null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Lavar la culpa'

Univision17 Jul 2018 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

jonás: la neta, qué flojera

llegar temprano a mi casa,

pero mi abue ya me advirtió

que si no llego temprano

me va a castigar la moto.

cristian: no, no, no,

ni lo digas.

que ambos la conocemos

y sabemos que sí es capaz.

jonás: sí, por eso ya quiero

tener 18 para mandarla a volar.

cristian: aun te faltan

dos años, bro.

así que mejor ya vámonos

para que no te echen bronca.

jonás: ¿cuánto a que yo llego

primero que tú?

cristian: [ríe]

estás loco.

jonás: vas a ver que sí, eh.

no me verás ni el polvo.

vámonos.

benjamín: ino lo vi, no lo vi!

no sé de dónde salió, no lo vi.

les juro que ese joven

salió de la nada.

rodrigo: no tienes que jurarnos

nada, hijo.

sabemos que eres muy prudente

al manejar.

andrea: ¿cuándo te van

a dejar salir, papá?

tú no tienes por qué estar aquí.

benjamín: esperemos que pronto,

mi amor.

hay que dejar bien claro

que yo no soy el responsable

de lo que pasó, papá, por favor.

rodrigo: el abogado ya se está

haciendo cargo de eso.

verás que pronto

se va a demostrar tu inocencia.

benjamín: esperemos que así sea,

papá.

mientras, te encargo a mi hija.

andrea: no te preocupes por mí,

papá.

lo que más importa

en este momento

es que tú salgas libre.

ruth: mi nieto acaba de morir

por culpa de ese maldito.

se tiene que pudrir

en la cárcel.

tiene que pagar.

agente: se están realizando

las averiguaciones necesarias

para deslindar

la responsabilidad del señor.

ruth: claro que él

es el responsable

de la muerte de mi nieto.

¿qué tantas averiguaciones

tienen que hacer?

agente: es el proceso de la ley,

señora.

pero tenga por seguro

que si es cierto que el detenido

es el responsable

de la muerte de su nieto,

lo va a pagar.

ruth: el es el único culpable.

solamente él,

no hay nadie más.

rodrigo: no te preocupes

por tu papá, hija.

debes tener la confianza

de que se va a demostrar

su inocencia.

andrea: quiero pensar

que va a ser así, abuelito,

pero no puedo evitar

tener miedo de que mi papá

no salga pronto de aquí.

rodrigo: tu papá no tiene

por qué pagar por algo

de lo que no es responsable.

lo que pasó fue un accidente,

eso es todo.

ruth: ustedes son familiares

del asesino de mi nieto,

¿verdad?

no descansaré hasta verlo

hundido en la cárcel

por lo que le hizo a mi nieto.

no, espero que valga.

rodrigo: entiendo su dolor--

ruth: es un asesino,

el único culpable.

rodrigo: señora--

ruth: lo hundiré en la cárcel.

agente: ¿qué pasó la noche

del accidente?

cristian: la verdad es que jonás

y yo íbamos echando carreritas,

y por querer ganarme

se pasó el alto.

agente: entonces, tu amigo

tenía la oportunidad

de frenar a tiempo.

cristian: sí,

vimos la preventiva

pero jonás, en lugar de frenar,

aceleró.

agente: como podrá ver,

fue su nieto quien se pasó

el alto sin precaución.

ruth: ¿cuánto?

agente: ¿cuánto qué?

ruth: ¿cuánto les pagó

el tipo este

para alterar el video?

agente: se equivoca, señora.

el señor benjamín gutiérrez

no nos tuvo que dar nada

para demostrar su inocencia.

ruth: ¿usted cree que soy tonta,

agente?

yo sé muy bien que los videos

se pueden editar,

por eso le pregunto cuánto,

cuánto le dio.

yo le puedo dar el doble,

el triple.

agente: este no es el caso,

señora.

además,

contamos con la declaración

del amigo de su nieto.

asegura que jonás

se pasó el alto

para ganarle la carrera.

ruth: seguro que también

ese tipo le dio dinero

al muchacho.

agente: yo sé que no es así.

no tenemos pruebas

que lo demuestren,

así que el señor benjamín

gutiérrez es inocente

de la muerte de su nieto.

quedará en libertad.

rodrigo: pásale, hijo.

andrea: qué bueno que ya saliste

y que ya estás con nosotros, pa.

benjamín: no tenías de qué

preocuparte, hija.

