null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'El valor de la amistad'

Univision29 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

ramón: huele delicioso

el desayuno, ma.

muchas gracias.

mirna: de nada, hijo.

ramón: anoche que llegué

del trabajo ya estabas dormida,

ya no pude darte el dinero

de la semana.

ya me pagaron en la pizzería.

mirna: ay, hijo,

quédate con tu dinero.

bien que lo necesitas

para pagar la colegiatura.

ramón: no, y aparte el dinero

que tengo que dar

en la preparatoria.

es una gran ayuda que la escuela

me dé el 80% de la beca

y el otro 20% restante

lo pago con mi trabajo

de la pizzería.

mirna: esa beca bien merecida

la tienes, hijo.

eres muy buen estudiante.

responsable

y muy estudioso, amor.

te quiero mucho.

eres un gran hijo.

ramón: y tú eres una gran madre.

por eso aquí tienes este dinero,

para tus medicinas del corazón.

mirna: este dinero

lo vamos a guardar

en el bote del tesoro

que es para tu universidad.

ramón: pero, ma,

es para tus medicamentos.

mirna: los medicamentos

los da el seguro social.

tu padre nos dejó

muy bien protegidos

en cuestiones de salud

antes de morir.

no así con el dinero.

pero es que trabajaba tanto

que por tanta presión

le dio ese infarto

y se nos murió.

ramón: ma, ma, tranquila.

recuerda que el médico dijo

que nada de emociones fuertes.

mi papá está en el cielo

y yo quiero que estés

aquí conmigo.

así que tranquila.

mirna: sí, hijo.

has sido mi consuelo

desde que tu padre se nos fue

y no sabes lo orgullosa

que me siento de ti.

y más orgullosa me voy a sentir

cuando termines tu carrera

de medicina.

tanta ilusión que tengo

de verte titulado, hijo.

ramón: ese es mi sueño,

ser un gran médico.

poner mi consultorio

aquí, en la colonia

para poder ayudar a los vecinos

a que tengan buena salud.

pero para eso

tengo que estudiar mucho.

mirna: [asiente]

ramón: y ya se me está haciendo

tarde para ir a la prepa.

ya me voy.

mirna: hijo,

que dios y la virgen

de guadalupe te cuiden.

vete con cuidado.

ramón: gracias.

doña conchita, buenos días.

¿cómo está?

conchita: mírame, muy bien.

ya estoy mucho mejor

gracias al medicamento

que me dijiste que me tomara.

en cuanto me lo tomé

rapidito me alivié.

vas a ser un gran médico,

ramoncito.

ramón: dios quiera que pueda

seguir estudiando,

doña conchita.

conchita: dios y la virgencita

de guadalupe

así lo van a querer.

ven, vamos a pedírselo

a nuestra madre.

ella es una gran intercesora.

juntos le vamos a pedir

que te ayude para que seas

un gran médico.

maestra: ¿qué está pasando aquí?

néstor: nada, maestra.

maestra: ¿cómo que nada, néstor?

perfectamente vi

que le estabas copiando a ramón.

néstor: no, era ramón

el que me quería copiar.

maestra: no tienes derecho

a continuar respondiendo

el examen.

y te vas a la dirección.

néstor: ¿y por qué solo yo?

ya le dije que ramón fue

el que me quiso copiar.

maestra: ramón no necesita

copiar y lo sabes muy bien.

ramón es un excelente alumno,

es el mejor de mi clase,

el que tiene las mejores

calificaciones del salón,

cosa que no puedo decir de ti.

así que vete a la dirección

y deja en paz a ramón.

néstor: [burla] ay, sí,

vete a la dirección

y deja en paz a ramón.

ramón para acá,

ramoncito para allá.

mejor diga que ramón

es su consentido.

maestra: no voy a permitir

que me remedes

y me faltes el respeto.

tienes un cero en tu examen.

néstor: no, maestra,

si me pone cero,

voy a reprobar el semestre.

maestra: eso debiste pensarlo

antes de ponerte a copiar

a tu compañero.

sabes muy bien que es algo

que yo no perdono.

a la dirección, ¿o quieres

que te lleve de las orejas?

[silbibos y abucheos]

isela: oye, ¿qué onda

con néstor, eh?

