null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Me alquilo para ser novio'

18 Abr 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

[música]

pamela: ¿ya viste?

¿quién es el bombón

que viene con la gorda?

seguramente es su primo

al que por supuesto

me le arrimo.

sol: hola, chavas.

¿cómo están?

desde que salimos

de la secundaria

no nos habíamos visto.

ximena: y tú no has cambiado

en nada, sol.

sol: ximena, qué bueno

que se te ocurrió hacer

esta fiesta en tu casa

para reencontrarnos

ahora que estamos

por salir de la prepa

y ponernos al día.

pamela: y hablando de ponernos

al día,

preséntanos a tu primo.

sol: no es mi primo,

él es cristian, mi novio.

pamela: ¿tu novio?

sol: sí, pamela, mi novio.

cristian: mucho gusto.

sol: bebé, ellas son

mis compañeras de la secundaria

de las que te conté

que me reencontré hoy

en esta fiesta

y que me moría por presentarte.

cristian: hola.

bueno, préstame tu sweater

y tu bolsa para que estés

más cómoda, mi amor.

¿dónde los están dejando?

ximena: allá, en la cocina.

cristian: y ahorita vengo por

para ponernos a bailar.

ya sabes que amo bailar

pegadito contigo.

sol: te espero.

¿no es un encanto mi novio?

[suspira]

ya me cansé.

cristian: bueno, voy a traerte

un refresco, bebé.

pamela: no cabe duda

que la suerte de la fea

la bonita la desea.

sol: no, pamela,

no es suerte, es amor.

cristian y yo

estamos enamorados.

ximena: y cómo no enamorarse

de ese bombón,

si aparte de que está guapo

te trata súper.

sol: sí,

cristian es maravilloso.

fue una gloria

haberlo encontrado.

cristian: como vi

que se estancaron a platicar

con mi bebé, pues les traje

refresco a todas.

sol: ¿no les digo que mi novio

es divino?

me moría de la risa

viendo la cara de esas pesadas

viendo a mi novio.

cristian: me besaste, sol,

y cuando nos arreglamos

no hablamos de que habría besos.

sol: ya sé, cristian, perdón,

pero tenía que ser

convincente con ellas,

tenía que hacer que se tragaran

los tres años de secundaria

que se burlaron de mí

diciendo que nunca por fea

tendría novio.

cristian: no, sí, sí,

yo estoy de acuerdo,

pero entonces te va a costar

más de que lo que quedamos.

sol: cristian, no seas así.

cristian: no, sol,

no seas así tú.

este es mi trabajo.

yo me alquilo para ser novio

y cobro 500 pesos por evento,

pero pues ya si hay beso,

son 100 pesos más

por cada uno que nos demos.

sol: está bien.

toma los 500 pesos

y como fue solo un beso

aquí están los 100 pesos más.

cristian: bueno,

muchas gracias, sol.

y ya sabes,

si te gustó mi trabajo,

recomiéndame.

sol: por supuesto que sí.

eres un novio guapísimo

y claro que te voy a recomendar.

[gritos]

cristian: 600 pesos más.

muy buenos

para pronto poder juntar

para el primer semestre

de la carrera

que quiero estudiar.

que me hayan rechazado

en la unam,

no me va a desanimar.

me alquilo para ser novio

para que me alcance

para pagar la colegiatura

en una universidad privada.

y lograr mi sueño

de tener una carrera.

buenos días, ma.

ana: mi hijo, buenos días.

anoche ya no te sentí

cuando volviste, ¿cómo te fue?

cristian: eh, bien.

estuve con mis cuates, ya sabes.

ana: ay, me da tanto gusto

que te diviertas.

te lo mereces después de tanto

que trabajas en la cafetería.

cristian: sí, mamá, es que

ya sabes que tengo que juntar

para pagar el semestre

que me piden en la universidad.

ana: ay, hijo, me da tanta pena

no poder pagarte yo

tus estudios.

pero con lo que gano

en mi trabajo

pues apenas si alcanza

para los gastos de la casa

y la comida.

cristian: no te preocupes, mamá.

solo tengo que pagar

el primer semestre

y luego solicito una beca.

y te aseguro

que me la van a dar.

ana: ay, ya sé, hijo,

tú eres muy estudioso

y aplicado.

cristian: pero bueno,

ya me tengo que ir porque...

en la cafetería comienzan

muy temprano a caer los pedidos

y que la trenza de chocolate,

que las bolitas de queso,

[indistinto], que el pastelito,

que el cafecito,

así que mejor...

ana: que te vaya bien, hijo.

yo también nada más levanto

la mesa y me voy a trabajar.

ah.

cristian: aquí está el cambio

del pedido que acabo de llevar,

lucina.

lucina: gracias.

eh, ya tienes otro pedido.

cristian: pues me apuré

para verte.

lucina: pero si nos acabamos

de ver.

cristian: yo no me canso

de verte, te amo.

lucina: yo también te amo.

pero anda, vete ya

porque la señora

hizo su pedido hace tiempo

y ha de estar desesperada.

y no le vaya a llegar

el café frio, ¿eh?