yo sabía que se iba a demostrar

que yo no fui responsable

de ese accidente.

rodrigo: la verdad,

yo sí me preocupé un poco

cuando supe que ese joven

había fallecido.

benjamín: yo no pude hacer nada

para evitar el accidente.

rodrigo: ya mejor no pensemos

en eso, ya, hijo.

demos gracias a dios

de que no pagaste por algo

de lo que no eres culpable.

dejemos este mal momento atrás.

cristian: realmente lamento

lo que pasó, señora.

ruth: ¿tú qué haces aquí?

por tu culpa está libre

el asesino de mi nieto.

cristian: yo sólo dije

la verdad.

si no, podía meterme

en problemas.

ruth: la única verdad

es que el asesino de mi nieto

está libre por tu culpa.

itraidor!

lárgate, lárgate.

ustedes también.

¿qué hacen aquí?

a ninguno le importa mi dolor.

lárguense, lárguense.

fuera.

montserrat: mamá.

ruth: vaya,

hasta que llegas.

montserrat: yo hubiera querido

llegar antes,

pero no me fue posible.

ruth: no trates

de lavar tu culpa

por no estar al lado de tu hijo

cuando murió.

montserrat: no me reproches nada

y respeta mi dolor.

ruth: ese dolor debiste sentir

cuando dejaste solo a tu hijo

y te largaste a francia

detrás de un hombre.

montserrat: bien sabes

que lo hice para tratar de

darle un mejor futuro a jonás.

ruth: ¿de qué te valió?

tu hijo se ha muerto.

montserrat: y no sabes

cómo me arrepiento

de no haber estado aquí.

ruth: a ver si es cierto

lo que dices.

demuéstralo, demuestra

que estás arrepentida

de ser una mala madre,

de no estar con tu hijo

cuando lo mataron.

montserrat: ¿qué quieres

que haga?

ruth: véngate del hombre

que mató a tu hijo.

porque aunque las autoridades

digan que es inocente,

ese tipo es el único culpable

de que jonás

ya no esté con nosotros.

montserrat: ¿pero yo

qué puedo hacer?

ruth: se peor que una leona

tras tu presa.

tienes que acabar

con ese hombre.

tiene que pagar por lo que hizo.

tiene que sentir el dolor

que tú y yo estamos sintiendo.

júrame, júrame frente al cuerpo

de tu hijo que vas a vengarlo,

que vas a acabar con ese tipo

que lo mató.

solamente así podrás

lavar tu culpa.

júramelo.

montserrat: te lo juro, mamá.

montserrat: ¿cómo se llama

ese hombre?

ruth: se llama

benjamín gutiérrez.

andrea: ¿ya se dieron cuenta

que falta menos

para que cumpla 15?

benjamín: hija, no has dejado

de contar los días que faltan

para tu siguiente cumpleaños.

andrea: porque no hay chava

que no le emocione cumplir 15.

por eso ya debemos planear

mi fiesta.

rodrigo: ¿pero no crees

que es muy pronto?

andrea: claro que no, abue.

si quiero que todo salga

súper bien, lo tenemos

que planear con tiempo.

la iglesia, el salón,

mi vestido.

buscar quien me va a poner

la coreografía

con mi chambelán.

y por supuesto,

tenemos que ensayar

cuando bailemos tú y yo.

benjamín: hija.

rodrigo: no, hija,

ahora sí saliste perdiendo.

tu papá no sabe bailar

ni los ojos.

benjamín: ay, papá, órale, eh.

bueno, es verdad.

con decirte que yo no bailé

con tu madre cuando nos casamos.

andrea: pero eso fue

hace mucho tiempo, pa.

los tres podemos tomar

algunas clases de baile

para que nos salga muy bien.

benjamín: tu abuelo

sí sabe bailar.

rodrigo: claro.

andrea: eso lo sé.

yo me refiero a jonathan.

el como ni novio, también tiene

que bailar conmigo.

no quiero que me esté pisando.

benjamín: está bien, hija.

vamos a tomar

esas clases de baile.

es tu ilusión,

y sé que a tu mamá

le va a dar mucho gusto

cuando nos vea

desde el cielo bailar.

benjamín: ay, ay.

perdón, hija.

perdóname, ¿estás bien?

andrea: no pasa nada.

hay que seguir bailando.

benjamín: no, hija, perdóname,

pero el baile

no se hizo para mí.

jonathan, ven, rápido,

baila con andrea

y yo los veo desde acá.

