null: nullpx

La Rosa de Guadalupe - 'El crimen perfecto'

23 Abr 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

lizbeth: de veras que te pasas,

mamá.

¿cómo te atreves a oponerte

a mi sueño de ser modelo?

yadira: ya hemos hablado de eso

muchas veces, hija,

y sabes qué no voy a consentir

que te metas en ese medio.

lizbeth: tú eres

la que menos cara tiene

para criticar un medio

en el que tú estuviste metida.

eres tú, mamá,

tú fuiste modelo

y tú eres la portada

de esta revista.

yadira: ¿de dónde sacaste

esa revista, lizbeth?

lizbeth: la encontré

en tu recámara,

pero ese no es el punto,

el punto es que no entiendo

por qué no quieres

que yo sea modelo

cuando tú lo fuiste

y de las mejores

porque estás en la portada

de esa revista.

yadira: precisamente

porque estuve metida

en ese medio es que no quiero

que te dediques a lo mismo.

lizbeth: pero deberías apoyarme,

mamá.

yadira: hija, yo sé

que el ambiente es muy difícil,

puede ser muy hiriente

y no quiero que tú sufras.

lizbeth: pues si no quieres

que sufra, entonces deberías

de apoyarme en mi sueño

que siempre ha sido ser modelo.

yadira: no, lizbeth, entiéndelo.

lizbeth: no, entiende tú,

ya no soy una niña

para que me digas

qué tengo que hacer,

ya tengo 18 años

y voy a ir atras de mi sueño

me apoyes o no.

yadira: me quedé muy angustiada

después de la discusión

que tuve con lizbeth.

marisol: ay, yadira,

tarde o temprano

se iba a enterar

de que fuiste modelo,

que las dos lo fuimos,

no debiste ocultárselo.

yadira: se lo oculté

porque no quería que pensara

que podríamos utilizar

las relaciones

que alguna vez tuve

para apoyar su sueño

de ser modelo,

porque no quiero que se exponga

a ese medio.

está tan lleno de humillación,

de competencia feroz.

es una hoguera de vanidades

en las que muchas se queman.

marisol: pues si lizbeth

está tan decidida

como me platicaste que la viste,

nada vas a poder hacer

para impedirle

que haga su lucha,

es mayor de edad.

yadira: pues sí, marisol,

ya lo sé,

y más angustia siento

de que en su búsqueda llegue

a la agencia de nora alcázar.

marisol: nunca vamos a poder

olvidarnos de nora alcázar.

nos hizo la vida miserable

cuando fuimos modelos

de su agencia.

yadira: yo dejé el modelaje

después de unos años

que tuve a lizbeth

para cuidarla

de tiempo completo,

pero también en parte

porque no soportaba

el maltrato psicológico

y perverso de esa mujer,

y horacio.

marisol: ¿horacio?

yadira: sí, el muchacho

que siempre andaba con nora

porque lo estaba entrenando

para que fuera su cómplice

en sus perversiones.

marisol: ahora lo recuerdo.

eran malvados

y no dudo que lo sigan siendo.

yadira: no,

no quiero que lizbeth

se acerque a esa agencia

porque si nora se entera

de que es mi hija

la va a destrozar.

nora: [ríe]

horacio: y ahí está la prueba

de que seduje a esther

tal y como me lo pediste, nora.

nora: ay, me encanta

que seas un maestro

para nuestros juegos

de seducción.

horacio: porque me gusta cobrar

el premio que me llevo si gano,

nora.

nora: a mí me fascina premiarte,

horacio.

me fascina pagarte

con la misma pasión

que tú me entregas.

horacio: pasión

que siempre existirá

porque ni tú, ni yo

somos víctimas de enamorarnos.

nora: el amor es

el crimen perfecto

porque mata la voluntad,

porque una vez que enamoras

al otro lo tienes nulificado

para hacerle lo que tú quieras.

así como tú y yo nos divertimos

con esas tontas modelos

que se enamoran de ti.

horacio: y que no saben

que mientras ellas

mueren de dolor

yo vivo de tu pasión.

nora: yo sabía que no tenías

madera para ser modelo,

pero nunca me imaginé

que sí tienes talento

para la pornografía.

esther: yo no sé de dónde pudo

salir ese video, nora.

nora: no perdamos

el tiempo fingiendo.

horacio me lo mostró,

la prueba que le pedí

para demostrar

que ya te había seducido.

esther: o sea que todo el tiempo

que te acercaste a mí lo hiciste

para ganar una apuesta.

horacio: eh,

sí, y la verdad, esther,

es que fuiste demasiado fácil.

esther: eres un desgraciado,

idiota.

horacio: a ver, y tú

una estúpida.

nora: ay, ya, ya no eres modelo

de la agencia.

ya vete, por favor.

esther: nora.

nora: largo, fuera.

fuera, fuera, fuera.

horacio: adiós, esther.

ambos: [ríen]

nora: tu cinismo me seduce

tanto.

quiero que me tomes ahora mismo.

lizbeth: ay, llevo mucho tiempo

esperando, ¿crees que sí

me vaya a recibir

la señora alcázar?

leticia: siéntate y espera.