[celular]

>> "hola, cristian.

¿estás libre esta noche

para alquilarte como mi novio?

cristian: sí, son 500 pesos

y si hay besos,

100 pesos por cada uno.

blas: es muy injusto que yo esté

ocupando un lugar que seguro

tú aprovecharías mejor.

nada más porque tuve

el pase automático y tú no.

cristian: bueno, pero pues

ahuecando el ala porque yo

ya me tengo que arreglar

para irme a trabajar de novio.

[celular]

dulce: hola, novio, soy dulce.

¿puedes venir mañana

a comer con mis papás?

me han estado

preguntando por ti.

te mando besitos.

cristian: ah, qué fantasiosa

me salió esta clienta.

siempre me dice novio

y me manda besos.

aunque sabe muy bien

que es de trabajo.

bueno, nada me cuesta

seguirle la corriente.

"sí, novia dulce,

claro que puedo.

mañana te caigo

en tu casa en la tarde

para comer con tus papás".

eleonor: qué hermoso ramo

de flores le trajiste a mi hija,

cristian.

no me canso de verlo.

cristian: las flores

más hermosas son dulce y usted,

señora eleonor.

eleonor: ¿no es maravilloso

el novio de nuestra hija,

cristóbal?

cristóbal: sí.

bueno, al menos

es un muchacho educado.

dulce: [jadea]

cristóbal: ¿qué tienes?

eleonor: hija, ¿te sientes bien?

dulce: sí, ma, nada más

como que me dio asco la comida.

cristian: a ver,

toma este vaso de agua

para que se te quite.

dulce: gracias, cristian.

cristóbal: mejor ya no comas

nada, no vaya a ser

que te caiga mal.

cristian: que si te llegas

a enfermar,

yo me convierto

en tu enfermero de 24 horas.

eleonor: valió la pena

que dulce esperara tanto

para tener un novio.

vieras cómo la molestábamos

porque no le conocíamos

a ningún muchacho

que le gustara.

pero se sacó la lotería contigo,

cristian.

[música]

cristóbal: la verdad es que

no soy muy feliz

que mi hija salga sola

con su novio,

pero lo estoy aceptando

porque cristian me ha parecido

un muchacho bastante serio.

cristian: le prometo que voy

a cuidar muy bien a dulce,

señor.

eleonor: pero, hija,

¿te sientes bien?

toda la tarde te la pasaste

con muy mala cara.

dulce: ay, ma,

fue por el encierro,

pero por eso ya voy a salir

a bailar con cris

para que se me pase

la mala cara.

cristian: ah, no, tú no puedes

tener mala cara.

eres hermosa.

cristóbal: bueno, bueno,

ya váyanse.

te la encargo mucho

y me la traes de regreso

a la una de la mañana en punto.

cristian: a esa hora

la tendrá en casa.

con permiso.

eleonor: llévate un paraguas.

dulce: sí, mami.

bye.

dulce: ¿sabes qué?

déjame aquí.

cristian: ¿cómo que aquí?

dulce: sí, déjame aquí.

toma los 500 pesos de hoy.

cristian: bueno, pues

gracias, dulce.

y pues aquí se rompió una taza

y cada quien para su casa.

dulce: la neta es que

sí estaría bien padre

que fuéramos a bailar

como novios.

cristian: dulce,

desde un principio tú supiste

que esto es trabajo.

yo no te he engañado

ni he hecho nada

para que tú te ilusiones.

dulce: sí, sí, ya lo sé.

siempre has sido honesto

y derecho,

lo que más me gusta de ti.

y lo que más me gustaría

que tuviera mi novio,

el de verdad.

y pues no tiene nada de malo

que fantasee con eso

de vez en cuando, ¿no?

cristian: no, no, no,

no tiene nada de malo,

mientras tengas claro que solo

es una fantasía, nada más.

y bueno, pues ya me voy.

y ese fue gratis, ¿eh?

dulce: [ríe]

¿ves?

eres superlindo.

cristian: ah, le dices

a tus papás que te vine a dejar,

pero que ya no entré por la hora

para no molestarlos.

dulce: no te preocupes.

cristian: bueno.

oye, ¿y sí te vas a ir a bailar?

dulce: no, voy a aprovechar

el permiso de mis papás

para hacer otra cosa.

bye.

cristian: bueno.

bye.

mi amor.

de haber sabido

que me esperaba esta belleza,

regreso más temprano.

lucina: como hoy es tu día

de descanso, vine a verte.

no puedo estar sin un día

sin ver a mi querido novio.

cristian: ¿ves, ves?

por eso te amo tanto,

eres bien detallista.

ana: y muy buena en la cocina.

ella me ayudó a preparar la cena

y lo hace muy bien, hijo.

cristian: ah.

bueno entonces creo

que con más razón

tengo que ponerme a trabajar,

porque tengo que juntar

muy rápido el dinero para pagar

el primer semestre

en la universidad

y ya con mi carrera,

nos casamos

y me sigues enamorando

todos los días por el estómago.