con cuidado,

no la vayas a pisar.

montserrat: aunque dicen

que bailar no es cosa

del otro mundo,

no es tan sencillo, ¿verdad?

benjamín: para nada,

y menos para mí

que nunca aprendí a bailar.

quien me apura es mi nena.

quiere que baile con ella

en sus 15 años,

y yo no le quiero fallar.

montserrat: pues,

podrá practicar

en su casa con su esposa.

benjamín: soy viudo.

solo nos tenemos mi hija y yo,

por eso no quiero fallarle.

montserrat: lamento

lo de su esposa,

pero si quiere puede

practicar conmigo.

benjamín: no, ¿cómo cree?

no quiero pisarla.

acabo de pisar a mi hija

y no quiero que pase con usted.

montserrat: tendré

mucho cuidado.

además, vale la pena

correr el riesgo por su hija,

¿no cree?

benjamín: sí, sí, tiene razón.

solo espero

que no se arrepienta, eh.

soy muy torpe, de verdad.

montserrat: no, con cuidado.

benjamín: ¿usted me lleva?

montserrat: sí, déjese llevar.

benjamín: ay, perdón.

perdóneme, se lo advertí.

perdóneme.

montserrat: espero

que no te cause ningún problema

el que hayas venido a dejarme.

benjamín: no, claro que no.

además, es lo menos

que podía hacer después

de los pisotones que te di.

montserrat: no fueron tantos.

y no puedes negar

que sí vas aprendiendo.

benjamín: bueno,

pues, gracias a ti.

me tuviste mucha paciencia.

montserrat: espero no sonar

muy atrevida, pero cuando

alguien me interesa puedo ser

la más paciente del mundo.

disculpa que sea tan directa,

pero pienso que a nuestra edad

ya no hay que perder

mucho tiempo.

ambos: [ríen]

montserrat: espero

que no me lo tomes a mal.

benjamín: no, al contrario.

yo también me sentí

muy identificado contigo.

desde que quedé viudo, pues,

no he cortejado a nadie

y no sabía cómo decírtelo.

montserrat: me da gusto

escucharlo, porque así nos

podremos conocer mucho mejor.

ruth: ¿cómo te fue?

montserrat: bien,

aunque ese tipo es un imbécil.

ahora entiendo por qué nadie

se le ha acercado

desde que quedó viudo.

ruth: lo que es importante

es que te des cuenta de que

nuestra venganza ya inició,

y que la tienes que terminar ya.

montserrat: se acerca el momento

en el que benjamín pague

por la muerte de mi hijo.

ya lo tengo en mis manos

y no se me escapará.

benjamín: [suspira]

rodrigo: ¿cómo te fue, hijo?

andrea: ¿se van a volver a ver?

rodrigo: ¿vive muy lejos

de aquí?

benjamín: bueno, ya.

ya no me hagan tantas preguntas,

déjenme respirar.

andrea: es que queremos saber

todo de esa señora, así que

no te puedes quedar con nada.

benjamín: bueno,

no tengo mucho qué decir,

sólo sé que vino de francia,

se está estableciendo en méxico.

rodrigo: ah.

¿y la vas a volver a ver?

benjamín: pues, sí, sí, los dos

nos sentimos identificados

y nos queremos conocer mejor.

ya veremos cómo se van dando

las cosas, ¿no?

rodrigo: pues, sí, claro.

benjamín: bueno, con permiso.

rodrigo: sí, sí.

[música]

[música]

benjamín: nunca pensé

que a mi edad iba a conocer

a una mujer tan maravillosa

como tú.

montserrat: ay,

lo dices como si fuéramos

un par de viejitos.

pero aun estamos jóvenes,

y tenemos derecho

a disfrutar la vida, ¿no?

benjamín: siempre me ha gustado

ser padre y jefe de familia,

pero como hombre empecé

a disfrutar la vida

desde que te conocí,

y así quisiera que fuera

el resto de mi vida.

por eso quiero pedirte

que te cases conmigo.

montserrat: ¿lo dices en serio?

benjamín: por supuesto que sí.

sé que llevamos pocos meses

de conocernos, pero para mí

ha sido suficiente para saber

que quiero compartir

mi vida contigo.

montserrat: me tranquiliza

saberlo, porque yo pienso igual.

desde que te conocí,

no dejo de pensar en ti.

te has vuelto parte de mi vida,

y claro que acepto

casarme contigo.

estoy segura que será

una experiencia que ninguno

de los dos olvidará.

