null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'La esperanza no tiene fronteras'

Univision4 Sep 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...cío: prende la luz, chiquis.

sara: ay, hermana, ya estoy

bien desesperada.

la verdad es que la crisis

está muy dura.

tener un changarro en el mercado

ya no es buen negocio.

rocío: ni me lo digas, hermana.

cada vez nos alcanza menos.

sara: y es que la verdad,

competir con los supermercados,

eso no se puede.

mira, ahí les dan

un mejor precio por el volumen.

no, está muy difícil

competir con ellos.

chiquis: mira,

ya abrió doña soco,

la de las piñatas.

vamos.

>> oh, están muy deliciosas.

soco: hola, chamacas.

cómo les gusta

venir a ver las piñatas.

si nada más llegan

y luego luego a mi puesto,

¿verdad?

anita: sí,

me gusta mucho el "tonejo".

chiquis: se dice conejo.

soco: déjala, está chiquita.

bendita inocencia.

[ríe]

anita: "tonejo".

soco: y mira, mira esta.

chiquis: esta es la toronja,

¿verdad?

soco: sí, esta es la toronja

y la vamos a acomodar.

janet: ¿te gusta?

anita: sí, me gusta el "tonejo".

janet: yo te puedo regalar uno

para ti solita.

chiquis: ¿por qué

te me escapaste?

janet: no te preocupes,

no le va a pasar nada.

yo la estaba vigilando.

anita: me va a regalar

un "tonejo", ¿verdad?

janet: claro que sí.

es más, a las dos

les puedo regalar conejos.

acompáñenme.

vámonos.

chiquis: imamá!

imamá, tía!

sara: ¿qué te pasa, mi amor?

chiquis: mi prima.

una señora se está llevando

a anita.

ambas: ¿qué?

rocío: ¿cómo que una señora

se está llevando a anita?

chiquis: y también me quería

llevar a mí.

vamos.

rocío: anita.

ianita!

sara: anita.

chiquis: corran.

sara: ¿dónde, dónde?

chiquis: aquí estaba.

sara: ya dónde, por dios.

chiquis: aquí la dejé.

seguro se la llevó esta señora.

sara: jesús, maría y josé.

rocío: ime robaron a mi hija!

señora, ¿usted no ha visto

a una niña chiquitita?

por favor, tienen

que hacer algo.

no es posible que mi hija

esté desaparecida

y ustedes no muevan ni un dedo.

m.p.: señora, disculpe,

pero ya le explicamos

que sin una denuncia

o una demanda de por medio,

no podemos hacer

absolutamente nada.

sara: ay, señor, pues, por eso

estamos aquí,

para que levanten la denuncia

y hagan lo que tengan

que hacer para encontrar

a mi sobrina,

pero en este momento.

m.p.: sí, señoras.

pero con gritar y exaltarse

no podemos conseguir nada.

por favor--

rocío: claro, como a usted

no le robaron una hija.

ya lo quisiera yo ver

en mi lugar, a ver si no buscaba

hasta por debajo de las piedras.

m.p.: señora, créame

que la entiendo.

tranquila, por favor.

vamos a tranquilizarnos.

vamos a proceder

a levantar la denuncia

y así puedo tomar cartas

en el asunto.

por favor, tranquila, ¿sí?

pasen de este lado, por favor.

por acá.

rocío: no puede ser.

¿dónde estará mi hija?

sara: ay, hermana,

yo sé que en este momento

nada te puede dar consuelo,

pero tienes que estar tranquila.

anita, en cualquier momento

va a aparecer.

rocío: [llora]

que diosito y la virgencita

te escuchen porque me estoy

volviendo loca.

no voy a poder vivir en paz

si no vuelvo a ver a mi hija.

sara: no, no, eso ni lo pienses.

hermana, solamente pues,

fue un descuido.

pero anita,

anita va a aparecer.

ya verás que pronto

vas a abrazar a tu hija,

hermana.

tienes que tener fe.

recuerda que la fe

mueve montañas.

rocío: de tan solo pensar

que puede estar en peligro

me lleno de angustia

y de desesperación.

sara: pero es que solo nos queda

esperar un informe

de las autoridades.

rocío: yo no voy

a sentarme a esperar.

yo no tengo confianza

en las autoridades.

sara: espera, ¿qué vas a hacer?

rocío: la voy a ir a buscar.

yo misma voy a encontrar

a mi hija.

la tengo que encontrar.

tengo que encontrar a mi hija.

los vecinos.

ellos me tienen que ayudar

a encontrarla.

me robaron a mi hija

por eso me atreví a tocarles,

para que me ayuden a buscarla

porque estoy desesperada.