¿qué te parece?

ana: bueno, ya siéntense.

voy a servir la cena, hijo.

por favor, hija.

cristian: ¿ves?

fue súper sencillo resolver

el caso.

blas: para ti, que eres

un cerebrito.

yo estoy tapado.

voy a perder todos mis litigios

cuando trabaje como abogado.

[celular]

cristian: es un mensaje

de dulce, quiere que mañana

vaya a su casa.

blas: ahora sí

ya se está pasando.

ojalá que no vaya a resultar

una enamorada obsesiva

que no va a dejar de molestarte.

cristian: ah, claro que no.

ves demasiadas películas

en lugar de estudiar.

dulce: [tose]

eleonor: ¿volviste a sentir

nauseas, hija?

dulce: ay, sí, mamá.

eleonor: yo creo que ya debemos

de llevarte al médico.

dulce: no, mamá, ya te dije

que no, que no es para tanto--

[arcadas]

cristian: dulce.

eleonor: siéntate.

dulce no ha estado nada bien.

¿contigo cómo se siente

cuando salen juntos?

cristian: no, pues bien, señora.

nunca se ha sentido mal.

eleonor: no me explico

qué le pasa.

ha estado muy rara.

ya vieron cómo se negó

rotundamente a ir al médico.

¿qué pasó, hija?

dulce: ay, vomité, ma.

de seguro algo me cayó mal

en el estómago.

cristóbal: mira, yo creo que

así como estás no puedes

salir con cristian

en este estado.

dulce: pero, papá.

cristóbal: te sientes mal, ¿no?

lo que tienes que hacer

es descansar, hija.

cristian: tu papá tiene razón,

dulce.

lo mejor es que descanses

y ya luego salimos.

cristóbal: no cabe duda,

no me equivoqué contigo,

cristian, al darte la confianza

para que seas novio de mi hija.

dulce: perdóname por la escenita

de la cena.

cristian: no te preocupes,

lo importante es que te cures.

dulce: ah.

pues ten, tus 500 pesos.

tú hiciste tu trabajo

y ya hasta a mi papá

te echaste a la bolsa.

cristian: gracias.

la verdad, tú eres la única

que me ha contratado

tantas veces y tan seguido.

¿por qué?

dulce: bueno, pues...

ya escuchaste a mi mamá,

se la pasaba molestándome

porque no tenía novio y...

solo es por eso.

cristian: bueno, ya me voy.

dulce: sí.

cristian: que te mejores.

dulce: gracias.

bye.

[arcadas]

eleonor: urge llevarla

al médico.

cristóbal: pero si no quiere,

¿qué vamos a hacer?

dulce: ¿qué pasa?

eleonor: escuchamos que estabas

vomitando.

cristóbal: queremos que

nos digas qué es

lo que te está pasando, dulce.

dulce: ay, pa,

seguro es una infección

que traigo en la panza.

eleonor: pues vamos

inmediatamente a llevarte

al médico, dulce--

dulce: no, no, no.

se me va a pasar al rato,

no es necesario.

eleonor: deja de negarte, dulce.

has estado con ascos,

pálida los últimos días

y ahora vomitando a cada rato.

cristóbal: creo que sabes

perfectamente qué es

lo que te puede estar pasando

y es la razón

por la que te niegas

a ir con un doctor, ¿verdad?

dulce: no.

no, yo les juro

que no estoy enferma.

cristóbal: entonces ¿qué es

lo que te pasa?

dinos.

dulce: estoy--

estoy embarazada.

eleonor: ¿qué?

dulce: sí, me hice

una prueba de embarazo

y salió positiva.

estoy esperando un bebé.

cristian: ¿seguras que no

compraron las galletas

en una pastelería?

están buenísimas.

ana: no, hijo, lucina las hizo.

lucina: las hice con mucho amor

para ti y para usted,

señora ana.

cristian: pues saben a todo

el amor que les pusiste.

[llaman a la puerta]

ana: ay, ¿por qué tocan así?

cristian: yo abro.

señor cristóbal,

¿qué hace aquí?

cristóbal: eres un infeliz.

ana: [resuella]

señor, ¿qué le pasa?

lucina: cristian.

cristóbal: este desgraciado

embarazó a mi hija.

ambas: ¿qué?

cristóbal: mi hija está

esperando un hijo tuyo.

¿cómo te atreviste

a embarazar a mi hija?