[teléfono]

sí, señora alcázar.

sí, en un momento.

que pases, te está esperando.

lizbeth: vale, muchas gracias.

le agradezco mucho que me haya--

nora: tus fotos, tus fotos,

no tengo tiempo.

lizbeth: las fotografías

me las tomó un amigo.

nora: se nota,

no tenías que decirlo.

lizbeth: siempre he soñado

con ser una gran modelo

y obviamente las grandes modelos

están en su agencia.

nora: la zalamería

no va conmigo, niña,

ahórratelas, me dan náuseas.

eres mucho más agradable

en persona.

con un buen entrenamiento

y mejores fotógrafos

hasta puedes llegar a aparecer

en una portada de revista.

lizbeth: ay, sería maravilloso,

como mi mamá.

nora: ¿tu mamá fue modelo?

lizbeth: sí, y de las buenas.

nora: ¿y cómo se llama?

lizbeth: yadira cantú.

nora: así que eres hija

de yadira cantú.

lizbeth: ay, debí suponer

que la conocía,

ella fue una gran modelo.

nora: no más que yo.

muy bien, esto es un negocio

y yo te veo posibilidades.

quedas contratada.

lizbeth: ay, muchísimas gracias.

nora: mi secretaria te dará

el protocolo de ingreso.

fuera.

horacio: ¿y esa muchacha?

nora: espero que la hayas visto

bien porque quiero que sea

tu próxima conquista.

horacio: es hermosa.

¿nueva modelo de la agencia?

nora: así es

y quiero que la destroces,

que la dejes nulificada.

yadira: lizbeth, ¿dónde estabas?

mira la hora que es

y tú en la calle.

lizbeth: ay, me fui a festejar

que soy muy feliz

porque fui aceptada

en la gran agencia

de nora alcázar.

yadira: no, hija,

tú no puedes estar ahí metida.

lizbeth: me vale lo que quieras

decirme,

nada va a empañar mi felicidad

de que me voy a convertir

en la mejor modelo

de la agencia nora alcázar.

yadira: no.

pero, lizbeth,

esa mujer es terrible.

hija.

horacio: eso no me da

ni estilo, ni glamour, ¿ok?

así que me lo arreglan.

a trabajar.

no deberías tener

esa cara triste

cuando es tu primera

sesión fotográfica

como modelo de esta agencia.

lizbeth: ah, ya sé, horacio,

pero es que mi mamá no me apoya.

siempre discutimos

porque yo quiero ser modelo

y tengo miedo de que vaya

a meterme el pie

para que no logre

ser una gran modelo.

horacio: deshazte de tu mamá,

ya no vivas con ella.

eres mayor de edad

y con lo que vas a ganar aquí

no la necesitas.

lizbeth: pero no tengo

dónde vivir.

horacio: nora alcázar

tiene varias propiedades

donde hospeda

a las modelos de otros países

y a las grandes promesas

como tú.

lizbeth: ¿y crees que yo pueda

vivir en una de esas casas?

horacio: esta misma noche

si quieres.

es más, yo mismo

me ofrezco a ayudarte.

lizbeth: gracias, horacio,

eres lo máximo.

horacio: es un placer ayudar

a las jóvenes promesas

tan hermosas como tú.

yadira: ¿qué haces?

lizbeth: me voy a vivir

a la casa de modelos

de nora alcázar

para que no puedas amargarme

mi sueño.

yadira: hija, no soy yo

la que te lo va a amargar,

es ella, nora,

la que te va a arruinar la vida.

lizbeth: ah, ya sé, mamá,

que nora tiene

un carácter muy especial,

pero no me voy a tomar

las cosas personales.

yadira: ella la va a tomar

contra ti si sabes que eres

mi hija.

lizbeth: si vieras que no, mamá.

ya lo sabe y creo que fue

justamente porque sabe

que tú eres mi mamá

por lo que me contrató.

yadira: no lo creo,

porque si hay alguien

sobre la tierra que me odia

es nora alcázar.

te va a hacer daño

para que yo también sufra.

lizbeth: ay, mamá,

no seas tan arrogante.

yadira: es la verdad,

no me perdona

que la haya desafiado.

lizbeth: no me importa, mamá.