¿puedo contar con ustedes?

>> sí, claro que sí.

>> sí, claro.

rubén: claro que sí.

para eso estamos.

tenemos que echarnos la mano,

¿no?

todos: sí.

rubén: de que encontramos

a anita, la encontramos.

>> claro que sí la encontramos.

anita: [llora]

quiero a mi mamá.

quiero a mi mamita.

todas: [lloran]

janet: ya déjense de lloriqueos

que me están volviendo loca.

anita: quiero a mi mamá.

[llora]

janet: ya, ya, ya.

muy pronto la vas a ver,

pero si sigues llorando,

no la verás jamás.

anita: [llora]

janet: mira

lo que tengo para ti.

anita: un "tonejo".

janet: jueguen con él.

se los presto,

pero sin lloriqueos.

[suspira]

¿qué pasó, andrés?

andrés: ya están listos

los pasaportes.

janet: ¿también el de la chamaca

que acabo de traer?

andrés: así es.

janet: a ver.

andrés: ella es nuestra

carta fuerte.

estoy seguro que nos van a dar

mucho dinero por ella.

chiquis: ¿qué pasó?

¿supieron algo de mi prima?

sara: nada.

rocío: pero no nos vamos

a dar por vencidas.

los vecinos están dispuestos

a ayudar

y así la tengamos que buscar

hasta por debajo de las piedras,

la vamos a encontrar.

sara: me da gusto que tengas

ese ánimo, hermana.

rocío: lo peor que le puede

pasar a una madre

es perder a un hijo.

y yo no voy a pasar

por ese dolor toda la vida.

la voy a encontrar,

cueste lo que cueste.

rocío: [llora]

¿dónde estás, mi amor?

¿estarás bien?

¿por qué me tuvo que pasar esto?

anita: se llama lupita,

¿sale y vale, mamita?

rocío: me parece bien, mi amor.

yo me llamo cristina.

anita: vamos a jugar

a que yo era la mamá,

y tú la hijita.

rocío: me parece perfecto

que se inviertan los papeles.

anita: yo te cuido

y te cuento cuentos.

rocío: está bien, mami.

anita: me dijiste mami.

hurra, hurra.

rocío: no sabes

cómo te extraño, mi amor.

[llora]

¿qué haces aquí, mi hija?

chiquis: perdón, tía.

[llora]

a mí me robaron a mi primita.

rocío: no, hija,

tú no tuviste la culpa.

fue un descuido.

no te sientas culpable,

por favor.

janet: acompáñenme.

vámonos.

[llora]

sara: chiquis, ya levántate,

se te va a hacer tarde.

chiquis: no quiero ir

a la escuela, mamá.

sara: ¿y por qué no,

si a ti no te gusta faltar?

chiquis: porque quiero ayudarles

a buscar a mi prima.

sara: ay, mi amor,

ya te dije que no es necesario.

entiende, es muy cansado.

caminamos y preguntamos mucho.

chiquis: no me importa,

yo quiero ayudar,

quiero buscarla.

sara: mi amor,

esas no son cosas para niños.

si nosotros, los adultos,

nos cansamos,

imagínate tú.

chiquis: ya te dije

que les quiero ayudar.

y no voy a ir a la escuela.

sara: a ver, y yo ya te dije

que sí vas a ir.

así es que apúrate

porque se te va a hacer tarde.

andale.

juárez: ¿cómo es posible

que no haya levantado

una alerta amber

para iniciar de inmediato

la búsqueda de la menor

desaparecida en el mercado?

m.p.: perdón, licenciado,

pero yo realicé

el procedimiento bien,

como anteriormente se hacía.

juárez: para su conocimiento,

el programa nacional amber

en méxico fue implementado

en meses pasados

por el gobierno federal.

y es una alerta

que se activa de inmediato

para localizar

lo más rápido posible

a niños y adolescentes

desaparecidos

en territorio nacional.

m.p.: lo siento, licenciado,

pero yo no lo sabía.

juárez: pues, ahora ya lo sabe.

hay que recabar

toda la información necesaria.

¿le dejaron alguna foto

de la menor desaparecida?

m.p.: no, no, no, licenciado.

juárez: pero, ¿cómo es posible?

eso es indispensable.

la alerta amber también consiste

en intercambiar información

de la menor

con otras autoridades,

enviarla a los medios

de comunicación

y organizaciones civiles,

para evitar su traslado

a otro país.

m.p.: no, no, no se preocupe,

licenciado, en este momento

me comunico con la familia

y pido foto y todo

lo que necesitamos

para poder encontrarla--

juárez: pero muévase, muévase,

que el tiempo es oro.

m.p.: sí, sí, sí.

juárez: vamos.