[música]

[música]

cristian: señor,

déjeme explicarle, yo le juro--

cristóbal: ¿qué me vas

a explicar?

nos viste la cara,

te aprovechaste de mi hija

y de nosotros que te abrimos

las puertas de nuestra casa.

te sentaste a nuestra mesa.

cristian: porque su hija

me alquilaba para ser su novio.

cristóbal: por favor, si yo soy

testigo de su noviazgo.

y mira, no inventes cosas

con tal de no reconocer

que embarazaste a mi hija.

le vas a responder

por el bebé que está esperando,

¿me escuchaste?

ana: no, señor, señor, señor,

yo entiendo su indignación.

le suplico que se calme.

yo voy a hablar con mi hijo

para resolver esta situación

de la mejor manera,

pero por el momento

es mejor que se vaya,

señor, por favor.

[llora] por favor.

hijo.

¿cómo es posible, hijo,

que hayas salido

con este chistecito?

cristian: mamá, lucina,

yo les juro--

lucina: no jures nada.

no quiero escucharte.

te desconozco completamente.

ni siquiera sé

a quién estoy viendo.

cristian: lucina.

lucina, espérate,

por favor, espérame.

ana: [llora]

cristian: lucina.

lucina, espérame, por favor.

tienes que escucharme,

por favor.

lucina: ya escuché suficiente

para que mi corazón esté roto.

¿qué quieres,

pisotear los pedazos?

cristian: no, no.

quiero pegarlos

porque las cosas no son

como parecen, lucina.

lucina: ¿no dijiste

que te alquilabas

para ser novio?

cristian: sí, sí lo hacía,

pero--

lucina: entonces no hay nada

más que hablar.

cristian: pero no es cierto

que yo embaracé a dulce.

lucina: suéltame.

todo este tiempo

que estuvimos juntos,

jamás me imaginé

que era la novia de un--

de un prostituto.

cristian: no, es que yo

no me prostituyo.

lucina: no me importa.

porque tú y yo

ya no somos novios.

hemos terminado para siempre.

cristian: ya, mamá, por favor.

deja de echarme esa mirada

como si no me conocieras.

ana: es que te desconozco,

cristian.

estoy muy decepcionada de ti.

yo no te eduqué así,

yo no te eduqué para que

hicieras favores sexuales

a cambio de dinero.

cristian: ay, mamá.

yo te juro que jamás

he recibido un peso por sexo.

ana: entonces--

entonces, ¿cómo es que

te alquilabas

para hacerte pasar por novio?

cristian: pues solo era eso,

me hacía pasar

por novio de las chavas

con los papás

o las acompañaba a fiestas

para que dejaran de molestarlas,

pero nada más.

ana: no puede ser

que te aprovecharas

de esas pobre muchachas.

cristian: no, no, no,

yo no me aproveché de nadie.

ellas sabían perfectamente

lo que yo hacía.

yo no engañé a nadie.

ana: ¿y por qué lo haces?

cristian: porque quiero

estudiar, mamá,

y necesito dinero

para entrar a la universidad.

ana: ay, hijo.

¿cómo fue que se te ocurrió?

cristian: se me ocurrió

en una fiesta de luz y sonido

a la que fui.

una chava se me acercó

a pedirme que me hiciera pasar

por su novio

para que dejaran de molestarla.

ana: y tú le pediste

dinero a cambio, ¿verdad?

cristian: no, no, no, no.

fue ella la que, desesperada

porque yo aceptara,

me ofreció 500 pesos que traía.

y pues pensé por qué no.

no sé, con ese dinero podría

ahorrar y juntar más rápido

que con lo que gano

en la cafetería.

así fue como empecé.

pero yo te juro, mamá,

que nunca he tenido

relaciones sexuales con ninguna.

ana: ¿y cómo te explicas

el embarazo de esta muchacha?

cristian: no lo sé, seguramente

tiene una relación a escondidas.

pero mío no es, mamá.

yo no la he tocado para nada.

además porque amo a lucina,

yo sería incapaz de faltarle.

ana: sí.

yo he visto lo enamorado

que estás de ella, pero...

[llora]

cristian: mamá.

mírame a los ojos, mamá.

tienes que creerme, mamá.

jamás me he prostituido.

tú lo acabas de decir,

tú me educaste, mamá.

yo no sería capaz de eso.

ana: te creo, hijo.

perdóname, pero todo esto

fue muy sorpresivo para mí.

cristian: lo sé, yo lo sé,

yo tampoco sé

lo que está pasando,

por qué dulce me está metiendo

en esta bronca.

ana: no te preocupes, mi amor,

yo te voy a apoyar.

yo te voy a apoyar

para que todo esto

se solucione.

estoy aquí para que hablemos

de la situación

de nuestros hijos.

cristóbal: señora, no tenemos

nada de que hablar.

su hijo tiene que responderle

a nuestra hija

por lo que le hizo.

ana: cristian no le hizo

nada a su hija.

este...

le está colgando el milagrito.

eleonor: no le voy a permitir

que encima de que su hijo

ofendió ya a nuestra hija,

usted venga a ofenderla también

insinuando que es una mentirosa.