ya no soy una niña

y me voy a saber defender.

yadira: no, hija.

por favor, no te vayas.

lizbeth: mira, no hagas esto

más difícil, suéltame

porque no te quiero lastimar

para que me dejes ir.

imanol: soy imanol luna,

el modelo que viene recomendado

por la gente arantxa cruz

en españa.

nora: mejor recomendación

es tu presencia, imanol.

eres muy atractivo

e interesante.

imanol: es un placer ser parte

de la agencia de modelos

más importante de latinoamérica.

nora: leticia.

leticia: ¿sí?

nora: en cuanto horacio

termine con la sesión de fotos,

que se prepare para hacerle

un book de fotos a imanol,

por favor, ¿sí?

leticia: sí, señora alcázar.

nora: siéntate.

imanol: gracias.

[música]

[música]

nora: pero lamento decirte

que no trabajo

con modelos retiradas.

yadira: en ningún momento

me ha pasado por la cabeza

volver a tu agencia, nora.

nora: lo entiendo,

los años han sido

tan implacables contigo.

yadira: no estoy aquí

para hablar de mí.

nora: ay, perdón,

pero es que no puedo creer

que tu belleza

no haya resistido

el paso del tiempo.

yadira: ya no soy una jovencita

a la que podías intimidar

con insultos, nora.

estoy aquí para cuidar

a mi hija.

nora: ay, no veo de qué

tengas que cuidarla.

yadira: de ti.

de tu crueldad,

de tu trato con las modelos.

nora: les forjo carácter,

personalidad

que las lleva a grandes

posiciones dentro

del mundo del modelaje.

yadira: ¿a cambio de qué?

¿de humillaciones, de maltrato?

algunas hasta han atentado

contra su vida

porque no resisten

tus humillaciones.

nora: no es mi culpa

que no sepan apreciar

el buen consejo de mis palabras,

ni que no estén preparadas

para saber que la belleza

no es suficiente

para triunfar como modelo.

yadira: te advierto

que no voy a permitir

que agredas a mi hija,

que la lastimes.

nora: pero si lizbeth

está muy contenta,

más feliz que nunca.

así que a mí no vengas

a advertirme nada.

fue tu hija la que me buscó

y tiene potencial,

lo heredó de ti.

espero que no haya heredado

también lo estúpida

para que no se atreva

a desafiarme como lo hiciste tú

al renunciar a la agencia.

yadira: no voy a descansar

hasta convencer a lizbeth

de que renuncie también,

de que se olvide de ti,

de esta agencia

por su propio bien.

nora: ya me aburriste

con tu papel de madre defensora.

fuera.

horacio: ¿y ahora qué estás

tomando?

nora: un nuevo elixir

de juventud que me prepararon.

sabes que soy una mujer

que constantemente investiga

sobre las maneras de retrasar

el paso del tiempo.

horacio: sí, maneras

que pueden ser venenosas.

nora: ay, no,

no con la dosis adecuada

y lo único que matan

son los estragos de los años,

como el veneno de víbora,

es buenísimo para la piel.

bueno, también hay

otras sustancias que ingeridas

ayudan a mantener la juventud.

¿no te parece que lo logro?

horacio: no, bueno, eso sí.

completamente.

pero es tu belleza

la que me envenena,

la que me mata de pasión.

nora: no, no, ya puedes irte,

ya puedes irte, ándale.

horacio: o podría quedarme.

nora: no.

a mi cama solo llegas

para una cosa y ya la cumpliste.

ahora necesito descansar.

horacio: una linda sonrisa.

ahí estamos.

y listo,

con esta foto terminamos

los interiores de la próxima

edición de la revista.

¡bravo, gracias, chavas!

se pueden cambiar.

gracias, bye, bye, chau.

moviendo.

no.

tú no, liz, tú no,

tú no porque tú estuviste

evadiendo mi mirada

durante toda la sesión

me di cuenta.

lizbeth: sí, es que quería

estar concentrada

para que salieran bien las fotos

y no tener que repetirlas.

horacio: pero si son mis miradas

las que te hacen lucir

fantástica,

las que te hacen brillar.

lizbeth: bueno, es que tú

me haces sentir muy bien.

horacio: yo también me siento

muy bien contigo,

aunque te voy a confesar,

me pone mal las ganas--

lizbeth: no, no, horacio, no.

horacio: ¿no?

yo pensé que también querías.

lizbeth: no, o sea,

no es que no quiera, pero...

no sé, contigo me siento

diferente, algo me pasa.

horacio: lo mismo que a mí,

lizbeth, y no creo que debamos

reprimirlo.

lizbeth: sí, pero--

pero es que yo no sé

si esté preparada

para algo así, horacio.