[música]

[música]

juanito: ya, chiquis, tranquila.

tu tía tiene razón,

tú no tuviste la culpa.

fue un descuido.

chiquis: sí fue mi culpa.

anita iba conmigo

y yo la tenía que cuidar.

>> claro que no,

las dos son niñas,

a cualquiera le pudo pasar

porque andaban solas.

chiquis: fue mi culpa.

fue mi culpa.

juanito: no es cierto.

esas personas son malas

y se aprovechan cuando ven

a los niños solos.

>> juanito tiene razón.

chiquis: pero es que

tiene que aparecer,

tienen que encontrarla.

juanito: va a aparecer.

vas a ver que va a aparecer

y vas a ver que muy pronto

vas a estar jugando

otra vez con ella.

rocío: aquí tiene las fotos

que nos pidió.

m.p.: muchas gracias, señora.

van a ser de suma importancia

para la investigación.

rocío: no es posible que apenas

vayan a iniciar con el proceso.

¿qué no les importa

el dolor de una madre

cuando pierde a un hijo?

m.p.: señora, le pido

una disculpa.

de verdad, no fue mi culpa,

pero sí, acepto que no activé

a tiempo la alerta amber.

rocío: sí, ya me dijeron

que la alerta amber

es para que ustedes

puedan actuar inmediatamente.

sin embargo, no han hecho nada

por encontrar a mi hija.

m.p.: le aseguro que estamos

a tiempo.

tranquila, señora.

justo antes que ustedes llegaran

di aviso a las dependencias

correspondientes,

a las organizaciones civiles,

para que estén alerta.

y ahora que tenemos las fotos

las mandamos de inmediato

para que sea más fácil

encontrar a su hija.

rocío: de verdad, solo espero

que no sea demasiado tarde.

m.p.: le aseguro que no, señora.

janet: [piensa] qué fácil es

sacar una menor del país.

rocío: buenas tarde, doña soco.

soco: buenas tarde, chio.

¿alguna noticia tienen de anita?

rocío: nada, doña soco.

de hecho, venimos a preguntarle

si usted se acuerda de algo.

según mi sobrina,

antes de que se robaran

a mi hija, estaban viendo

las piñatas.

soco: sí, aquí estuvieron.

pero no vi gran cosa.

chiquis: esta es la toronja,

¿verdad?

soco: sí, esta es la toronja

y la vamos a acomodar.

y no vi más, chio.

vi que pasó algo corriendo

y después me enteré,

por los locatarios,

que era un conejo.

y como a la niña

le gustan los conejos,

pues se fue tras él.

rocío: dios mío.

seguro el conejo fue el gancho.

soco: lamento no poderte

ayudar, chio,

pero te juro que no vi más.

quién iba a pensar

que un desalmado

se iba a robar a la criatura.

sara: señora, ¿le puedo dejar

un volante?

muchas gracias.

mi hijo, ¿te puedo dar uno?

gracias.

señor, ¿le doy un volante?

muchas gracias.

rocío: muchas gracias.

si llegara a saber algo,

por favor llámeme.

ahí está mi teléfono.

don rodo,

me va a ayudar muchísimo

si pega la fotografía

de mi hija en su mostrador.

doña amparo, estoy desesperada.

no sé nada de mi hija,

por favor, ayúdeme.

¿qué pasó, supiste algo?

sara: nada, hermana.

parece que nadie se dio cuenta.

rocío: no es posible,

no puede ser que se la haya

tragado la tierra.

muchachos, una pregunta.

de casualidad, ¿ustedes

no vieron a mi hija?

sí se acuerdan de ella, ¿verdad?

todos: sí.

rocío: por favor,

si saben algo de ella,

no duden en llamarme.

se los voy a agradecer

toda la vida.

salomón: doña rocío, espere.

yo vi a su hija.

rocío: ¿dónde está?

por favor, salomón,

dime dónde está, te lo suplico.

salomón: no lo sé.

yo vi cuando una señora

la sacó del mercado

y le pregunté

"adónde se lleva a anita".

janet: ¿te encanta?

y tengo uno café, uno negro,

tengo de todos los colores.

salomón: ey, ¿dónde llevas

esa niña?

janet: es mi hija.

salomón: claro que no.

janet: claro que sí es mi hija.

salomón: no es cierto.

ey, ella es la hija

de doña rocío,

la de la fiambrería.

janet: oye, claro que sí

es mi hija, suéltame, estúpido.

vámonos.

salomón: ey, no te la lleves.

andrés: tranquilo o te mueres,

imbécil.

janet: súbete.

aquí tengo uno blanco

que te va a gustar mucho.

andrés: vámonos.

ivámonos!

rocío: no puede ser.