>> en el nombre de la ley,

de la sociedad,

y con el poder de la autoridad,

los declaro marido y mujer

unidos en legítimo matrimonio.

puede besar a la novia.

[aplausos]

andrea: felicidades.

rodrigo: felicidades.

andrea: bienvenida a la familia.

espero que tú y mi papá

sean muy felices.

montserrat: yo también

lo espero.

todo está en lo bien que

nos podamos llevar tú y yo, eh.

rodrigo: hace tiempo que

no veía yo a tu papá tan feliz.

andrea: y yo.

aunque sí me sorprendió

que mi papá se quisiera casar

tan pronto.

realmente conocemos muy poco

a montserrat, ¿no?

rodrigo: bueno, pero no tenía

por qué esperar.

se ve que los dos se aman

muchísimo de verdad.

jonathan: eso es verdad.

cuando el amor pega, pega.

veme a mí, a mí me traes loquito

desde que aceptaste

ser mi novia.

andrea: no me eches la culpa.

tú ya estabas loquito

desde que te conocí.

tienen razón,

mientras mi papá sea feliz,

no tengo de qué preocuparme.

rodrigo: claro, claro.

>> muchas gracias.

benjamín: de qué.

montserrat: ¿te gusta

lo que ves?

benjamín: me encanta.

montserrat: no sabes cómo

esperaba este momento

de entregarme a ti,

de ser solo tuya.

benjamín: yo también,

montserrat.

tu belleza y tu manera de ser,

me encantan.

montserrat: entonces,

deja que te enloquezca más.

en mis brazos te haré sentir

el hombre más afortunado.

nadie te podrá entregar

su pasión como yo.

benjamín: pasa.

rodrigo: qué bueno

que ya están aquí.

¿cómo les fue?

benjamín: bien, papá, muy bien.

cancún es un lugar maravilloso.

rodrigo: qué bueno.

benjamín: ¿tú cómo estás?

rodrigo: todo en orden.

benjamín: hija, ¿qué pasó?

les trajimos un detalle

a ti y a tu abuelo.

andrea: ay, pa, el chiste

era que ustedes disfrutaran

de su luna de miel.

pero ya que se molestaron,

¿qué nos trajeron?

montserrat: después

se los mostramos.

ahorita vengo muy cansada.

súbete las maletas

a la recámara

y vamos a descansar.

benjamín: sí, sí.

bueno, luego se las damos.

rodrigo: sí, hijo, pásale.

andrea: ¿qué le pasa a mi papá?

montserrat lo trata

como si fuera su esclavo

y él se deja.

rodrigo: pues, sí, de cierta

manera eso es normal.

ahorita siguen disfrutando

de las mieles del amor.

pero ya viviendo como pareja,

ya se van a acomodar las cosas,

vas a ver.

andrea: espero que así sea,

abue, porque no me gusta

ver a mi papá así.

yo quiero que tenga

todas las pilas puestas.

sobre todo ahora que están

más cerca mis 15.

rodrigo: claro, mi vida,

así va a ser.

andrea: ¿qué haces?

montserrat: cambiar

la decoración de este lugar.

ahora que es mi casa,

quiero que esté a gusto.

andrea: pero no tienes

que quitar la foto de mi mamá,

ni la imagen de la virgen

de guadalupe que era de ella.

montserrat: no tiene caso

conservarlas.

son de muy mal gusto,

y tu mamá ya está muerta.

andrea: pues, no me importa

lo que pienses.

no voy a dejar que quites

las cosas de mi mamá

para poner tus porquerías.

montserrat: a mí no me vengas

con tonterías.

aquí se va a hacer

lo que yo diga.

andrea: ¿por qué la rompiste?

no tenías derecho.

eres una mala mujer, eres mala.

montserrat: cállate.

a mí me vas a respetar

y nunca me vas a volver

a levantar la voz.

nunca.

