Juan Sebastián Calero es Johnny

Es el jefe de seguridad de Trujillo y se convierte en la personificación del terror en la isla. Sus métodos son siempre infernales y mortíferos.

Es un hombre de más de cuarenta años. Es silencioso y un halo de misterio rodea su presencia.

Sus sentimientos están totalmente atrofiados. No siente solidaridad, compasión o amor (excepto por lo que le hace sentir su hija discapacitada).

Es el jefe de seguridad de Trujillo y se convierte en la personificación del terror en la isla. Sus métodos son siempre infernales y mortíferos.