horacio: ¿qué, o sea que es

la primera vez que te acercas

de esta manera con un hombre?

lizbeth: bueno, o sea,

sí he tenido novios,

pero nunca había sentido

como este revoloteo

dentro de mi panza,

ni mariposas.

horacio: ¿o sea que nunca

has tenido relaciones íntimas

con nadie?

lizbeth: no.

y siento muchísimos nervios

al acercarme así a ti porque--

porque no sé si quiera

acostarme contigo.

soy virgen y nunca he estado

con un hombre antes.

horacio: no te preocupes,

yo te entiendo

y para mí también es

la primera vez que me acerco

a alguien que responde como tú.

nora: [ríe] así que lizbeth

no permitió ni siquiera

que la besaras.

horacio: sí.

su timidez, su nerviosismo

fueron más fuertes que la pasión

que le estoy provocando.

la verdad, me aburrió un poco,

me da mucha flojera

ese cortejo cursi y bobo

que hay que tener con una mujer

que no ha tenido intimidad.

nora: [resuella]

¿qué estás diciendo?

¿que lizbeth es virgen?

horacio: así es.

sería el primer hombre

en la cama de lizbeth.

nora: ay, mucho mejor para mí

y para que sigas jugando

a seducirla.

horacio: nora, soy un hombre,

no un chavo tonto

de preparatoria.

nora: ay, ¿no será

que estás perdiendo

tus poderes de seducción?

horacio: te demuestro

en el momento que quieras

que sigo conservando

las habilidades

que te vuelven loca.

nora: no.

no volveremos a estar juntos

hasta que hayas acabado

con lizbeth,

hasta que te hayas acostado

con ella.

quiero que le quites

la virginidad.

[música]

[música]

nora: quítale la virginidad

a lizbeth para que entonces

podamos volver a estar juntos.

horacio: sabes que hago

lo que me pidas, nora,

me tienes loco.

nuestra pasión es como un fuego

que me quema por dentro.

nora: y ahora haz

lo que tienes que hacer

para que apaguemos

el fuego que nos consume.

horacio: me llama la atención

el particular interés

que has mostrado en esta modelo

desde que llegó a la agencia.

nora: no, no, ningún interés

más que el de siempre,

el de divertirnos juntos.

horacio: sí.

siempre nos hemos divertido

con nuestro juego de seducción,

pero no sé,

como que en este caso

hay algo diferente.

nora: no, no, nada diferente,

no.

es simplemente el placer

de ver a un pajarito morir.

mi único interés eres tú.

quiero que le quites

la virginidad a lizbeth

para que estés de nuevo

en mi cama.

[llaman a la puerta]

>> hola, buenos días.

yadira: buenos días.

sí, a lizbeth.

>> ah, está aquí atrás,

ya viene.

córrele, córrele.

con permiso.

lizbeth: ¿qué haces aquí, mamá?

yadira: hace días que no sé

de ti.

no me contestas el teléfono,

ni los mensajes

y yo necesito hablar contigo.

lizbeth: pero yo no quiero

hablar contigo.

yadira: por favor, hija,

tienes que escucharme.

no está bien

que vivas aquí sola.

lizbeth: ay, mamá,

no vivo aquí sola,

vivo con mis compañeras modelos

y con horacio.

yadira: ¿con--con horacio?

lizbeth: sí, horacio.

y ha sido tan lindo

y tan atento conmigo.

yadira: ten cuidado con él,

lizbeth.

horacio no es lo que parece.

lizbeth: ay, mamá,

siempre me dijiste

que este medio era de cuidado

porque es terrible.

llevo semanas viviendo aquí

y para nada es así.

yadira: porque así es

cómo comienza,

seduciéndote

y luego te lastima.

lizbeth: ay, ¿sabes qué?

ya me tengo que ir a la agencia

porque tengo

una prueba de vestuario,

nos vemos.

yadira: pero lizbeth.

lizbeth: ay, ya, mamá.

nora: con esas fotografías

comenzaremos a promoverte.

estoy segura

de que serás la sensación

en las próximas pasarelas.

imanol: yo sabía

que la mejor decisión que tomé

fue la de pedir

que me recomendaran

en tu agencia.

nora: tienes todo para triunfar,

el rostro, el cuerpo,

la personalidad.

solo te faltaba

una buena agencia

de representación.

imanol: tú fuiste

una gran modelo,

la más bella de todas,

belleza que aún conservas,

y con la experiencia que tienes

te convierten en una mujer

muy interesante.

nora: guapo e inteligente.

estoy segura de que vas a llegar

muy lejos.

imanol: es lo que quiero.

vine a conquistar este país,

a conquistarte a ti.