¿por qué se te quedó viendo

como si te odiara?

ramón: no lo sé.

alex: si quieres,

lo esperamos a la salida

y le rompemos la cara.

ramón: no es necesario, alex.

y tranquilos los dos

que no pasa nada.

isela: a ver, ¿cómo

que no pasó nada?

si hubiera traído un arma,

en ese mismo momento

te mataba, ¿eh?

ramón: pero no la traía

y no me hizo nada.

hay que entender

que estaba molesto

porque no me dejé copiar,

porque la maestra lo cachó

y le puso un cero y ahora puede

reprobar el semestre.

y encima lo mandaron

a la dirección.

pobre, le fue como en feria.

isela: ay, ramón,

eres tan buena persona.

de verdad que pareces

un ángel caído del cielo.

alex: ¿y yo?

isela: tú también, alex.

bueno, pero ya vámonos,

que si llegamos tarde,

nos van a poner a hacer

100 lagartijas

y yo no las voy a hacer, ¿eh?

néstor: pásamela, ramón,

pásamela.

ramón: solo faltan

unos segundos, néstor.

yo puedo encestarla desde aquí.

néstor: no, pásamela,

yo empato el partido.

[silbato]

¿por qué no me la pasaste?

fallaste y perdimos el partido.

¿por qué no me la pasaste?

ramón: porque vi que el maestro

iba a terminar el partido.

era mejor lanzar a quedarme

con el balón en la mano.

néstor: no, lo que pasa

es que ya entendí, ramón.

te gusta figurar solo,

te gusta ser la estrella.

pero ¿sabes qué?

ya me harté.

isela: oye, ¿qué te pasa,

tarado?

alex: ramón no está solo.

¿quieres pleito?

pues, como va, vamos a darnos,

que traigo unas ganas

de romperte la cara.

néstor: te voy a dar, te caigo,

¿eh?

alex: órale.

directora: néstor.

néstor.

néstor, a mi oficina nuevamente.

y no preguntes por qué,

lo vi todo.

acompáñame a la dirección.

ándale.

si hubiera sabido hace rato

lo que ahora sé, néstor,

ten por seguro que no te hubiera

dado otra oportunidad.

hay jóvenes que no aprovechan

las oportunidades

y tú eres uno de ellos.

estás expulsado definitivamente

de la preparatoria.

néstor: ¿qué?

pero ¿por qué me va a expulsar?

¿porque le pegué a ramón

con el balón?

¿por eso me expulsa?

directora: no,

te expulso porque no estudias,

por ser un mal alumno,

pero sobre todo te expulso

porque no voy a permitir

que se venda droga

en esta preparatoria.

néstor: ¿droga?

directora: sí, droga.

abre tu mochila y vacíala.

néstor: no lo voy a hacer.

directora: ahora mismo

le voy a hablar a la policía

para que venga por ti.

néstor: si usted se atreve

a denunciarme,

los que me dan esto

podrían enojarse muchísimo.

y usted podría aparecer

muerta en cualquier lugar.

¿quién le dio el pitazo?

directora: nadie.

néstor: sé exactamente quién fue

y me las va a pagar.

y si usted sabe

lo que le conviene,

no me vuelva a molestar.

¿entendido?

directora: pues, aunque

me amenaces,

no te quiero en mi escuela

y en eso voy a ser inflexible.

fuera de mi escuela.

fuera.

néstor: vendo esos polvos,

ramón.

te los dejo baratos.

después del entrenamiento

son buenos, te dan energía.

ramón: ¿vendes drogas?

néstor: sí y de la buena.

coca de calidad.

¿cuántos sobres te doy?

ramón: ninguno,

porque yo no le hago a la droga.

y más vale que no me lo vuelvas

a insinuar.

mejor vete.

vete.

néstor: estoy seguro que fue

ramón quien le dio el pitazo

a la directora,

con eso de que se cree santo.

pero me las vas a pagar,

ramoncito superestrella.

[música]

[música]

dora: chicos, mañana

serán las audiciones

para la obra de teatro

sobre la vida de jesús

que se va a representar

en la semana santa.

cualquiera puede audicionar.

alex: maestra, ¿yo puedo

audicionar para el personaje

de jesucristo?

dora: sí.

tú y tu compañero ramón

dan perfectamente el personaje.

ven, toma.

estudien, por favor,

estas escenas

y mañana nos vemos en día--

isela: maestra,

¿yo puedo audicionar

para la virgen maría?

dora: claro.

bien, isela, toma.