cristóbal: mire, dulce insiste

en que cristian es el papá

y nosotros le creemos

a nuestra hija.

nosotros somos testigos

de que tienen una relación,

señora.

ana: porque su hija

le pagaba a cristian

para que se hiciera pasar

por su novio.

cristóbal: eso es una tontería.

le digo que nosotros

somos testigos.

eleonor: así que en vez

de perder su tiempo tratando

de culpar a nuestra hija

de algo que cristian

también tuvo que ver,

mejor vaya a convencer

a su hijo de que se tiene

que responsabilizar.

ana: cristian no se puede

casar con su hija.

ese niño no es de mi hijo.

seguramente dulce

se acostó con otro.

eleonor: no hable así

de mi hija.

lárguese de aquí.

para que lo vaya pensando,

dulce es menor de edad,

cristian ya tiene 19,

así que si no se casa

con mi hija,

cristian va a parar a la cárcel

por haberla seducido.

lárguese de aquí, ándele.

ándele.

blas: le conté tu caso

a uno de los maestros de derecho

y me dijo que en efecto

puedes ir a la cárcel

acusado por estupro.

cristian: pero yo no tuve

nada que ver con ella,

no nos acostamos nunca.

ese hijo que espera no es mío.

blas: puedes realizar una prueba

de adn para demostrarlo.

ana: pero de aquí

a que el niño nazca falta mucho.

pueden meter a mi hijo

a la cárcel en ese tiempo.

blas: no, no, señora ana.

mi maestro me dijo que existen

las pruebas de adn prenatales

y se realizan en este país.

el asunto es que cuestan

mucho dinero.

como 20.000 pesos.

cristian: ¿20.000 pesos?

no, olvídalo, en mi vida

he visto esa cantidad

y con mis ahorros no llego

ni a la mitad.

cristian: lo único que me queda

es hablar con dulce

para convencerla

de que diga la verdad.

que diga quién es el papá

del hijo que espera.

dulce.

dulce: cristian,

¿qué haces aquí?

cristian: te vine a buscar

a la preparatoria

porque no quiero

que tus papás intervengan.

dulce: ellos no quieren

que te hable si no es

para que digas que te vas

a casar conmigo.

cristian: no nos podemos casar

y lo sabes bien,

sabes perfectamente que

ese hijo que esperas no es mío,

porque nunca nos acostamos.

dulce: aquí no es un buen lugar

para que hablemos.

cristian: no nos vamos

a ir de aquí hasta que digas

la verdad,

que digas que yo no soy

el papá de tu hijo,

que tú te acostaste con otro.

¿por qué me haces esto?

dulce: porque estoy embarazada

y me tengo que casar.

alguien tenía que ser

el papá de mi hijo,

si no mis papás me iban a matar.

cristian: ah.

o sea que desde la primera vez

que me contrataste como novio

ya sabías que estabas embarazada

y todo esto fue para culparme.

dulce: para mis papás

tú eres el papá de mi hijo

y te vas a tener

que casar conmigo,

si no quieres

terminar en la cárcel.

cristóbal: ¿qué haces aquí?

de una vez te advierto

que si vienes a insistir

en que mi hija miente,

te voy a romper la cara.

cristian: no, no, no, no,

señor cristóbal.

vengo a disculparme.

comprenderán que

todo este asunto del bebé

me tomó por sorpresa

y no supe cómo reaccionar.

eleonor: no hay ninguna

justificación

para lo que hiciste.

cristian: lo sé, señora,

pero por eso acepto

casarme con dulce.

dulce: ¿aceptas casarte conmigo?

cristian: sí.

y lamento que hayamos

tenido que pasar

por estos malos momentos,

pero estoy dispuesto

a remediarlo de la mejor manera.

casándome con dulce.

[música]

[música]

lucina: vete de mi casa,

cristian.

no quiero ni verte.

debería darte vergüenza buscarme

y más ahora que te vas a casar.

cristian: no, lucina, no,

no me voy a casar.

solo lo dije

para que las aguas se calmaran

porque prefiero ganar tiempo

con los preparativos de una boda

que con los de una defensa

en un reclusorio preventivo

en lo que se aclara la verdad.

lucina: la verdad está

muy clara, cristian.

te vendías.

cristian: no, no me vendía,

me alquilé para ser novio,

pero nunca tuve nada que ver

con ninguna de las chavas,

ni tampoco las engañé

para aprovecharme de ellas,

ni las ilusioné.

te lo juro.

solo te amo a ti, lucina,

y eres la única mujer

con la que he estado.

lucina: me cuesta trabajo

creerte.

cristian: no te miento, lucina.

nunca te he mentido.

fue una decisión que tomé

porque no quiero

perder más tiempo sin estudiar

y con lo mal pagados que están

los trabajos en este país,

no lo iba a conseguir nunca.

y pues uno se desespera

ante la falta de oportunidades.

lucina: pero si trabajas

en la cafetería.

