null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Inocentes'

18 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

ambos: [ríen]

adán: la estoy pasando

increíble.

y lo mejor fue conocerte

a ti, lucila.

lucila: sí, adán, yo también

la estoy pasando increíble.

y mira que la noche apenas

está empezando.

edmundo: está empezando,

pero a terminarse, ¿eh?

adán, nos tenemos que ir.

adán: chale, edmundo, ¿ya ves

por qué no me gusta que tomes

más que una sola cerveza?

te pones de aguafiestas, carnal.

edmundo: ¿qué quieres?

esa fue la condición que mi papá

me puso para poder venir aquí,

y yo no voy a defraudar

su confianza.

gabriela: me encanta estar

saliendo contigo, edmundo,

eres increíble.

edmundo: bueno, pues,

¿nos vamos?

adán: no quiero dejar

de pasarla bien contigo,

pero ¿me das tu teléfono

para que nos sigamos viendo?

lucila: sí, claro.

mira, anótalo.

adán: a ver.

lucila: listo, adán, ya tenemos

nuestros teléfonos.

espero que me llames.

adán: por supuesto que te voy

a marcar, obviamente.

toma, tápate.

gabriela: oye, ¿nos vas a dar

un "ride" a mí y a lucila

a mi casa?

se va a quedar conmigo.

edmundo: ok, claro, sí,

por supuesto.

igual que pasé por ustedes

a su casa.

ahora la distancia ya no es

ningún problema porque cuento

con mi camioneta para llevarte

a dónde tú quieras.

gabriela: ay me encanta que ya

tengas tu coche.

y no por el coche,

sino porque ya nos podemos ver

después de la universidad.

edmundo: ah, pues, eso sí.

lucila: ay, ya ni la friegas,

edmundo, traes una camioneta

gringa cuando se te ve

el nopal en la cara.

adrián: pero mi amigo se ve

bien manejando su camioneta

chocolate.

edmundo: no, no, no.

ninguna chocolate, ¿eh?

se le dice chocolate

para no decir que es chueca,

pero esta trae su permiso

y todo para circular

por este país.

gabriela: órale, pues sí está

raro que tu papá

haya tenido que ir

hasta estados unidos

para comprarte esta camioneta,

¿no?

edmundo: bueno, lo que pasa

es que le salió más barata.

sí, nada más le costó

1100 dólares.

lucila: ¿neta?

con ese dinero ni en sueños

te haces de una camioneta así

en este país.

vaya que vale la pena

tener una camioneta chocolate.

edmundo: bueno, pues, ¿qué?

vámonos, ¿no?

todos: [gritan]

adán: hombre, ahora sí

que fuimos de volada a dejar

a gabriela y a la chava.

qué paro que te está haciendo

la camioneta, ¿eh?

edmundo: sí.

adán: ahí está el alcoholímetro.

edmundo: sí, pero no hay bronca,

adán.

yo casi no tomé, nomás me eché

una cerveza.

oficial: buenas noches,

muchachos.

edmundo: buenas noches, oficial.

oficial: ¿de dónde vienen?

edmundo: de un antro.

oficial: ¿bebieron?

edmundo: pues, sí, yo nada más

me tomé una cerveza.

perro: [ladra]

oficial: ¿qué pasó, pareja?

>> hay que bajarlos.

oficial: a ver, necesito

que se bajen.

edmundo: pero ¿por qué?

si nada más le dije

que me eché una cerveza.

adán: le está diciendo

la verdad.

yo sí me eché mis copas,

pero no vengo manejando.

oficial: necesito que se bajen.

bájense.

edmundo: pero, poli, le estoy

diciendo la verdad.

nomás me eché una cerveza

y ya.

oficial: pásate para acá.

>> el tablero.

oficial: traen droga, muchachos.

edmundo: no, no, no.

eso no es nuestro, ¿eh?

oficial: esto es droga.

edmundo: no, pero esa droga

no es nuestra.

nosotros no sabemos

qué hace ahí.

oficial: pues, eso se lo vas

a tener que explicar

al ministerio público.

ambos: no, no.

adán: esto es un error.

esto es un error, espérese.

edmundo: no nos puede llevar

así nada más.

¡suélteme!

oficial: ábranle, por favor.

ábrele.

silencio.

súbete, súbete.

edmundo: no es nuestro.

oficial: que te subas, hijo.

adán: oficial, esto es un error.

edmundo: no es nuestro.

usted no nos puede detener.

adán: oficial, por favor,

escuche.

edmundo: se lo prometo

que esa droga no es nuestra.

[teléfono]

jaime: bueno.

sí, yo soy el papá de edmundo.

¿qué?