¿quién más quiere audicionar?

alumnos: yo.

dora: tú podrías dar

este personaje.

alex: listo, isela,

llegamos a tu casa.

isela: muchas gracias, alex.

eres un amor.

ay, pues, estúdienle bien

para la audición, ¿eh?

nos vemos, ramón.

ramón: sí, nos vemos mañana.

isela: con cuidado.

ramón: bye.

isela: bye.

alex: me gusta muchísimo isela.

ramón: a mí también.

y ya hemos estado saliendo.

alex: ¿qué?

pero ¿por qué sales con ella

cuando sabes muy bien

que me gusta a mí?

ramón: disculpa, no lo sabía.

lo único que sabía es que

te llevas muy bien con ella.

nunca pensé que era

porque te gusta.

alex: ¿sabes qué, bro?

ya me hiciste enojar,

bájate de mi coche,

no te voy a llevar a tu casa.

ramón: pero, hermano,

de verdad no sabía.

nunca me lo habías dicho.

y yo pues, pensé--

alex: ay, tú, tú, tú,

y siempre tú.

bájate de mi coche, por favor.

germán: qué rico se ve.

madre: qué bueno que llegas,

hijo.

lávate las manos

para comer, anda.

alex: no, no voy a comer, mamá,

no tengo hambre.

germán: ¿por qué, te pasa algo?

alex: pues, sí, vengo molesto

porque creo que ramón

me está jugando chueco.

sabía perfectamente bien

que me gustaba una niña

y le está llegando

para quitármela.

madre: ay, ya te he dicho

que debes defender

tu individualidad, alejandro.

toda la secundaria

y ahora la preparatoria

te la has vivido a la sombra

de ese tal ramón.

siempre eres

el segundo de ramón,

cuando tú eres

el que tiene el dinero,

el que tiene la posición

en la sociedad, y él no tiene--

alex: pues, sí, mamá,

pero es mi mejor amigo,

es como mi hermano.

y ahora siento

que me está traicionando.

madre: no es tu amigo

y mucho menos tu hermano

cuando él no te considera así

al traicionarte,

al estar a punto de bajarte

a tu amiga.

eso no es ser amigo

y mucho menos hermanos,

¿entendiste?

germán: tiene razón tu mamá,

hijo.

los amigos se respetan

y nunca se traicionan.

piénsalo.

ese no es tu amigo,

ese muchacho no es tu amigo,

no como tú lo crees.

no lo es, hijo.

alex: me saqué un cinco

en el examen de cálculo y todo

porque no me enseñaste bien.

ramón: oye, sí te enseñé bien,

pero tú lo hiciste mal.

alex: ah, ¿sí?

cuando tú sacaste un diez

como siempre.

no sé si voy a poder salvar

el semestre y todo por tu culpa,

porque no me enseñaste bien.

seguro lo hiciste

con toda la intención, ¿verdad?

ramón: por supuesto que no,

alex, ¿cómo dices eso?

tú eres mi amigo, mi hermano.

quiero lo mejor para ti.

yo te voy a ayudar

a salvar el semestre.

isela: hola.

oigan, ¿quieren ir

a la cafetería

por algo de comer?

alex: ¿por qué lo besaste

en la boca?

isela: pues, porque es mi novio.

desde hoy en la mañana.

él no se atrevía a pedírmelo,

pero entonces yo le dije

y pues, ya somos novios,

¿verdad, mi amor?

dora: muchachos,

tomen asiento por favor.

iniciaremos las audiciones

con el personaje de jesús.

¿quiénes van a audicionar

para el papel de jesucristo?

levanten la mano, por favor.

para ustedes dos tengo

pensado ya otro personaje.

alex y ramón

me dan muy bien

el perfil de jesús.

pasen para acá, por favor.

suban.

alex: ¿qué?

a poco tienes miedo

de hacer la audición.

vamos, te reto.

sube y compite conmigo.

ramón: vamos.

y que gane el mejor.

dora: muy bien.

con este personaje de jesús

se necesita mucha concentración,

es de mucho peso este personaje.

>> ya, maestra, diga.

dora: ya, silencio, muchachos.

quien se quedó con el personaje

de maría es isela valladolín.

isela: sí, sí, sí.

[aplausos]

dora: y ramón santollo

es el que se queda

con el personaje de jesús.

isela: mi amor.

alex: maestra, ¿por qué

se lo dio a él cuando dijo

que yo también daba el perfil?

ramón: no te preocupes, alex,

yo no lo voy a hacer.

hazlo tú, te lo dejo.

alex: tú a mí no me dejas nada,

yo no voy a ser el segundo

de ti, ramón,

ni tu sombra.

y mejor deme otro personaje

igual de importante

que el de jesucristo, maestra.

dora: serás judas iscariote.

tienes cara de malo, de villano.

