale, pa, porfa,

dame dinero para llevar

a betty al doctor.

o acompáñanos.

>> mira, hijo, ni yo, ni tu mamá

somos los indicados para llevar

al médico a esa niña.

eso le corresponde a sus papis.

y no te voy a dar el dinero,

porque tú no estás apto

para hacerlo.

tú eres un niño,

¿y qué van a hacer

dos niños solos con un médico?

tienen que ir acompañados

por un adulto

y sus papis son quienes

tienen que hacerlo.

por lo tanto, no te voy

a dar el dinero.

lalo: virgencita,

¿por qué ningún adulto me ayuda

a llevar a betty con un médico?

mi tía érika dice

que es muy importante

que betty vaya con ese médico.

virgencita,

por favor, te lo suplico,

te lo ruego,

que los papás de betty

se den cuenta que betty

sí está enferma

y que necesita ir

con un especialista.

te lo ruego, te lo ruego.

ah,

y de paso que sea mi novia, ¿no?

"please".

fátima: gracias por ayudarme

a recoger la cocina, amor.

voy a apagar las luces.

gustavo: sí,

ya urge que encuentres

a alguien que te ayude

con la limpieza de la casa.

fátima: sí.

¿y esta rosa?

está hermosa.

voy a ponerle agua y a dejársela

a la virgen de guadalupe.

lalo: y mi papá tampoco

me quiso ayudar.

está igual que tu mamá

que no te quiere ayudar.

pero yo sí te voy a ayudar.

yo voy a reunir

todo el dinero necesario

para llevarte con ese médico.

betty: pero ¿cómo lo vas

a hacer, lalito?

lalo: yo voy a trabajar mucho.

haciendo mandados,

tirando basura, no lo sé,

pero yo voy a juntar ese dinero.

todos: [hablan]

gloria: ¿tú qué quieres?

ahí está, gracias.

lalo: señora, gloria,

¿y la persona que le ayudaba?

gloria: ay, tuvo un problema

en su casa y pues, ya no pudo

venir a ayudarme.

lalo: ah, entonces ¿está solita?

gloria: así es.

y es mucho el trabajo.

espero que alguien venga rápido

para que me ayude

y me pidan trabajo.

lalo: pues deme la chamba a mí.

yo trabajo y usted me paga.

gloria: pero estás muy chico.

lalo: pero soy muy bueno

para las matemáticas.

es más, le podemos

preguntar a...

ah, a la maestra cirila.

¿verdad, miss, que soy

muy bueno para los números?

maestra: sí, es el mejor

de la clase.

lalo: ¿ya ve?

porfa, deme el trabajo.

necesito mucho el dinero.

gloria: está bien, vente mañana

a la hora del recreo

para que me ayudes.

lalo: ya tengo trabajo.

gracias, miss.

pero ¿por qué mejor

no empiezo hoy ya que es recreo?

gloria: bueno, está bien.

pásate para acá.

lalo: usted dígame qué hago.

gloria: tú vas a cobrar

y vas a anotar todo, por favor.

lalo: ok.

lalo: tía, ¿te puedo pedir

un favor?

érika: claro que sí, mi vida.

dime.

lalo: ¿nos acompañas a betty

y a mí con el endo--endocri?--

érika: endocrinólogo, lalo.

lalo: ese.

es que ya junté el dinero

para llevar a betty

con ese doctor.

érika: ¿tú juntaste el dinero?

betty: sí, trabajó mucho lalito

porque nadie quería ayudarnos.

érika: no puede ser,

¿por qué no me dijiste, lalo?

¿por qué no me pidieron

el dinero a mí?

yo se los hubiera dado.

>> ¿y sientes esa sensación

de tener mucha hambre

aún después de haber

terminado de comer?

betty: sí, doctor.

>> ¿usted es su mamá?

érika: no, doctor,

yo soy la tía del niño.

>> señora, necesito que vengan

los padres de la niña.

es muy importante informales

acerca de los riesgos

y de la gravedad

de las complicaciones

del trastorno de este síndrome.

desafortunadamente ella tiene

síndrome de prader willi.

[música]

[música]

lalo: aquí está lo que nos dio

el doctor.

betty sí está enferma,

está enferma.

fátima: pero ¿enferma de qué?

si es una niña berrinchuda

y caprichosa.

érika: no, no, no, señora,

la enfermedad de betty

no es de berrinche,

ni de capricho.

ojalá lo fuera.

betty está muy enferma

y es muy importante

que de verdad le den atención

a esta enfermedad

antes de que sea

demasiado tarde.

gustavo: ¿síndrome de prader

willi?

¿qué es eso?

érika: una enfemedad

que altera el funcionamiento

del hipotálamo,

una sección del encéfalo

cuyas funciones incluyen,

entre otras,

el control del apetito,

lo que provoca que carezcan

de saciedad.

betty: por favor, papá,

ahora sí hágannos caso.

por favor, vayan

a ver al médico,

por favor, yo sí estoy enferma.