¿cómo que mi hijo está acusado

de narcotráfico?

inés: ¿qué?

jaime: no puede ser.

mi hijo no es un delincuente.

edmundo: igual que mi papá

no entendía qué había pasado

cuando le llamaron para avisarle

que estaba detenido,

yo tampoco lo entendía.

yo tampoco entendía qué

nos estaba pasando a adán

y a mí.

y sigo sin entenderlo.

sigo sin entender cómo fue

que me metí en esto.

¿cómo fue que me acusaron

de narcotráfico?

wilfredo: con la pulida

y encerada que le acaban

de dar a este auto le quitaron

un buen de años de encima.

edmundo: sí, ¿verdad?

no, pues, todo gracias a usted,

don wilfredo,

que nos da chance de echarle

la mano aquí en su taller

y nos enseña a componer

los autos.

wilfredo: aquí tienen

su propina.

edmundo: gracias.

wilfredo: yo sé que es poco,

pero es lo único que puedo

ofrecerles por su trabajo.

adán: no, ni agradezca,

don wilfredo, estamos

trabajando duro para juntar

dinero y comprarnos un auto

para irnos juntos

a la universidad.

no padecer el traslado

en el transporte público.

edmundo: es que perdemos

tres horas de ida y tres horas

de vuelta.

como vivimos hasta satélite

y vamos a la unam, pues,

atravesamos toda la ciudad.

con un carro nos ahorraríamos

algo de tiempo y podríamos

llegar temprano a nuestras

clases.

wilfredo: por eso les di chance

de trabajar en el taller,

porque sé que lo están haciendo

para ayudarse en sus estudios.

adán: tenemos en la mira

un auto barato.

y con lo que usted nos enseña

de mecánica, poder componerlo

y que quede una supernave.

wilfredo: toma, adán, lánzate

por unos rines para ponérselos

nuevos y que este auto se vea

mucho mejor.

adán: ahora vuelvo.

wilfredo: mientras yo le enseño

a edmundo cómo cambiarlos.

edmundo: órale, a ver,

dígame.

¿qué vamos a hacer?

adán: usted siempre se luce

en la cocina, señora.

inés: trabajan tanto

entre sus estudios y el taller,

que bien se merecen

unas buenas enchiladas.

faltaba más.

adán: pues, bueno, yo ya me voy

porque mañana comienza

la semana de exámenes

y tengo que estudiar.

no me puedo desvelar mucho

para poder despertarme

a las cuatro y agarrar camino

a la universidad.

edmundo: sí, lo bueno es

que yo comienzo mis exámenes

con las clases de más tarde

y no con la de las 7:00,

que es a la que nunca llego

a tiempo.

adán: bueno, que pasen

buenas noches.

gracias.

todos: buenas noches, adán.

inés: es tan grande el esfuerzo

que hacen estos muchachos

por sacar adelante sus estudios

que ya deberías prestarle

el coche a tu hijo,

aunque sea unos días

a la semana, viejo,

para que llegue a tiempo

a la universidad.

jaime: no puedo, inés.

yo necesito el auto

para irme a trabajar

y traer sustento a la casa.

no lo uso para andar paseando.

edmundo: sí, lo sé, papá,

pero échame la mano

para comprarme uno.

mira, ese dinero lo puedo

juntar con lo que ganamos

adán y yo en el taller

y así nos compramos

uno barato.

jaime: lo siento, edmundo,

pero ando bien apretado.

no me alcanza para dar más

de lo que ya aporto a esta casa.

guillermo: ándale, hijo, ayúdalo

a comprarse el auto.

mi nieto lo necesita también

para encantar a las chavas.

edmundo: no, abuelo,

es que yo no necesito el coche

para andarme luciendo.

yo lo necesito para poder

moverme más rápido

y así llegar a tiempo

a la primera clase,

que es a la que siempre

llego con retardo.

jaime: pues, para lo que sea,

para lo que quieras,

no te puedo ayudar.

apenas si puedo con los gastos

que me genera el auto

que ya tenemos,

como para encima echarme

más gastos.

edmundo: mira, papá, yo me voy

a encargar de mantenerlo.

por la gasolina--

jaime: y también te vas

a encargar de comprarlo

por ti mismo si es

que en realidad

lo necesitas como dices.

ni una palabra más.

inés: bueno, voy a recoger

la mesa.

guillermo: estuvo deliciosa

la cena, inés.

muchas gracias por invitarme.

jaime: te voy acompañando

porque todavía tengo

mucho trabajo que hacer.

guillermo: sí, hijo, gracias.

jaime: vamos.

ayudas a tu mamá, ¿eh?

edmundo: sí, papá.

inés: edmundo está haciendo

un gran esfuerzo por obtener

el coche que necesita.

jaime: pues, qué bueno

que vaya sabiendo que las cosas

se ganan.

inés: ay, tal vez si hicieras

un esfuercito podrías

apoyar a nuestro hijo.