¿te gusta?

alex: ¿qué, malo yo?

no, no, no, para nada, maestra,

yo no soy malo.

dora: ¿quieres o no participar

en la puesta en escena,

alejandro?

alex: sí, está bien, está bien.

voy a ser judas iscariote.

dora: bueno, muchachos,

nos vemos en el siguiente

ensayo.

adelante.

ramón: alex.

lo lamento,

yo quería que te quedaras

con el personaje.

alex: no, no lo lamentas,

porque todo lo haces

para sobresalir

y ser siempre tú.

el bueno, el inteligente,

el mejor estudiante,

el que se queda con la chava

que me gusta.

y ahora hasta con el personaje

que yo quería.

eso no es ser amigo, ramón.

no me vuelvas a hablar

nunca más en tu vida.

traidor.

>> ahí viene.

néstor: vaya, vaya.

ya me enteré que ramón

te ganó a isela.

también me enteré que te ganó

el papel de jesús en la obra.

¿qué?

él se queda con todo, ¿no?

alex: ¿qué es lo que quieres,

néstor?

néstor: lo mismo que tú,

vengarme del traidor

y hocicón de ramón.

y yo tengo la manera de hacerlo.

solo necesito que mañana

vayas con la directora

y le digas que ramón

tiene droga en su mochila,

que la vende en la escuela.

alex: no, no, no manches.

¿cómo crees que voy a hacer eso?

no.

néstor: no va a pasar nada.

solo lo van a regañar

y suspender unos días.

ya sabes, ¿no?

que todos tenemos derecho

a un poco de marihuana

para nuestro consumo.

lo que vamos a hacer

es manchar un poco la imagen

del santo bondadoso de ramón.

porque el personaje de jesús

no lo puede hacer un marihuano.

¿cuento contigo o no?

alex: está bien, cuenta conmigo.

directora: no.

no puedo creer lo que me estás

diciendo de ramón.

no puedo creerlo.

alex: bueno, pues,

si no me cree, vaya al salón

y revise su mochila.

ahí tiene la droga que ramón

le vende a los estudiantes.

él está envenenando

a los jóvenes de esta escuela,

directora,

y yo no voy a permitir

que lo siga haciendo,

así que usted tiene

que hacer algo.

directora: pues, claro

que lo voy a hacer,

porque en mi escuela

nadie vende drogas.

nadie envenena a mis alumnos.

vamos a tu salón.

vamos.

maestra: el cálculo diferencial

es un análisis que--

directora: [llama a la puerta]

maestra,

disculpe que interrumpa

su clase, pero tengo algo

importante que hacer.

ramón, vacía tu mochila.

ramón: ¿qué?

directora: que vacíes

tu mochila,

¿o quieres que lo haga yo?

tenías razón, alejandro.

así que tú eres quien le vende

la droga a mis alumnos

junto con néstor.

ahora mismo

le voy a hablar a la policía

porque nadie en mi escuela

vende droga.

ramón: pero eso no es mío,

directora.

no sé cómo llegó ahí.

se lo juro que no es mío.

directora: cierre la puerta,

maestra, para que nadie salga.

bueno.

¿delegación de policía?

sí.

mire, por favor,

necesito que venga una patrulla.

ramón: yo no hice nada,

se lo juro.

isela: por favor,

no se lo lleven.

por favor, él no vende drogas,

por favor, no se lo lleven.

[música]

[música]

mirna: alex.

¿por qué detuvieron a mi hijo?

¿por qué?

agente: por ser vendedor

de drogas.

le aconsejo que tenga

un buen abogado.

mirna: no.

mi hijo no es ningún

vendedor de drogas.

no lo es.

yo lo sé, no lo es.

[jadea]

ramón: mamá, mamá, mamá.

ayúdenme, está enferma

del corazón.

ayúdenle.

mamá.

mirna: [jadea]

ramón: mamá, mamá, mamá.

aquí me puede dejar,

señora directora.

directora: no, no,

la llevo hasta su casa.

déjeme ayudarla.

mirna: ¿habla de ayudarme?

cuando fue usted quien metió

a mi hijo a la delegación,

quien está detenido

injusta y falsamente

acusado de vendedor de drogas.

conchita: ¿qué?

¿ramoncito está detenido

por vender drogas?

eso es una real mentira,

porque ramoncito es el joven

más noble, correcto y bondadoso

que existe en el mundo.

están cometiendo

una injusticia con él

y deben dejarlo libre.

directora: bueno, a mí también

me logró engañar ramón,

yo también creí que era

un muchacho ejemplo,

pero no es así.

yo misma encontré la droga

en su mochila,

delante de todo el salón

y la maestra--

mirna: pero no era de él.