horacio: nora, las modelos

ya están listas.

vamos para que nos des

tu visto bueno.

nora: lleva el book de fotos

con la gente de sistemas

para que la suban

al portal de la agencia,

para que nuestros clientes

comiencen a verte.

imanol: así lo haré, nora.

gracias.

horacio: como que le estás dando

demasiada confianza

a este gachupín.

nora: no me vayas a salir

con celos.

horacio: no, nora, no son celos.

lo que sí, te advierto

que no voy a permitir

que pienses siquiera

en dejar entrar a alguien

en nuestros juegos.

nora: [ríe]

eres tan divertido.

vamos al estudio.

horacio: adelante.

lizbeth: no sé si esté bien

que estemos en tu recámara

solos.

horacio: no te preocupes.

estás conmigo,

sabes que yo te cuido.

¿no te he cuidado siempre

desde que llegaste a la agencia?

lizbeth: sí, pero no sé,

me siento rara.

horacio: nada que unos besitos

no te hagan sentir mejor.

lizbeth: no, no, no, horacio.

ay, de verdad.

horacio: ¿acaso no te gusto?

lizbeth: claro que me gustas,

pero no sé, pero--

sería mi primera vez.

entiéndeme, quiero hacerlo

completamente segura

y enamorada.

horacio: está bien, lo haremos

al ritmo que tú quieras.

¿te parece si vamos a la sala

y ordenamos una pizza?

lizbeth: ¿y la dieta?

horacio: una pizza no es nada,

además estás hermosa, ¿vamos?

lizbeth: bueno, ok.

nora: no entiendo

para qué me estás contando

de tu nuevo fracaso

por seducir a lizbeth.

horacio: no, no fue

un nuevo fracaso.

nora: ¿te acostaste con ella?

horacio: no.

nora: entonces fracasaste.

creo que en efecto

sí estás perdiendo tu toque.

horacio: no, nora, no he perdido

absolutamente nada.

si no insistí más con lizbeth,

fue porque me sorprendió

su actitud.

hace mucho que no me encuentro

con una chava tan cándida,

tan dulce, tan sincera.

cualquiera otra modelo

se hubiera metido así

en mi cama, por interés,

pero lizbeth no es así,

no es interesada.

nora: te estás enamorando

de ella.

horacio: no.

no, bueno, pues no sé,

siento algo diferente por ella.

nunca me había pasado algo así.

nora: no me vayas a traicionar,

horacio.

horacio: [ríe] no, nora.

¿cómo crees, por qué lo piensas?

nora: porque el que piensa mal

acierta.

no voy a consentir

que termines siendo la víctima

del crimen perfecto del amor.

horacio: claro que no, nora,

sabes que yo solo juego

para y por ti.

listo.

cada día conquistas más

a la cámara.

lizbeth: estoy ante

una gran oportunidad

y siempre quiero hacerlo mejor.

horacio: eres tan diferente

a todo lo que uno se encuentra

por aquí y ay,

hoy te ves especialmente

hermosa.

lizbeth: es que estuve pensando

en lo que pasó anoche

cuando estuvimos en tu cuarto.

horacio: no, no digas nada.

fui tonto al querer apresurar

las cosas.

lizbeth: no, tal vez la--

tal vez la tonta fui yo

porque no me di cuenta

de que sí quiero dar el paso.

me siento segura contigo

y totalmente enamorada de ti.

horacio: yo también.

creo no estaba seguro

de lo que me estaba pasando,

pero me parece

que también me estoy enamorando.

lizbeth está enamorada de mí,

acaba de confesármelo.

nora: te escuchas

tan entusiasmado,

como un enamorado correspondido.

horacio: no, por supuesto

que no, nora.

nora: te veo, horacio,

poco te falta

para brincar de felicidad.

horacio: pues sí, estoy feliz,

pero porque pronto

me acostaré con lizbeth

y eso significa

que estaré pronto en tu cama.

nora: hablas

con un tono tan dulce

cuando se trata de lizbeth,

como nunca lo habías hecho

de ninguna de nuestras víctimas

anteriores.

horacio: por supuesto que no.

los dos sabemos

que para que el juego funcione

no podemos sentir amor.

nora: me parece

que lo estás olvidando.

has tenido el dedo en el gatillo

en dos ocasiones

y no has disparado.

imanol: ¿lista para irnos?

nora: listísima, imanol.

mi tiempo es muy valioso

para seguir invirtiéndolo

en discusiones tontas

cuando puedo estar divirtiéndome

contigo.

imanol: eres increíble, nora.

el mejor sexo que he tenido

hasta hoy.

nora: estuve bien motivada,

imanol.