¿y por qué no me avisaste

de inmediato?

salomón: ¿no le digo

que me golpearon?

perdí el conocimiento

y pues, me tuvieron que llevar

al hospital.

rocío: dios mío, ¿dónde tendrán

a mi hija?

salomón: son unos desgraciados.

yo ya había visto antes

a la vieja esa

que venía seguido.

pero yo pensé que era

una clienta,

ni por acá me pasó que fuera

una delincuente robachicos.

rocío: nos tenía

perfectamente vigilados.

salomón: yo creo que sí, doñita,

yo creo que ya venía

directo por la anita.

rocío: ay, no puede ser.

quisiera que esto fuera

una pesadilla.

salomón: perdóneme, doña rocío,

le juro que yo hice

todo lo posible

por rescatar a su hija.

rocío: no te preocupes,

salomón.

si dices que ya habías visto

antes a esa señora,

te enfrentaste a ella,

¿crees que puedas hacer

un retrato hablado?

salomón: claro, doñita.

rocío: pues, vamos ahora mismo

a la delegación.

salomón: ok.

pues, para luego es tarde.

[silba]

eh, les encargo mi diablo, ¿no?

m.p.: de manera que usted vio

a la mujer que se llevaba

a la niña.

salomón: así es.

m.p.: ¿está seguro que llevaba

a la niña que estamos buscando?

salomón: ¿cómo no, si yo conozco

a anita casi desde

recién nacida.

doña rocío la llevaba al mercado

desde chiquita, ¿o qué, no?

rocío: así es.

prácticamente

todos los vendedores

y trabajadores del mercado

vieron crecer a mi hija.

m.p.: bueno, siendo así,

vamos a proceder a hacer

el retrato hablado

en base a su descripción.

por favor, siéntense.

m.p.: ¿es ella?

salomón: simón, es ella.

ella es la mujer

que se llevó a la anita.

andrés: cuando quieras

vamos a comenzar con las fotos.

¿no le falta nada a la niña?

janet: nada.

vela, está perfecta.

sonríe, nena.

acuérdate que te puedes ganar

otro conejito, ¿sí?

andrés: sonríeme otra vez.

sonríe, sonríe.

rocío: disculpe, ¿ha visto

a mi hija?

>> no.

rocío: señor,

¿ha visto a esta niña?

es mi hija, se la robaron

de aquí, del mercado.

si la llega a ver, por favor,

llame a este número.

por favor.

ay, virgencita,

ayúdame a encontrar a mi hija,

por favor.

salomón,

¿tú sabes qué es eso,

que está ahí, en el poste?

salomón: uh, doña, a poco

no sabe que son las cámaras

que puso el gobierno

para vigilar las calles.

rocío: ¿y esas cámaras ven todo?

salomón: pues, es lo que dicen.

pero a mí no me consta, ¿eh?

la dejo.

rocío: en esas cámaras

debe de verse el momento

en que se llevaron a mi hija.

por favor, agente, haga algo.

juárez: sí, señora.

es seguro que quedó grabado

el momento del secuestro.

pediré los videos

del día de los hechos.

rocío: la mujer que se llevó

a mi hija iba en una camioneta.

las placas deben de verse

en esas grabaciones.

juárez: es lo más seguro.

usted no se preocupe.

haremos todo lo posible

por rastrear a la responsable

y dar con el paradero

de su hija.

rocío: por favor, agente,

es mi bebé y me necesita.

tiene que estar conmigo

que soy su madre.

chiquis: ino, no se la lleve!

ino se la lleve!

sara: ¿qué pasa?

chiquis: no.

sara: mi amor, ¿qué pasa?

tranquila, es una pesadilla.

ya pasó, ya pasó.

chiquis: [llora]

yo dejé que se llevaran

a mi primita.

yo la dejé.

sara: no, mi amor,

no es tu culpa.

no es tu culpa.

no es tu culpa,

tú hiciste lo correcto

en ir a avisarnos, mi amor.

chiquis: pero es que si yo

no hubiera dejado sola

a mi primita,

esa señora

no se la hubiera llevado.

sara: no, mi amor.

tú no hubieras podido hacer nada

en contra de esa señora.

tú misma nos dijiste

que te quería llevar

también a ti.

pronto van a encontrar

a tu prima, te lo prometo, bebé.

chiquis: es mi culpa.

por mi culpa se robaron

a mi primita.

se la robaron.

sara: ay, rocío,

mi niña cada día está peor.