¿qué no entiende?

alguien se la puso

para perjudicar a mi hijo.

alguien que--que no lo quiere

y usted es parte de ese complot.

de este juego criminal,

señora directora.

así que mejor váyase.

directora: pero usted

no está bien.

permítame ayudarla

y llevarla a su casa--

conchita: ¿qué no escuchó

que se vaya?

ya bastante daño hizo

con meter a ramoncito

a la cárcel.

váyase.

directora: [suspira]

ramón: [piensa] por favor,

virgencita de guadalupe,

que mi mamá esté bien.

que no esté sola

y que sea fuerte para enfrentar

todo este problema.

tú sabes muy bien

que esa droga no era mía.

por favor, haz que alex hable

y diga la verdad.

por favor.

isela: ramón.

mi amor.

ramón: isela,

esa droga no era mía,

te lo juro.

isela: lo sé, mi amor.

lo sé y no entiendo

cómo alejandro se atrevió

a culparte de algo tan grave.

ramón: tú le gustas a alex.

isela: pero esa no es una razón

para culparte

y meterte a la cárcel.

ramón: todo se va a aclarar,

ya lo verás.

pero ahora te voy a pedir

que vayas a ver

cómo está mi mamá.

ella está enferma del corazón

y verme aquí la puso muy mal.

estoy muy angustiado por ella.

quisiera salir corriendo

para ver cómo está.

pero estos barrotes

me lo impiden.

por favor, ve cómo está.

isela: no te preocupes, mi amor.

te juro que voy a ir a verla

y no la voy a dejar sola.

te lo prometo.

alex: voy a hablar, néstor.

voy a decir toda la verdad

porque no me siento

nada tranquilo al saber

que ramón es inocente

y está aquí por mi culpa.

néstor: tu hablas,

y te juro que tú

y tu familia se mueren.

los que me dan la droga

saben todo de ti

y de tu familia.

así que no me hagas enojar,

porque te lo juro

que mando a matar a todos.

¿es lo que quieres?

alex: no, no, no,

con mi familia no te metas.

néstor: entonces, calladito.

alex: está bien, me voy

a quedar callado.

pero ¿por qué me dijiste

que no iba a haber ningún

problema al ponerle la droga

a ramón?

y ve, hasta tú estás

aquí metido.

néstor: porque yo no conocía

esa ley federal.

yo pensé que iba a ser

un simple susto, nada más.

pero te querías vengar

de ramón, ¿no?

pues, mira, lo lograste.

está justo donde lo querías ver.

así que quita esa cara

de angustia y ponte feliz.

ya no te va a hacer sombra,

ni con su chava.

ahora va a ser solo para ti.

fuiste el más ganón de todos.

alex: ¿qué fue lo que le hice

a mi mejor amigo?

lo metí a la cárcel,

lo traicioné.

me vendí con néstor

y todo por una venganza

estúpida.

isela: ¿cómo está la señora

mirna?

conchita: muy mal.

llena de dolor

y sin poder enfrentar

la situación de su hijo.

ahora está dormida.

ha estado así casi todo

el día por el efecto

de los medicamentos,

pero despierta

y solo es para llorar,

y eso no le hace nada bien

a su corazón.

isela: gracias por cuidarla.

ramón está muy preocupado

pensando que su mamá está sola.

conchita: nunca la dejaría sola.

ramoncito y ella han sido

tan buenos conmigo,

que cuando yo los he necesitado

nunca me han dejado sola.

ahora yo no dejaré sola

a la señora mirna.

isela: ni yo.

isela: qué poca lo que

le hiciste a ramón.

¿no se supone que era

tu mejor amigo, eh?

¿cuánto te pagaron

para que lo traicionaras

y lo metieran a la cárcel?

¿cuántas monedas te dieron?

alex: isela, yo no sé--

isela: cállate.

qué razón tenía la maestra dora

en darte el personaje

de judas iscariote,

porque eres igual

de traicionero.

entregas a tu mejor amigo,

al que detienen por una mentira

y lo van a juzgar injustamente.

¿qué te hizo ramón, eh?

¿para que le hicieras algo así?

él siempre ha sido un buen amigo

contigo y siempre te ha querido

como un hermano.

y tú lo traicionas

vendiéndolo por nada.

eres peor que judas iscariote.

alex: no puedo con la culpa,

no puedo con ella.

soy peor que judas, soy peor.

pero ya no puedo hacer nada

para ayudar a ramón,

ya no puedo hacer nada

porque si lo hago,

néstor me va a matar a mí

y a toda mi familia.

no puedo hacer nada,

nada.

dora: lo que pasa es que creo

que te falta un poquito--

maestra: perdón.

dora: más de intención--

maestra: alumnos, disculpen,

le acaban de avisar a la señora

directora que en este momento

están trasladando a ramón

al reclusorio norte.

isela: no puede ser.

maestra, tengo que ir a ver

a la mamá de ramón.

dora: por supuesto.

isela: espero que todavía

no le hayan dado la noticia.

con permiso.

dora: sí.

conchita: eso, así,

termínese toda la sopita

para que esté bien,

que ramoncito la necesita fuerte

para que pueda apoyarlo.