jaime: no puedo, inés.

además, edmundo tiene manera

de llegar a la universidad.

no es que esté faltando

a clases por falta de un auto.

inés: pero es un vía crucis

el que tiene que pasar

para poder llegar a clases.

y aún así no le es posible

llegar temprano.

jaime: lo siento.

yo durante mucho tiempo

anduve en peceros y, mira,

he logrado salir adelante.

edmundo se tiene que adaptar.

sí.

inés: todos los días era

una complicación para mi hijo

despertar de madrugada.

es el drama que viven

muchos jóvenes por los problemas

de traslado en la ciudad.

es natural que se desalienten

por el solo hecho de pensar

en lo que tardan en trasladarse

a la escuela.

claro, prefieren robar

en la esquina de su casa.

edmundo: no manches, mira.

allá están todos los carros

atorados en el cruce,

haciendo tráfico.

adán: ni siquiera puedo

aprovechar las horas

que pasamos en el transporte

para echar una repasada

al examen.

casi ni estudié para poder

despertarme a las cuatro.

edmundo: no, y además,

como llegamos tarde a las clases

tenemos que estudiar demás.

es que hay cosas que yo

no entiendo.

adán: no veo la hora

en que compremos ese coche.

mi papá está negado

a echarme la mano.

edmundo: igual que el mío.

adán: si tan solo hubiéramos

encontrado una escuela

más cercana.

edmundo: sí, pero, mira, ya.

además, con lo difícil

que está obtener un lugar

en cualquier universidad

de este país,

pues no nos podemos poner

los moños porque la nuestra

queda lejos o es una bronca

trasladarse.

ya ni modo.

adán: sí, no queda de otra

más que aguantar.

y estar truchas,

porque en una de esas

hasta nos andan robando

la mochila.

pase, pase.

ay.

edmundo: el sistema

de transporte público

que tenemos en la ciudad

no es suficiente.

han servido los metrobuses, sí,

pero necesitamos más camiones

para no viajar como lata

de sardinas.

[música]

[música]

edmundo: nos vemos.

adán: bye.

>> la sociología

es una disciplina

de carácter científico

que enfrenta desafíos

de generar conocimientos

sobre el desarrollo

de las sociedades modernas.

edmundo: maestra, buenos días.

¿puedo pasar?

>> edmundo, hace 30 minutos

que empezó la clase.

edmundo: sí, pero es que, mire,

de verdad que salí

desde las 4 de la madrugada

de mi casa, pero el tráfico

es terrible.

por favor.

>> está bien, pase, por favor,

pero el siguiente retardo

no lo dejo entrar al salón.

edmundo: sí, muchas gracias,

maestra.

>> de nada.

bueno, muchachos, anoten

muy bien esta definición

porque viene el examen

del viernes que es nuestra

próxima clase, ¿eh?

así es que, por favor.

>> la sociología

es una disciplina de carácter

científico--

edmundo: no manches,

voy retrasadísimo.

[celular]

gabriela: ya ni vengas.

gabriela.

edmundo: gabriela, sí, soy yo,

edmundo.

sí, ya sé que voy

20 minutos retrasado.

pero mira, aguántame,

ya voy en camino.

gabriela: mejor regrésate

a tu casa, ya no tiene caso

que vengas.

edmundo: no, no, gabi,

no te desesperes.

ya voy, ya estoy cerca.

gabriela: sí, pero los que no

vamos a llegar somos nosotros.

la función empieza

en diez minutos.

edmundo: bueno, pues, podemos

entrar a la siguiente función.

ya estoy cerca.

gabriela: es que así vamos

a empezar.

primero tú vas a llegar tarde

hasta que un día ya

ni siquiera nos vamos a ver.

edmundo: no, mira, yo te juro

que eso no va a pasar.

gabriela: sabes que así

va a ser.

y por más que me gustes,

la verdad que prefiero

no empezar a salir con alguien

a quien solo voy a ver

en la universidad porque vivimos

muy lejos.

edmundo: no, gabi.

mira, déjame explicarte.

gabriela: en serio, edmundo.

ahorrémonos más disgustos

de estos.

bye.

edmundo: no, gabi--

entiendo bien tu molestia

de ayer, pero vamos a hablar.

gabriela: neta, edmundo.

no tiene caso que insistas.

edmundo: claro que tiene

caso, gabi.

yo me muero por salir contigo.

gabriela: ¿y cómo vamos a salir?

si ni siquiera puedes llegar

temprano cuando nos citamos.

edmundo: bueno, vamos

a intentarlo otra vez.

gabriela: ayer lo intentamos,

edmundo.

y tú viste, no funcionó.

y así va a ser siempre

porque tú vives hasta el norte,

yo vivo hasta el oriente.

lejísimos.

edmundo: bueno, pero ahora

puedo salir con más tiempo

para tu casa.

gabriela: no, edmundo.

no vamos a poder salir

hasta que no tengas un coche

que te facilite moverte

y llegar temprano.

edmundo: gabriela,

¿me estás diciendo

que me vas a batear

porque no tengo coche?

gabriela: bueno, pues, sí.

porque por culpa de que no

tienes coche no podemos vernos.

lo siento, edmundo.

edmundo: no me imaginé la serie

de cosas que comenzarían

a pasarme por no disponer

de un coche.

primero, perder la oportunidad

de salir con la chava

que me gusta.

pero vendrían otras

mucho más lamentables.