se sigue culpando

por lo que pasó

y ya no sé qué hacer.

rocío: pobre de mi sobrina.

pero debe de entender

que lo que pasó con anita

no es su culpa.

nosotras debimos estar

más al pendiente de ellas.

agradezco a la virgencita

que a ella no se la llevaron

también.

sara: ay, no, hermana,

ni lo digas.

es que no hay forma

de hacerle entender.

sigue culpándose

por no haber ayudado a anita.

todas las noches

tiene pesadillas,

se despierta llorando.

ya no sé qué hacer

para ayudar a mi hija.

rocío: yo creo que lo mejor es

que busques ayuda profesional

con un psicólogo.

a lo mejor la hace entender

que ella no es culpable.

llévala antes de que se afecte

más de lo que ya está.

sara: tienes razón.

hoy mismo buscaré

ayuda profesional

para ayudar a mi hija.

rocío: tenemos que hacer

hasta lo imposible

para que nuestras hijas

estén bien.

para que chiquis supere

lo que pasó,

y yo--

yo tengo que encontrar

a mi hija.

sí, es ella.

ella es mi pequeñita,

es mi hija.

juárez: tranquila, señora,

tranquila.

gracias a que estas cámaras

están puestas a lo largo

de toda la ciudad,

hemos logrado detectar la ruta

que siguió la camioneta,

desde que secuestraron

a su hija.

rocío: ¿ya saben dónde está

mi hija?

¿dónde la tienen?

dígamelo, por favor.

juárez: aún estamos revisando

minuciosamente los videos

posteriores al día

del secuestro,

pero lo que sí puedo decirle

es que descubrimos que a su hija

la introdujeron a un hotel.

rocío: por favor, lléveme

inmediatamente a ese hotel.

tengo que hablar

con los empleados para--

para saber si vieron a mi hija.

yo sé que al ver mi sufrimiento

me van a entender.

juárez: haremos una excepción,

solo le pido que esté tranquila

para que nosotros podamos hacer

nuestro trabajo.

recepcionista: hasta luego,

bonita tarde.

juárez: buenas tardes,

soy el agente juárez.

llevo el caso del secuestro

de la niña anita jiménez.

este es el retrato

de la presunta responsable

del delito.

sabemos que estuvo

en este hotel.

¿recuerda haberla visto?

recepcionista: lo siento,

agente, no podría asegurar

haber visto a esta señora.

son tantos nuestros huéspedes

que nos visitan

que es difícil acordarse

de todos.

juárez: ¿está segura?

es muy importante

que recuerde esto.

la vida de una niña

está en peligro.

rocío: ¿y a ella?

¿ha visto a esta niña?

>> sí, a ella la recuerdo

perfectamente.

la reconozco porque tenía

un conejo muy bonito

al que llamaba "tonejo".

rocío: no cabe duda, es ella.

es mi anita.

juárez: por favor, señorita,

¿me proporcionaría

la lista de las personas

que se registraron ese día,

aquí en el hotel?

recepcionista: con gusto,

agente.

en un momento estoy con usted,

con permiso.

juárez: gracias.

recepcionista: les comento

que el personal de limpieza

hizo el aseo de la habitación

en el momento

en que los huéspedes se fueron

y no reportaron nada

fuera de lo normal.

rocío: ¿mi hija estaba sola?

recepcionista: no, señora.

había dos niñas

como de la misma edad.

rocío: esta dona del cabello

es de mi hija.

anita estuvo aquí.

juárez: ¿está segura?

rocío: completamente, agente.

yo peiné a mi hija

con esta dona ese día.

anita estuvo aquí.

mi hija estuvo aquí.

psicóloga: chiquis,

comprendo cómo te sientes

por lo que le pasó a anita,

pero quiero que sepas

y que tomes en cuenta

que tú no tienes la culpa.

además, fuiste una niña

muy valiente al decirle

a tu tía y a tu mamá

todo lo que estaba pasando.

fue lo mejor que podías hacer.

chiquis: pero yo dejé

que esa señora se la llevara.

debí haber hecho otra cosa.

psicóloga: no, chiquita, no.

tú eres una niña.

además, te exponías

a que a ti te hiciera algo.

tú misma dijiste

que también a ti

te quería llevar.

sara: mi amor, por favor

escucha a la doctora.

mira,

tú no tienes la culpa

que se hayan llevado a tu prima.

tu tía y yo ya te lo hemos dicho

muchas veces.

psicóloga: debes sentirte

orgullosa que gracias

a que dijiste en el momento

pudieron saber quién secuestró

a tu primita.

chiquis: solo le pido

a la virgencita de guadalupe

que pronto encuentren a anita.

para volver a jugar con ella.

por favor, morenita,

que anita regrese pronto

con nosotras.

pero te suplico

que regrese sana

y que no le hagan nada malo.

por favor, morenita.

rubén: doña rocío.

rocío: ¿cómo estás, rubén?

rubén: pues, bien apenado,

pero tengo que decirle algo

sobre anita.

rocío: ¿qué sabes de mi hija?

dímelo, por favor, rubén, dime.

rubén: es que la vi en una

página de internet.

rocío: ¿y cómo está mi hija?