cristian: pues sí,

pero tú misma sabes

que ni con las propinas

que me dan por los entregos

sacamos mucho.

lucina: sí, pero ¿alquilarte

como novio?

cristian: sí, ya sé que suena

horrible, pero no lo es.

porque ni me sobrepaso

con ninguna de las chavas,

ni hay nada sexual,

es pura apariencia, lucina.

lucina: no, cristian,

no es pura apariencia.

y la prueba es que hay una chava

que está embarazada de ti.

y ahora tienes que cumplirle

si no quieres terminar

en la cárcel.

cristian: no, ese hijo

no es mío.

lucina: con todo el dolor

de mi corazón,

me es difícil creerte.

lo siento.

te pido que te vayas.

cristian: virgencita,

por favor, ayúdame

a que se sepa la verdad.

yo no soy el papá

del hijo que espera dulce.

a mí me tendieron una trampa.

me achacan un hijo que no es mío

y están amenazando mi libertad.

por favor, madre mía,

ayúdame a descubrir

quién es el verdadero papá

del hijo que espera dulce.

yo siempre hablé con la verdad,

les dije que nada más

me alquilo para ser novio.

¿y esta rosa?

está muy bonita.

ana: qué rosa tan bonita.

se la compraste a lucina.

supongo que debe seguir

enojada contigo.

cristian: sí, mamá,

no quiere creerme

y mucho menos perdonarme.

ana: insístele, hijo.

ustedes dos se aman

verdaderamente

y el amor verdadero

siempre vence cuando se habla

con la verdad.

lucina: te dije que no quiero

verte, cristian.

qué necio eres.

cristian: no, no soy necio,

lucina.

soy un chavo enamorado

que está luchando

por el amor de su vida.

lucina: es que yo también

te amo y--

y es que es por eso

que me duele tanto

que me hayas ocultado

lo que hacías.

cristian: perdóname, chiquita,

si no te dije nada,

pero no quería

que lo malinterpretaras

y ahora me doy cuenta

que fue por no decir la verdad.

lucina: es que

por más que intento,

no puedo entender

que hagas lo que haces.

cristian: solo lo hice

por trabajo.

no quería que nadie

saliera dañado

y mucho menos tú.

lucina: en eso te equivocas,

cristian.

tú saliste dañado,

tú te tienes que casar

con esa chava

para que no pierdas tu libertad.

cristian: lo único que

me importa en este momento

es no perder tu amor.

lucina: pero mi amor

no lo has perdido.

yo te sigo amando.

cristian: perdóname, lucina.

por favor.

te amo demasiado

y estoy sufriendo

porque ya no quieres

estar conmigo.

lucina: te creo porque yo

estoy sintiéndome igual.

ya no quiero seguir sufriendo

por estar separada de ti.

cristian: quieres decir que--

lucina: que te perdono.

es más grande

el amor que te tengo

que cualquier malentendido

en el que estemos metidos.

cristian: te amo, lucina.

gracias.

y te prometo

que no voy a descansar

hasta probar que ese hijo

no es mío.

porque yo nunca falté

a tu honor.

nunca.

>> hola.

supongo que estás esperando

que dulce salga.

cristian: sí, ¿cómo sabes?

>> porque te vi

platicando con ella

la otra vez que estuviste

por aquí.

cristian: ¿tú eres su amiga?

>> ¿yo?

para nada.

si estoy agradecida

de que le hayas quitado

de mi camino.

cristian: no--no entiendo.

>> dulce no habla de otra cosa

más que de que se va a casar

y seguro que tú eres el menso

que se va a casar con ella.

cristian: ¿por qué lo dices así?

>> porque dulce es una rogona.

se le estuvo ofreciendo

a mi novio durante muchos días

y ahora resulta

que se va a casar.

cristian: ¿lo dices porque

tu novio te dijo que dulce

se le ofrecía?

>> lo digo

porque yo misma la vi.

le enviaba videos

a mi novio a su celular

donde le rogaba

que le hiciera caso.

y ahora resulta

que se va a casar contigo.

cristian: a lo mejor era

tu novio el que le daba

motivos a dulce.

>> claro que no.

mira...

quién es mi novio.

¿tú crees

que alguien tan guapo como félix

se va a interesar

en una equis como dulce

teniéndome a mí?

cristian: te voy a pedir

que no hables así de ella.