>> ay, señor.

edmundo: no, perdón, señora.

es que saqué mi celular.

tengo que llegar.

tengo que llegar,

tengo que llegar.

buenos días, maestra.

>> edmundo, usted no puede

pasar.

edmundo: maestra, por favor.

>> edmundo, hace 20 minutos

que comenzó el examen.

no le va a dar tiempo

de responderlo.

edmundo: no, mire, yo le juro

que sí me va a dar tiempo

de responder todo el examen--

>> edmundo, por favor, retírese.

mire, está distrayendo

a sus compañeros.

edmundo: por favor, deme chance.

>> retírese.

retírese, por favor.

de nada.

edmundo: maestra, todavía

quedan unos minutos de la clase,

¿me permitiría contestar

el examen?

>> lo siento mucho, edmundo,

pero usted debe llegar a tiempo

por lo menos el día del examen.

edmundo: pues, sí, maestra,

es que yo vivo

hasta el otro lado

de la ciudad--

>> ese no es mi problema,

edmundo.

usted tuvo muchas advertencias

a lo largo de estos meses

y no hizo caso.

además, yo entro a la misma hora

que usted y siempre he sido

puntual.

así que no hay pretextos.

usted reprobó y va a tener

que repetir mi materia.

edmundo: no, maestra, por favor,

deme una oportunidad.

mire, yo le aseguro

que no se va a arrepentir.

>> usted reprobó el año,

edmundo.

y va a tener que repetir

el curso.

edmundo: maestra, por favor--

>> ¡es mi última palabra,

edmundo!

[música]

[música]

edmundo: y mira que me levanté

más temprano que siempre

y lo único que conseguí

fue llegar menos tarde.

pero no llegué a tiempo.

y es que si no se atora

el camión en el tráfico,

el metro no llega,

se detiene en las estaciones,

el metrobús tampoco.

inés: ay, hijo.

no debes desanimarte, mi hijito.

tienes que seguir luchando

para aprovechar la oportunidad

que tienes.

edmundo: sí, una oportunidad

que no puedo aprovechar

como yo quisiera

porque las circunstancias

son adversas.

jaime: esas circunstancias

van a cambiar, hijo.

lamento que hayas reprobado.

ahora veo la dimensión

de tu problema.

te voy a ayudar con el dinero

para que tengas tu auto.

edmundo: ¿es en serio, papá?

jaime: claro que sí.

edmundo: oye, pues,

muchas gracias.

mira, adán y yo ya vimos

un carro que sale barato.

adán: y entre edmundo y yo

podemos arreglarlo

para que quede bien bonito.

jaime: no, no va a ser

necesario.

se me ocurre que puedo

ir a los estados unidos

para conseguir algo bueno

con el dinero que tengo.

edmundo: no, no, papá.

no quiero que gastes tanto.

no es necesario.

jaime: verás que del otro lado

voy a poder comprar algo

a muy buen precio.

inés: ay qué maravilla.

edmundo: muchas gracias, pa.

inés: don guillermo,

muchísimas gracias

por venir a vernos

todos los días desde que se fue

jaime a los estados unidos.

guillermo: mi hijo me encargó

que les echara sus vueltas

en lo que él regresa.

[claxon]

edmundo: ¿será mi papá?

ambos: a ver.

inés: válgame dios.

jaime: ¿qué tal, mi hijo?

¿cómo le quedó el ojo

con su camioneta?

edmundo: papá, está increíble.

¡te volaste la barda!

inés: viejo,

te fuiste a estados unidos

por un carro barato

y mira nada más qué camionetón

te trajiste.

seguramente te costó

un dineral, ¿verdad?

jaime: vieras que no, inés.

me salió bien barata.

la compré en una subasta

en los ángeles.