[teléfono]

bueno.

sí, es la casa

de la señora mirna, dígame.

¿qué?

no, no es cierto.

sí, yo soy su vecina,

yo le aviso.

gracias por hablar.

mirna: ¿qué pasa, doña conchita,

qué le dijeron?

es algo sobre mi hijo, ¿verdad?

conchita: sí, él--

[llaman a la puerta]

mirna: ¿él qué?

dígame.

conchita: qué bueno que llegas,

porque acaban de hablar

por teléfono

y no sé cómo manejar

esta información.

mirna: ¿qué información?

¿qué le pasó a mi hijo, qué?

isela: lo que le voy a decir

es un procedimiento natural

que toma la justicia,

pero ramón está bien.

como le digo,

es un proceso burocrático

que tenemos que enfrentar

tranquilas para poder ayudar

a ramón.

lo acaban de trasladar

al reclusorio norte

para poder continuar

con su proceso.

tenemos que ir a la delegación

y pedir que nos proporcionen

un abogado de oficio

para que lo defienda.

pero, por favor,

quiero que tome esto con calma.

ramón nos necesita

y si la ve muy preocupada,

pues, más se va a angustiar él.

si la ve tranquila

y enfrentando el proceso

con calma y fuerte,

él también lo enfrentará igual.

¿cree que pueda estar tranquila

para ir a la delegación?

mirna: sí.

sí, por ramón voy a ser fuerte.

vamos.

vamos en este momento

a la delegación

para buscar ese abogado

y pedirle que nos ayude.

isela: vamos.

mirna: vamos.

gracias.

ya llegó.

licenciado: me informan

que el juicio va a ser hasta

el próximo año.

mirna: pero ¿cómo?

faltan nueve meses

y mi hijo no puede estar

detenido en el reclusorio

sin que se le demuestre

que es culpable de lo que

se le acusa.

licenciado: pero es un presunto

culpable, aunque sea inocente.

son los defectos

del poder judicial, señora.

la justicia no es rápida.

y durante estos nueve meses

su hijo va a estar detenido

en el reclusorio norte

a la espera de su juicio

y su veredicto.

mirna: es una crueldad,

porque mi hijo va a estar

rodeado de maleantes,

de gente que le puede

hacer daño,

cuando mi hijo es inocente,

es bueno, es noble,

es un buen ser humano.

no es justo, abogado.

licenciado: lo sé, señora,

pero ante la ley yo no puedo

hacer nada para defenderlo.

hasta el año que entra

podré defenderlo.

mientras, deberá permanecer

en el reclusorio

durante estos nueve meses.

mirna: no, mi hijo, ay, no.

conchita: le voy a dar

su medicamento

para que se tranquilice.

isela: déjeme, le traigo

un poquito de agua,

señora mirna.

mirna: ay.

ay.

ay.

ay.

ay, ay.

[gime]

isela: señora mirna.

señora mirna, señora mirna.

conchita: ¿qué fue ese golpe?

isela: la señora mirna se cayó.

señora mirna.

no está respirando, conchita.

la señora mirna se murió.

se nos murió, conchita.

[música]

[música]

>> ay, mi chavo,

el gran vía crucis

que te espera, mi hermano.

ay.

ramón: [piensa] esto que

me está pasando seguramente

es una prueba que me pone

el destino y la vida.

que sea su voluntad, padre dios

y virgen de guadalupe,

su voluntad.

no, no quiero ver a nadie,

señor abogado.

no quiero que mi madre ni isela

entren aquí y me vean así

todo golpeado.

mi madre no lo soportaría,

por eso quiero que me quite

las visitas familiares.

porque soportaría más

el no verme,

a ver el infierno que estoy

pasando aquí.

licenciado: tu mamá no es

la visita, es la señorita isela.

tu novia quiere verte,

recíbela por hoy.

ya está aquí.

y si quieres, después

no la vuelves a recibir.

pero hoy sí, hazlo.

la voy a hacer pasar ahora.

isela: ramón.

ramón: ¿por qué lloras?

¿y por qué estás vestida

de negro?