>> ay, "sorry".

al fin y al cabo ya quitaste

a esa arrastrada de mi camino.

cristian: seguro que félix

es el papá del hijo

que espera dulce.

tiene que ser.

ana: hijo, no puedes

sacar conclusiones de algo

que solo supones.

lucina: es solo

una posibilidad.

debes de convencer a dulce

de que te lo diga.

blas: va a estar en chino

que ella hable.

si no abrió la boca antes,

ahora que está segura

por la boda, menos.

cristian: pero puedo convencer

a félix que diga la verdad.

para que diga si fue él

quien tuvo relaciones con dulce

y la embarazó.

félix.

félix: ¿te conozco?

cristian: no,

pero los dos conocemos a dulce

y si no quieres que hable

de lo que hiciste con ella,

más te vale que aceptes

platicar conmigo.

félix: no, no sé de qué hablas.

yo no hice nada con dulce,

yo tengo novia.

cristian: sí, fue ella misma

la que me dijo de los videos

que dulce te mandó a tu celular

donde te rogaba

que le hicieras caso.

félix: sí, pero nunca la pelé.

cristian: ¿seguro?

porque un embarazo

no se hace por arte de magia.

félix: ¿tú--tú qué sabes de eso?

cristian: lo sé porque está

diciendo que yo soy el papá

cuando tú fuiste

el que se acostó con ella.

félix: ah, tú eres

con el que se va a casar,

ya se lo dijo a toda la prepa.

cristian: no, no, no,

no me voy a casar con ella

porque tú vas a decir

que ese hijo es tuyo, no mío.

félix: yo no voy a decir

una sola palabra.

dulce le encontró

un papá a su hijo

y yo no se lo voy a quitar.

cristian: pero es tuyo,

tú te acostaste con ella.

dulce no te hubiera rogado tanto

de no ser porque tú

le diste motivo.

félix: sí, pero estás loco

si crees que voy a aceptar

que le puse los cuernos

a mi novia.

anda, pégame.

así no solo consigues

que yo no diga nada,

yo sí te voy a denunciar

por agresiones y voy a tener

a todos estos testigos.

aquí el único

que se va a fregar eres tú,

ya te fregaste, ¿eh?

te vas a tener

que casar con dulce

y ser el papá de su bebé.

[música]

[música]

cristian: no, no, no, no.

no va a haber manera

de que félix acepte que él tuvo

relaciones sexuales con dulce

y que él puede ser el papá

de ese bebé.

ana: tranquilo, hijo.

desesperado no vas a encontrar

la manera de dar con las pruebas

de que entre esos dos hubo algo.

cristian: es que sí,

sí hay pruebas.

son los videos que dulce grabó

y que le mandó a félix

a su celular.

si tan solo pudiera acceder

a esos videos, podría demostrar

que entre esos dos hubo algo.

blas: pero si no quiere

decir nada, va a estar en chino

que te preste su teléfono

para que puedas ver los videos.

lucina: seguro que no,

pero se me está ocurriendo

una manera de obtener

ese celular

sin que él se dé cuenta.

yo puedo coquetearle

para distraerlo

y que cristian

se lo pueda quitar.

cristian: no, lucina, no.

no quiero que te involucres.

yo me metí en esta bronca

y yo la voy a solucionar.

lucina: déjame ayudarte.

se nota que ese tal félix

es un ojo alegre.

no me resultará difícil

envolverlo.

es la única manera que tenemos

para obtener las pruebas

de que ese bebé no es tuyo.

ana: por favor, hijo, por favor,

acepta la idea de lucina

para que podamos liberarte

de la boda y de la cárcel.

tenemos que hacer lo que sea

con tal de salvarte, hijo.

lucina: [tararea]

ay.

perdón.

qué tonta, discúlpame.

todos: uh.

félix: no, no te apures,

fue un accidente.

lucina: ay, estoy muy apenada.

toma mi chamarra

para que te tapes.

félix: no, no, no, está bien.

no te apures, no es necesario.

lucina: es que sí es necesario

porque un chavo

tan guapo como tú, pues

no puede andar así por la calle,

¿no crees?

félix: ah, bueno, sí, gracias,

pero te la devuelvo.

lucina: sí,

te paso mi dirección, ¿va?

y de paso te quedas a mi fiesta

que tengo hoy en la noche, ¿va?

félix: va.

oye, pues qué bueno

que te acepté la chamarra, ¿no?

así tuve un pretexto

para venir a tu casa

y volver a verte, hermosa.

lucina: [ríe]

la verdad, me la estoy pasando

increíble contigo.

creí que eras otro puberto

tarado, pero no, ¿eh?

eres muy interesante.

[ríe]

ay, vamos a tomarnos

una selfie con tu celular, ¿va?

félix: ok.

lucina: para recordar

lo bien que la estamos pasando

y lo chido que fue conocernos.

félix: ya, ahí está.

la voy a guardar como uno

de mis más grandes tesoros.

lucina: vamos a bailar, ¿no?

porque esta canción me encanta.

uh.

dulce: te amo, félix.

por favor, hazme caso.

no puedo olvidar los besos

que nos dimos escondidos

en el patio de la prepa.

por favor, estoy dispuesta

a demostrarte mi amor

de la forma que tú me pidas.

cristian: y este fue uno

de los videos, pero hay más.

félix: ¿sabes qué, chava?

tu intención

de tropezarte conmigo

no fue un accidente,

tenía razón.