¡pagué 1100 dólares por ella!

todos: ¿qué?

jaime: ándale, mi hijo,

para que cambies tu vida, ¿eh?

edmundo: pues, muchas gracias,

papá.

te prometo que la voy

a cuidar mucho y siempre

la voy a traer muy limpia.

jaime: ¿no nos vas a dar

un paseo para estrenarla?

edmundo: por supuesto, vamos.

jaime: échala andar, órale.

vuélala, vuélala.

edmundo: automática.

jaime: por ahorrarnos

unos pesos, luego ni sabemos

que lo que realmente estamos

comprando son problemas.

compré una camioneta

que perteneció a alguien más

sin asegurarme bien

en manos de quién pudo

haber estado.

solo pensé en el bienestar

que le daría a mi hijo,

sin imaginar el daño

que le ocasionaría.

adán: ahora sí llegamos

temprano, carnal.

edmundo: pues, sí, ahora sí

no volveré a llegar tarde

a ninguna clase de las siete

ni a reprobar ninguna materia

jamás.

gabriela: órale, ¿quién compró?

edmundo: pues, mi papá.

digo, agarró la onda

después de que la maestra

de sociología me reprobó

y ya sí me compró

esta camioneta.

gabriela: con razón que estás

temprano en la clase de siete.

edmundo: pues, sí,

pero ¿sabes qué?

lo que más me da gusto

es que ya no tienes

ningún pretexto

para andarme bateando.

gabriela: ay, ya ni me digas.

después de lo interesada

que seguramente me vi

con lo que te dije,

no tengo cara para responderte.

edmundo: pues, sí,

pero ¿sabes qué?

ya no digas más,

porque si no voy a creer

que eso del auto es un pretexto

y que, de plano, no te lato.

gabriela: no, ¿cómo crees?

claro que me lates.

y no porque ahora tengas

un coche, sino porque, pues,

ya nos vamos a ver

después de la universidad

y podemos salir o--

edmundo: a ver, ¿eso quiere

decir que sí aceptas salir

conmigo?

gabriela: sí, claro.

edmundo: ah, bueno.

gabriela: me muero por salir

contigo.

edmundo: mira, ¿qué te parece

si este viernes en la noche,

pues, nos vamos de antro?

y así le damos el "estrenón"

a la camioneta.

gabriela: ah, me late.

adán: oigan, no me dejen

afuera del plan.

yo también quiero ir

al antro con ustedes.

edmundo: ah, pues, vamos.

adán: es más, para no andar

de chaperón ¿por qué no

le hablas a una amiga

para que me la presentes?

porque tus amigas

ya tienen novio.

gabriela: ah, ya les

preguntaste.

edmundo: ah, no, pues, háblale

y así nos vamos los cuatro.

adán: ¿va?

va.

edmundo: va.

ándale, pa, préstame

la camioneta un rato.

mira, nada más vamos a ir

al antro.

regresamos temprano.

inés: pues, a mí no me parece

que andes de noche

en una camioneta gringa.

no te vayan a parar

porque traes placas de afuera.

ya ves cómo son, hijito.

guillermo: no pasa nada, inés.

la camioneta trae permiso

para circular en la ciudad

en lo que le entregan

sus placas.

jaime: lo que yo pienso

es que edmundo pidió un coche

para estudiar,

no para andar de reventón.

edmundo: pues, si he cumplido

con todo en mi escuela.

he llegado temprano

a todas las clases

que me quedan.

guillermo: mi nieto tiene razón.

no le va a hacer daño

una diversión de vez en cuando.

ni modo que ande gastando

en taxis cuando tiene

en qué moverse.

jaime: está bien, está bien.

te doy permiso

para que te lleves la camioneta

para que te vayas de antro.

pero sólo con la condición

de que no bebas.

edmundo: no, pues, perfecto.

mira, voy a ser conductor

designado.

jaime: bueno, confío en ti,

hijo.

edmundo: sí, yo no te voy

a defraudar.

gracias, pa.

inés: te cuidas, ¿eh?

edmundo: nos vemos, ma.

nos vemos, abuelo.

te quiero.

guillermo: chau, mi hijo.

edmundo: gracias.

inés: eres muy duro.

oficial: buenas noches,

muchachos.

edmundo: buenas noches, oficial.

oficial: ¿de dónde vienen?

edmundo: de un antro.

oficial: ¿bebieron?

edmundo: pues, sí, yo nada más

me tomé una cerveza.

perro: [ladra]

oficial: ¿qué pasó, pareja?

>> hay que bajarlos.

oficial: a ver, necesito

que se bajen.

edmundo: pero ¿por qué?

si nada más le dije

que me eché una cerveza.

adán: le está diciendo

la verdad.

yo sí me eché mis copas,

pero no vengo manejando.

oficial: necesito que se bajen.

bájense.

edmundo: pero, poli, le estoy

diciendo la verdad.

nomás me eché una cerveza

y ya.

oficial: pásate para acá.