sabes perfectamente cómo tratar

a una mujer entre las sábanas.

imanol: estaré encantado

de tratarte cómo te mereces

las veces que tú quieras.

nora: lo sé, mi querido español,

sé que cuento contigo

para cuando quiera calentar

mi cama.

y que te quede claro

que solo será para eso

y cuando yo te diga, ¿eh?

imanol: eso es mucho más

de lo que cualquiera

puede pedir.

nora: ay, me gusta

que nos entendamos, imanol,

porque eres un consuelo para mí,

querido españolito.

eres un consuelo.

el amor no me va a ganar,

yo soy más fuerte que el amor.

no seré una víctima del amor.

lizbeth: ¿me mandaste a llamar,

nora?

nora: por supuesto.

compré una botella de champaña

para celebrar contigo.

lizbeth: ¿celebrar conmigo?

va a ser un honor.

nora: el honor

es el que tiene esta agencia

de tenerte como modelo.

fuiste la sensación

en tu primera gran pasarela.

lizbeth: estoy feliz,

todo con lo que siempre

había soñado

se me está cumpliendo.

tengo todo, éxito, amor.

nora: suficientes motivos

para brindar

por la próxima top model

de este país.

>> lleva así

desde que llegó hace rato.

horacio: ¿ha estado

inconsciente, ha dicho algo?

>> no, solo que venía

de festejar con nora

en su oficina,

que se iba a acostar

porque se sentía mareada.

le echó la culpa

a la champaña que bebió,

pero yo creo que se trata

de algo más.

horacio: lizbeth.

lizbeth.

reacciona, lizbeth.

>> no responde, horacio,

y tiene mucha fiebre.

yo creo que se va a morir.

[música]

[música]

yadira: gracias por hablarme

y decirme que mi hija

estaba en el hospital.

horacio: lizbeth

dejó su teléfono

en la forma de inscripción

de la agencia.

¿te conozco?

yadira: sí, yo era modelo

de la agencia de nora

cuando tú empezaste a trabajar

para ella.

aunque renuncié al poco tiempo,

habrá sido hace como unos

diez años.

horacio: sí, claro,

ya me acuerdo,

nora se molestó mucho

por tu traición.

eres yadira cantú.

yadira: sí.

doctor: ¿familiares de lizbeth?

yadira: sí, soy su mamá.

¿cómo está mi hija?

doctor: mal, señora.

su hija fue envenenada.

yadira: ¿qué?

¿con qué?

doctor: no lo sabemos,

es un veneno

que no logramos detectar.

yadira: pero ¿se va a poner

bien?

doctor: lo veo muy difícil

porque como no sabemos

de qué veneno se trata

no sabemos qué antídoto usar

para combatirlo.

yadira: no, no puede ser,

es que mi hija

tiene que salvarse.

doctor: la tendremos

en observación,

manteniéndola estable,

pero no sabemos

hasta cuándo pueda resistir

si no desciframos

con qué fue envenenada

y aplicarle el antídoto.

yadira: ¿puedo verla?

doctor: claro.

acompáñeme.

[pitidos]

yadira: lizbeth.

hija.

yo quería protegerte

de este peligro,

pero no quisiste escucharme.

pero aquí estoy contigo

para que las dos luchemos

para que te recuperes.

la virgen de guadalupe

nos va a ayudar.

por favor, virgen de guadalupe,

mi hija solo quería cumplir

su sueño

y no se dio cuenta

de que se expuso

a gente muy peligrosa,

gente muy perversa que se--

se aprovecha de los sentimientos

de los demás para lastimarlos.

ayúdame, madre mía,

para que mi hija se recupere.

que no sea víctima

de sus propios sentimientos,

ni de esa gente mala

que usa el amor

para cometer el crimen perfecto.

nora: no vayas a empezar

a aburrirme

con tu historia de amor

con lizbeth.

a mí háblame de resultados,

no del proceso.

horacio: lizbeth está

en el hospital,

fue envenenada.

nora: ya te dije que solamente

me interesa que me digas

que te acostaste con ella

y cumpliste con nuestro juego.

horacio: la que no está

cumpliendo con nuestro juego

eres tú, nora.

estoy seguro de que le diste

algo, te conozco.

sé de las cosas que tomas,

que te pones

para mantenerte bella

y que puedan resultar venenosas.

nora: pues sí,

yo envenené a esa desgraciada

de la que te enamoraste.

tú no estabas cumpliendo,

yo tenía que encargarme

de que no cometieras

el crimen perfecto.

horacio: sí,

sí me enamoré de lizbeth,

pero no es ella la que tiene

que pagar.

ella se enamoró de mí

sinceramente, ella

no se vale del amor para matar,

para herir, para humillar

como lo hacemos nosotros.