[música]

[música]

montserrat: te juro

que no quería pegarle a andrea,

mi amor.

pero no me pude controlar

al ver que se portaba

tan grosera conmigo.

benjamín: andrea

está muy alterada, no solo

por el golpe que le diste,

si no también porque rompiste

la fotografía de su madre.

montserrat: eso fue

un accidente, pero voy

a reponer el marco de esa foto

para que tu hija

esté más tranquila.

benjamín: te lo agradezco

y te voy a pedir

que no vuelvas a tomar

las cosas de mi difunta esposa.

es un tema muy delicado

para andrea.

yo preferiría que lo hablaras

conmigo antes de hacer

cualquier cambio.

monserrat: te prometo que así

será, pero no estés enojado

conmigo.

benjamín: no, no, claro

que no lo estoy.

todo es parte de acostumbrarnos

a vivir juntos.

con que no se vuelva a dar

una situación igual, está bien.

monserrat: por mi parte

no tendrás queja,

te lo prometo.

benjamín: mañana voy a terminar

de hablar con andrea

para que ella también ponga

de su parte.

monserrat: deja que yo hable

con ella, así le voy a demostrar

lo arrepentida que estoy y voy

a limar todas las asperezas

que tenga con ella.

benjamín: está bien,

dicen que entre mujeres

se entienden mejor.

monserrat: verás que sí,

mi amor.

haré todo lo posible

para que este mal momento

quede atrás.

empezando por ti,

porque no quiero que nada

cambie entre nosotros.

andrea: muy rico.

monserrat: [piensa] sigue

comiendo, andrea, con cada

bocado empieza mi venganza.

a partir de hoy empiezo

a lavar mi culpa.

jonathan: este jardín

está muy padre para tus 15.

rodrigo: sí, sí, tienes razón,

vamos a ponerlo con los demás

que le vamos a mostrar

a mi hijo.

andrea: pero se los mostramos

cuando monserrat no esté

presente porque,

aunque me haya pedido perdón,

sigo sin creer en ella.

rodrigo: pero cómo me hubiera

gustado estar presente

para ponerla en su lugar.

andrea: no te enojes por eso,

abue.

¿quién se iba a imaginar

que esa tipa era una doble cara?

enfrente de mi papá se porta

como si no rompiera un plato,

pero se puso como loca

cuando me pegó.

jonathan: ¿estás bien?

andrea: [jadea]

de pronto me ardió el estómago,

seguro es por el coraje

que me hizo pasar monserrat.

rodrigo: pues, aun así yo te voy

a llevar con el doctor

para que te revise.

quiero que estés perfectamente

bien cuando sean tus 15 años.

benjamín: qué rico.

monserrat: te preparé este té

pare que se te calme la molestia

que tienes en el estómago.

si quieres, yo te puedo llevar

al doctor esta tarde.

andrea: gracias, pero me va

a llevar mi abuelito.

benjamín: mi amor,

deja que te lleve monserrat

para que terminen

de hacer las paces.

ella está poniendo su parte

para que se lleven mejor,

tú deberías de hacer lo mismo.

andrea: pero, pa, ya le dije

a mi abuelito que sí.

benjamín: bueno, estoy seguro

que lo va a entender.

además, mi papá tiene cosas

que hacer.

ya ves, hoy se fue muy temprano.

no dijo a dónde iba.

andrea: está bien.

monserrat: paso por ti después

de la escuela.

andale, tómate tu té

para que te sientas mejor.

rodrigo: buenos días, familia.

benjamín: buenos días, pa.

rodrigo: miren qué traje.

benjamín: ¿qué es eso?

andrea: son las invitaciones

de mis 15.

rodrigo: fui temprano

a recogerlas para darles

la sorpresa.

benjamín: cada vez se acerca

más el día en que te convertirás

en toda una señorita, amor.

monserrat: esperemos

que no haya ningún contratiempo

mientras llega la fiesta.

rodrigo: no tiene por qué

ser así.

para eso estoy yo,

para cuidar a mi nieta.

monserrat: ay, no, no me tome

a mal el comentario,

don rodrigo.

si lo digo, es porque ya ve

que andrea no se ha sentido

muy bien.

por eso benjamín ya autorizó

que yo la lleve al doctor.

rodrigo: si mi hijo ya

lo autorizó, por mí está bien.

sólo te pido que nos avises

cualquier cosa que diga.

monserrat: sí, no se preocupe,

así será.

yo soy la primera interesada

en andrea.

no pude impedir que el doctor

pidiera análisis de laboratorio

para andrea, mamá.

ruth: que no se te cierre

el mundo por una tontería.

monserrat: no es ninguna

tontería, mamá.

pueden descubrir lo que

le he estado dando a andrea.

ruth: por eso insistí

en acompañarte.

sé que no eres muy inteligente

como para poderlo solucionar.

¿señor?

>> ¿en qué puedo servirlas?

ruth: hola, ¿qué tal?

necesitamos los estudios

de andrea gutiérrez.