¿le pasó algo a mi mamá?

isela: no soportó saber

que te habían trasladado

al reclusorio.

y doña mirna--

ella--

se nos murió, ramón.

ramón: no.

no.

mi mamá, no, no puede ser.

[llora]

dora: se ponen en cuclillas

y entonces--

no, no, corte, corte.

no podemos seguir ensayando

si no tenemos a jesús y a maría.

ay, tú puedes ser el personaje

de jesús ahora que ramón

está pasando por esta situación,

alejandro.

néstor: no, maestra,

yo no podría.

siento una gran culpa

que ni siquiera me siento

con el ánimo de hacer

el personaje de judas.

isela: ¿tú hablando de culpa,

alex?

¿sabes de dónde vengo?

de darle la noticia a ramón

de que ayer enterramos

a su madre.

¿te sientes feliz de seguir

causando más daño?

la mamá de tu mejor amigo

se murió por tu culpa.

¿estás feliz?

corre, escápate, vete.

pero una cosa sí te digo,

judas iscariote,

la culpa no te va a dejar nunca.

ramón: se murió.

mi madre se murió

y no pude estar con ella

en sus últimos momentos.

no pude enterrarla

ni darle el último adiós.

no pude.

su corazón enfermo

no soportó el dolor de verme

aquí encerrado.

el único consuelo que me queda

es pensar que está

en un mejor lugar,

sin dolor, sin enfermedades.

sé que esta es una dura prueba

de la que voy a salir

porque soy inocente

y lo voy a demostrar.

>> chale, la neta la vida

te está pegando muy duro.

deseo que tu jefecita

se encuentre muy bien

en el cielo

porque tú aquí en el infierno...

ay, dudo que lo estarás,

mi hermano.

alex: sí soy peor

que judas iscariote.

soy peor.

soy un traidor, virgencita.

y por todo lo que he hecho

sé que no soy merecedor

de un milagro.

pero, por favor, te pido

con todo el corazón

que ramón salga de la cárcel

y retome su vida.

por favor, virgencita,

que ya no puedo con esta culpa.

no puedo.

[llora]

ramón: tengo que hacer algo,

hay que mantener la mente

entretenida porque si no,

el dolor y los pensamientos

me van a matar.

>> ¿y qué es lo que vas

a hacer aquí encerrado?

nada, solo estar echado,

dormir un poco, ir al patio,

comer cuando te dan comida.

¿qué es lo que piensas hacer?

ramón: voy a estudiar

la preparatoria.

y haré una labor, no sé,

carpintería, herrería, algo

en el tiempo que esté esperando

aquí mi juicio.

en la preparatoria estaba

en el grupo de teatro,

íbamos a representar

la vida de jesús.

pero me pasó esto

y pues, ya no pude.

>> eso suena chido, hacer teatro

y toda la onda, ¿no?

ramón: sí, sí, era chido.

voy a organizar un grupo

de teatro para representar

la vida de jesús

aquí en el reclusorio.

>> sí, yo le entro.

y también tengo unos valedores

que también le entran.

tú puedes ser jesús,

pues, te pareces.

sí, hay que hacer teatro.

vamos a hacer un poco de teatro.

sí, es todo.

>> ay, la muchacha tenía razón,

mira nada más cómo estás

de borracho.

germán: pero si te tomaste

toda la cantina, alejandro.

¿qué es lo que está pasando

contigo?

a ver.

alex: lo que le hice a ramón

no tiene nombre papá.

lo traicioné.

madre: germán, hay que llevarlo

al hospital, mira cómo está,

mira todo lo que se tomó.

le puede dar

una congestión alcohólica,

hay que llevarlo al hospital.

germán: voy a pedir

una ambulancia para que vengan

por él.

madre: a ver.

alex: no podía creer

cuando mi muchacha me dijo

que eras tú quien vino

a verme.

no sabes el gusto que me da.

isela: a mí también, alex,

me da mucho gusto ver

que estás bien.

durante estos nueve meses

que no has ido a la escuela

he estado muy preocupada por ti.

qué bueno saber que estés bien.

alex: tu visita me llena

de valor e ilusiones.

siempre me gustaste mucho

y siempre he estado

enamorado de ti.

isela: alex,

no puedo,

mi corazón y mis sentimientos

le pertenecen a ramón.

alex: ramón, ramón,

siempre ramón.

madre: les tengo una noticia,

una noticia importante.

le acaban de dictar sentencia

y le dieron 16 años

por narcotráfico.

16 años.

isela: ¿qué?

alex: ¿16 años?

madre: ajá.

alex: no, no, no.

madre: a ver, hijo.