>> el tablero.

oficial: traen droga, muchachos.

edmundo: no, no, no.

eso no es nuestro, ¿eh?

oficial: esto es droga.

edmundo: no, pero esa droga

no es nuestra.

nosotros no sabemos

qué hace ahí.

oficial: pues, eso se lo vas

a tener que explicar

al ministerio público.

ambos: no, no.

adán: esto es un error.

esto es un error, espérese.

edmundo: le estoy diciendo

que esa droga no es nuestra,

yo no sé qué hacía ahí,

esa droga--no, no, es

que usted no nos puede detener.

oficial: ábrele, por favor.

ábrele.

edmundo: oficial, ya le dije

que no es nuestro.

adán: oficial, esto es

un error.

inés: en cuanto le avisaron

a tu papá que estaban detenidos,

le llamamos inmediatamente

a los papás de adán y vinimos

a verlos.

edmundo: mira, mamá,

yo entiendo que estén

angustiados, pero todo

va a estar bien.

adán: sí, mamá, vas a ver

que todo se va a solucionar

en cuanto se demuestre

que esa droga no es nuestra.

>> tu papá ya está poniéndose

de acuerdo con jaime

para ayudarlos a salir

lo más pronto posible.

inés: tu abuelo consiguió

que uno de sus amigos abogados

de cuando él trabajaba

nos echara una mano.

edmundo: muchas gracias.

pero yo les repito

que todo va a estar bien.

esto es una confusión.

estoy seguro que mañana

todo se va a aclarar, ¿sí?

no va a pasar nada.

jaime: licenciado serón,

aquí están los documentos

de la camioneta que compré

en la subasta de los ángeles.

serón: voy a pedir informes

sobre la procedencia

de la camioneta al gobierno

de los estados unidos

para que demostremos

verdaderamente la procedencia

de la droga que le encontraron

a edmundo y adán.

>> entre los cuatro vamos

a cubrir sus honorarios,

licenciado.

pero saque a nuestros hijos

de la cárcel.

serón: por supuesto.

>> libérelos, por favor, ¿sí?

serón: agente, aquí están

los papeles donde se demuestra

que la camioneta fue comprada

por mi cliente en una subasta

en la ciudad de los ángeles.

agente: que me compruebe

la adquisición de la camioneta

no sirve para nada, abogado.

agarramos a los muchachos

con droga y en una camioneta

que no es nacional.

serón: pero el gobierno

de los estados unidos

ya me dio informes

sobre la procedencia

de la camioneta.

la camioneta fue hallada

en una calle cerca

de la frontera de tamaulipas

y las autoridades

norteamericanas descubrieron

que estaba siendo utilizada

para transportar cocaína

a los estados unidos.

pero no por los jóvenes

que tienen detenidos,

sino por sus antiguos dueños.

agente: no, no, no podemos

asegurar que se trata

de la misma droga, abogado.

además, en lo que se determina

la averiguación previa,

los iniciados seguirán

detenidos.

>> una vez revisadas las pruebas

presentadas por la parte

defensora y por el agente

del ministerio público federal,

encuentro los elementos

suficientes para iniciar

un juicio por narcotráfico

en contra de edmundo granados

y adán navarrete.

por lo que les dicto

auto de formal prisión

y su inmediato traslado

a un penal federal.

ambos: no, pero nosotros

somos inocentes.

>> ¡silencio, por favor!

todos: [gritan]

>> ¡silencio, señores,

por favor!

inés: ¡le digo que nuestros

hijos son inocentes!

jaime: ¡no es posible

que los declaren culpables!

¡ya se comprobó que fue

un error del gobierno

de los estados unidos!

agente: el error fue

de sus hijos y tendrán que

pagar la pena máxima.

jaime: ¡es una injusticia!

adán: ¡a mí no me toques!

[música]

[música]

adán: nos van a refundir

en esta cárcel, edmundo.

edmundo: adán, no hay

que desanimarnos.

nosotros somos inocentes.

adán: como si no supiéramos

que en este país no basta

con ser inocentes.

somos culpables

hasta que no se demuestre

lo contrario.

edmundo: mira, yo estoy seguro

que nuestros papás

no van a descansar

hasta que se demuestre

que nosotros no tuvimos

nada que ver con esa droga

que encontraron en la camioneta.

adán: yo lo veo muy difícil.

y el saber que estoy aquí

encerrado sin que haya hecho

nada me está volviendo loco.

edmundo: ya, por favor, adán.

no hay que perder la fe, ¿sí?

yo estoy seguro que la virgen

de guadalupe nos va a ayudar.

por favor, virgen de guadalupe,

tú sabes que nosotros

no somos culpables.

nosotros somos jóvenes

que estudiamos

en la universidad,

que trabajamos, honestos.

por favor, que se demuestre

que no tuvimos nada que ver

con lo que encontraron

en la camioneta,

que nosotros somos inocentes.

inés: "mami, ya aprendí

a escribir.

mis primeras letras son para ti,

para escribir

que te quiero mucho".