>> permítame un momento.

aquí están.

ruth: gracias, ¿todo bien?

>> sorprenden los niveles

de cianuro que la joven

tiene en la sangre.

ruth: ¿y qué necesitaríamos

para unos nuevos análisis

que salgan bien?

>> usted no puede hacer eso,

señora, la vida de esta joven

está en riesgo.

ruth: una joven a la cual

usted no conoce,

así que no me venga

con prejuicios absurdos.

yo soy muy generosa

con la gente que me sirve,

así que dígame ¿como cuánto?

monserrat: el doctor

no encontró nada fuera

de lo normal en los estudios

que se le hicieron a andrea.

christian: pues, es muy

extraño, mi nieta no se puede

sentir mal de la nada.

monserrat: el doctor piensa

lo mismo, por eso supone

que deben de ser ajustes

que tiene su cuerpo por la edad.

andrea: pues, a mis compañeras

no les duele el estómago

como a mí.

benjamín: bueno, sí, hija,

pero cada cuerpo es diferente,

así que vamos a confiar

en lo que dicen los médicos.

monserrat: sí, andrea,

entre todos te vamos a cuidar

muy bien para que estés perfecta

para tu fiesta.

andrea: ¿estás seguro de

que por aquí trabaja tu primo?

jonathan: segurísimo.

ya nos debe estar esperando

para ir a ver al dj

que nos recomendó para tus 15.

me dijo que no es tan caro

y que mezcla muy bien.

andrea: ok.

esa mujer--

ruth: no descansaré

hasta verlo hundido en la cárcel

por lo que hizo mi nieto.

jonathan: ¿qué pasa?

¿por qué te pusiste así?

andrea: esa mujer es la abuela

del joven que murió

en el accidente que tuvo

mi papá.

¿qué hace monserrat con ella?

¿qué tiene que ver

con esa mujer?

[música]

[música]

monserrat: ¿cómo te fue,

mi amor?

benjamín: bien, bien,

vengo algo cansado.

mi amor--

pero tuve buen día.

qué bien está esto.

y tú ¿qué hiciste?

[beso]

monserrat: nada en especial.

fui a dar la vuelta por ahí.

benjamín: ¿ah, sí?

andrea: ¿y por qué no le dices

a mi papá que estuviste

con la abuela de joven

que murió en aquel accidente?

monserrat: no sé de qué

me hablas.

andrea: no te hagas,

yo te vi platicando con ella

en un restaurante.

monserrat: ah, te refieres

a eso, es que una señora mayor

se sentó conmigo un momento

porque no llegaban las personas

con las que iba a comer

y no quiso esperarlas sola,

pero no recuerdo cómo

se llamaba esa mujer.

benjamín: hace tiempo tuve

un penoso accidente

donde perdió la vida un joven.

su abuela no quedó conforme

con mi inocencia.

andrea: estás mintiendo,

yo te vi y estabas platicando

con esa señora como si nada.

monserrat: ni modo

que le hiciera una grosería

si ya había aceptado

que se sentara conmigo

en la mesa, pero como siempre

piensas que hago las cosas mal

a pesar de todos mis esfuerzos

por llevarme contigo.

pero tú sí me crees,

¿verdad, mi amor?

benjamín: sí, claro que sí,

mi amor.

por lo visto, fue una casualidad

donde monserrat es la menos

culpable, así que por favor

discúlpate con ella.

andrea: no.

monserrat: déjala,

no te enojes con andrea.

ya vi que nunca

me va a aceptar en tu vida.

con permiso.

benjamín: mi amor...

no entiendo por qué siempre

estás atacando a monserrat.

andrea: no me estás escuchando,

papá.

monserrat te está engañando.

benjamín: la que no quiere

escuchar eres tú.

ya nos explicó que fue

una coincidencia, yo le creo.

si ella realmente

conociera esa mujer,

ya lo hubiéramos sabido, andrea.