¿está bien?

¿dónde la viste?

por favor, rubén, dime.

¿dónde está?

rubén: lo mejor es que venga

con nosotros

para que usted misma la vea.

rocío: sí, vamos.

rubén: venga, acá.

al internet, vamos.

rocío: eh, ¿la viste?

¿cómo está?

por favor, rubén, ya muéstrame

dónde está mi hija.

quiero saber si está bien.

rubén: está bien,

se la voy a enseñar,

pero debo advertirle

que no le va a gustar

nadita verla.

rocío: no me importa nada más

en este momento que saber

lo que sea de mi hija.

quiero verla en este momento.

es ella.

es mi hija.

rubén: lo siento mucho,

doña rocío.

traté de advertirle

que lo que iba a ver

estaba bien cañón.

rocío: están vendiendo

a mi hija.

a mi anita, a mi hija.

[música]

[música]

rubén: por favor, cálmese,

doña rocío.

rocío: tienes razón,

lo importante es saber

que mi hija está viva,

aunque me duela saber

que la están vendiendo

como una mercancía.

pero yo no lo voy a permitir.

moveré cielo, mar y tierra

para encontrarla.

la policía ya la está buscando,

pero yo también tengo

que hacer algo para encontrarla.

yo sé que muchas personas

ven lo que hay en internet

y no solo estas cochinas fotos

donde aparece mi hija desnuda,

también pueden ver

mi sufrimiento

y la desesperación que tengo

por encontrar a mi hija.

claro.

rubén: claro que sí,

podemos poner en internet

lo que usted quiera

para encontrar a su hija.

mire, solo necesitamos

una foto de anita.

rocío: yo te la doy.

te voy a dar una foto

en donde se le ve bien

la carita

para que la gente que la vea

pueda identificarla y--

y pronto la encontremos.

rubén: sí.

juárez: hemos tratado

de seguir el enlace

de la página de internet

en donde estaban vendiendo

a anita,

pero desafortunadamente

no podemos rastrearla

ya que no utilizan

un servidor definido.

rocío: ¿entonces mi hija

sigue en peligro?

juárez: me temo que así es,

señora.

y no es la única mala noticia

que le tengo.

rocío: ¿qué puede ser peor?

juárez: ya revisamos

las cámaras de seguridad

que tiene el gobierno.

seguimos la trayectoria

de los secuestradores

de su hija

el día que abandonaron

el hotel donde estaban.

rocío: ¿y qué fue

lo que descubrieron?

juárez: lo que usted va a ver

es cómo se llevaron

a su hija al aeropuerto

y desafortunadamente,

la sacaron del país.

rocío: no, por favor.

¿nunca volveré a ver a mi hija?

no la volveré a ver.

chiquis: no, a mi primita

no pudieron llevársela del país.

no.

sara: mi amor,

lamentablemente es cierto.

pero ya las autoridades

la están buscando

fuera del país.

chiquis: no, yo quiero irme

con mi primita.

no.

por mi culpa se la robaron,

por mi culpa no está

con nosotras.

sara: no, mi amor.

no digas eso.

la psicóloga ya te explicó

que tú no tienes culpa de nada.

chiquis: sí, yo tengo la culpa

y me quiero ir con mi prima,

no la quiero dejar sola.

no quiero dejarla sola otra vez.

sara: ya cálmate.

chiquis: yo soy la única

culpable.

yo tengo la culpa,

yo tengo la culpa.

sara: no digas eso.

>> la maestra nos dijo

que te sentías mal

y que por eso

habías faltado a la escuela.

chiquis: no estoy enferma,

estoy muy triste

porque los que se robaron

a mi primita,

se la llevaron fuera de méxico.

juanito: verás que pronto

encontrarán a tu primita

y volverán a estar juntos.

chiquis: no sé si eso pase.

ya no quiero saber nada.

juanito: mira,

te traje estas gomitas

para que te endulces

mientras llega anita.

andale, tómalas.

juárez: señorita,

¿ha visto usted a esta niña?

>> sí, agente.

rocío: ¿está segura que es

la misma niña de la foto?