todo estaba planeado

para que me robaran mi celular.

lucina: mejor cállate

porque aún no acabamos.

cristóbal: y de verdad me da

mucha pena que vean esto,

pero es la única manera

que me dejaron para demostrar

mi inocencia.

mire.

dulce: me entregué a ti, félix,

te demostré que te amo

de la manera que me pediste,

no puede ser que sigas

despreciándome

y mucho menos ahora.

fui a buscarte a tu casa

aprovechando que mis papás

me dieron permiso de salir

con mi supuesto novio.

no puedes seguir rechazándome

y mucho menos ahora

que estoy esperando

un hijo tuyo.

cristian: aquí hay otro.

félix: cállate ya, estúpida.

no me está gustando

que te grabes y me mandes

los videos a mi celular.

mucho menos diciendo

frente a la cámara

que estás embarazada.

félix: no les hagan caso.

es una trampa, dense cuenta,

todo esto estaba planeado.

lucina: no,

trampa fue la que le hizo

dulce a mi novio

para que saliera bien librada

después de que tú

la seguías despreciando

a pesar de que ella

esperaba un hijo tuyo.

eleonor: no es necesario

que nos digan nada más,

ni que nos muestren más videos.

está más que claro

que nos equivocamos.

fue nuestra hija la nos mintió.

dulce: perdónenme, por favor.

me sentí acorralada

y no sabía que hacer,

hasta que me enteré

que cristian se alquilaba

para ser novio

y se me ocurrió que él

podía ser mi salvación.

cristóbal: discúlpanos,

cristian.

la verdad es que

nunca te juzgamos mal.

sí eres el buen muchacho

que siempre has demostrado ser

y por supuesto que

ni vas a parar a la cárcel,

ni vas a tener

que casarte con dulce.

cristian: te puedes quedar

con tu celular.

ya no lo necesitamos.

cristóbal: ahora mismo

mi esposa y yo

vamos a resolver este asunto

con mi hija

y el verdadero responsable.

dulce: perdóname, cristian.

la verdad es que eres

un chavo súper buena onda

y me hubiera encantado

que un chavo como tú

fuera verdaderamente mi novio.

y tú, lucina,

eres muy afortunada.

cristian: lamento mucho

todo esto, dulce,

pero hay que afrontar

las consecuencias

de nuestras malas decisiones

con la verdad

y no aprovechándose de que

me alquilo para ser novio.

con permiso.

faltó muy poco para completar

la colegiatura del semestre

que tengo que pagar

y así poder solicitar la beca

y por fin cumplir mi sueño

de estudiar una carrera.

blas: bueno, cristian,

vas a tener que entregar

más pedidos de café

hasta que juntes

lo que te hace falta.

ambas: [ríen]

cristian: pues sí, pero me voy

a tardar mucho más.

quizás hasta pierda otro año,

pero ni modo,

no voy a seguir

alquilándome para ser novio.

no quiero exponerme

a que alguien más

me quiera perjudicar.

lucina: ¿sabes algo?

yo tengo mis ahorros

y estoy segura que con ellos

puedes pagar el semestre

en la universidad.

cristian: no, no, no, lucina,

no te lo puedo aceptar.

lucina: ay, no seas orgulloso.

yo soy tu novia

y quiero ayudarte.

tengo una idea.

puedes aceptarlo

como un depósito de por vida

para que solo te alquiles

como novio para mí.

cristian: bueno pues si es así,

entonces acepto la oferta.

ana: te agradecemos mucho

tu buen gesto, lucina.

entre mi hijo y yo

vamos a trabajar muy duro

para devolverte tu dinero.

cristian: sí.

siempre te voy a amar, mi amor.

siempre.

muchas veces caemos en trampas

que ni siquiera nos damos cuenta

que están tendidas.

tendidas porque la desesperación

de una mala decisión tomada,

de un embarazo no deseado,

nos puede llevar a una decisión

aún peor.

nos puede llevar a aprovecharnos

de alguien que creemos

que puede ser nuestra solución

y no está bien que queramos

responsabilizar a nadie más

de un error que es solo nuestro,

amenazando la libertad,

el futuro, el amor

de alguien que es inocente

para salvar nuestro pellejo.

somos muchos los jóvenes

que estamos luchando

por obtener la oportunidad

de una vida mejor,

en una realidad

que es injusta y difícil,

poniendo en riesgo

nuestra integridad

y nuestra vida

cuando tomamos decisiones

como esa que yo tomé de que

me alquilo para ser novio.

[música]

>> ♪ madre si pudiera

con palabras desterrar

todo el dolor

y las derrotas

tu corona de lágrimas

que tan solo por amor

madre si pudiera

con palabras explicarte

que no ha sido en vano

cada hora que lloraste

madre si pudiera

con palabras desterrar

todo el dolor y las derrotas

tu corona de lágrimas

que tan solo por amor

tú soportaste

madre mía ♪

Cargando Playlist...