¿adónde vas, alex?

isela: no es cierto.

alex: yo tuve la culpa

de lo que el pasó a ramón,

señor agente.

yo tuve la culpa.

agente: ¿de qué hablas,

muchacho?

¿de qué tuviste la culpa?

alex: ramón santoyo es inocente.

tienen que dejarlo libre,

él es inocente, inocente.

[música]

[música]

alex: estaba cegado de coraje

y celos al ver que ramón

e isela eran novios,

cuando ella a mí también

me gustaba.

así que acepté lo que néstor

me propuso.

fui yo quien puso la droga

en la mochila de ramón

y también fui yo quien

le dijo a la directora.

como judas, entregué

a mi mejor amigo.

pero él es inocente,

señor agente, es inocente.

tienen que dejarlo libre,

no es justo que por una mentira

y una traición mi amigo pague

una condena de 16 años,

no es justo.

que néstor sí pague

por lo que hizo,

por envenenar a los jóvenes,

pero ramón no, él no.

isela: mi amor.

ramón: isela, mi amor.

isela: mi amor, no sabes

qué feliz estoy de verte

por fin afuera

de este horrible lugar.

conchita: yo también estoy

tan emocionada

que, desde que me enteré

de la buena noticia,

no he dejado de llorar

y de agradecerle a la virgen

de guadalupe

que ya estés afuera.

ramón: también estoy muy feliz

y muy agradecido con dios

y con la virgen de guadalupe,

que por fin haya terminado

mi vía crucis,

gracias a que alex

declaró la verdad.

conchita: ese tal alex debería

de estar allá adentro,

pagando la complicidad

que tuvo con ese tal néstor

para hacerte daño.

ramón: no, doña conchita,

el reclusorio es el verdadero

infierno, que no se lo deseo

a mi mejor amigo.

por eso no declaré en su contra,

porque es mi hermano.

que néstor sí pague lo que hizo,

pero alex, mi hermano, no.

pero vámonos de aquí,

ya quiero disfrutar mi libertad.

isela: ay, sí.

ramón: quiero ir al panteón

a ver a mi madre.

pero primero quiero rasurarme

y cortarme el pelo.

ambas: [ríen]

ramón: ¿vamos?

isela: vamos, vámonos.

ay, a mí me gusta la barba.

madre: desde hace 15 días

no sabemos nada de alejandro.

el día en que te dieron

la sentencia salió corriendo

de la casa como loco.

no ha regresado todavía.

germán: lo hemos buscado

por todas partes,

pero no hemos sabido nada de él.

una vez nos dijeron que

lo vieron vagando por las calles

como un pordiosero.

fuimos a buscarlo,

pero no lo encontramos.

ramón: yo lo voy a encontrar.

se los prometo,

yo lo voy a encontrar.

allá, allá, isela,

creo que aquel es alex, vamos.

alex.

alex: ramón.

ramón: sí, soy yo.

venimos por ti,

tus papás están muy preocupados.

no, no, no, tú no te vas

a ningún lado,

tú vienes con nosotros.

alex: no, no, no,

yo no merezco nada.

soy un traidor, un mal amigo.

ramón: alex,

todos nos equivocamos,

somos humanos.

yo te perdono, hermano.

pero tú y yo tenemos

que recuperar nuestras vidas.

alex: gracias por ser tan noble.

y gracias por no guardarme

rencor por lo que te hice.

quiero regresar a mi casa,

a mi vida.

y por favor, perdónenme los dos.

perdónenme.

hay chavos que tienen

un gran carisma,

una gran nobleza,

una gran inteligencia.

en una palabra,

son chavos ejemplares

que todo el mundo quiere.

pero también existen chavos

como yo y como néstor,

que nos invade el coraje

y la envidia que no nos deja

nada bueno,

y planeamos dañar

la popularidad de estos chavos

como lo hice yo con ramón,

a quien mandé a la cárcel.

néstor me dijo:

"no va a pasar nada con él,

solo vamos a dañar su imagen",

pero no fue así,

porque no es verdad

que no te va a pasar nada

por poseer marihuana.

aunque sea una mínima cantidad,

es un delito federal

que amerita cárcel.

mucha fue mi culpa al haber

mandado a un inocente

a la cárcel.

y peor aún, a mi mejor amigo,

a mi hermano.

mucha fue mi culpa que me sentí

peor que judas iscariote

cuando vendió a jesucristo,

pero ahora entiendo

que lo más importante

entre los amigos es

el valor de la amistad.

Cargando Playlist...