>> también este síndrome

puede provocar crecimiento

y maduración incompletos,

problemas de comportamiento,

dificultades respiratorias,

comportamiento

obsesivo-compulsivo como

urgarse lesiones en la piel.

resistencia al dolor

y en algunos casos

imposibilidad para vomitar.

fátima: muchos de esos síntomas

presenta mi hija, doctor,

pero antes no los tenía.

>> porque el síndrome

de prader willi afecta

desde el nacimiento del bebé.

el recién nacido

no quiere comer,

hasta en los huesos puede estar

y hay que darle alimento

casi a la fuerza.

gustavo: bueno, eso le pasaba

a mi hija, pero ahora

no para de comer, ¿por qué?

>> porque en este síndrome

a partir de los seis u ocho años

los niños dejan de ser alegres,

afectuosos, cooperadores.

se vuelven rígidos, irritables,

y emocionalmente más inseguros.

así comienzan a tener

conductas como engullir

toda la comida disponible,

impaciencia, ataques de ira,

enfados, distracciones,

impulsividad.

y suelen ser manipuladores,

mentirosos, hábiles,

caprichosos, egocéntricos

y con frecuencia muestran

conductas autolesivas.

gustavo: pero ¿existe

alguna cura

para esta enfermedad, doctor?

>> no.

pero el diagnóstico temprano

ayuda en mucho a la correcta

atención de los síntimas.

va a ser necesario consultar

a varios médicos aparte de mí.

el neurólogo debe realizar

una valoración

y un diagnóstico neurológico

que permita oriental

la intervención

en la estimulación precoz.

fisioterapia, aprendizaje

y los problemas que se presenten

de sueño.

el neumólogo

prevendrá las complicaciones

respiratorias.

el oftalmólogo deberá estar

al pendiente de las alteraciones

como estrabismo o miopía.

el dermatólogo deberá atender

las autolesiones de la piel,

el traumatólogo deberá realizar

exámenes periódicamente

por la tendencia a la aparición

de escoliosis, osteoporosis

y otros problemas ortopédicos

que se dan con este síndrome.

es necesario que vaya

con el gastroenterólogo

porque presentan problemas

de tránsito, úlcera gástrica

y dificultad para vomitar.

lalo: qué padre que sí

nos hicieron caso

y que sí llevaron a betty

con todos esos médicos.

gustavo: no ha sido nada fácil,

lalo, pero tu valor,

tu tenacidad, tu fuerza,

sobre todo tu gran corazón,

nos abrieron mucho el panorama.

ahora solo falta llevar

a betty al odontólogo.

fátima: porque los malos hábitos

alimenticios provocan

muchos problemas dentales.

y si mi niña es hermosa,

con sus dientes bellos

será todavía más hermosa.

betty: te quiero mucho.

fátima: yo también, betty.

perdóname, por favor,

por lo mal que me porté contigo.

no sabía que estabas enferma

de este síndrome.

perdóname.

betty: te perdono, mamita,

porque eres mi mamá.

y tú mi papá.

los quiero mucho.

lalo: lo bueno es que sí

nos hicieron caso

y sí nos escucharon.

betty: sí, lalito.

lalo: que llevaron a betty

con todos esos médicos

para que se alivie.

fátima: gracias, lalito.

gracias por recordarnos

el amor que debemos de tener

hacia nuestra hija.

nunca,

nunca dejaremos de atenderte,

bonita, nunca.

gustavo: nunca.

porque eres nuestra única hija

y viviremos para ti.

lalo: y yo viviré

solo para ella.

betty: siempre le he hecho caso

a mi mamita,

pero ahora no le voy

a hacer caso

y sí, sí quiero ser tu novia.

lalo: ¡sí, sí!

¡aceptó ser mi novia, sí!

¡sí, sí,

me dio un beso, sí, sí!

no hay que molestar

a las personas gordas

porque no sabemos

si están enfermas o no.

betty: como yo, que como mucho,

pero es porque estoy enferma.

érika: de un síndrome llamado

síndrome de prader willi

y es una enfermedad

que en verdad existe.

es una enfermedad congénita,

presente desde el nacimiento

que afecta muchas partes

del cuerpo.

las personas con esta enfermedad

son obesas.

por favor, papás,

pongan mucha atención

a los cambios

que presentan sus hijos

y escúchenlos.

háganles caso,

porque posiblemente,

no estén haciendo berrinche,

ni capricho

y lo que en realidad tienen

es que están enfermos.

vigilemos a nuestros hijos,

pongámosle atención

y cuidemos de ellos para que,

si están enfermos de algo,

a tiempo detectemos

la enfermedad

para darle pronta atención

y que no siga afectando

su organismo.

betty: yo estoy haciendo

todo lo que los médicos me dicen

porque yo quiero tener y ver

una vida mejor

y tener muchos amigos.

lalo: y un novio como yo.

porque betty, mi betty,

tiene unos ojos que encantan.

>> ♪ yo también soy morena

y te vengo a cantar

como el indio juan diego

te traigo rosas y una oración

yo también soy morena

y te vengo a pedir

que recubra tu manto

a todos los de mi hogar ♪

Cargando Playlist...