¿qué buscas?

andrea: realmente sabemos

muy poco de monserrat, ¿no?

nunca habla de su pasado

ni de dónde viene, nada.

benjamín: yo no necesito

saberlo.

me basta con que nos amemos

para ser felices,

eso es lo que quiero con ella.

andrea: te has convertido

en un ciego, papá, en un ciego.

benjamín: a ver, hija...

andrea: ¿cómo puede ser

que mi papá no vea las cosas?

por favor,

virgencita de guadalupe,

te pido que mi papá se dé cuenta

que monserrat le está

ocultando algo.

estoy segura que conoce

a la abuela de joven que murió

y esa señora le tiene

mucho odio mi papá.

por eso te pido, morenita,

ayúdame saber qué es

lo que oculta monserrat

para que nadie le pueda hacer

daño a mi familia.

jonathan: en su página no hay

nada que no sepamos de ella

y no hay fotos de esa señora.

andrea: no, es que no puede ser.

jonathan: tú lo estás viendo,

no hay nada raro en el perfil

de la esposa de tu papá.

andrea: entonces,

si no sabemos nada de monserrat,

tendremos que ir a ver

a esa señora.

jonathan: no creo que sea

una buena idea, mejor dile

a tu abuelito para que él

nos eche la mano.

andrea: lo pensé, pero no quiero

que tenga problemas con mi papá.

ya ves que a la única que quiere

escuchar es a monserrat.

nosotros somos los únicos

que podemos saber qué es

lo que oculta esa mujer.

monserrat: ya no podemos

vernos fuera de tu casa,

no podemos volvernos a arriesgar

a que alguien nos vea.

ruth: ¿quién se iba a imaginar

que esa escuincla

iba estar por esta zona?

monserrat: si nos confiamos,

ponemos en riesgo nuestros

planes, mamá.

andrea: ¿mamá?

monserrat: hay alguien afuera,

escuché una voz.

aquí no hay nadie.

ruth: este asunto se está

empezando a complicar,

tienes que acabarlo

iya!

jonathan: siento que se me sale

el corazón, pensé

que nos iban a atrapar.

andrea: fui una tonta al hablar,

pero me sorprendió

mucho que monserrat sea

la hija de esa señora.

lo más seguro es que también sea

la mamá del chavo que se murió

en el accidente.

jonathan: esto se lo tienes

que decir a tu papá.

andrea: ¿para qué?

no me va a creer,

esa mujer lo tiene embrujado.

jonathan: pero no te puedes

quedar callada.

andrea: claro que no,

pero antes de decir cualquier

cosa tengo que encontrar pruebas

de quién es en realidad

monserrat.

monserrat: te traje tu té

para que te lo tomes

antes de acostarte, mi amor.

andrea: no lo quiero.

benjamín: tómatelo, ¿no?

ya basta con que le hagas

tantas groserías a monserrat.

por favor, tómate eso.

andrea: sabe muy mal.

monserrat: cambié de té

porque me aseguraron

que con este

te ibas a sentir mucho mejor.

rodrigo: ya se tiene que apartar

el jardín para los 15 años

de andrea.

ya aparté la iglesia.

benjamín: está bien, papá,

gracias.

mañana te doy el cheque.

andrea: me duele,

me duele mucho.

benjamín: andrea, ya, por favor.

andrea: ayúdame, papá.

benjamín: ¿qué tienes?

andrea, ¿qué tienes?

¿qué tienes, hija?

por favor, ¿qué tienes?

papá, ábreme la puerta.

vámonos al hospital.

¿qué tienes, mi amor?

tranquila, por favor, mi amor.

[música]

[música]

monserrat: [piensa] ojalá

que pronto nos digan

que esa estúpida se murió.

se tiene que morir.

rodrigo: ¿cómo está mi nieta,

doctora?

doctora: tuvimos que hacerle

un lavado de estómago

y los estudios del laboratorio

arrojaron que sufre

de un envenenamiento

por cianuro.

benjamín: pero ¿cómo es

posible eso?

doctora: eso es algo

que se tiene que averiguar

porque es alarmante

la cantidad de restos de cianuro

que encontramos en su hija.

monserrat: pero lo más probable

es que lo haya comido

en la calle, ¿no?

nosotros estamos bien

y comemos lo mismo.

doctora: existe esa posibilidad,

aunque no se puede descartar

que andrea esté comiendo

o tomando algo en su casa

que le esté haciendo daño.

monserrat: vístete,

ya nos vamos.

andrea: ¿por qué?

si no me siento bien.

monserrat: el doctor dijo

que ya no es necesario

que estés en el hospital,

que puedes terminar

de recuperarte en la casa.

andrea: ¿y mi papá?

monserrat: nos está esperando

en la casa.

me pidió que yo te llevara,

así que ya no perdamos

más el tiempo y vístete.

benjamín: papá,

¿todavía no te cambias?

tenemos que regresar

al hospital, ¿qué haces?

rodrigo: es que yo no me trago

ese cuento de que andrea

se envenenó en la calle.