>> claro,

la recuerdo perfectamente

porque traía con ella

un conejito

del que no se quería separar.

janet: aquí está el pasaporte

de mi hija y el mío.

>> disculpe, señora,

pero el conejo tiene que ir

en la jaula,

en el área de equipaje.

anita: no,

yo quiero que mi "tonejo"

se vaya conmigo en el avión.

janet: ay, sí, chiquita,

pero el conejo sí va a ir

en el avión,

solo que va en otro lado.

cuando lleguemos

te lo devolverán.

¿verdad que sí lo entiendes,

mi amor?

sí.

ahorita te lo dan.

>> la señora que venía

con la niña me mostró

toda la documentación en orden,

incluso el formato

que expide la sagarpa

para poder transportar animales.

todo estaba en regla.

rocío: ¿cómo es posible

que dejes viajar a una menor

con una desconocida?

>> se lo repito, señora.

la documentación

que presentó la señora

estaba en orden,

no había nada fuera de lo común.

juárez: ¿y sabe usted

hacia dónde viajó la señora

con la niña?

>> permítame un segundo,

ahorita mismo se lo checo.

lo puedo rastrear

por los papeles del conejo.

aquí está.

viajaron a la ciudad

de san salvador,

en el salvador.

rocío: es ahí,

en el salvador está mi hija.

andrés: esta niña sí ha sido

un buen negocio.

>> no me digas,

¿ya hay quién la compre?

andrés: sí.

nunca había visto que una niña

saliera tan rápido.

hay un empresario en hungría

que la quiere.

>> perfecto.

aunque no da mucha lata

esta mocosa,

pero a mí ya sabes

que no me gustan los niños.

andrés: no te preocupes,

yo me encargaré de todo

para poderla sacar

de centroamérica

entregarla en europa.

juárez: las autoridades

de el salvador

ya están alertadas

del secuestro de su hija.

mandamos una fotografía

de anita

y una copia de su expediente.

rocío: sé que eso es

indispensable

para que puedan encontrarla,

pero lo que no comprendo

es cómo fue que la sacaron

del país tan tranquilamente.

juárez: como usted lo vio,

el personal del aeropuerto,

al no encontrar una anomalía

en el momento de abordar

el avión,

no tuvieron motivos

para sospechar.

incluso la autorización

de la sagarpa,

para que el conejo viajara

está en regla.

rocío: tal vez ese documento

sí, pero si lograron sacar

a mi hija del país,

fue con un pasaporte falso.

y es más que obvio

que la mujer que se la llevó

usó una identificación falsa.

juárez: bueno, señora,

lamentablemente

esas falsificaciones

están tan bien hechas

que no son fáciles

de identificar.

rocío: eso no es

una justificación,

porque mientras los delincuentes

encuentren la manera

de traficar con menores de edad

quiere decir que algo

están haciendo mal

las autoridades.

sara: por favor, mi amor,

ya no llores más.

chiquis: no lo puedo evitar,

mami.

extraño mucho a anita.

sara: yo también,

pero tenemos que ser fuertes

para apoyar a tu tía.

hay que darle ánimo

para que luche

por encontrar a su hija.

chiquis: no sé si pueda, mamá.

lo único que quiero es morirme.

sara: no, no, no.

no digas eso.

no digas eso.

tú tienes que estar viva

para cuando regrese anita,

mi amor.

mira,

mira, mejor,

¿qué te parece si entre las dos

le cambiamos el agua

que tiene la rosa?

desde que la trajo tu tía

te ha gustado mucho.

chiquis: sí.

sí,

y cuando regrese anita

se la voy a enseñar

para que vea lo bonita que está.

sara: sí.

pues entonces

vamos por agua limpia.

ya verás que si la seguimos

teniendo así de bonita,

mi virgencita más pronto

nos va a conceder el milagro

de que regrese anita.

anita: adiós, "tonejo".

te comes tu lechuguita

para que crezcas grande

y fuerte, ¿eh?

andrés: niña,

ya es hora de irnos.

en cuanto entregue a la niña

me regreso por las otras.

janet: no te tardes,

ya no las soporto.

quiero deshacerme de ellas

lo antes posible.

andrés: niña, vámonos.

andale, vámonos.

vámonos.

janet: [suspira]

una niña menos.

andrés: buenos días.

>> buenos días.

qué niña tan bonita.

¿es su hija?

andrés: sí.

[llaman a la puerta]

>> soy yo, hija.

eugenia: pasa, papá.

>> andale, apúrate

ya para bajar a desayunar.

eugenia: ahora voy,

solo me despido de mi amiga.

>> ay, con estos

jóvenes de hoy.