nora: te veo y no te reconozco.

luces como todas esas tontas

a las que nulificamos

cuando estaban totalmente

enamoradas de ti.

horacio: no voy a permitir

que acabes con la vida

de la única que se acercó

y se enamoró de mí

sincera y desinteresadamente.

así que ahorita mismo

me vas a dar el antídoto

para salvar la vida de lizbeth.

nora: bueno, te doy el antídoto

siempre y cuando te comprometas

a renunciar a lizbeth.

a renunciar al amor

y venir inmediatamente

a acostarte conmigo.

horacio: te lo prometo.

lizbeth: ¿qué me pasó?

yadira: ya tendremos tiempo

para hablar, hija.

lo importante ahora

es que te recuperes.

doctor: los datos del antídoto

que nos trajo horacio

sí están dando resultados.

voy a dar instrucciones

a las enfermeras

para que estén al pendiente

de las reacciones de lizbeth.

con permiso.

yadira: pase.

marisol: yadira, vamos,

para que te cambies

con la ropa que te traje

y para que comas algo.

yadira: sí, marisol, gracias.

ahora vuelvo, hija.

descansa.

lizbeth: sí, mamita.

no sé qué pasó,

pero por lo que escuché

te debo la vida a ti.

horacio: tu mamá ya te contará

qué pasó.

lizbeth: qué alegría despertar

y que seas tú una de las cosas

que veo.

me encantaría que así fuera

siempre.

horacio: no, lizbeth,

yo no soy la persona

que tú crees que soy.

y ahora que tienes

una segunda oportunidad

lo mejor es que no sigamos

viéndonos más.

lizbeth: horacio, estamos

enamorados.

horacio: no importa

lo que sintamos.

esto no puede seguir.

no podemos vernos,

es lo mejor para ti.

lizbeth: no, horacio.

no, horacio, yo no podría vivir

sin ti.

horacio: claro que vas a poder

y vas a vivir mucho mejor.

lizbeth: no.

horacio: a mí lo mejor

que me pasó en la vida

fue enamorarme de ti

y por eso te tengo

que corresponder

haciendo lo mejor para ti.

lizbeth: no, horacio,

lo mejor para mí

es que estemos juntos.

horacio: no, lizbeth.

no vamos a vernos nunca más.

olvídame.

sé que tú sí podrás.

lizbeth: [llora]

nora: ay, ¿qué haces aquí,

imanol?

te dije que yo te llamaría

y no recuerdo haberlo hecho.

fuera, no tengo tiempo para ti

porque viene horacio.

imanol: ¿horacio?

nora: sí, horacio.

estuve a punto de perderlo

y ahora que lo recuperé

no voy a arriesgarme

a que se moleste por tu culpa.

imanol: suenas a una mujer

desesperadamente enamorada.

nora: no me importa

que le llames como tú quieras.

y sí,

sí es amor lo que siento

por horacio,

es verdadero amor

lo que sentimos.

imanol: ¿y tú crees

que horacio te querría?

¿te amaría si no fueras nora,

la gran nora alcázar?

nora: por supuesto que sí.

imanol: ¿si no tuvieras

tu dinero?

nora: estoy segura

de que horacio me amaría

a pesar de todo.

imanol: ¿incluso a pesar

de que no tuvieras tu belleza?

nora: no entiendo por qué

me haces tantas preguntas.

imanol: simple curiosidad

porque en el nombre del amor

has herido a tanta gente,

a tantas mujeres

les has destrozado la vida

con el pretexto de hacerlas

mejores modelos.

nora: ay, por favor, imanol,

el modelaje es así.

es una jungla,

sobrevive el más apto.

yo soy muy apta,

la más apta.

imanol: seguro recuerdas

a una chica española

que vino hace tiempo

y que terminó suicidándose

por el trato que le dabas.

nora: claro que la recuerdo.

era tan tonta, tan ingenua,

tan estúpida.

imanol: lo que no sabes

es que esa tonta, ingenua,

estúpida era mi hermana

y vine a cobrar venganza.

nora: ah, ¿sí?

¿y qué piensas

que puedes hacerme?

[grita]

pero ¿qué hiciste, imbécil?

imanol: quitarte la belleza

por la que te sentías

con el poder de destruirle

la vida a quien fuera.

mi hermana no va a recuperar

su vida, pero tú tampoco

podrás seguir viviendo.

sin tu belleza estás muerta,

muerta.

nora: ¡cállate!