eso no es tan fácil, hijo.

benjamín: ¿no me digas

que piensas que se pudo

haber envenenado aquí?

monserrat tiene razón al decir

que nosotros también estaríamos

enfermos si fuera así.

rodrigo: tú porque no quieres

ver las cosas, hijo,

pero yo me di cuenta

de la reacción de monserrat

cuando el doctor dijo

lo del cianuro.

benjamín: por favor, no te dejes

contagiar por las alucinaciones

de andrea.

rodrigo: no es ninguna

alucinación

y te lo voy a demostrar.

andrea: suéltame.

monserrat: cállate.

andrea: suéltame.

no tenías que traerme aquí,

ya sé quién eres.

ruth: qué bueno que lo sabes

así nos ahorramos explicaciones.

andrea: ¿por qué me trajeron

a esta casa?

monserrat: porque lo que le hizo

tu papá a mi hijo no se puede

quedar sin castigo.

andrea: mi papá no le hizo nada.

se demostró que el accidente

no fue su culpa.

ruth: las autoridades pueden

decir lo que quieran,

pero tu padre fue el culpable

de la muerte de mi nieto.

andrea: eso no es verdad,

déjenme ir.

monserrat: tuviste la suerte

de no morir envenenada

como yo quería,

pero voy a acabar contigo

con mis propias manos.

ruth: acaba con ella, imátala!

andrea: isuéltame!

ruth: mátala.

monserrat: [grita]

ruth: no la dejes escapar,

córrela.

icórrele, agárrala, agárrala!

monserrat: ven acá, desgraciada.

tú eres nuestra

y no te vas a poder escapar.

ruth: imátala!

tienes que acabar

con esa maldita.

con su vida tiene que pagar

lo que le hizo mi nieto, mátala.

mátala, mátala, mátala.

>> iquietas!

suéltala.

monserrat: idéjeme!

benjamín: ¿cómo pudiste?

monserrat: como tú fuiste capaz

de matar a mi hijo,

idesgraciado!

ruth: pronto estaremos libres,

voy a comprar mi libertad

como la compraron ustedes.

iasesino, asesino!

benjamín: por favor,

vas a estar bien, chiquita.

relájate, tranquilo.

rodrigo: por fin llegó el día.

hoy tendrás tu fiesta

de 15 años, mi amor.

andrea: soy la más feliz

del mundo porque gracias a

ustedes pude lograr este sueño.

benjamín: y pensar que, por no

querer ver lo que pasaba

en realidad, monserrat estuvo

a punto de lograr que no llegara

este momento.

andrea: ya no pienses en eso,

papá.

ella y su mamá ya están pagando

por lo que trataron de hacerme.

rodrigo: no te culpes más, hijo.

esa mujer supo muy bien

cómo llegar a tu corazón

y eso no te hace responsable.

además, lo único que importa

es que no pudo dañar

a nuestra familia.

andrea: sí, papá,

porque a pesar de toda la maldad

que había en su corazón,

conmigo no pudo lavar su culpa.

benjamín: hija, te quiero.

[llaman a la puerta]

jonathan: hola.

rodrigo: adelante.

jonathan: mi tía tamara insistió

en traerme para que lleguemos

juntos a la iglesia.

tamara: por fin tengo el gusto

de conocerlos.

jonathan me ha hablado

tanto de ustedes...

benjamín: ¿ah, sí?

espero que bien.

tamara: por supuesto que sí,

sobre todo de usted.

me ha contado que ha sido

un gran padre y eso es algo

que hay que admirar.

rodrigo: bueno, ya podrán

platicar durante la fiesta.

ahora hay que irnos para llegar

a tiempo la iglesia.

vamos, vamos.

benjamín: ¿me permites?

andrea: tanto el odio

como el amor

pueden ser sentimientos

muy fuertes,

pero mientras el amor te lleva

por un camino donde te sentirás

pleno y lleno de luz,

el odio sólo irá oscureciendo

tu corazón, hundiéndote cada vez

más en un torbellino de dolor

y amargura.

los accidentes pasan y está

en nosotros saberlos enfrentar

para poder superar el dolor

que nos pueden dejar

sus consecuencias.

por más que nos queramos

engañar, el odio y rencor

nunca serán el mejor camino

para lavar la culpa.

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana bajo el tepeyac

>> juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen le dijo

este cerro elijo

este cerro elijo ♪

Cargando Playlist...