¿no conocen otras cosas

que entrar en las páginas

sociales?

a poco esa niñita es tu amiga.

eugenia: obvio no.

es una niña que se robaron

en méxico.

dicen que la tienen secuestrada

en el salvador.

>> ¿aquí, en el salvador?

imagínate cómo debe de estar

preocupada su mamá.

no debe ser nada fácil

saber que a tu hija

la tienen secuestrada

en otro país.

andale, eugenia, vámonos.

voy bajando al restaurante,

¿eh?

eugenia: sí.

>> no te tardes.

disculpe que se lo diga,

pero es que esa niña

no se parece nada a usted.

andrés: porque se parece

a su mamá.

¿dónde está el taxi que pedí?

me urge llegar al aeropuerto.

>> ya lo pedimos, señor.

no se preocupe.

andrés: lo necesito

en este momento,

no puedo esperar más.

seguridad: no puede abandonar

el hotel, señor.

a esta niña la están buscando

en la ciudad de méxico.

andrés: eso es imposible.

esta niña es mi hija.

¿verdad que soy tu papá?

anita: no, yo no tengo papá.

me quiero regresar a méxico

con mi mamá.

seguridad: lo vamos a tener

bajo resguardo a usted

y a la señora que lo acompaña

hasta que lleguen

las autoridades.

llévenselo.

andrés: yo no hice nada.

seguridad: llévenselo.

andrés: suéltenme.

suéltenme.

>> no te preocupes,

pronto vas a estar

con tu familia.

rocío: ¿y quién la tiene?

juárez: viene bien cuidada.

rocío: ¿ya comió?

juárez: ya comió.

viene con la sobrecargo.

por ahí, no tarda en salir.

mira.

rocío: ianita!

anita, hija.

ambas: [lloran]

rocío: por fin la virgen

me concedió tenerte

entre mis brazos.

sara: bendita sea

la virgencita de guadalupe,

que nos trajo sana y salva

a nuestra anita.

rocío: sí, sara.

después de tanta angustia

por fin mi hija está a mi lado.

sara: sí.

rocío: y puedo tener paz

en mi corazón porque nunca más

me voy a separar de ella.

chiquis: te voy a enseñar

algo muy bonito.

estaba esperando

a que regresaras

para enseñarte esta bonita rosa.

anita: guau.

está más bonita

que los "tonejos".

chiquis: me da gusto

que ya estés con nosotras.

te extrañé mucho,

me hiciste mucha falta.

anita: yo también

te extrañé mucho.

chiquis: pero a partir de hoy

vamos a estar juntas

para siempre.

anita: ya quería jugar contigo,

mis muñecas,

y mi "tonejo" de trapo.

chiquis: y todos los días

vamos a jugar juntas.

y también te voy a cuidar más.

porque no solo eres mi prima,

para mí

eres como una hermana.

rocío: por fin podemos

estar tranquilas

y ser la familia

que éramos antes.

sara: sí.

y gracias a las autoridades

que te ayudaron a encontrar

a tu hija, hermana,

pero sobre todo

a tu amor de madre.

ese amor que se siente

por un hijo

y nos enseña que la esperanza

no tiene fronteras.

rocío: no hay angustia

más grande para una madre

que le roben a un hijo.

es como si en ese momento

nos robaran la mitad

de nuestro corazón.

chiquis: y no solo las mamás

sufren,

también nosotros,

los niños,

que no tenemos por qué

cuidar a otro niño

porque estamos muy chicos.

rocío: el secuestro

y la trata de niños

es uno de los delitos

más crueles

que pueden existir.

causa un dolor tan grande

que a veces pensamos

que no podemos seguir.

y más cuando sabemos

que nuestros hijos

pueden estar en otro país.

¿cómo es posible

que se falsifiquen pasaportes

o documentos

con tanta facilidad?

realmente tiene que ser

una alerta para todos.

para las autoridades,

para los padres de familia

y para todos los ciudadanos

en general.

tenemos que unir esfuerzos

para cuidar a nuestros seres

más queridos

que son nuestros hijos.

esos pequeños

que necesitan tanto de nosotros.

y si alguna vez

por desgracia,

nos vemos sumergidos

en este mundo de desesperación

y dolor,

no perdamos la fe.

porque nuestro amor

y nuestra lucha

nos pueden demostrar que

la esperanza

no tiene fronteras.

>> ♪ mi guadalupana

yo quiero ofrecerte

un canto valiente

que méxico entero

te brinda sonriente

que viva la reina

de los mexicanos

la que con sus manos

sembró rosas bellas

y puso en el cielo ♪

Cargando Playlist...