[llora]

la primera carta que mi hijo

escribió cuando aprendió

a escribir fue para mí,

su maestra nos contó

que les pidió a sus alumnos

que escribieran una carta

a la persona más importante

para ellos,

y mi hijo me la escribió a mi,

a su mamá.

mis entrañas no se equivocan,

mi hijo es inocente.

hijo,

vamos a luchar

para que vuelvas a tu recámara

con tu familia.

¿y esta rosa?

está preciosa.

la voy a poner en un florero

con agua para que cuando

mi hijo vuelva, la encuentre

contigo, morenita.

>> "peligrosos delincuentes

presuntamente ligados

a un cartel que opera

en la ciudad".

ay, señoras, lamento mucho

que sus hijos estén pasando

por esta situación

que puede provocar

que no se inscriban

al siguiente curso escolar y,

pues, no puedan continuar

con sus estudios.

>> es una difamación.

nuestros hijos son inocentes.

>> pues, sí, pero es muy grave

lo que dice este periódico.

puede provocar represalias

de organizaciones contrarias

que sí crean que edmundo y adán

son narcotraficantes.

inés: es por esa razón

que venimos a suplicarles

que declaren a favor

de nuestros hijos.

ustedes los conocen.

>> por supuesto, señora.

y a pesar de que edmundo

no llegaba temprano

a sus clases, a mis clases,

porque tenía que recorrer

casi tres horas para llegar,

yo sé que es un buen muchacho.

gabriela: yo también quiero

ayudarlas.

pienso abrir una página

en la red social para difundir

esta noticia y que vean

que es una injusticia.

>> yo voy a hablar

con los maestros de adán

a ver si nos apoyan.

inés: muchísimas gracias.

le agradecemos mucho.

>> al contrario, señora.

señora.

kevin: ah, ¿qué, morros?

¿así que los agarraron

jugando al narco?

adán: no, nosotros no--

kevin: ¿"no, nosotros no"?

así decimos todos,

pero todos estamos bien metidos

en este negocio.

edmundo: nosotros somos

inocentes, kevin.

no tuvimos nada que ver

con esa droga.

kevin: guárdate esos rollos

para tus abogados.

no voy a permitir que sigan

metiendo sus narices

en mis plazas.

adán: no sabemos de qué

nos estás hablando.

kevin: de que ahí,

donde los agarraron,

esa zona me pertenece a mí.

¿cómo ves?

edmundo: ¿tú perteneces

a un grupo de narcos aquí?

kevin: claro, imbécil.

desde aquí adentro manejamos

todo, así es que más vale

que vayas soltando la sopa

y me pases el nombre

de tus jefes para alertar

a los míos ahí afuera.

edmundo: ya te dije que nosotros

somos inocentes, kevin.

kevin: más vale que vayas

soltando la lengua o, si no,

te la voy a tener que rebanar,

¿cómo ves?

edmundo: no sé nada.

nosotros somos inocentes.

no somos ningunos

narcotraficantes, ¿sí?

kevin: ay, sí, mira,

nosotros somos inocentes--

[silbato]

todo tranquilo, jefe,

todo tranquilo.

gabriela: la página que hice

para denunciar lo que les están

haciendo a edmundo y adán

ya la compartieron un buen

de veces y todos comentan

que es una injusticia,

que cómo puede ser posible

que las autoridades

de este país dejen libres

a unos narcotraficantes

confesos y mantengan presos

a unos chavos inocentes.

serón: tienen razón en pensar

así.

es reiterado que no existen

elementos para mantener

a dos jóvenes en la cárcel.

jaime: bueno, ¿y entonces

por qué mi hijo y su amigo

no salen libres?

serón: porque la gente

del ministerio público

cada vez exige más datos

adicionales.

y esta situación se está

convirtiendo en un pantano

que puede terminar por hundir

a los muchachos.

inés: es que mi hijo

tiene que salir libre.

es inocente.

serón: es probable que edmundo

continúe por más meses

en el reclusorio.

porque encima van a salir

de vacaciones y eso va

a retrasar el proceso.

pero seguiré reuniendo pruebas

para demostrar su inocencia

y obtener su libertad.

guillermo: gracias, licenciado.

serón: voy a casa de los papás

de adán para informarles

de esto mismo.

con permiso.

guillermo: lo acompaño.

jaime: qué daño le hice

a mi hijo.

inés: ya no te sigas culpando,

jaime.

el licenciado serón nos acaba

de decir lo que realmente

le está causando daño

a nuestro hijo.

guillermo: mi nieto es

un buen muchacho

y va a tener su recompensa.

jaime: sí, es un buen muchacho.

debí apoyarlo desde que él

comenzó a pedirme el auto.

sólo lo quería para estudiar.

inés: y lo apoyaste, jaime.

jaime: no, lo perjudiqué.