[grita]

[música]

[música]

horacio: ya estoy aquí,

lizbeth se está recuperando

en el hospital

y he venido a cumplir

mi promesa.

nora: ¿tu promesa

de que hagamos el amor?

horacio: no.

mi promesa de meterme a la cama

contigo.

entre los dos no hay amor,

solo pasión.

nora: sírvete una copa,

quiero que esta vez

sea muy especial.

horacio: no va a ser especial,

va a ser como siempre.

nora: no,

no va a ser como siempre

porque esta vez le gané al amor,

al amor que sientes por ella

y aún así estás aquí

porque nuestra pasión

es más fuerte que el amor.

adelántate a la recámara,

te alcanzo en un momento.

imanol tiene razón.

no voy a poder vivir así,

ni tampoco pienso hacerlo.

y me aseguré de que tú

siempre estarás conmigo,

horacio,

a mi lado.

el crimen perfecto

fue el que el amor cometió

con nosotros mismos

y porque te amo

nada nos va a separar.

ni que tú ames a otra,

ni me que me desprecies

al ver que soy un monstruo.

siempre estaremos juntos.

vamos a morir juntos, mi amor,

mi amado.

te veo en el infierno.

yadira: "nora alcázar

fue encontrada muerta

junto a horacio díaz,

prestigiado fotógrafo

que trabajaba para ella.

los cuerpos estaban

en la recámara de nora

y las investigaciones

arrojan que fueron envenenados.

se presume un móvil pasional,

ya que el rostro de nora

mostraba quemaduras por ácido

y al no soportar el desprecio

de quien fuera su amante

decidió envenenarlo

para luego quitarse la vida

del mismo modo".

marisol: ese par terminó

muy mal.

yadira: a eso me refería

cuando te decía

que corrías peligro

con esa gente, hija.

lizbeth: lo sé, ma,

pero yo amaba a horacio.

yadira: horacio no era

una buena persona.

nora lo instruyó para ser

un instrumento del mal,

y tú hubieras podido terminar

igual que ellos.

lizbeth: sí, mamá,

debí haberte escuchado

desde un principio

para que nada de esto

me hubiera pasado.

discúlpame, por favor, mamita.

yadira: lo importante

es que tomemos

esta segunda oportunidad

para que no vuelvas

a exponerte, hija,

que no te expongas

en la búsqueda de tus sueños.

te quiero mucho.

lizbeth: yo más, mami.

ma.

yadira: ey.

lizbeth: ma, ¿qué crees?

yadira: ¿qué pasó?

lizbeth: ya me inscribí

a un curso de modelaje

y empiezo la próxima semana.

yadira: felicidades, hija.

de veras, te va a ir muy bien.

yo te voy a apoyar.

lizbeth: ¿de verdad, ma?

pensé que no te gustaba

el medio.

yadira: pero no es que el medio

de modelaje sea malo, hija,

ni que todo esté corrompido.

el mundo está lleno de peligros

para los jóvenes que salen a él,

pero ahora sé

que, lejos de prohibírtelo,

debo de estar a tu lado

para cuidarte, mi amor.

lizbeth: sí, mamá,

yo también estaré muy atenta

para que nadie

quiera volver a hacerme daño,

ni aprovecharse

de mis sentimientos

para fines que no son buenos.

yadira: ay, sí.

te quiero mucho, hija.

y claro que vamos a buscar

juntas que tu sueño

de ser modelo se haga realidad

y que no se convierta

en una pesadilla.

lizbeth: ay, te quiero, mamita.

gracias por cuidarme

y estar conmigo

para que no vaya a ser víctima

del crimen perfecto.

yadira: ay, amor.

el amor es el sentimiento

más bello que tenemos

los seres humanos.

el amor con que nuestros hijos

sueñan dedicarse

a alguna profesión.

el amor con que entregamos

nuestro corazón

a quien sentimos

que puede merecerlo.

de ninguna manera el amor

debe ser utilizado

para lastimar, herir, engañar.

porque el amor procura,

cuida, protege

y no debemos prohibir

a nuestros jóvenes

que quieran desarrollarse

en alguna profesión

por miedo a que salgan heridos,

por miedo a que se aprovechen

de sus sentimientos

para nulificarlos,

porque el amor tiene ese poder,

de que bajemos la guardia

y nos rindamos a él

sin precaución,

para que seamos felices,

para que seamos plenos,

no para convertirnos

en una víctima de

"el crimen perfecto"

todos: ♪ madre, si pudiera

con palabras

desterrar todo el dolor

y las derrotas

tu corona de lágrimas

que tan solo por amor

madre, si pudiera con palabras

explicarte

que no ha sido en vano cada hora

que lloraste

madre, si pudiera con palabras

desterrar

todo el dolor y las derrotas

tu corona de lágrimas

que tan solo por amor

tu soportaste

madre mía ♪

Cargando Playlist...