por ahorrarme unos pesos

estoy pagando con la libertad

de nuestro hijo.

inés: no fue tu culpa, mi vida.

mira, tenemos que ser optimistas

y luchar.

es la única manera

en que podemos ayudar

a nuestro hijo.

kevin: ahora sí me vas a decir

todo lo que quiero saber.

edmundo: ya te dije, kevin,

que yo soy inocente.

yo no soy ningún narco.

kevin: deja de estar tapando

a tus jefes creyendo que te van

a sacar de aquí.

así es que más vale

que vayas cooperando.

edmundo: yo no te voy a decir

nada, porque yo no sé nada.

yo no tendría por qué estar

aquí, te repito que soy

inocente.

kevin: ah, ¿no quieres estar

aquí?

entonces, vas a salir,

pero con los pies por delante.

derechito al panteón.

edmundo: [jadea]

[música]

[música]

edmundo: no puede ser

que todo esto me esté pasando

por una arbitrariedad.

inés: vamos a seguir luchando,

hijo.

recurriremos a instancias

mayores, a la procuraduría.

alguien tendrá que ayudarnos

a reparar este daño

que te están haciendo.

edmundo: yo estoy metido

en esto por un error.

yo no soy narcotraficante

y a mí me están tratando

como si yo fuera un delincuente.

inés: mira, ya nos dijeron

en el reclusorio que comenzarás

a tener una terapia

junto con adán

para que puedan soportar

esta dura prueba.

pero, por favor, no hay

que perder la esperanza.

gabriela: tu mamá tiene razón.

habrá justicia para ti.

yo hice una página y ha tenido

muy buenos resultados.

edmundo: ¿sí?

gabriela, muchas gracias,

pero en este país no es

suficiente con ser inocente.

yo soy culpable

hasta que se demuestre

lo contrario.

jaime: ten calma, hijo.

desafortunadamente,

las leyes así son.

no tenemos más que acatarlas.

edmundo: ¿y hasta cuándo, papá?

¿hasta cuándo?

con lo que ahora me pasó

yo no sé si estaré vivo

para entonces.

jaime: claro que sí, hijo.

tu mamá y yo no vamos

a descansar hasta que se

demuestre que tú no hiciste

nada y recuperes tu vida.

inés: vamos a seguir luchando,

esperando el milagro

de que adán y tú salgan libres

en cuanto se demuestre

que son inocentes.

mi hijo ya está mal

¡y es una injusticia

que los mantengan presos!

ya está demostrado.

y estamos dos madres sufriendo

sin imaginar el calvario

que desde hace meses

estamos padeciendo

por nuestros hijos.

jaime: nuestro hijo

está sufriendo a causa

de una negligencia.

yo ya reconocí que la mía

fue hacerme de una camioneta

de la que no me aseguré

cuál era su procedencia.

el gobierno de los estados

unidos ya reconoció la suya

al no incautar todos

los paquetes de droga.

¿hasta cuándo el gobierno

de este país reconocerá

su negligencia y dejará

en libertad a mi hijo

y a su amigo?

mónica: "¿hasta cuándo?"

es el reclamo justo

de una familia afectada

por la arbitrariedad.

en esta ocasión, estamos

a la espera de lo imposible.

este, por supuesto,

es un programa de televisión

donde utilizamos la realidad

como un telón de fondo

e inventamos los personajes.

en esta ocasión, nos basamos

en una nota periodística

cuya historia se vive

en un penal de mazatlán.

por supuesto, muchas

de las cosas que vimos aquí

no ocurrieron, pero la realidad

es que dos jóvenes están

en prisión injustamente

a la espera de un milagro.

edmundo: sí, un milagro

para que mi amigo y yo

podamos regresar a nuestras

vidas.

somos jóvenes normales.

no somos especiales.

somos como los demás.

reímos, a veces lloramos

porque una novia nos corta,

pero intentamos ser

productivos, buenos,

estudiamos la universidad.

a veces no entendemos la ley.

a veces no entendemos por qué

la ley y los derechos humanos

de un buen procedimiento

sí valen para un narcotraficante

confeso.

está bien, todo es legal,

todo es por que la ley

prevalezca.

y eso es lo que esperamos

dos jóvenes mexicanos comunes,

esperamos que la autoridad

cumpla con su trabajo.

porque somos inocentes.

ahora sabemos que saldremos

libres.

>> ♪ a ti

virgencita

mi guadalupana

yo quiero ofrecerte

un canto valiente

que méxico entero

te brinda sonriente

que viva la reina

de los mexicanos

la que con sus manos

sembró rosas bellas

y puso en el cielo

millares

de estrellas

que viva la reina

de los mexicanos

la que con sus manos

sembró rosas bellas

y puso en el cielo

millares

de estrellas ♪

Cargando Playlist...